Welcome to SNA!
「WELCOME TO SNA」



Hey Invitado sé bienvenido/a a la SNA, una universidad famosa por su educación, el campus más grande del mundo, y a Alki Strait City, famosa por su gente; por sus parajes y paisajes, pero sobre todo por su imponente presencia. Innumerables cosas, misterios, verdades, pueden sucederse en este lugar, ¿se siente bien?, ¿quieres experimentar el desenfreno de una ciudad que no descansa, de una universidad que es más que eso? Entonces... ¡Deja de observar y entra de una buena vez a este mundo!
Conectarse

Recuperar mi contraseña

「WHO IS ONLINE?」
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 28 el Lun Sep 04, 2017 10:27 pm.
「LAST POST」
Últimos temas
» Venta de camisetas manga personalizadas
Mar Nov 14, 2017 11:38 am por Andrea33

» Es war das erste Mal— Priv: Lee Seung Ho
Dom Nov 12, 2017 5:28 pm por Lee Seung Ho

» Hike—priv: Kohaku Koyama
Vie Nov 10, 2017 10:53 am por Shun Wakahisa

» Four // Privado: Elizabeth
Sáb Nov 04, 2017 2:59 pm por Elizabeth O'Land

» Scared [Priv. Daichi Kitagawa]
Dom Oct 22, 2017 12:40 pm por Zhao Wang

» Cappuccino [Priv. Yahiro]
Dom Oct 01, 2017 7:00 pm por Yahiro Kanzato

» Three // Privado: Elizabeth
Lun Sep 25, 2017 2:07 pm por Elizabeth O'Land

「OUR BOSSES」

THE SNA KING
master

- Profile MP -


MINATO
admin

- Profile MP -

SHI
designer

- Profile MP -


Noragami Roler Psycho-Pass RPG .:Magatsu World:. Surprise City Forbidden Love < a href="http://innocent-malice.foroactivo.com/">INNOCENT MALICE Crear foro The Last Breath RPG
「THANK'S & CREDITS TO:」



Este skin ha sido realizado por Shi {@Shi.2014} para Security Northwest Academy, se prohíbe su reproducción. Los códigos para las descripciones de los foros son propiedad de Niza. La historia y demás puntos base del foro, son propiedad del staff y están inspiradas en lugares de la vida real; las tramas y expedientes de los usuarios son de su propiedad y solo suya.

Agradecemos a #ALF por la ayuda con sus tutoriales; a We♥It, Tumblr, Zerochan, MiniTokyo y otros por las imágenes, las cuales han sido sometidas a edición. Este foro es una obra de ficción y, como tal, no tiene relación más que ligera con hechos de la realidad.

#NO AL PLAGIO, ¡Sé original!

This naughty look {priv. Toshiro}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

This naughty look {priv. Toshiro}

Mensaje por Invitado el Miér Nov 27, 2013 1:31 pm


This naughty look

Una bella noche de sábado, hermosa ciertamente; las estrellas brillando en el firmamento sin ser del todo opacadas por el brillo de las luces de la ciudad; no había ni una sola nube que entorpeciese tan maravillosa vista. La luna, maravilloso y blanquecino astro, mostrando su lado más inmaculado sobre la agitada ciudad dentro de la cuál sus habitantes solían ignorar tal encanto. Esa noche Kailee miraba hacia el cielo, cuando nadie más parecía hacerlo, cuando todas las personas dentro de aquel lugar parecían estar ocupadas en algo más; miradas seductoras, hipocresía y alcohol, no se sentía satisfecha ¿y qué hacía ella en aquel lugar?

Una fiesta a la cuál había sido invitada, solo por ser estudiante de nuevo ingreso, al parecer una especie de bienvenida para los que llegaban ese año ¿y que había esperado de todo aquello? No lo sabía bien; no sabía bien que hacía allí en ese mismo momento. Dejó escapar un pesado suspiro mientras la brisa nocturna jugueteaba con su larga cabellera, desarmando sus curvas, volviéndolas a armar, bebía un cóctel de frutas mientras que su mente volaba muy lejos de allí. Ella no estaba interesada en sus alrededores, ella parecía estar esperando algo… algo de lo cual no sabía, algo, que jamás llegaría.

Bajó la vista hacia el vaso que sostenía sobre el barandal de aquel balcón, la música del interior se colaba por aquellos grandes ventanales llegando de forma atenuada hacia ella, una bonita canción que nada le inspiraba de momento. Quería cambiar, quería seguir su propio camino, de eso estaba segura, pero ¿por dónde comenzar? Había decidido ir a aquella fiesta para conocer personas más allá de su agradable compañera de habitación, la cual no había podido acompañarla. Había observado los alrededores, la decoración era perfecta, el ambiente animado, las personas eran alegres y con actitud festiva, pero entonces ¿Por qué? ¿Por qué de alguna forma se sentía fuera de lugar? ¿Por qué había terminado saliendo sola a aquel balcón? Alejándose de todo, y de todos.

Sonrió para si misma entonces, acomodando con su mano unos mechones un tanto rebeldes de su larga cabellera, las cosas cambiarían a partir de aquel momento, lo sabía, lo esperaba; seguiría su propio camino si, quería dejar atrás aquella vida de soledad, insertarse en al sociedad aunque a veces se sintiese tan perdida en ésta ¿Qué podía hacer? Si la mayor parte de su vida se la había pasado encerrada en su hogar, y en su niñez, en compañía de él… su querido Pierre. Hubiese deseado que él estuviese a su lado por siempre, pero el costo de crecer había sido perder a su mejor amigo, ese que tanto adoraba.

Se giró y dejo escapar un suave suspiro más, con el vaso vacio ingresaba de nuevo allí donde el dulce olor de los bocadillos y el humo de la pista inundaban el ambiente ¿Qué le hubiese dicho Pierre en aquel momento? Probablemente la hubiese sacado a bailar, probablemente la hubiese llevado al centro de la pista para abrazarla frente a todo y todos, ¿recordaba sus abrazos? Sonreía al pensar lo tonta que había debido verse al abrazar algo que no era visible a los ojos de los demás, alguien invisible ¿Cómo se sentía? Un cálido abrazo que no era cálido, abrazar el aire y abrazar un cariño para nada físico. Pero seguía entera gracias a él, eso lo sabía muy bien. Quizás algún día le hallase, quizás algún día volviese a verle, quizás… quizás antes de lo esperado, quizás…. De forma inesperada, quizás, esa misma noche.
Probo un pequeño bocadillo más cuidando que el maquillaje suave y natural que llevaba puesto no se corriese; aunque ciertamente había dejado parte de su labial en el borde de aquel vaso, debería retocarlo luego; luego de disfrutar un poco más aquel dulce sabor.

Fue al alzar la vista hacia la entrada que lo vio, quizás su blanca cabellera fuese lo que primeramente había terminado llamando su atención… un joven alto, delgado, con los cabellos blancos más bonitos que jamás hubiese podido ver, una sonrisa seductora y grácil, una mirada que parecía esconder una cierta…. ¿melancolía? La francesa alzó las cejas con asombro, permaneciendo totalmente inmóvil ¿acaso era real lo que estaba viendo? ¿No serian solo imaginaciones suyas?  ¿No sería una aparición? ¿Era él? ¿Había vuelto?.... no, él era real, pudo saberlo al ver como saludaba a las demás personas que estaban cerca, el era de carne y hueso, él era… él era… lo que siempre había estado esperando…


Vestimenta:

En la cabeza lleva una vinchita con un moño, del mismo color y material que la cinta de la cintura.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: This naughty look {priv. Toshiro}

Mensaje por Invitado el Jue Nov 28, 2013 2:18 am

— ¿Fiesta de bienvenida? — pregunte sorprendido al escuchar a unos chicos que hablaban de aquello en los pasillos de la academia. No me importaba si los conocía o no, rápidamente entablamos una conversación. Así que una fiesta de bienvenida, ahora se alegraba de haber llegado a tiempo a Norteamérica. — Nos vemos en la fiesta — dije con una sonrisa antes de salir corriendo a la habitación de mi hermano.

Oh si, definitivamente iba a arrastrar a mi hermano y a los chicos. — ¡Kuro, vamos alístate, nos vamos de fiesta! — dije detrás de la puerta. — Te veo en una hora, en recepción — mencione, antes de correr a mi habitación para quitarme la ropa que traía puesta con la intención de meterme a la ducha, solo al parecer mi compañera de habitación no estaba.

Lástima, también la hubiera invitado; pero será a la próxima. Ahora dedicarme a alistarme, me di rápidamente un duchazo, un poco de colonia y una vestimenta adecuada entre mi ropa. Al final me decidí por un jean color azul oscuro, una camisa de color gris y una corbata de color negro a medio poner. Sonreí frente al espejo — listo para estrenar las discotecas, bares y todo Alki City — me dije a mi mismo observando el reflejo de mi rostro.

— Vas a conquistar, galán.

Fue lo único que dije antes de salir de la habitación, con billetera en uno de mis bolsillos traseros y las llaves, celular de la habitación en el bolsillo izquierdo. Encontrándome a los chicos en la recepción y a mí hermano el cual vacile un poco al saludarlo. — ¿Nos vamos, chicos? — mencione, antes de andar a tomar un taxi.

Realmente del grupo apenas conocía a los chicos de nuevo ingreso y alguno de mis compañeros de curso de filosofía, pero en una fiesta hay de todo el punto es salir a divertirse. Hablaba un poco con mi hermano y luego hablaba con los chicos que me había topado en el pasillo, que fue con ellos que nos tocó compartir el taxi.

Al llegar a la discoteca, el ambiente fiesta se hacía presente; me gustaba. Siempre era relajante entrar a una fiesta, el ruido, la música, los acompañantes y la diversión. Al entrar fui capaz de divisar un par de compañeros de carrera acercándome a saludar y repasar con la mirada a unas cuantas señoritas que apenas las había visto en los pasillos de la academia.

Deje a mi hermano con una chica que parecía entretenida con él, para invitar a bailar a una hermosa rubia que parecía no haberme quitado la mirada de encima desde que me presentaron con el grupo de personas. Mis manos pasaban por sus caderas, acariciándolas y mi cuerpo se movía al danzar ajeno, mientras hablaba con ella asuntos realmente irrelevantes.

Baile con la misma chica algunas canciones más, hasta que me dio hambre. Me acerque a ella un poco para susurrarle que iba por un trago y algunos aperitivos, sin escuchar respuesta, yo simplemente me aleje para caminar hasta la barra, donde pedí una cerveza. Posteriormente me acerque a una de las mesas de bocadillos con el fin de poder comer un poco y calmar mi estómago hambriento.

Un par de bocadillos comidos antes de observar a una chica que parece estar sin compañía en aquel lugar. ¿Cómo? No lo sé, si a plena vista parecía ser una mujer bastante atractiva, bebí un poco de la botella antes de acercarme quedando al costado derecho de la joven.

Seamos sinceros, esta mujer era más hermosa que la rubia con que estaba bailando y lo curioso que parecía no haberla visto por los pasillos, de seguro no era de mi fraternidad. — ¡Hola! — dije un poco alto para que me escuchara debido a la música del sitio.

— ¿Disfrutando la fiesta? — mencione, tomando otro bocadillo para comerlo rápidamente y mirarla. Parecía poseer una mirada verdosa ¿o simplemente era reflejo de luz? — ¿viniste sola? — indague de nuevo antes de sonreírle con un poco de coquetería.

Observe la pista de baile, antes de tomar un poco de mi cerveza; volviendo mi mirada hacia ella. — Luego de comer, ¿quieres bailar conmigo? — mencione sin dejar de sonreírle, sin dejar de mirarla hacia los ojos.

Aquella mujer, era una de las más atractivas que había visto en aquella fiesta.


Vestimenta:

 
 
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: This naughty look {priv. Toshiro}

Mensaje por Invitado el Vie Ene 10, 2014 11:38 pm

¿Acaso era real? Lo era, era real, tanto como el dulce bocadillo que había probado segundos atrás, tan real como el aire que respiraba, como el murmullo de las demás personas… pero en un instante, en ese mismo instante, en ese mismo segundo; cuando lo vio todo pareció esfumarse, el mundo pareció volverse blanco de repente, tan blanco como aquella esponjosa cabellera, y sus ojos, aquellos ojos lilas resaltaban sobre la blancura de aquel mundo. No había visto ojos como esos, los de Pierre no eran de aquella curiosa tonalidad, sino más curiosa aún, bicolor, un heterocromo, pero ¿qué podía esperar? Si fuese tan idéntico hasta en el color de sus ojos hubiese sido extrañamente perturbador.

Lo vio saludar, saludar al aire… si, en aquel momento ella no era capaz de ver a nadie más, solo estaba él, él a la distancia, él y su hermoso cabello, él y esos ojos de mirada juguetona, el y su andar elegante y ligeramente seductor… él y un mundo blanco y silencioso, el murmullo y la música de los alrededores se había evaporado junto con las demás personas. No pudo saber cuánto tiempo permaneció con la mirada fija en su persona, sólo hasta que su visión comenzó a hacerse borrosa ¿el mundo desaparecía? No el desaparecía, entre las demás personas, con una rubia. Entonces lentamente sus oídos volvían a percibir la música ambiental, una canción que quizás había oído varias veces ya; lentamente el mundo regresaba a ser lo que era y cuando las lágrimas contenidas en sus ojos rodaron por sus mejillas sintió que volvía a respirar… su corazón volvía a latir.

-C-Como… puede… ser…-sus labios apenas pudieron murmurar antes de darse cuenta de que había apretado en su mano aquel pequeño vasito con tanta fuerza que había terminado desgarrándolo y derramando su contenido, llevándose un pequeño sobresalto que la llevo a retroceder para no mojar los caros zapatitos que llevaba puestos. Salió corriendo rápidamente de allí, tirando el vasito en un bote de camino hacia el baño de mujeres en donde un par de muchachas que de allí salían la miraron extrañada, tan asustada parecía que estaba pálida, como si hubiese visto un fantasma. ¿Acaso lo era? ¿Un  fantasma? ¿Una aparición? No, no lo era, lo sabía bien, y eso, esa realidad; esa seguridad de que era real, había sido la que la había dejado tan fuera de sí.

-Nunca pensé…-murmuró sola en aquel baño, observando su reflejo en el espejo, de pronto se sentía curiosamente feliz, de pronto deseaba conocerlo, pero ¿Cómo? ¿Cómo debería acercarse a él sin ser demasiado sospechosa? ¿Podría acaso? Ella no sabía mucho de cómo entablar relaciones con otras personas… si es que la mayor parte de su vida se la había pasado encerrada en su casa. Pero aquello había cambiado, debía cambiar. ¿Cómo sería su nombre? ¿Cómo sería el tono de su voz? Había visto su sonrisa y le había cautivado, su sonrisa, su mirada, su todo; no parecía de ese mundo.

Luego de retocar y arreglar su perfecto maquillaje decidió volver, el sitio en el cual había derramado aquel jugo ahora estaba limpio, no había sabido quién había sido; probablemente alguno de los empleados. ¿Y qué hacer? Sus manos seguían temblando levemente, se sentía ligeramente mareada por lo que decidió tomar un bocadillo más; quizás así pudiese recuperar un poco esas fuerzas que parecían estarle faltando.


Una nueva canción iniciaba y ella no era capaz de prestar atención a su alrededor, se concentraba en el dulce sabor de aquel bocadillo de apariencia refinada y apetitosa, hasta que una voz saludándola la saco levemente de su letanía; girando su vista para encontrarse a su derecha a un joven, unos ojos amatistas que provocaron que su corazón diese un brinco dentro de su pecho ¿realmente era él? ¿Realmente estaba ahí? ¿Realmente… estaba hablándole? Le miro embobada pro varios segundos, escuchando como hablaba, como alzaba un poco su voz para que no fuese apagada por la canción.

-E-Eh… yo…-apenas logró articular mientras le observaba disfrutar del mismo bocadillo que ella había degustado segundos atrás, observando sus labios efímeramente, pensando en que ahora sabrían de la misma forma, sonrojándose notoriamente con aquel curioso pensamiento para terminar desviando la mirada, sonriendo de forma algo nerviosa; terminaba subiendo una mano a juguetear de forma rápida con un mechón de su cabello, enrollándolo como si tuviese mucha prisa en ello-… n-no conozco a muchas personas aún… a-así que…-comento tomando un nuevo bocadillo entonces, intentando calmarse en lo que mordía aquella masita en curiosa forma de corazón, volviendo a mirarlo luego de tragar el primer trocito- Claro…-sonrió suavemente entonces, se sentía tan feliz de pronto, casi como si un sueño estuviese a punto de cumplirse, con aquel total desconocido al cual al parecer no podría evitar ver como su querido Pierre.

-Mi nombre es Kailee, mucho gusto…-se presento como toda una señorita de clase- ¿estudias en SNA? –indagó entonces, seguramente muy en el fondo estuviese deseando que así fuese para poder volver a tener la posibilidad de verle una vez más- Yo soy de Parmi Nous…-agregó sonrojándose un poquito más sin saber porque, desviando la mirada hacia el vasito que sostenía entre sus manos, observando como en aquel liquido de un suave tinte anaranjado, se reflejaban las brillantes luces del ambiente y su propia mirada, tan brillante de repente.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: This naughty look {priv. Toshiro}

Mensaje por Invitado el Mar Ene 21, 2014 6:49 pm

Mantenía la botella en mi mano izquierda, mientras me movía un poco disfrutando el ritmo que daba la canción de Lady Gaga que reinaba la canción. Esa canción era demasiado pegajosa, para que pudiera evitar mover mi cuerpo levemente llevando el ritmo de la música con mi cuerpo, mientras saludaba a la belleza que apareció entre tata multitud y bocadillos.
 
Le sonreí con coquetería en el momento que sentí sus ojos pasar directo a mis labios, no pude ni quise evitarlos lamer mis propios labios. Como si aquello fuera solo para quitar las boronas del bocadillo que habían quedado en mi comisura de boca. Pero fue más que eso, lo hacía para tentarla… ella al parecer ya había desviado la mirada.
 
¿Sería bueno tomar eso como una invitación? Esperaba que si, por que terminaría juntando mis labios con los de ella esta noche. Obviamente en este momento, cualquier mujer… estaba muy lejos de mí esta noche. Ya había encontrado con quien pasar la noche.
 
Estaba nerviosa, lo sabía sus acciones la delataban. No era ningún experto, pero como espía debí aprender ciertas pautas, expresiones mañas inconscientes… el juego empezaba a ser interesante. — Bueno, esta noche me vas a conocer, señorita — comente con mi voz encantadora, con mi misma sonrisa coqueta y seductora; extendiéndole mi mano — mi nombre es Toshiro Yaminara — hice un movimiento suave antes de soltar la mano ajena.
 
Para después poder conocer el nombre de tan belleza singular — Kailee — saboree el nombre, y reí un poco. — ¿Cómo te dicen normalmente? ¿Kai o Lee? — aunque dejo la pregunta al aire, ante el cuestionamiento ajeno.  — Sí, he llegado algunos días a Alki para incorporarme a la academia — mencione antes de beber por completo el líquido que quedaba en la botella de cerveza, dejando el envase sobre la mesa.
 
Desviando mi mirada, buscando entre los bocadillos alguno dulce. Dando con unos rellenos de dulce de leche. Tome uno para comerlo poco a poco, mientras volvía a observarla prestándole atención, se había sonrojado de nuevo ¿Por qué? Esta vez estaba concentrado en comer.
 
¿Acaso era de las chicas que se sonrojaba por todo? — Yo soy de Raven, estudio filosofía — di el dato, terminando mi bocado para lamer de nuevo mis labios esta vez saboreando el dulce que había quedado en ellos. — Mi hermano al contrario, está en Konosioni — le explique.
 
Me quede en silencio, esperando que terminara su bocado… en ese lapso simplemente la observe y me mordí el labio. — ¿Por qué tan callada? ¿Acaso te aburro? — volví a hablar luego de segundos de silencio. — Te probare que no soy un tipo aburrido.
 
Y sin mediarlo, retire el vaso que sostenía en sus manos para colocarlo en la mesa. — Ven vamos a divertirnos — tome su mano con suavidad, adentrándola conmigo a la pista. Aprovechando la situación para quedar bastante pegado a su cuerpo, con mis manos en su cintura y mi vista en sus ojos color ámbar que parecían brillar. Aquello seria por las luces de la discoteca.
 
— ¿Sabes bailar? — indague, empezando a mover su cadera con mis manos. Siguiendo el ritmo de la canción, y moviéndome contra su cuerpo en uno de los bailes calientes e intensos que ese tipo de canción podría formar.
 
— Tampoco es que sea un experto — bromee, con modestia. Pasando mi mano derecha en busca de tomar la mano ajena, y acercarla más a mí. Como si aquello fuera posible…ya que estábamos bastante cerca — soy experto en otras cosas — susurre, mirándola a los ojos y pasando mis ojos a sus labios. — Te lo probare…
 
No hubo más palabras, mis labios sellaron los ajenos. En un beso no intenso pero si decidido, era el tipo de beso delicado, en el cual pedía un ligero permiso al pasar mi lengua por sus labios acariciándoles en el proceso.
 
Sabía cómo a una mezcla de frambuesa… de alguna manera lo hacía delicioso. 

Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: This naughty look {priv. Toshiro}

Mensaje por Invitado el Sáb Mar 08, 2014 12:09 am

¿Cómo era posible? ¿Cómo podía existir en la realidad alguien tan parecido a su querido Pierre? ¿Cómo podía él ser real? ¿Cómo podía tener la misma mirada juguetona?... viendo a aquel joven de blanca cabellera parecía sentir que lo conocía de antes, de toda la vida, cuando en realidad nada sabía de él. Pero al parecer él mismo deseaba darse a conocer, o al menos esas habían sido sus propias palabras; la francesa desvió entonces su mirada desde el líquido que contenía aquel pequeño vasito que sujetaba en sus manos hacia el rostro sonriente de su curioso acompañante. ¡Qué sonrisa más encantadora! Incluso hablaba en una forma que resultaba tan extrañamente atrayente. Sostuvo su mano con algo de duda, apenas rozando los dedos de ésta con los propios para después inmediatamente beber un sorbo de jugo; estaba nerviosa, demasiado, ahora era cuando salía a la luz su enorme inexperiencia en el trato social con jóvenes de su edad, menos aún con hombres ¿Qué debía decir? ¿Cómo debía actuar? ¿Qué esperaba el de ella? Demasiadas preguntas aparecían en su mente y esto solo lograba tensarla un poco más.

-Eres japonés… el primero… no, el segundo que conozco…-comento intentando sonreír de forma normal y tranquila, lo cierto era que nunca se había puesto a pensar la nacionalidad de su querido Pierre y nunca se le había ocurrido preguntárselo, pero si Pierre se parecía tanto a aquel joven de nombre Toshiro ¿sería acaso japonés sin que ella lo supiese?- Am… las personas… suelen llamarme Kai…-no conocía demasiadas tampoco, pero las pocas que se habían aventurado a llamarle por una podo, le habían llamado de esa forma; después de todo era corto y fácil de recordar- A ti… te dicen Shiro ¿verdad? –pregunto mientras le veía beberse los últimos sorbos de la cerveza que había traído consigo en la mano, ahora el joven de blanca cabellera iba por un bocadillo- Yo estudio diseño, me apasiona desde que era una niña…-agregó un pequeño dato más a las cosas que le había dicho de sí misma- ¿Tienes un hermano? ¿Es mayor?... yo tengo un hermanito menor, es muy chiquito…-comento quedándose pensativa de pronto, la verdad era que habiendo nacido hacia pocos años ella le llevaba ciertamente una gran cantidad de años; a pesar de todo siempre se le había hecho bastante tierno, no tenia en realidad nada contra aquel pequeño.

-Ah… no, no es eso…-sonrió suavemente, bajando ligeramente las cejas al darse cuenta que por un silencio un tanto prolongado el albino había parecido sentirse ligeramente incómodo, pero antes que pudiese decir algo más sintió como el vasto que sus manos sostenían le era arrebatado sin esfuerzo alguno para que después el joven de mirada amatista terminase tomando su mano y llevándola hacia la pista; allí donde la mayoría de las personas que se encontraban en el sitio, bailaban cada una con un estilo propio, a gusto y con libertad. Todos parecían estar bastante entretenidos-… e-espera…-pronunció apenas en un murmullo que fue tapado por la movida melodía que se iniciaba-… se supone…-respondio apenas, sonrojándose fuertemente al sentir como el cuerpo ajeno se pegaba al propio, y cuando unas manos se posaron sobre sus caderas para moverlas a gusto de su acompañante, se inicio una danza que a primeros segundos la dejo un tanto paralizada y a disposición ajena. Mantenía la vista fija en el pequeño nudo de su corbata semi armada mientras intentaba hacerse a la idea de su nueva situación ¿Cómo era que habían terminado tan cerca? Si incluso podía sentir las piernas ajenas rozar las propias; su piel se erizaba con cada contacto ajeno que pudiese llegar a tener.

Sonrió entonces intentando relajarse, había sido demasiado sorpresivo, no se lo esperaba y no estaba segura de poder bailar tan de pronto semejante ritmo, si es que para ella eran más comunes los valses o los ritmos lentos. Dejando escapar un pequeño e imperceptible suspiro tomó la mano ajena que se le ofrecía e intentó seguirle el ritmo, subiendo finalmente la vista hacia aquellos ligeramente rasgados ojos amatistas, viéndolos así de cerca eran tan hermosos como jamás había visto otros, cálidos a su forma, atrapantes… esos ojos parecían guardar una larga historia, parecían haber visto tantas cosas.

-Lo importante es divertirse… creo yo…-sonrio suavemente con aquella respuesta, viendo como el desviaba la mirada con aquellas palabras que no supo entender muy bien, alzando las cejas al ver como se acercaba para solo quedarse allí, abriendo los ojos, viéndolo tan cerca, sintiendo una cálida y suave sensación hacerse muy presente sobre sus labios ¿Qué era eso? ¿Por qué era tan agradable? Pudo sentir como su corazón volvía a detenerse en el momento en que lo supo, y como la primera vez, el mundo volvía a desaparecer; esfumarse, desvanecerse… enmudecerse.

Sin queja alguna, sin objeción alguna; le sintió rozar suavemente sus labios y sus ojos se fueron cerrando lentamente, mientras que aquella cálida respiración cosquilleaba sus mejillas, mientras sentía como su corazón daba un vuelco en sí mismo para comenzar a latir con todas sus fuerzas. Sus labios se entreabrieron por inercia de aquellos roces y al sentir una suave y húmeda sensación depositarse sobre ellos provocando que sus piernas perdiesen un poco la fuerza; tuvo que aferrarse a él para no caer, subiendo las manos, aferrándose a la espalda de aquel que le estaba robando su primer beso… y sin embargo no se opuso a ello, no a él, no a aquellos ojos; no a su sueño hecho realidad.

Quizás que aquellos labios fuesen los primeros era algún tipo de señal divina, Kailee era después de todo tan tontamente romántica como para poder llegar a pensarlo. Pasaron unos segundos antes de que fuese capaz de comenzar a mover sus labios, suavemente, dejándole apenas delicados roces que provocaban que su piel se erizase a causa de tan suave sensación. No había nada igual, no había nada como eso… ahora podía entenderlo; ahogó un suave suspiro entre los labios ajenos para separarse por su cuenta muy suavemente, tomando su mano sin decir nada, caminando velozmente para salirse de la pista, llevándolo consigo hacia aquel balcón que anteriormente ella había visitado. Y sin decir nada rodeo su cuello con ambos brazos y se apegó a él todo lo que pudo, casi como si no fuese consciente de lo que en realidad estaba haciendo.

Era tan suave, tan cálido, tan dulce, tan embriagante… quería más, más de aquella curiosa sensación, más de aquellos labios, y rodearse de sus brazos; volvió a unir sus labios esta vez por voluntad propia, y los acaricio con suaves y delicados roces; en aquel momento parecía no importar nada más. Nada más que aquellos ojos, nada más que aquellos labios, nada más que aquellos labios… nada más que él…
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: This naughty look {priv. Toshiro}

Mensaje por Invitado el Mar Abr 15, 2014 2:05 pm

— Entonces será Kai — comente con una sonrisa en mis labios, — eso mismo Shiro, y otros nombres por ahí, ya sabes inventan mucho en estos días — vacile, soltando una risa un poco más amplia y duradera, sin embargo la reduje cuando me pregunto por mi hermano; negué de forma suave con la cabeza. — Tokuro es mi hermano gemelo, por segundos. Tenía mucha prisa al salir.
 
¿Me pregunto, qué hubiera pasado si yo hubiera sido el mayor? ¿Acaso eso hubiera cambiado mi relación con mi padre? Detengan pensamientos, alto. No es momento de que me ponga a pensar en esas cosas. Además la chica me estaba hablando, podía saberlo por ver mover sus labios, aunque yo estaba un poco desconectado en meterme en mis pensamientos.
 
Por lo que me dedique simplemente a sonreírle de forma suave y ladina. No le preste mucha atención, todo por culpa de mis pensamientos y la mejor forma de salir de esa situación, era arrastrándola a la pista de baile.
 
Tampoco es que sea un experto bailando, pero si en otras cosas. — Exacto divertirse — murmure dándole la razón, en el momento que estuvimos tan juntos que las respiraciones se mezclaron, tan cerca que no hacía falta hablar fuerte para lograr entendernos.
 
Tan cerca, que ya deseaba divertirme. Y empezaría primero por aquellos labios tentadores, de la mujer más hermosa de aquel baile. Sin resistirme, la bese de forma delicada después de todo; había que ser caballero cuando se trataba de una dama.
 
La sentí aferrarse a mi ropas, con mis brazos la rodee de la cintura de tal forma que no la dejaría caer. Por un momento pude pensar que quizá, ese era su primer beso o echarme glorias porque por un beso podía hacer temblar; no importaba cuál de las dos opciones era la correcta, las dos me gustaban.
 
Le lamí los labios al final del beso, y una sonrisa se mostró en mis labios. Esa noche, parecía prometer, ya que en ese momento me veía siendo jalado fuera de la pista del baile por la señorita que buscaba he de suponer un sitio más solitario.
 
Un balcón, era una fiesta nadie se iba a asomar por ahí. Una sonrisa se mostró antes de ocupar mis labios besándola nuevamente, mientras mis manos empezaron a viajar recorriendo su cuerpo de arriba hacia abajo. Primero empecé desde su cuello, bajando por la clavícula, su espalda, rozando sus costados, hasta la cintura acercándola más a mi persona.
 
Sin despejar mis labios de los ajenos, mordiéndolos un poco. No podía ser primeriza o ¿sí? Por qué parecía desear más en ese momento y yo claramente deseaba más en cada fiesta, con cada chico o chica. No importaba que, solo deseaba sentir placer y apaciguar ese instinto encerrando cada vez más el corazón.
 
Mis manos viajaron de nuevo por su cintura, esta vez fue diferente; esta vez tome un poco la tela de su vestido para empezar a subirlo levemente. Con la única intención de que pudiera meter mis manos debajo de su vestimenta. Logrando poder acariciar sus piernas lo que la posición me brindara la oportunidad hasta recorrer un camino al llegar la prenda interior inferior. Centrando mis labios en bajar por su cuello, regalando suaves besos, deseando entrar a otra fase.
 
Debía ser lo que deseaba, igualmente fue ella quien me trajo ahí. Y yo ¿Quién era para negarme? — Esta noche será tu bienvenida — susurre contra su cuello, recorriendo mis dedos por el elástico de la prenda donde se mantenía mis dedos, jugando un poco antes de querer introducir mis dedos debajo de esa prenda.
 
Estaba listo para el banquete, solo faltaba su… ¿bendición?
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: This naughty look {priv. Toshiro}

Mensaje por Invitado el Jue Mayo 29, 2014 12:47 am

Tal y como si aquella noche fuese un sueño, como si fuese una ocasión mágica… como si por obra o capricho del destino hubiese podido encontrar de forma repentina a aquel que estaría con ella el resto de sus días. Si, así de romántica ella podía ser, así de soñadora; tanto que por no conocer el mundo, por no conocer a la humanidad… era tan frágil y resultaba tan fácil herirla, con una simple oración, un simple juego de palabras. ¿Cuánto podía creer ella en sus propias fantasías? En ese momento se estaba dejando llevar de manera peligrosa, pero no parecía importarle.

Y es que sus ojos, su sonrisa, su voz… la encandilaban, la dominaban, la enceguecían, le robaban la voluntad ¿Qué había en su mirada? Una que tan profunda parecía y tan desolada a la vez, sus ojos, ligeramente rasgados… la atrapaban; no podía dejar de verlos, de perderse en ellos. Y sonreía para él, porque en ese momento no había nadie más alrededor, no importaba nadie más.

-Shiro…-susurró de forma un tanto dulce- Ha de ser bonito tener un hermano gemelo… alguien con quien compartir tantas cosas…-comentaba mientras su mirada se posaba efímeramente sobre el pequeño lunarcito que el albino llevaba bajo su ojo izquierdo- Yo tengo un hermano pero… es mucho más chico que yo…-le contaba un poco de sí, de esa vida que a fin de cuentas había dejado atrás.

Fue inevitable que su corazón se acelerase hasta velocidades impensadas cuando aquellos labios sellaron los propios en un cálido y delicado beso; tan suave, tan envolvente. Y aquellos brazos rodearon su cintura, y tras sentirle tan cerca todo su ser se estremecía, pero no tuvo temor de que sus piernas perdiesen la fuerza, no, porque él estaba allí. Él la sostendría. La sostendría cuando todo su ser se estremeciese por aquellas húmedas lamidas sobre sus labios; era demasiado, demasiado para ella, para su ser, para una noche… y aún así parecía querer más.

Ni ella misma supo bien como habían terminado en aquel balcón, si, buscando la soledad ¿podía ser? Allí con él, donde no hubiese nadie más, donde solo ella pudiese ver aquellos ojos. No medió palabras antes de volver a besarle, casi como si lo hiciese con necesidad, necesidad de afecto, queriendo besar aquella sonrisa, queriendo permanecer tan cerca de aquel agradable calor. Pronto sintió unas cálidas manos deslizarse por la piel de su cuello, sus brazos, y bajar a su cintura, y sentirse aún más cerca de él. Cuando la suave brisa nocturna acariciaba gentilmente su larga cabellera, cuando el sonido de la ciudad contrastaba con el rimbombante ritmo de la pomposa música en el interior.

Dejó escapar un pequeño suspiro que murió entre los labios ajenos cuando él le mordía de forma suave ¿Qué era todo eso tan de pronto? Se sentía extraña, de pronto todo aquello parecía ir más allá, ¿estaba mal? ¿Lo estaba? ¿Ella lo había inducido? ¿Podría acaso detenerse?... ¿podría detenerle? Sintió aquellos dedos rozar la piel de sus piernas y tras su piel erizarse suavemente, un pequeño gemido escapó por sus labios, y sus mejillas se entibiaron un poco más aún.

-E-Espera…-susurró apenas apretando los ojos, aferrándose a su cabello al sentir como aquellas manos paseaban por su piel en antojo propio y los labios ajenos bajaban por su cuello, logrando que su piel se erizase al contacto de aquella cálida humedad-… Shiro…-susurró su nombre entreabriendo apenas los ojos, sintiendo como curiosamente la temperatura de su cuerpo parecía aumentar levemente ¿Qué estaba pasando? Aquellos traviesos dedos se colaban ahora bajo el elástico de su prenda intima ¿estaba bien acaso? No, ella no era así, no era una mujerzuela ¿Qué estaba haciendo? ¿Qué estaba haciendo él? ¿Por qué hacia eso?... ¿Por qué de pronto la trataba como una de esas mujeres fáciles?

-Shiro no… y-yo no…-sus manos bajaron para apoyarse en el pecho ajeno y empujarse a sí misma apenas levemente, mirando sus ojos, esos ojos de pronto parecían arder en deseo un tipo de deseo que la intimido, la asusto de pronto, pero no, ¿Cómo temerle a él? ¿No era el acaso? ¿No era la viva imagen de Pierre?-… estás yendo muy rápido… apenas nos conocimos hoy…-sonrió algo apenada, bajando las manos para retirar las ajenas- Siempre he buscado a esa persona especial… con la cual pudiese sentirme un solo ser, con quién pudiese… construir un futuro…-y su mano volvió a subir para acariciar la mejilla ajena-… y creo que ese alguien eres tú, por esta conexión especial… por lo que veo en tus ojos. Lo que esconden tus ojos…-y volvió a plantare un suave y casto beso sobre los labios- Se que podría amarte tanto, pero debemos ir despacio… sabes, es que yo… nunca…-y bajaba la mirada apenada, y lo miraba de nuevo tan cautivada por ese único ser allí presente, quería abrazarlo tanto, besarlo hasta ya no sentir sus labios, ir de a poco, construir un vínculo, soñar con un futuro juntos. En esa noche que creía haber encontrado a esa persona destinada para ella…
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: This naughty look {priv. Toshiro}

Mensaje por Invitado el Lun Jun 23, 2014 5:25 pm

Y estaba obteniendo su bendición a cada suspiro, a cada respiro, al escuchar mi nombre en algún jadeo escurridizo que salía de su boca. Obtenía permiso en el momento que sentía su calor, en el momento que logre tocar aquella zona, rozando apenas mis dedos por debajo del elástico de sus bragas. Mientras mis besos se perdían en sus labios y recorrían hasta su cuello, se perdían ligeramente al lamer su piel de la clavícula. Hermosa bienvenida me daba en ese momento a ella y a mi persona, en una de mis tantas noches de locura que me esperaba en Alki.
 
Mordí el cuello ajeno, hasta que sentí como sus acciones y palabras me detenían en aquel momento que estaba por bajarle las bragas y deshacerme de aquel obstáculo. Después de todo en aquel balcón solitario, solo esperaba un rápido antes de irnos quizá a algún motel o algo parecido. — ¿Esperar qué? — pregunte, repartiendo besos cortos y rápidos por la zona del cuello.
 
Tratando de empezar a bajar sus bragas, omitiendo sus pedidos debido a que aquellos suspiros la delataban, lo quería tanto como yo. Hasta que sentí como ella ponía sus manos en mi pecho para apartarme ligeramente de ella, eleve mi mirada para observarla. ¿Acaso era cierto, no quería? Arquee una de mis cejas al escuchar sus palabras, una risa incrédula se escapó por mis labios. — Entonces ¿para qué me trajiste aquí? — comente al mirarla, y acercarme de nuevo a ella, dejando sus manos para acariciar las piernas. — ¿Eres de esas mujeres que te gusta jugar a chica inocente? — bromee, sin creerme realmente sus negativas al seguir.
 
Sin embargo me detuve al escuchar sus siguientes palabras, y pensar que sus palabras en realidad eran ¿sinceras? — ¡Oh por Dios!, ¿es en serio? — comento, alejándose de ella levemente. Para mirarla fijamente a los ojos, sorprendido ante lo que me decía. Deteniéndola en el momento que sus labios tocaron los míos. — ¿Qué clase de loca eres? Si estamos aquí es por sexo, después de eso un bye bye, hasta luego, arrivederci y o quizá luego amigos con derechos, nada más que eso — mencione al mirarla, y empezar acomodar mi ropa.
 
Que fracaso, — me hubiera quedado con la rubia — masculle para mí mismo, pasando mis dedos por mis cabellos y luego mirarla. — Siempre podemos tener un momento juntos — comente al mirarla y sonreírle — solo no confundas las cosas, yo no busco amor… solo sexo, placer, noches locas, ¿entiendes? — acercándome de nuevo a ella, tomándole del mentón y sonreírle.
 
A lo mejor la podía convencer, solo para no quedarme con las ganas. ¿Es que como se le ocurre alborotarme de tal manera? Loca. — Además, yo sé que tú quieres — susurre, pasando de nuevo mi mano derecha encima de su vestido tocando sus pechos y bajando de nuevo queriendo llegar a sus bragas.
 
— Yo sentí tu temperatura subir — susurre, lamiéndole el cuello hasta morder su piel. — Sé que lo quieres, olvídate de esos cuentos de amor y déjate llevar — murmure, hasta que presione la palma de mi mano contra su zona intima por encima de las bragas. 
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: This naughty look {priv. Toshiro}

Mensaje por Invitado el Miér Jul 16, 2014 11:21 pm

Había soñado con ese ser especial, si, muchas veces, muchas noches… muchas tardes en las cuales había fantaseado con hallar el amor luego de leerse alguna buena historia romántica, luego de ver una película romántica… había alguien en esta tierra, destinado para ella, debía haberlo; en algún lado… él debía estar. Pensaba haberlo hallado aquella noche, en los tristes ojos lilas de aquel albino; en esa suave voz de tinte ligeramente juguetón, la forma en que remarcaba sus palabras provocaba que sus mejillas se entibiasen suavemente, la forma en que la veía provocaba que se acelerase su corazón.

Sin que ella misma supiese bien como, habían terminado ambos en aquel solitario balcón, allí en sus brazos había besado aquellos labios con ternura, con delicadeza; él, había correspondido con pasionales roces, recorriéndola con sus manos… su piel se había erizado al solo contacto de sus dedos. Era atrapada por él en una forma extraña, por su sola presencia, por ese algo que había en su mirar… algo que parecía dejarle ver que necesitaba ser abrazado sinceramente, quizás hubiese podido ver más en aquellos ojos de lo que él mismo fuese capaz de admitir jamás.

Quería ir lentamente, poco a poco, conocerse, saber más el uno del otro, construir un vínculo, tal como había puesto en tímidas palabras; estaba dispuesta a pasar con el todo el tiempo que le fuese permitido, porque sentía haberle hallado, a ese alguien especial… esa persona con quien pudiese compartir esa bonita historia de amor que a pesar de todo siempre había esperado. Porque ella era así, tan romántica… tan ilusa, tan inocente.

¿Qué dices? ─preguntó algo confusa con la pregunta ajena, parecía como si de pronto él hubiese tenido una efímera idea errónea de su persona─… ya te dije que… y-yo no…─estaba consciente de que se había dejado llevar, sencillamente se había visto demasiado atrapada por él; pero lo que menos quería era que algo más que besos sucediese aquella noche, solo porque aquellos labios habían terminado siendo tan irresistibles para su inexperto ser. Y sin embargo cuando quiso dejarle un suave beso más se sorprendió ligeramente al sentir como él evitaba esto, de pronto su mirada parecía casi inquisidora en una forma en que la francesa no lograba entender ¿acaso había hecho algo mal? Entonces oyó sus siguientes palabras, en un completo silencio, solo observándole, con la mirada fija en él ¿Qué estaba diciendo? ¿Qué era todo eso? ¿Había oído bien? ¿Estaba hablando enserio? Su rostro de pronto permanecía serio, inexpresivo; le veía sonreír, pero sus labios no eran capaces de moverse, su garganta no era capaz de omitir sonido alguno. Sus ojos se inundaron suavemente.

Entonces… ─murmuró apenas de forma casi inaudible mientras parecía estar intentando asimilar lo que él le estaba diciendo, si, quizás pudiese ser una persona que temiese al amor, podía serlo, pero él, él se expresaba en una forma demasiado vulgar, hostil, dolía ¿Cómo podía decir tal cosa? ¿Cómo era capaz? ¿Cómo si en esos ojos ella había visto algo más? ¿La había engañado?... o quizás, ella misma se había engañado. Hasta tal punto que parecía no reaccionar─… ¿la… rubia? ─logró articular apenas, viendo como volvía a acercarse a ella pero sin ser capaz de ejecutar movimiento alguno aún; él parecía tan relajado, tan deseoso por obtener su… ¿banquete?

Le sintió tocar su pecho, le sintió lamer la piel de su cuello, mordisquearla suavemente; pero de pronto parecía inmune a su tacto, escuchaba sus palabras sin responder nada a ellas, y cuando no la veía a los ojos estos simplemente comenzaron a desbordar, cálidas lágrimas saladas que se desvanecieron en el aire. Y con su última frase se deshizo la última partícula que quedaba de su pobre ilusión y sus labios apenas se abrieron un poco más aún en silencio; y cuando le sintió llevar una mano hacia su entrepierna sintió un profundo desagrado, ¿terror? No, asco; un profundo asco por su persona en ese mismo instante en que imaginó que él, ese que tenía enfrente muy seguramente hiciese lo mismo cada noche, con una persona distinta, en el lugar que fuese. Asco, era ese tipo de personas que ella tanto detestaba.

Fue que tras permanecer inmóvil unos segundos más, sus brazos estáticos a cada lado de su cuerpo por fin comenzaron a moverse para subir hacia el pecho ajeno y  a pesar de que su cuerpo pareciese temblar de forma cada vez más notoria, le empujó con todas las fuerzas que fue capaz de reunir en ese momento. Lo alejó de si, a una distancia prudente. Y sin mediar palabra alguna volvió a alzar su mano derecha y la llevo a golpear con fuerza la mejilla ajena, sin importar si le daba vuelta el rostro, sin importar si la palma de su mano doliese después.

Me das asco. ─dijo con una claridad espeluznante en el momento en que clavó una mirada extrañamente filosa en los ojos lilas del contrario─ Nunca más… vuelvas a tocarme. ─agregó, y tras esto simplemente se dio media vuelta para salir de allí en silencio, adentrándose en el salón en donde cientos de personas seguían festejando, comenzando a caminar entre ellas sin mirar a nadie más, sólo apretando los puños, acelerando el paso sin importarle si empujaba a alguien en el camino. Comenzaba a cerrar sus puños con fuerza, y su rápido andar se aceleró hasta que terminó corriendo entre la gente; huyendo de la multitud, huyendo de aquel sitio, huyendo de la sensación que habían dejado aquellas manos sobre su piel… huyendo de los besos que había entregado de forma totalmente desinteresada. En ese mismo instante parecía desear que la tierra le tragase; en ese mismo instante… le extrañó más que nunca…


…Pierre, no era real.





─ Fin de Tema
•••
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: This naughty look {priv. Toshiro}

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.