Welcome to SNA!
「WELCOME TO SNA」



Hey Invitado sé bienvenido/a a la SNA, una universidad famosa por su educación, el campus más grande del mundo, y a Alki Strait City, famosa por su gente; por sus parajes y paisajes, pero sobre todo por su imponente presencia. Innumerables cosas, misterios, verdades, pueden sucederse en este lugar, ¿se siente bien?, ¿quieres experimentar el desenfreno de una ciudad que no descansa, de una universidad que es más que eso? Entonces... ¡Deja de observar y entra de una buena vez a este mundo!
Conectarse

Recuperar mi contraseña

「WHO IS ONLINE?」
¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 28 el Lun Sep 04, 2017 10:27 pm.
「LAST POST」
Últimos temas
» Four // Privado: Elizabeth
Dom Oct 15, 2017 7:38 pm por Minato Hamilton

» Hike—priv: Kohaku Koyama
Sáb Oct 14, 2017 5:16 pm por Kohaku Koyama

» Scared [Priv. Daichi Kitagawa]
Jue Oct 05, 2017 3:39 pm por Zhao Wang

» Cappuccino [Priv. Yahiro]
Dom Oct 01, 2017 7:00 pm por Yahiro Kanzato

» Three // Privado: Elizabeth
Lun Sep 25, 2017 2:07 pm por Elizabeth O'Land

» Es war das erste Mal— Priv: Lee Seung Ho
Mar Sep 19, 2017 1:23 pm por Reiner F. Lawrenz

» Mokuyōbi no yoru— priv: Zhao Wang
Jue Sep 14, 2017 1:16 pm por Shi L'Jon

「OUR BOSSES」

THE SNA KING
master

- Profile MP -


MINATO
admin

- Profile MP -

SHI
designer

- Profile MP -


Noragami Roler Psycho-Pass RPG .:Magatsu World:. Surprise City Forbidden Love < a href="http://innocent-malice.foroactivo.com/">INNOCENT MALICE Crear foro The Last Breath RPG
「THANK'S & CREDITS TO:」



Este skin ha sido realizado por Shi {@Shi.2014} para Security Northwest Academy, se prohíbe su reproducción. Los códigos para las descripciones de los foros son propiedad de Niza. La historia y demás puntos base del foro, son propiedad del staff y están inspiradas en lugares de la vida real; las tramas y expedientes de los usuarios son de su propiedad y solo suya.

Agradecemos a #ALF por la ayuda con sus tutoriales; a We♥It, Tumblr, Zerochan, MiniTokyo y otros por las imágenes, las cuales han sido sometidas a edición. Este foro es una obra de ficción y, como tal, no tiene relación más que ligera con hechos de la realidad.

#NO AL PLAGIO, ¡Sé original!

Yoru ni... {Orion}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Yoru ni... {Orion}

Mensaje por Shi L'Jon el Jue Ene 23, 2014 4:16 pm

En la noche...
Dormitorios de Raven & Konosioni.
07:56 pm.

Hoy estaba en uno de esos fines de semana de los que no se podría escapar por mucho que lo desease. En la mañana había sido llamado para asistir a una conferencia de inversores para dar el estado de una de las compañías confiadas a su cargo y luego tuvo que almorzar con los mismos para terminar de finiquitar algunas negociaciones. En la tarde fue hasta un estudio para tomarse unas fotografías de parte de un ala de los negocios que manejaba su madre y, luego de eso, había tenido tal vez alguna chance de cenar con el director y varias personas que, de alguna manera, también representaban algo para las compañías.
 
Era una agenda normal, de esas a las que estaba acostumbrado a emprender casi a diario. Estaban a inicios de semestre y los nuevos ya estarían pasando su iniciación y creyéndose los reyes del universo solo por estar en esta universidad en el primer día. No lo entendía, pero tampoco era nadie para juzgar ese tipo de sujetos.
 
Al llegar a su cuarto por fin sintió que podía descansar. Era sábado, medio fin de semana y lo único que quería era disfrutar del tiempo libre, al menos no había nada de tarea ni mucho menos dadas las fechas, la cosa era que el ruido por los pasillos le hacía sentir que no todo iba a ser como se lo imaginaba.
 
Ah… esta gente no sabe callar—, replicó cerrando la puerta tras de sí y caminando hasta tirarse directamente sobre su cama.
 
Al parecer Blacky no estaba en casa, y es que aquello le parecía más que común a estas alturas. Era como cuando él no llegaba a dormir por quedarse trabajando o entrenando por la ciudad. Sonrió y cerró los ojos, el ocaso ya había caído y solo deseaba estar tranquilo.
 
Hasta que escuchó como su puerta era abierta sin previo aviso, allí le encontró, una muchacha de cabellos rosas que vestía extrañamente revelador; bueno… casi siempre ella vestía así. Puso las manos en la cintura y una duda se reflejó en el rostro del varón.
 
Shi… ¿Cómo es que aún no estás listo?—, le cuestionó caminando hasta sentarse en su cama.
 
¿Listo?, ¿para qué?—, respondió con preguntas.
 
Sus zafiros le siguieron hasta que ella quedó ligeramente sobre su cuerpo. ¡Oh clara tentación!, respiró hondo y siguió el dedo que dibujaba el camino desde su mentón hacia el primer botón de su camisa, el cual fue dejado de lado hasta entrar en contacto con su piel.
 
La fiesta de inicio de semestre—, le contestó ella, —dijiste que irías conmigo, y aquí estoy—, la dama alzó algo sus hombros mientras se acercaba y besaba su cuello traviesamente.
 
Tragó entero, era eso… lo recordaba, le había dicho a Megan –quien ahora parecía querer quitarle la camisa- que sería su acompañante esa noche, pero eso lo había dicho estando medio ardido  en una cama ajena. Exhaló fuertemente cuando sintió la ligereza de unos dientes clavados en su clavícula izquierda. Entonces se separó de ella y se levantó de la cama para estirar su cuerpo.
 
Bien… me cambiaré entonces—, alcanzó decir antes de aclarar su garganta y caminar a su vestidor para tomar alguna pinta. Lo primero que encontró  y le gustó se lo llevó en manos y abrió y cerró la puerta del baño.
 
Llevaba teniendo este tipo de encuentros con esta chica un par de meses. Por alguna razón ella sentía que podía besarlo cuando quisiera y donde quisiera solo por el hecho de que habían estado juntos después de una fiesta hace un tiempo, ¿acaso no conocía los rollos de una noche? Pero bueno, le había dicho que iría con ella a la fiesta y el era un hombre de palabra, o algo así.
 
Finalmente se vistió y le encontró sentada en la cama. Se fue con ella cerrando el portal y al camino del salón. La fiesta sería en el gran salón entre los dormitorios de Parmi Nous y Cap&Skull, un sitio grande y lo suficientemente equipado para tener buen ambiente, lo sabía porque ya había tenido alguna fiesta en ese sitio.
 
Y bien que estaba, al llegar el entorno y la música se dejaban escuchar y, al pasar, muchos estaban bailando y otros bebiendo o haciendo sus cosas entre chicas o chicos. Estos eventos eran especiales para eso y mucho más. Más de uno terminaría despertando en cama ajena el próximo domingo. Si todo salía bien él no; no era que la dama con la que bailaba ahora mismo tan pegado que hasta podía sentir todo su cuerpo, fuera fea… pero ella solo quería a ese medio francés, medio americano, para acostarse con él y hacer lo que le gustase con su virilidad y miserias. No es que no disfrutara de eso a veces… pero esta vez se negaba.
 
Hasta él a veces podía decir que no.
 
Cosa rara, ¿verdad?
Gran salón de Parmi Nous & Cap&Skull
08:42 pm.

Referencias:



avatar
Edad :
19

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Yoru ni... {Orion}

Mensaje por Invitado el Dom Ene 26, 2014 2:40 pm

Iba caminando sin mucho apuro hacia una supuesta fiesta de inicio de semestre, la cual se daría en el gran salón entre los dormitorios de Parmi Nous y Cap&Skull.No sería la primera vez que iba, sin embargo,si había pasado un tiempo, por lo que no lograba recordar en su totalidad aquel lugar.Las imagenes de los salones estaban borrosas, y pensar en ellos con las luces, toda la música bien alto, la gente hablando y/o gritando, no era una buena ayuda.
Y bien, ¿Porqué es que iba?.No tenía demasiado intéres en las fiestas, prefería realizar otro tipo de actividades.Pero de vez en cuando se paseaba por una,solía quedarse un tiempo,hasta que se sintiera cansada o simplemente decidiera irse del lugar.Algunas veces lograba encontrarse con alguien conocido, quizás charlar y bailar un rato, pero jamás había llegado al punto en el que no podía pararse o siquiera caminar sin ayuda de alguien más, como suele ser habitual ver en muchos de los universitarios a pocas horas del amanecer.
Esta vez, había sido un poco más diferente.Mientras caminaba de vuelta a su dormitorio, tuvo la..¿suerte?.. de encontrarse con una senpai de su carrera.Una chica 5 años mayor que ella, con una larga cabellera rubia, que solía mover con gran orgullo.Todos los que la conocían solían llamarle por su apodo; Sacchan, ya que al parecer tenía cierto disgusto dirijido a su nombre. Tenía una especie de cariño por Orion, solía abrzarla de vez en cuando, pero tambien sabiendo que esta no se negaría, arrastrarla a sus ideas cuando quisiera.
- Anda, ven conmigo~. -Le decía mientras se colgaba de sus hombros.Orion era más baja, por lo que le dificultaba un poco el tener que cargarla de esa manera.Aun seguia sobría, o eso es lo que la albina quería pensar.Su senpai era una muchacha bastante linda, con un cuerpo bien dotado, lo único que quizás podrías señalar, sería el hecho de que ella y el alcohol parecían amigos inseparables.Al menos cuando las fiestas se encontraban cerca.
- No creo que- ¡Ah, me caigo, me caigo!. -Exclamó mientras comenzaba a agacharse cada vez más.Sacchan sonrió con algo de malicia y pícardia.
- Si te niegas, te aplastare~.Solo tienes que acompañarme, eres una Kohai muy responsable, asi que confío que no me abandonaras como los otros, oh si, ellos la pagaran luego.. -Lo último sonó como si realmente estubiera disgustada.No era dificíl saber la razón; Seguramente otros chicos con los que planeaban ir decidieran adelantarse, dejandola en ese estado, sin precuparse demasiado por ella.
- Esta bien,i-ire.. -Alcanzó a decir,casi llegando a su límite.La chica sonrió y le agarro de la mano.Sin dejar que dijera algo más.
- ¡Entonces,vamos~!. -Alzó su brazo libre hacía arriba,mientras cerraba su mano en un puño.
Siempre le había caído bien aquella mujer, pero sabía poco de ella.Y de lo que tenía conocimiento era de lo que la mayoría ya sabía.Adoraba las fiestas, usaba ropas reveladoras, sin tener pudor ni nada.Pero no solo para las fiestas, en general siempre se vestía de esa manera.Algo sorprendente era el verla trabajar, su caracter cambiaba y ciertamente daba todo el aire de una profesional.Esa imagen se venía abajo cuando alguien la recordaba ebría, con una botella de cerveza en una mano y revoleando la otra, cantando en voz alta a todo lo que le daba su pulmón.
- Sera una noche divertida,¿No crees?. -La miró de reojo.
- Si, supongo.No creo que debería tomar demasiado esta vez, podría espantar a los demas como en la fiesta de Navidad. -Suspiró.No había presenciado aquello, pero otras personas si, y estas se la contaron como una especie de historia en la que la moraleja final era ¨tener precaución cuando Sacchan se emborracha.¨, Si, con la rima y todo.
- ¿Quién fue el que te dijo esas cosas?. -Sonaba molesta, no quería aceptarlo.
Antes de que le respondiera, lograron llegar al lugar, donde la fiesta ya había comenzado.La música lograba escucharse hasta a metros del lugar, sin duda alguna, a dentro seguro estaría demasiada alta.
- Rápido, rápido.¡Entremos~!. -Sacchan comenzó a caminar cada vez más rápido, dando ligeros vistazos a las personas a su alrededor.
Orion simplemente sonrió mientras asentía.No podía decirle que no,no a estas alturas.Ya estaban en el lugar, por lo menos se quedaría un rato con ella, hasta que se encontrase con los demás y ya.Pero sabía que su senpai, no la dejaría ir tan fácilmente, era una mujer de temer,en muchos aspectos.

Spoiler:


Última edición por Orion Millefiore el Miér Mayo 07, 2014 12:08 pm, editado 1 vez
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: Yoru ni... {Orion}

Mensaje por Shi L'Jon el Dom Ene 26, 2014 10:19 pm

¿Quién era él ahora?, esa era una pregunta bastante cercana y torpe en su respuesta, él no era otro que Shi, pero… ¿qué cara estaba presentando al mundo?, fácilmente predecible resultaba todo aquello, o al menos así sería si alguien en este ancho mundo le conociera a la totalidad. Por ejemplo, ahora mismo estaba bailando en una pista con una dama que, sin tapujos, le había mostrado que quería que él se interesase en ella como un hombre y una mujer, pero no para nada más que “aquello”, entonces… ¿qué cara debería poner?, ¿debería ser el de siempre e irse de allí?, sí… en el fondo de ese risueño varón se escondía la madre de las serenidades.

Exhaló fuertemente siendo abofeteado ficticiamente por su alucinación, esta entendía perfectamente el papel que su “yo real” estaba haciendo ahora. Esto era simple, una de las condiciones para dejarle venir a estudiar lo que él quería –a parte de que fuera lejos de Japón- remarcaba en hacer buenas relaciones con personas importantes; Megan, exponiendo el punto, era la hija de un importante inversor que, si bien no era tan necesario, realmente era justo que él pensase que lo fuera por un tiempo y, el hecho de que alguien como Shi esté cumpliendo, o de cierta manera soportando, los caprichos de su hija mayor, le brindaba esa máscara de falsa seguridad que todos querían lograr para tenerle amarrado hasta que sus servicios no fueran necesarios.

Sonrió.

¿Te pasa algo?, no sueles sonreír de la nada—, le preguntó la muchacha de cabellos rosas.

Que poco le conocía, alguien como el pelinegro siempre sonreía, hasta cuando estaba molesto, solo para ver y notar las reacciones de los demás, por ejemplo, cuando fue abrazado y llevado deliberadamente hasta una pared, donde sintió como la ajena invadía su burbuja persona, metiendo las manos entre sus ropas.

Bueno, si algo Shi L’Jon no era, era perro, para nada… y no comenzaría justo ahora.

Cerró los ojos un segundo y detuvo esas manos al momento siguiente, haciendo que la dama rosada alzara su vista a él y se encontrara con unos serios zafiros, como pocas veces lo hacía. ¿Ligar en una fiesta?, eso era bajo hasta para ella, tan solo esperaba que lo comprendiera.

Vine aquí a acompañarte, no ah acostarme contigo Megan—, le dio sumamente serio y le oyó decir varios improperios cuando esta se dio la vuelta.

Si se ponía a ver, el ambiente era realmente variado; había algunos que bailaban amenamente, otros tomaban en la barra y, como recalcaba antes, varios hacían sus cosas en un rincón. ¿Acaso no sabían que las habitaciones y lo hoteles existían?, al parecer no.

Resopló un poco aturdido, recordando que, hace al menos una hora, solo deseaba dormir y descansar hasta el día siguiente sin nada que le molestara o le hiciera peso.  Pero, casi siempre, los sueños y las esperanzas no se hacen realidad.

Rascó su frente y comenzó a caminar entre las personas sin importarle realmente si la dama le seguía o no. Llegó hasta la barra y pidió algo poco acorde al lugar, un zumo limpio de naranja.

Desventajas, malditas desventajas—, masculló por lo bajo antes de dar el primer trago siendo totalmente consciente de cómo su “dama” se había ido a bailar bien pegada con otro tipo. Justo ahora e hubiera sentado perfecto un Martini bien cargado, pero eso seguramente solo haría que terminara en el hospital con una intoxicación o sobredosis.

Deslizó sus ojos, de alguna manera se sentía observado, habían compañeros de fraternidad acá, pero estaban con sus novias y él no era nadie para interrumpirles, solo sonrió y de nueva cuenta se metió en la multitud ya sin nada en manos, solo para ver donde andaba un buen mueble y tirarse allí a pasar el rato hasta que fuera suficiente e irse a su cuarto a esperar a Blacky.

Pero, de nuevo, nada es lo que se espera, eso lo entendió a la fuerza cuando su brazo derecho fue jalado con una fuerza que le sacó de balance y le llevó  a la fuente, una que detalló con serena lucidez.

¿Estás solo querido?—, escuchó la tersa pero filosa voz de una dama.

Sus ojos rápidamente notaron todo aquello: rubia, ojos verdes, medias largas con liguera, chaqueta que, básicamente, dejaba ver todo, nada por allí o por allá y mucho por otras partes. ¿Acaso creía que esto era una fiesta de disfraces?

Antes de poder refutar cualquier cosa fue llevado por la dama a una esquina, donde esta comenzó a besarle sin contemplación, ¿cuándo se había colgado la etiqueta de objeto sexual?, ¿qué acaso ya nadie respetaba en este podrido mundo?, bueno… tampoco tenía tanto derecho a refutar. Al sentir unas manos invasoras comenzó a buscar con sus ojos a alguien conocido, preferiblemente una chica, que le zafara de esta engorrosa situación.

Sus manos intentaban sacar las otras de su cinturón y, cuando sintió que las manos rozaban su piel y todo un peso caía encima, por fin vio algo, mejor dicho, ¿cómo no verlo?, solo deseaba que el mundo le perdonara esto.

Se espabiló y, como un flash, pasó de un lado a otro, dejando a la dama y caminando rápido, dejando solo un leve susurro atrás y sabiendo que, de alguna manera, estaba siendo perseguido.

Llegó entonces hasta donde estaba ella, una chica albina cuyos cabellos blancos le resultaban inconfundible, tenía su rato sin verle, no desde la primera vez en el auditorio, aún recordaba esa especie de retorcida charla. Aunque claro, lo que haría ahora quizás borrara todo eso de una bofetada.

Al estar más cerca,  sin mediar palabras, dio una zancada y pasó su brazo izquierdo en la cintura de la muchacha, para dar una media vuelta y fingir un abrazo sorpresivo, uno que le hizo bajar la cabeza hasta el oído de esta.

Por favor, finge que me esperabas emocionada—, dijo en concreto solo audible para ella, —sino… alguien me va a violar—, un poco sufrido soltó lo último y, en lo que fueron don segundos, acomodó el semblante, —¡Gui!, pensé que no llegarías—, de improviso aquello salió de su boca mucho más alto.

Notó a la rubia detenerse en seco, y a otra muchacha, ella llevaba gafas y, de alguna manera, se le hacía conocida de alguna parte, pero no resultaría demasiado importante o sino seguramente su memoria lo guardaría. Tal vez no le colocó un mote en su momento, y por eso no la recuerda.

Esto era más o menos lo de siempre. Luego de unos momentos más separó el abrazo y le miró, allí estaba Orión, a quien recodaba como Gui, la chica que había creído que él no era otro sino un fantasma. Que casualidades de la vida…


Referencias:



avatar
Edad :
19

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Yoru ni... {Orion}

Mensaje por Invitado el Mar Ene 28, 2014 3:54 pm

Era arrastrada, literalmente,por en medio del salón.Sacchan no aflojaba el agarre, mientras movía su cuerpo al ritmo de la música.Se notaba que estaba diviertiendose, era de ese tipo de personas, que adora las fiestas y nunca pierde oportunidad para arrastrar a los demás con ella, como en esta ocasión.

Miraba con atención a su alrededor.Era básicamente lo mismo en cada parte, se volvía a preguntar porqué estaba en aquel lugar.No es que los odiara, a pesar de que no lo demostrara, le gustaba salir, bailar, disfrutar una buena noche.Pero jamás había llegado a los extremos como los otros.Tuvo la ¨buena suerte¨ de haberse podido controlar y no tomar demasiado, para despertar con un extraño en una habitación que no había visto nunca antes.

Pero no quería dejar sola a la chica que la dirijia a quien-sabe-donde.Suspiró, y la siguio sin detenerse, tampoco es  que eso fuera una de sus opciónes de todas formas.

- Ujujuu~ Hay bastantes chicos por aqui. -Reía pícaramente, mientras miraba a los muchachos a su alrededor.Parecían ser menores que la rubia, pero de todas formas, a ella le daba igual aquello.Buscaba una buena noche de diversión, para levantarse al otro dia, y hacer como si no hubiera pasado nada.O si se fueran a enterar otras personas, culpar de todo al querido alcohol.

Oh si, bendito líquido que podía hacer que realizaras cosas que estando sobrio, ni siquiera las considerarías por más de tres segundos.Aquel que te da un valor de la extensa nada para poder hacer el ridiculo entre otros y simplemente seguir adelante.Incluso decir y hacer aquello que podría condenarte de variadas formas.Pero aun asi, tomaban y tomaban como si no hubiera mañana.Para al dia siguiente culparlo.Si, lo clásico; ¨Estaba demasiado borracho.¨, ¨No recuerdo nada de eso.¨, ¨No es cierto,no lo dije.¨.

Que toda la culpa recaiga sobre aquel que les dio la bebida.

- Sigo pensando que no debería tomar demasiado, despues no me culpe por lo que ocurrira. -Alzó un poco la voz, esperando que la rubia pudiera escucharle.Despues tendría que lidiar ella con las ideas que a su senpai se le pasasen por la cabeza.

- No seas asi, estamos en una fiesta.Solo hay que divertirse~. Nos iremos en un rato.-Mentira.Aquello último era mentira.Sacchan era como aquellas personas a las que una vez que la fiesta acabó, puedes estar casi seguro de que terminara inconsiente inconsiente con alguien a su lado, o simplemente al costado del establecimiento, murmúrando cosas incomprendibles.

La perdería de vista en no mucho.Pero podría encontrarla fácilmente, cuando comenzara a gritar o a bailar sobre la barra.De verdad no quería presenciar eso,porque para Orion, la situación se pondría peor si ebria y todo, la encontrára de nuevo.

Terminaron al lado de la barra.Sacchan le extendió una copa, la cual quizo rechazar, pero no pudo hacerlo.Por su parte, la rubia tomó todo de un solo sorbo, para al final dejar salir una gran bocanada de aire.- Ahh~ Asi es delicioso, frío y todo. -Exclamó con energía.Orion solo esbozó una sonrisa, asintiendo, como si de verdad entendiera su punto.Tomó un poco de su copa, era amargo, tuviera lo que tuviera, no era de su total agrado.Supuso que luego dejaría la copa por algun lugar, su senpai no lo notaría.

La albina giró para poder ver mejor su alrededor.Esperaba ver a alguien conocido, quizas a alguien que pudiera dar vuelta a su situación.Pero entre tantas personas, simplemente no lograba distinguir correctamente una de otra.Talvez si daba una vuelta por ahi lograra hacerlo.Sin pensarlo dos veces, comenzó a ponerse en marcha, pero tan solo tres pasos despues, sintió como un peso extra se le añadia en su espalda.

- ¿A donde será que te dirijes,Orion-chan~?. -Sacchan sonría con maldad nuevamente.A veces uno se llegaría a sorpender de lo lista y fiestera que podía ser al mismo tiempo.- No vas a escaparte asi como asi. -Sonreía, pero no por la razón por la cual la mayoría lo hace.Se separo de ella, esperando su respuesta.

- Solo iba a ver si había alguien conocido por aqui. -Tomó otro sobro.Simplemente para parecer más relajada.

- Deja a esos idiotas. -Aun estaba enojada con ellos.- No los necesitamos, vas a estar bien mientras te quedes conmigo. -Pidió que le sirvieran otro trago.Cuando se lo entregaron, se volteó nuevamente a la albina.- Y ahora.. ¡Vamonos por ahi!. -Exclamó.Nuevamente le agarro del brazo y la arrastro a su merced.

Terminaron quien sabe donde, aun seguian dentro de la fiesta, pero Orion no se orientaba.Sacchan bailaba sin siquiera senitr un poquito de pudor, la albina se preguntaba si al otro dia negaría todo.Antes de poder decirle algo o al menos pensar en que iba a hacer a continuación, sintió que alguien le abrazaba y la daba vuelta.Sin duda era un muchacho, era alto y tenía alguno de sus cabellos despeinados.Se veía como si estubiera apurado por algo.

- ¿Que.. -Antes de terminar la frase,escucho la voz de Shi.Si, era él.. con un extraño pedido.No entendía la razón, pero de verdad se escuchaba como si necesitara que hiciera aquello,y rápido.

Sin pensarlo dos veces, le habló, tratando de seguirle la corriente.- ¡Shi!, L-Lo siento, tuve un asunto que atender y.. no me dio tiempo a avisarte.P-Pero ya estoy aqui. -Dijo como si fuera demasiado obvio.Trataba de finjir lo mejor que podía, pero si la mirabas de cerca se notaba su nerviosismo.No tenía la menor idea de que debía de decir a continuación.Notó que detrás de él había una chica rubia que los miraba a ambos, ¿Seria una conocida suya?.

- Uhmm. -Murmuró sin saber que hacer ahora.Miró a su senpai, la cual estaba no lejos de ella, pero se notaba que se encontraba algo confundida.Miró a su bebida como si esta tubiera la culpa.Puede que estuviera pensando que aquello era una alucinación.Orion se pregunto si alguna vez las habria tenído a causa del alcohol.Miró ahora a la rubia que había venido por detrás de Shi.- Disculpa,¿T-Tu eres..?.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: Yoru ni... {Orion}

Mensaje por Shi L'Jon el Miér Ene 29, 2014 10:37 pm

Agradecía al mundo que la dama de cabellos blancos hubiera aceptado esto aún sin saber ni comprender completamente la situación, al menos no sería violado, por ahora.

Espabiló y no evitó formar una sonrisa complica al escucharle hablar, podía mirar a una tostada de gafas divagar entre su bebida y la situación, como si se dijera que esto era tan raro para ser verdad, y a la otra muchacha con ganas de matarles a ambos con el mirar. Entonces escuchó la pregunta de Orión y no pudo evitar pensar aquello.

Touche

Habló como toda una protagonista femenina de aquellos culebrones adolescentes que se mostraban en las películas. Él simplemente exhaló y mantuvo una especie de agarre, al contrario que muchas cosas, esto no era para nada incómodo, al menos no así, la costumbre quizás.

Soy Kate… querida—, dijo la rubia.

Rayos… juraría que un bufido muy molesto y unas ganas asesinas se escaparon de esa serena frase, especialmente en la última palabra. Cosas de la vida, a veces es hasta emocionante ver a una mujer de su tipo caer frente a otra. Aunque esto era, sin dudas, inesperado.


Resopló cuando vio que la otra daba un paso al frente y rodeó a la albina con sus brazos desde la espalda, haciendo que su pecho chocara con la espalda de ella y su cabeza –al ser la diferencia de altura realmente grande- se posara sobre los cabellos lacios y blancos de la muchacha. Entrelazó sus manos y sonrió haciendo un pequeño gesto negativo.

Oh no… “señorita” Kate, si yo fuera tú no haría eso—, lo había adivinado, o más bien era de vista, las mujeres molestas –la mayoría- se comportaban igual, —ni ahora, ni mientras mi nombre esté por estas listas, ¿entendido?—, cuestionó con algo de humor, pero mucha seriedad y temple.

Había hecho esto para zafarse de una relación indeseada, no quería que la damita a la que ahora había puesto en una situación comprometedora le hicieran cosas a futuro solo por eso. Sería un perro y eso, de un tiempo acá, era algo que quería dejar de lado. Sonrió cuando la otra asintió y se dio media vuelta, dejó salir algo de aire y bajo sus labios para besar la coronilla de la cabeza de Gui.

Gui… me has salvado la vida y la poca castidad que me queda—, soltó de forma repentina dejándole ir y dando la vuelta para encontrársela de frente, —lo siento mucho, mucho, si te causé algún inconveniente—, se disculpó para mirar levemente a un lado.

Allí encontró a la rubia de lentes, a su trago y su mirada algo perdida.

Disculpe señorita, ¿nos conocemos de alguna parte?—, le preguntó.

Esta tenía pinta de ser asidua a fiestas, tenía expresión de andar medio rebelada y tomada y el trago, la forma de vestir y otras pequeñas expresiones que observaba de media cuenta, le hacían saber que así era. Entonces… bien podía habérsela encontrado en alguna de las fiestas a las que había ido el semestre pasado por compromiso, ella parecía –y debía- ser mayor.

Chascó con la lengua, esto era tan problemático.

Regresó la vista entonces a los ojos lilas y a los cabellos blancos de Orión, al menos hoy no le estaba confundiendo con un espectro ni nada parecido. Eso era algo, estaban progresando. Quizás…

Se dejó llevar por un corto segundo en un as de música, de furor, y luego regresó en si, sacudiendo un poco la cabeza y masajeando su cabeza, alborotando sus cabellos como si aquello no fuera nada.  Con su mano izquierda llevó sus cabellos hacia atrás, pero estos, al ser su forma natural, regresaron al alborotado corte de hongo desarreglando a propósito. Él tenía estilo, o algo así.  Y no, eso no era ser orgulloso.



avatar
Edad :
19

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Yoru ni... {Orion}

Mensaje por Invitado el Dom Feb 02, 2014 2:07 pm

La chica, la cual se presento como Kate, no se veía demasiado contenta.Y cualquiera podría entender eso si tan solo recordaba la petición de Shi y la forma de actuar de ambos.Pero no era tan simple para la albina,  incluso llegaría a preguntarle frente a frente a ambos, ahora mismo, cual era su relación o algo asi; Mera curiosidad.Aun asi no lo hizo, puesto que no le dió demasiado tiempo.

- K-Kate,ya veo. -Parpaedó unos segundos.Generalmente se presentaría ella ahora, pero la muchacha frente a ella no parecía demasiada dispuesta a comenzar una charla con la albina.Kate avanzó hacia ella rápidamente, y por.. ¿instinto?, Orion daría un paso hacía atras.Para su sorpresa, sintió como Shi la rodeo con sus brazos, haciendo que la espalda de la albina chocara con su pecho.

Ahora mismo la diferencia de altura entre ellos era demasiado evidente.

No solo las acciónes de Shi la agarraron desprevenida, tambien fueron las palabras, al parecer, dirijidas a Kate.Se mantuvo mirandola fijamente, como si en parte pudiera entender lo que pasaba y esperaba la reacción de la muchacha.Se veía furiosa, y sin duda gran parte de su enojo estaba dirijido a Orion.La muchacha dió media vuelta y se marcho del lugar, se notaba como pisaba con fuerza el suelo.Shi le besó suavemente la coronilla a Orion, esto tomo aun más desprevenida a Sacchan que a ella.- Bueno, me alegro de haberlo hecho. -Le sonrió en respuesta a su agradecimiento.

- No te preocupes, esta bien. -Al menos para ella no habia habido ningun incoveniente, y aun si lo fuera,  seguramente lo dejaria de lado o pensaría en una solución demasiado.. como ella.Dió media vuelta para dirijirse a su senpai.- Ella es m- Antes de seguir hablando, fue la alegre chica quien la interrumpió.

- Puede que si nos hayamos visto antes. -Dijo mientras miraba de pies a cabeza a Shi.- Yo soy Sacchan, la admirable y trabajadora senpai de Orion~.- En parte lo era, pero ahora mismo, el aura que desprendía era todo lo contrario.Fue ella quien esta vez, rodeo a Orion para apartarla un poco, mientras le susurraba algo.- ¿De donde lo sacaste?. -Preguntó bastante interesada.

- ¿De donde?.. -Miró de reojo al chico detras de ellas.- Pues.. supongo que del observatorio. -Dijo recordando su primer encuentro.Sinceramente uno se sorprendería de la ¨especie¨ de conversación que estas dos podían llegar a tener.

Shi acomodaba sus cabellos, los cuales de todas formas, o al menos la mayoria, volvian a su posición original.Se acercó a él.- Se veía molesta,Kate.. quiero decir. -Esperaba que eso no fuera un incoveniente para él.Sacchan desapareció luego de haber divisado a uno de sus compañeros de clases, y furiosa fue a plantarles la cara, ella tambien tenía sus momentos en donde se olvidaba de cosas como la amistad y el compañerismo.. y uno no querría estar presente.

Miró a su alrededor, como si esperara encontrarse con alguien conocido, pero solo era una simple acción que realizaba inconsientemente en momentos y lugares como esos.Ahora miró su copa, se sorprendía de que aun la tuviera.El liquido parecía haberse derramado, pero aun tenía un poco.- ¿Quiéres un poco?. -Le ofreció a Shi, de todas formas ella se lo tomaría de a poco o lo dejaria por cualquier lugar en un momento de distracción.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: Yoru ni... {Orion}

Mensaje por Shi L'Jon el Lun Feb 03, 2014 4:29 pm

No hizo más que contemplar el ambiente, no había de otra, o algo así, realmente estaba un poco hasta aliviado de que la muchacha rubia se diera la vuelta y se marchara, aunque seguramente se la terminaría por encontrar más tarde u otro día, la universidad era gigante, pero estas mujeres eran del tipo que no descansaba hasta hacer las suyas. A propósito, ¿dónde estaría Megan?, le había hecho venir para estar enredada con otro tipo por allí.

Exhaló y sonrió ligeramente a la muchacha albina, tenía que agradecerle, y de alguna forma ya terminaría por hacerlo.

Sin embargo, fue rápidamente interrumpido por la especie de amiga de Gui, ella decía llamarse Sacchan. No podía decir que no había visto esa clara insinuación a mirarle de los pies a la cabeza, tampoco el hecho de que había apartado a Gui de su lado, esta señorita era rara, pero lo dicho estaba, tenía que haberle conocido en alguna fiesta, quizás era de esas pocas donde lo habían emborrachado de alguna manera para meterlo a una cama, vaya alguien a saber.

Exhaló dando un corto saludo a las damas que cotilleaban a escasos noventa centímetros de su paso. Tragó y miró un poco a los lados. La noche era joven y, a pesar de que realmente se sentía cansado, tal vez podría pasar un buen rato en esta improvisación. La música era buena, el ambiente y todo lo demás también, era como algo bueno garantizado. Se abofeteó mentalmente a sí mismo por pensar lo que hacía, pero al final si se quedaría un rato.

Entonces escuchó entre pensamientos las palabras de la muchacha de ojos violáceos y dio la vuelta soltando una corta risilla mientras se encogía levemente de hombros.

Realmente ni la conozco—, soltó el pelinegro con una completa naturalidad.

Las mujeres a veces eran bastante extrañas… para mal.

Llevó la vista abajo y se encontró con un ofrecimiento injusto, lo era en el sentido de que su querer y su deber llegaban a esos debates que no le agradaban. Exhaló y negó un poco suave con la cabeza, como todo un caballero.

Quiero… pero no puedo, gracias—, dijo amablemente rechazando el trago.

Claro, la última vez que había ingerido alcohol no se había exactamente emborrachado, solo habían sido unas cuatro o cinco copas, pero estas reaccionaban de mala manera con los anti psicóticos, antidepresivos y otras medicinas que tomaba, lo que daba la impresión de ser manipulable, o estar borracho. En cualquier caso no le gustaba como se sentía al despertar luego de eso.


Entonces escuchó la música de fondo, vaya, el mundo avanzaba rápido, realmente le gustaba la canción que estaba comenzando a sonar, tal vez por eso tomó la mano de la muchacha, le quitó la copa de la mano y la puso por allí, y la acercó un poco.

Bueno… Sacchan no anda por allí y yo soy hombre libre—, razonó rápidamente mientras daba un par de pasos, —así que, señorita, vamos a bailar un rato—, sonrió y comenzó a caminar entonces para llevarle con ella a la pista de baile.

Había muchas personas allí moviendo el bote, eso era más o menos divertido en ciertos casos, ¡qué más da!, tampoco era algo malo pasar un buen rato y, estar con esta señorita a quien de forma rara había conocido en el auditorio, bueno, estaba bien.



avatar
Edad :
19

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Yoru ni... {Orion}

Mensaje por Invitado el Vie Feb 14, 2014 7:29 pm

Shi sonreía agradecido, o al menos eso parecía. Las miraba tranquilo, quizás aliviado por que pudo ¨escaparse¨ de la muchacha de hace un rato. Orion se preguntaba si se conocían entre si, su senpai y Shi. Sacchan llevaba un buen rato estudiando en ese lugar, pero, ¿Y Shi?.No parecía mucho mayor que ella, pero no le había preguntado su edad ni cuánto tiempo había estado ahí. Agregando el hecho, de que Shi ciertamente se veía como alguien que asistiría a fiestas como esas, bastante seguido. No sería muy sorprendente que ya se hubieran encontrado antes, más que todo por parte de la rubia, tampoco sería algo raro que haya intentado insinuarse a él estando medio borracha.
 
Shi le negó la bebida que le ofrecía, pero ella no llego a entender a que se refería con que ¨no podía¨. - ¿Eh?, de nada.. supongo. -Lo miró extrañada. Si mirabas a tu alrededor era ¨común¨ , por así decirlo, el ver a chicos y chicas ingerir alcohol de varias maneras diferentes. Que ni siquiera quisiera tomar un tragó era algo bastante ¨singular¨. La albina no lo pensó demasiado, y decidió tomar un poco, apenas un pequeño trago. El sabor de la bebida no era el mejor, para su gusto. Por unos segundos se pudo notar algo de descontento en su rostro, pero luego de unos segundos se calmó. La bebida en sí no era demasiado fuerte, pero podía sentir en su garganta como le causaba un pequeño cosquilleo.
 
Por primera vez en la noche, le desvió gran parte de su atención a la música que ahora comenzaba a invadir sus oídos. Y tambien, a las personas que bailaban no muy lejos de ellos.- Realmente parece como si se diviertieran.. No, de verdad lo estan haciendo.- No tenía un género que en realidad le gustara totalmente, pero admitía que le agradaba este. Aunque no lo pareciera, Orion disfrutaba bailando, y era por eso principalmente que iba a aquellas fiestas, dejando de lado la posibilidad de que la ¨arrastraran¨ como sucedió para que terminara ahora en este lugar. Shi le quito la copa de la mano, dejándola quien sabe dónde, mientras hablaba y a continuación le llevaba a la pista de baile. Ella le sonrió para responderle, dudaba que siquiera si decía algo él podría escucharle, y menos ahora que estaban internándose en la pista de baile, pero de todas formas lo hizo.- ¡Si!, Esta bien. Sera divertido. -Afirmó. Con la música en alto y la gente bailando a su alrededor, ella movía su cabeza suavemente, siguiendo el ritmo. Algunas personas bailaban de manera, que al día siguiente, quisieran olvidar que asi lo hicieron. Mientras que otras realmente se lucían.


Comenzó a bailar, no como algunos a su alrededor, pero si alegremente. Uno se podía dar cuenta de que de verdad disfrutaba haciéndolo. Miró a Shi, tranquila, a pesar de que el ambiente a su alrededor incentivaba a ser todo lo contrario.- Me pregunto si Sacchan estará por aqui en algun lado. - Se dijo a si misma.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: Yoru ni... {Orion}

Mensaje por Shi L'Jon el Sáb Feb 15, 2014 3:16 pm

Ciertamente existían muchas maneras de calificar su estado de ánimo actual. Si bien aún tenía un ligero malestar de cabeza, no podía decir que odiaba completamente estar aquí, eso jamás podría hacerlo.

En su pasado no siempre había sido galante de asistir a fiestas, tampoco es que ahora le fascinara, pero su posición y la imposición dicha de su familia le habían obligado a “soltarse al mundo” aún siendo un puberto de trece años. Un gran cambio… todos e incluso su persona lo recordaban por un hecho que dio paso a todo: a los trece años el medía justamente un metro con cuarenta y nueve centímetros; ahora gozaba –solo cuatro años después- de unos prominentes dos metros con tres centímetros. Cosas de la vida.

Tragó entero en plena pista al recordar aquello, las largas jornadas de etiqueta, música, danza y otras tantas cosas para crear a un “niño refinado, actual y respetable heredero”, cosa a la que también habían sido sometidas –si bien en menor medida- sus hermanas pequeñas.

En plena pista no había demasiados tapujos, él no era el mejor bailarín del mundo en estilos callejeros, pero tampoco era malo ni nada de eso, solo lo normal… claro, alguna salsa, mambo o tango y lo tenían enganchado. Así había conquistado por intereses antes.

Soltó una pequeña risilla al escuchar las palabras de su compañera y le miró aún siendo levemente presionado por la multitud que bailaba como si no hubiera mañana a los lados. Para ellos no habría mañana, para el pelinegro resultaba bastante claro que esos que bebían sin control con sus parejas terminarían no recordando como terminaron donde seguramente lo harían.

Es una fiesta, se supone que vienes a divertirte—, dijo.

La canción acabo y se comenzó a escuchar algo de electro pop más rápido y, al centro de la pista, pudo verse a una chica que bailaba con desenfreno, casi parecía que le hubieran dado alguna droga. Sorpresa… no era otra que Megan.

Su mirar azulino se cruzó con los ojos rosas de ella y notó la molestia aparecer en esa cara, solo por eso sus brazos tomaron la cintura de la albina dando una pequeña vuelta y atrayéndola a su cuerpo, no tenía ánimos de ofender ni nada, pero ella era quien lo había dejado para irse con ese tipo con quien ahora movía las caderas.

Tampoco es que quisiera venir con ella al principio ni nada parecido, solo era una cosa de palabra. Eso y la apretada agenda que se había ganado para las próximas cuatro semanas.

Gui, ¿quieres comer algo?—, le preguntó a la dama.

Al llegar había visto una extensión de botanas y bocadillos para los invitados. Eso era genial. No se podía vivir de alcohol, baile y fiesta toda una noche.



avatar
Edad :
19

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Yoru ni... {Orion}

Mensaje por Invitado el Miér Feb 26, 2014 3:04 pm

Asintió sobre el comentario de Shi, indicando que las fiestas eran para divertirse. Pero... Había algunos que se lo tomaban demasiado al pie de la letra. Orion no sabía hace cuánto tiempo más o menos había comenzado la fiesta, cosas como estas se volvían animadas en muy poco tiempo, pero ya se podía apreciar a varios chicos y chicas que por la gran cantidad de alcohol que tomaron, seguramente no recordarían lo que sucedió al día siguiente.
 
La canción había terminado, y tomo su lugar otra más animada. Se le hacía conocida, quizás ya la había escuchado antes, pero en cuanto a música de ese género, no tenía ni una idea básica.Vió como a su alrededor varias personas se alborotaron, comenzando a bailar más rápidamente. Entre ellos, una chica se destacaba, al menos para Orion. Sus movimientos eran bastante ¨movidos¨, por así decirlo. Se dio cuenta de que los miraba fijamente, pero más específicamente a Shi. No se veía para nada contenta.- Nos esta mirando como si la conocie–. - No pudo terminar hablar, por la repentina acción de Shi, no parecía querer lidiar con ella, no ahora al menos. Y por parte de la chica, tampoco se notaba demasiada simpatía, especialmente por la albina.
 
Aceptó la oferta de Shi, y al acercarse a la mesa de bocadillos no pudo evitar quedarse algo sorprendida.- Son bastantes para los que había imaginado.- Es que si, en muchas fiestas uno raramente podría encontrar siquiera algo para comer, las bebidas ocupaban en su mayoría todo el ¨menú¨, e incluso si había bocadillos, estos no eran demasiado apetecibles o no había demasiados. Tomo uno, el que estaba más cerca de ella. Antes de probarlo, miró a Shi.- Esa chica.. ¿No es una conocida tuya?.- Orion nunca la había visto antes, y aunque se podían notar varias miradas que numerosas chicas le mandaban a Shi, la de esta chica abarcaba más la molestia que el coqueteo.- Se veía molesta por alguna razón..- Dijo pensativa.
 
Recordó a la rubia de hace un rato, Kate.. si mal no recordaba. ¿Qué habría sido de ella?, cuando Shi llego a la albina, aquella muchacha parecía venir tras de él, como si lo persiguiera. Y Shi no había estado muy contento con aquello, pidiéndole a Orion que le ayudara. Se pregunto si aun estaría dando vueltas por ahí, quizás seguía buscando al chico, o había desviado su atención a otro
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: Yoru ni... {Orion}

Mensaje por Shi L'Jon el Lun Mar 03, 2014 6:31 pm

A veces existían cosas buenas en el mundo de una persona amante de la buena vida, en efecto, pero después de ellas solo vendrían momento tétricos, o al menos así era como el pelinegro se lo había planteado. Por ejemplo, él, un varón cuya edad no compensaba en altura, tenía la desdicha de ser visto por las mujeres como esa pelirrosa lo había hecho cada cinco minutos; no podría decir que no le gustaba, pero en él fondo su certeza llegaba a saber que no era realmente ese tipo de personas.

A veces había que enmascararse, y ese tal vez había sido un periodo largo. Su máscara que jamás caía, solo cuando era absolutamente necesario.

Se replanteó todo al interrumpir a la damita de cabellos blancos y expresión tranquila. Miró en la mesa los bocadillos y exhaló con suma pesadez, ¿para qué rayos había sugerido venir a un lugar del que no podría tomar ni el agua, primero porque no había de esa, solo un agua más… alcoholizada?

Por un momento miró a Gui, sin ninguna clase de remordimientos.

La conozco—, aceptó apoyando su peso en la pared que estaba al lado de la mesa, —su padre es un conocido de mi familia—, aceptó sin decir mucho más, rascando su cabeza con detalle por todo aquello, —y… vine con ella hoy, pero solo porque se lo prometí hace tiempo—, admitió sin una pizca de nada, —la cosa es que ella me dejó para ir a mover el bote a otra parte—, alzó los hombros como si nada y soltó un respingo sonriente, —así que no tiene sentido preocuparse por eso—, sonrió de forma genuina, como pocas reales veces lo hacía.


Se dejó llevar un segundo por el pequeño dolor que le abordó la cabeza, la cosa es que ahora cada décima de su cuerpo le pedía un lugar silencioso donde pudiera distraerse e el silencio de sus pensamientos, mas tampoco quería irse a su cuarto, sería la misma historia. Este lugar eran tan o más famoso por sus fiestas que por su educación.

Oye Gui, ¿esta es la primera vez que vienes a una fiesta de la facultad?—, le preguntó a la damita de cabellos blancos como si nada, jugando con el anillo en su dedo y detallándolo por un segundo, —no es que yo venga a todas, pero no te había visto antes—, se sonrió de medio lado, tal vez hasta con un poco de picardía.

Exhaló con la paz propia de un torpe romántico y se removió algo aún con su cuerpo pegado en la pared, subió la mano derecha mientras con la izquierda aún jugaba con el anillo y movió sus cabellos de forma lenta, solo para que estos volvieran a quedar en la misma posición, pero, de alguna manera, esto producía sensaciones que relajaban de a poco su perdida y dolorida a medias cabeza.

Sin embargo, siguió haciendo todo eso mientras fijaba sus orbes de azul cobalto enmudecidas por las luces de la disco en el rostro más pálido y bajito de la muchacha con quien mantenía una clase rara de conversación.

Al menos ella hoy no creía que él era un fantasma o eso pensaba el mismo Shi hasta ahora.



avatar
Edad :
19

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Yoru ni... {Orion}

Mensaje por Invitado el Mar Mar 11, 2014 5:32 pm

Así que no era una simple idea de ella, Shi ciertamente la conocía, a aquella muchacha que bailaba como si luego no pudiera hacerlo más. El muchacho le explicaba brevemente cual era la relación que tenia con esa chica, mientras apoyaba su peso en una pared al lado de la mesa. La albina, por su parte, se encontraba frente a él. Mientras miraba de vez en cuando a la pelirrosa de larga cabellera. – Ehh.. Dices que ella te dejo para irse, pero se ve como si estuviera molesta con ella.- Le contestó. Aunque luego dejo de hacerlo, su mirada se posaba sobre ella, para mirarla detalladamente. La ropa que llevaba era bastante reveladora, además de que sus movimientos tampoco eran demasiado serenos. Bueno, era una fiesta, no se puede esperar a la gente calmada o algo así, pero había algunos que.. se dejaban llevar demasiado.

Volvió a mirarlo cuando Shi le pregunto si venia seguido a las fiestas.- Bueno.. – Su rostro adopto un gesto pensativo. Le gustaban las fiestas, aunque no llegaba a extremos como muchos otros. Sin embargo, no eran demasiadas las veces en las que iba a una. Más de la mitad de las veces, había sido arrastrada por alguien, como había sucedido hace no mucho.- Diría que no, eh estado en otras antes pero… no diría muchas, aunque no se con exactitud cuantas. –Seguía pensando, hasta que algo de lo que había dicho el muchacho le llamó la atención.- Dices que no vienes a muchas pero… -Hizo una pausa antes de seguir hablando.- Te ves totalmente como alguien que si asiste regularmente.- Pensaba eso sinceramente. El chico ciertamente se veía de esa manera para ella, aunque hasta ahora, había demostrado ser tranquilo, comparado a los que los rodeaban.

Se pregunto que hora era, ¿Cuánto había pasado ya desde que estaba en ese lugar?. No tenía un reloj, y había dejado su celular en su dormitorio, probablemente. No le preocupaba demasiado el tiempo, había pasado ya antes aquello de perderse e ignorar que el tiempo seguía su curso normalmente. Aunque mirara a su alrededor, no parecía haber nada que podría darle un indicio de eso. Las luces eran bastante brillantes, y chocaban constantemente con sus ojos, evitando darle una buena oportunidad de buscar un reloj o algo por el estilo.Y luego recordó a Sacchan. ¿Dónde estaría ahora?, de alguna forma no le sorprendía mucho la idea de que estuviera ebria gritando incoherencias a todo lo que su pulmón daba. Oh, encontrarse con ella no seria demasiado agradable.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: Yoru ni... {Orion}

Mensaje por Shi L'Jon el Vie Mar 21, 2014 7:53 pm

A veces divagar se convertía en una cosa necesaria y, para él, un tipo que amaba y se afanaba en observar todo, detallar y constatar, aquello podría resumirse en algo tan absurdo como el mismo hecho de prestar atención a tantas cosas al mismo tiempo. A esa chica que le miraba desde el otro lado de la sala, a esta muchacha de cabellos blancos que hablaba apenas considerando un par de cosas que tenían completo sentido, y a él mismo, un obstinado varón que estaba siendo reflejado en alguien tan igual a su figura como de alucinación tenía.

Llevó el dedo pulgar a su boca y mordió la una de su mano izquierda, sintiendo la comodidad al instante, pero sin dejar de prestar su atención completa a ese trío de detalles.

Pero así era él; alguien que debía ser de esa forma, sentirse de esa forma y actuar de muchas formas, tantas como se requirieran o fuesen necesarias al momento, ¡pero claro!, no podía decir cosas como “este no soy yo”, para nada; ahora que estaba con Gui tenía claro que era ese tipo de chico que amaba bromear, pero, más que todo también tenía una personalidad un tanto más… confusa.

Bajó la mano, solo para cruzarla con la otra, aún estando recostado en la pared.

Um… no, para nada—, se limitó a contestar, cualquier hombre se sentiría mal por ser abandonado en una fiesta, pero ese no era su caso, —realmente yo no quería venir a este lugar, debería estar durmiendo, pero… a veces hay cosas que deben hacerse así no queramos—, sonrió de forma delicada.

Por su puesto, habían de esas y muchas más.

Cerró sus parpados solo por un segundo mientras la dama albina hablaba, entre la música aún se jactaba de poder escuchar su voz, esta vez un tanto más… curiosa.

Bueno, las personas solían decir mucho de otras personas solo con mirarles y sí, el que Gui pensara de esa manera no se alejaba para nada de lo que otros podían pensar al mirarle, al calificar sus gestos, sus expresiones y su manera de actuar con todas las personas que le rodeaban, pero, ese era el principal problema, todos se quedaban allí y, al menos en este mundo, existían muy pocas, contadas, personas que se habían dedicado, al menos por uno o dos minutos, a ver más lejos que la tapa de su peculiar libro.

Bueno… la realidad es que hay fiestas buenas y malas—, sonrió, pensando en un par de asuntos, —así como hay gente parecida a mí en otras partes… que viene por una razón lejana a lo que otros creen—, completó, tal vez sin mucho sentido, aquella frase.

Se desperezó un poco desdoblando los brazos y despegándose por un segundo de la pared para remover sus cabellos y acomodar su ropa. Dio un paso y luego otro, para terminar detrás de la muchacha albina.

Por ejemplo, esta noche, a pesar de que solo quiero dormir… estoy aquí, por una razón en particular que no comparto, pero que respeto—, exhaló, abrazando ligeramente a la muchacha de la cintura.

Gui le caía realmente bien, no en el sentido… de querer jugar con ella, ni siquiera con ese enfoque, pero sentía que allí podría ser tranquilamente él.

Así que… creo que asisto a muchas fiestas, cumplo con mi compromiso de estar con el, la o los que me invitaron solo un rato, y regreso a mi cuarto—, alzó sus hombros, como si aquello no fuera importante, —pero no “voy a muchas fiestas” en el sentido del gusto, así que… soy un inadaptado social que usa un feo juego de palabras para confundir a una linda chica que acaba de decir que tengo pinta de fiestero—, de nuevo, de manera delicada, dejó caer su mentón sobre la coronilla platinada de la damita.

Así era, por un momento, solo por un instante, se sintió algo frustrado por la manera en la que Gui le calificó, pero… también comprendía que ella no ideas tenía de quién era él, entonces, ¿era justo molestarse con esta dama por algo así?, no, para nada.

Sonrió y se quedó allí solo un segundo, era algo desvergonzado de su parte y lo sabía, pero, entre el alboroto y sus pensamientos la cabeza no paraba de aumentar su malestar, esa punzada se iba haciendo cada vez más y más pronunciada, casi como si le dijera que realmente no debía estar allí ahora, no en su estado actual.

Que cruel, el mundo era realmente cruel cuando comenzabas a divertirte.


{OFF: Si el juego de palabras se tornó liado, avísame y con gusto lo aclaro}



avatar
Edad :
19

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Yoru ni... {Orion}

Mensaje por Invitado el Miér Mayo 07, 2014 7:45 pm

Orion simplemente le escuchaba, no le parecía molesto el ruido de la música en el fondo o los gritos de chicos y chicas a su alrededor, que lo hacían por la emoción y quizás, por unos tragos de más. Shi le había, más o menos, respondido a sus preguntas. El muchacho sin duda tenía su manera de expresarse, con juegos de palabras y demás, y como la albina no se había encontrado con alguien como él antes, estos simplemente pasaban algo desapercibidos. Ella más o menos pensaba que seguramente, se refería a algo más, pero… simplemente, no lograba entenderlos del todo. Para ella, aquello no afectaba la conversación. Orion simplemente solto una pequeña risa.- Shi, eres raro. –Le contesto sin decir más, como si ella fuera la persona más normal del lugar.
 
Orion podía ser bastante observadora como ser totalmente distraída, como ahora, que no notaba las miradas que el chico tenía dirigidas a él, y este, no se mostraba molesto ni nada por el estilo, quizás, hasta podía ignorarlas o sentirse alagado. Y la albina seguía enfocada en él, disfrutaba de hablarle, por más que cualquiera consideraría que no eran cosas muy interesantes o simplemente estaba perdiendo el tiempo. ¿Pero no era esa una fiesta?, no es como si pudieras hacer cosas realmente productivas, al menos no desde ciertos puntos de vista. Se preguntaba si de verdad estaba bien que siguieran ahí, a ella no le molestaban las luces, el humo, y como una que otra chica pareciera querer devorar al muchacho, pero Shi había mencionado estar cansado, y que habría preferido descansar a venir a la fiesta. Aquel pensamiento creció, cuando Shi apoyo su mentón sobre la coronilla de Orion.- ¿Estas cansado?. –Lo dijo sin subir demasiado su voz, ya que por la cercanía, pensó que él la podría escuchar sin problemas.
 
Y, como si a pesar de la cantidad de personas que estaban reunidas ahí no hubiera podido haberla desviado de su camino o el alcohol hacerla pensar que se estaba confundiendo de personas, aquella rubia que había arrastrado a la albina a aquel lugar, apareció. Claro que ya, no estaba sobria, si no todo lo contrario. Se notaba por la manera en la que caminaba, de un lado al otro, como si estuviera mareada. Su rostro estaba sonrojado a causa del liquido que había consumido en grandes cantidades. Se acerco a ambos, y sin pensar en que estaba haciendo, hablo.- ¡Heeeeeeey~!, ¡O-ri-on-chaan~!.-Agito su mano de un lado al otro, como si ambos, Orion y Shi, no pudieran verla. Sin duda llamaba la atención, y mucho. Se acerco más aun, y al ver en la manera en la que estaban, tironeo a la albina, para abrazarla por detrás y separarla del chico. Orion simplemente volteo a verla a la cara, y casi tropieza, Sacchan no estaba en sus cabales como para mantener el equilibrio.- ¡Ah, Sacchan-senpai!. –Por unos segundos se cayo, y luego volvió a hablar.- Apestas a alcohol. –Dijo girando su cabeza hacia otro lado, tratando de que aquel olor desapareciera mágicamente. Pero la rubia simplemente ignoro esto, y miro fijamente a Shi.- Hey tu. ¿Qué creshh que stass haciendo con mi linda Kouhai?. –Y como si aun no fuera suficiente, su forma de hablar, también denotaba su estado.
 
-¿Eh?, ¿A que te refieres?, ¿Qué estaba haciendo?. –Pregunto la albina, olvidando por un momento el ¨aroma¨ que desprendía la rubia. Esta última, la abrazo más fuerte, pegando su mejilla con la cabeza de la albina.- ¡Pero si eresh todo un encanto!, ¡Adooooro esa parte de ti, mi adoraaaable y tiiieerna chiquilla!. –La rubia se detuvo, mirando fijamente a Shi, como si estuviera enojado con él.- ¡No te dehare que hagas lo que quieras!, ¡Ella es mía mía mía~!. –Volvio a abrazar fuertemente a Orion, como si de una muñeca o un peluche se tratase.- Sacchan-senpai, m-me esta abrazando d-demasiado fuerte. -No sono como una queja, pero aun asi, si no se la detenía, aquella rubia demasiado animada era capaz de seguir haciendolo por un largo tiempo.- Es queeeee... .- Le contestó, mientras la albina giraba la cabeza, y ambas miradas se encontraban.- ¡Eres tan liiiiinda, y tiernaaaa~!. -Sonaba como una excusa, mas claro que no lo era, no era para nada valida. Pero le daba igual, no estaba en sus mejores condiciones para pensar en algo mejor, y tampoco haria el intento, para ella ya era suficiente.

Spoiler:
LOL, no hay problema, si entendi el juego de palabras, aunque me tuvo un rato pensando(? xD. Como habiamos medio acordado(? hice que apareciera Sacchan, y espero que la forma en la que habla se note que esta borracha, no se me ocurria mejor manera de hacerlo xD. Si quieres, puedes hacer que aparezca alguien más, eso lo dejo a tu eleccion.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: Yoru ni... {Orion}

Mensaje por Shi L'Jon el Vie Mayo 16, 2014 10:22 am

Sin dudas estaba un poco ido de todo aquel ambiente, cosa que no era demasiado común para alguien como su persona, pero, justo ahora, estaba realmente agradecido de haberse encontrado a Gui en el lugar, sino todo esto sería más complicado y hubiera tenido que fingir más y más con tipos borrachos y mujeres bebidas que le manoseaban el cuerpo diciendo obscenidades sobre como les gustaría estar con él, sí, desafortunadamente escuchaba mucho de eso solo por ser alto y tener buen cuerpo, bien, él sabía que tenía eso y más, pero no era el punto, no cuando comenzaba a sentirse cada vez peor.

Gracias—, soltó tras ese raro comentario de la muchacha y se quedó allí, teniendo cuidado de no apoyarse demasiado para no causar malestares en la dama ajena.

Se sentía observado, más bien destrozado, por una mirada que no correspondía con la de la albina, para nada, era esa mujer de cabellera rosa y ojos azules bastante claros que le detallaba de lejos, como queriendo venir a despegarle de aquella calmada posición en la que estaba justo ahora, reposando algo, bufó por lo bajo y decidió entonces poner su completa atención en las palabras de Gui, ella tenía muchas cosas interesantes para decir, y en esa pregunta que le hizo, una completa afirmación.

Lo estoy—, afirmó como contestación —creo que hoy no soy un buen compañero de fiesta para ti—, razonó, sí, estaba plantando cara ante eso de irse a dar un baño y a dormir.

Pero, aún cuando no podía deshacerse del mirar de Megan, lo que más curiosidad le causó fue ver a esa rubia que andaba antes con Orión tambalearse y saludar de lejos, vaya, si que estaba borracha esa mujer, la última vez que le vio debió ser así, claro, si es que pudiera recordar algo como eso. Bufó por lo bajo y fue separado repentinamente de la muchacha de cabellos blancos, a lo que miró a la otra con duda, era una mujer ebria, no era mucho lo que alguien como él podría hacer.

Solo la abrazo, eso no es un pecado, ¿o sí?—, le preguntó sin mostrar casi ninguna emoción, más con una normalidad tremenda que otra cosa.

Se sintió algo ofendido por esa fija mirada, no era como si con abrazarla ya quisiera llevársela a la cama, ¿no?, pero esa rubia no estaba en sus cabales y debía considerarlo, tal vez por eso ni siquiera se limitó a la hora de reír y exhaló poco pesado, notando ciertos asuntos entre asfixia, dio un paso hacia adelante y después unos cuantos más, para tomar a la rubia y, luego de un esfuerzo, separarla de la albina.

Vamos señorita, no la deja respirar—, le dijo, dejándose ser abrazado por una mujer tambaleante y borracha, ciertamente ella destilaba alcohol por todas partes, ¿Cuánto habría bebido para ponerse en ese estado?, —¿Siempre es así cuando bebe?—, esta vez, intentando mantener a raya a la mujer, le preguntó a Gui, no le extrañaba que tuviera que hacer de compañía para llevar a esta dama a su cuarto, o quizás primero al baño, buscar un balde, seguramente cuando despertase al día siguiente no recordaría nada de nada.

Que felicidad.

OFF:
Bueno, para Megan aguardaré un poquito, divirtámonos con Sachann borracha (?)



avatar
Edad :
19

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Yoru ni... {Orion}

Mensaje por Invitado el Sáb Mayo 17, 2014 3:06 pm

Sin duda alguna, Shi era una persona bastante peculiar. La forma en la que hablaba y se comportaba con Orion, hacia que la albina se preguntase más aun, que clase de persona era verdaderamente. Porque la chica había hablando con mucha gente antes que con él, y ninguna le daba ese aire que el muchacho tenía a su alrededor, y las respuestas que este le dirigía, eran aun más poco habituales. Como el que le haya dado las gracias al comentario de la albina. Orion no pensaba que decirle raro a alguien era malo, pero muchas personas si, incluso la miraban como si los hubiera ofendido o insultado de alguna manera. Y esto solo dejaba a la chica más confundida. Simplemente quedo callada ante aquello, puesta que no sabía que decirle.
Shi siguió hablando, y ciertamente, no se lo veía con muchas energías. No las que se suponía al menos, que tendría al estar en una fiesta como esa.– No te preocupes. –Orion se imaginaba de que manera seria Shi en una fiesta, al estar con más energías. ¿Sería tan ¨fiestero¨ como las personas que tenían ahora a su alrededor?, ¿O estaría un poco más tranquilo?. La única forma de saberlo era esperar a tener la oportunidad para verlo.– No tienes que disculparte, además.. –Recordó como había llegado a ese lugar.– Además no es como si hubiera venido para hacer lo mismo que los demás.
Y ciertamente, la tranquilidad que sentía era algo bastante extraño. Cualquiera se preguntaría como podían sentirse de esa manera, y mucho más en un lugar como eso. Donde la música apenas podía dejar que escuches que alguien te hablaba. Pero esa sensación comenzaba a perderse, y más por la llegada de Sacchan.
La forma en la que aquella muchacha había llegado, podía haber sido peor, pero de la manera en la que lo hizo, tampoco mejoraba demasiado al situación. Shi le contesto demasiado tranquilo, para la sorpresa de Orion. Esta, se preguntaba si quizás, estaba molesto por la presencia de la rubia, más que nada, porque le había dicho que se sentía cansado. Y Sacchan parecía no haberse dado cuenta de esto, aun si lo hiciera, Orion dudaba si cambiaria de actitud. Por cómo era ella borracha, puede que hasta intente molestarlo más. – Sacchan, no creo que haya problema con ello, ¿No?. –Aunque se la escuchaba claramente, Orion resistía como podía parte del peso de la rubia, que parecía que se iba a caer en cualquier momento.
Pero Shi no dejo que eso pasara, ya que se acerco para ayudar a la albina.– Gracias. –Le sonrió agradecida. Orion no creía haber podido escapar de aquello por si misma.– Bueno.. Siempre tiene mucha energía. Pero… pero si, cuando se emborracha puede llegar a hacer cosas… un poco más.. –No sabía cómo terminar de decir la frase, como explicarle que de por sí, la rubia tenía mucha energía, era gritona y le importaba un cuerno los demás, la mayoría de las veces. Borracha, aquello llegaba a multiplicarse.
Y Sacchan, que veía aquella escena, entrecerró un poco más los ojos, mientras se les acercaba un poco más.- ¡No estaba dejando sin respiraaar!. –Respondió como haciendo un puchero. Para la rubia, que ahora mismo no estaba en sus mejores condiciones.– Ademassh, me está ayudando, ¿Cierto, O-rii-on-chaan~?. –Cada vez era más y más evidente su estado de borracha. Orion sabia, según sus otros compañeros, que una de las pocas formas de calmarla, era desviarle la atención a otro lado o simplemente esperar a que cayera rendida por el sueño y el alcohol. Al caminar hacia ellos, se tropezó un poco y empujo a otro chico que estaba a su costado. Ese, se dio vuelta molesto, sin duda también estaba algo borracho.- ¡¿AHHH?!, ¡¿Tienes algún problemaaaa?!. –Sacchan era de las personas que no era fácil intimidarlas, aun cuando el chico la miraba de mala manera, esta decía con la mirada, que no le importaría comenzar una pelea ahí mismo.
- Ahh, no pelees, no pelees, Sacchan-senpai. –Intentaba detenerla, y aun cuando cualquiera pensara que la albina, por su tamaño no podía hacer mucho, la rubia la miro y volvió a su ¨feliz y despreocupado¨ carácter de hace unos segundos atrás.- ¡No iba a hacer nada~!. –Una sonrisa inocente, o intento de esta, se dibujo en su rostro. Y su voz, parecía ser más dulce también.

Spoiler:
Ok Very Happy. Una cosa más, si quieres manejar a Sacchan tambien, podes hacerlo, a mi no me molesta ni nada 8D. Por ahi se te ocurre que haga algo más como ella(? xD.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: Yoru ni... {Orion}

Mensaje por Shi L'Jon el Dom Mayo 25, 2014 1:09 pm

Poco a poco parecía comenzar a discernir algo, era extraño, esta chica, Sachann, a parte de tener un nombre extraño, y de resultarle malditamente conocida, estaba tan ebria que daba algo de que hablar, no, para nada, ella estaba dando bastante de que hablar cuando decidió plantarle cara a otro medio embriagado tipo que andaba por la fiesta. Claro, él no estaba en contra de que las mujeres fueran fuertes, poderosas, amaba que una mujer fuera así, sin embargo, no era como si ahora desease algo como esto.

Miró al frente de forma despreocupada, tal vez hasta sarcástica, notando como una chica de cabellera rosada se besuqueaba con otro hombre, pero, al mismo tiempo, le veía. Ah… esto si era caer entre perras perladas para é. Shi chascó con la lengua y simplemente dio algunos pasos para tomar a la muchacha albina y atraerla a su cuerpo como si de la nada se tratase.

Señorita… ¿no cree que es momento de que vuelva a su habitación?—, le preguntó a la rubia con una caballerosidad solo suya y enmarcó una sonrisa.

Tampoco era que él quisiera que se armase un espectáculo burdo, para nada, solo necesitaba relajarse un poco y prepararse para ir a dormir, pero estaba más que seguro que las cosas no le saldrían para nada como él esperaba. Sin esperar a que la dama contestase o algo, decidió tomar la mano de la albina y comenzó a caminar a una parte más tranquila, donde realmente no había nadie, pero se vio siendo seguido por una tambaleante y muy borracha mujer.

¿Qué clase de ejemplos estaba dando esta “dama” a quien aseguraba era su kohai?, bueno, si Gui seguía ejemplos iba a terminar así. Sí, una muy mala concepción de la vaga ley senpai-kohai.

Es muuuy temprano…—, escuchó detrás de él al detenerse en el pequeño descanso, era como una sala cuadrada donde se guardaban varias cosas, pero estaba lejos de ese ajetreo, la música y el aroma a cigarro.

Inhaló y exhaló como la nada sentándose en un pequeño sofá que estaba allí. El varón estaba algo cansado, pero necesitaba calmarse antes de si quiera pensar en llegar a su habitación, y sí, esa punzada seguía allí.

Gui… al menos aquí ella no se meterá en problemas—, sonrió, pero, al momento de cerrar sus ojos, escuchó varios pasos que le hartaron la paciencia.

Y allí estaba, una muchacha de pelos rosas, apariencia dejada, demasiado desvestida para su gusto, y con unos ojos que, si pudieran, le matarían sin dudarlo. Luego rodó sus ojos a los lados, como sintiéndose exasperada por estar allí y el varón pudo notar el desprecio enorme hacia Gui e incluso hacía Sac- ¿cómo era que se llamaba?, bueno, esa rubia.

¿Qué estás haciendo aquí?—, le preguntó sin rodeos, no era así de simple.

¿Cómo se te ocurre preguntar eso Shi?—, fue cuestionado en voz alta y con desprecio, —se supone que viniste aquí conmigo, no con estas idiotas rastreras—, le fue dicho y él, como si nada arqueó una ceja.

Exhaló y negó, llevó su cabeza atrás y cerró sus ojos, intentando relajarse, arrugó el entrecejo cuando sintió la punzada centrarse en su frente, casi como si pudiera tocarla al simple primer intento.

Solo lárgate a seguir besando a tu hombre—, escupió ya bastante molesto y se quedó allí.

No necesitaba escuchar a idiotas como ella.


{OFF: Lo mismo digo con Megan =D}



avatar
Edad :
19

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Yoru ni... {Orion}

Mensaje por Invitado el Mar Mayo 27, 2014 6:17 pm

Y Sacchan simplemente seguía siendo como lo era ella. Gritaba, revoleaba sus manos en el aire, mandaba miradas asesinas a cualquiera que según ella, la estaba viendo mal. Orion solo tenía una sonrisa en el rostro, pero esta era algo nerviosa. Ella sola simplemente no podía contenerla, y la rubia parecía olvidarse de lo que le decían segundos después de quejarse. Había escuchado los escándalos que su senpai había armado alguna vez, y temía que esta fiesta fuera a agregarse a la lista. Porque aunque fuera escandalosa, incorregible, borracha agresiva, la albina la seguía mirando con los mismos ojos. Y no importaba que Sacchan se encontrara con personas conocidas, les daba el mismo trato a casi todos. O era demasiado amigable y cariñosa, o los miraba sospechando de ellos y con algo de enojo. El segundo, era el caso de Shi.
Podría ser que se hayan encontrado anteriormente, el muchacho no daba indicios de esto, pero quien sabe. La rubia se paseaba de fiesta en fiesta, ignorando que algunas fueran exclusivas para chicos de ¨X¨ fraternidad. Fuese cual fuese, la albina no lograba entender que sucedia entre esos dos, porque una de las explicaciones era que quizás lo estaba confundiendo con alguien más. Si… eso no sería de sorprender viniendo de Sacchan.
Shi agarro a Orion para traerla a su lado, más que nada para alejarla de la rubia. Esta, chasqueo la lengua, murmurando algo que parecía ser inentendible– Moleshhto… Idiiootaaa moleshto… –Lo miro, aun desafiante. Ella estaba dispuesta a comenzar a gritar, aun más que antes, y llamar la atención. Solo le importaba lograr lo que ella quería.– Me iré cuando quiera irmeeee, ¡Y eso será hasta después de que salga el sooool!, ¡SIII! –Levantó uno de los tantos vasos que rondaban por el lugar, y bebió el contenido sin dudarlo. Quien sabe que habría ahí. Dejo salir una gran bocanada de aire, mostrándose en la misma posición que antes. Nada había cambiado.
Orion estaba a punto de decirle algo, pero sin que pudiera hacer nada, Shi se la llevo lejos de ahí. La rubia los miro, pero para cuando decidiera seguirlos, si es que se le ocurría, sería demasiado tarde. Había demasiadas personas como para poder seguirle el rastro tranquilamente a alguien más.– ¡HEEEEY!, ¡No te la lleves!. –Comenzó a caminar, tropezando con la gente en el camino. Su mala coordinación la llevo a tropezarse con un muchacho, este aun estaba sobrio y se disculpo, pero Sacchan no reacciono de la misma manera.– ¡¿CUÁL ES TU PROBLE– Dejo de hablar repentinamente para verlo. Y sus mejillas se pusieron coloradas, estaba frente a algún chico que seguramente consideraba bastante apuesto.– No te preocupes. –Dijo de lo más tranquila, mientras le sonreía amablemente. Pero esta volvió a mirar a ambos chicos y se apresuro a seguirlos.
A medida que Shi y la albina avanzaban, la cantidad de personas iba también disminuyendo. Se alejaban del salón principal, si es que así se le podía llamar, donde se concentraban la mayor parte de las personas y alcohol también.– ¿A dónde vamos?. –Preguntó curiosa. Pero se le ocurrió, que tal vez Shi, solo quería alejarse de aquel ambiente. Al menos por un momento. No opuso resistencia, simplemente le seguía por detrás, mientras miraba algunas parejas de chicos y chicas a su alrededor. Oh, ¿Cuántos de ellos estarían arrepintiéndose de sus acciones al día siguiente?. Sacchan se quejaba, diciendo que aun era muy temprano, ella aun tenia energias para seguir un par de horas después, y de eso no se podía dudar.
Los tres terminaron en una habitación cuadrada, donde sorprendentemente se encontraba un sillón. Shi se sento ahí, se veía algo cansado y fastidiado. Orion se puso a su lado, y por último, la rubia, que parecía feliz al apoyarse en la albina.– Caerás dormida en un rato. –Le dijo a su senpai, esta simplemente cerraba los ojos mientras sonreía bobamente.
A pesar de que ya parecía que se habían logrado refugiar de cualquier tipo de problema, una muchacha apareció frente a ellos. Shi la reconoció, y ambos mantuvieron una corta conversación, donde se podía apreciar la poca simpatía que el chico le tenía a ella en el momento.  Aunque a Orion y a Sacchan no les incumbía para nada aquella conversación, cuando la chica se refirió a ellas llamándolas idiotas rastreras, la rubia se levantó de un golpe, acercándose.– ¡¿Pero que te sucede?!, ¡No te pongas así de creída, mocosa!. –Orion se levantó detrás de ella, tirándola hacia atrás del brazo.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: Yoru ni... {Orion}

Mensaje por Shi L'Jon el Lun Jun 09, 2014 4:18 pm

Sintió que algo en su interior gruñía, lo sintió una y otra vez mientras pasaron los segundos y notó a esa chica de cabellos rosas caminar hasta donde él estaba aún cuando la dama borracha quería verle bien lejos, bueno, si él estuviera en las mismas la dejaría hablando sola, como ahora, pero el mundo estaba hecho de billones de cabezas distintas, al menos agradeció el hecho de que Gui le detuviera, era lo mejor ante una persona como Megan.

Esta chica era obstinada, quería todo para ella y lo había demostrado una y otra vez cuando se metía e su cuarto para intentar cualquier cosa, aunque claro, tal vez él había fallado en dejarle entrar, lo de siempre, un hombre y sus impulsos, y su familia diciendo que debe hacer esto y dejarse hacer aquello. Chascó con la lengua aún con la cabeza hasta atrás, le dolía tanto la cabeza como ganas tenía de irse en este momento, pero eso estaría mal, Megan era cosa suya.

¿Mocosa?, a un lado señora ebria, tengo cosas más importantes que tratar que su aliento a alcohol—, escuchó por allí y, solo entonces, los pasos se cernieron sobre él, al frente, o al menos eso entendía su mente.

Pero Shi lo sabía, esa mocosa que se acababa de quejar también tenía sus tragos encima. Abrió los parpados y dejó que sus orbes azules contemplaran a la muchacha por un par de segundos, volvió a chascar con la lengua, aburrido.

Si ese es el caso—, escuchó y notó un peso cernirse sobre su cuerpo, pero, antes de poder articular cualquier cosa, sintió unos labios sobre los suyos, en ese momento espabiló más por dolor que por otra cosa y se levantó, eso sin importarle que ella se tambalearse y que cayera al suelo.

Ah maldición… te traje a esta fiesta por capricho y te fuiste a coquetearle a otro tipo, vete con él, me da igual, pero ya deja de fastidiar Megan—, gruñó, estaba molesto, ¿lo estaba?, para nada, este gruñido y esa mirada gélida no eran para nada por eso, ni en sueños, ¿dolorido?, eso sí.

Si hubiera estado molesto no creía que esa chica siguiera aquí.

Comenzó a caminar un poco por detrás del mueble y observó su reloj, luego miró a la rubia y a la albina y una ocurrencia le recorrió la mente, a fin de cuentas no había demasiado que hacer con ciertas cosas. Caminó hasta donde estaba ellas y, de improviso, tomó por los muslos a la que estaba ebria, llevándola hasta atrás dejando caer su peso sobre la parte izquierda de su cuerpo y, sin importar los gimoteos y las ansias de escapar, comenzó a caminar.

Gui, ven, es hora de salir de aquí—, pronunció recto y sin esperar respuestas siguió su camino.


{OFF: Creo que ya deberíamos ir cerrando las capas =D}



avatar
Edad :
19

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Yoru ni... {Orion}

Mensaje por Invitado el Miér Jun 11, 2014 4:48 pm

Porque a pesar de que estaban lejos del ¨salón principal¨ donde la fiesta seguía su curso, Orion aun podía escuchar la música retumbar en sus oídos. El ritmo aun lo tenía pegado, y si no estuviera en una situación como la que estaba pasando, probablemente volvería y seguiría ahí un rato. Pero ahora mismo, simplemente no podía si quiera pensar en aquello. Tenía que evitar que su tan, de alguna manera, increíble senpai comenzara a lanzar patadas y todo tipo de golpes ante aquella chica de cabellera particular. La albina aun seguía tratando de hacer que la rubia retrocediera algunos pasos, pero esta estaba parada firme y desafiante.– ¿Ebriaaa?, ¡Ebria estas tu!, ¡Y no te atrevas a hablar de mi aliento, que tú en general no estás mejor!. –Poco a poco Orion sentía como Sacchan comenzaba a sentirse preparada para dejar de lado cualquier resto de sentido común y autocontrol. Y aunque sabía que ella sola no podría contenerla, aun así lo intentaba.
En medio de aquello, la pelirrosa fue directamente hacia Shi, él cual se veía con pocos ánimos de seguir aguantando todo eso. Y sin previo aviso beso al muchacho. Tanto Orion como Sacchan quedaron sorprendidas, ciertamente no esperaban aquello, y menos aun, la reacción que tuvo Shi a continuación. La chica que le había dado un beso callo hacia el suelo. Fue la rubia quien reacciono primero, separándose de la albina y acercándose a la ¨conocida¨ de Shi.– ¡Hahahahaha!, Fuiste rechazada~. – Canturreo burlándose de ella, o intentándolo.– creo... Probablemente… –Murmuro poco después. Su estado le hacía que no interpretara demasiado bien las cosas, pero a esta altura, comenzaba a dejar de importarle todo.– Sacchan-senpai, no creo que debería de llamarla así. –Intento decirle, pero la rubia hacia oídos sordos.
De un momento a otro, Shi agarro a Sacchan, para llevársela a cuestas de ahí. Orion los siguió por detrás, mirando de reojo a la chica que quedaba detrás. Esta, tenia la mirada clavada en la espalda del muchacho, pero este ultimo parecía no darle importancia a aquello.– ¿No importa que la dejes ahí?. –La albina se acerco a la rubia, que era cargada por el muchacho. Se veía mareada y cansada, caería dormida en poco tiempo.– No debiste tomar demasiado, ¿Te sientes bien?. –Pregunto, pero la rubia simplemente murmuraba cosas que no se podían entender.– Siento que tengas que hacer eso, y más si viniste con otra chica. –Se dirigió a Shi. Aunque él no había mostrado particular preocupación por dejar a la otra chica detrás, Orion seguía preguntándose si había estado bien hacer aquello. Ella no tenía muchas opciones, y no entendía completamente la situación, sin embargo, seguía sintiendo curiosidad por la relación entre la pelirrosa y Shi, además del porque de las acciones hacia ella del segundo.
No hace falta que la lleves todo el camino, simplemente déjala en la entrada del lugar, yo me hare cargo. –Hablaba tranquilamente.– Además, su dormitorio no queda lejos de aquí, podre ocuparme de ella. –Era probable que de camino a acostar a la rubia, se encontrara con algún conocido de ella, que le brindara una mano. A pesar de que Orion había escuchado muchas historias sobre su senpai, no tenía idea de cómo tratarla luego de que cayera semi-dormida. Supuso que lo descubriría en el camino.

Spoiler:
Ok ok Very Happy, Si quieres, yo lo cierro al tema, en solo un par de posts más creo que estaria bien xD.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: Yoru ni... {Orion}

Mensaje por Shi L'Jon el Vie Jun 20, 2014 2:17 pm

Siguió caminando… era a lo que atinaba poco a poco de pensar, o que le permitía esa cabeza suya tan solo procesar. Exhaló y toqueteó un poco su cabeza, le dolía, desde lo profundo de su cerebro parecía salir una advertencia, un alto para informarle que se estaba pasado, que debía recordar su enfermedad, que estaba allí y jamás le iba a dejar en paz, no, este era un gran ensañamiento en su contra. En contra de la persona que él deseaba ser.

El pelinegro se movía poco a poco, ignorando tal vez de a segundos las palabras de la albina, principalmente porque la añoranza del silencio le estaba siendo completamente esquiva, pero negó, así de sencillo.

Megan no importa—, fue tajante en sus palabras, —no te preocupes por ella—, sentenció.

Sí, estaba un poco molesto fuera de su dolor porque aquella mujer había jugado con su rendimiento, especialmente porque odiaba a las mujeres así, tan chillonas y mandonas que solo se preocupaban por sus apellidos, su chequera y lo mucho que se pudiera hacer en la cama. Mal que bien existían y a él, tal vez por su situación, le había tocado convivir con muchas de esas.

Um… ¿Estas segura?—, le preguntó a la mujer de cabellera blanca algo curioso, —la verdad no tengo ningún problema con llevarla hasta su cuarto, si es de Raven mucho menos… mi dormitorio queda al lado—, armó una ligera mueca de sonrisa.

Llevó su cabello hasta atrás, le pareció que la rubia se había calmado un poco y eso estaba bien, era una tensión menos para su espalda. Rió para sí mismo mirando a un Hei advirtiente siguiendo sus pasos, su presencia sola era una fiel invitación a delirar.

Pero no se detuvo, no existían muchas razones cuando, finalmente, abandonaron la parte baja de las fraternidades únicas de chicas y chicos, ¿cómo viviría allí?, quien sabe, tal vez como él con sus dos chicos de compañeros, era aburrido porque nada podía hacer con ellos, pero ya econtraría su parecer.


{OFF: Bueno, si te parece así, genial, sino... me avisas xD}



avatar
Edad :
19

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Yoru ni... {Orion}

Mensaje por Invitado el Miér Jun 25, 2014 12:49 pm

Era más que obvio que, al menos en este momento, Shi no simpatizaba con aquella chica de cabellos rosados que había dejado atrás. Orion simplemente lo miraba, porque no terminaba de entender el porqué, sin duda, esa muchacha se veía demasiado disgustada, y Shi, le había dado razón es para eso.– Bueno... No se veía demasiado contenta pero... Si tú lo dices. –Ensancho su sonrisa aun más. Aunque hacia poco que conocía al muchacho, le caía bien, y este parecía responder mejor que los demás, a los comportamientos tan... particulares de la albina.
Se preguntaba si ella sola podría cargar a la rubia. Esta ya estaba inconsciente, murmurando cosas incoherentes, que seguramente olvidaría cuando despertara en la tarde del otro día. Porque a estas alturas, ni siquiera iba a estar consciente de como lego a su habitación. Pero eso no era algo nuevo en ella, la mayoría de las veces la rubia se las arreglaba para volver y dormir en su cama, a veces acompañada, otras veces sola.
Bueno, tienes razón, pero aun así… si estas cansado, no tengo problema en hacerlo yo. –Le contesto. Iba caminando a su lado, mientras, miraba a su alrededor. Apenas se veían personas, algunos estaba inconscientes, otros, caminaban intentando no perder el equilibrio, y pocos más, que estaban en una situación parecida a la de ella. Llevaban a cuestas a alguien que ya no tenía fuerzas ni para mantenerse consiente. Miro a la rubia.– Mañana no recordara nada.. o la mayor parte al menos. –Sonrió divertida. Sabía que trataría de hacerles creer a los demás lo contrario, pero sería inútil, en especial a sus compañeros y amigos cercanos, quienes la conocían perfectamente.
Dentro del edificio, también había una o dos personas, todo estaba en silencio, quizás los que habían salido como Sacchan, ya estaban acostados y durmiendo profundamente, o también, seguían fuera, festejando. La fiesta aun no había terminado, y siempre estaban los que luego, cuando lo hacía, se iban por su lado. Conseguían bebidas y continuaban hasta que ya no podían mantenerse despiertos.– Si Sacchan llega a despertarse aquí y comienza a gritar… –Sabia que aquellos que habían decidido quedarse, no la dejarían ir así como así.– Aquí está bien, no hace falta que la cargues más. –Dijo señalando con la mirada el sillón de la sala.– Gracias, siento que tuvieras que traerla en vez de quedarte. -Miro de reojo a la rubia, seguía en el mismo estado.

Spoiler:
Aqui lo dejo D:, Siento haber tardado tanto. En el próximo post que haga lo cierro si asi quieres, no tengo problema :DD


Última edición por Orion Millefiore el Jue Jul 10, 2014 7:08 pm, editado 1 vez
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: Yoru ni... {Orion}

Mensaje por Shi L'Jon el Miér Jul 09, 2014 3:56 pm

Llevaba a la mujer con una suma y aparente calma sobre su hombro, pero, bien sabía por dentro que esa punzada se estaba haciendo más y más fuerte, ¿qué haría ahora?, la verdad no tenía ánimos de darse un ducha y dormir, al menos no solo eso, así que mandaría un mensaje luego de pasar por su cuarto y se dejaría ser, era su costumbre cuando estas cosas sucedían, cuando las pastillas ya no era suficiente y necesitaba sacar la presión y el malestar de alguna manera.

Fue guiado hasta el edificio contiguo al suyo, no era una sorpresa que estuviera tan abandonado. Era tarde y estaba claro que en este campus a muchos le gustaba esto de tener fiestas, y otros simplemente no soportaban tener que quedarse aquí por el resto de sus vidas mortales, los entendía, extrañamente, pero lo hacía.

Al llegar a la sala común del edificio de los de Raven se sintió un poco observado, tal vez por alguien que profesaba aquello del infortunio entre Konosioni y Raven, aunque, para L’Jon, estaba claro que se suponía que eran los suyos quienes no soportaban la libertad de los humanistas. Bien, el mundo estaba más que loco.

Colocó a la rubia en el asiento y escuchó entonces a la dama albina, por lo cual negó y sonrió.

No te preocupes… digamos que solo estaba buscando una excusa para marcharme—, le dijo con una suavidad quizás extraña justo ahora, esa era su señal, resopló y llevó su mano izquierda a un costdo de su cabeza cuando sintió un ligero dolor. Removió sus cabellos y metió la otra mano en su bolsillo, —bueno… creo que es hora de dormir un poco entonces—, miró de nuevo a la mujer eria y bufó muy tenuemente, —cuando despierte dale un analgésico, café, y que se bañe en agua muy fría—, aconsejó.

Sí, eran de esos viejos trucos que le decían sus “amigos de fiesta” cuando se suponía que le llevaban a emborracharse, claro, el pelinegro siempre se marchaba y les dejaba cayéndose solos por molestos.

Dio un paso al frente, hacía la más bajita, y depositó un suave beso en su coronilla, se le estaba haciendo especie de costumbre, luego se echó hasta atrás y saludó con la mano.

Entonces, me retiro—, se despidió girando en media vuelta para comenzar a caminar, —hasta pronto Gui—, sentenció con un paso tan lento como su velocidad al hablar.

Carraspeó y, al salir del dormitorio de los Raven, se encontró con el de su grupo, exhaló y sacó uno de sus móviles, enviaría un mensaje a alguien que conocía, que vivía en el último piso de los dormitorios de su fraternidad, ya después iba a decidir que hacer con su vida.



avatar
Edad :
19

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Yoru ni... {Orion}

Mensaje por Invitado el Vie Jul 11, 2014 11:46 am

¡Si!. –Dijo con un extraño ánimo en su voz, luego de todo lo que había ocurrido aquella noche. Aun tenía energías guardadas, pero seguramente, no saldría de los dormitorios, no esta vez. Miraba de reojo a Sacchan, quien yacía completamente dormida en el sillón. Se reía entre sueños, y cada tanto hablaba, pero era incomprensible lo que quería decir. Por el bien de la rubia, se esperaba que Orion cumpliera aquello que Shi le había dicho.
Ella nunca había cuidado de alguien más, no que lo recordara bien, por lo que era totalmente inexperta. Y el que aquella rubia fuera la primera, no era recomendable, para nada. Pero seguramente, dada la larga experiencia que tenia Sacchan, sería capaz de cuidarse de ella misma. Al menos cuando despertara, y eso sería en varias horas más.
La manera en la que el muchacho se despidió, la dejo algo sorprendida. Ya había hecho aquello antes, sin embargo, como lo había pensando anteriormente la albina, Shi era algo impredecible. No lo conocía totalmente, pero ella aseguraba aquello.– Hasta pronto, Shi. Te cuidado cuando vuelvas. –Se despidió sonriéndole y haciendo un gesto con la mano. Él no tardo de desaparecer del lugar, y aunque había mencionado que estaba cansado, la albina se preguntaba si volvería a su dormitorio. Miró de reojo a la rubia. Comenzaba a babear sobre el sillón, en la mañana, los demás estudiantes se enojarían con ella. Se agacho, intentando cargar a la rubia hasta su habitación, pero era imposible. El peso era demasiado, y la albina terminaría por caerse.– Bueno.. Supongo que estará bien aquí. –Sonrió bastante convencida de aquello.
Se dirigió a su habitación, ignorando que hora era, no tenía ningún interés en saberlo. Estiró ambas manos hacia arriba, para luego, lentamente entrar a la habitación. Ninguno de sus compañeros estaba ahí, pero por alguna razón, temía que cualquier sonido despertara a los demás. Simplemente se quito los zapatos, y se hecho en la cama. No se cambio ni nada como eso, yacía boca abajo, hundiendo su nariz en la almohada. Y a pesar de que minutos antes aun tenia energías, se durmió sin siquiera darse cuenta, de un instante a otro.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: Yoru ni... {Orion}

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.