「WELCOME TO SNA」



Hey Invitado sé bienvenido/a a la SNA, una universidad famosa por su educación, el campus más grande del mundo, y a Alki Strait City, famosa por su gente; por sus parajes y paisajes, pero sobre todo por su imponente presencia. Innumerables cosas, misterios, verdades, pueden sucederse en este lugar, ¿se siente bien?, ¿quieres experimentar el desenfreno de una ciudad que no descansa, de una universidad que es más que eso? Entonces... ¡Deja de observar y entra de una buena vez a este mundo!
Conectarse

Recuperar mi contraseña

「WHO IS ONLINE?」
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 24 el Miér Mayo 27, 2015 7:35 am.
「LAST POST」
Últimos temas
» Mokuyōbi no yoru— priv: Zhao Wang
Ayer a las 5:06 pm por Zhao Wang

» Registro de Identidad
Ayer a las 3:19 pm por Giannluca Sorokina

» Fraternidades & Dormitorios
Ayer a las 3:17 pm por Giannluca Sorokina

» Registro de PB
Ayer a las 3:11 pm por Giannluca Sorokina

» Clubes de la SNA
Ayer a las 3:05 pm por Giannluca Sorokina

» Giannluca Sorokina ¡Llamadme Luca!
Ayer a las 2:01 pm por Shi L'Jon

» SOROKINA♥LILIYA ID
Ayer a las 2:01 pm por Shi L'Jon

» Cappuccino [Priv. Yahiro]
Ayer a las 2:00 pm por Erika Singer

» Yopparai da! (Priv. Shun)
Mar Ago 15, 2017 5:19 pm por Kohaku Koyama

「OUR BOSSES」

THE SNA KING
master

- Profile MP -


MINATO
admin

- Profile MP -

SHI
designer

- Profile MP -


Noragami Roler Psycho-Pass RPG .:Magatsu World:. Surprise City Forbidden Love < a href="http://innocent-malice.foroactivo.com/">INNOCENT MALICE Crear foro The Last Breath RPG
「THANK'S & CREDITS TO:」



Este skin ha sido realizado por Shi {@Shi.2014} para Security Northwest Academy, se prohíbe su reproducción. Los códigos para las descripciones de los foros son propiedad de Niza. La historia y demás puntos base del foro, son propiedad del staff y están inspiradas en lugares de la vida real; las tramas y expedientes de los usuarios son de su propiedad y solo suya.

Agradecemos a #ALF por la ayuda con sus tutoriales; a We♥It, Tumblr, Zerochan, MiniTokyo y otros por las imágenes, las cuales han sido sometidas a edición. Este foro es una obra de ficción y, como tal, no tiene relación más que ligera con hechos de la realidad.

#NO AL PLAGIO, ¡Sé original!

Haustiere {Jasper}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Haustiere {Jasper}

Mensaje por Invitado el Dom Jun 22, 2014 8:40 pm


Haustiere

W: Jasper Huntelaar | P: Centro de Alki Strait | Viernes; 02:47 pm | Vestimenta
Apretaba solo un poco la correa de su cachorro mientras caminaba por aquella ciudad, tener a Aoba con él era una especie de salvación de todos los trajines que había estado viviendo en esta ciudad y, particularmente, en su mente, su estancia, su trabajo, todo, todo se estaba confabulando para hacerle sentir mucho peor de que lo ya lo pasaba a diario.

Apenas comenzaba a tener un respiro de su trabajo como secretario en la universidad y ya tenía de frente el hecho de que sus dolores de cabeza estaban aumentando desmesuradamente, lo sabía, eso era malo… hasta Ethan tenía claro que la remisión no era una cosa que durara para siempre, pero tal vez estaba bien, es decir, no tenía realmente demasiados motivos para seguir por allí, no más lejos que ese hermano suyo que seguía en coma, postrado en una cama los últimos años. Su hermano ahora tenía diecinueve… y él le había robado tantos años de vida, era su culpa, solo su culpa…

Ahora había tenido la oportunidad de verle a través de una pequeña ventana, un cristal de una habitación fría, blanca en sus paredes y con él allí, en medio, conectado a tubos y mangueras que lo mantenían con vida. ¿Cuánto había pasado desde la última vez que le había visto?, casi cuatro meses, porque no había tenido el valor de venir a este hospital desde su llegada, y no lo hizo en Alemania por un tiempo.

Pero… de repente, aparecieron ellos por una esquina y, metiendo las manos en sus bolsillos, subiendo el cuello de su chaqueta y bajando la cabeza se había marchado. Allí estaban sus padres, tan iguales a como los recordaba, para ellos solo existía un hijo, y se había quedado en ese cuarto.

Sacudió su cabeza deteniéndose con Aoba frente a un centro de árcade, miró ligeramente dentro, no estaba tan lleno, pero estaba más que claro que no podría estar con su amado perro, pero bueno, no todo podía ser perfecto en esta vida. Se sacudió los cabellos, los cuales había retocado en su color recientemente, como sus cejas, y continuó el caminar, tenía sus cosas en casa, pero debía usar el dinero de su sueldo para mantenerse hasta que lo volvieran personal fijo y el sueldo aumentase, solo allí podría comenzar a darse uno que otro gusto.

Mientras tanto… hay que apañárnoslas amigo—, miró al perrito mientras caminaba y este ladró, volteando a mirarle.

Aoba era un Akita muy especial, no solo porque su hermano estaba con Ren, sino porque era lo único que tenía en esta ciudad que, a pesar de haber recorrido ya varias veces, aún le parecía nueva, no era su hogar, es decir, ¿qué rayos en este mundo era su hogar?, eso no lo sabía pero se había sentido bastante bien el tiempo que vivió con su rubio amigo, él era importante para Ethan, y lo extrañaba, claro, pero tenía que venir por su hermano, necesitaba estar allí cuando despertara y abrazarlo, pedir disculpas, muchas disculpas por todo lo que hizo.

Finalmente divisó una banca que se encontraba en una plazoleta divisoria de dos áreas de compras en el centro, allí se sentó y, de su bolso, sacó una especie de plato, el cual colocó en el suelo y, también dejando ver una botella con agua, vertió parte del líquido allí, notando como el canino movía su cola y se dirigía a, literalmente, meter la cara en la bandeja.

Debía tener calor, su pelaje era de una especie de negro azulado bastante oscuro y las tardes eran calurosas entrando al verano, lo entendía, a el tampoco le gustaba esto de exponerse mucho tiempo al sol. Comenzó a aventurarse con su teléfono siendo feliz por no tener que trabajar al día siguiente, luego de este corto descanso iría a un restaurante con algunas mesas afuera y se sentaría con su perro a comer algo bueno, se lo merecían, él por trabajar y Aoba por aguantarlo.

Rió por lo bajo cuando el perro terminó de tomar su agua y sacudió el plato con lo restante, notando como el animal saltaba y se sentaba a su lado en la banca. Acarició la cabeza del mismo y se giró para guardar los implementos usados, era cosa de rutina.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: Haustiere {Jasper}

Mensaje por Invitado el Jue Jul 03, 2014 6:01 pm

Haustiere
Vestimenta | Viernes, 3pm | Centro Alki: plazoleta divisoria| Clima Soleado

Dos meses y medio llevaba viviendo en Alki y trabajando para la Editorial Esmeralda que había abierto un departamento externo en esa ciudad debido a que Jasper estaba completamente convencido de que no se iba a mover de esa ciudad. ¿Motivo? Deseaba ayudar un poco al destino para el encuentro de su Ethan, o bueno estaba convencido que si estaba en aquella ciudad en algún momento se lo toparía, sin importar cual fuere el motivo o la circunstancia. Maldecía un poco al saber que en realidad no tenía ni teléfono, ni correo electrónico, nada realmente para saber dónde estaba su chico.
 
¿Cómo es que todo se terminó sin tener algún medio de comunicación? En realidad en el momento que se dejaron, Jasper no lo pensó tan siguiera solo lo dejo ir, era lo correcto. Y ahora se maldecía un poco que solo lo haya dejado irse, salió de su retardo de pensamientos al momento que casi termina en el pavimento al tropezar con una piedra.
 
Era mejor dejar de pensar en aquello, suspiro un poco. Termino por acomodar sus gafas de sol mientras seguía paseando a Ozzy, su perro Akita de pelaje negro con blanco y ojos cafés. — Ozzy no puedes quejarte, tienes de compañía; estoy seguro que Fígaro e Hipo están gustosos de molestarte siempre — bromeo y soltó una risa mientras que su perro parecía más interesado en ladrarle y acelerar el paso.
 
— Debo conseguirme amigos — murmuro Jasper, prestando atención hacia el frente debía estar concentrado donde caminaba y donde no, ya que a pesar de tener algún tiempo de vivir en aquella pequeña ciudad, era fácilmente perderse entre las calles. Sin embargo en aquel momento sintió como Ozzy jalaba un poco más de la correa. — Hey, Ozzy relájate — regaño un poco, cosa que el perro no hizo caso ya que tiro más fuerte y la correa se resbalo de los dedos del holandés.
 
Lo que significó que el perro empezara a correr, dejando a Rein un poco desubicado hasta que empezó a correr detrás de su perro gritando su nombre. En realidad parecía una situación bastante cómica hasta pensó en agregarla en la historia de sus personajes de manga, pero en aquel momento solo deseaba atrapar a Ozzy. — ¡Ozzy, detente! — gritaba de nuevo, acelerando la corrida pero sin poder alcanzar a su perro.
 
Definitivamente su perro parecía ganarle en una carrera, y solo cuando lo vio detenerse sin pensarlo tan siguiera término por lanzarse en una especie de tacleada que hizo que ambos perro y amo terminaran en el suelo a los pies de una banca.
 
— ¡Maldición Ozzy!, no vuelvas a hacer eso — regañaba, respirando hondo sin percatarse realmente que estaba en el suelo, abrazado a su perro a los pies de una banca que estaba ocupada especialmente por el chico que era el culpable de su estadía en Alki.
 
Fue cuando su perro ladro varias veces, y levanto la vista queriendo darse cuenta que era lo que su perro veía o quería con tanta insistencia que lo hizo actuar de esa manera. Fue en ese preciso momento, que su respiración se aceleró aún más y no necesariamente por la corrida si no por la sorpresa de haberse encontrado en ese momento con él…
 
— ¿Ethan? — fue capaz de preguntar apenas en un hilo de voz, sin poder reaccionar sin embargo su perro si lo hizo por él. En el momento que su Akita se libraba del abrazo de Rein para saltar encima de Ethan con intenciones de babearlo todo y juguetear con su hermano. 
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: Haustiere {Jasper}

Mensaje por Invitado el Miér Jul 09, 2014 4:39 pm


Se sentía un poquito abandonado consigo mismo, eso debía reconocerlo. Llegaba al alojamiento para empleados y conversaba con alguno de sus compañeros, acto seguido se iba a dormir. Bien, no era como si realmente desease regresar a su antiguo, antiguo, él, es decir, a la persona que se metió en problemas siendo más crío de lo que ahora era, y que se costó a sí mismo una vida. Sí… a muchas personas eso les parecería un error de adolescentes, de jovencitos que estaban experimentando. Pero no, quizás él siempre había sido una carga.

¿Cuándo fue que comenzó a pensar así?

Eso era sencillo, sus padres siempre trabajaban y, cuando estaban en casa y salían, siempre le dejaban, sí, la excusa perfecta era “estás enfermo y el doctor dio que no podías salir”, pero estaba seguro que ellos jamás pensaron en como se sentía un niño como él, solo. Por eso se había refugiado tantas veces en sus tutores, e incluso en su hermano cuando este se quedaba a su lado. Ethan amaba a Emil, lo amaba tanto, y estaba tan arrepentido de ir a esa fiesta, claro, si él no hubiera querido saber que se sentía estar en una fiesta, escuchar música fuerte o tan siquiera sentirse rodeado de personas, esto no habría pasado, ahora tal vez él estaría muerto, pero su hermano no habría perdido su infancia y su adolescencia por algo tan burdo.

Seguía acariciando la cabecita de Aoba mientras escuchaba el vacío del ambiente y algunas voces de las personas que caminaban y se divertían, extrañaba eso, extrañaba a Ren, sí, estando con él sentía mucha paz, no se sentía realmente solo, pero Ren andaba en las suyas, cumpliendo sus sueños…

Quizás para Ethan era momento de buscar un sueño.

Ah… estoy pensando en cosas demasiado complicadas—, susurró con cierta molestia para con él mismo el caballero de extraños cabellos azules.

Antes había pensado entrar en un conservatorio pulir sus habilidades musicales y audiovisuales, sí, había pensado en eso, pero una cosa era decirlo y otra cosa hacerlo. Aunque lo haría, cuando tuviera e dinero suficiente para pagar las clases.

Por un instante algo pareció sacarle de foco, «Ozzy», supo escuchar en el ambiente y se sintió raro, claro, estaba comenzando a oír lo que quería, la voz de Ren, su mente jugó presurosa con sus sentimientos, pero, cuando escuchó los ladridos y vio algo, más bien, un perro, acercarse con gran velocidad y, detrás de él, un hombre alto y rubio, solo en ese instante su boca se abrió sin explicación.

¿Ren?

Le vio correr desesperado y, literalmente, lanzarse sobre el perro. A su alrededor algunas personas les miraban, pero Ethan solo tenía ojos para ese hombre que maldecía al pobre animal, ese que se le tiró encima y comenzó a lamer su rostro sin contemplaciones. Sintió como Aoba, a su lado, se agitaba todo, y comenzó a reír.

—[color=#0080ff]¡Ozzy!, yo también te extrañé muchacho, buen chico[/olor]—, rió, acariciando al perro, pero luego Aoba también se colocó sobre él y ambos comenzaron a juguetear sobre su regazo, —woo, vamos muchachos, sobre las piernas de Ethan no, en el piso, en el piso—, soltó bastante rápido atinando a bajar primero a Ozzy y luego a su propio can de sus piernas, y mirar como estos correteaban alegres alrededor de la banca.

Los dejó quietos, bien sabía que Aoba y Ozzy habían sido bien entrenados. Fue entonces cuando dirigió sus ojos miel al rubio del frente, se veía tal y como lo recordaba, con la vestimenta que acostumbraba y que no cambiaba en estilo cuando estaba libre de preocupaciones. Sonrió y se levantó para ofrecerle su mano y alzarle.

¡Ren!—, chilló notablemente emocionado abrazando a su amigo, pero luego se separó rápidamente de él, —lo siento, lo siento, estoy lleno de baba de perro—, se disculpó y tomó una mano del otro, quería pellizcarlo para saber si él –Ethan- no estaba soñando, pero se resistió, —¿qué… estás haciendo aquí?—, preguntó lo más inmediato de sus dudas.

Alrededor los perros corrían y se movían queriendo pasar entre las piernas de sus dueños, Aoba era algo tranquilo, cuando estaba solo, pero con su hermano… bien, cabe decir que, si tenían tanto tiempo sin verse como ahora, era bastante emocional.

Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: Haustiere {Jasper}

Mensaje por Invitado el Mar Jul 15, 2014 4:46 pm

Hay momentos en la vida que parecen ser de película, o estar metidos en una canción o vídeo musical, hay momentos en la vida que tu propia realidad parece ser afectado por magia, son esos instantes en los que tu mundo se transforma, o se detiene como por ejemplo en el caso de Jasper su universo pareció simplemente desaparecer y centrarse en los ojos de quien era su amigo; aunque él ese momento solo deseaba ser algo más que un amigo.
 
Dejo que Ozzy saltara a brazos del alemán, dejo que perro se comportara como un cachorro desobediente mientras él se centraba en escuchar la voz que había dejado un vacío en su interior, se concentró en verlo sonreír, y simplemente sin remedio sonrió ampliamente mirando Ethan, su chico. Claramente no podía afirmar tal cosa, pero era el único capaz de dejarlo en seco.
 
O en este caso lo único que lo distrajo para reaccionar, luego que noto como Ozzy y Aoba empezaban a corretear, solo en ese momento se levantó de la acera sacudiendo un poco el polvo; levantando la vista para observar nuevamente a Ethan con una sonrisa en sus labios. — ¡Romeo! — comento, recibiéndolo de brazos abiertos.
 
Quedándose un poco en blanco en el momento que sintió como se alejaba de él con rapidez y su excusa lo hizo reírse fuertemente. — Ven, Romeo — comento, tomándolo de la mano jalándolo hacia su cuerpo y abrazarlo fuertemente dejándole un beso cariñoso en la mejilla. No le importaba en ese momento, Ethan estaba al frente suyo y supo que el destino en realidad si estaba a su favor.
 
— Por eso te separas, vivo con Ozzy desde hace mucho tiempo. He convivido con las babas desde que me lo regalaste — comento con una risita, pero luego simplemente se separó de él sin soltarle la mano. Al escuchar la pregunta, recordó que claramente lo que estaba pasando era asombroso. Tanto que apretó ligeramente sin lastimar la mano del menor.
 
—  Cierto, cierto — comento, terminando sentando en la banca, ofreciéndole campo al alemán. — Mi representante consiguió una firma con una editorial en  Washington, e hice planes para poder quedarme en Alki ya que la empresa abrió una sección externa de sus oficinas aquí mismo — comento afable. Realmente hizo lo posible para poder quedarse en Alki y empezar a soñar sin innumerables encuentros imaginarios con él.
 
Aunque todo pasó de la forma más espontanea entre los dos, todo gracias a Ozzy. Aquel pensamiento lo llevo a observar a los perros jugando entre sí. — Ren Usagi, está en la ciudad — volviendo a mirarlo, guiñándole el ojo derecho.
 
— No sabía cómo contactarte a pesar de que estábamos en la misma ciudad — se quedó callado unos minutos observando y bajando la vista hasta notar como estaban juntas sus manos. — Espere mucho tiempo un mensaje electrónico o algún llamado, pero supuse que estabas ocupado — volvió a mirarlo.
 
— Cuéntame de tu vida, ¿Cómo esta Emil? ¿Qué haces por la vida? ¿En que trabajas y donde trabajas? — hizo una pausa, lamiendo sus labios. Aprovechando para jugar con el arete de su lengua — esta vez no te dejare ir esta vez tan fácil  — comento con una risa, dejando la mano ajena con la intención de usar su propia mano con el fin de desordenar los cabellos del chico.
 
Definitivamente no lo iba a dejar irse tan fácilmente, deseaba saber cada parte de la vida Ethan en la que no había estado presente. 
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: Haustiere {Jasper}

Mensaje por Invitado el Vie Jul 18, 2014 3:57 pm


Estaba un poco absorto entre ver a Re allí y vigilar que Aoba o se metiera en problemas, bueno, bien sabía que este no se metería en problemas porque, básicamente, era de esos perros pasivos, pero, cuando se juntaba con s hermano amado, nada estaba completamente claro. Notó algo de desilusión venir de parte del rubio cuando se separó, pero luego fue atraído sorpresivamente, mas no lo protestó.

Sentía su aroma, tan masculino, siendo atraído a ese cuerpo y la esencia de su cuerpo mezclada con los aromas del ambiente, ¿pensar así era demasiado pervertido para alguien como él?, se dio un sacudón y engrinchó el mirar tras ser llamado Romeo, aquello era raro, resultaba una costumbre de parte del otro, pero, aquí, ahora, depositando ese beso en su mejilla que, por un instante, le dejó en blanco, sin palabras, sin nada en su cerebro.

Eh… no me digas Romeo así, me da pena—, atinó decir ocultando un claro sonrojo que colmaba sus mejillas, y era claro porque alguien como él, que era tan blanco como la leche, se quemaba al estar unos cinco minutos apenas al sol.

Y fue separado, pero, antes de eso, antes de esa separación que tal vez no deseaba, pero que era prudente, se dedico a olfatearle un poco más sin que se diera cuenta. Había extrañado tanto esa esencia, a ese hombre que era ligeramente más alto que él y al que extrañaba tanto... debía admitir que estaba muy acostumbrado a vivir con Jasper y sus hermanas, más con él, le gustaba, ese chico realmente le causaba toda clase de pensamientos que, realmente, a Ethan no le parecían completamente sanos. Por eso el silencio era lo mejor en todo.

Su mano estaba tomada por el otro y ese ligero apretón le devolvió de repente a la realidad, notó como Rein se sentaba en la banca y, se sintió mal por un momento, su mano, la mente le susurró con travesura, pero atinó entonces a sentarse al lado del otro varón mientras sus perros estaban en el frente jugando a las peleas. Aoba se veía tan feliz, tan libre, hacía mucho que no lo veía de esa forma, ni siquiera estando con él. Y es que el perro siempre había vivido junto a su hermano, debió extrañarlo tanto, tanto.

Te extrañé—, susurró casi inaudible y luego bufó, no siempre decía esa clase de cosas, salvo en su mente, por eso se sentía un tanto avergonzado.

Pero, solo en ese momento, guiado por su curiosidad, decidió escuchar todo lo que Jasper tenía para decir del porqué estaba justo en esta ciudad. Una sonrisa algo rara se dibujó en su rostro y su cuerpo, antes recostado en el espaldar de la banca, se echó hacia adelante con fuerza, para mirar el rostro del otro, adornando el suyo propio con una gran mueca sonriente.

¿En serio van a publicarte aquí?, ¡eso es maravilloso Ren!—, dijo de forma muy efusiva abrazándolo, ya el otro le había aclarado que las babas de perro no eran inconveniente,

Se separó de él para mirarle, se veía tan contento, sus razones muy fundamentadas debía tener, la verdad, y tras guiñarle el ojo no pudo evitar desviar sus propios ojos de color miel tostada. Sí, él había perdido contacto al tener que cambiar sus teléfonos y no había tenido demasiado tiempo para dedicarse a nada más que el trabajo y adaptarse a esta ciudad, cosa que se había vuelto más o menos complicada a su parecer.

Fijó sus ojos en los de Ren al tocar “ese punto”, y luego bajó la vista como un inmenso reflejo, exhalando completamente sin ganas. Emil…

Aquí… tiene algunos tubos más que en casa—, dijo, haciendo referencia al hecho de que venía desde Alemania, solo lo he visto a través de la ventana de su habitación, pero… no sé mucho más, no e podido preguntarle a nadie—, susurró.

Claro, si él preguntaba alguien le diría a sus padre que preguntaron por ese hijo suyo que estaba en coma, no podía hacerlo, precisamente porque sus padres… bueno, esa gente, realmente esperaría allí para no dejarle ver a su hermano ni siquiera por la ventaba, y no quería caer presa de eso, no. Ethan quería poder verlo aunque fuera así, de lejos.

De resto… estoy trabajando en la SNA, la universidad de aquí, como contador ocasional y secretario—, sonrió.

Sí, él siempre intentaba dejar de pensar en las cosas malas, ya se había gastado mucho tiempo en eso, que era inevitable, necesitaba pensar en algo bueno, dejar de lado el dolor por un segundo aunque fuera, y Ren, como cosa rara, representaba eso, algo importante y que le llenaba desde lo más profundo. No conocía esta clase de sentimientos, pero estaba muy feliz de que él estuviera aquí y ahora.

Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: Haustiere {Jasper}

Mensaje por Invitado el Dom Jul 27, 2014 6:48 pm

Los sonrojos de Ethan eran casi imposibles de esconder bajo la mirada de Jasper, el cual noto en el momento que los pómulos del menor se sonrojaban lentamente; esto ocasiono una sonrisa amplia en los labios del holandés. Y a pesar de lo pedido por el chico de cabellos azules, Rein hizo completamente lo contrario, pasó su mano derecha por la mejilla ajena acariciando hasta acomodarle el cabello detrás del oído. Inclinándose lo suficiente para rozar sus labios en el oído y murmurar con suavidad: — Romeo.
 
Un murmuro suave, un poco travieso lo suficiente para molestar. Aunque la verdad quería besarlo ahí mismo por haberlo encontrado. Retuvo un suspiro para separarse de la cercanía que tenía con su amigo, no podía, no ahí, ni ahora; no era el momento para pensar en lo que le producía la cercanía del otro. Sin embargo, no soltó la mano ajena; no quería soltarla. En realidad no quería soltarlo.
 
Su mirada paso luego a Ozzy, mientras jugaba con su hermano. Se preguntaba si Ozzy sentiría lo mismo por Aoba si este no fuere su hermano. Bueno, tampoco sabía cómo es que podía tener esos pensamientos tan fuera de la realidad, pero su mirada volvió a posarse en el menor al escucharlo hablar. Al escucharlo decir aquellas palabras, el corazón de Rein se aceleró en tan solo un segundo, si frenos para detenerlo.
 
Le gusto escucharlo, sintió un gusto interno difícil de explicar — También, te extrañe — confeso, soltando la mano ajena para entrelazar sus dedos con el cabello ajeno, hasta peinarlo hacia atrás y dejar su mano en el borde del respaldar del banca. Mirándolo, mientras conversaba con él; respondiendo todas sus preguntas.
 
Se sorprendió cuando el otro se abalanzo hacia él, y nuevamente lo recibió en brazos riendo un poco en aquel momento. — ¡En serio! ¡De verdad! — riendo, apretándolo un poco en el abrazo. — Firme con esta editorial, y me tendrán varios años — comento gustoso. Era bueno, su trabajo se expandía por el mundo, y su nombre Ren Usagi, se hacía poco a poco más conocido en el mundo de los mangakas e ilustradores.
 
Suspiro levemente al observar cómo se separó, mordiéndose el labio ligeramente al notarlo de esa forma… tan ¿melancólica? Sabía que era un tema delicado, pero imposible de omitir o esquivar. A Rein le preocupaba, le preocupaba la salud de Emil, le preocupaba las reacciones de Ethan, simplemente era algo de importancia para Jasper.
 
— Esta vez, podría… yo preguntar. Quien sabe, tengo contactos ¿sabes? — dijo con humor, pero lo estaba diciendo en serio. Podría ingeniárselas para averiguar acerca de la salud de Emil. — No es tu culpa, Ethan — repitió una vez más, tomándole del mentón con la idea del que otro lo observara. Una sonrisa suave se posó en los labios del mayor, y le guiño de nuevo el ojo derecho. — Todo saldrá bien.
 
Retiro su mano del rostro ajeno, estirándose ligeramente y bostezando un poco, moviendo su cuello de un lado a otro; volviendo a verlo. Prestándole atención a sus palabras, se sentía bien al saber que a pesar de esos detalles, su Romeo estaba bien.
 
— SNA — murmuro, haciendo memoria; chasqueando los dedos al recordar — ¿la famosa academia de Alki? — Pregunto — en otras palabras vives cómodamente — haciendo referencia al pago, aunque Rein volvió a morderse ligeramente el labio. Sin apartar la mirada del menor.
 
Luego de unos segundos en silencio, se dio un poco de valor antes de hablar — Romeo — menciono en el mismo tono travieso, hasta arrastrar ligeramente las letras haciéndolo en un sonido suave pero ronco. — Ven a vivir conmigo, mi apartamento es grande y cómodo… realmente me hace falta tenerte al lado — dijo sincero, mirándolo unos segundos y apartando la mirada en el momento que vio a Ozzy alejarse un poco de la banca.
 
— ¡Hey! chicos, aquí — chiflo ligeramente, llamándoles la atención para que no se fueran muy lejos; más relajado observo a Ethan con una sonrisa media. — Entonces, ¿vuelves a casa?
 
Y no necesariamente lo dijo en compartir el mismo espacio de vivienda. 
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: Haustiere {Jasper}

Mensaje por Invitado el Mar Jul 29, 2014 9:09 pm


Justo ahora estaba recordando tantas cosas al ser llamado por su segundo nombre. Por alguna razón Ren amaba llamarle así, pero él se sentía tan avergonzado l momento de escucharle, especialmente ahora, cuando lo decía con un tanto de picardía, sí, había aprendido a notar todas esas expresiones en el mayor quizás por la experiencia y el convivir con él a diario en su hogar de Berlín, pero, en cierto modo, al escucharlo más y más su corazón se aceleraba a cada tanto, lo quería tanto, lo extrañaba, pero, ciertamente, no era algo que pudiera confesar, para nada, ¿qué clase de persona sería él si su querido mejor amigo le rechazaba?, mejor dicho, Ethan ni siquiera llegaba a entender estos sentimientos, no sabía que eran, y no podía pedir ayuda a nadie, porque el único conocido con quien hablaría algo así es con Jasper, el primer implicado.

Todo el mundo era una completa vergüenza.

Pero, cuando sintió esa mano recorriendo sus cabellos, se paralizó por un momento y finalmente liberó su aire, sintiendo la mano posarse en el respaldo de la banca, ¿qué había sido eso?, si no se conociera bien –que no lo hacía- diría que parecía el propio infante enamorado.

Pero Ren era como era, y a Ethan e fascinaba las maneras en las que tenía de alegrarle, incluso velando por el par de hermanos que parecían ya estar algo más cansados de ajetrear y correr tanto celebrando su reencuentro, mirando a su rostro encontraba que no había cambiado nada, pero, al mismo tiempo, Ethan sentía como si todo en el hubiera subido un escalón más, y eso le alegraba tanto. Tanto así que, de cierta forma, ignoró un poco el fondo de lo que el otro decía sobre sus contactos, aunque, no estaba del todo mal.

Sé que tienes contactos, y lo agradezco mucho—, susurró, —pero… esto es algo que quiero llevar por mi cuenta—, atinó a decir.

Para Ethan Emil era el centro de su vida, lo supo cuando cruzó medio mundo tan solo para seguir le a otro hospital donde, supuestamente, podría mejorar. Durante años le visitó en aquella clínica de Berlín, recordó una vez en la que una de las enfermeras le dejó entrar y pudo tocarlo, su piel tan fría, y nada más, nada más porque ellos aparecieron y él tuvo que salir rápidamente de allí.

Después de todo sus padres tan solo tenían un hijo, ese que estaba en coma en el hospital central justo ahora.

Exhaló, no quería meter a nadie en esto, este era su problema y, de alguna forma, estaba intentando darle solución. ¿Qué pensarían sus padres si le vieran justo ahora?, lo había pensado en esos momentos en los que se debatía entre irse o quedarse, entre mostrarles el rostro de un hijo al que despreciaban, del que supuestamente ya daban por muerto, y huir, huir como lo había hecho.

No quiero huir más—, susurró muy, pero muy bajo, marcando su postura hacia adelante, pensativo, reflexivo como pocas veces se dejaba ver hasta frente al rubio. No le gustaba que Ren se preocupara por cosas tan vagas, y mucho menos por él.

Pero fue tomado del mentón, obligado tal vez mirar un rostro que deseaba preocuparse, al que agradecía tantas cosas, porque fue Jasper quien le sacó de ese hueco donde estaba, quizás él no comprendía el tamaño de lo que hizo al prestarle un lugar donde podía dormir noche tras noche y unos oídos que le escuchaban cuando lo necesitaba, tal vez para el rubio Ethan no era sino una persona más, un amigo más, pero, para el de cabellera azul, ese hombre representó un punto de subida, donde decidió que debía comenzar a hacer las cosas bien.

Inhaló y rió por lo bajo negando ante sus afirmaciones.

Solo vivo en el alojamiento para empleados con Aoba—, aclaró, no era algo realmente grande, pero era lo suficiente para mantenerse con vida, caliente y cómodo.

Sin embargo, las cosas no parecían terminar allí, para nada, no cuando, nuevamente, fue llamado por su segundo nombre y miró a un lado, a Jasper, quien parecía estar contradiciéndose internamente en si debía o no soltar lo siguiente y, al escucharlo, en ese momento, pudo entender por qué estaba tan nervioso.

Sus ojos se abrieron un poco, estaba ligeramente sorprendido o, más bien, no se esperaba una propuesta así, para nada, de hecho pensó que Ren tal vez se sentía muy cómodo al tenerle un poco lejos a pesar de todo lo que pudiera extrañarle. Ren había recuperado su espacio personal y eso estaba bien, era lo que había pensado momentos después de marcharse. Pero, al parecer, esto no era así.

Yo… no quiero ser una molestia para ti Ren—, murmuró algo apenado, —ya sabes, ahora estás aquí, tienes tantas cosas por hacer, no quiero fastidiarte en eso—, hundió ligeramente su cabeza.

Sí, estaba emocionado por ese ofrecimiento, pero, al mismo instante, el pensamiento del tiempo en e que le pareció ser una molestia al rubio regresó, una parte de su ser le decía que era una completa equivocación, y la otra le indicaba que tenía toda la razón.

¿A cuál debía escuchar al final?

Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: Haustiere {Jasper}

Mensaje por Invitado el Mar Ago 12, 2014 3:01 pm

Las facciones del rostro de Rein se relajaron mínimamente cuando lo escucho hablar sobre su propuesta. Lo sabía interiormente, Ethan no lo dejaría meterse en el asunto de Emil era un asunto propio, algo que era muy suyo y de nadie más. No le menciono ni le insistió en el asunto. Jasper creía que ciertamente poco a poco las cosas iban a mejorar, Emil iba a despertar y su Romeo estaría completo.
 
Un suspiro frustrado salió al momento de que volvió a escucharlo hablar. Al mirarlo de esa forma, tan pensativo, tan preocupado. Jasper no le gustaba verlo así, no le gustaba no sentirse capaz de animarle los días y quitarle las preocupaciones. Pero el tema, y la situación no estaba en sus manos, no era algo que podría arreglar con una llamada a alguien, simplemente debía ser espectador y compañero de su amigo.
 
— No vas a huir más — comento, acercándose ligeramente a él quedando más pegado al costado del cuerpo del menor, su brazo paso por detrás de la espalda hasta llegar al costado contrario acercándolo a él en un abrazo. Su rostro termino recostándolo contra el cabello azulado del chico y cerró los ojos. — No puedes huir, porque yo no te dejaré hacerlo — confeso, respirando la fragancia de Romeo.
 
Extraño aquella fragancia, extraño tenerlo así de cerca; extraño tantas cosas de él. Tanto que si llegara a pensar en perderlo de vista de nuevo, no era algo que estaría dispuesto a hacerlo. — Y si huyes, no dejare que lo hagas solo — agrego, separándose de él. Mientras acomodaba su propio cabello hacia atrás, no podía estar tan cerca de él; era peligroso.
 
Por lo que lo tomo del mentón, y lo observo diciéndole que las cosas y situaciones iban a mejorar, todo iba a estar bien. Le miro los labios un segundo, y su mirada volvió a sus ojos, deseaba besarlo realmente que sí pero su primer beso no iba a hacer en un parque y ahora. Por mucho que lo deseara.
 
Se apartó de él, y busco relajarse observando a los cachorros. Además de que tenía aquella propuesta para él, luego de unos segundos pudo decirle, mientras lo miraba. — Un alojamiento para empleados no es una casa muy cómoda, Ethan — comento — si vienes a vivir conmigo tengo una habitación extra, Aoba estaría con su hermano y si no te sientes cómodo puedo aceptar la mitad del dinero para la comida — comento con una risa suave.
 
Realmente deseaba tenerlo en vuelta, y haría cualquier cosa para que Romeo aceptara su propuesta. Paso sus manos de nuevo por sus cabellos, como si se peinara su cabello rubio y corto, movió un poco su cuello sentía un ligero dolor desde que se levantó por la mañana, observo de nuevo a Ozzy y Aoba unos segundos, volviendo su mirada al alemán.
 
Se levantó de la banca, y se estiro un poco. — Vamos, Romeo — comento de improvisto, tomándole la mano al menor y jalándolo hacia él. — Iremos a recoger las cosas del alojamiento para empleados — silbo para llamar la atención de los perros. 
 
— Vengan chicos, es hora de irnos — menciono, no lo dejaría replicar. Estaba dispuesto a que Romeo volviera a casa. 
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: Haustiere {Jasper}

Mensaje por Invitado el Jue Ago 21, 2014 12:52 pm


Poco a poco las cosas sucedían, era siempre de esta forma, siempre, sus palabras, sus gestos, la forma en la cual le miraba, en la cual le detallaba tal vez esperando que él no se diese cuenta, pero… a Ethan le gustaba, sí, le gustaba que le observara, que estuviera al pendiente de él y se preocupara sanamente por cómo podía estar o no y, sin embargo, aquello parecía tan lejano.

El tacto contra su rostro siempre había sido hipnotizante, siempre le había hecho jugar a la imaginación por todo eso que parecía desear, pero que no comprendía ciertamente. Y exhaló, lo hizo al fijarse en esas orbes tan claras y transparentes como la nada, esas que rezaban tantas cosas, que querían hacer todo, pero que, por alguna razón, se cohibían.

Ethan podía entenderlo.

Al separarse de él quedó algo confundido por su propuesta, sí, a él le encantaría, pero, de nuevo, no deseaba ser una molestia para Jasper, pero él pedía aquello, sí, se lo pedía. Entonces… ¿tenía el corazón para rechazarlo?, no, la respuesta era tan simple como concisa. Él no podía dejar a la persona que, literalmente, le había salvado, a lo único que tenía en este mundo a parte de su hermano menor. Ren había sido el único que puso un gramo de esperanza en su persona al salir del reformatorio y le agradecía, lo hacía infinitamente porque realmente el rubio no tenía razones para ayudarle y, aún así, no dudó en hacerlo.

Se sacudió un poco al verle levantarse y sonrió de medio al ser jalado, ya no había vuelta atrás, ¿no es así?, esto era un poco raro, ¿cómo podía seguir adelante teniendo a su lado?, a ese que le causaba tantas sensaciones confusas, tantos sentimientos que atesoraba cual idiota sin decir nada a nadie.

Está bien… dividiremos los gastos—, aquello fue más como para aceptar todo que otra cosa, claro, sabía que Jasper era muy terco y no le dejaría retroceder, no le dejaría irse cuando ya se plantaba algo en mente.

Y, más que todo, no quería hacer parecer como que no había conseguido nada, no, ahora é tenía una especie de estabilidad debatida por el estado de su familiar, sí, eso sería así hasta que Emil despertase… hasta que por fin pudiera descansar de la terrible realidad a la que él le había sometido.

Ese cargo que no se podría sacar incluso después de verle sonreír, para nada.


Tema Finalizado



Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: Haustiere {Jasper}

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.