Welcome to SNA!
「WELCOME TO SNA」



Hey Invitado sé bienvenido/a a la SNA, una universidad famosa por su educación, el campus más grande del mundo, y a Alki Strait City, famosa por su gente; por sus parajes y paisajes, pero sobre todo por su imponente presencia. Innumerables cosas, misterios, verdades, pueden sucederse en este lugar, ¿se siente bien?, ¿quieres experimentar el desenfreno de una ciudad que no descansa, de una universidad que es más que eso? Entonces... ¡Deja de observar y entra de una buena vez a este mundo!
Conectarse

Recuperar mi contraseña

「WHO IS ONLINE?」
¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 28 el Lun Sep 04, 2017 10:27 pm.
「LAST POST」
Últimos temas
» Angels in America // Priv: Erika Singer
Ayer a las 2:56 pm por Erika Singer

» Anxiety (Priv. Reiner)
Jue Dic 14, 2017 5:59 pm por Lee Seung Ho

» Scared [Priv. Daichi Kitagawa]
Jue Dic 14, 2017 3:43 pm por Zhao Wang

» Hike—priv: Kohaku Koyama
Miér Dic 13, 2017 1:14 pm por Shun Wakahisa

» Mokuyōbi no yoru— priv: Zhao Wang
Mar Dic 12, 2017 1:27 pm por Shi L'Jon

» Cappuccino [Priv. Yahiro]
Lun Dic 11, 2017 1:51 pm por Yahiro Kanzato

» Es war das erste Mal— Priv: Lee Seung Ho
Lun Nov 27, 2017 2:22 pm por Reiner F. Lawrenz

「OUR BOSSES」

THE SNA KING
master

- Profile MP -


MINATO
admin

- Profile MP -

SHI
designer

- Profile MP -


Noragami Roler Psycho-Pass RPG .:Magatsu World:. Surprise City Forbidden Love < a href="http://innocent-malice.foroactivo.com/">INNOCENT MALICE Crear foro The Last Breath RPG
「THANK'S & CREDITS TO:」



Este skin ha sido realizado por Shi {@Shi.2014} para Security Northwest Academy, se prohíbe su reproducción. Los códigos para las descripciones de los foros son propiedad de Niza. La historia y demás puntos base del foro, son propiedad del staff y están inspiradas en lugares de la vida real; las tramas y expedientes de los usuarios son de su propiedad y solo suya.

Agradecemos a #ALF por la ayuda con sus tutoriales; a We♥It, Tumblr, Zerochan, MiniTokyo y otros por las imágenes, las cuales han sido sometidas a edición. Este foro es una obra de ficción y, como tal, no tiene relación más que ligera con hechos de la realidad.

#NO AL PLAGIO, ¡Sé original!

Futatsu no jikan {Fai Fai}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Futatsu no jikan {Fai Fai}

Mensaje por Shi L'Jon el Miér Ago 27, 2014 10:18 pm


Futatsu no jikan

W: Fai Fai Sae | P: Casa de campo de los Walker; afueras de Vernon - Estado de Washington | Sábado; 11:21 am | Lugar | Vestimenta

Era como un perfecto recuerdo; aquel día luego de irse a su cuarto y dormir como nunca se había levantado algo más repuesto y tranquilo, y con varias cosas en mente, claro, ¿cómo no tenerlas cuando su madre le llamaba a las ocho de la mañana para preguntarle si realmente no se estaba metiendo en el predicamento de coquetear con la hija de los Sae?, más torpe cuando le mintió zorramente afirmando que solo habían hablando un par de veces  y por compromiso con toda la serenidad que le caracterizaba sabiendo que su madre le creería.

¿Y después?, bueno, había enviado un mensaje a la dama que, justo ahora, parecía robarle al menos alfo de espacio a sus locuras en la cabeza; por alguna razón sentía la breve necesidad de pasar algo de tiempo con ella; pero bien sabía que en Alki eso iba a ser un poco complicado, ¿razón?, las malas lenguas comenzaban a dar sus rumores sobre ellos dos, estaba claro por como las cosas llegaban a su madre; y Shi realmente no necesitaba andar guardándose las cosas, pero tenía que hacerlo mientras la dama no hablase con su padre y mientras él mismo no pusiera los puntos sobre la mesa.

Maldita burocracia, ¿no?

Es por eso que ahora, luego de pensar un poco y enviar una “invitación” un taxi les llevaba desde la entrada del campus en Alki, abandonando la ciudad y conduciendo durante algo menos de una hora para llegar a las afueras de Vernon, donde la familia de su madre tenía una casa de campo que rara vez utilizaban, conclusión: perfecto para pasar un tiempo junto a ella.

Sí, sería un fin de semana, una apuesta bastante tentadora considerando como era él, pero estaba seguro que podría mantener la compostura, además, de una u otra forma le parecía que “se lo debía” tal vez para lograr que no le siguieran recriminando por aquel coqueteo; claro, no era que al varón le encantasen estas cosas, pero, por un tiempo de verdadera soledad, nada estaba mal.

Y sí, era soledad, el servicio había sido enviado por él a un spa por el fin de semana a cambio de no abrir la boca y dejarlos en paz, pero claro, la seguridad estaba allí, lo supo al momento en el que la reja se dejó ver y un par de guardias les hicieron asomarse en la ventana, preguntando qué querían en el lugar. Fue muy claro y, como lo demás, sucedió algo rápido.

Hacía mucho tiempo que no venía a este lugar, desde antes de que su padre muriera, y es que, con tantos lugares que su familia tenía de acá para allá, a veces era aburrido. Lo justo, a él le gustaba la onda de tener algo de dinero solo porque se le daba la oportunidad de aprender tanto como quisiera, nada más. ¿Eso era raro?, quién sabe, pero Shi resultaba haber nacido con ese “defecto”.

Bien… señorita, hemos llegado finalmente—, sonrió al decir aquello cuando recién bajaban del taxi, pagando al taxista y tomando su bolso con tranquilidad, agarrando aquello que ella llevaba, quizás para aligerarle la carga, o quien sabe, —creo que aquí si vamos a poder desenvolvernos sin temer a que alguien pueda soltar la sopa—, bufó tras decir aquello y comenzó a caminar.

El aire era un poco distinto, pero le sentaba bien. El clima estaba tan despejado y podía observarse un claro cielo azul en las alturas, con muy pocas nubes y absolutamente ninguna posibilidad de lluvias; un sol brillante, lo justo para pasarla bien y, como no, darse un buen chapuzón en la piscina que estaba en la parte trasera de la casa.

Este lugar tiene un montón de habitaciones, así que puedes acomodarte en la que más te guste—, alzó ligeramente los hombros ya tomando las llaves para abrir la puerta. Por supuesto, él jamás le propondría algo indecente, no, una cosa era pensar y otra meter la pata, eso lo tenía claro.

Este lugar respiraba casa de campo por todas partes y sí, entre tanta conferencia, persecuciones e incuso esa pequeña herida que tenía a un costado, recordando todas las cicatrices de trabajos viejos, toda la presión, a veces también hacía falta un momento para relajarse y, ¿qué mejor que hacerlo cuando ya el semestre estaba entando en su ocaso?, al menos para el mayor de los L’Jon las cosas marchaban perfectamente en cuanto a calificaciones y créditos, incluso con las competencias y ese tipo que, aún ahora, le seguía caminando, Hei, su eterna sombra, hasta con ese sujeto las cosas estaban calmas, sin dolores por una semana, sin miedo a que podía reventar en cualquier instante.

Inhaló al detenerse en el lobby y miró su reloj; lo primero que haría después de acomodarse en su cuarto sería una buena comida, ajustada a la dieta, claro, pero buena.




avatar
Edad :
19

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Futatsu no jikan {Fai Fai}

Mensaje por Fai Fai Sae el Dom Ago 31, 2014 10:32 pm

Ft; Shi || Vestido y corona || Calzado

Le parecía que era la primera vez que Shi la invitaba a algo fuera del campus, después de todo esa elegante fiesta habían coincidido, nada más y nada menos. Pero no se desanimaba, sin esa casualidad probablemente no podría llamar a toda esta torcida relación cosa del destino. Se tendría que reír de sí misma si volvía a usar aquél termino de manera tan cursi, pero era la palabra que primero se le venía a la cabeza luego de meditar que tipo de ecuación era válida para ellos dos. Ninguna, solo el azar, azar y una pizca de suerte.

Así que ni bien le llegó la invitación aceptó gustosa, había tenido una cena con su padre el miércoles pasado y había una que otra cosa que quería comentarle al muchacho, aunque esperaría al momento indicado y no arruinaría la diversión con charlas pesadas sobre problemas familiares. Ya estaba dándole nauseas el solo pensar en ello, y como había tenido que lidiar con el asunto aquella noche.

Una maleta pequeña, y el taxi, donde durmió gran parte del camino. Se acercaban también las competencias de porristas, así que había mucho ejercicio que hacer. Estas 'mini-vacaciones' le sentaban de maravilla, aunque no fuera a admitirlo así de fácil.

Cuando llegaron despertó lentamente y dejó que Shi llevara su bolso. Era un lugar bastante amplio y bello, pero no se mostraba muy sorprendida por ello, sabía que él tenía una familia adinerada, ella tenía la mitad de una también. Cosas de costumbre, y entró pidiendo permiso de manera educada para luego tomar su maleta entre sus manos. —Haber decidido venir aquí fue realmente una buena idea— Murmuró con una amplia sonrisa de satisfacción, y cuando pasó al lado de él, dirigiéndose a su habitación, apretó su mano con afecto, sin decir palabra alguna.

Entró a la primera habitación que encontró, una cama con ropa blanca, todo en tonos neutrales. Dejó la maleta en el piso soltando un suspiro. Se sentía estúpida en esos momentos, aunque no en el mal sentido ¿Cómo? Sentía que los catorce y las mariposas en el estómago le habían llegado con atraso, también pensaba en que debía de comportarse como una mujer madura, pero en cambio estaba suspirando sobre la cama de la casa de veraneo del chico que le gustaba. El sueño de toda niña ¿No?

Una vez instalada se fue en busca de Shi, encontrándolo en la cocina, y acercándose con cautela para abrazarlo por la espalda. La diferencia de estaturas era más notoria de esa manera, la cabeza de la pelirrosa con suerte y llegaría a media espalda del muchacho, y supuso que si alguien los viera en la calle podrían confundirla con su hermana menor o su hija, algo por el estilo. Frunció el ceño ante el pensamiento y apoyó el mentón ligeramente en el cuerpo ajeno —Podríamos comer afuera, el clima está perfecto. Y después podríamos nadar ¿No?— Sugirió, aunque claramente no había cabida a un 'no', al menos no cuando estabas con una Sae.

Volver arriba Ir abajo

Re: Futatsu no jikan {Fai Fai}

Mensaje por Shi L'Jon el Lun Sep 01, 2014 3:39 pm


La verdad es que él no podía darse la tarea de escoger una habitación, para nada. Desde que llamó tuvo que preparar un cuarto que sería suyo a partir de ese momento simplemente porque, con sinceridad, el varón no podía dormir en cualquier parte, al menos no en cualquier colchón, ni siquiera cuando los de talla King se le hacían pequeños. Exhaló al llegar a su cuarto; paredes en medios tonos grises y blanco y un gran espacio, para una gran cama. Fácilmente podía describir los dos metros con veinte centímetros que llevaba de largo aquel colchón, ¿en algún momento también le quedaría pequeño?, esperaba que no, sino aquello sería más complicado que conseguirse calzado.

Dejó sus cosas de lado y se estiró dando algunos pasos por el lugar y terminando en la ventana, desde allí podía ver la piscina y las estancias como mesas, sillas y pequeñas terrazas repartidas, por supuesto, su familia materna era tan grande como la paterna, estaba más que justificada una casa de verano como esta, aunque, la verdad, eran contadas las veces en las que toda su familia materna podía reunirse en un mismo lugar al mismo tiempo.

De nuevo miró el reloj y, apenas pasado de tomar su medicación caminó hasta la cocina, claro, él haría el almuerzo porque, básicamente, era lo que hacía a diario y en las cinco comidas que ingería. Era un deportista con una dieta demasiado estricta, necesitaba alimentarse tanto como pudiera para no caer enfermo con una sobrecarga.

Buscó en la nevera para cerciorarse del estado de todo, claro, había pasado una lista detallando ciertas cosas, nada raro, precisamente porque él no podía cometer desarreglos o matarse antojos, en contra de su voluntad y, si algo tenía seguro, es que la dama tampoco era fanática de aquello, más bien ella se esforzaba por estar más y más delgada cada día, sin saber que, al menos ante los ojos del pelinegro, estaba perfecta.

Sabía más o menos lo que podía hacer para ambos, nada demasiado pretencioso, porque seguramente la dama mencionaría una dieta de la que él guardaba completa consciencia; así que sería salmón a la plancha y una ensalada de algas hijiki y vegetales acompañada de fruta para el postre y zumo natural.

Pero claro, mientras sacaba el salmón de la heladera y también las algas hijiki para ponerlas en su debido remojo se sintió algo tomado desde atrás y sonrió. No era tanto por la diferencia de alturas, que era bastante, sino por el gesto.

Puedo cocinar afuera si quieres—, comentó.

Claro, en la parte trasera, entre la estancia y la piscina, estaba un área de parrillada donde había alguna plancha y una cocina extra, lo suficiente para prescindir de la cocina interna si se quisiera evitar cualquier altercado dentro y solo disfrutar afuera. Dejó las cosas de lado por un momento y se dio vuelta en ese corto abrazo, recargando su espalda en la orilla del mesón.

Aunque… no sé si alcances el fondo de la piscina—, bromeó, siendo consciente completamente de lo que eso causaría, pero así era él, y nada ni nadie le haría cambiar, —aunque… en eso puedo ayudarte—, soltó una risa para dejarle una pequeña palmadita en la cabeza, justo antes de separarla, le saldría el demonio si la mantenía mucho tiempo cerca después de semejante comentario.

Así que, sagazmente, se movió para tomar el pescado y las algas y abrirse paso hasta la parte trasera, tendría que hacerse otro viaje de regreso para llevar lo necesario, pero, mejor era prevenir que lamentar claro.




avatar
Edad :
19

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Futatsu no jikan {Fai Fai}

Mensaje por Fai Fai Sae el Lun Oct 20, 2014 7:55 pm

Frunció ligeramente el ceño ¿Realmente iba a bromear con su estatura? Pero antes de que pudiera darle en la cabeza con algo pesado o simplemente picarle él ya se había alejado, dejando el cuerpo de la pelirrosa con la sensación de un ligero calor lejano, si era honesta consigo misma, le hubiera encantado poder pasar abrazada un momento más, aunque fuera lo que duraba un suspiro. Chasqueó la lengua y se movió hasta la habitación donde había dejado sus cosas, no sin antes gritar que lo ayudaría en lo que quisiera y que simplemente se daría una ducha corta. Ducha que, claramente, necesitaba luego del viaje en auto. 

Buscó el baño abriendo puerta por puerta hasta que dio con él, llevando consigo un bikini que se ajustaba perfectamente a su cuerpo, se aseguro de ello antes de salir de la SNA. Abrió el agua e intentó regularla, aunque le gustaba el calor, y mientras más ardiera mejor para ella, el vapor y todo la ayudaba a relajarse, dándole una sensación de frescura al salir. 

No contó cuanto estuvo dentro, pero no debieron pasar más de diez minutos entre que enjabonaba su cuerpo y se secaba, puesto que su cabello estaba limpio y no quería dejar al chico esperando por mucho. Simplemente se puso el bikini, las sandalias blancas y un simple vestido de marinera en color rojo, el cual sobresaltaba un poco en la parte en donde el bikini tenía el moño, pero lo cubrían lo suficiente.

Salió del baño, asegurándose de que todo quedase ordenado, y caminó sin prisa alguna hasta afuera, admirando el jardín antes de encontrar al pelinegro, al cual se quedó observando antes de acercarse. Tenía que admitirlo ¿Cómo fue que terminó enganchada de él? Ella, precisamente ella de todas las personas, estaba pasando unos lindos días libres con quien le parecía el sujeto más maravilloso, aunque pudiera parecer que estaban yendo un tanto rápido, no podría estar segura. 

Avanzó hasta él de manera sigilosa y apareció a su lado, con una sonrisa deslumbrante en el rostro, sí, tan feliz que brillaba como el sol —¿Necesitas ayuda?— Preguntó deseando hacer algo y no solo mirar, en casa muchas veces solo eso podía hacer, mirar, y no le molestaba, pero ahora las palmas de las manos le picaban con la urgencia de demostrar algo ¿Qué? ¿Qué podía poner la mesa? Tuvo que contenerse de rodar los ojos para sí misma.

Por cierto, agradezco mucho que me hayas invitado— Murmuró desviando la mirada y agachando un poco la cabeza, el color de sus mejillas podía fácilmente ser comparado con el de su atuendo, mientras luchaba internamente contra el impulso de decir un montón de cosas que, en verdad, le darían diabetes a ella misma.

Volver arriba Ir abajo

Re: Futatsu no jikan {Fai Fai}

Mensaje por Shi L'Jon el Jue Oct 23, 2014 2:18 pm


Al salir de aquella cocina pudo escuchar a la damita gritar alguna cosa, la realidad era que, a pesar de sentirse un poco incómodo estando en este lugar tan grade, quizá ostentoso, estaba bien, en el sentido de que podía sentirse un poco más suelto que de costumbre, lejos de todas las presiones que padecía a diario por tener que sonreírle a todo el mundo, deber ser condescendiente y bien llevado, tratar bien a quien no lo merecía y ser un hipócrita de primera con la mitad de la universidad, incluso con su madre, con su familia, con todo el mundo. Ahora no había nada de eso, solo una irremediable señorita que, para ser francos, a pesar de conocer ni la mitad de su persona, le daba algo de tranquilidad.

Termino su segundo viaje llevando lo necesario y condimentando el salmón para encender la parrilla. Dio la vuelta y se quedó observando el paisaje, grande, por donde lo viera era grande, este lugar fácilmente podría acoger una gran recepción para muchos invitados, pero, ¿a un par de adolescentes que buscaban paz?, tal vez eso era un poco rebuscado, tal vez su forma de pensar se salía un poco de lo común y era demasiado pretenciosa… pero, al mayor de los L’Jon realmente no era como si eso le importase, los demás no eran nada ante sus deseos.

Exhaló y comenzó a picar algunos ingredientes para la ensalada azotado por una serena brisa, en ese momento escuchó algunas cosas moverse y encontró a la dama de cabellera clara justo allí, le contempló y sonrió, se veía muy bien, aún siendo así, compacta, aún teniendo él esa clase de pensamientos sarcásticos al respecto, debía admitirlo.

Puedes picar la fruta para el postre—, le dijo con suma normalidad, continuando su tarea de hacer lo mismo con los vegetales, —sé que llevas una dieta y que intentas mentirme diciendo que no adelgazas mas a pesar de lo bien que estás… así que, traje cosas que ambos podamos soportar—, el dialogo fue un poco más largo y detuvo su tarea de momento.

Le observó serenamente y luego ladeó su cabeza tras aquella afirmación, vaya, era bastante gracioso ver como intentaba ocultar su sonrojo, tanto que, por aquella contextura, le pareció una pequeña niña que acababa de descubrir sentimientos que le parecían extraños. Entonces rió, una serena carcajada y dejó el cuchillo allí, para atraerla con sus brazos y rodearla, abrazarla, y depositar un beso en el centro de su cabeza, de nuevo repitiendo esos gestos paternales que, simplemente, no podía controlar.

La verdad… quería pasar tiempo contigo—, admitió con serenidad y calma, y un tono suave, —lo cual, personalmente, me parece extraño—, bufó destacando que, en ciertos casos, ni siquiera él mismo podía entenderse y, justo allí, a un costado, estaba Hei, que le miraba algo más rudo que hacía minutos.

Su mirar… su mirar le daba algo de dudas, parecía endurecerse al tan solo entender pequeños gestos, contemplarlos, pero, la realidad era que… era latente.

Sí, en cualquier momento el control podía partirse como un cristal frágil.





avatar
Edad :
19

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Futatsu no jikan {Fai Fai}

Mensaje por Fai Fai Sae el Lun Dic 29, 2014 9:34 pm

Sonrió de costado, parecía más satisfecha y consciente de sí misma que otras veces, pero realmente no le molestaba reflejarlo en un mirar más relajado y una expresión de confianza. Es más, le gustaba la sensación de sentirse orgullosa por lograr que él dijera esas palabras, sentía como si, en parte, él sintiese algo parecido a lo que ella sentía, aunque no podría expresar con claridad que era lo que era, específicamente, porque eran emociones a las que nunca les había tomado mucha consideración. Hasta que lo conoció a él, claro ¿Quién lo habría pensado? En un comienzo lo odiaba, vaya que lo hacía, pero solo era porque él mostraba en ella lo que la muchacha realmente era, lo sacaba a la luz con facilidad.

Tomó el cuchillo y comenzó a picar fruta, podía sentir el calor del sol sobre sus piernas desnudas, quizás debió haberse puesto más protector solar, por otra parte quería lucir un bronceado ese verano. Pero tenía otra cosa que decir, algo más importante ¿Debía hacerlo? La verdad es que no era de su incumbencia pero a la vez sentía gran curiosidad. —Me alegra que pienses en mí, y que tiendo a ser un poco mentirosa, no me gusta contar mis problemas porque no quiero afrontarlos, pero me he dado cuenta que no puedo seguir haciendo eso. Después de todo no puedo huir de la realidad, estará allí cada día, y si la voy a encarar me gustaría que fuera tomando tu mano.— Agarró más fruta, partiendo a menor velocidad, sin despegar la vista de ella. —Me llamo Fai Fai, tengo problemas de autoestima, quiero complacer a mi padre solo para no tener que volverlo a ver, tengo un leve problema de alimentación. Quizás un gran problema. Jamás me ha gustado nadie, hasta hoy, y siempre he pensado que todos los hombres son unos cerdos, menos tú. Tú eres... tú..— Murmuró tan bajo que apenas se escuchó.

Dejó la tarea de lado, de todas formas ya había picado fruta suficiente para un banquete, y se apoyó a mirarlo de arriba a abajo, inspeccionándolo. —¿Confías en mi?— Preguntó de pronto, sin explicar nada, y ella misma comprendió que esa pregunta podría darse a diferentes interpretaciones.

A lo que me refiero es que, si tienes algo que te moleste, puedes contarme. Después de todo, quiero convertirme en tu fuerza.—Lo miró por el rabillo del ojo, acercándose a él y tocando su pecho con su dedo índice —No subestimes el sexto sentido de una mujer.— Dijo con convicción y una sonrisa cautelosa, tanteando el terreno, tampoco quería hacerlo huir o presionarlo demasiado. —Así que ¿Qué es? ¿Tienes un hijo o algo por el estilo?— Preguntó medio enserio y medio en broma, más en broma que otra cosa. —¿Alguna vez te has enamorado?— Dijo finalmente, con ligereza, tomando en cuenta que no quería arruinar el ambiente, y volvió a cortar frutas.

Volver arriba Ir abajo

Re: Futatsu no jikan {Fai Fai}

Mensaje por Shi L'Jon el Sáb Ene 03, 2015 3:07 pm


Dejó de contemplar a Hei por un instante al escucharle hablar, ella decía muchas cosas que, tal vez, para otra persona no tenían demasiado sentido, incluso para él algunos puntos podrían ser vacíos, pero, en el fondo, podía comprender la profundidad de esas frases, de las palabras y los sonidos que salían de la boca de la dama de cabellos rosas. Fue entonces que se movió a un lado, solo observándole y armando una pequeña mueca sonriente en su rostro que era real, claro… estaba medianamente orgulloso por algo extraño “tú eres tú”, ese pequeño pedacito se le pasó por la mente una y otra vez.

Hasta que se vio observado de arriba abajo, cosa que no borró esa sonrisa de su rostro, ni siquiera porque ella se acercase más a él o tocaba su pecho, conocía ese tono, por lo cual solo bufó cuando esta se alejó.

Estoy aprendiendo… a confiar en ti—, murmuró con suma calma notando como la dama volvía a cortar fruta… comerían mucha fruta, claro, eso era certero con la cantidad que tenía picada ahora, —y no puedo tener hijos… por el momento o quien sabe si para siempre—, siguió sereno, realmente el hecho de ser estéril, sin saber si podía ser por toda su vida, a veces le ponía a pensar, por supuesto… él tenía algunas aspiraciones que no rayaban con la conducta que demostraba a todo el mundo.

Pero… cuando aquella pregunta salió, simplemente le hizo pensar, por supuesto… su mente solía divagar con ese asunto varias veces, la forma en como debía o no confiar en ciertos asuntos, en las que debía o no dejarse ser ante otras personas, ante personas que pudo considerar importantes en algún tiempo, que le trajeron nada más que decepciones. Exhaló, regresando a la tarea de la cocina, necesitaba tener listo el almuerzo, por supuesto.

Lo estuve… una vez—, comentó algunos minutos después de que ella le preguntase, rompiendo el silencio, —pero, me vieron la cara de idiota tanto que ni siquiera me gusta recordarlo—, soltó una carcajada sorda y continuó con su trabajo por unos segundos más, —siempre me ha costado contenerme, porque suelo hacer las cosas que me gustan cuando me gustan—, le dijo, dándose la vuelta para mirarle desde su posición, —para mí hay cosas importantes que a otros pueden parecerle triviales… no soy… ¿cómo se dice…?— Se pausó por un instante, —demasiado comunicativo—, completó, —pero, ya sabes… si en algún momento decides que yo no soy suficiente para ti, antes de irte con otro… quiero que me lo digas en mi cara—, soltó algo más serio y resopló, un poco tenso, —aunque no lo creas… harás mejor así—, terminó.

Sí, ¿por qué le decía eso?, tal vez era porque no deseaba pasar por eso de nuevo, así de simple… quería pensar que podía confiar en ella, que podía dejarse ser un poco libre, ser él mismo y decirle cosas que, de otra forma, no podría comunicar a nadie más. Quería creer que podía salir del hueco, y que Fai podía ser parte de eso.




avatar
Edad :
19

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Futatsu no jikan {Fai Fai}

Mensaje por Fai Fai Sae el Sáb Ene 31, 2015 1:06 am

Arrugó la nariz. Era una especie de gesto que había adquirido con Shi, cada vez que él decía algo que no le parecía bien, arrugaba la nariz. Dejó el cuchillo de lado, no quería saber cuanto miedo daría si le empezaba a regañar con el cuchillo en la mano, y bufó. —Hay cosas en las que no quiero pensar.— Murmuró, cruzándose de brazos y apoyándose en la parte de la mesa donde no había residuos de comida o nada que pudiera cortarla. Lo miró fijamente, mordió su labio inferior y deliberó si era buena idea decirle lo que le iba a decir. No porque no confiara en él, sino ¿Por qué?

Porque no quería quedar como una idiota.

Estaba dando pasos un tanto apresurados, aún no estaba lista para enfrentarse al mundo, a las complicaciones o a su padre, pero al menos podía sentirse como ella misma cuando estaba cerca de Shi, y sabía perfectamente lo que eso significaba. Actuar como una idiota a tiempo completo. Y tampoco esperaba que le pidieran más, porque la pelirrosa pasó más de la mitad de su vida colocándose una máscara de frialdad y malevolencia que asustaría a cualquiera. Quizás por eso le gustó desde un principio, porque él no estaba asustado.

Respiró profundo y juntó el valor para decir algo vergonzoso, e intentó hacerlo sonar lo más cool posible. —Quizás no estemos juntos por siempre. Te doy la razón en eso.—  Lo miró fijamente, intentando vislumbrar alguna mueca, alguna sonrisa burlona, o una expresión triste. Cualquier cosa le serviría, ella era una experta observando las reacciones de los demás. —Quizás un día sí me aparezca en tu cuarto y te diga que no podemos seguir con esto. Quizás un día tú aparezcas y me digas que ya no quieres seguir. Quizás algún día alguno de los dos vaya a derrumbar lo que estamos construyendo, poco a poco.— Suspiró, hablar sobre cosas tristes no era su fuerte, desde que evitaba ese tipo de problemas todo el tiempo. —Pero.. quizás, solo quizás, lleguemos a casarnos, tener hijos, una casa y un maldito perro. Sí, como las estúpidas familias perfectas de las películas que salen de vacaciones y recogen el correo en las mañanas.— Se rió después de decir eso, para que no sonara muy estúpido o muy desesperado.

Mi punto es, Shi, que ni tú ni yo sabemos lo que va a pasar dentro de cinco, diez o veinte años más.— Y era verdad. Hasta hace poco, la vida para Fai se iba a resumir en algún matrimonio obligado o la transacción ilegal de su cuerpo con algún mafioso, solo para saldar deudas. Pero ahí estaba él, él que era.. —Eres lo único que verdaderamente le da luz a mi vida ahora. Más que las porristas o mi terrible deseo por obtener la grandeza, eres lo único a lo que me puedo aferrar.— Se mordió el labio inferior y se cubrió la cara con las manos, sintiéndose horriblemente avergonzada.

Y no quiero arruinarlo, porque tiendo a arruinar las cosas y a alejar a las personas de mí.— Murmuró, con media sonrisa irónica.

Volver arriba Ir abajo

Re: Futatsu no jikan {Fai Fai}

Mensaje por Shi L'Jon el Jue Feb 05, 2015 2:20 pm


Una sonrisa, solo eso podía tener en el rostro, eso que le hizo detenerse de sus labores y dejarlo todo de lado para observarle, porque le gustaba mucho eso, mirarle y detallarle, detallar cada una de sus expresiones, y aquello había nacido por sus ansias de observador, sí, pero, con ella, lo había hecho tan siquiera sin darse cuenta. Tal vez por eso solía estar tan extrañado de alguno de sus comportamientos.

Pero, podría decirse, que escuchar toda aquella nota sarcástica que irremediablemente no podía dejar de identificar y destacar de entre sus gestos, se dio todo… solo entonces se preguntaba cómo aquella chica despreciable de su primer encuentro podría enmascarar esto, a ella.

Se acercó en un par de zancadas aprovechando su estatura y tomó aquellas manos entre las suyas para quitarlas de su rostro y hacer que le mirara, fijando sus orbes azules en las de ella y con una sonrisa soltándolas para tomar su rostro.

Tú y yo no podríamos tener vidas realmente normales—, dijo como primer punto, —pero… no lo arruinarás—,siguió con calma, con una serenidad bastante rara de su parte, —no te voy a dejar arruinarlo—, jugó con aquello, acariciando con su pulgar izquierdo esa mejilla y dando solo un paso más, como para arrinconarla, dejando que su mano derecha descansara sobre el mesón y su postura bajara a su rostro hasta estar más cerca de él y rozar sus labios brevemente, más como una provocación que otra cosa, sí, le gustaba sacarla de quicio por alguna razón, se separó –pero aún estando así de cerca- y la sonrisa regresó a su rostro, —¿entiendes?—, cuestionó como todo un profesor a una rara alumna suya.

Sí, de esas también había tenido en esos diecisiete meses que se había pasado entre Tokio y Nagano en Japón, había tenido la oportunidad de explorar ciertas cosas suyas fuera de aquella decepción grácilmente enfocada por aquella muchachita que ahora tenía tan cerca, a la que quería seguir sintiendo cerca a pesar de no entender demasiado de su propio deseo… porque no iba a decir que no lo había experimentado nunca, esa sería la estupidez más grande que saliera de su boca, sino porque estaba en medio de eso, sí, aunque dejarse llevar tampoco era algo que desease hacer tan pronto.

Y, además, había ese algo que ella debía saber, por supuesto, ¿él podría confiárselo a ella, podría decírselo realmente?, ¿qué pasaría entonces?, Remy lo sabía, sí, pero Fai era distinta, y él lo entendía. Por eso se hacía tan solo un poco –mucho- más difícil.




avatar
Edad :
19

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Futatsu no jikan {Fai Fai}

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.