Welcome to SNA!
「WELCOME TO SNA」



Hey Invitado sé bienvenido/a a la SNA, una universidad famosa por su educación, el campus más grande del mundo, y a Alki Strait City, famosa por su gente; por sus parajes y paisajes, pero sobre todo por su imponente presencia. Innumerables cosas, misterios, verdades, pueden sucederse en este lugar, ¿se siente bien?, ¿quieres experimentar el desenfreno de una ciudad que no descansa, de una universidad que es más que eso? Entonces... ¡Deja de observar y entra de una buena vez a este mundo!
Conectarse

Recuperar mi contraseña

「WHO IS ONLINE?」
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 28 el Lun Sep 04, 2017 10:27 pm.
「LAST POST」
Últimos temas
» Scared [Priv. Daichi Kitagawa]
Dom Oct 22, 2017 12:40 pm por Zhao Wang

» Four // Privado: Elizabeth
Sáb Oct 21, 2017 8:30 pm por Elizabeth O'Land

» Hike—priv: Kohaku Koyama
Sáb Oct 14, 2017 5:16 pm por Kohaku Koyama

» Cappuccino [Priv. Yahiro]
Dom Oct 01, 2017 7:00 pm por Yahiro Kanzato

» Three // Privado: Elizabeth
Lun Sep 25, 2017 2:07 pm por Elizabeth O'Land

» Es war das erste Mal— Priv: Lee Seung Ho
Mar Sep 19, 2017 1:23 pm por Reiner F. Lawrenz

» Mokuyōbi no yoru— priv: Zhao Wang
Jue Sep 14, 2017 1:16 pm por Shi L'Jon

「OUR BOSSES」

THE SNA KING
master

- Profile MP -


MINATO
admin

- Profile MP -

SHI
designer

- Profile MP -


Noragami Roler Psycho-Pass RPG .:Magatsu World:. Surprise City Forbidden Love < a href="http://innocent-malice.foroactivo.com/">INNOCENT MALICE Crear foro The Last Breath RPG
「THANK'S & CREDITS TO:」



Este skin ha sido realizado por Shi {@Shi.2014} para Security Northwest Academy, se prohíbe su reproducción. Los códigos para las descripciones de los foros son propiedad de Niza. La historia y demás puntos base del foro, son propiedad del staff y están inspiradas en lugares de la vida real; las tramas y expedientes de los usuarios son de su propiedad y solo suya.

Agradecemos a #ALF por la ayuda con sus tutoriales; a We♥It, Tumblr, Zerochan, MiniTokyo y otros por las imágenes, las cuales han sido sometidas a edición. Este foro es una obra de ficción y, como tal, no tiene relación más que ligera con hechos de la realidad.

#NO AL PLAGIO, ¡Sé original!

¿Pensabas que este sería un día normal? {Privado}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

¿Pensabas que este sería un día normal? {Privado}

Mensaje por Invitado el Lun Oct 13, 2014 3:46 pm

Corre, fue lo que su instinto a flor de piel le señalo a Beckett en ese momento. Según los datos que había robado de la comisaria de Alki, él; el tipo a quien buscaba se localizaba en los sectores más peligrosos de la ciudad, al parecer era un cabecilla de una de las bandas y vendedor de drogas. 
 
Sin embargo desde que llego a esa nueva ciudad, se había inmiscuido en las zonas bajas y peligrosas, supuestamente en busca de droga y de incorporarse a alguna pandilla; pero lo que el texano no previó fue de las redadas de la policía. Y tampoco deseaba que lo meterían de nuevo a la comisaria. Su padre ya estaba cansado de las llamadas a su oficina por que su hijo terminaba en la oficina de algún comisario. 
 
Es por eso que en ese momento, Beckett corría por la ciudad evadiendo a la policía como si fuera un criminal más del montón. Como si fuera un vendedor y adicto de drogas, ¿realmente valía aquello? Si, si lo valía, porque Richard sabía muy bien lo que deseaba… aun cuando su padre confiara en que él no mataría a nadie. 
 
Las sirenas sonaban fuertemente por los callejones de la ciudad, se escuchaban los motores de las patrullas persiguiéndolos a todos, se escuchaba gritos y alguno que otro disparo. Pero Beck simplemente corría sin mirar atrás tratando de perderlos entre los atajos de los callejones y por supuesto también a los hombres que le iban a vender alguna información. 
 
Ahora no los necesitaba, no cuando la policía estaba detrás de ellos y él con ellos. Maldición, peor momento las patrullas entraron en acción. Maldecía e insultaba a todos en su mente, estaba tenso se podía notar en las facciones de su rostro, la situación en la que se encontraba no era nada buena para él.
 
Al final logro meterse en uno de los callejones y esconderse detrás de un montón de basura. Aun cuando quiso vomitar por el olor y le dieron arcadas seguidas sabía que esa era su única oportunidad para escapar de todo. 
 
Se quedó ahí un buen rato hasta que escucho simplemente silencio, en otras palabras nada. Salió de su escondite, sacudiendo su ropa, y mostrando mala cara. Estaba asqueado de la situación, debía empezar a hackear toda la información de la policíaa un arriesgándose a ser descubierto… pero no le importaba. 
 
No ahora, no cuando estaba cerca. Suspiro hondo, metió sus dedos entre sus cabellos echándoselos hacia atrás y luego como si nada hubiera pasado, empezó a caminar por el callejón. Simple, discreto, y en alerta… tan alerta que empezó a correr hacia el norte cuando escucho un grito y a lo lejos vio un forcejeo entre personas. 
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Pensabas que este sería un día normal? {Privado}

Mensaje por Invitado el Mar Oct 14, 2014 3:20 am

¿Cuánto hacia que no escuchaba una nueva noticia o pista sobre el par de asesinos de su hermano?, simplemente las cosas parecían primero lucir bien cuando siempre terminaban mal, debía ser más cuidadosa esta vez con la pequeña pista que ahora tenía en manos.

De un momento a otro se encontraba recorriendo las calles y callejones en busca de alguna pista, unos días anteriores había leído una noticia que indicaba que habían detenido a unos cuantos compradores de drogas de la zona y sabía muy bien que aquel sujeto se encontraba armando ese tipo de alborotos, simplemente cuando alguien se metía en aquel agujero era difícil salir como una buena persona y comenzar a vivir una vida tranquila, siempre seguían en lo mismo, causando problemas y dañando a las personas en su camino.

Pero la suerte de Kendall cayó de nuevo cuando de un momento a otro se había escuchado disparos a lo lejos, el ruido de la sirenas y también gritos maldiciendo a los policías por inmiscuirse en el “día de trabajo”, huyendo a su escondite solo para salvarse el pellejo de ser atrapados por la autoridad, tal parecía que ese día no atraparía ni podría siquiera interrogar a algunos, así que ella también dio su retirada, caminando por las calles como un civil común, intentando no levantar ninguna sospecha, solo alejándose y saliendo del área del peligro también.

Estaba a punto de llegar a un pequeño local donde rentaban películas, no tenía tan buena pinta, en realidad parecía muy viejo y descuidado pero era el único sitio con luz al que podía entrar y que sabía que dentro podría librarse de los criminales corriendo tanto como la policía.

Entró al sitio y todo parecía tranquilo, había un joven leyendo una revista en el aparador. Solo levantó un poco la vista la miró y al ver que no era alguien sospechoso la dejó pasar diciendo “buenas noches”. Ella siguió caminando observando la mercancía sin mirarla realmente, no solo había películas si no también comics, revistas y también videojuegos, parecía un sitio interesante después de todo.

-Necesitamos cerrar Jack, es peligroso cuando esta ese alboroto…-pronunció de repente una señora que salió de una puerta con una escoba en mano, caminando hasta la entrada, deteniéndose en seco cuando miro a Kendall.

-No hay problema, yo espero aquí a que todo este más tranquilo…-dijo con toda tranquilidad pues sabía que si ese sitio permanecía abierto cualquier cosa podía suceder, pero casi como si fueran una clase de adivinos, alguien empujo la puerta con fuerza entrando en la habitación algo alterados, dos hombres con pasamontañas, uno con navaja en mano salieron amenazando a los que estaban dentro, uno de ellos tomo con fuerza a Kendall que estaba desapercibida y no reacciono a tiempo para defenderse, apuntando su la navaja al cuello, tomándola de rehén.

-Cierren la puerta y pretendan que el local está cerrado o asesino a este chico…- pronuncio aquel ladrón que parecía nervioso pues la policía estaba tan cercas en ese momento. Rápidamente el joven llamado Jack soltó su revista, y sin decir camino nervioso hasta donde estaba la puerta para cerrarla, bajar las persianas y apagar la luz fluorescente que decía abierto, apagando todas las luces de la entrada solo dejando una lámpara de una esquina como única iluminación, mientras la señora se acercaba al mostrador temblando y sollozando asustada.

-Permaneceremos aquí tranquilos hasta que todo pasé, nadie saldrá herido si obedecen- dijo el otro hombre que inspeccionaba el sitio echándose algunas películas y videojuegos a su mochila de forma nada disimulada.

Esos minutos le parecieron eternos hasta que al fin el sonido de las sirenas comenzó a escucharse más lejano, fue que ellos decidieron huir por la puerta trasera, arrastrando a Kendall con ellos, caminando cuidadosamente y saliendo por un pasillo que los llevaría a un callejón.

-No pueden llamar a la policía, están advertidos…- dijo por último el hombre que la sujetaba con fuerza aun, arrastrándola hasta que llegaron a un callejón que parecía silencioso, no sabía qué plan tenían con ella, pero ella debía encontrar el momento adecuado para escapar de sus manos. Sintió como cubrieron su boca para que no gritara y dejaron de apuntarle con el arma, esa era su oportunidad, con un movimiento rápido golpe al sujeto de atrás con su codo bajo sus costillas, y rápidamente logro que la soltara lo suficiente como para huir, sin embargo, no se esperaba que el callejón fuese a estar sin salida y se vio atrapada por una pared de maya de alambre, tomando las medidas drásticas de cruzarla rápidamente, simplemente no podía quedarse ahí, era más rápida que ellos y mas ágil, pero la mala suerte seguía persiguiéndola, corrió el resto del callejón pero termino tropezando con una botella de vidrio que estaba sobre el suelo, el sitio apestaba y ella había caído en el sucio suelo, de inmediato se puso de pie con las palmas de sus manos lastimadas, pero fue demasiado tarde pues ellos de inmediato la alcanzaron. Uno de ellos coloco su peso sobre ella para que no escapara y otro la sujeto de los brazos contra el suelo para que dejara de moverse.

-Tenemos que callarlo o hablara, parece ser de los soplones comunes…- le dijo a su otro compañero, ella solo los miraba con odio sin tener el valor de gritar por ayuda, o más bien, era demasiado orgullosa para hacerlo. Rápidamente uno de ellos pensó en atarla para ganar tiempo, quitándole el cinturón de la cintura, comenzando a forcejear mas en vano de forma desesperada, simplemente no se daría por vencida,

-Es fuerte para ser un chiquillo, Atalo con fuerza…-le ordeno el hombre que aun estaba sobre ella buscando la forma de inmovilizarla -…Espera…- pronuncio de pronto al darse cuenta de un detalle, su cintura no era normal para ser la de un chico, de un momento a otro comenzaron a deshacerse de su saco que cubría mayormente su cuerpo, quedando solo con su camisa de botones y pantalón ahora sin cinturón - ¿Qué demonios eres? ¿Travesti?- pregunto de pronto sintiéndose de inmediato ofendida con eso, pero si no se liberaba de inmediato se darían cuenta.

-Es una chica, idiota… mira…-dijo uno de ellos, el cual se atrevió a desabotonar su pantalón para mostrar de inmediato su ropa interior, unas bonitas bragas blancas con pequeños holanes, tras ser descubierta de esa forma tan vergonzosa de inmediato comenzó a patalear buscando golpearlo tan fuerte como para que la dejaran ir.

-Déjenme en paz, yo no les hice nada…-por fin hablo con voz firme, estaba molesta y avergonzada, pero en fondo parecía estar realmente aterrada de lo que podría pasar, de nuevo se repetía la historia, en un callejón, con dos hombres toqueteándola y aprovechándose de ella.

-Parece que tiene miedo de que la veamos- dijo el otro sujeto divertido por la situación a pesar de que ella estuviese pataleando bajo él, buscando que uno de esos golpes lo alcanzara. De un momento a otros parecían divertidos con la forma en la que ella se sentía humillada, su intención ya no era dejarla ahí inmóvil, si no, aprovecharse de ella también, burlarse de ella y de su aparente vergüenza por su cuerpo, ¿acaso era tan divertido?


Última edición por Kendall Bentley el Mar Oct 14, 2014 11:40 am, editado 1 vez
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Pensabas que este sería un día normal? {Privado}

Mensaje por Invitado el Mar Oct 14, 2014 9:52 am

La verdad aquel día estaba saliendo completamente al revés de lo que planeado, tras que se tuvo que esconder en la basura se sentía asquerosamente sucio, pensando que fijo debía llegar a lavar esa ropa y al menos ponerle un litro de desinfectante. Por otro lado su día aun no terminaba en el momento que escucho forcejeo a metros más adelante del camino que tomo para salir a la calle principal.

¿Quién armaría un escándalo en los callejones cuando la policía andaba cerca? Idiotas de verdad, solo idiotas debían ser quienes en vez que mantenerse en segundo plano,  querían ser los primeros en que lo visualizaban en el primer plano. Bien se conocía que la policía mandaba a sus detectives a recorrer las calles como si fueran civiles más luego de las redadas, malditos era tan bien organizados. 

Pero no tanto, no como debían ser para atrapar a los mejores criminales que se escondían tan bien que parecían como ratas escurridizas. Como él, sin embargo los pensamientos de Richard se detuvieron cuando pudo percibir y ser testigo de vista como dos hombres empezaban a manosear lo que parecía ser de vista un chico. 

Parecía ser el menor de los cuatro, incluyéndolo a él. Pensando en ratas, y encontrándose con dos de la misma calaña. Sus pasos no lo hicieron notar, aquellos parecían tan concentrados en el descubrimiento que acaban de hallar que en el pelinegro que se acercaba más a ellos hasta detener sus pasos a menos de un  metro de ellos.

— Parecen muy entretenidos — menciono en voz alta, mientras las facciones de Beckett se endurecieron. Él era hijo de una violación, un hijo no deseado, él era un chico que vivió los peores años de su vida por ser un hijo de un hombre al cual odiaba. Él solo estar presente en lo que parecía que sería una bajeza como esa lo llenaba de rabia, sin importarle que la víctima fuera hombre o mujer. 

Sin embargo, al escuchar la referencia de uno de los hombre que estaba encima de su víctima; hizo pensar a Beckett que aquel niño en realidad era una niña, la furia del estadounidense creció viajando por sus venas antes de empezar a hablar de nuevo. — ¿Se creen muy hombres? ¿O es que no habían visto unas bragas en toda su miserable vida? — escupió, antes de que esquivara uno de los puños de aquel hombre que había dejado de forcejear con la chica para ir a golpearlo. 

— Idiotas — susurro por debajo, para golpearlo por el estómago y luego de su golpe con el codo golpear el mentón de aquel hombre que parecía endemoniadamente furioso por interrumpirlos. — ¡Tu niña! —exclamo,  intentando controlar al hombre que se le venía a golpes mientras que su cómplice parecía confundido en cómo actuar. Ir en ayuda de su amigo, o aprovecharse de la chica que tenía abajo suyo.

— ¡La botella de vidrio! — menciono Beckett, en el momento que fue golpeado por aquel hombre, y pegado contra la pared. Haciendo referencia a la botella quebrada que estaba a solo unos centímetros de ella, era cuestión de que reaccionarla a tomarla. 

Se pasó la mano por el labio, escupiendo al piso sangre por aquel golpe recibido. — ¿Sabes?, te vas arrepentir — fue lo que dijo antes de volver a golpearlo con los nudillos y en zonas sensibles del cuerpo. Beckett a pesar de no practicar ningún deporte de lucha, podría dar crédito a su experiencia de pelea callejera, en donde conocía como salir de ellas de una buena forma.  

Pudo terminar de estampar al sujeto contra la pared dándole un buen golpe en la cabeza para dejarlo inconsciente por un buen rato. Con el labio roto, y golpes en su rostro que hicieron cortes en la cara pero no era demasiado grave, no como el sujeto que yacía en el piso. 

Volvió a limpiarse la sangre del labio que parecía que no dejaba de sangrar, busco con la mirada al otro sujeto que parecía querer salir corriendo. — ¿Y tú qué? — dando de plano que seguía batallando con la chica por que la tenía agarrada.

— ¡Oye imbécil, mírame! — soltó avanzando hacia él, deseando darle tiempo a la chica para que si deseaba pegarle certeramente (pensando que había batallado sin éxito alguno) lo hiciera en ese preciso momento. Antes que él lo tomara del cuello de la camisa y lo estampara contra la otra pared.

La mirada de grisácea del pelinegro se posó en la chica de pelos azulados, y frunció el ceño como si le dijera que actuara rápido, aprovechando que el chico retrocedía y soltando poco a poco el agarre, ya que parecía estar más concentrado en él se iba a ver acorralado que en el juego que planeo anteriormente con la chica.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Pensabas que este sería un día normal? {Privado}

Mensaje por Invitado el Mar Oct 14, 2014 11:39 am

El miedo la volvía mucho más débil pero no por ello dejaba de rendirse, les haría el trabajo difícil, debía demostrarles que aprovecharse del sexo opuesto no era tan fácil como ellos pensaban. Seguía oponiendo fuerza muy a pesar de que sus brazos ya estuviesen atados, manteniendo fuerza hasta el momento preciso en el que si pudiese zafarse de sus garras, debía haber un momento en el que se descuidasen, en cualquier momento. De pronto una voz masculina se escuchó al otro lado del callejón, en el angulo en el que ella estaba simplemente no podía voltear a ver de quien se trataba pero en su mente esperaba lo peor, ¿uno más de ellos? Si se trataba de eso podía asegurar que ya se encontraba en sumas dificultades pues sería más difícil defenderse de tres. Pero de inmediato escuchó sus palabras y notó como el hombre que estaba atrás de ella la soltaba para ir a atacar al desconocido, fue que se dio cuenta de que no era un compañero si no alguien que estaba ahí para ayudarla.

No podía ver la pelea pero escuchaba ágiles movimientos y maldiciones entre dientes, miraba fijamente al hombre que estaba confundido, aun la sujetaba con fuerza pero parecía más perdido en sus pensamientos, debía actuar rápido, escuchó como aquel joven le dirigía la palabra llamando la atención del que la tenia atrapada aun, volteando a mirar la botella de la que hablaba, aprovechándose rápidamente en lo que aquel hombre parecía perdido se volteo sobre un costado sujeto la botella con una sola mano y rápidamente se giro sobre su cuerpo para quedar de frente a él con el filo de la botella contra el cuello del contrario. Seguramente si no estuviese viendo como le daban una paliza a su compañero tomaría de chiste que la chica le estuviese apuntando con una botella de vidrio pero en ese momento su miedo se hizo más presente, se alejó un poco y en ese momento ella aprovecho para ponerse de pie, concentrándose en zafar una mano que aun estaba sujeta al amarre del cinturón, por suerte no habían tenido tiempo de ajustarla bien, ahora su propósito era mantenerlo lo suficientemente lejos como para aprovechar y huir, pero en ese momento de distracción sintió como el hombre la tomaba de un brazo y luego del cuello de nuevo, ahora tomando otra táctica, usarla de rehén de nuevo para escapar de aquel peligroso hombre que lo tenía amenazado solo con la vista, parecía muy preocupado porque le sucediera lo mismo que a su compañero, su único propósito ahora era salir ileso de esa.

En esa posición podía ver perfectamente el aspecto del joven, parecía ciertamente amenazante, ahora entendía porque el hombre que la sujetaba ahora moría de miedo con solo imaginar estar entre sus garras, escuchó como le gritaba y luego como la miraba fijamente unos segundos esa fue como una clase de detonación para que ella se aprovechara de su miedo golpeándolo de nuevo con el codo bajo las costillas y torciendo un poco su brazo para zafarse lo suficiente y alejarse de él, retrocediendo sin quitarle la vista de encima, aprovechando para acomodar su ropa desalineada pues eso desde un principio le había dado desventaja, preparándose también para defenderse si su intención era tomarla de rehén de nuevo. El hombre era todo suyo ahora que no estaba ella cercas, parecía aun adolorido por el golpe que le había dado ella en el estomago, y miraba al pelinegro aun con temor, retrocediendo hasta quedar contra una pared,

-Vamos amigo… ya deje ir a la chica, ¿Qué más quieren?- hablo de pronto en un tono más amigable, pretendiendo entablar confianza en ese momento tan crucial para él, pero para Kendall actuar así era tan repulsivo como sus mismas asquerosas acciones, quizás hasta mas, con solo pretender que alguien iba a creerles de buena forma.

-Si tú no tienes intención de acabarlo, lo hare yo, tiene una gran deuda conmigo…- hablo de pronto después de haber estado tanto tiempo en silencio por el miedo, su voz era firme de nuevo, sus ropas sin duda eran lo que la hacía tan decidida, ser mujer sin duda la hacía sentir débil y frágil.


Última edición por Kendall Bentley el Vie Oct 17, 2014 1:15 am, editado 1 vez
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Pensabas que este sería un día normal? {Privado}

Mensaje por Invitado el Mar Oct 14, 2014 4:38 pm

Se mantuvo en su lugar cerca, bastante cerca del hombre que había retenido a la fuerza a la menor. La cual observo de reojo como se acomodaba sus ropas de forma apresurada. Aquella niña se vestía de hombre, ¿acaso era un travesti? Sin embargo aquellos pensamientos pasaron a segundo plano, no era algo de importancia de momento. De momento debía concentrarse en aquel tipo que estaba acorralado contra la pared de aquel mugroso callejón.  
 
Beckett movió la cabeza de un lado a otro, haciéndolo tronar un poco por aquellos movimientos de estiramiento, y suspirar hondamente al escuchar la voz de aquel hombre. — ¿Qué más quiero? — comento elocuente antes de soltar una risa. Volteo el cuerpo un poco, observando al tipo que había dejado inconsciente en el suelo y luego volvió a posar su vista en el hombre. — Algo peor de lo que le hice a tu amigo — comento sin rastro de sonrisas. Lo dijo de manera seria, convencido de lo que iba a hacer. 
 
Sin embargo, lo que provoco la sonrisa de Richard fue escuchar una voz tercera; su mirada fue directo a la chica; la analizo de nuevo unos segundos hasta que soltó una ligera risa. — Tu voz delata tu ropa — comento con una sonrisa burlona, lamiéndose nuevamente el labio sangrante. Definitivamente pensó que necesitaría ir a un hospital para que le cosieran el labio. 
 
— Mejor ni te muevas; hasta que yo te lo pida. Deuda o no, aquí él que te rescato, mata a los tipos malos — se burló un poco de la situación, estando consiente que el chico pretendía retirarse de manera silenciosa de aquel lugar sin embargo los reflejos de Beckett eran rápidos, años de entrenamiento en el básquet daban sus ventajas para esas situaciones. 
 
En el momento que termino de hablar con la chica, dio paso para empezar a correr detrás del sujeto que había adelantado el paso en su huida. Fue lo suficientemente rápido para tomarlo del brazo y jalarlo para recibirlo con un puño cerrado contra el rostro. — Te enseñare a no querer violar señoritas, aun cuando se visten de niño afeminado — comento con cierta diversión, empujándolo contra el suelo. 
 
Y debido a que ninguno de los involucrados se iba a quedar de brazos cruzados, empezaron otra pelea. Esta vez contra el suelo, como si fuera esa la lona de peleas. La furia de Beck se podía ver más allá de sus ojos, odiaba los sujetos como esos, odiaba no haber encontrado a su padre, odiaba todo esa mierda de la violación y era tanto su odio más allá de la situación presente que termino por hacerlo gemir dolor y aquello lo trajo a la realidad. 
 
Donde se encontró a él encima del sujeto golpeándolo hasta que sus nudillos se habían teñido de rojo, trago en seco. Él no era su padre, no debía desquitarse de esa forma con esa rata a pesar de lo mucho que lo deseara. 
 
 Levantándose, para tomarlo de los brazos y arrastrarlo hasta llegar al frente de la chica y mirarla. — ¿Crees que tu deuda está pagada? — sosteniéndolo de los brazos detrás de él, y ayudando al tipo para que pudiera darle la cara aun cuando parecía querer desplomarse al piso. — ¿O prefieres que lo dejemos sin su supuesta hombría? — comento de forma seria, aunque luego de sus palabras sus labios se adornaron con una sonrisa media. 
 
Omitiendo los quejidos y palabras entrecortadas del sujeto, mientras que Beck observaba fijamente a la chica hasta que volvió a hablar luego de unos segundos. — Anda golpéalo lo más fuerte que puedas, a lo mejor podes dejarlo sin posibilidad de tener hijos — hablo entre risas, dándole a la chica aquella opción, era el golpe final. 
 
— Rápido, debemos salir de este lugar antes de que venga cualquier persona — apuro, volviendo a limpiar su sangre del labio pero esta vez con el dorso de la muñeca. Con o sin ella, Beckett sabía que debía salir de ese lugar lo más rápido posible. 
 
Eran dos sujetos, y a lo mejor no estaban solos. Alguien debía andar buscándolos, y cualquier persona que fuera, Beck no estaba en condiciones para otra pelea; y mucho menos para meterse en problemas con la policía. 
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Pensabas que este sería un día normal? {Privado}

Mensaje por Invitado el Vie Oct 17, 2014 2:09 am

Odiaba más que nada en el mundo ser tan débil, por ello es que no podía aceptar tan fácilmente que ahora la estuviesen ayudando, pero él hecho de sentirse tan vulnerable en esos momentos a causa de que se encontraba descubierta ante aquellos hombres, ellos lo sabían ahora, ella no era más que una chica dentro de una fachada de hombre, comportándose rudamente aunque en el fondo era una frágil señorita de clase, él que ellos lo supieran lo hacía aun peor, estaba realmente frustrada, solo esperaba el momento de llegar a casa, darse un baño y perder el día leyendo un buen libro hasta quedarse dormida.

La voz del hombre que se encontraba en esos momentos acorralado contra una pared se hizo presente, estaba aterrado pero él mantenía una posición orgullosa como si pensara que se podía salir con la suya. Escucho como el joven pelinegro le contestaba abiertamente y de forma cortante, su propósito era lastimarlo así sin más, porque se lo merecía, eso lo tenía bien claro. Metiéndose de pronto en la conversación de ambos para decirle al chico que ella quería hacerse cargo, pero su risa provoco que se saliese de su posición omnipotente, sintiendo su mirada sobre su persona y luego escuchando aquel comentario que le hizo molestar un poco.

-C-cállate, tengo mis motivos- respondió inmediatamente avergonzada por la situación, aunque esperaba a que se hubiese dado cuenta por su voz y no porque haya visto su ropa interior con todo lo que había pasado.

-Eso no tiene sentido…- reclamó tras escuchar como él le sugería no moverse de su sitio, ¿Qué pretendía ponerse en su contra también?, su orgullo era tan fuerte que no le permitiría admitir que la había salvado pero muy en el fondo podía sentirse aliviada pues enfrentarse a algo así de nuevo era realmente aterrador.

Su conversación de pronto fue interrumpida por el menor inicio de que aquel hombre se iba a dar a la fuga de forma supuestamente estratégica, pero el pelinegro fue rápido en sus movimientos, y lo detuvo tomándolo del brazo y luego golpeándolo directamente en el rostro, quedándose algo asombrada en su sitio, ese chico tenía un don para ese tipo de peleas, aunque también parecía ser muy arriesgado, quizás esa era su mayor desventaja.

-¡Hey! Ten cuidado con lo que dices- se quejo por el comentario de “niño afeminado” , era obvio que se estaba burlando de ella directamente, sonaba muy confiado incluso con ella, por lo mismo a ella le resultaba algo irrespetuoso pues apenas la conocía y ya se estaba burlando de ella.

Sus pensamientos se distrajeron a la realidad cuando se dio cuenta de que el pelinegro ya tenía al hombre contra el suelo y sus golpes parecían no tener fin, estaba a punto de decir que se detuviera pero en serio ¿se merecía eso?¿se merecía que lo detuviera?¿o se merecía ser golpeado de esa forma? Sus facciones habían cambiado por completo ahora, alzando las cejas sin saber que decir, solo quedándose muda hasta que miro como se acercaba arrastrando al hombre que aun gemía del dolor,

-Basta, creo que es suficiente…- murmuro firmemente mirando directamente al joven, casi como dándole una orden, sin mirar al sujeto aunque su rostro estuviese siendo obligado a verla. De alguna forma su inconsciente le decía que eso estaba mal pero al mismo tiempo le decía que seguramente ese hombre se merecía eso y más, quien sabe que más cosas había hecho a lo largo de su vida. Pensando en cosas negativas un leve impulso de enojo salió pero todo lo que pudo hacer fue patearlo fuertemente justo en la entrepierna sin siquiera cambiar las expresiones de su rostro, dejando escapar un pesado suspiro después, su intención no era descargar su venganza en esos momentos, pero si no lo hacia se quedaría por siempre en el subconsciente no haber tomado alguna represaría por lo que le habían hecho pasar, observando solo como aquel hombre terminaba por tirarse al suelo retorciéndose de todo el dolor que en conjunto sentía.

-No es divertido esto, me molesta algo tu actitud- comento de pronto mirándolo fijamente de nuevo mientras fruncía el ceño, para después solo desviar su mirada y obedecer de alguna forma lo que él le indicaba –Salgamos entonces, tu estas herido- agrego para después solo comenzar a caminar con paso firme, atreviéndose a sujetar la muñeca ajena de pronto y de forma algo brusca, comenzando a sacarlo de ese peligroso callejón, intentando apresurarse con toda la intención de no dejarlo atrás. Era un chico impertinente y de alguna forma fue grosero con ella, pero la había salvado, lo mínimo que podía hacer era asegurarse de que estuviese a salvo y que se atendiera aquella herida que tenia sobre el labio.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Pensabas que este sería un día normal? {Privado}

Mensaje por Invitado el Jue Nov 13, 2014 8:50 pm

Escucho como se quejaba de sus comentarios, pero era algo que entraba por un oído y le salía por el otro oído. En aquel momento no le importaba, estaba demasiado ocupado para prestarle atención además tampoco estaba para escuchar quejas sin importancia, no cuando estaba en medio de una pelea con un tipo que lo odio desde el momento que lo vio encima de la chica, y que ahora se lo mostraba a ella para que le diera el golpe final. — Suficiente; oíste imbécil la chica parece tener misericordia — le hablo al tipo que sostenía en como gancho con sus brazos, pero aquello quedo como una mentira cuando la chica se decidió en golpearlo fuertemente en la entrepierna y Beck hizo que la gravedad hiciera su trabajo. — Ni tan suficiente — río por debajo, pasándolo por encima al hombre para quedar al frente de la mujer.
 
Y lo primero que escucho le hizo automáticamente elevar su ceja izquierda — ¿crees que me importa? — una pregunta común en él, si a ella le molestaba o no, no era un problema de Beckett, tampoco era algo que le quitaba un pedazo o segundos de vida. — De igual forma, deberías estar agradecida — reto de una forma jocosa. — Siendo o no, niño afeminado a estos sujetos no le hubiera importado — movió su dedo índice de un lado a otro, esbozando una sonrisa aunque al mover tanto su labio una descarga eléctrica de dolor hizo que Richard arrugara la cara con molestia.
 
Termino aquella conversación al verse arrastrado cuando la chica lo tomo de improvisto de la muñeca y él empezó a caminar tratando de seguirle el paso. Dejando escapar aire por la boca, mirándola por detrás. Las ropas ajenas en verdad la hacían visualizar como niño afeminado — ¿Y dónde me llevas? — luego de alrededor dos minutos en silencio.
 
— Soy un chico difícil, ¿eh? — bromeo en aquella situación para alivianar el ambiente. — Sabes no es que me importe, pero vestirte de hombre no te salvara de estar sola en un callejón — menciono en un mejor tono, no era burla sino era un consejo disfrazado de travesura. En aquellos callejones de Alki, cualquier cosa podrías encontrarte y no era sitio para andar sin compañía o sin un plan de escape. Lo sabía Beck, porque él estaba ahí buscando a alguien peligroso, y enredado en bandas y pandillas de barrio.
 
En el momento que salieron del callejón, Beck movió la mano un poco para deshacerse del agarre de la mujer, sin embargo en un movimiento fugaz tomo los dedos ajenos con los propios sin intenciones de soltarla, con la idea de así llamar su atención. — No me has dicho tu nombre — comento — ya que no creo que me vayas a acompañar a una farmacia, al menos dime tu nombre. Oooo alargando la palabra — ¿si me acompañaras? — moviendo las cejas con gracia, como si le coqueteara.
 
Y de hecho lo hizo pero inconscientemente, aunque debía reconocer que aquella chica parecía tener algo atractivo.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Pensabas que este sería un día normal? {Privado}

Mensaje por Invitado el Lun Ene 05, 2015 10:21 pm

Escucho algo fastidiada al joven que venía a su lado quejarse de que poco le importaba lo que a ella le molestaba de él, mirándolo unos segundos frunciendo levemente el ceño, nadie podía hacer para cambiar su forma de actuar, era un total desconocido, pero al menos dio su opinión abiertamente, no era de esas personas que se guardasen sus propios comentarios para sí misma, más que en ocasiones que lo ameritaban, además debía dejarle claro de porque ella no podía demostrarse tan meramente agradecida y feliz por lo sucedido, además de porque su orgullo apenas se lo permitía.

-Debería estarlo, pero no tengo ganas de demostrarlo abiertamente…-confeso casi en voz baja mientras comenzaba a avanzar alejándose de aquellas peligrosas calles, intentando hacer que él la siguiera también, atreviéndose a sujetar su muñeca para arrastrarlo consigo de forma brusca.

-¡No! Mi intención principal solo es salir de aquí - respondió avergonzada por su comentario fuera de lugar, sintiéndose algo perdida en sus pensamientos analizando cual sería la vía mas rápida para llegar a las calles más seguras y de ahí avanzar hasta los dormitorios.

-Al menos el riesgo disminuye a que si estuviese en falda y tacones- dijo en tono de queja algo ofendida por su comentario, pero en parte tenía algo de razón, caminando rápido la ultima parte del camino hasta que al final estuvieron lejos de aquel oscuro callejón, alzando las cejas al notar que todo ese tiempo había estado sujetando la muñeca ajena con fuerza, sintiendo como él se zafaba por su cuenta pero sujetando por su cuenta su mano después, inconscientemente había hecho eso quizás por el miedo de haber estado en aquella situación anterior, mirándolo algo confundida pero sin sentir miedo de él realmente.

-Te acompañare- dijo firmemente frunciendo el ceño mirándolo con cierta sospecha pues el tono de la pregunta ajena sonaba tan extraño- Es lo mínimo que puedo hacer por haberme salvado, tomare los gastos de lo que necesites para curarte…- agrego zafando sus dedos del agarre de la mano ajena, se daba cuenta perfectamente de sus nuevas intenciones repentinas de coqueteo pero no estaba segura si solo eran en tono de burla o iba en serio, prefería pensar que solo era un juego pues si fuese cierto estaría enormemente avergonzada como era su costumbre cuando alguien la trataba como la chica que era.

-Vamos, creo que hay una farmacia sobre esta calle- agrego manteniendo su porte de ser una persona seria aunque se sintiese algo extraña después de lo sucedido –Me llamo Kendall – dijo de pronto mientras esperaba que caminase junto a ella.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Pensabas que este sería un día normal? {Privado}

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.