Welcome to SNA!
「WELCOME TO SNA」



Hey Invitado sé bienvenido/a a la SNA, una universidad famosa por su educación, el campus más grande del mundo, y a Alki Strait City, famosa por su gente; por sus parajes y paisajes, pero sobre todo por su imponente presencia. Innumerables cosas, misterios, verdades, pueden sucederse en este lugar, ¿se siente bien?, ¿quieres experimentar el desenfreno de una ciudad que no descansa, de una universidad que es más que eso? Entonces... ¡Deja de observar y entra de una buena vez a este mundo!
Conectarse

Recuperar mi contraseña

「WHO IS ONLINE?」
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 28 el Lun Sep 04, 2017 10:27 pm.
「LAST POST」
Últimos temas
» Four // Privado: Elizabeth
Dom Oct 15, 2017 7:38 pm por Minato Hamilton

» Hike—priv: Kohaku Koyama
Sáb Oct 14, 2017 5:16 pm por Kohaku Koyama

» Scared [Priv. Daichi Kitagawa]
Jue Oct 05, 2017 3:39 pm por Zhao Wang

» Cappuccino [Priv. Yahiro]
Dom Oct 01, 2017 7:00 pm por Yahiro Kanzato

» Three // Privado: Elizabeth
Lun Sep 25, 2017 2:07 pm por Elizabeth O'Land

» Es war das erste Mal— Priv: Lee Seung Ho
Mar Sep 19, 2017 1:23 pm por Reiner F. Lawrenz

» Mokuyōbi no yoru— priv: Zhao Wang
Jue Sep 14, 2017 1:16 pm por Shi L'Jon

「OUR BOSSES」

THE SNA KING
master

- Profile MP -


MINATO
admin

- Profile MP -

SHI
designer

- Profile MP -


Noragami Roler Psycho-Pass RPG .:Magatsu World:. Surprise City Forbidden Love < a href="http://innocent-malice.foroactivo.com/">INNOCENT MALICE Crear foro The Last Breath RPG
「THANK'S & CREDITS TO:」



Este skin ha sido realizado por Shi {@Shi.2014} para Security Northwest Academy, se prohíbe su reproducción. Los códigos para las descripciones de los foros son propiedad de Niza. La historia y demás puntos base del foro, son propiedad del staff y están inspiradas en lugares de la vida real; las tramas y expedientes de los usuarios son de su propiedad y solo suya.

Agradecemos a #ALF por la ayuda con sus tutoriales; a We♥It, Tumblr, Zerochan, MiniTokyo y otros por las imágenes, las cuales han sido sometidas a edición. Este foro es una obra de ficción y, como tal, no tiene relación más que ligera con hechos de la realidad.

#NO AL PLAGIO, ¡Sé original!

Una sonrisa de reencuentro — Priv: Misaki Kurosawa

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Una sonrisa de reencuentro — Priv: Misaki Kurosawa

Mensaje por Ryunosuke Kurosawa el Sáb Oct 25, 2014 4:17 pm



Una sonrisa de reencuentro.

W: Misaki Kurosawa // P: Aeropuerto Internacional de Alki Strait City // Viernes; 10:14 am // Vestimenta // Camioneta; Interior


La semana se había pasado en la simple nada, el desasosiego de sus tonterías, de cosas anunciadas, pero que nadie esperaba, especialmente él. Esa mañana se levantó de una cama que no era la suya y le miró allí, envuelta en las sábanas, exhaló, apenas eran las cuatro de la mañana, pero simplemente no había podido pegar un ojo. Se vistió y salió de la habitación, ¿cómo era que había llegado a eso?, ¿cómo era que había consentido tocar su cuerpo, de formas… indebidas, si era solo su hermano?

Chascó con la lengua, caminando hasta la habitación que dedicaban a gimnasio en el sótano del lugar y se descargó allí. Lo sabía, sí, pero, aún así, lo seguía haciendo, ¿por qué?

Porque simplemente no puedo decirle que no—, se regañó a sí mismo tras pasar dos horas allí, intentando expiar lo inexpiable y sentirse mejor consigo mismo entre el sudor y sus propios demonios. Dándose un baño y viéndole despertar pesadamente para desayunar. Hoy era el día.

Llegó a la universidad y cursó su hora de clase de la mañana, pues debía dar una ponencia importante, para luego tomar su camioneta y dirigirse hasta el aeropuerto de la ciudad, a los límites. Sí, extrañamente había sido él quien se había comprado una camioneta tan grande, para sus buenos usos y, en general porque, al estar en una gran ciudad y trabajando en otros sitos para su abuelo, necesitaba poder movilizarse con más libertad que la proporcionada por los autobuses o simples taxis.

Condujo más o menos por media hora por unas carreteras sin demasiado tráfico, desde la universidad hasta el aparcadero del lugar. Se bajó, tomó sus llaves, se acomodó la ropa y entró al gran lugar, escuchando rápidamente ese bullicio que les había recibido tanto a él como a su hermana poco más de dos años atrás. Las llamadas a pasajeros estaban por todas partes, pero él sabía que Misaki llegaría en la plataforma C, así que, tras desvariar un poco, caminó a paso lento y seguro hasta allá.

La voz que, a pesar de parecer de una máquina, no lo era, anunció entonces: “El vuelo procedente del Aeropuerto Internacional de Narita, Tokyo, Japón, arribará por la plataforma C”. fue cuando, levemente recostado en una de las paredes, y notando como otras personas parecían también esperar a amigos, seres queridos y familiares, se mostraban muy emocionados acomodando sus carteles, a pesar de que pasaría, más o menos, media hora hasta que vieran a quienes buscaban.

¿Hubiera sido mejor que Hime viniera?, se preguntaba siendo un poco tonto, lento, tal y como siempre lo era aún en su inmensa soledad, en sus pensamientos, su lugar preferido. Sí, hubiera estado bien, pero ella tenía cosas importantes, debates importantes, que no podían ser sacrificados. De todas formas le recibiría más tarde en casa con ese estilo que tanto le caracterizaba. Pero, aquí, desglosando, pensando…

¿Las cosas habrían cambiado con los años?

Porque… él había cambiado, tal vez era ahora aún más hipócrita que antes, un pecador, alguien que no merecía vivir demasiado… pero seguía igual de sereno, quizá con un mirar más vacío, sí, desde allí. Y su hermana, Hime, ella había tenido un cambio, las sucesivas discusiones, el llanto y los sucesos le dieron a entender eso, pero, ¿Misaki?, una cosa eran dos años de video llamadas, otra era tenerla allí, viviendo en la misma casa, de nuevo.

Se planteaba un poco problemático, por supuesto, y a tal punto entendía la preocupación de su melliza…

Estamos en problemas, ¿eh?—, murmuró con una carencia rara de emociones, no podría plasmarlas aunque quisiera, porque este tipo de cosas no le valían sentido, el dolor, el temor, eso no le valía para nada, no le despertaba nada y, quizá, ese era el peor de sus defectos. Haber perdido la capacidad con los años…


Volver arriba Ir abajo

Re: Una sonrisa de reencuentro — Priv: Misaki Kurosawa

Mensaje por Invitado el Sáb Oct 25, 2014 4:54 pm

Abrió los ojos con pesadez y se reincorporó, incómoda, en el asiendo azulado del avión. Tanto la ventanilla como su reloj mostraban que aún era de madrugada, las 3:05 exactamente; resopló llevando su fleco hacia arriba, no estaba para nada acostumbrada a viajar en aviones cosa que se veía en las contracturas de sus hombros. Meditó por un momento si tratar de seguir durmiendo o no, y luego sufrir las consecuencias del cansancio una vez allá, pero llegó a la conclusión de que el estado en el que ahora estaba no le permitiría dormir y que de cualquier manera el viaje la dejaría exhausta, así que se recargó más derecha y sacó de su bolso un par de carpetas. 

Ató su cabello, se puso sus lentes y prendió la pequeña luz amarillenta ubicada arriba de su asiento, junto a esa pequeña grilla de aire acondicionado y otros millones de botones que ella ni idea tenía de que servían. Acomodó estratégicamente su carpeta de recortes de diario en el asiendo de adelante, justo donde está también esa pequeña pantallita, y colocó sobre sus rodillas su cuaderno, lleno de flechas, anotaciones e incluso dibujos.

Miró de reojo las piernas de su acompañante y encontró un periódico de ese mismo día, justo el que ella no había llegado a comprar. Sonrió a medias, y con cautela lo tomó, descubriendo con deleite que había tres noticias nuevas y un caso resuelto -Vamos a ver que tenemos aquí- susurró y fijó primero su mirar en aquella nota ya conocida para ella.

"Acusaron y penaron al vendedor de la tienda de joyas por múltiples homicidios de la zona"


Rió, aunque pudiese sonar un tanto morboso, ella ya lo sabía. Había estado más de mes y medio investigando ese caso poco intervenido y había llegado a esa misma conclusión, solo que varias semanas antes.

Las horas pasaron volando, y pocos minutos antes de arribar ella ya estaba comenzando a sentir el cansancio de haber pasado la noche tratando de sacar conclusiones para los nuevos casos que había encontrado (aún, sin éxito alguno ya que tenía poco y nada de datos). También sintió la emoción, ya que, después de verdaderamente dos largos años de videollamadas y mensajes, podría volver a ver a sus hermanos. Volvería a vivir con ellos, ¿Habrían cambiado?, al menos Misaki si lo había echo tanto física como mentalmente aunque, en el fondo siguiera siendo la misma chica de 15 años que se había despedido casi llorando de los mellizos que habían estado con ella.

El avión aterrizó y ella no dudó en buscar su equipaje para luego bajar en busca de sus hermanos, tenía una valija y su carpeta rebosante de papeles en mano, pero a ella no le interesaba. Solo quería verles.

A lo lejos, pudo distinguir la cabellera de su hermano, quién estaba solo. No le costó mucho entender que era temprano y que seguramente su hermana estaría haciendo otras cosas pero, le alegró que él la haya ido a recibir. Cuando estuvo frente a él, dudo en soltar la valija y abrazarlo -Te eché de menos- fue lo único que dijo, al menos en ese momento.

Ciertamente, si lo había echado de menos.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: Una sonrisa de reencuentro — Priv: Misaki Kurosawa

Mensaje por Ryunosuke Kurosawa el Sáb Oct 25, 2014 9:03 pm


“El vuelo xxxxx proveniente de Japón ha aterrizado en la plataforma C”

Fue el mensaje que se dejó escuchar y que alertó a todas las personas que estaban allí cuando, luego de varios minutos, las personas comenzaron a salir. Él seguía allí, levemente recostado en una pared, preguntándose por qué ciertas cosas debían ser como fueron y, principalmente, ¿por qué había decidido caer?

Su vista se alzó en busca de aquella figura que tanto recordaba en las video llamadas. Allí se veía tal y como siempre, pero bien sabía que no sería así, no, tal y como ellos –Himeyuri y Ryunosuke- habían cambiado en dos años, habían crecido y madurado en muchos aspectos, de la misma forma su pequeña hermana lo haría, sí, y él estaba dispuesto a recibirle. Porque el tiempo jamás pasaba en vano y, si ahora tenía a dos de sus pilares cerca, tal vez, solo tal vez, podía comenzar a pensar mejor.

Y allí estaba, llegando como algo llamado, como si la sangre llamara, frente a él, con varios folios visibles y su maleta, al mirarla por un segundo se dio cuenta de que, realmente, había crecido, y no solo en lo físico –que estaba más alta, más hermosa- sino por su presencia. Eso, de alguna forma, le tranquilizó mucho, armando una ligera mueca sonriente en su rostro al escuchar sus primeras palabras cara a cara después de más de dos años de no juntarse.

Y al segundo siguiente fue, sorpresivamente, abrazado.

No estaba acostumbrado a estos contactos, al menos no así… repentinos, pero bajó los brazos, se relajó y correspondió, colocando estos alrededor del cuerpo aún delgado de la muchacha, y depositando un suave beso en la coronilla de aquella negra cabellera.

También yo—, dijo, en un inglés que ya consideraba común, —bienvenida, Misa—, sonrió para separarse y mirarla, detallarle un poco más a fondo que con un simple primer vistazo, —estás hermosa—, remarcó lo que antes había estado pensando con serenidad.

Personas reencontrándose era lo propio justo al frente, de esas que no se veían hace tiempo y se demostraban aquello con efusivos llantos, gritos y corridas. ¿Él?, por más que lo quisiera no podía sino considerar eso repulsivo, tanto cariño… demasiado, era empalagoso. Y no, su familia era lo primero, los amaba a todos, pero, algo, algo muy dentro de él le impedía ser así. Y ese algo se había marcado más y más con el paso del tiempo.

Le miró un momento más y reaccionó, para bajar y tomar, sin previo aviso, la maleta de la dama con delicadeza.

Hime llegará a casa en la noche, después de sus actividades de club—, le informó, quizá podía parecer raro que ella no estuviera aquí, pero Hime a veces no estaba tan libre como él, mayormente porque ella se llenaba solita. Hacer tantas cosas… eso era abrumador, y realmente su mente no existía para eso.

Y por supuesto, hoy faltaría a las prácticas, pero era por una buena causa, y un permiso previo, claro está.

¿Quieres comer o beber algo?—, le preguntó a la pelinegra, —puedo llevarte a pasear por la ciudad cuanto quieras—, le informó.

Por supuesto, él debía preocuparse de que Misaki conociera esta ciudad como la palma de su mano, que supiera dónde podía y dónde no estar, para que aquello no sucediera de nuevo, no, de verdad no se perdonaría jamás si algo así volviera a ocurrir, especialmente a su hermana pequeña, aquella que, viviendo día a día a su lado, trataba casi como si fuera una hija que, ciertamente, jamás pensaría en tener.

Le llevaría al auto, para eso ya había comenzado a caminar. Desde allí todo debería ser más sencillo.

Volver arriba Ir abajo

Re: Una sonrisa de reencuentro — Priv: Misaki Kurosawa

Mensaje por Invitado el Sáb Oct 25, 2014 9:39 pm

Ella sabía que su muestra de afecto no sería más que esa y, en realidad, estaba mucho más que satisfecha. Se había independizado mucho desde que sus hermanos se habían ido y sinceramente no había tenido muchos amigos allí, por lo que aquella sencillez era perfecta para ella. Vaya, realmente lo había extrañado.

Se sintió de nuevo protegida, toda la protección fraternal que le había echo falta durante esos dos años estaba allí plasmada entre los brazos de su hermano.

Sonrió con calma -Gracias, tu también estás muy guapo...y alto- dijo soltando una corta risa. Se soltó de su abrazo y se acomodó el cabello soltando un suspiro, al fin estaba allí después de un largo viaje. Había llegado al lugar donde cumpliría su sueño y no había cosa que la pusiera más feliz que ello, aunque no lo exteriorizara mucho.

Pensó un momento y se alegró de saber que su hermana no había cambiado en ese aspecto, que seguía siendo tan responsable, tan inquieta y rodeada de actividades. Misaki era igual de movediza en ese sentido, siempre estaba pendiente de cualquier detalle a su alrededor, nunca olvidaba su cuaderno, fuese al lugar que fuese, ya que cualquier cosa que pudiese ver por la calle era una posible data para sus investigaciones. Miró a su hermano y mantuvo su sonrisa en silencio, le gustaba tenerlo frente de nuevo...le había echo tanta falta.

Se paró más derecha y tomó con más confianza sus carpetas, para no perder ninguno de los papeles que llevaba encima -Creo que será más conveniente ir a casa a dejar las cosas y a partir de allí vemos, ¿No te parece?- acotó con la cordialidad que había adquirido durante todo ese tiempo, simplemente estaba acostumbrada a hablar así. Caminaron hasta el auto y una vez adentro se acomodó a ella, a sus papeles, colgó sus lentes en la cadena que estaba jugueteando en su cuello y respiró profundo.

-Vaya, tengo tantas cosas que contarles y que oír que ni siquiera se que decir ahora- sonrió mirándole, era verdad, al verle desde un comienzo había sentido como si nunca se hubiese ido, como si hubiese estado con él durante esos dos años -Y, no puedo esperar a ver a Hime- agregó, allí si con un notable entusiasmo.

Por dentro, estaba exaltada, quería visitar toda la ciudad, quería ver a su hermana y también quería relajarse. Iba a ser complicado.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: Una sonrisa de reencuentro — Priv: Misaki Kurosawa

Mensaje por Ryunosuke Kurosawa el Dom Oct 26, 2014 4:06 pm

Le notaba muy entusiasmada y, de cierta forma, podía entender que fuese así, claro, de una u otra forma habían sido dos años viéndose a través de cámaras y pantallas cuando, antes de eso, pasaban cada mañana, tarde y momento posible juntos, como un trío de hermanos acostumbrado a estar así. Recordaba especialmente la tristeza de su hermana cuando ello se marchaban a este país, pero era algo que debía suceder. Así de simple.

Sin embargo, a pesar de que se sentía ligeramente complacido por tenerla aquí, sabía que esto era una carga más, y no, no estaba diciendo que su hermana le representara algo malo, pero era una responsabilidad, una quizá más grande que la de Hime… ante su padre, fueran veinte segundos o dos años, él era el hombre que debía cuidarlas y mantenerlas a salvo de cualquier cosa… eso lo tenía tan claro que, en el fondo, sentía algo de curiosidad sobre lo que pasaría a partir de este momento.

En su caminar le escuchó hablar más y más, y sonrió, de cierta forma lograba extrañar ese timbre y esa voz. Llegaron al auto y guardó sus cosas en la parte trasera.

Te gustará la casa… es mucho más grande de lo que todos imaginábamos—, le dijo. —Entonces llegamos y luego te llevaré a probar bocado en la ciudad—, sugirió, por supuesto, llevarle a almorzar sería lo primero después de tan largo viaje del que seguro venía exhausta.

Claro, era una mansión, clara referencia a que sus padres planeaban mudarse a este sitio en algún momento, así de simple y sencillo, nada como esas seis habitaciones, la distribución y lo espaciosa que era… la verdad era que le prestaba tanto espacio, especialmente en el sótano, pero sus padres a veces podían ser algo exagerados, en especial por los sistemas de seguridad.

Un día de estos terminarían por comprarse una villa… a parte de las de vacaciones, por supuesto.



Tema Finalizado


Volver arriba Ir abajo

Re: Una sonrisa de reencuentro — Priv: Misaki Kurosawa

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.