Welcome to SNA!
「WELCOME TO SNA」



Hey Invitado sé bienvenido/a a la SNA, una universidad famosa por su educación, el campus más grande del mundo, y a Alki Strait City, famosa por su gente; por sus parajes y paisajes, pero sobre todo por su imponente presencia. Innumerables cosas, misterios, verdades, pueden sucederse en este lugar, ¿se siente bien?, ¿quieres experimentar el desenfreno de una ciudad que no descansa, de una universidad que es más que eso? Entonces... ¡Deja de observar y entra de una buena vez a este mundo!
Conectarse

Recuperar mi contraseña

「WHO IS ONLINE?」
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 28 el Lun Sep 04, 2017 10:27 pm.
「LAST POST」
Últimos temas
» Hike—priv: Kohaku Koyama
Vie Sep 22, 2017 3:18 pm por Kohaku Koyama

» Scared [Priv. Daichi Kitagawa]
Jue Sep 21, 2017 5:46 pm por Zhao Wang

» Three // Privado: Elizabeth
Jue Sep 21, 2017 12:56 pm por Minato Hamilton

» Cappuccino [Priv. Yahiro]
Miér Sep 20, 2017 6:32 pm por Yahiro Kanzato

» Es war das erste Mal— Priv: Lee Seung Ho
Mar Sep 19, 2017 1:23 pm por Reiner F. Lawrenz

» Mokuyōbi no yoru— priv: Zhao Wang
Jue Sep 14, 2017 1:16 pm por Shi L'Jon

» New life [Priv. Gabriel, Giannluca]
Mar Sep 12, 2017 5:38 pm por Liliya Sorokina

「OUR BOSSES」

THE SNA KING
master

- Profile MP -


MINATO
admin

- Profile MP -

SHI
designer

- Profile MP -


Noragami Roler Psycho-Pass RPG .:Magatsu World:. Surprise City Forbidden Love < a href="http://innocent-malice.foroactivo.com/">INNOCENT MALICE Crear foro The Last Breath RPG
「THANK'S & CREDITS TO:」



Este skin ha sido realizado por Shi {@Shi.2014} para Security Northwest Academy, se prohíbe su reproducción. Los códigos para las descripciones de los foros son propiedad de Niza. La historia y demás puntos base del foro, son propiedad del staff y están inspiradas en lugares de la vida real; las tramas y expedientes de los usuarios son de su propiedad y solo suya.

Agradecemos a #ALF por la ayuda con sus tutoriales; a We♥It, Tumblr, Zerochan, MiniTokyo y otros por las imágenes, las cuales han sido sometidas a edición. Este foro es una obra de ficción y, como tal, no tiene relación más que ligera con hechos de la realidad.

#NO AL PLAGIO, ¡Sé original!

Heart of Glass {Priv Marshall}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Heart of Glass {Priv Marshall}

Mensaje por Invitado el Jue Feb 26, 2015 6:27 pm

Heart of Glass


| Marshall Le Clos | 1:38 P.M. | Vestimenta |

Caminaba de regreso de su pequeño trabajo de medio tiempo, nada difícil, solo debía cuidar a una pequeña niña de cinco años en casa de una conocida, se podría decir que el trabajo de niñera para una persona que estudiaba medicina era muy sencillo. Pensaba en las cosas que acomodaría llegando a su habitación, debía organizar unos trabajos antes de que sus clases comenzaran, cuando de pronto recibió una llamada, sacando el móvil de su bolso para revisar la llamada entrante, muy bien reconocía el numero de aquella persona, así que prefirió ignorarlo hasta que la melodía se detuvo, no podía creer lo que tuviesen que aguantar las mujeres normales en su vida cotidiana, hace pocas semanas había estado saliendo con un chico de otra fraternidad, todo parecía salir bien al principio pero poco a poco se hizo cada vez más molesto por distintos aspectos, un drama de por medio, siempre la incluían dentro del drama y era lo que más le fastidiaba, ni siquiera era una relación formal, solo algo que durase un par de citas y alguna que otras conversaciones por móvil. Kristelle estaba harta y ahora se había vuelto tan fría que poco le importaba rechazar a alguien al mínimo error, nunca nada se compararía con su primer amor, nada sería igual, no era tan inocente ya como para caer en aquellos patéticos juegos.

Comenzó a ingresar a los terrenos de la universidad, era un largo camino que recorrer hasta llegar a las habitaciones después de todo el campus era inmenso, pero a un paso estable y rápido seguramente llegaría en aproximadamente diez minutos, sin embargo aquel móvil apenas sonó minutos después de nuevo, parándose en seco tomando la opción de sacarlo de nuevo de su bolsillo y colgar por su cuenta presionando un botón rojo, de esta forma la quedaría claro a la llamada entrante que no era bien recibida,

-¿Qué le pasa?¿No que su ex lo era todo para él?...-murmuro entre dientes sintiéndose fastidiada por la tonta situación, para ella ese tipo de dramas no eran más que patéticos, era lógico que lo que aquel chico buscaba era un hombro en el cual llorar por sus desgracias humanas, quería usar a Kristelle como novia de repuesto, y aunque ella fuese tan directa como para decirle sus verdades frente a la cara, en estos momentos no estaba para eso, solo quería llegar a descansar y dedicarse a sus tareas.

Espero unos segundos mirando el móvil hasta darse cuenta de que este no volvería a sonar al menos en un buen rato, así que ahora sin guardarlo en su bolso siguió su camino pero volvió a detenerse en seco cuando justo frente a ella caminaba una persona sumamente parecida a alguien especial para ella, alguien a quien tenía bastante tiempo sin ver y que si fuese una mujer cobarde preferiría esquivar porque el momento no era adecuado para tener ese reencuentro con él.


Última edición por Kristelle Adams el Miér Mar 11, 2015 7:48 pm, editado 2 veces
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: Heart of Glass {Priv Marshall}

Mensaje por Invitado el Sáb Feb 28, 2015 11:42 am


Kristelle Adams | Miércoles; 13:40 hs | Vestimenta

Remontando sus días como la nada, de esa manera se encontraba justo ahora en este lugar. Sí, le  era estúpidamente nuevo todo este medio de dictar clases, sí, había parecido más o menos un idiota la primera vez que se paró frente a los que podría llamar sus alumnos, pero, de alguna manera, pensaba que las cosas estaban saliéndole bien, ¿no?

Y hoy solo era el tercer día, aunque, bueno… solo daba clases tres días a la semana y dedicaba el resto a su doctorado. Resopló, siendo  poco más de la una y treinta de la tarde no tenía ánimos para nada. Sí, había comenzado con un turno en la tarde-noche en la unidad de traumas del hospital de Alki Strait, y aquello, si se podía, le exprimía. Pero era simplemente genial volver a trabajar en un hospital después de… ¿cuánto?, un par de semanas quizá. Ya estaba acostumbrado.

Pero este miércoles las cosas eran distintas, por supuesto, no iría a trabajar sino hasta las tres de la tarde, por lo cual podría darse el lujo de caminar a un paso más lento camino al dichoso hospital que, para su suerte, estaba al borde del mismo campus, como siempre había sido.

En medio de aquello pudo recordar las miles de desventuras que había hecho por el lugar en sus tiempos de estudiantes, el como sus antiguos profesores –ahora colegas-le recibían como un buen novato a pesar de y a tener dos años en ejercicio de su profesión. Sí, realmente era un novato. Todo había sido tan extraño… incluso volver a ver a su padre, y a ese niño… claro, había fallado en ese sentido, yen muchos otros más, pero, ¿qué más da?, lo hecho ya estaba  y nada lo podría cambiar. Quería pensar que sus decisiones habían sido, al menos al  grosso modo, las correctas.

Resopló para tomar el móvil y, rápidamente, terminar en un contacto de su agenda… Kristelle, aquella damita ¿debería llamarle, enviarle un mensaje?, simplemente, en sus escasos siete días en la ciudad, no había tenido cabeza ni pecho para volver a verle, pero quería hacerlo… ¿quería?, entonces, ¿Qué habían sido esas aventuras en los pasados veinticuatro meses?, pues eso, nada más que aventuras y alguna que otra dejada con alguna enfermera o doctora, nada serio, esos eran su férreos pensamientos, después de todo, ¿quién había podido cambiar su naturaleza?, nadie, pero… era ella, ella, la única capaz de poder hacerle obedecer con solo apretarle el collar. Por eso la admiraba, mucho.

Sacudió su cabeza caminando despistadamente por algún camino hacia el hospital que, quizá, se cruzaba con otros, porque este campus era jodidamente gigante, y, sin previo aviso, sintió una especie de escalofrío recorrerle la espina, como una mareo de esos que le venían atacando mucho en este tiempo –por estrés supuso- por lo cual se detuvo en seco y respiró hondo para removerse la cabellera. Volteó la cabeza y, ¡sorpresa! Allí estaba.

Ella.

Sus ojos, que tal vez brillaban un poco más con el sol fastidioso, se concentraron en la imagen, y sus párpados se abrieron tanto como la sorpresa le dejó.

El karma era una cosa seria.

Kris—, fue lo único que se atrevió pronunciar al ver esa elegante cabellera negra y esos ojos brillantes que podían decir todo y nada siempre que lo deseasen. Respiró de nuevo hondo, recordando el pequeño malestar –opacado momentáneamente por aquel suceso-y regresó una mano a su cabeza para remover de nueva cuenta su cabellera mientras masajeaba su cuero cabelludo, en parte por el ligero dolor, en parte porque se había quedado sin palabras al simple acto de verle.

Las cosas, hasta para él, podían llegar a ser así.

Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: Heart of Glass {Priv Marshall}

Mensaje por Invitado el Miér Mar 11, 2015 7:17 pm

Por unos segundos que parecieron eternos ella se quedo observando discretamente a aquel hombre que caminaba muy cercas de ella, quizás con la inquietud de que no estaba segura si era él mismo, parecía exactamente a como lo recordaba pero nunca se podía confiar en los recuerdos por mas que parecieran estar grabados permanentemente en su mente. “Por supuesto que sí” afirmaba en su cabeza, no es como si hubiese muchos tipos igual a él y tampoco era que hubiese cambiado demasiado, simplemente daba ese aspecto de no ser un estudiante mas.

Sin embargo no detuvo su paso y aunque fuese a topárselo directamente no desvió su camino, estaba dispuesta a enfrentar fuese quien fuese, ahora caminando tan cercas de él como para comprobar que de verdad era él, notando como el se detenía en seco notando su mirada de sorpresa al mirarla pero si aun así existiese una mínima duda escuchó como la llamaba cuando el mismo se percato también de quien era ella, parándose en seco también y quedándose en silencio observándolo de forma fija con sus grandes orbes carmesí, que probablemente una persona experta en el tema de leer expresiones adivinaría que mas allá de su frialdad había algo mas en su forma de mirar.

Era ella misma ni siquiera tenía que responder o eso es lo que pensó, apenas alcanzando a fruncir ligeramente el ceño debatiéndose mentalmente en cómo debía saludarlo, como debía recibirlo, seguramente la opción de saludarlo cariñosamente no estaba en sus opciones en ese momento, no se merecía eso.

Notando repentinamente algo extraño en el además de la impresión que seguramente se llevo de habérsela topado así sin más,

-¿Te encuentras bien?...- preguntó de pronto viéndose algo preocupada frunciendo ligeramente el ceño caminando hasta donde él estaba para observarlo más de cercas, de verdad algo extraño había con él y aunque momentáneamente se estaba debatiendo por tratarlo mal o ignorarlo en ese momento pareció un sentimiento de importancia en su cabeza.

¿Acaso tu impresión de verme fue tan fuerte que ahora tienes migrañas?- pregunto de forma sarcástica aun observándolo de la forma más tranquila que podía, pero debía admitir que en el fondo era un gran acontecimiento para ser un día normal.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: Heart of Glass {Priv Marshall}

Mensaje por Invitado el Lun Mar 16, 2015 2:58 pm


La verdad era que, a pesar de lo mucho que pudo haber pensado en este momento, no estaba completamente preparado, ¿quién lo estaría? Ciertamente era él quien había dejado a aquella resaltante dama sin dar demasiadas explicaciones, ¿las conocía él mismo? La verdad que sí, pero podrían resultar tan estúpidas a oídos ajenos que prefería mantenerlas para él mismo. Eso y presumiendo que aquel hombre conocía perfectamente sus razones, solo que él, su padre adoptivo, parecía dejarlas solo con una inclemente mirada decepcionante.

Pero aquel mareo parecía más pronunciado de lo que acostumbraba por estrés y, sin embargo, solo se quedó en un gran dolor repentino que no quería marcharse, pero que le permitió subir la vista hasta ella, escucharle, por supuesto, no había que ser un genio para saber que era ella, especialmente por todo el tiempo que, anteriormente, habían pasado juntos.

Estoy bien—, murmuró algo bajo dando una gran exhalación, aquello le había dado hasta arcadas, pero supo mantenerlas a raya, justo para intentar concentrarse. Dio un par de pasos para acomodar su postura y resopló ya más calmado, pero con el dolor aún medianamente presente. —No… bueno, no es que no estuviera listo para verte—, dijo algo más “normal”, —creo que solo necesito poder dormir—, completó con fluidez, por supuesto, estos días habían sido tan cansados, arreglando todo, incluso rechazando el plan de su padre de volver a la casa familiar. No, él necesitaba su propio espacio o, aún más, tenía que darles su espacio a ellos, que eran una familia de verdad, una real llevada por la sangre, no debía meterse en el medio.

Notó una banca a más o menos dos metros y, sin hacer demasiadas señas, caminó hasta el para sentarse, para caer como un gran peso muerto sobre el cemento bien formado y, echando la cabeza hasta atrás, volvió a exhalar con prominencia. ¿Qué era eso?, la debilidad de sus piernas no parecía ser normal. Chascó con la lengua.

Lamento no haberte llamado… en estos días—, sacó a relucir de repente mirando al cielo, a unas verdes hojas de un árbol que estaba cerca, sin saber si en realidad ella estaba ahí y no se había ido, si le estaba escuchando o no. Bueno, ciertamente debía agradecerle si el hecho era que le escuchaba, porque, digamos, su actitud no había sido la mejor al irse sin consultarlo con nadie, ni su familia, ni amistades, tal vez solo uno, pero ese uno tampoco había sido ella. No… Marshall tan solo había colocado una gran porción de tierra entre algo que le agobiaba y él mismo y, en ese tramo, Kris había sido una de las afectadas, la única que le domaba, pero de quien igualmente había dejado a un lado con el afán de escapar de algo que le superaba en esos momentos.

Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: Heart of Glass {Priv Marshall}

Mensaje por Invitado el Lun Mayo 04, 2015 5:02 pm

Por más que se repitiera a si misma lo indignada que se encontraba todo ese tiempo, no había forma de odiarlo, simplemente no podía de ninguna forma, al momento de verlo, en ese preciso momento de alguna forma se había preocupado tanto por el que todo lo que quería era asegurarse que se encontraba bien. Acercándose a él para mirarlo fijamente esperando que no fuese a desmayarse, sintiéndose algo culpable por alguna vez desearle algún mal por lo dolida que había estado.

-Necesitas descansar en ese caso…-murmuro actuando como sus estudios le enseñaban que fuera, ósea no sobre preocuparse en esa situación, aunque en el fondo ese era el único sentimiento que se apoderaba de su ser.

Sentía que de alguna forma el tiempo de reclamos había pasado, primero se aseguraría de que lo que tuviese no fuera nada grave antes de que por fin pudiera saludarlo de buena forma. Notando como se alejaba hasta sentarse en una banca, acompañándolo hasta ahí para ver como de alguna forma su cuerpo se encontraba bastante débil, al menos en ese sitio había algo de sombra, si el sol había sido el causante lo mejor era entrar a las instalaciones, pero prefería que recuperase las energías antes de caminar, no era buena idea caminar al lado de un chico que le ganaba por bastante en altura y peso, pues entonces no sería de mucha ayuda para él.

-Está bien, mi intención no es reclamarte nada… en estos momentos- hablo de forma sincera sentándose a su lado aun sintiéndose algo extraña con esos sentimientos encontrados que tenia-¿No sientes fiebre? –pregunto después de unos segundos de silencio, acercándose un poco más para medir de forma tradicional su frente, colocando su mano sobre su frente, sin duda todo parecía bastante raro, parecía como si en realidad no hubiese pasado el tiempo, la diferencia era que algo de rencor existía en su corazón, además de que ahora ya no eran nada más que amigos.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: Heart of Glass {Priv Marshall}

Mensaje por Invitado el Sáb Mayo 16, 2015 1:51 pm


El vacío simplemente seguía allí, incontrolable, torpe y loco como muy pocas veces se había sentido. Resopló sin querer, agobiado por una sensación que podía ser causada por el estrés, ese al que estaba tan expuesto a diario. Bufó, hasta un doctor podía tener sus límites, muy a pesar de que estuviera o no capacitado para algo… por supuesto, era el hombre que se había graduado y había decidido irse, especializase en ora parte, poner tierra, alejarse de todos esos sentimientos que le embargaban aún siendo un recio mayor de edad…

Pero para el dolor de la perdida no existían edades.

Um… eso significa que habrá un después—, murmuró ante las palabras pronunciadas en voz femenina, —está bien… me lo merezco—, musitó audible quizá para ella, respirando hondo, sintiendo el tacto en su frente, sintiendo de igual forma como su cuerpo parecía reaccionar tensándose inmediatamente ante ese solo gesto… estaba frío en comparación, repentinamente frío, pero eso bien podía ser síntoma de la presión, así de simple, —hace varios días que no duermo mucho, y mucho menos como bien… debe ser eso—, sí, era una baja de presión, que era lo primero a pensar cuando se sintió tan frío a comparación del tacto recibido, mucho más raro con el sol que estaba haciendo.

Respiró hondo varas veces más, intentando sopesar el mareo, viendo si con ello podía mantener el equilibrio. Era ombligo de semana, ciertamente no podía permitirse vacilar en tan poco tiempo, a pesar de que todo pasase realmente rápido.

Ahora eres toda una doctora—, sonrió ligeramente acomodando el rostro para que sus orbes, alguna vez llamadas doradas, le contemplaran, —el tiempo pasa volando—, murmuró, claro, aún le faltaba uno o dos años, tres si contaba la residencia en el hospital, pero el caso era que el tiempo era tan relativo como la percepción de los seres humanos al mismo. Tan torpe, y al mismo tiempo tan importante.


Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: Heart of Glass {Priv Marshall}

Mensaje por Invitado el Vie Jul 17, 2015 4:33 pm

-Claro, sabes que no soy de esas personas que se olviden muy fácil…- confeso frunciendo levemente el ceño poniendo una mirada seria en signo de que estaba convencida de eso, pero la realidad era otra, sus sentimientos le decían que ignorase todo eso. Escuchando como el mismo admitía que lo merecía, era como si hubiese olvidado lo masoquista que era en ocasiones, pero tenía razón pues todo la preocupación y dolor que le había causado, claro que lo merecía, no se escaparía de su frialdad, o al menos esos eran sus planes.

-Estas fresco, que raro- murmuro alzando las cejas al comprobar que su frente no tenía ningún signo de fiebre, bajando su mano mirándolo aun con atención y al mismo tiempo sin saber cómo reaccionar, ni siquiera era capaz de ocultar su preocupación por más que sus miradas fuesen de forma seria y tranquila, ella no acostumbraba a prestar demasiada atención –Tienes una carrera en medicina, lo mínimo que podrías hacer es dar el ejemplo y cuidar de ti mismo, ¿Qué pasaría si un paciente te mira así?-le hablo en tono de regaño, era cierto pues era un poco ilógico que alguien que estudiase esa carrera no practicara el ejemplo comiendo de forma saludable como mínimo, aunque entendía perfectamente que entre esos horarios que se cargaban era casi imposible tener una salud perfecta.

-Te acompañare cuando te sientas mejor y puedas andar sin problema- afirmó con decisión cuando noto como respiraba de forma profunda intentando recuperar energías, acomodándose en el asiento con la intención de esperar intentando relajarse también, aquel pequeño encuentro tampoco parecía haber caído muy bien para su sistema, su corazón estaba algo acelerado, quizás por la preocupación o sorpresa, su personalidad era tan dura a veces que prefería no pensar en eso.

-Falta poco para que lo sea oficialmente, si, aunque aun me siento algo novata en el tema de trato a pacientes ¿sabes? Seré de esas que los regañen siempre, solo espero que por eso no me odien- confeso de forma sincera intentando hablar de forma normal como solía hablar con él naturalmente.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: Heart of Glass {Priv Marshall}

Mensaje por Invitado el Sáb Sep 05, 2015 7:14 pm


Le miró con curiosidad, bien tenía consciencia de esos arranques que ella tenía, pero nada podía hacer. Marshall estaba consciente de sus actos y, a pesar de eso, no se arrepentía n arrepentiría para nada de ellos, pues, a su saber –y en su momento- habían tenido una buena y fundamentada base, ¿ahora? Ahora se veía a sí mismo como un pequeño que había huido, ¿pero qué más le quedaba? En ese instante se sentía tan presionado por un acto tan normal de las personas, por mirar atrás y no ver nada, que realmente necesitó irse, alejarse tanto como pudiera de ese lugar. Sin mirar atrás.

Pero no pudo evitar reír, ahí estaba de nuevo, la Kris regañona que en cierta parte alimentaba de alguna forma su humor a mejor. Negó.

Diría “doctor, quizá necesita un doctor” o algo así… la verdad es que no suelo hacerle caso a mi salud, solo lo necesario—, dijo con una calma más o menos fingida, echando la cabeza hasta atrás en aquella banca, contemplando el cielo y la luz del día, —yo que llamaría después de pasar por todo esto para recibir mi reprimenda con todo en regla… el tiempo es tan relativo—, soltó sin demasiado sentido de conexión entre sus palabras, pero con un punto claro entre ellas, por supuesto, ahora ella estaba aquí, y estaba seguro que quería decirle mil cosas, se lo había visto en los ojos, y, sin embargo, se contenía de tan buena manera.

Inhaló cerrando los párpados para concentrarse por un instante entre calmar el mareo y escuchar lo que la dama decía.

No puedes regañar tanto a los pacientes… nadie querrá tratarse contigo entonces—, murmuró con calma, él podía entender esos nervios, aún ahora había momentos donde se sentía temblar por dentro a pesar de que sus manos permanecieran firmes, porque esto era grande. Todas las profesiones interceden de alguna forma con la vida de las personas: los arquitectos e ingenieros, de hacer algo mal perjudican la vida de muchos, los humanistas y abogados, y estaban los doctores, la única diferencia era que, entre esos tres núcleos, la medicina tenía una interacción más directa con la “vida” y la “muerte” que podía percibirse en apenas un segundo. Y eso, a veces, era espeluznante.

Llevó una de sus manos a su cabeza, para alborotar los cabellos mientras sentía el toque de sus dedos como algo cómodo, una especie de masaje que hacía que todo se le removiera, en l fondo parecía tener hasta ganas de vomitar… pero este era un mareo de esos que te dicen que debes dormir, cuando las piernas te dejan de funcionar y sientes que lo pierdes todo. Volvió a resoplar bajando la mano pasando por todo su rostro hasta caerle sobre el pecho y luego bajar a un lado.

Gracias… por no abofetearme en público, y por quedarte—, murmuró sin abrir los párpados. La oscuridad medianamente infundada en el brillo del sol sobre la delgada tela de piel era un poco incómodo, pero solo eso. Apretó esos párpados y se dejó ir por completo, sintiendo como la orilla de madera del espaldar de la banca pegaba contra su cuello, dejando salir una exhalación considerablemente audible de su boca.

Por alguna razón, el mareo se negaba a disiparse por completo. Y eso era por demás molesto.


Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: Heart of Glass {Priv Marshall}

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.