「WELCOME TO SNA」



Hey Invitado sé bienvenido/a a la SNA, una universidad famosa por su educación, el campus más grande del mundo, y a Alki Strait City, famosa por su gente; por sus parajes y paisajes, pero sobre todo por su imponente presencia. Innumerables cosas, misterios, verdades, pueden sucederse en este lugar, ¿se siente bien?, ¿quieres experimentar el desenfreno de una ciudad que no descansa, de una universidad que es más que eso? Entonces... ¡Deja de observar y entra de una buena vez a este mundo!
Conectarse

Recuperar mi contraseña

「WHO IS ONLINE?」
¿Quién está en línea?
En total hay 4 usuarios en línea: 1 Registrado, 0 Ocultos y 3 Invitados

Daichi Kitagawa

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 24 el Miér Mayo 27, 2015 7:35 am.
「LAST POST」
Últimos temas
» Curiously +18—Priv.
Hoy a las 2:31 pm por Daichi Kitagawa

» Gabriel Sorokina ID
Jue Ago 17, 2017 7:04 pm por Shi L'Jon

» Mokuyōbi no yoru— priv: Zhao Wang
Miér Ago 16, 2017 5:06 pm por Zhao Wang

» Registro de Identidad
Miér Ago 16, 2017 3:19 pm por Giannluca Sorokina

» Fraternidades & Dormitorios
Miér Ago 16, 2017 3:17 pm por Giannluca Sorokina

» Registro de PB
Miér Ago 16, 2017 3:11 pm por Giannluca Sorokina

» Clubes de la SNA
Miér Ago 16, 2017 3:05 pm por Giannluca Sorokina

» Giannluca Sorokina ¡Llamadme Luca!
Miér Ago 16, 2017 2:01 pm por Shi L'Jon

» SOROKINA♥LILIYA ID
Miér Ago 16, 2017 2:01 pm por Shi L'Jon

「OUR BOSSES」

THE SNA KING
master

- Profile MP -


MINATO
admin

- Profile MP -

SHI
designer

- Profile MP -


Noragami Roler Psycho-Pass RPG .:Magatsu World:. Surprise City Forbidden Love < a href="http://innocent-malice.foroactivo.com/">INNOCENT MALICE Crear foro The Last Breath RPG
「THANK'S & CREDITS TO:」



Este skin ha sido realizado por Shi {@Shi.2014} para Security Northwest Academy, se prohíbe su reproducción. Los códigos para las descripciones de los foros son propiedad de Niza. La historia y demás puntos base del foro, son propiedad del staff y están inspiradas en lugares de la vida real; las tramas y expedientes de los usuarios son de su propiedad y solo suya.

Agradecemos a #ALF por la ayuda con sus tutoriales; a We♥It, Tumblr, Zerochan, MiniTokyo y otros por las imágenes, las cuales han sido sometidas a edición. Este foro es una obra de ficción y, como tal, no tiene relación más que ligera con hechos de la realidad.

#NO AL PLAGIO, ¡Sé original!

That which don't you see — Priv: Minato Hamilton

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

That which don't you see — Priv: Minato Hamilton

Mensaje por Xavier L. Spell el Dom Mar 29, 2015 3:12 pm



That which don't you see

MINATO HAMILTON \\ PLAZOLETA DE ALKI STRAIT \\ SÁBADO; 15:22 HS \\ VESTIMENTA

¿Cómo había sucedido eso… cómo había dejado él que eso sucediese?

Las preguntas surcaban su mente cuando estaba pacíficamente sentado en aquella banca, en la nada y, a la vez, en todo. Sus piernas aún le punzaban, ya no por dolor, no, era por el recuerdo, por el recuerdo de algo que muy bien preferiría olvidar, sacar de su mente para siempre pero, oh, sorpresa, no podía; antes había perdido todo, quedado en blanco, sin siquiera pedirlo ni desearlo y, justo ahora, cuando bien deseaba ser agua de escusado, las imágenes solo seguían y seguían en su mente.

Esto no era justo.

Apretó las piernas una con otra por reflejo, por su recuerdo entre ellas, por lo que sintió aquel día. La verdad no pensó que esto sería así, de esta manera tan cruenta, ¿a quién buscaba aquel hombre cuando le tomó?, ¿qué parecían necesitar ver esos ojos? Muchas cosas, eso le pareció justo al primer momento y, sin embargo, se había quedado inútil, inmóvil no demasiado después. ¿Por qué, por qué debía ser así?

Y entonces la viva imagen suya, reflejada en un espejo o algún recuerdo de esos que aún no conseguía organizar perfectamente aparecía. Resopló, ¿tenía él algo que ver con eso?, ¿esa persona estaría realmente con vida, lo estaría? En el fondo de su corazón el rubio quería que así fuera y, todavía con eso, tenía miedo, por supuesto. Si estaba vivo, ¿qué sería de él?, ¿le recordaría acaso? Por supuesto, debía hacerlo, y dolía, dolía saber que alguien pudo sufrir por tu culpa cuando, por mucho tiempo, fuiste tú quien vivió los mejores momentos y la felicidad más grande.

¿Estaría solo?

Bufó.

No debería ser yo quien pensase en eso, ¿o si?—, se preguntó torpemente.

La verdad era que el día de hoy, cuando la nieve había decidido dejarles tranquilos y el sol se había apoderado aunque sea un poco de todo, cuando pensó que necesitaba mucho más aire fresco para recuperar la compostura, el centro, era cuando sentía la necesidad de pasar sobre todo y tomarle, tomarle dónde fuera que estuviera, hacerle dejar lo que sea que estuviese haciendo, tan solo para abrazarlo, para guardarlo entre su pecho y sus brazos, y no volverle a perder. ¿Ese era el sentimiento que le carcomía últimamente?  Por supuesto, ¿cómo no? Desde que supo la verdad jamás pudo pensar en otra cosa y, sin embargo, debía mantenerse a raya porque, en el fondo, guardaba un presentimiento terrible, torpe y tan fijo en él como sus principios mismos. Temía por esa vida, y por la suya misma, ¿él estaría bien?

Esa pregunta le mataba.

Rascó sus cabellos que desesperación y, en uno de esos momentos, se detuvo con la vista al vacío, particularmente, a un ente en movimiento. Hoy estaba libre, por supuesto, pero no podía evitar comparar esta sensación que recorría enérgicamente con la de aquella vez, con aquel sujeto. Resopló con fuerza y se levantó sin pensarlo demasiado. Estaba en una gran plazoleta donde las familias, las parejas y los amigos se reunían, necesitaba verle de nuevo, a esa sensación que encerraba aquella presencia de quien seguía solo espalda.

¿Aquello que era?
Xavier L. Spell
avatar
Edad :
23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: That which don't you see — Priv: Minato Hamilton

Mensaje por Minato Hamilton el Jue Abr 16, 2015 8:38 am

XAVIER L. SPELL // PLAZOLETA DE ALKI STRAIT // SÁBADO; 03:15 PM // VESTIMENTA

No había nada que hacer, no, el informe había sido enviado y la verdad demasiado trecho ya no quedaba. Tan solo debía esperar al momento en el que la orden de ir a retirar sus cosas llegara, eso sería tan humillante, tan de bajarle los pocos ánimos que le quedaban. ¿De verdad las cosas tenían que ser de esta forma?

Hoy particularmente no tenía demasiadas ganas de nada, no, era un simple día de fin de semana en el que ya no podía ocupar sus días trabajando, en efecto, nada más había llegado a su teléfono o correo luego de esa noche donde vio algo que le dejó perplejo por un instante; ningún encargo o pedido, ni siquiera una confirmación. Esto le ponía un poco ansioso, porque ya sabía perfectamente lo que se venía y, sin embargo, se negaba a aceptarlo.

Pero… se suponía que ese día iba a llegar en algún momento; desde bien chiquito lo supo, cuando tuvo más consciencia de su enfermedad se lo recalcó, llegaría el momento en el que su vida se trasladaría a las cuatro paredes de una habitación de hospital, donde estaría hasta desgastarse pues no podía simplemente suicidarse. Siempre había tenido eso en mente, por eso amaba tanto la vida, por eso disfrutaba de todo lo que hacía. Porque vivir con un reloj era incómodo y desesperanzador.

Metió las manos en sus bolsillos, hoy el día era de esos que a veces valía la pena recordar, un sombrero adornaba su cabeza como siempre y miraba a los lados para dar cuenta de cómo la brisa se llevaba ciertas hojas que de seguro más tarde serían barridas. A ese punto se preguntaba si Tokuro estaría en la ciudad, ¿dónde estaría él? Había fracasado como un líder, en otras situaciones él estaría al pie de buscarle, pero era Nathair quien estaba en ello ahora, ¿y él? El rubio no había podido cumplir ni siquiera el hecho  de cuidar a su familia, su preciada familia.

Inhaló y exhaló, debía dejar de pensar en los peores escenarios, confiaba en Nath-chan, él seguramente traería a Tokuro sano y salvo y, sin embargo, Minato aún no había podido hablar con Shiro, no… primero habían muchas cosas en su mente que debían apagarse, luego de eso podría verle, seguramente Toshiro le estaría buscando también, o eso era lo que él se limitaba a creer.

Fue en un momento cuando le invadió un ligero mareo, de esos que últimamente eran bastante seguidos, que le hizo chascar con la lengua y moverse de entre las personas de la plaza para ver si encontraba un lugar y sentarse, dio la vuelta y, lo que encontró, bueno, tan solo hizo que sus ya confusos pensamientos se volvieran más y más locos.

Allí estaba, frente a él, a unos tres metros, un sujeto que tenía esos ojos, de esos que no evitó fijarse. Allí estaba, esa sensación, esa que le comía por dentro y hacía que su corazón latiera a mil por hora. Su respiración falló solo un poco, era lo mismo que esa noche y, sin embargo, se sentía completamente diferente.

Caminó hasta él, era un él, claro, y se detuvo a un escaso metro, vislumbrando cercana una banca, ¿quién era él? ¿Por qué razón… por qué era como verse en un espejo?

Aquel sentimiento indescriptible le llenó más y más. Esto era malo.


Minato Hamilton
avatar
Edad :
23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: That which don't you see — Priv: Minato Hamilton

Mensaje por Xavier L. Spell el Jue Abr 30, 2015 9:58 pm

Allí estaba, de frente a algo que le parecía tan desconocido, pero que al mismo tiempo apuntaba tan obviamente a ser lo que se le había perdido, a completar ese ciclo incompleto, esa vida suya tan esperanzadora y bienaventurada. Lo había visto claramente, esos ojos, esos ojos que se quedaron tan prendidos a los suyos como el buen “viceversa” podría describirlo, estaba tan quedado allí que no dio cuenta de que la distancia se había reducido, no, era él, ¿no es cierto? Era exactamente la misma sensación de antes, de aquella noche en la oscuridad justo antes de aquella explosión, lo tenía claro y enteramente seguro, pero… ¿cómo podía ser él? Esto estaba mal, muy mal y, sin embargo, pareció importarle poco al momento de que su boca se abriera ligeramente, estaba a un metro, como mucho, de distancia, tan solo para descubrir que ni un solo sonido salía de allí, nada coherente podía ser procesado por sus cuerdas bucales. Se había quedado en blanco.

Estiro una mano, sin saber realmente para qué, pero la estiró, era como si quisiera tomar algo, ya que las palabras sencillamente no salían para nada, y apretó su palma, como si desease que aquello llegara pronto. Sus párpados abiertos, su garganta seca y eso en su pecho que le decía que esto era importante, que aquella persona frente a él, definitivamente tenía que serlo, claro, no había otra forma de explicarlo, él era su Mina-chan, ese que tantas veces había pensado, que muy pocas podía ver con claridad, pero estaba allí, estaba aquí, debía serlo, por supuesto, no había otra forma, no podía ser un doble ni un dopplegenger, el mundo sencillamente no podía ser tan cruel y, además, estaban en la ciudad, su ciudad.

Tragó en seco, sintiendo un ligero escozor por eso, de alguna forma se veía extraño, muy lejos de la sorpresa parecía como si se sintiese mal, ¿por qué estaría sucediendo aquello?, ¿acaso estaba enfermo?, sí, alguna vez pudo escuchar a alguien hablar de eso en su mente, y podía verse a los dos en sus pensamientos oyendo a escondidas de lo que otros hablaban, mas no todo era claro, no aún.

Tú… ¿estás bien?—, murmuró apenas, como pudo, medianamente preocupado por su estado, por como sus ojos decían que se veían esos, dejados, al parecer sin vida… era como si estuviera viendo caminar a un fantasma de una persona que alguna vez pudo haber existido, ¿cómo podía saber eso?, no lo comprendía, pero estaba allí, esa preocupación creciente, esa congoja que le llevó a caminar el espacio restante y tocar su brazo, atraerle y sacarle de la multitud, sin dejar de ver sus ojos, de verlo… un espejo. No había otra forma de calificarlo.
Xavier L. Spell
avatar
Edad :
23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: That which don't you see — Priv: Minato Hamilton

Mensaje por Minato Hamilton el Dom Mayo 03, 2015 10:12 pm

No podía serlo, no, esto era como jugar demasiado con fuego, como si verdaderamente no temiese el quemarse al tan simple hecho de hacer una idea, una extraña idea. Estaba desvariando, se estaba volviendo loco, por supuesto, no había otra manera de calificar lo que sus ojos veían: un espejo, un clon, algo que no debería existir, no. Y, sin embargo, era ligeramente distinto.

Sus orbes se preocupaban por mirar al frente, pero al mismo tiempo llegaba a ser como si no vieran nada, como si nada existiese. Estaba trancado y truncado en ese pensamiento, en eso que se le removía por dentro al mirarlo y, al momento de escuchar su voz, aquello pareció hacerse más grande, más grave, más de las cosas que sencillamente no deseaba recordar, no por el momento.

Estoy… bien—, murmuró, entre la sorpresa, pero intentando sopesar ese malestar que se le manifestaba tan chiquito y tan enorme.

Entrecerró su mirar, esto no podía ser cierto, no, su mente le estaba jugando una mala pasada, por su puesto, estaba desvariando, recalcaba, se estaba volviendo loco, no había otra explicación decente para lo que sus azules orbes estaban contemplando. Lo que estaba frente a él era alguien a simple vista idéntico, quizá con el cabello más largo, alguna marca, algo menos, algo más, pero eran iguales… y eso llegaba a causarle tanto remordimiento.

Intentó respirar hondo, pero simplemente no se le daba, era como si una gran presión le impidiera respirar, entonces se tomó el pecho, dolía, maldición, ¿qué era lo que estaba sucediendo?, ¿por qué el dolor parecía bajar vertiginosamente de su cabeza y regarse por todo el cuerpo, pero juntarse más en el centro de su pecho? No reprimió un quejido, no podía, como no pudo sostener sus piernas al perder el equilibrio, la noción, y hacer que una de sus rodillas tocara el suelo.

No… realmente no quería esto.

Solo… necesito respirar—, murmuró apretando la visa, incluso notando como el sombrero caía de su cabeza. Dolía, maldición, esto dolía tanto como aquellas veces en plena noche en las que se despertaba solo para seguir viendo la oscuridad, una punzada fuerte y duradera que no le dejaba pasar nada, así se sintió hasta el instante en el que, aparentemente, le dejó respirar de nueva cuenta, inhalando pronunciadamente, sintiendo como si la vida le regresara repentinamente, abriendo los párpados y sintiendo algunas goas de sudor recorrer sus mejillas, ni siquiera el clima lo había impedido, ese cansancio…

¿Así serían las cosas a partir de ahora? No es que no estuviese acostumbrado, lo estaba, sabía soportar el dolor, pero, esto era tan distinto, tan diferente como de ninguna falla al coincidir tenía con ese sujeto, claro, ¿quién era él?


Minato Hamilton
avatar
Edad :
23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: That which don't you see — Priv: Minato Hamilton

Mensaje por Xavier L. Spell el Vie Mayo 15, 2015 9:34 pm

La sorpresa era algo irremediable e inevitable, el hecho de sentirla justo en este momento no le hacía menos, para nada, porque justo frente a él estaba… ¿el sujeto de la última vez? En su pecho una corazonada le dijo que sí, por supuesto, al menos la capacidad de recordar de esa forma la poseía, la había desarrollado a ensayo y error con el tiempo.

Sin embargo, viéndole ahí en especia tan desvalida, como si algo se le estuviera rompiendo por dentro, eso realmente no le gustaba, ¿era común? No lo creía, pero justo al instante resultaba tan impredecible como la manera en la que estaba divagando sobre el sentimiento que despertaba toda esta situación.

Su cuerpo se puso alerta inmediatamente luego de escuchar ese quejido abandonar su boca y verle básicamente desfallecer ante él. Pudo sentir una especie de presión por dentro, estaba acostumbrado a sentirla, esa especie de dolor que a veces le agarraba desprevenido, no era algo físico, no… era más bien una cosa de emociones, de sentimientos, lo más incomprensible que ni siquiera se molestaba en intentar explicar a alguien, eso era. Y su cuerpo bajó con rapidez para tomarle y negar fervientemente con la cabeza.

No estás bien—, le dijo, colocando las manos a los lados del cuerpo ajeno para ayudarle a levantarse, en ese momento cualquier padecimiento propio se esfumó y le alzó, estaba ligeramente pesado, pero mucho más liviano de lo que podría imaginar, estaba frío al tacto, lo supo al tocar su frente, —¿has estado sintiéndote mal últimamente?—, le preguntó mientras le ayudaba a levantarse, no era su idea abrumarse a sí mismo y al otro con algo que sus ojos no podían rechazar justo cuando la salud estaba en juego.

Caminó con cama hacia aquella banca y le ayudó a sentarse, tenía que estar enfermo, de otra forma la falta de peso no sería posible a tal grado, y esa especie de ataque repentino. Lo recordaba, él también estaba enfermo, sí, alguna vez lo había olvidado, pero ahora simplemente no podía.

Una coincidencia más, una más sumadas a todas las corazonadas y a la irrefutable versión que la realidad mostraba. Pruebas, necesitaba pruebas.

Yo soy Xavier, ¿cuál es tu nombre?—, le preguntó, —creo que lo mejor será que llame a una ambulancia, no te ves para nada bien—, opinó al respecto quizá para ocultar su deseo de escucharle presentarse, quería escuchar su nombre. No… quería escuchar ese nombre saliendo de la boca de este chico, pero, ¿y si no era verdad?, ¿si la intuición le había fallado?, ¿estaba realmente preparado para afrontar tanto la victoria, como la derrota?

No lo sabía, no… pero ahora tal vez no era el mejor momento para enfrentar sus dudas existenciales, no cuando le pareció ver que alguien corría hacia donde se encontraban, particularmente para buscar a alguien que no era él, o eso decía su instinto, ese que rara vez fallaba.
Xavier L. Spell
avatar
Edad :
23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: That which don't you see — Priv: Minato Hamilton

Mensaje por Minato Hamilton el Jue Mayo 28, 2015 8:58 pm

De alguna manera parecía que todo se estaba confabulando en su contra, sí, cuando fue alzado con tal facilidad de parte de aquel extraño sus temores se acentuaron, las cosas estaban mal, sí, y no podía decir que eso no le preocupaba ya, para nada… sin embargo, al escuchar un nombre algo se movió en su interior, ¿Xavier? De alguna forma sabía que había escuchado ese nombre antes, pero no lograba hacerle conexión con nada, con nadie, no cuando todo en su cabeza estaba vuelto un verdadero revoltijo.

Pero alzó el mirar al ver a alguien acercarse, en su rostro podía notar la preocupación y sabía perfectamente quien era, era el delegado de la Shinobi con el que había hablado hacía relativamente poco, pero, ¿qué hacía aquí ora vez?

Erick… ¿qué haces por estos lares, no habíamos quedado del otro lado?—, preguntó pareciendo extrañado de verle a los dos, tan extrañado como sorprendido de estar en ese preciso momento, quizá haciendo o logrando que eso resaltase por encima de lo que podía calificar como una muy buena actuación, —oye, ¿te pasa algo?—, le preguntó ya acercándose, quizá dando cuenta de quién era quién, tal vez podía resultar complicado ese mero hecho. Miró al otro de reojo, — ¿le pasó algo raro?—, le preguntó.

Por su parte Minato intentaba volver a respirar con calma y negó con la cabeza.

Estoy bien, solo fue algo del momento—, murmuró, notando como su aliento se componía tanto como podía, —creí que era por acá, lo siento Dylan—, siguió en tono tan normal como se le daba y se levantó, sacudiendo su cuerpo, buscando su sombrero, —soy Erick Spanner… gracias por ayudarme—, dijo con sinceridad a aquel que podía parecer su copia, sí, no podía investigar demasiado sobre el hecho, pero haría sus preguntas tanto como pudiera, necesitaba aclarar ciertas inquietudes en su mente, y eso era para ya. —Debo irme… un gusto conocerte Xavier—, habló al fin y comenzó a caminar, siendo seguido por aquel enviado, tenía también algunos asuntos que resolver con él si le había venido a buscar… aunque había llegado a buen tiempo.


Minato Hamilton
avatar
Edad :
23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: That which don't you see — Priv: Minato Hamilton

Mensaje por Minato Hamilton el Jue Mayo 28, 2015 8:59 pm

De alguna manera parecía que todo se estaba confabulando en su contra, sí, cuando fue alzado con tal facilidad de parte de aquel extraño sus temores se acentuaron, las cosas estaban mal, sí, y no podía decir que eso no le preocupaba ya, para nada… sin embargo, al escuchar un nombre algo se movió en su interior, ¿Xavier? De alguna forma sabía que había escuchado ese nombre antes, pero no lograba hacerle conexión con nada, con nadie, no cuando todo en su cabeza estaba vuelto un verdadero revoltijo.

Pero alzó el mirar al ver a alguien acercarse, en su rostro podía notar la preocupación y sabía perfectamente quien era, era el delegado de la Shinobi con el que había hablado hacía relativamente poco, pero, ¿qué hacía aquí ora vez?

Erick… ¿qué haces por estos lares, no habíamos quedado del otro lado?—, preguntó pareciendo extrañado de verle a los dos, tan extrañado como sorprendido de estar en ese preciso momento, quizá haciendo o logrando que eso resaltase por encima de lo que podía calificar como una muy buena actuación, —oye, ¿te pasa algo?—, le preguntó ya acercándose, quizá dando cuenta de quién era quién, tal vez podía resultar complicado ese mero hecho. Miró al otro de reojo, — ¿le pasó algo raro?—, le preguntó.

Por su parte Minato intentaba volver a respirar con calma y negó con la cabeza.

Estoy bien, solo fue algo del momento—, murmuró, notando como su aliento se componía tanto como podía, —creí que era por acá, lo siento Dylan—, siguió en tono tan normal como se le daba y se levantó, sacudiendo su cuerpo, buscando su sombrero, —soy Erick Spanner… gracias por ayudarme—, dijo con sinceridad a aquel que podía parecer su copia, sí, no podía investigar demasiado sobre el hecho, pero haría sus preguntas tanto como pudiera, necesitaba aclarar ciertas inquietudes en su mente, y eso era para ya. —Debo irme… un gusto conocerte Xavier—, habló al fin y comenzó a caminar, siendo seguido por aquel enviado, tenía también algunos asuntos que resolver con él si le había venido a buscar… aunque había llegado a buen tiempo.


Minato Hamilton
avatar
Edad :
23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: That which don't you see — Priv: Minato Hamilton

Mensaje por Xavier L. Spell el Dom Mayo 31, 2015 5:06 pm

Erick… aquel nombre se había grabado casi al instante en su mente, en su memoria, ¿podría hacer realmente algo con eso, con esas simples cinco letras? Tal vez no, pero al menos tenía la imagen en su mente, ¡demonios! Solo le hacía falta verse al espejo y, con recortarse un poco el cabello, ponerse un par de zarcillos, pintarse las uñas y usar esos ganchitos con sombrero tenía… detalles, sí, detallitos que tal vez podrían cambiar la figura.

Pero el fondo era el mismo.

¿Qué era lo que le llevaba a pensar en eso? Con certeza no lo sabía, pero el vuelco en su pecho y los latidos de su corazón se lo decían: había una emoción distinta, algo que no había experimentado nunca después de perder sus recuerdos, como si algo estuviera ahí, pero al mismo tiempo no. Eso era frustrante y, sin embargo, sabía perfectamente que la vida tenía sus formas y colores para expresarse.

El estar de aquel sujeto quizá le dio algo de calma al momento, por lo que asintió ligeramente con la cabeza.

Se quejó de un dolor… pero ahora parece estar mejor—, dijo de la forma más inocente que no planeó, contemplar la duda en el rostro de aquel sujeto a quien el otro rubio llamó Dylan, pues fue como el reflejo exacto de lo que, en el fondo, él mismo estaba sintiendo.

No había culpables, no existía juicio alguno para esto.

De nada…—, murmuró dando cuenta de que el chico se marchaba con el recién llegado, —un placer también Erick—, añadió armando una sonrisa para despedirse como Dios mandaba, con algo sembrado en el fondo que contrastaba con ese desfallecimiento que había regresado a sus piernas, dolor que pronto cesaría o eso deseaba, pero cuya huella mental tardaría demasiado en irse.

Claro, ¿quién puede olvidar esa clase de cosas tan sencillamente? Nadie, nadie… no puede ocurrir dos veces que pierdas toda tu vida por los golpes, ¿no? La verdad quería sacar esas escenas de su mente, pero, si ese era el precio que debía pagar por recordar lo importante, entonces luchará para sacar ese rostro de su cabeza y enterrarlo en un fondo profundo, y se concentraría en lo que valía la pena, la razón implícita por la que, tan fácilmente, accedió a venir aquí en primer lugar.



Tema Finalizado
Xavier L. Spell
avatar
Edad :
23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: That which don't you see — Priv: Minato Hamilton

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.