Welcome to SNA!
「WELCOME TO SNA」



Hey Invitado sé bienvenido/a a la SNA, una universidad famosa por su educación, el campus más grande del mundo, y a Alki Strait City, famosa por su gente; por sus parajes y paisajes, pero sobre todo por su imponente presencia. Innumerables cosas, misterios, verdades, pueden sucederse en este lugar, ¿se siente bien?, ¿quieres experimentar el desenfreno de una ciudad que no descansa, de una universidad que es más que eso? Entonces... ¡Deja de observar y entra de una buena vez a este mundo!
Conectarse

Recuperar mi contraseña

「WHO IS ONLINE?」
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 28 el Lun Sep 04, 2017 10:27 pm.
「LAST POST」
Últimos temas
» Hike—priv: Kohaku Koyama
Vie Sep 22, 2017 3:18 pm por Kohaku Koyama

» Scared [Priv. Daichi Kitagawa]
Jue Sep 21, 2017 5:46 pm por Zhao Wang

» Three // Privado: Elizabeth
Jue Sep 21, 2017 12:56 pm por Minato Hamilton

» Cappuccino [Priv. Yahiro]
Miér Sep 20, 2017 6:32 pm por Yahiro Kanzato

» Es war das erste Mal— Priv: Lee Seung Ho
Mar Sep 19, 2017 1:23 pm por Reiner F. Lawrenz

» Mokuyōbi no yoru— priv: Zhao Wang
Jue Sep 14, 2017 1:16 pm por Shi L'Jon

» New life [Priv. Gabriel, Giannluca]
Mar Sep 12, 2017 5:38 pm por Liliya Sorokina

「OUR BOSSES」

THE SNA KING
master

- Profile MP -


MINATO
admin

- Profile MP -

SHI
designer

- Profile MP -


Noragami Roler Psycho-Pass RPG .:Magatsu World:. Surprise City Forbidden Love < a href="http://innocent-malice.foroactivo.com/">INNOCENT MALICE Crear foro The Last Breath RPG
「THANK'S & CREDITS TO:」



Este skin ha sido realizado por Shi {@Shi.2014} para Security Northwest Academy, se prohíbe su reproducción. Los códigos para las descripciones de los foros son propiedad de Niza. La historia y demás puntos base del foro, son propiedad del staff y están inspiradas en lugares de la vida real; las tramas y expedientes de los usuarios son de su propiedad y solo suya.

Agradecemos a #ALF por la ayuda con sus tutoriales; a We♥It, Tumblr, Zerochan, MiniTokyo y otros por las imágenes, las cuales han sido sometidas a edición. Este foro es una obra de ficción y, como tal, no tiene relación más que ligera con hechos de la realidad.

#NO AL PLAGIO, ¡Sé original!

Like always and always||Didi~Privado +18

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Like always and always||Didi~Privado +18

Mensaje por Mackenzie Ford el Vie Abr 03, 2015 2:19 pm

—Like always and always—
Fitzwilliam D. Dezart|| Casa de Mackenzie|| 10:45 pm || Departamento CocinaBañoHabitacion Mackenzie  


Didi era igual o peor de terco que ella, pero sabía cuándo tenía que ceder ante lo que la rubia le decía, sonrío levanto una ceja y comenzó a caminar para salir del hospital llevando con ella los informes que le había dado, no estaban pesados pero hacían un gran bulto eso era lo complicado. Salieron del área de laboratorios y siguieron hasta el lobby del edificio ahí fue donde la rubia tomo la decisión —Voy a dejar esto en mi oficina y te veo en mi casa— le sonrió de medio lado —¿Crees que voy a dejar que te vayas así de fácil sin comer o dormir?— negó con la cabeza poniéndose frente a él, estaban a pocos centímetros, ella podía sentir la respiración del pelirrosa pero aun así no se detuvo y siguió con ese acercamiento —Hare algo para que comas o cenes, puedes tomar un baño o dormir— abrazo fuerte a su pecho las carpetas y medio sonrío, no estaba haciendo eso como su jefa, sino como su compañera de equipo, de trabajo, de… vida.
Se quedó mirando a sus ojos durante algunos segundos pero luego desvió la mirada para caminar a su oficina —te veo en 10 minutos— no tenía que decirle más, la conocía muy bien para saber que ella iría a su casa si es que no se presentaba en la de ella, y seria aun peor, a menos de que proponga su casa para hacer la cena esa sería otra historia. La rubia dejo que Didi se fuera, mientras terminaba de cerrar su computadora, guardaba archivos, dejaba su bata en el perchero, recogía sus cosas y tomo su abrigo solo por si acaso, podría llover. Por un momento sintió que todo eso no tendría fin que siempre seria así, podrían trabajar donde mismo por 20 años más y todo seguiría igual, casi con 50 años y la vida de ambos seria la misma, ella haciéndolo que duerma, mientras él solo refunfuñaba, luego le agradecía con un beso para marcharse.
Todos sabían que terminarían juntos solo ellos… bueno solo Fitzwilliam no lo aceptaba.
Tomo la llave de su auto y salió de su oficina con su bolso sobre su hombro, y camino para salir del hospital, ya todo en silencio, dio una vuelta rápida a la sala de emergencias, e indico que cualquier cosa que se necesitara le llamaran a su número personal, uno nunca sabía cuándo podría necesitarse.[/justify]

Llegó al estacionamiento, subió a su auto, un mercedes Benz negro de reciente año y salió del área del hospital. Mientras iba manejando pensaba si tenía lo necesario para una cena, una cena que le gustara a él, pensaba en hacer su comida favorita. Si no creía tener que llegar a la tienda para comprar lo de la cena, así que no se desvió mucho simplemente fue lo que tardó en llegar por el tráfico.
Cuando llegó a su casa noto que no estaba el automóvil de Didi no tardaría mucho en llegar, esperaba. Estaciono el carro afuera, y subió a la casa de dos pisos, no tenia jardín enfrente, la puerta estaba de inmediato subiendo la escalera de 3 peldaños, abrio la puerta y encontro a su mascota corriendo hacia ella, Un perro pastor alemán que se quedaba todo ese tiempo solo en casa pero lo había rescatado de la calle, herido de la cadera y apenas hacia unas semanas que se había curado luego de 2 años —Hola chico ¿Cómo estas? Cuidaste bien la casa verdad…— le acaricio la oreja luego de agacharse ya que no podía brincar —Didi va a venir hoy a comer así que no te portes mal con él ¿ok? Ok—
El perro era un poco celoso con ella, sobre todo con el pelirrosa por su entrada y salida en la casa, pero aun así se han aprendido a querer, o eso quería creer la rubia.
La puerta estaba abierta para Didi si era que quería entrar o es que llegaba, iba a llegar ella lo sabia, así que comenzó a cocinar sin preocuparse, si no iba a la casa llevaría la cena a su casa, y lo haría comer a la fuerza quisiera o no.


Última edición por Mackenzie Ford el Sáb Mayo 02, 2015 4:06 pm, editado 1 vez

Volver arriba Ir abajo

Re: Like always and always||Didi~Privado +18

Mensaje por Fitzwilliam D. Dezart el Vie Abr 03, 2015 4:14 pm


Mackenzie Ford | Residencias | Viernes; 23:10 hs | Vestimenta


Lo primero que pensó, fue lo más simple.

Al entrar a su auto, dejando la bata en la parte trasera para llevarla a lavar luego, encendió todo y resopló, su suerte era sencilla, iría a su casa y tal vez dejaría las cosas así, tampoco es que desease demasiado terminar en casa de Mackenzie, tenía bastante claras las razones.

Él no aceptaba ciertas cosas de sí mismo, pero había otras que tenía bastante claras, para bien o para mal.

Llegó a su casa algunos minutos después de salir del hospital, las calles estaban despejadas y frías, y no vivía excesivamente lejos, porque no le gustaba complicarse con lo del transporte si tuviera que atender una emergencia repentina o un llamado rápido. Siempre había tomado todos los factores en consideración. Se bajó del auto, el cual dejó afuera, y entró al townhouse para ir a darse una ducha y cambiarse la ropa, todo en cuestión de quince minutos, porque no tenía ánimos para mucho de nada.

Entonces se sentó en el sofá, eran las once en punto, miró s teléfono y resopló, de seguro si se quedaba aquí y desatendía la invitación Kenzie tomaría el auto, vendría y le haría tragar la comida hasta que dejara el plato vacío, y con mucha brusquedad. Ella era terca y extraña, pero de alguna forma siempre había podido llevase mediamente bien con esa rubia.

Algunos minutos después resopló, tenía vecinos que ya podían estar acostumbrados a ella, pero no deseaba armar jaleo tan en la noche, por lo que se levantó, tomó las llaves y salió del lugar para montarse en el auto, encenderlo y conducir a casa de Ford, tampoco quedaba tan lejos.

Al llegar encontró el auto dela fémina estacionado al frente, eso seguro le haría ganar un regaño por llegar después, pero no había tenido la intención ni de venir, así que esto ya era un gran logro. Se bajó, cerró y subió e trío de escalones que daban a la puerta, la cual abrió con facilidad y volvió acerrar, esta vez asegurándose de dejar el pestillo, ella podía ser algo descuidada.

Todo estaba tal cual siempre, incluso aquel perro que ahora caminaba alegremente hacia él… no se llevaban realmente bien, pero a veces el can podía ser cariñoso, al menos ya no le gruñía apenas verlo, sino que se dejaba acariciar al menos la cabeza.

¡Ya llegué!—, dijo algo alto antes de agacharse ligeramente a jugar con el animal, quien hasta parecía estar alegre de verlo, claro, hasta que se acercara a Kenzie. Aunque quizá nada de eso pasaría hoy. Estaba muy cansado para pensar.

Caminó hasta la cocina y se sentó en una de las sillas del desayunador para mirarle en lo suyo con curiosidad, tomando su teléfono, tenía un mensaje entrante y al abrirlo dio cuenta de quien era, sí, su madre recriminando porque no le había llamado en todo lo que había sido su día, ¿qué hora podía ser allá? Siendo algo más de las once, en la casa de sus padres debían ser pasadas las ocho de la mañana.

¿Te importa si llamo a mi madre?, seguramente no me dejará descansar en un mes solo por esto—, resopló.

Su madre era… extraña, como una madre, le gustaba saber de su hijo, de cómo estaba, saber si estaba vivo y qué hacía, normal, y también pensaba que tenía un hijo idiota por cosas como las que hacía ahora, estar en casa de Mackenzie, no por nada raro, sino por el mero hecho de que así se habían pasado los años.

Y no hagas nada que le deje saber donde estoy, sacará cuenta, pensará lo que no es y me martirizará con eso—, bufó mirando a la rubia, le conocía tanto como ella a él. Buscó el número y presionó para llamar.

Volver arriba Ir abajo

Re: Like always and always||Didi~Privado +18

Mensaje por Mackenzie Ford el Vie Abr 03, 2015 6:33 pm

Estaba terminando la cena para él porque ella no comería eso, le parecía repugnante la salchicha como tal y no le gustaba el acompañamiento, pero al fin de cuentas era lo que le gustaba. Odiaba sentirse tan complaciente y compulsivamente adorable para él cuando ni si quiera se había tomado la molestia de hablar, solamente callado y se fue a su casa a bañarse no iba a llegar, ya lo tenía presente que así iba a hacer; eso dolía hasta un cierto punto.

—Pensé que no llegarías y tendría que ir a tu casa a obligarte que comieras— no le dijo nada más cuando menciono a su madre y sonrió mientras terminaba, ella por su parte estaba haciendo una ensalada sencilla, no era la gran cocinera pero se defendía muy bien.

Podía escuchar como el pelirrosa hablaba con su madre y pocas ganas le faltaron para interrumpir su plática, le gustaba causarle problemas con la bella mujer que le había traidor a la vida, era una gran mujer. Pero tenía un hijo muy cabezota. Mientras terminaba su ensalada de pollo empanizado con coco, abrió una botella de vino tinto, pero solo se sirvió a ella ya que no quería “incitar” “provocar” hacer sentir incomodo a Fitz por aquello, a fuerza a logrado llegar a la casa y con la botella de vino se vería comprometido.

Dejo su copa de vino con la botella, de si refrigerador saco una cerveza, un vaso y le sirvió agua, la puso en la mesa donde él se había sentado, luego coloco los dos platos, las salchichas al estilo alemán con papás sazonadas y cebolla acaramelada, para ella el plato de ensalada y comenzó a comer, no lo iba a esperar, todo lo que hizo fue invitarlo para que comiera, sacarlo de ese laboratorio y pudiera dormir, tenía que descansar de ese caso que para ella no tenía solución, el caso de Minato no tenía solución para nada, pero él jamás perdería la esperanza.

Con el tenedor jugaba con su comida esperando, esperando, esperando. Terminaría de comer antes de que él volvería, suspiro pensando realmente decir algo como “La comida esta lista” pero se resistió cuando su perro “As” llego pidiendo algo de comida, así que comenzó a darle un poco de la salchicha que había preparado para Didi, pero solo un poco —Shu anda ve porque luego se va a enojar— hablo bajito casi susurrando y tomo su copa para dar un sorbo.

¿Por qué seguía haciendo esto? El vaivén era… divertido pero se sentía incomoda como ahora, ella forzando la situación y él aceptándola para no pelear con ella, tal vez sería tiempo de aclarar las cosas de una vez, ya no eran unos niños, ya habían pasado muchas cosas para poder aclarar sus intenciones.

Dio un último sorbo cuando aún le quedaba más de media botella, pero tenía que acabar con esto.

Espero a que volviera a la mesa luego de que terminara de hablar con su madre, espero sin decir nada a que se sentara a que decidiera que iba a tomar, a que probara la comida sosteniendo la copa de vino en su mano, podía sentir los nervios en sus dedos, en su corazón pidiéndole que no dijera nada, que era mejor así, pero su instinto le pedía a gritos que lo hiciera, que ya no soportaba este juego cruel —Fitzwilliam… ¿A dónde vamos a terminar con esto? ¿Qué es lo que estamos haciendo? ¿Esta es la vida que quieres tener en 20 años? Así conmigo… —

Volver arriba Ir abajo

Re: Like always and always||Didi~Privado +18

Mensaje por Fitzwilliam D. Dezart el Vie Abr 03, 2015 7:56 pm

Y ahí estaba de nuevo aquella mujer que era su madre, una dama comprensible en ciertos aspectos, católica por todas las de la ley, conservadora, y excesivamente crítica por el estilo de vida que su hijo llevaba. Solía recordárselo al menos una vez a la semana, cuanto ansiaba que el menor de sus retoños le premiara con nietos –que ya tenía cinco, pero no le bastaba- como quería verle casado, feliz y no viviendo en pecado, tal y como ella llamaba aquello que él mantenía con su compañera cada vez que entendía estaban juntos. De cierta forma por eso siempre que estas llamadas se daban en presencia de Kenzie él intentaba esconder su presencia. Estaba muy grandecito para ser regañado.

Aunque claro, aquella charla hablaba de cuanto deseaba verle, de preguntar cuando venía, cómo había pasado el día hoy, si había comido, dormido, si se sentía bien. Típicas preguntas de madre y, por supuesto, quejarse un poquito porque su padre de igual forma sentía la necesidad de regañarle desde lejos.

Ciertamente se gastaba unos padres excepcionales.

Al final de aquella larga llamada caminó hasta la mesa, allí estaba Kenzie, comiendo. Miró su plato y no pudo ocultar su sorpresa, era su comida favorita.

¿Estás buscando algo?—, soltó en un ligero tono tan sarcástico como su propia forma de ser se lo permitía, y se sentó, contemplando el silencio de la nada. Algunas veces esto era así, cuando había algo de por medio, un pensamiento extraño, por eso solo se limitó a comer, pues ya estaba acostumbrado, comer con calma porque realmente sentía su cuerpo pesado.

Realmente estaba delicioso, claro, la rubia no era una experta cocinera, pero no podía decirle que cocinaba mal, porque no lo hacía, ella tenía un raro toque para que a él todo lo que le sirviese de sus manos le supiera bien, así había sido desde que inventaban estas de comer en grupo o ellos dos solos, sin distinción.

Cada día cocinas mejor Kenzie—, musitó para mirarle, ella se miraba impasible, por lo que solo suspiró y, antes de que pudiera insinuar que “lo soltara”, pues ella lo soltó.

Resopló, dejando de lado los cubiertos adecuadamente para acomodar su postura y mirarle, primeramente “Fitzwilliam” le daba a entender que estaba molesta, hablaba en serio y quería ser escuchada, sino usaría aquel torpe diminutivo y nada más; segundo, había hecho esas preguntas, esas algo parecidas a las que su madre solía hacer al menos una vez a la cuaresma, por lo cual no cambió expresión, no valía la pena.

En veinte años, si no estoy muerto, tal vez siga siendo tal y como soy ahora, o quizá no—, murmuró sereno, —y tú puede que estés feliz, casada y con una familia—, terminó la línea de su comentario, no le gustaba llegar a este punto porque no estaba convencido de tomar el compromiso que entre líneas podía leer, porque una veces creía no merecerlo y, cuando eso era el antónimo, tan solo terminaba por pensar que esa mujer no podría soportar a alguien como él, a pesar de que los años decían otra cosa.

Cerró los párpados por un instante y respiró hondo, esto no era el típico “lo saben todos menos él” para nada, quien fuera tonto para no saberlo con las indirectas de Jaden o para leerlo a veces en su rostro, pero las circunstancias eran otras. Habían cosas más importantes que enamorarse o tener una familia, a veces el pensamiento se le cruzaba, después de todo, a él era a quien habían bautizado como una maniático del trabajo, un perfeccionista en toda regla.

No creo que estemos haciendo nada malo—, musitó solo entonces después de algunos segundos para abrir los párpados y tomar la cerveza que tenía cerca, abrirla y tomar un trago, —somos dos adultos en toda su regla, ¿en qué podemos terminar que no se contemple como algo normal, Kenzie?—, le preguntó con un ligero tono de normalidad a un volumen medio, como siempre solía hablar, sin pretender nada porque no deseaba ser malentendido.

Entonces dejó la cerveza a un lado y retomó los cubiertos, deseaba terminar la cena que ella le había preparado antes de que, seguramente, la situación cambiara.

Volver arriba Ir abajo

Re: Like always and always||Didi~Privado +18

Mensaje por Mackenzie Ford el Vie Abr 03, 2015 9:10 pm

Miraba la copa, giraba para que el vino empezara a moverse. No sabía cómo reaccionar o como decirle las cosas como tal, tal vez tenía razón, una familia, pero no con él… si eso era lo que quiso entender, que con él no tendría eso, no es que quisiera tener hijos, no ahora pero le gustaría tener una relación con Didi, era complicado. Limpio su ojo como si estuviera limpiando el rímel de maquillaje y dejo la copa ya no iba a jugar con ella.

No quería esa vida porque no era justa, no porque no fueran pareja, no porque no vivan en la misma casa si no por el desdén con que la trataba, no iba a venir a pesar de que iba a preparar su comida favorita aun sabiendo que a ella le daba asco esa clase de comida, no parecía que los cuidados que ella le daba le dieran efecto hacia su cariño, inclusive sus encuentros casuales habían disminuido mucho.

Suspiro y dejo sus cubiertos, ya casi había acabado, pero la conversación le había causado un mal de estómago un tanto extraño, además de que su pequeño y racional corazón sintió que le habían atravesado con un bisturí —Me sentí como tu madre— medio sonrió y se cruzó de brazos, lo dejo comer sin alguna otra pregunta “tonta” que le fuera a molestar o que le hiciera hacerse sentir mal, incomodarlo y sacar su sarcasmo. Tomo su plato y la copa de vino para dejarlo en el fregadero, volvió por la botella de vino y la volvió a tapar aunque se echaría a perder no quería seguir tomando se le quitaron las ganas.

—Espero que te haya gustado la comida— recogió la silla y se recargo en ella —Cuando acabes puedes dejar el plato en el fregadero e ir a dormir, aquí en tu casa donde quieras… lo que quieras— salió de la cocina y el perro le siguió hasta el dormitorio, se quitó los tacones y los dejo en su lugar.

Se acomodó en su cama aun con el vestido ceñido puesto y le incomodo mucho, termino por quitárselo y lo aventó por el suelo, luego se levantó de la cama para quitarse el resto de la ropa interior, ponerse su short y blusa de pijama, quería descansar a gusto, quería estar muy cómoda y dormir.

No podía creer que simplemente le hubiera dicho “tú puede que estés feliz, casada y con familia” cínico, frívolo, horrible, persona horrenda que no se había dado cuenta de cómo se desvivía por él, se acomodó en la cama y abrazo su cojín, no estaba en altura como para llorar por él, como para estar con esos berrinches, pecado, devoción, ira, lujuria, dolor, ganas de tomar esas cuatro carpetas que acaba de darle hace un par de minutos en la cabeza, hacía mucho tiempo que quería golpearlo y tal vez lo necesitaba.

Quería que volviera a como era antes, que cambiara esa cara y que siempre sonriera, ya ni porque trabajaba como loco se veía feliz —Yo quería verte feliz— suspiro cerrando sus ojos.

Volver arriba Ir abajo

Re: Like always and always||Didi~Privado +18

Mensaje por Fitzwilliam D. Dezart el Vie Abr 03, 2015 9:51 pm

Resopló. Era un idiota, el más grande del mundo.

Por supuesto, aquello no era una novedad, conocía por muchos algunos de sus defectos, sabía cuando podía meter la pata y mentiría si dijera que no lo hizo adrede, que no pensó en dejar esto así de una vez y para siempre, que ella no merecía a alguien como él, casado con lo que hacía, con su trabajo, porque desde hacía mucho tiempo había perdido el interés real por experimentar, porque aunque aquello le había cambiado a pesar de que el 90% de las ocasiones lo negase. El otro 10%, cuando estaba solo, solía recordar con nostalgia aquel Fitzwilliam de antes que no era ni su sombra actual, aquel con él que si valía la pena tan solo cruzar un saludo. Ese se había ido hace tanto que, a pesar de que estuviera en sus recuerdos, la mayoría del tiempo se preguntaba si había sido real.

Terminó su comida en la santa paz de la soledad y el silencio, sin decir nada, sin pensar en nada que no estuviera centrado en un punto, y caminó hasta el fregadero cerveza en mano para ponerse a lavar los trastes, cosa que de verdad no le gustaba, para nada, pero pensó que sería mucho peor si ni siquiera eso dejaba hecho.

Así pasaron algunos minutos en donde, aún en silencio, dejó todo acomodado, la experiencia de venir aquí le dejaba comportarse como si estuviera en su propia casa, de hecho la dueña a veces le permitía andar por ahí, como ahora. Dejó la cerveza a un lado y bebió un vaso con agua entero para mirar el camino por el cual ella se había marchado y, siguiéndolo, escaleras arriba, terminó por encontrarse con la puerta de su habitación.

No tocó, para nada, tan solo la abrió, sabía que si pedía permiso lo más probable era que no lo tuviera, y notó al can echado sobre la alfombra y a ella abrazada espaldas a su posición de un cojín. Exhaló algo bajo, las mujeres eran realmente delicadas, por más fuerte que ella pudiese verse.

Se sacó los zapatos para no hacer ruido y se acercó a la cama, donde ella estaba, a sus espaldas, se sentó sobre el colchó guardando silencio, solo mirándole, tal vez escuchando el hilo de su voz.

Quisiera que fueras feliz—, susurró, —y aunque lo quiera, sé que yo no puedo darte eso, Mackenzie—, murmuró con neutralidad, desviando una mano para acariciar ese rubio cabello con calma, arrimándose un poco más para depositar un suave beso sobre esas hebras delgadas y medianamente alborotadas por la forma en la que estaba recostada.

Ahí estaba ese sentimiento, esas ansias de querer darle todo que luego se empujaban hacia abajo por su forma de ser, de sentir, la carencia de ansias que tenía sobre ciertos aspectos, la poca importancia que le daba a su beneficio, a su bienestar, a su felicidad, y el hecho de que pensaba que no importaba su sacrificio personal con tal de llevar vida y alegría a muchos más. Si lo ponía en una balanza era simple, no podías comprar una vida con muchas más, ni siquiera cuando era la tuya propia.

Inhaló y, quizá por impulso, terminó más metido en aquella cama, por supuesto, era ese terrible impulso subjetivo el que le llevó a rodearla con sus brazos y quedarse allí, con la frente pegada a su espalda, con su cuerpo tan cercano y a la vez tan lejano, debía ser eso, su objetividad se había perdido en el vacío al momento de dejarse llevar como escasas veces pasaba, como esas casi todas eran en su presencia, o sintiendo su ausencia.

¿Era un idiota?, en términos de estos aspectos, la verdad era que sí, pero eso era solo un lamento en lo profundo que probablemente no sería para nada comunicado a su subconsciente y mucho menos a él mismo, a pesar de que siempre había estado allí, el pensamiento, el arrepentimiento y la culpa, esa que le carcomía cada parte de su ser, de su sentir, de su alma, porque jamás podría perdonarse, porque los muertos no perdonaban, pero eran los únicos que podían hacerlo.

Irónico, ¿no?

Volver arriba Ir abajo

Re: Like always and always||Didi~Privado +18

Mensaje por Mackenzie Ford el Vie Abr 03, 2015 10:41 pm

Respiro hondo cuando sintió el calor del pelirrosa, medio sonrió pero ahora se quedaba quieta mientras le abrazaba, le gustaba ese contacto entre ambos, le hacía recordar tantas cosas, la primera vez que estuvieron juntos, su primera noche abrazados, su primer beso. Podía sentir esa seguridad cuando le abrazaba y no le importaba lo que él pensaba ella le quería como fuera posible, de cualquier manera en cualquier forma.

Tomo la mano de Didi entrelazando sus dedos, se acomodó soltando el cojín y luego lo abrazo muy bien para que se sintiera cómodo. Era extraño que le dijera esas cosas no era justo que decidiera por ella, aunque bueno ella decidía por él casi siempre pero eran cosas materiales en los sentimientos era diferente —Creo que yo sola puedo decidir si me puedes hacer feliz o no— respiro hondo y se giró para verlo mientras intentaba “dormir” acurruco su rostro en su pecho y cerro sus ojos sin dejar otra cosa, ya no quería hablar.

Podría estar así siempre todas las noches, en esa cama, en la de él, en el sillón, en una silla, en el suelo, podría ser así por lo que quedaba de su vida aunque no fueran pareja, en veinte años podría verse haciendo trabajo, misiones lo que sea, pero volviendo luego de algunos días a la cama a abrazarlo todo podía hacer, todo podía pasar.

—Solo quiero que sepas que no cambiaría esto, jamás — levanto su rostro para verlo a los ojos, pero por la tenue luz que entraba del pasillo no podía ver nada, realmente no le veía, quería darle un beso pero no se animó a hacerlo, solo lo abrazo para intentar dormir.

No iba a cambiar esto inclusive si él le decía que se marchara a hacer su vida lejos, no lo haría, aunque su madre le obligara a que ya no vivieran de esa manera, no lo cambiaria para nada, ella quería quedarse con él a como se sintiera cómodo —Es verdad que extraño al viejo tu Fitz es verdad, pero el tú de ahora es el que está conmigo también me agrada, aunque sea un poco gruñón y amargado— negó con la cabeza y sonrió —Igual me quedo con él—

La rubia decía la verdad, después de estar así tranquila, asegurándose de que este bien, por todo lo que sabía ahora entre ambos, lo importante para ella era la seguridad de él, que no perdiera la vida en esa investigación, en su trabajo, que saliera más, que se divirtiera más. El trabajo era bueno mientras no lo absorbiera como ahora.

¿Para qué le servía el trabajo si no podía compartirlo con alguien? Si no estaba seguro de estar alrededor de sus aprendices, inclusive podría estar disfrutando con alguien más que no fuera ella lo entendía perfectamente, podía dejar ir a Didi sin ningún problema si decidía volver a vivir si encerrarse en el trabajo, todo lo aceptaba mientras estuviera seguro, mientras él eligiera una felicidad comparada a la que ella siente cuando están abrazados al dormir.

Volver arriba Ir abajo

Re: Like always and always||Didi~Privado +18

Mensaje por Fitzwilliam D. Dezart el Sáb Abr 04, 2015 11:25 am

Tan solo pudo bufar ante ese pensamiento, esas palabras suyas que no dejaron ninguna clase de margen al error, a la curiosidad o al despiste… tampoco le gustaba cuando ella hablaba así de él, de sus razones, con tanto convencimiento, con tanta virtud, porque desde aquellos días había sentido que no se lo merecía y, sin embargo, aquel tacto que compartían junto ahora se le presentaba tan familiar, tan normal, como si su cuerpo en algún momento hubiera guardado la sensación, la figura del otro, y lo filtrara a acomodarse como un guante.

No dijo nada, no hizo nada por un instante en el que sitió como la dama se acomodaba en su pecho, con aquellos mensajes tan tenue en volumen, pero contundentes en ideas. A veces solía preguntarse como era que, muchos años después, ambos seguían en esto, ¿era cosa suya acaso? Siempre dificultaba en aspectos, pero terminaba así, con ella.

Eh… así que soy un gruñón amargado—, musitó luego del silencio que para él era cómodo, —pero… si eso piensas, no puedo hacer nada—, continuó, acariciando aquella melena clara con delicadeza, —eres muy difícil de convencer—, culminó, hundiendo ligeramente aquel abrazo.

Particularmente él podía sentir todo o nada en este momento, pero, ¿con claridad?, la verdad era que tenía a Mackenzie a un nivel diferente que a cualquier otra persona, él la consideraba la única, o el único humano si se quiere, que podría soportarlo tal y como era, ella no solía juzgarle más que cuando lo merecía, y quizá por eso a pesar de presentar tensiones podían seguir conversando normalmente tras un rato, tras cualquier disputa, pero, estaba esto, algo que él sentía no podía compartir a pesar de que los hechos habían probado lo contrario con el correr del tiempo y de las experiencias. Sí, en el pasado pudo haberse sentido tan bien como ahora al escucharle decir aquellas palabras, mas era distinto, en el pasado, muy pasado, había tenido otros horizontes para lo que era su vida.

Entonces relajó completamente su cuerpo, casi como si se hubiera quitado todos los pesos de encima y sintió el cansancio, sí, estaba completamente muerto, lo supo incluso al subir aquí, era de esos que podían caer rendidos cuando esa circunstancia llegaba. Hundió aquel cuerpo en el suyo, pero sin ejercer ninguna clase de fuerza y cerró los ojos para intentar dejar su pasmosa mente en blanco, cosa que contempló como algo realmente complicado.

Creo que, después de mucho, estamos muy viejos para andar con juegos—, bufó con cierto sarcasmo. Jamás había aceptado las cosas, pero tampoco las había dejado de lado y era así de simple como las palabras, las frases y los mensajes. Kenzie quizá era la única dama a la que le permitía ciertas cosas, a la que podía permitirle de cuando en vez decidir sobre él, y eso era algo que no comprendía a la perfección, pero que, sin embargo, dejaba pasar con permisos especiales. Así había sido desde hacía varios años, desde el momento en el que su compañerismo se volvió más y más explícito, desde que su relación había subido varios escalones de una sola vez.

¿Le preocupaba en extremo? Debía confesar que a veces sí, pero otras no, era cuestión de cómo se presentase todo y de las ansias de la dama por discutir ciertos y determinados aspectos que él prefería mantener casi siempre lejos, quizá para no añadirse más preocupaciones.

Volver arriba Ir abajo

Re: Like always and always||Didi~Privado +18

Mensaje por Mackenzie Ford el Dom Abr 12, 2015 4:20 pm

Lo único que hacia ella era abrazarlo, era sentir su calor y calmar cualquier mal que tuvieran ella o él en ese momento; era extraño pero era sencillo, no había nada de por medio más que los dos en la cama tranquilamente, todo podía ser olvidado. Sonrió de medio lado cuando sintió que también la abrazaba, era su gruñon después de todo —Soy igual que tu—  menciono al final, ella también era gruñona pero sonreía más, era la única diferencia entre los dos.

Eran matados en su trabajo, amaban lo que hacían, no tenían ningún problema en cualquier oportunidad que se les deba para continuar con lo que se les daba, en sus entrenamientos siempre tenían que ser los mejores, por algo embonaban tan bien, porque podían complementarse y entenderse, aunque tal vez Didi no lo viera de esa manera Kenzie si lo hacía, lo hacía muy bien podía ver cada aspecto de su compañero sin temer o avergonzarse de cualquier aspecto que se presentara; pero al mismo tiempo sabía que estaba indefensa, desnuda y lista para cualquier cosa le pudiera decir de su persona, se conocían tan bien que no había problema, nada era diferente y nada debía de cambiar entre ellos solo ella… ella quería un poco más de seguridad en su relación, jamás la rubia comento de algún par de niños, una casa en los suburbios, ni pasar las fiestas en Alemania con la familia de él, jamás quiso o intento llevar una vida así con Didi, todo lo que quería era estar a su lado y se había acostumbrado a tenerlo como mejor se adaptara la situación de ambos, pero ahora… ella quería algo más de seguridad.

—Tienes razón los juegos no me gustan a menos que tenga que apostar—  dijo más calmada, con él un poco menos estresado por la llamada de su madre y la insinuación que hizo durante la comida —Yo te quiero a ti y no estoy jugando, quiero estar contigo—  se levanto un poco, abrió los ojos y se recargo en su pecho para verlo reaccionar a sus palabras, no tendría una gran sorpresa en su mirada, era obvio y era inevitable que eso llegar a pasar, pero ella había sido muy mansa esperando a que él se decidiera.

Pero no importaba si no se decidía… ella lo haría hoy.

—Quiero quedarme contigo aunque no tengamos una familia, una casa juntos, incluso aunque no compartamos las fiestas con nuestras familias como pareja—   se mordió el labio pensando en lo que le decía, estaba dispuesta a llevar una vida “juntos” pero “separados” si eso le hacía sentir mejor, para no presionarse por cualquier sombra del pasado, ella no le recriminaría nada, jamás lo hizo —Todo será como hasta ahora… solo que cuando estemos solos… podremos actuar como lo que somos…—  no completo la frase porque su corazón comenzó a palpitar rápido, respiro hondo y sintió sus mejillas sonrojarse dándole un aspecto rosado “eran pareja” pero ninguno de los dos lo había asumido o admitido.

Ahora ella corregirá ese riesgo sin marcha atrás.

Volver arriba Ir abajo

Re: Like always and always||Didi~Privado +18

Mensaje por Fitzwilliam D. Dezart el Lun Abr 13, 2015 5:48 pm

Resopló, ciertamente no estaba de ánimos para ciertas cosas, una de esas era esto, sí. Inhaló y exhaló para acomodar su postura en aquel momento, claro, su mente estaba nublada, su mente estaba un poco ida y, sin embargo, podía entender claramente lo que ella deseaba decirle, lo que necesitaba decirle. Era demasiado torpe, sí, él era un hombre torpe en el sentido de la tontería, era un hombre al que no le gustaban ciertas cosas.

Pero acababa de llegar a cierto punto, a este punto, uno del que, fácilmente, no podía tener retorno.

Encaró sus ojos claros, comprendía el mensaje, siempre había comprendido el mensaje, pero nunca había decidido nada sobre eso. Ciertamente él no era un idiota, para nada, podía entender como se sentía ella, a veces podía compartir sus sentimientos e incluso corresponderlos, mas eso no era siempre. Nunca era siempre. Solo por eso no desvió su mirar de ella… allí estaban esas palabras, esos sentimientos, todo junto en un solo mensaje.

Por supuesto, era él quien había dicho que ya no podían permitirse juegos.

Sus ojos se perdieron en el filo de la luz que dejaba la puerta abierta al pasillo cuando le sintió recargarse en su pecho y dejó escapar el aire de sus pulmones con suma lentitud, pesando demasiado, justo cuando lo que quería era quedarse en blanco. Podía sentir su cuerpo ligeramente nervioso, tal vez no por nervios, sino por lo que acababa de decir. Sí, para ella esto, decírselo, siempre había sido importante y, aunque estaba implícito, aunque ambos sabían que existía, quizá ella solo quería dejarlo claro.

Aunque ahora era él quien sentía que todo le había caído encima.

Y no es que no quisiera una vida con alguien, en algún momento, tener una familia y ser como la gente común que salía adelante, pero no, jamás había tenido tiempo para nada luego de aquello, siempre había querido mantener su mente fuera de los aspectos emocionales, y a veces lo lograba, pero, en ocasiones, como ahora, simplemente se convertía en un trabajo imposible.

No me molestaría formar una familia…—, murmuró, en algún momento sería un viejo decrépito que dependería de alguien, a veces pensaba que estar solo podía llegar a ser malo, pero eso se le pasaba bastante rápido, —si es contigo, claro—, aclaró, la verdad era que no se contemplaba en ese plan y, si se ponía a pensar, jamás lo había hecho, sin embargo, debía reconocer una cosa, Kenzie era como su talón de Aquiles, en ella siempre había estado todo y nada de él, a veces ese hecho y tener que admitirlo lo sacaba de quicio, por supuesto, en silencio, en su mente, tan solo reflejando ojos vacíos al exterior.

Sin embargo, el punto discordante siempre existía.

No me molesta estar contigo… eres la única capaz de soportarme—, siguió en volumen bajo, solo lo suficiente para ser escuchado e intentando no divagar aún con un cerebro cansado, —pero, por alguna razón, siempre termino actuando como un idiota—, susurró, por un momento aquella meta de no divagar se fue a la nada, —a veces creo que tengo miedo… —, sus párpados se cerraron ligeramente y luego volvieron a abrirse, como si luchara para que siguieran así, —a comprometerme… a fallar—, aquello fue muy bajo, pero de alguna forma la rubia podría escucharla, —supongo que sí soy un idiota—, el movimiento de su cuerpo excusándose fue leve y luego se quedó medianamente inmóvil, como si desease reposar y, quizá, eso era exacto lo que quería. Tan solo subió una mano para acariciar como pudo sus cabellos, hasta que se perdió en ese movimiento, en el ambiente, y en lo suave de aquel colchón.

Sí, el pensamiento de perder algo que le era preciado nuevamente, sentía que no podría soportrlo, ¿qué otro vuelco podría dar su vida que fuera peor que el que había tomado? No lo sabía y no quería descubrirlo.

Estaba cansado, ya lo había vaticinado.

Volver arriba Ir abajo

Re: Like always and always||Didi~Privado +18

Mensaje por Mackenzie Ford el Sáb Abr 18, 2015 1:41 am

Nunca pensó escucharle decir esas palabras, aquello le hizo sentirse muy feliz, un “bum” en su corazón se sintió diferente, era una emoción de alegría como cuando al principio comenzaban a hablar como si fueran pareja y esas cosas, respiro profundamente y ya no le dijo nada. No iba a presionar su suerte y sus ganas de platicar del tema si así lo había decidido de que quería formar una familia con ella en algún momento pasara, en algún momento pasara que estarán juntos aunque no lo sepa que lo estén. Eso le bastaba a ella.

Se quedó dormida luego de un rato sintiendo la pesadez y comodidad en sus ojos, durmió perfectamente si ninguna molestia, sin nada que fuera a perturbar su sueño hasta que su celular comenzó a vibrar, estaba por ahí en alguna parte, pero por más que movía su mano no lo encontraba, todo lo que estaba ahí era el cuerpo de Didi, respiro hondo para abrir los ojos, levantarse, seguramente era la alarma… para darse cuenta que era ya de día, el sol estaba ya muy arriba en el cielo, quizá eran las 9 de la mañana o algo parecido… la junta era a las 9 de la mañana ¡no! ¡NO! Iba a llegar extremadamente tarde.

Salio de la cama brincando para correr a su vestidor pero luego mientras veía que ponerse fue a ver su celular, mientras se cambiaba lo miro y reviso que lo que estaba sonando era un correo electrónico que le había llegado era la mesa directiva

”La junta se cancela, la programamos para la siguiente semana pasen un buen sábado”

Se dejó caer en la silla que tenía en el vestidor respirando profundamente, iban a ser las 9:00 am, había dormido tan bien que no se había podido despertar por la alarma ni siquiera la escucho, había sido demasiadas emociones para esa mañana a la cual llegaría tarde a una junta tan importante, inclusive olvidando que era sábado. Se asomó a su habitación y vio que Didi aun seguía dormido, le sonrió y procuro no despertarlo; salió de la habitación rumbo a la cocina así en pijama con los pies descalzos para preparar un desayuno que pudieran disfrutar ambos.

Cuando llego a la planta baja marco al hospital y reporto que no iría, mientras que el Dr. Dezart le dio ella el día porque trabajaba mucho y era malo para su juicio en los casos. Colgó el teléfono terminando la llamada y ahora si se propuso a cocinar.

Algo sencillo, rápido, rico y que a ambos le gustaba… ¡Panqueques! De moras, nuez, chispas de chocolate y solos. Por igual preparo tocino y huevos estrellados para cada uno, al de él puso algunas salchichas de las que le gustaba pero de forma pequeña, se apresuró a hacerlo porque quería darle una sorpresa en la cama, sirvió jugo de naranja y café, lo puso todo en una bandeja y subió a su habitación.

Estaba muy emocionada porque hacía mucho que no se quedaban hasta noche durmiendo en la casa del otro y amanecían juntos sin apuros de salir corriendo, eso le gustaba, dejo la charola al lado del a cama que él no estaba dormido y ella se sentó para irlo despertando poco a poco, moviendo su cabello de la frente —Buenos días… Fitz buenos días, despierta ya dormilón— siguió acariciando su cabello con mucha delicadeza —He hecho algo especial para ti—

Volver arriba Ir abajo

Re: Like always and always||Didi~Privado +18

Mensaje por Fitzwilliam D. Dezart el Dom Abr 19, 2015 10:16 pm

Cansado”, el simple calificativo o adjetivo no estaba para lo que sintió en ese momento, esa pesadez y ese sentimiento de comodidad que sinceramente no podían ser explicados por la ciencia, la ciencia sencillamente no podía explicar el comportamiento de los seres humanos. Pero se sentía bien, sí, se perdió en el vacío de algo que básicamente no recordaría, no, la imagen de aquel chico, Derek, pareció ante él, quien había sido su mejor e irremplazable amigo, por su muerte, esa de la que se sentía tan culpable, en aquel momento en el que se había sentido tan impotente, tan inútil. ¿Para que servían los sentimientos? Para nada.

O eso le gustaría pensar, era sencillo, para el de cabellera clara los sentimientos siempre habían sido algo que molestaba, porque sus sentimientos le habían llevado a la ira, a la venganza, al dolor, a la soledad, a la dejadez, a la culpa y a muchas otras tantas cosas de las que realmente no se sentía para nada orgulloso, porque se había cerrado y nadie había sido capaz de pasar completamente por esas barreras. Nadie, ni siquiera él mismo.

En algún momento pensó escuchar algo de música, pero no le prestó atención, esto se sentía tan bien, podía estar envuelto en esa sensación de tranquilidad por mucho, pero sabía que no podía. Nada duraba para siempre.


Sábado; 09:37 hs


Sintió un ligero y suave movimiento recorrerle, luego una presión, algo le apretaba, por lo cual resopló y escuchó una voz bastante conocida, fue cuando, quizá sin querer, sus párpados comenzaron a reflejar la luz, lo cual los hizo cerrarse y luego abrirse con más cuidado… había demasiado sol, algo apretaba y sentía una ligera vibración. Fue cuando alzó su postura repentinamente, se dio cuenta de lo que había en sus pantalones, lo que dolía un poco, pero tomó más atención a su bolsillo, sacando su móvil y viendo primeramente la hora, ¡eran las nueve treinta pasadas!, y se suponía que la reunión comenzaba a las nueve. Pero entonces sus dedos pincharon la parte de mensajes y abrieron el correo de voz donde la voz de su secretaria anunciaba “Doctor Dezart, los inversionistas han decidido dar por terminadas las sesiones de negociación antes de afrontar otra reunión, he recibido el memorándum esta madrugada, por lo cual tan solo se deben firmar las sentencias y contratos la siguiente semana”.

Y respiró, juraría que respiró aliviado para tirarse de improviso en aquel colchón, sin dar demasiada cuenta de lo que había a su alrededor. Llevó su mano al pantalón y chascó con la lengua, ¿cómo había podido quedarse dormido con semejante ropa tan incómoda?, fue cuando volteó el mirar y encontró los casi pares orbes de una rubia en pijama. Sí… se había quedado dormido con Kenzie, de ahí venía todo.

Vaya… al parecer estaba realmente cansado.

Buenos días—, murmuró con calma sin preocuparse demasiado por lo que ella pudiera o no ver… después de todo no había algo de él que ella no hubiera visto, y viceversa. — ¿No tienes junta?—, preguntó curioso, eran unas ropas muy raras considerando ese factor y, al ver la bandeja al lado, bueno, sinceramente le pareció solo un poco más raro.

¿Ella estaba feliz por algo en particular?, se lo preguntó y la única posible respuesta que encontró no le pareció tan poco tan grande, aunque eso pudiera ser así para el alemán. Las mujeres eran simplemente bastante difíciles de comprender. Bufó y le miró con curiosidad, realmente tenía algo extraño en el rostro, en el mirar, que le hacía verse un poco más atractiva, casi como si con esos orbes incitase a muchas cosas.

Volver arriba Ir abajo

Re: Like always and always||Didi~Privado +18

Mensaje por Mackenzie Ford el Vie Abr 24, 2015 12:23 am

Miro con detenimiento como su compañero iba despertando aunque ya parecía haber estado despierto por un momento, eso no importo mucho, ella igual lo veía adormilado y de una manera “cómoda” en la posición en la que estaba. Debía de despertarlo aun así, no era normal que durmieran tanto ni bueno que lo hicieran, por otro lado ella solo le sonrió mientras le miraba algo confundido por no saber dónde estaba, o porque había despertado ahí. Cuando miro el desayuno ella solo se quedó calmada quieta, ni dijo nada.

Todos se quedó en silencio hasta que sintió al perro alemán entrar y querer sus mimos como siempre, y sobre todo quería de aquel desayuno —Buenos días Didi— le peino el cabello un poco y dejo que se incorporara —Se ha cambiado de día, me avisaron esta mañana— suspiro profundamente mientras se sentaba en la cama poniéndose a su lado y tomando su plato para empezar a comer.

A su precioso perro le lanzo un pedazo de tocino para que comiera y con eso se entretuvo, mientras ella tomaba un poco de los hot cakes que había hecho, con chispas de chocolate, amaba esa combinación era la mejor.

Dio un bocado a su comida mientras señalaba al de él —Es para ti— comió un poco más —He avisado que te tomaras el día libre y yo que estaré el fin de semana fuera así que hoy no tienes que ir al hospital…— abrió los ojos un poco perdida —Tu por igual tenías una reunión hoy ¿no?—

Ella siguió comiendo y dejando el plato en la mesa de noche, tomo su jugo y comenzó a beber del vaso con tranquilidad, mientras hacía eso noto que el pantalón que traía Didi… había algo particularmente extraño, bueno no era extraño era algo que había visto muchos días antes y no era la primera vez que presenciaba eso en él, simplemente era algo totalmente normal en los hombres por las mañanas, medicamente era normal y sexualmente era plenamente sano que eso ocurriera, de alguna manera eso le hacia feliz a la rubia, pero trato de disimular su felicidad.

—Hay ropa tuya en los cajones de siempre, por si quieres cambiarte y estar mas cómodo— trago saliva sonriendo, no le molestaba… se sentía alegre y feliz de que esas reacciones le ocurrieran mientras ella estaba a su alrededor —Después de todo esta es como tu casa… —

Era la verdad después de todo, ella levanto los hombros y sigue comiendo regalando su tocino a su perro, era toda una maravilla que se pudiera mover a como lo rescato. Realmente era una escena interesante y encantadora, para lo que había pasado a noche para ella… era una buena mañana.

De cierta manera lo encontraba muy feliz, lo encontraba de alguna manera muy alegre, estaba feliz de tenerlo a su lado, no sabia porque pero cualquier cosa que le pudiera decir hoy no iba a hacerla enojar, ya que sabia que la escogería a ella para lo que sea en la vida, si quería hacer una familia seria a ella, eso le parecía de lo mejor, aunque sabía que no era así y que no iba a ser tan especifico, Mack tenia muchas esperanzas de mantenerse como “pareja no nombrada” eso le hacía mucho más feliz.

Por suerte los dos estaban libres ese día y podían planear muchas cosas o simplemente hablar, volver a dormir, no queria presionar las cosas —No recuerdo la ultima vez que desayunamos en la cama… juntos— le sonrió a su compañero de una manera dulce para luego comer un poco mas del pastel caliente con chispas de chocolate.

Volver arriba Ir abajo

Re: Like always and always||Didi~Privado +18

Mensaje por Fitzwilliam D. Dezart el Jue Abr 30, 2015 9:50 pm


Sinceramente entre los dos parecía haber un cúmulo de cosas completamente extrañas a los ojos de cualquiera que no fueran ellos, así de simple; su manera de ver las cosas, la forma en la que Kenzie veía las cosas, hasta en eso diferían. Pero el mundo no era capaz de entender eso, y tampoco es como si al varón le interesase que alguien más lo entendiera.

El cuerpo se le movió como si pasase por un escalofrío y escuchó en las palabras de Kenzie la aclaratoria a su principal cuestión. No pudo evitar dejar escapar un bostezo a pesar del tirón que se había llevado recientemente al ver la hora y le miró, para negar ligeramente con la cabeza.

Al parecer los inversionistas y el gobierno evaluaron mejor los convenios después de la reunión de ayer—, contestó con simpleza ignorando adrede ciertas, —y gracias—, soltó siendo tal vez un poco imprevisto a ojos ajenos, —por el día libre y la comida—, completó para finalizar esa parte de su comentario.

La verdad era que de igual forma él no iba a pisar el hospital ese sábado, ni el domingo, no, tenía que estudiar mucha teoría antes de ponerse a inventar con cualquier aplicación reciente, y él se tomaba el tiempo para eso, y agradecía el que la agencia de igual forma se lo diera. El día libre le caía de perlas.

Se estiró para tomar la bandeja y acomodar su postura, hoy eran panqueques y salchichas, Kenzie conocía más de él de lo que le gustaría o se atrevería a admitir.

Um… desayunaré primero—, comentó tomando un tenedor para “clavar” un pedacito de su comida a el, —luego, por favor, préstame la ducha—, pidió enmarcando una pequeña mueca sonriente.

Las cosas eran así por formales o informales que se vieran, la verdad era simple y saltaba a la vista; ella se había adaptado a su forma de ser y, de alguna manera, Fitzwilliam se había acostumbrado a tenerle cerca en todos los sentidos posibles.

No deberías darle tanto, le hará mal siendo un perro viejo—, opinó sobre aquel “lanzamiento de tocino” ignorando sus ropas y situaciones, pero escuchándole, haciendo una ligera memoria, —hace un par de años, más o menos—, murmuró, dando luego otro bocado a su comida, para masticarla y tragar con calma, —aunque la situación era un poco diferente—, resaltó con un poco de ironía al mirarle, por supuesto, había sido una de “esas” noches con ella.

Bufó, las salchichas estaban realmente buenas al igual que los panqueques, pero supuso que solo contribuiría a un aumento exponencial y peligroso de esa aura clara y el aire alegre que la rubia desprendía esa mañana, así que simplemente se quedó comiendo, eso podría ser capaz de decirlo todo.

Volver arriba Ir abajo

Re: Like always and always||Didi~Privado +18

Mensaje por Mackenzie Ford el Vie Mayo 01, 2015 2:35 pm

Le alegro verlo comer con esa facilidad y esa alegría, no tardó mucho en comer y tampoco puso ningún remilgo al respecto, al contrario comió con mucho gusto y esmero la comida que ella le había preparado. Respiro profundamente viendo a su perro y luego a Didi —Es solo un poco— se sintió regañada por el comentario pero sabía que lo hacía porque le interesaba mucho el bienestar de ese perro, que aunque se llevaran mal tenían interés uno por el otro.

Ella siguió comiendo normal como si fuera algo cotidiano lo que estaban haciendo, de todos los días, de cada momento… —Claro sabes que puedes bañarte cuando gustes— contando con aquello que le había pasado y que había ropa en su casa tenía razón, había pasado ya más de un par de años desde que hacían esto, desde que no salían corriendo de las casas luego de haber pasado una noche juntos, hacía mucho que no estaban juntos. Cuando termino su comida dejo la bandeja en la mesita de noche a un lado y luego se giró a verlo, ya casi había acabado su desayuno por lo que le tomo del rostro y lo giro para darle un beso en los labios uno lento, suave, que pudiera sentir que estaba contenta de tenerlo en su casa de esa manera, y estar así.

Le acaricio el rostro cuando termino el beso y se retiró dejándolo terminar de comer, se levantó de la cama y se puso las pantuflas para caminar por la casa, llego hasta el otro lado de la cama y se sentó a su lado —Si tu madre se entera que haz dormido en mi cama y no estamos casados bajo los mandamientos de Dios…— le dio otro beso en los labios —Le va dar un ataque y te va a venir a vigilar— estaba feliz no iba a decir que no ni lo iba a ocultar, además podía hacer lo que quisiera hoy con ese hombre le había dado el día libre e igual él podría decir que iba a estudiar, a dormir a encerrarse en su biblioteca y no salir, pero por quince minutos podría entretenerlo antes de que saliera a hacer cualquier cosa.

Se acercó nuevamente a él sonriendo con malicia y movió la bandeja donde estaba comiendo apartándola de su cuerpo, no vaya a quebrar algún cubierto o plato, manchar la cama o incluso a ellos mismos —conozco otra manera de que esa erección se vaya— pronuncio contra sus labios —si es que quieres por supuesto— comenzó a besar su cuello lascivamente para provocarlo igual le iba a apartar pero ella debía de intentar.

Hacia tal vez meses desde la última vez que estuvieron juntos y conocía los puntos débiles del alemán, podría con ello —solo 15 minutos y te dejare hacer lo que quieras —

Volver arriba Ir abajo

Re: Like always and always||Didi~Privado +18

Mensaje por Fitzwilliam D. Dezart el Vie Mayo 01, 2015 10:48 pm


Le miró concierta curiosidad, la verdad era que Kenzie tenía sus cosas, por supuesto, bastante bien lo había comprobado, a tal grado en el que era capaz de afirmar que, la mayoría del tiempo, con ella, no podía esconderse de nada, por más mínimo que pudiese llegar a ser y, a veces, esa sola verdad lograba sacarle de quicio.

Asintió ligeramente ante la respuesta afirmativa sobre la ducha, pues según él mismo iba necesitar una realmente buena por lo que estaba sintiendo. Casi terminaba su desayuno, cuando se encontró con una mano irrumpiendo brevemente su campo visual, y recalcaba breve porque, fracciones de segundo después aquello se tornó en un leve agarre que rodó su rostro hasta llevar a sus labios a un encuentro con unos más cálido, y también muy conocidos, sí, pero inusualmente poco explorados en el último tiempo; tal vez por eso disfrutó de aquel beso lento y cuidado y, de alguna forma, también temió por eso… ella tan solo se retiró acariciando su rostro, caricia que pudo sentir más por esos vellitos que crecían como barba, y bueno, por como se encontraba debajo de las telas, así de simple.

Estando de esa forma solo le miró, le prosiguió con sus orbes melón mientras la dama rodeaba la cama, para sentarse al otro lado, a su lado, como tentándolo, de alguna forma conocía ese sentimiento, por eso le miró con sencillez al momento en el que ella le besó de nuevo, sin más que un ligero detenimiento en lo que era su respiración, sin dejar de mirarle, estaba seguro de algo, por supuesto, ¿quién no?

Mi madre ya lo sabe…—, murmuró como respuesta al susodicho comentario, —pero siempre he sido indiferente con ella en ese aspecto… no es que me importe demasiado—, se encogió de hombros, dando completo ambiente a su declaración, pero sin abandonar realmente el previo.

Dieciséis años, allí había sido la primera vez, y era el tiempo desde ese entonces hasta el presente; era imposible no saberlo en ese tiempo, su madre se lo había recriminado muchas veces, pero no todo el mundo nace para ser esposo y padre, él no era de esos… pero tampoco se iba a negar los placeres de la vida o, en su momento, lo que había sentido por ella. Particularmente no era de los que gustase de jugar a las escondidas.

Pero vaya que conocía esa sonrisa, y sabía perfectamente lo que eso significaba, todo parecía hasta parte de un elaborado plan, pero sabía que Kenzie no lo había concebido de esa manera. Dejó ir la bandeja como si nada, evidenciando lo obvio, y resopló al escucharla tan cerca, sintiendo al siguiente segundo esos besos repartidos por su cuello que le llevaron a exhalar con ligera ronquera.

Eres realmente una provocadora, Kenzie—, susurró con calma en ese espacio, intentando mantenerla, —en todo sentido—, bufó para llevar una mano a la cintura de la dama para dar un ligero tirón y adentrarla en la cama, haciéndola poyarse a un lado casi completamente a su cuerpo.

Metió la nariz entre la cabellera de ella, ¿cómo era capaz de ser así?, jamás había podido explicarlo, pero una especie de tensión que se limitaba a descargar con ella luego de haberse acumulado por un buen tiempo, pero claro, no solía hondear demasiado en eso hasta que la ocasión se daba, como ahora.

Resopló llevando, con su mano derecha, aquella rubia cabellera hacia atrás, contemplando su rostro y un mirar impregnado de lujuria, ese que le llevó a sonreír ligeramente, quizá un poco complacido.

Sabes que, entre tú y yo, quince minutos son nada—, murmuró para acercarla, en el fondo le gustaban esos ojos, y se acomodó hasta tenerla sentada en su regazo, con todo lo que ello implicaba, cara a cara, —aunque… estás muy complaciente—, pasó la nariz suavemente por su oreja luego de susurrar eso y, de forma indiscriminada, mordió el lóbulo, haciendo que sus manos acariciaran los laterales de la espalda de la rubia debajo de la blusa.

Volver arriba Ir abajo

Re: Like always and always||Didi~Privado +18

Mensaje por Mackenzie Ford el Sáb Mayo 02, 2015 4:06 pm

Se sorprendió y le agradó mucho que Didi reaccionara de la manera que ella estaba esperando, con esa “delicadeza” que solía poner a veces, tomándola de los costados y obligándola a estar a su lado, sin mayor problema, le gustaba que le guiara por donde era que quería ir o que era lo que quería hacer, que se relajara que estuviera en ese momento  con ella —Bueno entonces tardemos el tiempo que necesitemos— comenzó a besarlo pero él le ganó lo que quería hacer comenzando a hacer el beso un poco más intenso, más apasionado, con más interés de hacerlo sentir mejor —Tenemos todo el día libre— sonrió con mucha malicia y  dejo que le acariciara por sobre la blusa, debajo de esta misma metiendo sus fuertes manos en su blusa y que acariciara su piel, sintiendo esa electricidad que provocaban ambos al tocarse de esa manera.
 
Le hizo girar el rostro para seguir besándolo, para hacerlo sentir mejor, claro que ella estaba complaciente le quería hacer sentir mejor ahora que estaban en ese momento ¿acaso era raro? Tal vez lo era para el pelirrosa, como hacia tanto tiempo que no estaban juntos y además… sentía que lo necesitaba más que nunca, lo quería para ella sola sin que nadie más tuviera la oportunidad de besarlo, de sentirlo, de que fuera tan tierno con ella en la cama, como jamás lo seria con nadie, ella era su mujer, pelearan, no estuvieran casados y ni siquiera llevaran una vida de pareja normal, Kenzie era de Didi en todo sentido, dijeran lo murmuraran y susurraran hasta lo que no debían ella estaba entregada en un 100% a su amado, a su compañero, a ese hombre que era su rey.
 
Se sacó la blusa en un momento  quedando su pecho descubierto, solamente quedándole el short para dormir y su ropa interior, le miro a los ojos, le acaricio el rostro con ternura y le sonrió, para volver a darle un beso en los labios —Seré lo más complaciente que quieras, hoy haremos lo que tú digas— comenzó a subir su sweter que llevaba en ese momento, realmente no se habia quitado nada mas los zapatos para dormir, tan cansado había estado después de todo, pero ahora ella se encargaria de que se relajara en su totalidad, le desabotono la camisa para quitársela, y cuando llego al último botón paso sus manos por su pecho hasta los hombros para bajar la tela de la ropa por sus brazos. Ese acto le acompañaban unos besos en el cuello los cuales hizo intercalados, dejando un poco de presión, por ultimo termino dándole un beso largo, marcando esa zona del cuello con un chupetón (de los besos que te dejan marcados como los cardenales) y sonrió al ver la marca rojita que se le formaba en el cuello.
 

Lo toco con suavidad y le sonrió —Eso te marca como mío y solo mío, nadie más puede tocar este cuello, solo yo— sus labios se dirigieron nuevamente a sus labios para seguir besándolo con lujuria y amor, cuando en sus piernas pudo sentir como la excitación que estaba en los pantalones del alemán comenzaba a crecer poco a poco cada vez más y más. Se sentía tan bien, no recordaba lo bien que se sentía, podría soñar con ello o recordarlo, pero nunca era como sus memorias, era incluso mucho mejor de lo que uno podía esperar.

Volver arriba Ir abajo

Re: Like always and always||Didi~Privado +18

Mensaje por Fitzwilliam D. Dezart el Mar Mayo 05, 2015 2:13 pm

Había muchas cosas que bien podía decir en este momento, pero destacaba ese placer que le provocaba el tan solo tocarla, el sentir la suavidad de su piel debajo de las palmas y de recorrerla con calma, subiendo hasta mirarle a los ojos, sintiendo eso que se le venía encima era lo mejor. Resopló con calma para sonreírle o corresponder a esa picara mirada que la rubia le lanzaba como la nada, como todo.

Besó sus labios complacientemente afirmando las manos a sus caderas para darle un empujoncito hacia abajo, a su erección. Quería que ella lo sintiera, quería sentirla. Y lo hizo, el solo contacto entre ambas partes muy lejos de la ropa que les cubría, era fascinante, tanto como hacía mucho tiempo no lo había sentido. Se separó ligeramente de su cuerpo solo para ver como aquella blusa desaparecía, dejando una imponente vista ante sus ojos, una que sopesó con aquel mensaje, ante el cual no pudo evitar corresponder con los ojos. Él lo haría, claro que sí.

¿Cómo podía explicar algo así?, mientras su propio suéter era dejado de lado y la camisa cogía el mismo rumbo y sentía esos labios ocasionalmente presionarle el cuello mientras sus manos jugaban con su espalda, con las caricias, con el borde de su short, dejando salir algunos ligeros quejidos roncos y graves, respiraciones entrecortadas que contrastaban con la presión que se hacía casi dolorosa entre sus piernas. Ella sabía como aprovecharlo, y él estaba medianamente complacido de que así fuera.

Alguien como él, mayormente serio, era un hombre al fin y al cabo, un hombre que desde que era un adolescente disfrutaba de esta dama… sí, al inicio tan solo pensó en el sexo, pero con el tiempo dejó de ser casual y, justo ahora, cuando decía no tener tiempo para nada que no fuera su trabajo, estaba ella… alguien a quien no podía decirle que no. Sin embargo, no pudo evitar soltar una respiración fuerte al sentir la presión más grande en su cuello, ¿qué andaba haciendo? Al verle separarse demasiado complacida lo supo, un chupetón. Chascó con la lengua y le miró un poco molesto, lo había hecho con la finalidad de que tuviera que usar corbata toda la semana, al poner su mano en la zona se dio cuenta de que tal vez ni con eso podría salvar que aquella marca fuera vista.

Chascó con la lengua y echó su cabeza algo hasta atrás.

De sus labios fue presa nuevamente e hizo movimientos para deshacerse de aquella camisa. Fue cuando sus manos tomaron desde las caderas hacia arriba de la dama y se detuvieron en sus pechos, acariciándolos levemente, contemplando como aquellos botones estaban completamente en punta. Comenzó a masajearlos mientras abandonaba aquella boca para respirar y bajar hasta su cuello, haciendo que la postura cayera un poco más en la cama.

¿Sabes lo que voy a sufrir mientras esa marca esté allí?—, murmuró ronco a su oído y luego metió su lengua ahí. Dejó de masajear uno de sus senos para tomarle una mano y llevarla a su entrepierna, hacerla subir y dejarla sobre la hebilla del cinturón, ella sabría que hacer. —No tengo una camisa con tanto cuello como para tapar eso, Kenzie—, siguió mordisqueando la nívea piel del cuello femenino, bajando hasta sus clavículas mientras con sus mano jugaba con aquellos pezones que, a pesar de no ser “su pare favorita” le podían muchas veces.

Volver arriba Ir abajo

Re: Like always and always||Didi~Privado +18

Mensaje por Mackenzie Ford el Sáb Jun 06, 2015 5:19 pm

Sonrió complacida ante su molestia, le gustaba dejarle algunas marcas en el cuello y en su abdomen de vez en cuando, solo por el simple hecho de hacerle entender a todos que había estado con alguien, que había estado con ella y que era suyo, fuera de la habitación podrían ser lo que fueran, pero dentro de esa era suyo, totalmente suyo y de nadie más, por lo que su personalidad posesiva salía a flote, con o sin sexo era de ella y solo de ella.
 
—Lo lamento pero no pude resistir a hacerlo—   le dio un último beso apasionado antes de empezar a desabotonar la hebilla de su pantalón con cuidado al igual que desabotono la misma prenda para darle un poco más de libertad, podía sentir el miembro de su compañero peleando por salir de ahí, acto seguido bajo el zíper y comenzó a bajar con lentitud su mano por sus bóxer sintiendo la dureza de su miembro en sus manos   —Aunque digas que no te gusta, sé que te encanta traer corbata—     sonrió frotando aún más si miembro e insistiendo para que saliera del bóxer.
 
Lo acostó totalmente separándose de él para así quitarle el pantalón por completo, sonrió al verlo acostado semi desnudo, y camino sobre la cama sobre sus rodillas y manos como si fuera un felino, llego a su lado, rostro con rostro para volver a besar sus labios, con cariño al tiempo que pasaba su mano con lentitud por su miembro   —Si no te gusta la marca que te hice ¿puedo hacerte otra? Que no creo que haya problema con dejarte una marca en el abdomen—    bajo sus besos por su clavícula, su cuello, por su pecho hasta que llego a su abdomen, ahí se detuvo dejando varios besos pero por fin termino por llegar a su vientre y ahí fue donde comenzó a hacer la marca. Se acomodó abriendo las piernas y se colocó entre el cuerpo de Didi levantando sus caderas, dejando ver el esplendor de sus glúteos mientras ella besaba el pubis de su acompañante y terminaba bajando por su bóxer, dejando besos sobre su miembro.
 
Con sus dientes bajo el bóxer hasta dejar expuesto el miembro del rey, estaba erecto, firme y al parecer bastante complacido debido a que palpitaba un poco levantándose solo un poco de donde estaba   —¿Me extrañabas?—   le pregunto más a Didi que al mismo miembro, pero ella volvió a ver al pene de su compañero. Lo tomo con una de sus manos para pasar sutilmente sus yemas desde la base hasta la punta del miembro, estaba complacida de ver lo duro que estaba, pero aun no era suficiente, ella sabía que no era todo lo que su amante podía dar.
 
Con una mano sujetando el miembro comenzó a lamerlo como si de una paleta se tratara, pero solo de su glande para tratar estimularlo un poco más de lo que ya estaba, se separó y le miro de reojo sobre su hombro, pero no dejo el miembro solo, ella comenzó a frotarlo masajeándolo con sus manos   —Hagamos a tu madre feliz cariño—   le giño el ojo   —Que te parece si nos brincamos todo lo del matrimonio y volvemos a la práctica de hacer bebes —   se rio un poco ante su comentario, como siempre volvía a ser la chica de 16 años cuando estaban teniendo relaciones, volvía nuevamente a recordar la primera vez siempre, no importaba que situación fuera, para ella siempre era como esa primera vez.
 

De acuerdo tal vez pudo haber asustado a Didi respecto a eso, pero bien sabían los dos que no querían tener hijos en ese instante, no iba a pasar en ese momento, solamente era para hacerle entender que quería nuevamente volver a su rutina, que lo había extrañado como su compañero en todo sentido, que lo quería de vuelta pasara lo que pasara, estaba lista a tomar las consecuencias necesarias. Pero pensándolo mejor, su “suegra” la amaría de saber que tendría un nieto de su hijo pagano aunque no fuera por los métodos legales como ella quisiera, pero no pasaría ahora. No en ese momento.

Volver arriba Ir abajo

Re: Like always and always||Didi~Privado +18

Mensaje por Fitzwilliam D. Dezart el Sáb Jun 06, 2015 7:05 pm

Y ahí la tenía, tal cual lo había pensado, por supuesto, Kenzie sabía qué hacer y cuando hacerlo y ahora, particularmente tras sus palabras, sabía que si tenía el remoto pensamiento de salir de esta “bien librado” le iba a ser imposible. Él no era de los que se empedernía por un chupón, no, muchas veces no le prestaba demasiada atención a eso, pero Mackenzie lo hacía adrede, ella solía querer hacer que él no pudiera ocultarlos, le gustaba que otro vieran lo que ella hacía y de cierta forma había aceptado eso –medianamente-, aunque eso no les dejaba ser algo quizá vergonzoso de mostrar ante sus colegas y las autoridades con las que solía entablar conversa en sus trabajos.

Resopló al sentir espacio, sí, claramente sintió un alivio mediano al ver su pantalón sin correa, botón y con el cierre abajo, aunque aún quedaba el bóxer, el cual debía confesar sentía como una barrera igual dolorosa entre las piernas, matizada por su tacto, uno que tan solo acentuaba su respiración, es que en algún momento ni se molestará por controlar, así de simple.

No voy a poder tapar eso con una corbata—, murmuró, relajando su cuerpo, por supuesto, tumbándose en la cama con serenidad.

Mirar a Kenzie en las suyas con él era algo disfrutable, no iba a negarlo, la manera en la que ambos solían chocar para, de alguna rara forma, terminar así, con la unión de sus labios en algo más que seducción, no, habían pasado esa etapa desde hace mucho, ya incluso podía decir que era más que deseo, sí, en su mente podía pensarlo, que la quería más que una amiga o colega, más que para el sexo, que la deseaba más lejos de eso, pero… ¿decirlo? Alguna vez, en un tiempo.

Aunque a veces la sinceridad le salía de la nada.

¿Para qué preguntas si igual vas a hacerlo?—, cuestionó mirándole con una molestia ligeramente fingida, pero con un tono neutral, tanto como podía justo ahora, alzando ligeramente la cabeza para recorrer con los ojos aquel amino de besos que se detenía justo donde ella quería, sí, —si hasta parece que te encanta jugar con mi cuerpo—, alzó ligeramente los hombros, o al menos armó el gesto para sentir aquella boca haciendo de las suyas y cayó de regreso al colchón notando un movimiento que dejaba ante sus ojos una vista complaciente. Sí, aquel trasero era hermoso, era una de las pocas cosas que, como hombre, no podía negar, los glúteos de Kenzie eran, hablando lascivamente, su parte favorita de ella, una especia de manjar del que hacía mucho no probaba.

Llevó sus manos al frente, tocando aquella tela que opacaba su placer, pasando juguetonamente los dedos por las orillas, rozando la piel de la fémina, mientras sentía esos besos en lo que para otros sería una zona prohibida. Masajeaba los glúteos de la rubia mientras se maravillaba por algo que esos mismo no le dejaban ver, pero que sin dudarlo sentía, como su bóxer era dejado de lado, dejando ir algunas veces su respiración por las sensaciones placenteras que el tacto de aquellos labios le daba.

Supongo que el sí… aunque no es como si pueda negar lo que piensas—, habló respondiendo a esa rara pregunta, que ella hablase con su miembro era algo tan raro, —mi madre no será feliz a menos que, antes de darle un nieto, le dé una nuera con todas las de la ley—, resopló, aquella mano masajeaba su erecto miembro, a la par que las suyas e movían sobre al piel de los glúteos de Kenzie, —no podré pasar el tiempo con un hijo, por eso es que estoy como estoy—, murmuró, tomando fuertemente con ambas palmas las nalgas de la dama y atrayéndole algo más a su rostro, hasta que la unta de su nariz pudo meterse entre ellas, haciendo que la ropa interior se corriera tanto como podía, no escatimando que su lengua recorriera ese estrecho camino de arriba abajo hasta donde los límites le dejaban.

Era de esos de la vieja escuela, si iba a tener un hijo, tampoco es que se iba a casar, no era eso lo que le preocupaba, era el niño o niña, de tener un hijo o hija, quería poder ser un buen padre y pasar tiempo con ella o él. Eso, a estas alturas, en este momento, era imposible.

Aunque te tomaré la palabra—, susurró aún en esa posición, algo bajo, como podía, dejando que su lengua abandonara aquel camino hasta el final de su espalda, —creo que podemos practicar un poco antes de entrar en eso—, dejó una pequeña carcajada después de eso y le atrajo más a su rostro, pasando la lengua sobre la tela, sintiendo una ligera humedad en ella, como quien quiere, teniendo el rostro entre las piernas ajenas, dando unas pequeñas estoadas en la parte blanda, abrazando los muslos de la rubia y pellizcándolos de vez en cuando.

Volver arriba Ir abajo

Re: Like always and always||Didi~Privado +18

Mensaje por Mackenzie Ford el Miér Jun 17, 2015 12:41 am

De acuerdo a ella le encantaba provocarlo, tenerlo en contra de cualquier cosa y hacerle sentir que podía tener él el control, cuando la verdad era que ella era quien tenía ese control ,era de ella, de su propiedad, no importaba si una corbata no le cubría para ocultar la marca, no le importaba en lo más mínimo —Ups— era todo lo que alcanzaba a decir al respecto, porque no quería decir nada más, era inútil que le intentaran convencer a ella todo lo que quería era dejar lleno de placer al pelirosa.
 
—Me gusta tu cuerpo— respondió pasando con delicadeza sus manos, con sus yemas simplemente bajando con mucha cautela, tenía que cuidar esa parte, esa sensación que podía provocarle en cualquier momento, tenía que sentirse un poco más libre ante ella. Quería que pudiera liberarse  como normalmente lo hacían, no importaba que tanto juego previo tuvieran que hacer, quería que se convirtiera en un verdadero salvaje en esa cama.
 
Sus dedos pasaban tan finamente al igual que los de Didi sobre la tela de sus bragas, se sentía tan bien su tacto que hacía que se humedeciera aún más de lo que ya estaba, a pesar de que ya estaba excitada, aun así podía sentir como la tela se humedecía aún más con el contacto del calor en sus bragas, era magnifico, era solamente Didi, él era el único que podía hacer algo como eso a ella. Sin poder evitarlo gimió cuando le ha quittado el puente de las bragas haciéndolas a un lado, y su lengua hizo lo suyo.
 
No se detuvo en succionar el miembro de su amante, pero sin embargo no podía ir tan rápido como lo hacía antes, ni estaba tan concentrada, en ese momento podía hacer solo una cosa, si no respiraba no gemía, y si no gemía no respiraba, así que era sostener en si misma las ganas de gemir para poder darle un delicioso placer a Didi. Pero aunque más le gustara sentir su lengua dentro de ella termino por levantarse, no quería seguir así por mucho más tiempo —Hagamos pausa— por un momento recordó que realmente no tenían protección, pero no le importo, ella quería sentirlo todo al natural, y así como estaba simplemente se colocó para ir metiendo dentro de ella el miembro de Didi hasta llegar casi al fondo, dejando que se acoplara en su interior.
 
Estaba frente a él, sus cuerpos estaban frente a frente, intentando tentarlo un poco, movió sus pechos desde abajo con ambas manos, elevándolos y haciéndolos caer de nuevo, dejándolos libres para que su compañero pudiera verlos, aunque no fuera lo que más le gustara de ella, sabía que le gustaba verlos de vez en cuando y como era que sus pezones se ponían duros de vez en cuando, justo cuando los lamia, cuando los apretaba, era todo un arte.
 

No se movió simplemente volvió a salir y se aseguró de que el pene de Didi estuviera lleno de los fluidos de la chica, luego se sentó en su pubis y sonrió de manera traviesa —No tenemos protección… pero realmente no me importa si a ti no te importa amor— dejo de sonreír cuando se dio cuenta que lo había llamado amor, pero solo fueron por unos segundos, no fueron ni más de 5 cuando volvió a sonreír, mostrando ahora una sonrisa de cariño y afecto, podía verse en su mirada lujuria pero también comprensión, quería asumir cualquier riesgo que pudiera tener, no sobre enfermedades o algo parecido a eso, era más por lo que pudiera pasar si hacían el amor. Para ella eso era… solamente espero para que diera su autorización, de lo contrario se aseguraría de que su boca fuera el receptor del placer que pudiera expulsar su acompañante.

Volver arriba Ir abajo

Re: Like always and always||Didi~Privado +18

Mensaje por Fitzwilliam D. Dezart el Sáb Jun 20, 2015 11:35 pm

Su lengua se movía lentamente porque así lo quería, pero siendo certera para causar esos pequeños espasmos que delectaba en el cuerpo ajeno, las pequeñas detenciones en aquella boca que sorbía su miembro solo le daban a entender que lo estaba disfrutando, sin embargo, Kenzie no se lo haría saber así de simple, y eso quedó claro al momento en el que se detuvo.

Pausa” así le había llamado.

Resopló ligeramente mirándole e intentando ser lo más sereno que podía ser en casos como este, hasta que sintió el juego írsele de las manos al sentir su miembro entrar en la vagina de la rubia, cosa por la cual no pudo evitar dejar ir un gemido ronco y placentero, había pasado un tiempo desde la última vez que había estado ahí, si se quiere ver de esa manera. El movimiento de los pechos ajenos, de sus miradas encontrándose, no pudo distraerle un poco de lo que ahí estaba sintiendo, a pesar de que sopesó para mirarle con calma y, así de simple, ella le “sacó” de ahí para decir algo cierto, sí, pero que hasta cierto punto jamás había sido un problema: hacerlo sin protección.

Amor”, escuchó y una suave sonrisa contrastó con la de ella, era raro, pero tampoco le importaba demasiado ser llamado como fuera, dicho y hecho, ella era la única persona a la que no le discutía ser llamado Didi, mote que al parecer solía odiar demasiado dicho de parte de Jaden. ¿Hacía falta recalcarlo? Esa dama que ahora estaba sobre su pelvis quizá cómodamente sentada tenía muchas libertades en lo que a él se refería, muchas más de las que contaba y, sin embargo, aún era incapaz de brindar una resolución real.

Resopló, sopesando su mirar con delicadeza.

Tampoco es que sea la primera vez que lo hacemos así—, murmuró y chascó con la lengua para tomar ambas manos de la dama y atraer su cuerpo al suyo, acariciando aquella rubia cabellera para dejar un beso sobre ella y mover su cuerpo ligeramente a un lado, ocasionando un favorable cambio de posición que le llevaba a mirar su cuerpo desde arriba, sin importar si sus claros cabellos se habían alborotado un poco. Bufó quizá con picardía justo antes de acercarse a su rostro y robar un beso de sus labios, para llevar una de sus piernas a meterse entre las de ella, para abrir sus piernas lentamente y asomar su miembro a esa cavidad que necesitaba volver a sentir. — ¿”Amor”, eh?—, murmuró como pregunta, chocando adrede su glande con la tela de la ropa interior que aún se colaba por la parte inferior del femenino cuerpo, inhalando y exhalando pesadamente por la repetición de ese ato que, en sí mismo, lograba excitarle bastante; con su otra mano movió una de las piernas de Kenzie, acariciando el muslo desde la entrepierna hacia afuera y regresando a acariciar y delinear los labios vaginales con sus dedos para rozar totalmente a propósito su clítoris, moviendo la tela a un lado para dejar el espacio medianamente libre a su erección, esa que tocó la piel delicada hasta entrar más o menos hasta la mitad, para luego entrar completa una vez el varón acomodara su postura, colocando ambas piernas de la rubia a sus costados, moviéndose solo un poco, disfrutando el contacto inicial, —detesto cuando me haces desear esto demasiado rápido—, murmuró con tono roncó echando su cuerpo hacia adelante, sin embestir todavía, con una respiración notablemente más apresurada que antes, bajando el rostro para pasar la lengua desde el ombligo y entre sus pechos, deteniéndose en uno de ellos, en su pezón, para comenzar a chuparlo suavemente, a la par que sus caderas comenzaban un movimiento más apresurado contra el cuerpo de la fémina.

Su mano derecha acariciaba el seno izquierdo de Kenzie mientras su boca hacía el resto con el otro, mientras que la zurda tomaba entre sus dedos una de las manos de la dama y los entrelazaba y apretaba. Él no le iba a decir nada claramente, ella ya debía estar esperando algo así, pero, algunas veces, demostrar con actos lo que no se dignaba a decir tampoco estaba tan mal.

Volver arriba Ir abajo

Re: Like always and always||Didi~Privado +18

Mensaje por Mackenzie Ford el Vie Jul 17, 2015 1:18 am

—Tampoco es que sea la primera vez que lo hacemos así—

La rubia sonrió a su compañero y simplemente se quedó un poco más tranquila, no es como si lo estuviera amenazando o señalando que lo tenían que hacer sin preservativo, pero era algo que tenía que preguntar y los dos tenían que estar de acuerdo para hacerlo de esa manera, y bueno si no era la primera vez que lo hacían así pero era algo extraño y rudimentario que se llegara de esa manera, con esa forma de hacerlo, natural pero precavido, ya se arreglarían las cosas en el momento indicado. Por otro lado eso no le detuvo a él para hacer técnicamente lo que quisiera, poniéndola boca abajo y acariciando su cuerpo, recorriendo todas las partes de su cuerpo, era sumamente diferente, cualquiera que viera a este Fitzwiliam seguramente no lo creerían, y era mejor para ella, no deseaba compartir lo que era él con nadie, no quería que nadie se enterara de lo bueno que podía ser, de lo hábil y sutil que llegaba a sentirse, no quería que nadie supiera lo majo que era el pelirosa. De lo bueno que era con sus manos demostrando afecto y de lo cálido que era su mirar, que sentías como podrías derretirte. Eso era algo por lo cual ella podía amarlo sin importar todo lo que pasara en el día, si al final se encontraba con esa mirada —Solo quería estar segura— volvió a sonreír y se mordió el labio al sentir sus delicadas cacerías en su cuerpo, en su zona baja recorriendo todo su cuerpo, cuando entro en ella… no tuvo otra opción más que gemir, fue involuntario y necesitado en su cuerpo para expresar el placer que estaba sintiendo en ese momento —Si amor… eres mi amor— lo había dicho en algunas ocasiones, un poco más de lo que sus dedos podrían contar, pero no tantas como para no recordarlas con exactitud, pero hoy había roto el record de lo que había mencionado. Y en ese momento que tanto lo necesitaba los gemidos comenzaban a apoderarse de su garganta para lograr hacer estragos en su sistema y hacerle perder el control de placer que estaba sintiendo.

Su cuerpo quería moverse a pesar de que él no lo hacia y se quedaba quieto acariciando sus pezones, masajeando sus senos, estanto tan cerca de ella y no se movia, estaba comenzando a vovlerse loca, a pesar de que no se moviera, parecía que ahora era una venganza por “hacerlo desear eso tan pronto” no era su culpa, técnicamente no lo era, la idea de ella era más sencilla pero él siempre aprovechaba la oportunidad a ella no le engañaba, él quería… tener… hacer… tener interacción sexual con ella, que siempre terminaba convirtiéndose en hacer el amor, o como gusten verlo, ella siempre termina sintiendo ese afecto transmitido en besos, y diferentes jadeos, con el orgasmo aproximándose. Era un buen amante, no iba a negarlo, pero se daba a desear mucho y le molestaba, en verdad le molestaba que llegara a esos términos y en esas condiciones porque ella lo necesitaba, necesitaba demasiado de él ahora y no hacía nada por remediarlo, solamente se quedaba ahí sujetando sus manos, de alguna manera se puso nerviosa y se rio un poco —Didi… Didi cariño…— sus piernas aunque estuvieran abiertas comenzaron a moverse pera ver si él comenzaba a hacer algo —Cariño me puedo mover yo si quieres— y eso hizo comenzó a impulsar su cadera hacia adelante pero no sentía lo mismo si era él el que se moví, bufó desesperada y un poco irritada porque sabia que lo estaba haciendo a propósito para hacerla desesperar y desearlo más, como si eso fuera posible.

—¿me vas a tener así toda la mañana? Que no me molesta nada…— comenzó a relajarse y a respirar hondo, sujeto sus manos dejo que sus caricias invadieran su cuerpo, no le gustaba ser tan sumisa pero aun asi, cerro sus ojos y disfruto cada parte de su cuerpo que era besado, tocado por las yemas de sus dedos o rozados por su nariz, era como dejar un camino de fuego prendido cada poro de su piel —Fitz… te necesito…—

Volver arriba Ir abajo

Re: Like always and always||Didi~Privado +18

Mensaje por Fitzwilliam D. Dezart el Vie Jul 24, 2015 1:33 pm


Y no podía hacer otra cosa sino disfrutar, por supuesto.

En cierta manera era demasiado variado en tanto a su comportamiento dependiendo de las situaciones en las cuales se encontrase, cualquiera diría que él siempre podía trabajar y ser un hombre serio, sereno, recto y calmo, y la verdad era que no les iba a quitar la razón, él era así y, sin embargo, podía cambiar si lo desease, después de todo era un humano común, o eso se creía él.

Le gustaba acariciar el cuerpo de aquella fémina, con sus manos, con su piel, con sus labios, con su lengua, la verdad era que, si ella se lo permitía, no se iba a negar tal placer. Pero sonrió, por supuesto, al escucharle sonrió con breve picardía al momento en el que continuaba su labor con un pleno y acompasado movimiento que difirió un poco cuando sintió las caderas ajenas buscando su propia fuente de placer. Rió con algo de sorna sin poder evitarlo notando como, poco a poco, comenzaba a tenerle para él, aunque sospechaba que, desde aquella vez, siempre había sido así.

Me gustaría tenerte así por mucho tiempo más—, susurró ligeramente fijando sus ojos en ella, en cada una de esas expresiones, alzando su torso, deteniendo sus caricias, para mover ambas manos desde sus posiciones hasta las caderas de la dama, colocando su peso en sus piernas, las rodillas que estaban contra el colchón.

Fue entonces cuando el movimiento hasta ahora lento de sus caderas aumentó un poco, su miembro entraba más o menos hasta tres cuartos en la vagina de la rubia y comenzaba a sentirlo, comenzaba a sentirla. Apretó sus manos en las caderas de Kenzie y apresuró algo más su ritmo, intentando mantener su respiración mientras no podía dejar de mirarle y de excitarse a cada tanto más por como su erección estaba envuelta en el placer, como buscaba ir más profundo, entrar completo tanto como podía para sentir sus testículos chocar con su cuerpo. Inhaló fuertemente haciendo que sus manos atrajesen el cuerpo contrario hacia el suyo, hacia sus propias embestidas.

Mackenzie—, soltó en medio de su respiración queda, estaba comenzando a sentir el calor en su parte baja, quería ir más rápido, sí, pero quería sentirlo todo, porque había pasado tanto tiempo, comenzaba a escuchar el ligero sonido de un chapoteo, la variedad de sonidos que la dama soltaba, esos que lograban excitarle no solo al punto sexual, no, debía admitirlo, aunque fuera para sus adentros, ella movía su suelo, su mundo y todo lo que pudiera moverse.

Tragó entero dado el punto en el que no podía controlar sus ganas de seguir, llegados a ese punto era solo un hombre más, así de sencillo, hombre que sentía un particular, empedernido y cierto gusto solo por una mujer, quien precisamente estaba bajo su cuerpo justo al momento en el que así lo quiso, estirando su postura para dejar descansar uno de sus brazos al lado, haciendo que la otra libre afirmara una de las piernas de la rubia a sus caderas.

Quiero sentirte y tenerte completa—, murmuró a uno de sus oídos, —hoy, solo para mí, solo para ti—, continuó hablando con un tono ligeramente ronco e ido entre las veces que intentaba respirar. En su cuello comenzó a depositar mordiscos, no le gustaba ser expresivo en voces, así que esta era una de las maneras de reducir eso, y hacerse disfrutar mutuamente, en esa cama.

Por un momento la imagen de su madre apareció en su mente, pero rápidamente se fue, la amaba, pero ella no entendería que su hijo menor era tan terco como de entregado podía ser para algunas cosas.

Volver arriba Ir abajo

Re: Like always and always||Didi~Privado +18

Mensaje por Mackenzie Ford el Mar Nov 10, 2015 12:31 am

Al sentirlo dentro de ella le hizo sentir un cosquilleo por todo el cuerpo, como si estuviere completa nuevamente y no hubiera nada más que ellos dos, le encantaba ese sentimiento que solo él le podía brindar, arqueo la espalda con suavidad y soltó un ligero gemido que apenas intento disimular pero no podía engañarse, lo deseaba, lo deseaba bastante. Subió sus manos arriba de su nuca sujetándose de la cabecera de la cama como pudo, per termino sujetándose de las sabanas de la cama, enterrando sus uñas en esa suave superficie, y solo era un ligero movimiento, pero era suficiente para hacerla perder ligeramente el control.

—Oh Cariño…— en cada va y ven que estaba pasando ella sentía que se estaba perdiendo la poca fuerza que solía tener, pero en realidad estaba todo muy bien, estaba saliendo todo muy bien, sus jadeos lo hicieron notar, eran demasiado ruidosos y muy intensos, estaba jadeando de manera que los vecinos podrían escucharle, y eso era decir demasiado después de las paredes de ladrillo, pero no le importaba quien le escuchara, que supieran que estaba feliz y disfrutando.

Sus palabras le hicieron sentir como su piel se erizaba, y comenzaba a tomar ese placer como algo que le embriagaba, ahora su control era 0 y no sabía que hacer, solamente seguía su instinto moviendo su cadera al compás de lo que él lo hacia, y cada que se adentraba más en ella más largo se hacia su gemido, y aun más se excitaba ella, no lograba contemplarlo, no lograba aun entenderlo del toro pero estaba a punto de llegar, podía sentirlo en sus entrañas, en cada fibra de su piel que lo estaba gritando, pero eso aun no quería acabarlo, por más que lo deseaba, nunca quería terminar, no importaba como fuera.

Intento inclinarse un poco y levanto el rostro cruzando su mirada con la de él, apenas y podía distinguirlo pero podía ver la misma necesidad que tenía ella en ese momento, le tomo por el cuello, acaricio su rostro, hasta llegar a poner sus manos sobre su cuello y cruzar sus piernas alrededor de su cintura para que no se alejara de ella, para que no se atreviera a salir o dejarla —Fitzwilliam… cariño… no te detengas por favor… — ella quería un más y quería que él le había pedido fuera concebido, quería ser suya, quería estar solamente para él y siempre en él, no le importaba el momento o la manera, simplemente quería lograrlo, quería estar junto a él siempre.

—Siempre para ti, en todo momento, en todo lugar— las embestidas aumentaron, y las contracciones en sus paredes se hacían aún más continuas que antes —Te amo Fitzwilliam— acerco sus labios a los del pelirosa para besarlos, a pesar de que le faltara aire y fuera un beso apresurado, era uno necesitado de amor y por sentir cada extremidad de su amante junto a la suya, que fuera de ella y solo de ella, de nadie más.

Se sentia tan completa que en ese momento le podian pedir lo que quisieran, lo que fuera, si la madre de Didi le hablara en ese momento y le pidiera que se case con su hijo y le diera nietos, lo haria, no dudaria ni dos segundos, queria estar siempre con él, ese era el sentimiento que le hacia siempre volver, que el aleman le hacia sentirse siempre completa, le hacia sentirse uno, sin importar el día, la hora o de lo que hablaran, podia sentir como él era parte de ella.

Volver arriba Ir abajo

Re: Like always and always||Didi~Privado +18

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.