「WELCOME TO SNA」



Hey Invitado sé bienvenido/a a la SNA, una universidad famosa por su educación, el campus más grande del mundo, y a Alki Strait City, famosa por su gente; por sus parajes y paisajes, pero sobre todo por su imponente presencia. Innumerables cosas, misterios, verdades, pueden sucederse en este lugar, ¿se siente bien?, ¿quieres experimentar el desenfreno de una ciudad que no descansa, de una universidad que es más que eso? Entonces... ¡Deja de observar y entra de una buena vez a este mundo!
Conectarse

Recuperar mi contraseña

「WHO IS ONLINE?」
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 24 el Miér Mayo 27, 2015 7:35 am.
「LAST POST」
Últimos temas
» Mokuyōbi no yoru— priv: Zhao Wang
Hoy a las 5:06 pm por Zhao Wang

» Registro de Identidad
Hoy a las 3:19 pm por Giannluca Sorokina

» Fraternidades & Dormitorios
Hoy a las 3:17 pm por Giannluca Sorokina

» Registro de PB
Hoy a las 3:11 pm por Giannluca Sorokina

» Clubes de la SNA
Hoy a las 3:05 pm por Giannluca Sorokina

» Giannluca Sorokina ¡Llamadme Luca!
Hoy a las 2:01 pm por Shi L'Jon

» SOROKINA♥LILIYA ID
Hoy a las 2:01 pm por Shi L'Jon

» Cappuccino [Priv. Yahiro]
Hoy a las 2:00 pm por Erika Singer

» Yopparai da! (Priv. Shun)
Ayer a las 5:19 pm por Kohaku Koyama

「OUR BOSSES」

THE SNA KING
master

- Profile MP -


MINATO
admin

- Profile MP -

SHI
designer

- Profile MP -


Noragami Roler Psycho-Pass RPG .:Magatsu World:. Surprise City Forbidden Love < a href="http://innocent-malice.foroactivo.com/">INNOCENT MALICE Crear foro The Last Breath RPG
「THANK'S & CREDITS TO:」



Este skin ha sido realizado por Shi {@Shi.2014} para Security Northwest Academy, se prohíbe su reproducción. Los códigos para las descripciones de los foros son propiedad de Niza. La historia y demás puntos base del foro, son propiedad del staff y están inspiradas en lugares de la vida real; las tramas y expedientes de los usuarios son de su propiedad y solo suya.

Agradecemos a #ALF por la ayuda con sus tutoriales; a We♥It, Tumblr, Zerochan, MiniTokyo y otros por las imágenes, las cuales han sido sometidas a edición. Este foro es una obra de ficción y, como tal, no tiene relación más que ligera con hechos de la realidad.

#NO AL PLAGIO, ¡Sé original!

El largo camino a la última planta [Priv. Ryan A. Mottershaw]

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El largo camino a la última planta [Priv. Ryan A. Mottershaw]

Mensaje por Rinne Utagawa el Miér Abr 22, 2015 7:45 pm

|| P. Ryan A. Mottershaw || Viernes, 18:30 pm || Alki Street Mail || Outfit ||

Por fin era el último día de clases en la semana, todo el mundo parecía agotado de exámenes, trabajos y más exámenes, pero hoy era el día ansiado por todo el mundo para dejar aparcados los libros y disfrutar de su vida universitaria lejos del ambiente educativo: discotecas, bares... El mundo nocturno parecía hecho para los universitarios más activos que necesitaban dejar que el estrés de los estudios se esfumara en unas horas. Por otro lado, los más tranquilos o los que buscaban sólo la mejoría y el éxito académico por encima del social, se relajaban en casa o adelantaban la tarea.
Era evidente que Rinne pertenecía a esta segunda categoría, hasta ella misma lo reconocía. Sin embargo, hoy no se quedó en su dormitorio esperando que fuera lunes o vagando por los pasillos hacia la biblioteca y vuelta a la habitación, como solía hacer. Hoy le apetecía algo diferente, más... "normal" se hubiera atrevido a decir.
Cogió una prenda de su armario cómoda, pero aún así coqueta y salió rumbo al Centro Comercial de la ciudad. En el camino, no dejaba de sorprenderse de lo diferente que era Alki Strait con respecto a su ciudad natal, no sólo en tamaño, sino en la vida que transmitía: en Bremerhaven para ella todo era más íntimo, como si hubiera conocido a todos los habitantes desde el principio y sin embargo, aquí todo el mundo parecía ajetreado e individual, como un pez más en el mar. Todo tenía más movimiento, más ritmo. No era algo que le disgustaba, al contrario, allí te sentías como una más, no destacabas sino que simplemente estabas allí. 

No tardó demasiado en llegar al centro, o al menos, se le hizo corto el trayecto. Tuvo suerte de no perderse esta vez, pero con tantas señales indicando el camino, hubiera sido difícil (que no imposible) que se perdiera.
Entró en el enorme recinto y sólo vio tiendas y tiendas rodeándola: librerías, tiendas de ropa... Había prácticamente de todo. Como un niño en una tienda de caramelos, la curiosidad de Rinne comenzaba a brincar y saltar dentro de ella, deseosa de darse el placer de descubrir todo aquel lugar.

"¿Por dónde empezar?" pensó llevándose un dedo a la barbilla y mirando de un lado a otro "Las librerías me tientan mucho pero... Podría mirar si hay algún café que haga ricos batidos... O tal vez echar un ojo al tipo de ropa que vendían en esta ciudad..."
Las posibilidades eran infinitas y abrumadoras, así que decidió utilizar su ya popular cerebro:
-Si empiezo a recorrerlo todo sin cabeza, acabaré cansándome y no podré aprovecharlo... ¡Ya sé! ¡Lo mejor será que empiece a verlo de arriba a abajo!- exclamó contenta por su brillante idea -Primero, buscaré un ascensor...-

Dicho y echo, a unos metros de ella había un ascensor que podría llevarla hasta la última planta en un momento. Mientras se dirigía hacia él, miraba un poco por encima a los escaparates que había por el camino.
Quitó la mirada unos segundos del frente y se miró embelesada la portada de un libro que estaba siendo proclamado como top ventas en el centro del cristal de una librería: "Musicales de Broadway de 1940"

"¿Uh? Creo que ese libro era el que siempre leía mi profesor de física en clase... Siempre he tenido curiosid-¡AY!" Sus pensamientos fueron interrumpidos por una columna que llevaba alli todo el tiempo, pero Rinne ni se había dado cuenta. Se llevó la mano la frente, donde se dió el golpe y palpó. Dolía.
-...Me va a salir un chichón...- dijo apenada, aunque sabía que se lo merecía.
Terminó su camino hasta el ascensor y clicó en el botón que había en el exterior, indicando que quería subir. En cuanto la puerta se abrió y todos sus ocupantes salieron, la joven entró, rumbo a explorar ese lugar, pero con más cuidado.



Última edición por Rinne Utagawa el Jue Abr 30, 2015 7:19 pm, editado 1 vez
Rinne Utagawa
avatar
Edad :
21

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El largo camino a la última planta [Priv. Ryan A. Mottershaw]

Mensaje por Invitado el Mar Abr 28, 2015 9:01 pm

Viernes, 18:30 pm | Alki Street Mail | Vestimenta

Sabor a frambuesa. Entre dulce y tenuemente ácido se expandía por su paladar el fresco jugo que aquella paleta helada dejaba sobre su lengua cada vez que esta se aventuraba a lamerla, a saborearla. Sus dientes la rasgaban un poco también, era equilibradamente exquisito, y gloriosamente refrescante después de haber estado ejercitándose durante largas horas; no quería perder su buen estado físico después de todo, eso era algo que no podría permitirse.

Aquella semana y sobre todo los últimos días, habían resultado realmente estresantes y ajetreados; entre exámenes, trabajos y entregas, cuando todo se juntaba a tal punto que no había tenido tiempo para mucho más que respirar… nunca se hubiese imaginado que la vida universitaria pudiese ser tan ocupada pero no se quejaba de ello, era a fin de cuentas una experiencia singularmente interesante de transitar.

¿Estaría él en las mismas? Ese amigo de la infancia que a decir verdad nunca habría esperado encontrar allá… quizás en realidad por mucho tiempo hubiese perdido las esperanzas de siquiera saber algo de él; había comenzado a estudiar veterinaria, eso habían dicho sus padres. Y después de tantas idas y vueltas la vida parecía colocárselo de nuevo en frente; el mismo rostro serio e inexpresivo… aunque Ryan supiese que en el fondo podía haber más, mucho más.

Y detuvo sus pasos cuando por el rabillo del ojo diviso una colorida entrada que hubo llamado bastante su atención; un enorme centro comercial estratégicamente bien ubicado en el centro de la ciudad parecía hacer gala de su opulencia incluso desde la mismísima entrada. Por dentro y más allá de lo que llegase a ver, un sinfín de personas caminaban de aquí para allá; era viernes después de todo, fin de jornada e inicio de descanso.

─ Que hay por aquí…─con una mirada curiosa se adentró unos pocos pasos, mientras sostenía firmemente la paleta con una mano, la degustaba continuamente, refrescándose con el sabor a fruta que se impregnaba en su paladar. Y una tras otra las tiendas exhibían coloridamente sus productos; interesante sitio, no había tenido el tiempo para recorrerlo ni gran parte de la ciudad al llegar─ Puedo darme ese gusto ahora. ─concluyo tras lamer largamente el palito de madera que era lo único que había quedado de aquella paleta, y arrojándolo en un cesto de basura siguió su camino. Tienda tras otra, desde el centro era posible observar los pisos superiores, algunas pequeñas palmeras residían en llamativas macetas.

Observó su imagen en un espejo al pasar, él, calzado con ropa deportiva como siempre solía usar, de alguna forma en prendas como esa se sentía cómodo, quizás porque la sensación que brindaba le recordaba al unirme que solía exhibir en cada partido; hacía bastante tiempo ya que no pisaba una cancha. Ni siquiera como espectador, no había querido intentar eso.

Aún recordaba tan claramente el día en que había llegado, en que les había conocido; las cosas no había sido fáciles pero Ryan había logrado demostrar que tenía lo necesario para estar allí. Y con el tiempo las cosas habían cambiado considerablemente, con el tiempo ellos habían acabado siendo sus amigos: preciados amigos.

─ ¿Ryan? ¿Ryan Motthershaw? ─la voz de una muchacha le distrajo de sus recuerdos cuando tras haber estado caminando sin siquiera mirar a donde iba, había terminado deteniéndose frente a una tienda de mascotas. Y la empleada del lugar parecía haberle reconocido─ ¡Ay no me lo creo ere Ryan Motthershaw! ¡En verdad eres tú! ─la muchachita de castaña cabellera ondulada parecía verse muy animada, no era para menos; frente a la entrada del negocio que atendía, una persona que reconocía como figura pública había permanecido largo rato absorto en sus pensamientos.

El quedarse un rato hablando con ella de cosas relativamente irrelevantes le había servido para despejarse nuevamente, y tras unas pocas indicaciones de la muchacha partió con intenciones de llegar al quinto piso del establecimiento en donde, según ella había dicho, había una gran tienda de electrónica. Y él estaba necesitando un cargador para su móvil.

Tuvo intenciones de subir por las escaleras para extender un poco más su entrenamiento, sin embargo aquel centro comercial parecía carecer de tal espacio que quizás lo arquitectos quisieron ahorrar para otras aplicaciones, así que caminando un poco más buscó la ubicación de algún ascensor y al encontrar la puerta metálica iniciando su cerrado interpuso la mano en medio para detener el mecanismo. Una vez dentro cruzó la mirada con la de una muchachita de larga cabellera castaña de aspecto sereno; curiosa visión… su aparente tranquilidad quizás evocase en su mente una imagen conocida. Y en completo silencio las puertas se cerraron; tras presionar el botón correspondiente al piso al cual necesitaba ir, guardo ambas manos en los bolsillos para solo esperar poder llegar a destino.

Pasó el primer piso, el segundo piso, el tercero… y llegando al cuarto un extraño crujido llamo su atención, por alguna razón en esa milésima de segundo fue atacado por un mal presentimiento, y pocos segundos después la luz parpadeo de forma ligeramente brusca hasta apagarse por completo. Entonces reino la completa oscuridad hasta que una luz rojo muy débil se encendió junto a una alarma un tanto molesta. ¿Qué estaba pasando? Su primera reacción fue mirar hacia el techo como si allí pudiese obtener la respuesta, pero lejos de lograr algo miro entonces a la muchacha; el ascensor parecía haberse detenido antes de llegar al cuarto piso.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: El largo camino a la última planta [Priv. Ryan A. Mottershaw]

Mensaje por Rinne Utagawa el Jue Abr 30, 2015 7:34 pm

"¡Clin!" tintineo la puerta indicando su cierre para que aquellos que montaran en el ascensor se alejaran un poco del hueco. Instintivamente, Rinne retrocedió, acostumbrada a ello dado el similar timbre de los vagones de tren que cumplían la misma función.
Sin embargo, cuando por fin comenzaba a cerrarse, una mano frenó su avance, provocando la breve apertura de las puertas de nuevo para dar la bienvenida al nuevo pasajero.

Las miradas de ambos se cruzaron por unos instantes, lo suficiente como para analizar la estructura física del otro: el autor de tal temeridad de colarse en un ascensor a punto de clausurar sus puertas, era un chico de aspecto joven, en torno a la veintena de edad, con melena corta dorada y ojos de un color que parecía similar. Su altura superaba a la de Rinne con diferencia, lo cual sumado a su constitución atlética, daba a deducir que debía practicar algún deporte, además, su vestimenta consistía en un chándal, lo cual daba aún más solidez a las deducciones de la muchacha.

Las compuertas no tardaron en cerrarse de nuevo y, tras que aquel chico marcara el botón de su piso de destino, un breve sonido sordo indicó que ambas puertas habían hecho contacto, el ascensor comenzó a subir.

Estos lugares siempre habían puesto incómoda a Rinne, sobretodo cuando estaba completo y parecía una sardina enlatada o cuando el trayecto era demasiado largo y la música característica de estos lugares acababa en su cabecita repitiéndose una y otra vez, evitando que estudiara bien.
Sin embargo, este viaje parecía mucho más agradable: ambos tenían espacio de sobra y no había canción incómoda.

El muchacho tenía las manos en los bolsillos, esperando llegar a su planta mientras que la chica jugueteaba con sus dedos disimuladamente con la misma intención. Miraba lo números iluminarse conforme alcanzaban la planta que indicaban: "Primer piso, segundo piso, tercer piso..." contaba mentalmente como si de una cuenta atrás se tratara "Cuarto pi-"

De repente, su recital fue interrumpido por un extraño sonido y el breve parpadeo de las luces del ascensor, lo que no tardó en derivar en oscuridad total. Afortunadamente, la luz de emergencia saltó, iluminando tenuemente la estancia de rojo y acompañada de una sirena de alarma, la cual pillo desprevenida a Rinne, haciendo que pegara un pequeño grito de sorpresa. 
Miró a su alrededor, algo confusa, intentando descubrir qué había ocurrido. A los segundos se dio cuenta de que el ascensor se había quedado bloqueado antes de llegar a la cuarta planta, pero no había ningún indicio claro del por qué. Acto seguido, dirigió su mirada al joven de su lado, pero tan sólo encontró el mismo rostro de interrogante.

-I-Igual ha sido un corte de luz...- titubeó la muchacha, haciendo uso de las tristes nociones que tenía de este tipo de instalaciones -Supongo q-que volvera pronto pero... M-Mejor que llame al timbre de emergencias...-

Rinne se acercó al panel de mandos y pulsó el botón que tenía forma de campana, aunque sin mucho éxito. Lo volvió a pulsar, esperando un poco más para obtener el mismo resultado. Al parecer no funcionaba, no había nadie atento o tal vez ella había pulsado mal el botón.
Suspiró. ¿Qué debían hacer? No le gustaba estar encerrada en ese lugar sis saber cuándo podrían salir de allí y eso, comenzaba a ponerla un poco nerviosa.

Dirigió su mirada al chico que se encontraba allí con ella, buscando una solución a un problema que ella no sabía como comenzar a resolver.
Rinne Utagawa
avatar
Edad :
21

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El largo camino a la última planta [Priv. Ryan A. Mottershaw]

Mensaje por Invitado el Mar Mayo 05, 2015 10:40 pm

¿Mala suerte? Quizás, mala, muy mala podía ser, o quizás simples y torpes casualidades de la vida; había visto el resto de personas bajar en los pisos anteriores mientras que dentro de la pequeña caja metálica solo quedaban él y aquella muchacha de larga cabellera castaña… ambos se vieron sorprendidos ante el inesperado echo y claro, cada quién respondió a su manera. Le escuchó dejar escapar un pequeño gritito a su lado, no era para menos; las cosas no se veían para nada bien desde ese punto, pero no tenía idea de que estaba sucediendo.

─ ¿Un sismo? ─pregunto muy bajo, quizás más como una pregunta hecha a sí mismo y que no esperaba respuesta alguna, sin embargo la chica dio su punto de vista tras ello. Ciertamente había pasado por sitios en donde la tierra se mueve bajo los pies de forma perturbante, pero Alki no parecía ser un sitio así, no estando tan cerca del mar. No había sentido en realidad mayor temblor que lo que parecían ser los rieles del ascensor atascándose─ Eso debió ser… en verdad esperemos que solo sea eso. ─comento con una pequeña sonrisa, encogiéndose de hombros para después ver como la muchachita se acercaba al panel a presionar el botón de emergencia sin obtener respuesta alguna, se suponía que debería haber algún encargado al resguardo de asuntos como aquellos pero al parecer no tendrían tanta suerte.

─ Supongo que tendremos que esperar a que alguien de afuera se dé cuenta de que el ascensor no funciona… quizás no tarde demasiado. ─un centro comercial era concurrido por muchas personas, eso daba mayor esperanza, aunque claro, cabía la posibilidad de que solo evitasen ese ascensor por verse descompuesto─ O quizás haya alguna cámara en algún sitio…─comento dando un par de vueltas en el reducido espacio mientras observaba las paredes y el techo; no era posible ver demasiado con tan escasa iluminación, sin embargo en el techo había una pequeña escotilla alrededor de la cual se acomodaban las luces, sabía que si aquello se convertía en la última de las opciones podrían tomarla.

─ Mi nombre es Ryan. ─se presentó extendiendo una mano hacia la muchacha, nada costaba ser cordial y mucho menos en una situación como esa, ya que al parecer pasarían juntos ahí dentro un tiempo un tanto más prolongado del que se pudiese esperar. Ella parecía algo nerviosa, era entendible después de todo─ Eres extranjera ¿cierto? ─preguntó, de una forma u otra captaba en su acento una peculiaridad bastante curiosa, no sonaba mal ni desagradable, solo curiosa.

─ Vaya arece que uno de los dos aquí tiene algo de mala suerte hoy ¿verdad? me pregunto si eres tu ¿o soy yo? ─y se encogió de hombros como si riese de su propia desgracia─ Si viene por mi cuenta me disculpo desde ya. ─un poco de humor no hacia mal a nadie, menos aún si se encontraban prisioneros en un espacio tan pequeño y en penumbras.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: El largo camino a la última planta [Priv. Ryan A. Mottershaw]

Mensaje por Rinne Utagawa el Miér Mayo 06, 2015 11:39 am

El joven llegó a la conclusión de que habría que esperar a que alguien se diera cuenta de que el ascensor no subía ni bajaba, por lo que acabarían solucionándolo tarde o temprano. También pensó en la posibilidad de una cámara de seguridad, por lo la buscó unos momentos por el oscuro lugar, pero con esa tenue luz era muy difícil ver los rincones, al menos hasta que los ojos se acostumbraran a esa luminosidad.
Además, si había habido un corte de luz lo que había bloqueado el aparato, difícilmente funcionaría la cámara por mucho que ellos quisieran.

El breve silencio fue entrecortado por la presentación del muchacho, llamado Ryan, extendiendo la mano hacia ella. La joven acercó su mano a la de él y la apretó levemente para corresponder el saludo. Era lo mínimo después de que hubiera sido tan cortés.

-Y-Yo soy Rinne...- contestó. Acto seguido, le preguntó si era extranjera, lo cual le sorprendió, ya que nadie se lo había preguntado durante su estancia allí -Soy de Alemania, p-pero no pensé que se notaba- dijo sonriendo levemente.

El chico se rió, diciendo que parecía que alguno de los dos tenía mala suerte aquel día y se disculpó por ello, lo que Rinne supuso que fue para aliviar la tensión. Se tocó la frente donde se dio el golpe anteriormente y sonrió suavemente ante su esfuerzo por alegrar el ambiente.

-Creo que la de la mala suerte soy yo...-dijo mientras se acariciaba el bulto resultante de aquel choque- A-Al fin y al cabo, me he golpeado con un cartel antes de entrar.- volvió a sonreír, casi intuyéndose una pequeña risa, pensando en lo tonta que había sido por no mirar -L-Lo siento yo también.-

La joven estaba en parte sorprendida por la situación: pese a que estaban atrapados en un pequeño ascensor, oscuro y durante un tiempo aún desconocido, el chico había conseguido hacerla sonreír un par de veces, cosa muy extraña en ella.
Le alegraba que la estancia no pareciera tan incómoda como prometía ser, pero ella no conseguía entablar conversación por si sola.

Comenzó a musitar algunas cosas sin demasiado sentido, como inicios de frases que no llegaba a completar y se perdían en el camino. A ojos de cualquiera, parecería una loca, y eso preocupaba a la joven.
Tragó saliva y miró al chico, intentando sacar valor para tomar la iniciativa en una conversación: ya que había sido amables con ella, no podía ser menos.

-A-Ah... Esto...- titubeó para comenzar la frase -R-Ryan, ¿Q-Qué haces aquí? - pregntó, para luego analizar sus palabras y darse cuenta que sonaba estúpido, estando atrapados sin poder salir de allí o podían sonar algo groseras para alguien
-¡N-No quería decir eso! E-Es decir... Me refiero a que.. Si.. Si habías quedado con alguien o algo...-

Suspiró pesadamente: ahora parecería tonta. Pero, de ser eso así, tarde o temprano se darían cuenta de que no había llegado e intentarían contactar con él o se darían cuenta de que el ascensor estaba atascado al ir a buscarle a algún lugar... Aunque cabía la posibilidad de que cogieran cualquier otro y la situación continuara así más tiempo. 
Se mirara por donde se mirara, era cuestión de tiempo que alguien se diera cuenta de que estaban allí atrapados.
Rinne Utagawa
avatar
Edad :
21

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El largo camino a la última planta [Priv. Ryan A. Mottershaw]

Mensaje por Invitado el Jue Mayo 28, 2015 1:24 am

Su mano derecha subió a rascar levemente la parte alta de su nuca, dejando que sus lacios cabellos rubios se entrelazaran entre sus dedos, no negaría que la situación era un tanto frustrante pero nada podían hacer; nada más que esperar. Al menos tenia aquella pequeña compañía a su lado que esperaba hiciese más amena la espera, siempre era mejor si había alguien al lado ¿verdad? Por eso decidió presentarse cordialmente con ella.

— Bueno no es que resalte tanto en realidad, pero he viajado por algunos sitios… he escuchado distintas formas de hablar…—explicó con una amena sonrisa mientras estrechaba suavemente la mano ajena para después liberarla y encogerse ligeramente de hombros—… y podría decir que los alemanes exhiben una tonalidad fuerte y bastante característica. —comentó con amabilidad.

Disculparse por una mala suerte de la cual no sabía si el mismo era el origen parecía haber servido para destensar un poco a aquella muchacha, el resultado e aquel cuestionamiento había sido curiosamente gracioso al final, ella golpeándose con un cartel, de alguna forma había logrado imaginarse aquella escena, y no pudo evitar ocultar una pequeña risilla… mientras desviaba la mirada hacia otro punto de la pequeña cabina.

— Entonces digamos mejor… que es mitad y mitad ¿te parece? —sugirió dejando escapar una pequeña risilla más para después alzar su vista hacia el techo, nada parecía estar sucediendo en los alrededores y tampoco se escuchaban ruidos que significase que alguien intentase abrir las puertas o hacer algo para sacarles de allí. Aquella escotilla parecía verse más y más tentadora con el correr de los minutos, y sin darse cuenta había pasado un par de estos sumido en sus pensamientos y en la aventura que supondría intentar salir por la puerta de emergencia que se encontraba justo sobre sus cabezas. Tan distraído había estado que apenas había podido notar que la muchacha intentaba decir algo, sin embargo una pregunta formulada finalmente le hizo regresar su foco de atención hacia la castaña.

— Bueno yo… —le miró alzando ligeramente las cejas algo sorprendido por aquella repentina pregunta—… salí a entrenar…—comento y volviendo a sonreír tiró levemente de su camiseta deportiva—… pero pasé por la puerta de este centro comercial y me dio curiosidad de conocer sus interiores, la verdad es que conozco poco de la ciudad… no hace mucho que estoy aquí. —mientras hablaba acomodó las manos dentro de los bolsillos de su pantalón. — Después de que dejé el equipo… decidí estudiar en una academia llamada Security Northwest… vaya nombre para una academia ¿no crees? —dio un par de pasos en el reducido espacio y se detuvo para observar la puerta— ¿Traes tu móvil contigo? Quizás podrías intentar llamar a alguien…—sugirió tras pocos segundos que aquella idea se pasó por su cabeza.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: El largo camino a la última planta [Priv. Ryan A. Mottershaw]

Mensaje por Rinne Utagawa el Sáb Mayo 30, 2015 10:45 am

El chico contestó que había salido a entrenar, cosa que denotaba su ropa deportiva, y que había acabado allí por curiosidad. También comentó que estudiaba en la Security Northwest Academy y el nombre tan raro que esta tenía.
Rinne rió un poco ante el comentario, nunca lo había pensado. Era curioso que nunca se hubieran visto incluso aunque estudiaban en el mismo lugar, aunque tal y como comentó, no llevaba demasiado allí, por lo que era probable.

Apenas unos segundos después, preguntó si ella traía su teléfono para poder avisar a alguien. Antes hubiera afirmado que si sin ningún momento, pero con el tiempo, descubrió que era una carga tonta, ya que nunca la llamaban -y desaparecía con facilidad de sus bolsillos- por lo que comenzó a dejarlo en casa asiduamente hasta olvidarselo. Justo como había ocurrido ese día.
Igualmente, Rinne comprobó sus bolsillos del vestido, tanto los del pecho como los de los laterales sin mucho éxito: notaba la forma de algunas monedas a través de la tela y poco más.

-L-Lo siento, lo olvidé...- dijo apenada -T-Tal vez si hacemos ruido se enterarán c-como... Como dar algunos golpes a la puerta...-

Se acercó a la misma mientras decía eso y la golpeó, no demasiado fuerte, pero lo suficiente como para hacer ruido, lo que no pareció servir de nada.
Si se habían quedado entrepisos, era más difícil que les oyeran, y Rinne comenzaba a ponerse nerviosa. Lo normal hubiera sido que no tardara demasiado la ayuda, y más en un centro comercial concurrido como estaba ese día.
Suspiró y entrelazó los dedos de sus manos con fuerza, reflexionando y calmándose a la vez.

"¿No debería haber una salida de emergencia?" pensó "Si la encontramos, tal vez podríamos salir por ahí...". Rinne no sabía mucho de ascensores, pero en todas las películas que ocurría algo así y escapaban de allí, usaban una de esas. Pero también aquellos personajes eran fornidos y, ella era tan poquita cosa que no podría ni levantarse a si misma con la misma facilidad que aquellos en los que pensaba.

-¿Y-Y si... La salida de emergencia...?- tartamudeó. No estaba de más proponer la idea, ya que tampoco tenían nada mejor que aquello o esperar. La buscó un poco con la mirada en su entorno sin éxito y miró al joven situado frente a ella, nerviosa, como pidiéndole ayuda a él también con la mirada -Se podría intentar salir por ella, ¿n-no?-
Rinne Utagawa
avatar
Edad :
21

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El largo camino a la última planta [Priv. Ryan A. Mottershaw]

Mensaje por Invitado el Miér Jun 03, 2015 11:55 pm

Una serie de coincidencias desafortunadas, podría decir que eso mismo era lo que aún mantenía a ambos presos en aquel pequeño lugar; él estaba necesitando el cargador para su móvil y ella lo había olvidado en casa. La alarma del ascensor parecía no funcionar y la electricidad no regresaba… si es que eso había sido un corte de luz; quizás se encontrasen demasiado ocupados solucionando ese tema tras la seguramente insistente queja de todos los comerciantes que se verían afectados con la ausencia de energía.

— Con lo activo que parece ser el complejo… dudo que alguien pueda oírnos estando aquí dentro…—comentó no pudiendo evitar oírse algo pesimista al respecto, viendo como ella golpeaba unas pocas veces la puerta para acabar rindiéndose después—… menos aún si estamos en medio de dos pisos…—una situación desalentadora ciertamente.

La observó quedarse de pie en su sitio, tampoco es que hubiese demasiado espacio para caminar mientras meditaba, que era lo que suponía él que la muchacha estaba haciendo, quizás comenzaba a desesperarse con el asunto ¿quién no? Aquello parecía dar toda la impresión de que sería para largo, y si nadie se daba cuenta rápidamente de que estaban allí quizás podrían pasar horas encerrados antes de que llegase algún tipo de ayuda.

— He estado pensando en esa posibilidad desde hace bastante rato…—comento bajando la vista a ella, observándole ahora con una expresión más será; acorde a la problemática situación en la que estaban ambos— Si nadie viene a intentar algo no nos quedará más remedio que intentarlo nosotros. Parece que nuestra única salida está allá arriba. —comentó alzando nuevamente la vista al techo como si señalara el sitio con esa acción— Rinne, si queremos hacer esto, deberemos trabajar en equipo…—agregó luego de unos segundos, sacando una mano de su bolsillo para llevarla hacia la coronilla ajena y dejar una pequeña caricia sobre ésta— Estoy aquí contigo y te ayudaré en todo lo que pueda ¿está bien? —buscaba darle seguridad, ciertamente, pue podía entender que comenzase a sentirse nerviosa después de todo.

— Lo primero será abrirla, como tiene un cerrojo será más fácil si tú lo haces… no sería bueno arriesgarme a saltar mucho si no sabemos cuan fuertes puedan ser los rieles o cual fue realmente la falla que detuvo el ascensor…—expuesto aquello le dio la espalda a la muchacha y se arrodillo en el suelo inclinando levemente su torso para hacerle ligeras señales con las manos, indicándole claramente que se subiese en su espalda— Te llevaré hasta allá, intentemos eso primero. Si es necesario puedes sentarte en mis hombros…
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: El largo camino a la última planta [Priv. Ryan A. Mottershaw]

Mensaje por Rinne Utagawa el Jue Jun 04, 2015 6:24 pm

El chico comentó que llevaba pensando en aquella posibilidad de escape desde hace un tiempo, señalando con la cabeza la localización de dicha salida: en el techo. Rinne miró ese lugar con preocupación, estaba demasiado alto, totalmente inalcanzable para ella y parecía que a Ryan le costaría llegar sin saltar, lo cual parecía peligroso. Cada vez parecía más y más complicado salir de allí.

Entonces, le propuso trabajar en equipo, sacando su mano del bolsillo y acariciando levemente la cabeza de la muchacha, intentando tranquilizarla. Primeramente se asustó, pero la caricia le resultó agradable e incluso cálida, como la de un hermano mayor, a lo que sonrió tímidamente algo más relajada. Le agradaba tener a alguien a su lado, dispuesto a ayudarla, más bien, a ayudarse mutuamente, pero el no estar sola la hacía feliz incluso en una situación así.

El chico comentó en voz alta lo peligroso que sería saltar él para abrir el cerrojo que parecía llevar aquella compuerta por lo que resultaría más sencillo si ella lo hacía. El chico le ofreció su espalda para auparla y conseguir que ella llegara a aquel sitio.
Rinne le miró nerviosa: no estaba nada acostumbrada a que sus pies no tocaran el suelo y menos si el lugar en el que estaba era sobre los hombros de un chico, por lo que no pudo evitar pensárselo un poco. "¿Y si me caigo?" "¿Y si le estiro del pelo y le hago daño por accidente?" pensaba la joven con preocupación.
No quería que todo aquello se liara aún más por alguna tontería así pero, igualmente, intentar abrir aquello era la única opción que parecían tener para salir de allí, por lo que accedió, asintiendo con la cabeza al ofrecimiento. -S-Subiré...- dijo con algo de miedo en su voz.

Se acercó al muchacho y con mucha sutileza y timidez, puso sus manos sobre los hombros del muchacho, pasando una pierna delicadamente y luego la otra, procurando no hacerle daño ni darle ningún golpe. En esos momentos, agradeció ser tan liviana.
Puso sus manos en el rubio pelo del chico, agarrando sin llegar a hacer fuerza para mantener el equilibrio: era muy fino y suave, hacia cosquillas entre los dedos. 

-E-Estoy lista.- murmuró -V-Ve despacio ¿Vale?- No era desconfianza realmente, pero no podía evitar estar asustada de caerse cuando estuviera levantándose y acabara recibiendo otro golpe. O incluso que fuera Ryan el que lo recibiera también. Al fin y al cabo era un día lleno de malas casualidades, como si les hubieran echado un mal de ojo a ambos y ahora estuviera sumada la mala fortuna.

Con suerte el ascensor arrancaría temprano y no se verían obligados a subir por la escalera de emergencia del hueco del ascensor, pero usar la palabra suerte en el sentido positivo aquel día parecía ser algo totalmente ficticio y surrealista.
Rinne Utagawa
avatar
Edad :
21

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El largo camino a la última planta [Priv. Ryan A. Mottershaw]

Mensaje por Invitado el Mar Jun 09, 2015 10:15 pm

Ryan sabía muy bien la dificultad que semejante hazaña podría suponerles, sabía bien que cierto tipo de movimientos o esfuerzos no serían convenientes para su hombro lesionado; sin embargo no era algo en lo que debiese pensar en ese momento, no correspondía; en ese momento lo más importante era hallar una forma de salir de allí los dos a salvo y con el menor riesgo posible.

Con una rodilla apoyada en el suelo espero en aquella posición, todo lo que tenía que hacer ella era subirse a su espalda y afianzarse en ella para que pudiese alzarla hacia la pequeña compuerta; estaba alta, pero era posible alcanzarla formando una mini escalera humana. Era más seguro de esa forma; así que allí le esperó, dándose cuenta de que la muchacha parecía estarlo dudando un poco, lo cual suponía era entendible.

Finalmente le sintió acercarse y acomodarse sobre él, colocando primeramente las manos sobre sus hombros para después acomodar primero una pierna y luego la otra alrededor de su cintura; entonces tras sentir las pequeñas manos ajenas aferrarse a su cabello, rodeo las piernas de la muchacha con sus brazos y se movió primero levemente para advertirle que finalmente se levantaría. Entonces se puso de pie.

— ¿Todo está bien allá arriba? —pregunto alzando la vista hacia ella como si pudiese verla pero no era así, ahora solo podía sentirla, la calidez de su pequeño cuerpo recubrirle la espalda, y la forma suave y nerviosa en que se sujetaba de sus cabellos para no caer— Me siento un corcel…—bromeó dejando escapar una ligera risilla para después dar un par de pasos hasta quedar bien debajo de la pequeña escotilla.

— ¿Alcanzas desde allí?... si necesitas que me acomode de mejor forma a un lado u otro solo has de decírmelo, si necesitas subir un poco más también. —anoticio mientras permanecía quieto viendo al frente, allí donde no encontraba más que su figura teñida en rojo siendo reflejada en un gran espejo— Puedes estar tranquila, no te dejaré caer. —agregó mientras afianzaba un poco más el agarre en las piernas ajenas.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: El largo camino a la última planta [Priv. Ryan A. Mottershaw]

Mensaje por Rinne Utagawa el Miér Jun 10, 2015 6:21 pm

No pudo evitar sentir un poco de vértigo cuando Ryan se puso de pie. Rinne miraba a su alrededor con mucha curiosidad y asombro: ella no veía las cosas desde tan arriba y desde luego, era un ángulo completamente diferente al que estaba acostumbrada.
-H-Hace frio en las alturas...- contestó a la broma del chico, en parte intentando aliviar su mal estar con un poco de humor atípico en ella. Tras un comentario más, se colocó bajo aquella escotilla y preguntó si llegaba, agarrando al poco después algo mejor la pierna de la joven, que se sonrojó ante el poco acostumbrado contacto en la piel.

Sacudió levemente la cabeza para devolverla a su sitio y centrarse en lo que acontecía en ese momento. Miró fijamente por unos instantes el lugar, buscando mejor aquella cerradura hasta que la localizó. Parecía un pestillo sencillo, fácil de remover el cierre y abrirlo, aunque seguía encontrándose un poco lejos de su alcance.

Estiró su mano derecha intentando alcanzarlo aunque quedándose a escasos milímetros pues las yemas de sus dedos alcanzaban a rozarlo pero no a atraparlo con firmeza como para abrirlo. Hizo un pequeño sonido resultante de la mezcla entre esfuerzo y frustración para posteriormente, elevar su cuerpo como podía para acercarse más y más a su destino. Estaba frente a ella y casi a su alcance, por lo que hizo un último esfuerzo y se impulsó apoyándose con algo más de presión en la cabellera del muchacho, alcanzando el pestillo y agarrándolo con fuerza.

Sonrió victoriosa y comenzó a trazar su recorrido como podía: la tirantez de su brazo sosteniendo parte del peso de su cuerpo comenzaba a dolerle: al fin y al cabo, había llegado allí con un impulso de unos centímetros, pero igualmente consiguió su propósito que fue anunciado con un -clic- que señalaba la apertura de la misma.

-Lo conseguí...- suspiró triunfante dejando sus brazos descansar del esfuerzo colgando a ambos lados de ella, lo cual la desestabilizó por unos segundos, asustándola tal vez demasiado y buscando de nuevo un punto de apoyo, que resultó ser la cabeza completa de aquel chico, a la que se aferró como si fuera un poste.

Cuando se tranquilizó un poco y dio cuenta de aquello, desplazó las manos de nuevo a su cabellera de manera delicada.
L-Lo siento! ¡Lo siento!- exclamó apurada por la situación, acercando la cabeza sobre los hombros del chico, intentando adivinar si se encontraba bien -No era mi intención ¡De veras! ... ¿T-Te he hecho daño?- murmuró preocupada.

Al menos había conseguido abrir aquella compuerta, la única salida de momento viable, aunque en el fondo, deseaba no tener que salir por allí. Le parecía algo un tanto peligroso. 
Rinne Utagawa
avatar
Edad :
21

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El largo camino a la última planta [Priv. Ryan A. Mottershaw]

Mensaje por Invitado el Jue Jun 18, 2015 7:14 pm

A decir verdad era la primera vez que le sucedía cosa semejante, a pesar de que con su querido equipo había visitado distintos sitios e incluso distintas partes de América, nunca se le había presentado una situación tan particular como esta. Ciertamente digna de una película. Pero quizás por eso mismo tenía alguna idea de cómo deberían hacerse las cosas en el peor de los casos, por haber visto aquellas películas, no es que quisiese lucirse ni mucho menos; ahora solo quería poder salir de allí cuanto antes, no porque tenga apuro realmente, sino porque no le parecía que fuese una situación en la cual debiese permanecer demasiado tiempo. Hacer algo era preciso.

Y sonrió con la respuesta ajena, nada como un poco de humor para destensar las cosas, lo sabía bien; alguna que otra vez le había tocado hacer de mediador en una disputa entre jugadores. Su carácter afable había resultado ser un ameno requisito para ello. Pero ahora debía centrarse en sostenerle con fuerza, en brindarle una buena base para que ella pudiese alcanzar el techo sin miedo a caerse o lastimarse; parecía relativamente sencillo. Si algo había aprendido durante aquellos años era que trabajar en equipo podría hasta resultar más productivo en determinadas situaciones.

El quejido que la muchachita dejó escapar producto de su esfuerzo por alcanzar el cierre de aquella pequeña compuerta le dio aviso que debía dejar sus pensamientos acerca de cosas pasadas a un lado y de momento concentrarse en la meta que ambos se habían establecido: poder salir de aquel ascensor cuanto antes. Y ella estaba cumpliendo con su parte, pudo sentir como se esforzaba en alcanzar el techo a base de la presión que acabo ejerciendo sobre su cabeza y la forma remarcada en la que temblaba su cuerpo. Finalmente el ansiado “click” dio aviso de que su esfuerzo conjunto parecía haber dado resultado.

— Bien he… ¡wow! —una pequeña exclamación seguida de una carcajada, le había tomado por sorpresa el hecho de que los brazos ajenos cubriesen por competo su visión y el hecho de que se aferrase a su cabeza con tanta fuerza le llevo a retroceder un par de pasos de forma instintiva, pero afortunadamente sin perder el equilibrio ni mucho menos soltar a la muchacha— Eso me tomo por sorpresa. —confesó sin impedirle que se aferrase a el de esa forma, y tras oírle disculparse y sentir como se retiraba, negó levemente con la cabeza— Tranquila… no me rompo tan fácil. —rio entonces de forma algo más pronunciada, ella parecía ser una de esas personas que suelen asustarse con facilidad.

— Ahora debemos preocuparnos por salir de aquí cuanto antes ¿no? —pregunto, girando por inercia su cabeza hacia la dirección de donde sentía que ella le hablaba, encontrándose con el rostro ajeno muy cerca del propio, demasiado cerca, tanto que a escasos centímetros pudo sentir su aliento. Entonces alzó las cejas con curiosidad y sonrió suavemente— Lo siguiente será que subas allá arriba ¿quieres intentarlo?... prefiero que subas antes que yo así puedo impulsarte desde aquí…—comento desviando la mirada hacia el suelo y después hacia una de las piernas que sostenía aun firmemente—… ¿o quizás prefieras que suba yo primero para tenderte una mano desde arriba? —de alguna forma podía entender, que si ella era penosa, quizás se apenaría aún más si por cosas de la vida acababa viendo algo que no debiese ver en realidad…
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: El largo camino a la última planta [Priv. Ryan A. Mottershaw]

Mensaje por Rinne Utagawa el Lun Jun 22, 2015 5:46 am

El chico no pareció molesto u ofendido por aquel fallo suyo, más bien al contrario: se rió de la situación, lo que relajó un poco la expresión preocupada de Rinne, que todavía lo miraba.
Cuando se giró para hablar con ella, los rostros de ambos quedaron muy cerca el uno del otro, lo cual, acompañado de una dulce sonrisa que esbozó el chico, consiguió que la muchacha se pusiera totalmente colorada y escondiera parte de su rostro tras la cabeza del chico nuevamente, mirándole con timidez con el poco espacio visible.

-H-Hum... P-Pues...- titubeó, pensando durante un momento las opciones que le había propuesto aquel joven: subir ella primero o que subiera él y luego la alzara.

La primera opción le parecía la más sencilla, ya que estaba aupada en esos momentos aunque no llegaba con facilidad al lugar y supondría que el chico debería hacer esfuerzo también para subirla más alto. Por otro lado, la segunda opción podría funcionar de igual manera: ella pesaba poco y sería fácil de subir hasta arriba. Sin embargo, si el chico no llegaba para abrir el cerrojo por su cuenta, no llegaría a la trampilla sin tener que saltar y aquellos tambaleos que ya hubo y los que podría haber por el movimiento de un brinco, le daban pavor a la muchacha, como si se fuera a caer aquello en cualquier momento al vacío. Además, ella no llegaría a alcanzar tampoco la mano que le tendiera una vez llegara arriba.

"La primera parece la más viable, si..." pensó para sus adentros cuando de pronto, se dio cuenta de algo "Un momento, ¿¡de verdad vamos a subir por ahi?! ¡Pero está muy alto y es peligroso!" dijo la voz de su sensatez intentando redimir a la muchacha de cabriolas que sólo se veían en historias de ficción. Miró al muchacho algo mejor, fijándose en su expresión. Aunque pudiera estar nervioso en realidad, parecía confiado por como manejaba la situación, realmente no tenía porque salir mal aquello. Además, lucia bastante atlético, por lo que podría no suponer tanto problema para él subir el segundo.

-C-Creo que la opción más viable e-es la primera...- murmuró, aun algo sonrojada y escondida -Si me lanzaras la mano, no creo que la alcanzara fácilmente... P-Pero yo tampoco no llego bien hasta allí... ¿Crees que podrías alzarme un poco más? -preguntó curiosa.
La posición no era la más indicada para él para hacer fuerza hacia arriba y alzarla más, sería una forma muy extraña y retorcida de girar los brazos, por eso estaba algo indecisa acerca de las opciones.
Para hacerlo más sencillo, sería mejor que ella bajara igualmente y subiera sobre los hombros en lugar de la cintura o que la alzara con las manos.

-Tal vez sea complicado de esta forma... Podrías hacer un mal gesto y herirte... ¿P-Prefieres subir tú primero?- murmuró indecisa.
La situación era tan extraña que hasta ella misma era incapaz de decidir sin contradecirse y al final, acabó dejando la decisión en manos del chico de nuevo. No le gustaba demasiado aquello, pero si dependía de ella acabarían todo el día encerrado allí hasta que analizara todas las variables de cada opción.
Rinne Utagawa
avatar
Edad :
21

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El largo camino a la última planta [Priv. Ryan A. Mottershaw]

Mensaje por Invitado el Miér Jul 01, 2015 3:03 pm

Solo había dos opciones entre las que podían elegir, claro, eso no significaba que facilitase las cosas; una tercera opción implicaría solo quedarse allí esperando a que llegase algún tipo de ayuda; pero al parecer ambos se habían puesto de acuerdo en que lo mejor era al menos intentarlo. Sin embargo tras unos cuantos segundos de, al parecer, estar pensando en ambas opciones, la muchacha no logró escoger una de forma decidida; quizás se sintiese demasiado insegura al respecto. No la juzgaba.

— Pienso lo mismo, la primera opción es la más viable… te ayudo a subir, y yo subiré por mi cuenta. Todo estará bien. —declaró aquello con firmeza y positivismo, haciéndole pegar un par de saltitos en su espalda de forma juguetona para después bajar lentamente hasta apoyar una rodilla en el suelo para que ella pudiese descender— Para que tengas mayor facilidad de llevar te subiré con un impulso…—comento, y se giró hacia ella para hablarle de frente, de entre todas las formas de subirla creía que esa era una de las más viables— Creo que es mejor así, si pisas mis manos puedo darte un empujón para que alcances el techo. ¿Te animas? —parecía totalmente necesario concluir con aquella pregunta, aquella muchachita de cabellera castaña se veía bastante insegura, y si quería ser objetivo, bastante poco atlética también; lo que menos quería era que acabase lastimándose.

— Estaré justo debajo de ti para atraparte si algo sale mal, no te dejare caer. Pero tienes que actuar rápido para sostenerte de los bordes y aprovechar el impulso para subir al mismo tiempo. —agregó con una ligera sonrisa, un extraño silencio se apodero de aquel pequeño espacio después; Ryan lo sabía, si su razonamiento era acertado, sería casi imposible para ella saltar lo suficientemente alto para alcanzar su mano aun si él acabase colgando medio cuerpo en el borde de aquella pequeña compuerta… quizás solo así podría lograrlo. Si el impulso no funcionaba podrían intentarlo luego.

Sin decir nada más se inclinó un tanto y colocó sus manos en posición esperando a que ella se acomodase sobre ellas, lo que tendría que hacer era subir prácticamente de un salto para poder utilizar esa misma fuerza y alzarla de un envión hacia el techo, quizás pudiese también empujarla de abajo mientras siguiese alcanzando sus pies. Entonces simplemente esperó, era ella la que debía dar el primer paso.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: El largo camino a la última planta [Priv. Ryan A. Mottershaw]

Mensaje por Rinne Utagawa el Vie Jul 03, 2015 10:36 am

Aquellos dos pequeños brincos que dio el muchacho y por ende, ella que se hallaba a su espalda relajaron un poco a la chica y la despertaron de aquel inútil estado de duda. No había tiempo para perder sin actuar, pues sería lo mismo que esperar sin hacer nada y todo el esfuerzo hubiera sido en vano.
Se agachó un poco para que ella pudiera bajar y así lo hizo, para luego lanzar una propuesta para volver a alzarla hacia aquella trampilla que habían conseguido abrir hace relativamente poco. Alzarla usando las manos del chico como trampolín para darle impulso hacia arriba y que ella lograra subir.

No estaba muy segura de que esa decisión fuera adecuada, al fin y al cabo era una chiquilla bastante torpe y su calzado no era el más adecuado pero, ¿Qué otra opción tenía? Las demás variables habían sido desechadas  porque resultaban incluso más complicada de realizar que esta, por lo que, no con mucha seguridad acerca de aquello, aceptó la proposición. Pese a su miedo a caer, tenía la  certeza de que aquel chico estaría abajo por si algo salía mal y era un buen respaldo y seguro ante lo que ella pensaba que le iba a suponer una monumental hazaña.

Cogió aire y lo expulsó lentamente, intentando calmarse y mentalizarse al mismo tiempo. -L-Lo haré pero... ¿D-De verdad me ayudarás si me pasa a-algo? ¿L-Lo prometes?- murmuró.  De momento, aquel chico había sido muy amable con ella y la había ayudado por lo que no tenía ningún motivo a desconfiar de él, pero igualmente, le gustaba asegurarse bien de las cosas aunque fuera innecesariamente. No esperaba realmente una respuesta, si no que más bien, buscaba cerciorarse a si misma de que eso era así por lo que la formuló en voz alta.

Cogió aire y retrocedió un poco para coger mayor impulso y saltó como pudo para dar impulso suficiente para que pudiera devolverlo y subir de golpe. Y al principio pareció funcionar. Gracias a aquella estrategia, logró alcanzar la trampilla y agarrarse al borde de esta con ambos brazos, con los que intentó alzar su cuerpo llegando a subir hasta sus hombros, dejando los brazos por completo sobre el techo del ascensor.
Aquel lugar estaba muy sucio, oscuro y polvoriento, como si no se hubiera limpiado desde que se construyó el centro comercial dejando las manos algo negruzcas. Sin embargo no era momento para preocuparse por eso, tenía que conseguir subir hasta arriba como pudiese. Comenzó a hacer fuerza con sus brazos como antes pero no conseguía alzar el resto de su cuerpo. Comenzó a buscar con la mirada algo para agarrarse, pero no consiguió ver nada y continuó con lo que estaba haciendo desde el principio.

Comenzó a patalear suavemente como si nadara, intentando generar fuerza con las piernas no sabiendo muy bien por qué y evidentemente, sin conseguir ningún resultado. Más bien, las cosas empeoraron y sus brazos comenzaron a cansarse, siendo incapaces de mantener todo el peso de su cuerpo durante demasiado tiempo. -¡N-No puedo subir más!- gritó pidiendo ayuda -¿Qué hago? ¡M-Me estoy cayendo así!- No sabía que hacer y se estaba poniendo nerviosa. ¿Estaría demasiado alto? ¿Llegaría Ryan como para echarle una mano? Igual lo mejor sería bajar y probar la otra forma de subir....
Rinne Utagawa
avatar
Edad :
21

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El largo camino a la última planta [Priv. Ryan A. Mottershaw]

Mensaje por Invitado el Dom Jul 12, 2015 1:09 am

No quedaba más que intentarlo, podría decir que “las cartas estaban echadas” aunque no tuviese necesidad de ser tan drástico en realidad; el ascensor no se estaba cayendo ni mucho menos… felizmente podrían esperar ahí. Pero no tenía idea de cuánto podría tardar la ayuda en llegar y al rubio la idea de eternizar el paseo en el ascensor no le resultaba del todo divertida; más aún porque quien le acompañaba se había estado poniendo más nerviosa con el paso de los segundos. Si, la mejor opción debía ser intentarlo… al menos eso, y si no resultaba, siempre podían esperar.

— Por supuesto, ten la seguridad que no te dejaré caer. En todo esto no permitiré que te hagas daño, lo prometo. —le hablaba con toda seguridad, le dedicaba una serena sonrisa, él confiaba plenamente en sus propias capacidades; si ella no lo hacía entonces él debía hacerlo por los dos. Estuvo totalmente consciente de eso cuando se agacho y colocó sus manos en posición, debía endurecer la postura de sus palmas y de sus muñecas para que sus manos pudiesen resultar como pequeñas plataformas que le brindasen la estabilidad necesaria cuando ella abandonase el suelo.

La vio inhalar y exhalar quedadamente hasta que por fin inicio una pequeña carrerita de dos pasos hacia su persona; no era mucho pero era lo suficiente para sumar mayor impulso al envión. Apenas sintió que subía a sus manos el rubio se puso de pie prácticamente en un salto y uso toda la fuerza que pudo para lanzarla lo más alto posible hacia el techo. Había resultado, ella había logrado atravesar la abertura y sujetarse por afuera del techo del ascensor. ¡Bingo! El rubio sonrió ampliamente sin embarco su sonrisa desapareció pocos segundos después cuando le vio patalear de forma algo incómoda en su sitio… ¿estaba subiendo? No, claramente no. Y el pedido de ayuda no se hizo esperar.

— ¡Tranquila! ¡No te muevas mucho o cansarás más tus brazos! —exclamó fuerte y claro para que le oyera desde allá arriba— ¡Voy a empujarte todo lo que pueda de aquí, cuando sientas el empuje intenta agarrarte de lo que sea para subir! —sugirió y se acomodó debajo de ella observando sus piernas colgadas en una posición un tanto extraña; su mano izquierda viajo a masajear su hombro derecho y frunció el entrecejo con algo de preocupación. Claramente no debería estar haciendo ese tipo de movimientos, pero ¿Qué más podía hacer? Aun así sabía que debería forzar sus brazos en el momento en que a él mismo le tocase subir, pero si quería ahorrarse algún esfuerzo quizás podría ser al menos levemente precavido.

— Aquí… voy… —murmuró para sí mismo, acomodando solo su mano izquierda debajo de aquellos pies para medir lo que podía abarcar, y después se alejó dos pasos— No pasa nada… es como encestar el balón… solo eso…—su mirada se veía decidida, concentro energía en sus pies y uso aquella pequeña carrera para llegar bajo los pies y saltar logrando que uno de ellos encajase completamente sobre su mano izquierda, entonces tras el salto le empujo todo lo que pudo, viendo como esta vez subía más arriba hasta desaparecer. Entonces se detuvo justo debajo de la abertura y observo la inmensa oscuridad que allí reinaba— ¿Estas… bien? —pregunto con algo de preocupación— ¡Por favor dime que estas bien! —fuese lo que fuese le tocaría ahora a él subir ya sea para verificar que ella estuviese entera como también para salir el mismo de aquel sitio.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: El largo camino a la última planta [Priv. Ryan A. Mottershaw]

Mensaje por Rinne Utagawa el Lun Jul 13, 2015 4:55 pm

Dejó de patalear como el chico le indicó y dejó sus pies en suspensión para permitir con mayor facilidad. Notó una fuerza empujar desde abajo que dio el impulso final para terminar de subir, sentándose sobre sus piernas, agotadas del inútil pataleo y suspirando.

Había conseguido subir, aunque había sido bastante más complicado de lo esperado. Miró a su alrededor, intentando situarse: la iluminación era escasa, proveniente únicamente del aquella trampilla por la que se filtraban las luces de emergencia, impidiendo ver más allá de la largura de su brazo, pero podía intuir que todo estaba tan grasiento y sucio como le pareció palpar en el suelo del techo.

Y así era, capas y capas de polvo que se habían acumulado alli. "Aunque el edificio se ve nuevo, el ascensor parece de segunda mano..." musitó. Era viejo y tenia algunas partes con óxido cerca de la trampilla y probablemente en los cables. Era normal que se hubiera atascado en esas condiciones.
No había demasiado espacio, y podía sentir la brisa que corría por los conductos de ventilación, lo cual le generó bastante vértigo: un paso en vano y podrían caerse de allí, pensamiento el cual estremeció a la muchacha. Ya le había costado subir y los pensamientos de un posible final así le dieron pavor.

Oyó la voz con preocupación del chico, preguntándole por su estado. Se acercó lenta y temblorosamente a la trampilla, con cuidado y asomando la cabeza por ese hueco.
-E-Estoy bien...- titubeó con voz temblorosa -E-Este sitio es horrible y no veo nada... Ni-Ni parece haber escaleritas o algo...- La verdad es que quería bajar, volver a tomar tierra y sentir que tenía suelo más estable bajo sus pies aquella distancia la estaba matando de miedo, pero no quería decepcionar al chico tras tanto esfuerzo en llegar allí..

¿Debía decirle que quería bajar? No, eso sería hipócrita, ya había dicho que subiría y no estaba bien meterle muchos golpes a aquel ascensor... El cual deberían cambiar cuanto antes por uno más moderno, que evitara cosas así.
-P-Puedes subir si quieres ya...- añadió, recordando el plan inicial -No hay mucho sitio aquí y está todo muy sucio... A-Asi que.. Ten cuidado...- dijo con tono de preocupación.

No quería que resultara herido nadie, y menos él, que había sido tan amable y se había esforzado tanto en la situación. Por lo que se hizo a un lado, donde se situaba la puerta de la trampilla abierta y dejando el espacio sin ella despejado para que él subiera, pero manteniendo su cabecita asomada, dándole la seguridad de que seguía allí y estaba entero.
Rinne Utagawa
avatar
Edad :
21

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El largo camino a la última planta [Priv. Ryan A. Mottershaw]

Mensaje por Invitado el Miér Jul 15, 2015 1:36 am

No quería siquiera pensar en la idea de que algo malo hubiese sucedido al momento de subir; el impulso no parecía haber sido lo suficientemente fuerte como  para que ella pudiese golpearse con algo o acabar cerca del borde del ascensor. Sintió un gran alivio cuando volvió a oír la voz de la muchacha, ahora más lejana y al parecer algo más temblorosa, quizás estuviese más nerviosa que antes. Debía darse prisa en subir.

— Tiene que haber… creo que es reglamentario… —comento alzando la vista hacia el pálido rostro que vio aparecer entre medio de aquella pesada oscuridad, tenía que ir allí cuanto antes, no quería dejarla sola. Él solía ser así, cuando veía a alguien que pareciese más débil o desprotegido, resultaba inevitable para él querer ayudarle en lo posible, querer brindarle seguridad; era así como había conocido a su mejor amigo. Herencia de su padre quizás… él que había dado la vida salvando otras vidas.

— Vaya, nada esperable de un centro comercial que se supone es uno de los de mayor calidad de la ciudad ¿eh? —sonrió mientras negaba con la cabeza, para después inhalar y exhalar largamente, acomodándose en un rincón del cuadrado para poder tomar el mismo impulso que antes— Entonces aquí voy. —dio aviso, sin embargo cuando se colocó en su sitio para intentar la hazaña pertinente, escuchó un extraño rechinido y en un abrir y cerrar de ojos la luz había regresado, tomándole por sorpresa, por lo que tardo dos o tres segundos en reaccionar, pero cuando lo hizo corrió hacia el centro y alzo sus brazos hacia la abertura— ¡Rinne regresa! —pronto la caja metálica comenzó a sacudirse en claro intento de retomar su camino, ella debía bajar, y debía hacerlo ahora, o las cosas se pondrían realmente feas.

— ¡Apresúrate, esto comienza a moverse! —exclamó con la mirada fija en la oscuridad externa que ahora se veía incluso más abrazadora a causa que donde él estaba la luz era potente y clara— ¡Lánzate sobre mí, te atraparé! —aseguró con la misma confianza con que le había hablado anteriormente; después de todo estaba allí, debajo de ella, y sabía que caería sobre su cuerpo, y en el mejor de los casos éste retendría su caída.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: El largo camino a la última planta [Priv. Ryan A. Mottershaw]

Mensaje por Rinne Utagawa el Miér Jul 15, 2015 8:50 am

El chico parecía extrañado también de que no hubiera una escalerilla o algo similar, al fin y al cabo, de alguna forma debían acceder allí los servicios de mantenimiento ¿No?. Tal vez constaba de una reforma a plazos: primero el interior y luego la cabina del ascensor, aunque sonaba bastante extraño pero no sería la primera vez que ocurriera algo así.
Entonces, una voz de advertencia indicando que iba a subir allí hizo que Rinne se apartara más de aquella escotilla, dejando más espacio para que pasara el cuerpo del muchacho.

Vio al muchacho colocarse en posición cuando un ruido pareció alertarle de que algo iba mal y, tras una breve sacudida que Rinne pudo notar hasta en sus huesos y provocó que se agarrara al apoyo más cercano que había, esto es, el carcomido borde de la trampilla de subida y cerrando los ojos asustado, para abrirlos segundos después: la luz del receptáculo volvió, iluminando de nuevo toda la estancia con claridad.

No pasó mucho tiempo hasta que las sacudidas comenzaron a hacerse más y más notorias desde el techo, por lo que la chica se aferró todavía más al pobre enganche del que disponía en esos momentos, intentando mantener su posición con mayor seguridad, aunque comenzaba a costar.
El joven la llamó, diciendo que volviera allí dentro antes de que el traqueteo se hiciera más fuerte y la luz se abasteciera de nuevo y el ascensor reanudara su marcha, lo que si ella seguía arriba cuando aquello ocurriese, podría resultar fatal.

Alzó los brazos hacia el aire, indicando que saltara para atraparla. Rinne no tuvo tiempo si quiera para dudarlo: ella estaba asustada de antes por estar allí arriba y ahora lo estaba aún más, por lo que se hubiera lanzado igualmente a este ritmo.
-¡V-Voy!- Exclamó. Manteniendo su agarre, gateó pocos centímetros hasta la escotilla, quedando completamente a su lado y, tragando saliva, miró abajo y simplemente, se soltó, cayendo de frente hacia abajo con los brazos estirados buscando el agarre que se encontraba a poco menos de un metro de ella.

La caída fue corta, pero no pudo evitar que el corazón casi se le saliera del pecho a causa de ella. Cerró los ojos los pocos instantes que duró, intentando no pensar en el golpe que fuera a recibir, aunque fuera amortiguado. Y así fue: su caída no fue dura, ni siquiera dolorosa ya que sabía que había alguien justo abajo suyo que la había detenido a su favor. Suspiró algo aliviada: por fin parecía que había acabado todo y podrían salir de allí.
Rinne Utagawa
avatar
Edad :
21

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El largo camino a la última planta [Priv. Ryan A. Mottershaw]

Mensaje por Invitado el Miér Jul 15, 2015 10:46 pm

Al parecer aquello había sido, como habían llegado a sospechar, un simple corte de luz; era natural, que si la luz se iba en todo el edificio, cada parte mecánica de éste quedaría suspendida hasta que regresase, principalmente los ascensores. Y ellos habían tenido la mala suerte de estar justo dentro de la pequeña caja metálica cuando eso había sucedido… quizás habían acabado exagerando un poco las cosas; pero eso no era importante ahora, lo importante era que ella debía bajarse de allí arriba, cuanto antes.

Bajo la pequeña escotilla abierta se colocó alzando los brazos mientras le decía que debía bajar cuanto antes; seguramente ella se había dado cuenta ya de que el ascensor pronto retomaría su camino y que ella no podía permanecer más tiempo allí. Así que allí le espero con los brazos extendidos a término medio, para que ella cayese sobre ellos. La había levantado anteriormente y sabía que era bastante liviana, por lo que suponía que recibirla de esa forma no supondría problema alguno.

Pronto vio como ella se acercaba gateando a la pequeña abertura, y tras anunciar su movimiento la vio lanzarse desde su punto; parecía que iba a poder recibirla sin complicación alguna, sin embargo apenas ella abandono el techo, el ascensor retomó camino y la inercia ejercida de forma inesperada le llevo a perder el equilibrio, razón por la cual cuando ella cayó sobre su cuerpo, provoco que éste acabase siendo derribado hacia el suelo con ella encima. No tuvo tiempo de nada más que colocar sus manos hacia atrás para evitar que el golpe fuese muy brusco.

Ding ~  se escuchó cuando el ascensor se hubo detenido en la puerta del piso de destino, y tras abrirse la misma un grupo de gente que allí esperaba se vio asombrada por el espectáculo; el rubio terminaba de caer de espaldas en el suelo y la muchachita de cabellera castaña encima de él; ni siquiera supo cuando fue que había llevado una mano a la cintura ajena logrando desalinear parte del vestido por lo cual ahora se veía la parte alta de uno de sus muslos. Una escena extraña que seguramente tendría una explicación más extraña aún.

— Eso dolió… —se quejó dejando descansar su cabeza en el suelo para después observar divertido a las personas que les veían y murmuraban entre si— ¿Estas bien? —preguntó bajando la vista a quien tenía aún sobre si— Al menos hemos logrado llegar al final del recorrido. —observó, dejando escapar una pequeña risilla en lo que retiraba su mano de aquel sitio y esperaba que ella se levantase por si sola.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: El largo camino a la última planta [Priv. Ryan A. Mottershaw]

Mensaje por Rinne Utagawa el Jue Jul 16, 2015 7:54 pm

El tan ansiado sonido del ascensor que indicaba que había llegado a la planta indicada, hizo que abriera los ojos finalmente tras ese suspiro, dándose cuenta del lugar en el que se encontraba. Para su asombro, aquello que había amortiguado la caída era el chico de una manera algo desafortunada ya que, debido probablemente a una de las sacudidas de reanudación de la corriente en el ascensor, había perdido el equilibrio y aterrizado en el suelo con ella encima.

No solo ese era el problema ya que notó cierto peso en su cintura, proveniente del chico que había arrastrado consigo parte de su vestido, levantándolo ligeramente. Además con las puertas del ascensor ya abiertas, podía notar las miradas de curiosos sobre ellos, incómodándola y avergonzándola de la situación. Se podía imaginar en parte el tipo de pensamientos que podía generar esa posición y no le resultaba agradable que la gente cuchicheara a su alrededor probablemente, de la escena que se encontraba frente a ellos.

Su rubor crecía por momentos, atónita, cuando el lamento del chico la devolvió a la realidad, mirándole preocupada mientras por otro lado, él parecía divertirse con toda la gente de su entorno. Cuando quiso preguntar por su estado, él ya se había adelantado preguntándolo antes y retirando la mano del lugar.
No parecía sufrir la situación, si no que aquello le resultaba gracioso.

-¡E-Estoy bien!- contestó nerviosa, levantándose rápidamente del lugar y situándose de pie a un lado de él, sacudiendo su vestido del posible polvo que había atrapado en el techo del ascensor anteriormente -¡N-No quería hacerte daño, d-de verdad!- continuó lamentándose en una especie de disculpa no verbal, pero claramente visible en su mirada de preocupación y en la manera que jugueteaban sus manos nerviosas, entrelazándose entre sí. No le gustaba que ella hubiera salido ilesa y el chico hubiera acabado aterrizando en el suelo con su peso sobre él, pues debía haber sido bastante incómodo.

Le miró recostado en el suelo aún con la misma expresión apenada, quería ayudarle en algo pero poco podía hacer.
-T-Te... ¿T-Te ayudo a levantarte?- preguntó, estirando la mano hacia él, ofreciendo una especie de punto de apoyo para que le resultara más sencillo volver a incorporarse. En esa situación, poco más se podía hacer, así que ofrecer su mano era lo mínimo que sentía que podía hacer para servir de algo.

Ahora que las cosas ya estaban calmadas, podía salir de allí y tomar el aire, cosa que se notaba de lejos que le hacía falta después de tanto agobio y, desde luego, volver a bajar para volver a casa, pero eso si, por las escaleras manuales.
Rinne Utagawa
avatar
Edad :
21

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El largo camino a la última planta [Priv. Ryan A. Mottershaw]

Mensaje por Invitado el Jue Jul 30, 2015 4:25 pm

Aun permaneciendo en su sitio alzó la vista hacia las personas que veía al revés por estar donde estaba, un par de mujeres cuchicheando entre sí como si hablaran de cosas de mal gusto, un niño aferrado al brazo de su padre viéndoles con total curiosidad, un par de muchachas riéndose divertidas. No negaría que la situación era extraña, y mucho más para los que no sabían por lo que habían tenido que pasar allí dentro, ¿Cómo explicar el curioso espectáculo que estaban dando? Les obligaría a dejar ver que se habían precipitado incluso buscando una forma de salir de allí dentro cuando todo aquello no había llevado quizás más de una hora.

— No te preocupes, te creo. —aseguro calmadamente, dejando escapar un pequeño suspiro para sentarse en el suelo una vez que ella se hubo levantado, viendo como le ofrecía su mano para ayudarle a levantar; una mano pequeña y de aspecto frágil, sabía bien que si se apoyaba en ella no haría más que volver a derribarla al suelo. Negó entonces con un ligero movimiento de cabeza y se puso de pie tranquilamente, sacudiendo un poco sus ropas.

— Vaya viajecito nos hemos hecho, ¿verdad? —comento observando después a las personas que aún les observaban y a otras que entraban al ascensor, ignorándolas después para observar los alrededores; al parecer estaban en el piso al que había deseado llegar en un principio, y si era el anterior subiría una vez más, pero esta vez por las escaleras. Por si acaso— Tengo que comprar un cargador para mi teléfono móvil, pero después de eso, y de lo que tuvimos que pasar… ¿te gustaría ir a tomar algo? ¿Café quizás? —le miro unos segundos y después se miró a si mismo— Aunque no traigo el atuendo adecuado para ir a algún fino restaurante…—comento llevando una mano a rascarse la parte trasera de la cabeza algo decepcionado. Su idea inicial había sido solo salir a correr y regresar, después había decidido visitar el centro comercial y conseguir un cargador.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: El largo camino a la última planta [Priv. Ryan A. Mottershaw]

Mensaje por Rinne Utagawa el Mar Ago 04, 2015 9:12 am

El joven no tardó en incorporarse por su cuenta, arreglando sus ropas también para que, segundos después, el ascensor comenzó a llenarse de gente como si nada hubiese ocurrido para ellos mientras que otros seguían cuchicheando sobre lo mismo. Saliendo por fin del cubículo, observó su alrededor, viendo que habían llegado a la planta esperada.

Ryan parecía tener sus planes mentales aún establecidos: comprar un cargador para su teléfono, mientras que la cabeza de Rinne había dado tantas vueltas que se había olvidado por completo de qué quería hacer allí, por lo que la propuesta del chico de ir a tomar algo le sorprendió tanto como le agrado al mismo tiempo.
Normalmente la gente no pasaba más tiempo con ella del necesario, pero desde que llegó a esa ciudad y a esa academia, todo -socialmente hablando- le comenzaba a ir mejor y no podía evitar alegrarse.

Sonrió ante el comentario de su atuendo, negando con la cabeza la idea de que fuera un mal conjunto. -A-A mí me parece que vas perfecto...- dijo tímidamente -Además, yo tengo la ropa y las piernas algo sucias de estar allí arriba... ¡A-Así que tampoco voy demasiado adecuada yo!- rió levemente por la situación. No tenían las mejores pintas, pero era más divertido así. Parecía increíble que, pese a todo el ajetreo de la situación anterior, se estuviera incluso divirtiendo con ello.

Miró a su alrededor, intentando localizar la tienda que pudiera suministrar los cargadores: siendo nueva por allí, le costaba bastante ubicarse y la planta en sí era bastante grande, por lo que igual era conveniente buscar un mapa con los comercios.
Afortunadamente, se encontraba a pocos pasos de ellos y se acercó a echar un ojo: tal y como esperaba, había una tienda enorme de electrónica en esa planta justo al girar la esquina a la derecha del ascensor. -H-Hay una tienda aqui al lado, allí podrías conseguir un cargador seguramente...- dijo, señalando en la dirección en la cual se encontraba aquel lugar.

Se quedó callada unos segundos, antes de volver a pronunciarse de nuevo -E-Entonces si no te importa... Me gustaría acompañarte, a-aunque sea un poco...- titubeó tímida -E-E ir a tomar ese café también...-Aquel chico le había caído bien y le agradaba su compañía, por lo que no le importaría disfrutar de ella un poco más.
Rinne Utagawa
avatar
Edad :
21

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El largo camino a la última planta [Priv. Ryan A. Mottershaw]

Mensaje por Invitado el Vie Ago 14, 2015 1:42 am

Habría que ver que la vida podía traer pequeñas sorpresas en el cotidiano día a día, sorpresas que quizás hacían las cosas más dificultosas… o más divertidas. Podía decir que aquel día era uno de esos días, pero el dilema que el universo les había impuesto había resultado con bien; ahora podrían hablar sobre ello y reírse de sí mismos y de lo que habían tenido que pasar, guardando aquello como anécdota para contar más adelante. Y lo mejor de todo había sido, sin duda, contar con la compañía de una bella señorita a la cual había podido cuidar para sentirse un exitoso caballero… o algo por el estilo. Algún viejo recuerdo pasaba por su mente en efímeros segundos, cuando siendo solo un niño jugaba a rescatar personas de un edificio en llamas; herencia de valor que le había dejado su querido padre.

─ Agradezco el elogio. ─comento con una sonrisa, no era para nada adecuado y sabia que los mirarían mal a ambos; y aunque eso sonaba divertido en algún punto, no estaba seguro si debería hacer pasar a la muchacha por semejante vergüenza─ Quizás puedas limpiarte un poco en algún baño, debe haber uno cerca… y después podemos ir al parque, tomar café express mientras observamos los patos ¿Qué te parece? ─propuso aquella idea que se le había pasado por la cabeza, los parques de Alki solían ser muy agradables de visitar, tanto por la naturaleza que encerraban, como por la vida animal que los visitaban.

Le vio caminar unos pocos pasos hacia una pared en donde se encontraba un mapa del piso que indicaba donde se encontraba cada cosa, siguiéndola para mirar lo que ella miraba y luego la dirección que señalaba, colocando las manos en los bolsillos cómodamente para dar un par de pasos y girarse esperando que le alcanzase, era su forma de decir que podía acompañarle. Aunque era natural si luego pretendían ir a tomar un café juntos.

─ Entonces Rinne, ¿qué estudias en la SNA? ─pregunto mientras recorría los alrededores con la mirada─ Es un campus bastante grande… y por lo que sé se dictan materias de distintos tipos de carreras. En mi caso me encuentro inscripto en la fraternidad de Cap & Skull… ¿Por qué ahí? La verdad no tengo idea, pero me pareció curioso que haya algunas mixtas, quizás fue solo seguir con lo clásico… es decir, me gustan las chicas pero de ahí a vivir con una en el mismo cuarto… creo que sería demasiado novedoso, ¿no crees? ─comentó mientras se encogía de hombros, sabía que después de todo la mayoría de chicos se sentiría atraído con esa posibilidad.

Unos cuantos pasos más y finalmente hubieron llegado a la tienda de electrónica, enorme y muy bien equipada, no dudo en sumergirse en los largos pasillos de accesorios y pequeños aparatos eléctricos para encontrar lo que estaba buscando.

─ En mi caso estudio periodismo… fue algo que unas cuantas personas me cuestionaron cuando lo decidí, pero me pareció que iba conmigo en algún punto. De todas formas nada pierdo con intentarlo ¿cierto? ─comentó justo antes de detenerse frente a la sección de cargadores, tomando uno y otro entre sus manos para ver cuál sería el que le podría servir. La música techno que sonaba de fondo hacía que moviese un pie inconscientemente al ritmo que marcaba aquella ágil melodía.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: El largo camino a la última planta [Priv. Ryan A. Mottershaw]

Mensaje por Rinne Utagawa el Jue Ago 20, 2015 6:15 pm

Al final, el plan del café se desarrollaría en el parque y mirando patos. Rinne estaba segura de que en el momento que oyó esa palabra, puso una cara estúpida ya que le encantaban los patos, eran su animal-ave favorito y le parecían extremadamente graciosos y adorables...
Sacudió la cabeza a los lados, volviendo a centrarse en donde estaba: no era momento de distraerse con patos, ya tendría tiempo para hacerlo después. Dio un par de pasos largos para alcanzar al muchacho que se había adelantado el cual comenzó a hablar un poco, preguntando y contando un poco de los estudios y la SNA.

-P-Pues...- titubeó cuando el muchacho terminó de hablar -Yo estudio matemáticas, en segundo año...- comenzó, llevándose un dedo a la barbilla mientras meditaba acerca de chicos y chicas compartiendo habitación. A decir verdad, no le había dado importancia a al género de la persona con la que le hubiera tocado convivir, mientras fuera una persona amable o al menos, que no la molestara. -T-Tampoco veo muy raro que la persona con la que compartiera cuarto fuera un chico... A-Aunque a veces podría resultar vergonzoso...- tartamudeó, mientras iban caminando a la tienda de electrónica a pocos metros de donde se encontraban ellos.

Siguiendo el chico por los pasillos mientras buscaba el cargador, miraba a su alrededor. Había gente en la tienda, buscando o cotilleando productos y también podía oír claramente la música que salía por los altavoces del local. A ella no le entusiasmaba aquel tipo de música, pero se ve que al chico no le disgustaba, o eso parecía por como seguía el ritmo de la canción mientras hablaba acerca de la carrera que había escogido él.

-H-Hum... Creo que si una cosa te gusta, deberías hacerla s-si es lo que quieres...- titubeó como respuesta a su pregunta -A-Además, seguro que debe ser divertido... Porque puedes aprender muchas cosas y contárselas a la gente después...- De seguro parecería un buen trabajo para alguien extrovertido como él, además, viajaría por muchos sitios y conocería a muchas personas. A cualquiera podría parecerle un buen futuro, pero a ella le costaría demasiado entrevistar a alguien y hablarle después a la cámara o escribirlo para un diario... requería mucho esfuerzo. -E-Eres bastante agradable, así que seguro serías un buen periodista...- murmuró, como intentando "apoyar" la decisión del chico.

Le miraba ocasionalmente, mientras decidía cual escoger entre los dos que tenía en las manos. A Rinne casi todos los aparatos eléctricos le parecían iguales, por lo que entre uno y otro, se decantaría por el más barato o el que le hubieran dicho que cogiera. Se acercó un poco para verlos de cerca: había uno muy parecido al que tenía ella, el cual le trajo su padre cuando el anterior se rompió y señaló el susodicho en la mano del chico.
-Este se parece al mío y funciona bien...- indicó, intentando dar de alguna torpe forma su opinión -Aunque tampoco tenga mucha idea de esto...

No quería importunar al chico en su decisión, pero quería ayudarle, no sabiendo muy bien como. Las relaciones públicas no eran lo suyo al fin y al cabo, y los aparatos eléctricos tampoco.
Rinne Utagawa
avatar
Edad :
21

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El largo camino a la última planta [Priv. Ryan A. Mottershaw]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.