「WELCOME TO SNA」



Hey Invitado sé bienvenido/a a la SNA, una universidad famosa por su educación, el campus más grande del mundo, y a Alki Strait City, famosa por su gente; por sus parajes y paisajes, pero sobre todo por su imponente presencia. Innumerables cosas, misterios, verdades, pueden sucederse en este lugar, ¿se siente bien?, ¿quieres experimentar el desenfreno de una ciudad que no descansa, de una universidad que es más que eso? Entonces... ¡Deja de observar y entra de una buena vez a este mundo!
Conectarse

Recuperar mi contraseña

「WHO IS ONLINE?」
¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 24 el Miér Mayo 27, 2015 7:35 am.
「LAST POST」
Últimos temas
» Curiously +18—Priv.
Ayer a las 5:34 pm por Zhao Wang

» Fraternidades & Dormitorios
Ayer a las 3:05 pm por Shi L'Jon

» Clubes de la SNA
Ayer a las 2:56 pm por Shi L'Jon

» Registro de Identidad
Ayer a las 2:50 pm por Shi L'Jon

» Registro de PB
Ayer a las 2:45 pm por Shi L'Jon

» Mokuyōbi no yoru— priv: Zhao Wang
Ayer a las 2:37 pm por Shi L'Jon

» Yopparai da! (Priv. Shun)
Ayer a las 2:22 pm por Shun Wakahisa

» Tra pensieri e caffè— priv: Rinne Utagawa
Ayer a las 1:48 pm por Vincenzo Michaira

» Cappuccino [Priv. Yahiro]
Sáb Ago 19, 2017 3:30 pm por Yahiro Kanzato

「OUR BOSSES」

THE SNA KING
master

- Profile MP -


MINATO
admin

- Profile MP -

SHI
designer

- Profile MP -


Noragami Roler Psycho-Pass RPG .:Magatsu World:. Surprise City Forbidden Love < a href="http://innocent-malice.foroactivo.com/">INNOCENT MALICE Crear foro The Last Breath RPG
「THANK'S & CREDITS TO:」



Este skin ha sido realizado por Shi {@Shi.2014} para Security Northwest Academy, se prohíbe su reproducción. Los códigos para las descripciones de los foros son propiedad de Niza. La historia y demás puntos base del foro, son propiedad del staff y están inspiradas en lugares de la vida real; las tramas y expedientes de los usuarios son de su propiedad y solo suya.

Agradecemos a #ALF por la ayuda con sus tutoriales; a We♥It, Tumblr, Zerochan, MiniTokyo y otros por las imágenes, las cuales han sido sometidas a edición. Este foro es una obra de ficción y, como tal, no tiene relación más que ligera con hechos de la realidad.

#NO AL PLAGIO, ¡Sé original!

Doko ni iku no?— Priv: Zhao Wang

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Doko ni iku no?— Priv: Zhao Wang

Mensaje por Shi L'Jon el Jue Ago 20, 2015 4:37 pm


Doko ni iku no?

W: Zhao Wang | Zona comercial de Alki Strait City | Sábado; 13:21 hs | Vestimenta | Cabello


Era un fastidio, o como quisiera verle, por supuesto, una completa y brutal flojera… ¿por qué debía dedicar su precioso sábado, acostumbrado para dormir todo lo que no durmió en la semana, en algo como esto? Simple, sabias palabras había dicho su madre: “considéralo algo a cambio de no ir a raparte la cabeza mi niño”, ¿cómo no hacerle caso luego de eso? Era simple, su madre era una mujer a la que debían tomársele por ciertas todas y cada una de sus palabras, porque siempre cumplía con todo lo que decía.

Resopló, el que eso le impulsara no quería decir que se estuviese divirtiendo.

Por supuesto, estar desde las siete de la mañana con unos sujetos que llegaban desde China, “amigos” de la familia, a quienes debía guiar por toda la ciudad como buen heredero que era del consorcio L’Jon-Rogers, pues estos sujetos –que eran tres más los dos guardaespaldas de cada uno- estaban pensando invertir junto a su familia en la ciudad, por supuesto, tenían todos tanto interés en este sitio como en su historia pasada, lo cual parecía darle un tirón turístico, pero, esto daba para más. Sencillo.

Por eso, y otros aspectos de carácter técnico, él estaba aquí… le convenía, claro está, pero no podía negar que era agotador estar entre tres personas de más de cuarenta y tantos años y tener que hablar a la par de ellos: era costumbre, había sido entrenado para esto y muchas cosas más, para hablarles con la suma paciencia con la que lo hacía ante sus insistentes preguntas sobre el lugar, sobre la economía, sobre los prospectos de inversión, los estudios que se habían hecho, y estaba seguro que sus guardaespaldas se reían a sus espaldas tanto de los tres hombres como de los propios guardaespaldas de estos, ¿era raro?, por supuesto, cuando un varón de dos metros con el cabello como un arcoíris y que apenas tiene diecisiete años es la “comitiva” que te recogerá en el aeropuerto, estuvo seguro que aquel trío pensó que podría fácilmente tomarle el pelo, pero no había sido así… después de todo él era quien se había tomado la molestia de promover los estudios y discutir los resultados después de analizarlos, quien los había presentado a la junta familiar cuando estos lo habían requerido, ahí estaba su memoria, esa que a veces le jugaba de buenas y malas, hoy se ponía a funcionar a la perfección.

Entonces Señor L’Jon, a partir de aquí comenzaremos a vernos mucho más seguido en el estudio de las relaciones entre sus empresas y las nuestras—, dijo uno de ellos, el que había etiquetado como “Rubius” porque… en realidad no hacía falta saber la razón, pero era el más joven entre todos.

Eso espero señor, señores, realmente estaremos muy agradecidos de poder trabajar a su lado para seguir expandiendo los horizontes de nuestras empresas—, comentó en perfecto chino, tal como el otro había hablado, acababan de terminar su almuerzo y, según tenía entendido, lo siguiente en las agendas de estas personas era llegar a su hotel y descansar, aunque claro, no sería la última vez que les vería, eso estaba más que claro.

Y así había sido todo el rato, todo etiqueta, serenidad, diligencia, tal y como si fuera otra persona, porque él tenía esa facultad, podía comportarse de tantas maneras como fueran necesarias, tantas facetas: un sereno empresario a primera vista novel, pero experimentado; un universitario sociable para establecer relaciones de conveniencia con gente que realmente no le importaba; alguien oscuro de quien referencias tenía realmente pocas, entre otras, y el mismo “él” que disfrutaba de las reacciones de otros, de todos a su alrededor, a través de esos comportamientos. Tenía una vaga esencia de sí en todos ellos.

Resopló, luego de algunos minutos más los guardaespaldas fueron poco a poco yéndose con su gente y solo quedó él, él y sus propios dos acompañantes a quienes había invitado a la mesa y quienes comían su almuerzo justo ahora, no estaba bien dejarles así, a pesar de que solo eran sus guardias cuando pasaban cosas como estas, cuando era necesario y debían aparentar, porque para nada le gustaban.

Se dejó ir hasta atrás y exhaló con fuerza… realmente se había prendido a algo y era ahora cuando se daba cuenta, ahí estaba su pensamiento, y era sofocante, ahí estaba su imagen, sumamente embriagante.






Shi L'Jon
avatar
Edad :
18

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Doko ni iku no?— Priv: Zhao Wang

Mensaje por Zhao Wang el Vie Ago 21, 2015 10:26 am

Shi L'Jon · Zona comercial de Alki Strait City · Sábado, 13:21 · Outfit · Gorra · Mochila

Ese sábado había sido agotador. Había tenido una actividad extraescolar, en la cual se había perdido y pasado un momento extraño. Apenas llegó a su cuarto, decidió darse una ducha de todo el polvo que tenía en el cuerpo, puso su ropa a lavar y guardó sus cuadernos de clase en su escritorio. Por suerte, sus compañeras de cuarto no parecían las típicas cleptómanas, por lo que confiaba que le robasen ninguno de sus apuntes. Aún así, si había algo que si le avergonzaba era que les diese por mirar sus cosas y que descubrieran su hobbie, que eran los comics y el manga. Había traído de casa bastantes, pero necesitaba ir a ponerse al día de muchos de ellos. Solo su padre japonés sabía que le gusta ese mundillo, por lo que él solía ahorrar en secreto para comprarse todo lo que tiene o su padre le regalaba algunos cuando el resto de su familia no estaban. También, el llevar su afición en secreto era debido a que no estaba del todo bien visto aquello en su zona. Había escuchado de varias peleas que habían tenido con algunos jóvenes. Si se enterasen, además, de que el chico chino adoptado con padres homosexuales encima es un otaku, podría recibir más palizas de las que se llevaba.
 
Según salió de la ducha, se cambió de ropa, poniéndose esta vez ropa más vaquera, y parecía casi un chico malo, predominando aún más el negro. Incluso se puso unas botas. Como le daba bastante vergüenza todo aquello, también se cubrió la cabeza con una gorra y unas gafas de sol. Solía llevar este tipo de ropa en Estados Unidos cuando iba a clases, y la ropa deportiva cuando tenía clases de deporte. Eso si, la ropa casi siempre ancha. Como los últimos años se envició más que nunca al deporte, dejó de llevar tanta ropa vaquera y se acostumbró a la ropa de deporte, pero no le disgusta "arreglarse" un día a la semana. Cualquiera diría que es un motero o algo por el estilo, pero el pobre chico solo iba a la ciudad, con su gran mochila, en busca de los últimos tomos que habían salido de sus mangas favoritos. Había buscado por internet y en Alki había varias tiendas que podría visitar. Ya de paso, saldría a ver la ciudad.
 
Mientras llegaba a la zona comercial de Alki Strait, se miraba en los espejos de los escaparates. "Con este camuflaje nadie me reconocerá. Además voy to' chulo. Incluso impongo algo..." Pensaba, aunque había que decir que se le notaba muchísimo que era él. Su físico, su pelo negro, sus andares. Solo parecía un Zhao paparazzi, pero cualquiera que le conociese pensaría que era él vestido de manera estúpida.
 
Tenía los cascos puestos, además, por lo que no escuchaba nada, pero eso no le importaba. Nadie le reconocería con ese camuflaje "perfecto", pero si había algo totalmente reconocible era aquel pelo de colorines que había visto recientemente días atrás. Pensó que era una ilusión que había creado su cabeza, pero era innegable. Era demasiado alto como para que no fuese aquel Titan-san. Eso sí, pensaba que su maravilloso disfraz, el cual era inútil, le serviría de mucho y eso no atraería la atención del chico. Aún así, se quedó quieto mirando cual hombre cotilla, ya que estaba rodeado de gente muy extraña. Parecían guardaespaldas, y daban miedo, pero Zhao no corría peligro con su maravilloso disfraz. No sabía de que hablaban, pero desde fuera se veía que no eran occidentales, ni mucho menos. También le llamaba la atención la vestimenta de su conocido. Un chico tan deportivo como parecía y ahora estaba vistiendo un traje. Vaya sorpresa se estaba llevando, pero siempre tiene que haber una explicación. Lo poco que analizó a aquel chico alto el otro día era... Algo diferente al que veía. Luego parecía haber movimiento, pero simplemente vio más al peliarcoiris titán y parecían haberse ido unos pocos. Notaba tensión en el cuerpo y cara de ese chico, pero no podía meterse, ya que no tenía nada que ver, aunque se preocupó.

Oh, preocupación por las personas. Zhao buscó la manera de expulsar ese sentimiento de él. Últimamente estaba sintiendo cosas nuevas y su cabeza iba a explotar. Era hora de volver a su maravillosa misión de ir en busca de la tienda de comics. Tras un rato parado observando sin entender nada de lo que estaba sucediendo, comenzó a caminar lentamente. Si se quedaba parado, alguien le vería y no le dejaría comprar los tomos... O si le viesen le juzgarían o algo así. Eso pensaba. Sus planes no podrían ser cambiados, todo estaba bajo su control. En cuanto tuviese esos tomos, él sería realmente feliz y sus extraños pensamientos se irían de la cabeza. Quizás también podría distraer su cabeza y dejar de pensar en aquella chica castaña de la que se había prendado a primera vista y la cual no respondía a sus mensajes.
Zhao Wang
avatar
Edad :
22

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Doko ni iku no?— Priv: Zhao Wang

Mensaje por Shi L'Jon el Sáb Ago 22, 2015 4:49 pm


Miró el reloj, casi era la hora, así que, del bolsillo interno del saco que portaba, sacó una pequeña cajita alargada y medianamente plana que abrió con paciencia, era el momento de dar cuenta a un ritual común para alguien como él. Tomó un par de pastillas de diferente tamaño y color respecto la una a la otra y las introdujo en una tirada a su boca, tragándolas sin más, después de todo ya se había acostumbrado a su insípido sabor. Resopló con suma calma, a partir de ahora tendría el resto del día libre para hacer lo que quisiese, así que tal vez caminaría por la ciudad, iría a la librería por algo nuevo para leer y pasaría por el supermercado para comprar suministros para su semana… era un chico después de todo, uno que era deportista y quemaba demasiado de todo a diario, para alguien así, el que solo pudiera comer pescados, crustáceos y vegetales –muy a parte de la única vez al mes en la que podía comer carne- hacía sus cinco comidas diarias tal vez algo más vistosas de lo que cualquiera consideraría como normal.

El cuerpo no se mantenía de agua solamente.

De algún momento a otro aquella sensación de ser observado se hizo evidente a un punto crítico y resopló… actualmente las personas ni siquiera se esforzaban para no ser descubiertas. Tiró su vista a un lado de nuevo guardando aquella cajita de apariencia metalizada en su saco y descubrió algo interesante, algo que le llevó a, socarronamente, formar una sonrisa bastante juguetona en su rostro.

Oh… el día se pinta interesante justo a la mitad—, soltó sin prestar mucha atención a sus guardaespaldas, que terminaban su almuerzo con sumo placer, y que le dirigieron algún mirar extraño.

Se levantó de su asiento para buscar en uno de los bolsillos traseros de sus jeans la cartera, le hizo una seña al camarero, quien en cosa de segundos vino a su mesa y le entregó la cuenta, silbó… vaya que los viejos se habían preciado al comer, sin reservas, pero estaba muy seguro que obtendría mil o más veces lo que había de pagar ahora en el futuro. Dejó el dinero sobre la mesa y, dando un saluda a su par de guardaespaldas de ocasión, se marchó, había algo más divertido por ahí…

Y tenía la forma de un motero desactualizado con complejo de deportista.

Sacó uno de sus teléfonos móviles –de los tres que solía llevar encima- y comenzó a buscar en sus contactos su nombre, ¿sería pertinente?, sabía que no, pero igual no era como si eso le importase, tecleó algo rápido en el táctil, con su innegable sentido del humor usado exclusivamente para ella y envió el mensaje, tan solo le gustaría saber con certeza cómo le estaba yendo, tenía la habilidad de ser muy mentirosa, aunque eso no funcionaba con el varón, para nada.

Dejó escapar el aire de sus pulmones mientras seguía a una gorra en una cabeza azabache que se esforzaba por no aparecer, pero eso era inútil, claro que sí, especialmente si se intentaba con él, que era un curioso en todo el sentido de la palabra y solía fijarse en cosas que otros no la mayoría de las veces, por instinto. Cruzó una calle y le tuvo al tiro de un metro, o lo que es lo mismo, dio cuatro pasos a velocidad considerable y se detuvo tras él, metiendo las manos en los bolsillos delanteros del jean y bajando su postura, intentando conservar el mismo paso, desde atrás bajó la cabeza, colocándola en el espacio entre el hombro y su cabeza, a la izquierda.

¿A dónde vas tan vistoso, Duizhang-chan?—, murmuró bajito, apuntando a su odio, y con obvias ganas de jugarle una mala, ¿qué decir? A veces solo tenía ganas de ver el mundo arder, o viceversa.




Shi L'Jon
avatar
Edad :
18

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Doko ni iku no?— Priv: Zhao Wang

Mensaje por Zhao Wang el Dom Ago 23, 2015 10:04 am

Sacó en un instante el teléfono para observar si tenía mensajes, pero no parecía haber ninguno. Suspiró, fuerte, cuando algo le asustó. Esa voz familiar, ese pelo familiar, ese rostro familiar. Se asustó bastante, gritando con fuerza, girándose y alejándose un poco justo después para mirar a su amigo y observándole de arriba a abajo. Toda laas personas que paseaban por la calle les miraron, pero era normal por las pintas de ambos y el grito que Zhao pegó. El chico no podía creerse que fuese visto por aquel chico que parecía tan ocupado antes. "Mierda" Pensó, temblando.
 
- Oh, Titán-san. - Se le escapó el mote del susto, quitándose las gafas para mirarle directamente con esa cara de incredulidad. - ¿Cómo me viste y reconociste?
 
El disfraz perfecto había fallado. Zhao pensaba que no había que subestimar a aquel chico, ya que había reconocido al chino bajo su obra maestra de ocultismo. Aún así, más que un disfraz era la ropa antigua que solía usar en su antigua ciudad. Seguramente se pondría esto y muchas otras cosas que tenía en el armario en más ocasiones. Se retiró también la gorra, mostrando su cara por completo y guardó el móvil, el cual casi salió volando del susto, junto a su gorra en la mochila. Total, ya le habían descubierto y hablar tan camuflado le parecía de bastante mala educación.
 
Volvió a poner su mochila en la espalda y metió las manos en los bolsillos de la chaqueta, mirando serio a su conocido titán. Intentando calmarse por el susto de antes, pero seguía temblando un poco. No se esperaba a nadie en la ciudad, aunque lo hubiera visto él antes. Su camuflaje era perfecto, o eso creía.
 
- T-tú. ¿Cómo supiste que era yo? Si no parezco yo mismo. - Se miraba a si mismo un poco, bajando la cabeza para observar sus zapatos. Luego giró la cabeza para observarse entero en el espejo de un escaparate.
 
Cuando se fijó en ambos, se notaba más la diferencia de altura entre los dos, tanto que Zhao se asustó de nuevo. No se esperaba tan notable diferencia, lo cual cada vez sorprendía incluso a la gente de la zona, los cuales ya los habían visto por el grito de loco que había salido de su boca antes. Además, si había gritado tan alto es, aparte de por la sorpresa, porque estuvo muy cerca. Eso era nuevo para Zhao, porque incluso sintió el aliento de ese chico cerca de él y no se lo esperaba.
 
Peinó su cabello, mirándole directamente algo sonrojado y nervioso al recordar su cercanía.
 
- Hace un rato te vi con unos tipos raros por ahí. ¿Pasaba algo? - Le miró serio. - Además, ese traje no va contigo mucho, creo.
 
Estaba nervioso y por eso hablaba poco. Además, se puso más nervioso también porque acababa de recordar que se habían ido al traste sus maravillosos planes en busca de los tomos que le faltaban. Ahora este tipo podría seguirle a la tienda a la que quería ir y podría juzgarle severamente si descubriese su afición. Quizás debería no ir ahora que se habían encontrado, pero de verdad se le había terminado todo el material para leer y necesitaba ir a por un nuevo cargamento de comics. ¿Qué haría ahora?
Zhao Wang
avatar
Edad :
22

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Doko ni iku no?— Priv: Zhao Wang

Mensaje por Shi L'Jon el Vie Ago 28, 2015 7:55 pm


Rió sin poder evitarlo, al parecer lo que había querido hacer le había salido por demás bien, con lo que se quedó en vertical mirándole –aún con ambas manos en los bolsillos- y con una rara sonrisa pintada en el rostro luego de su peculiar carcajada. Dejó que sus cuerdas bucales armaran una simple onomatopeya sorda menos para su propio pensamiento y le miró de frente, era agradable cuando sus más idiotas pensamientos parecían tener razón sobre alguna cosa.

Oh… ¿Titán-san?—, comentó con curiosidad, —eres la tercera persona que conozco que me pone un mote, genial—, murmuró, tal vez ignorando los laterales, es decir, dejando de lado las cosas más obvias que podrían destacarse. Sin embargo, no puedo evitar arquear una ceja ante la espectacular revelación del otro azabache. Bufó, quizá era algo más tonto de lo que parecía. —Cualquiera se daría cuenta que eres tú solo con darle una mirada a los detalles—, dijo con suma calma alzando sus hombros, como si aquello fuera la cosa más obvia de todo el planeta –que para él lo era-, —con esas pintas de motero en caballo que cargas, no te vendría mal renovar un poco el guardarropas, o dejar de pensar en eso como un camuflaje—, habló, fijándose en el espejo, ladeando la cabeza y riendo, era gracioso lo que el otro notaba, y era gracioso ver ese montón de color en su cabeza, ¿quién iba a pensar que alguien como él haría algo como eso? Nadie.

Fue lo mismo cuando se perforó la orejas por primera vez, cuando lo hizo la segunda para “emparejar”, si ya tenía un tatuaje no había nada de malo en hacer que otras cosas lucieran, sin importar si esos detalles le daban un aire libertino, mujeriego o facilón, que de esas tal vez solo era la primera, la verdad era que poco solía importarle lo que otros decían sobre su persona, eran contadas las personas sobre las cuales realmente fijaba su atención en eso, en que ellas si tenían un poder de decisión en su vida. Vaya curiosidad, todas eran mujeres.

Rió algo sorprendido ante el comentario de su vestimenta, unos jeans y un saco jamás iban mal, lo complicado era encontrar la fórmula para que no se viera raro en alguien tan alto como él.

Creo que puedo aceptar muchas cosas menos eso—, habló con calma, —si bien es cierto que no disfruto a sobremanera esta clase de compromisos extracurriculares… pero supongo que te quedas con la primera impresión—, comentó de nueva cuenta, era como un niño que recababa detalles y apreciaciones sobre algo a lo que había puesto el ojo. Para ser más precisos, ahora mismo él era un investigador, y el chico del frente era su objeto de estudio, uno que no podría ser revelado por un simple método científico, para nada, lo cuantitativo no le venía en estos casos… pero que bien podía ser emplazado como un sistema y desguazado en tantas partes se considerasen necesarias para el estudio… eso era en su mente, su rara mente, claro está, en la realidad pensaba otras cosas un poco más… normales. —Ellos… son personas con quienes invertiré en esta ciudad, una simple charla teníamos—, mantuvo un poco aquella rara combinación y juego con el orden de sus oraciones.

Escuchó el pequeño repique que indicaba la llegada de un nuevo mensaje y se llevó la mano hasta sacar el móvil.

Por cierto, ¿para qué traes tanto misterio?—, le preguntó con curiosidad moviendo el dedo sobre la pantalla para dar cuenta de la bandeja de mensajes y sonreír por reflejo, se estaba volviendo idiota, —¿eres un famoso en secreto o algo así?—, cuestionó nuevamente subiendo la mirada hasta el varón y luego bajándola para notar el contenido del mensaje… era curioso, unas simples palabras y ya parecía que todo estuviera bien.




Shi L'Jon
avatar
Edad :
18

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Doko ni iku no?— Priv: Zhao Wang

Mensaje por Zhao Wang el Sáb Ago 29, 2015 3:42 pm

Zhao se miró por el reflejo del escaparate y él se veía estupendo. Aunque se estaba acostumbrado a llevar ropa más deportiva por el club y otras actividades que hacía en ocasiones, volver a sus pintas de motero desgastado que solía llevar en su antigua casa tampoco le disgustaba. Claro está que con el cambio de vestimenta, además de la gorra y las gafas que ya se había quitado, pensaba que nadie le reconocería. En efecto, su amigo titán tenía razón y debía dejar de utilizar este tipo de vestimentas como un camuflaje.
 
- Vaya, yo estaba totalmente seguro de que colaría y que no tendría que darle explicaciones a nadie. - Miró hacia abajo, algo nervioso y ruborizado. A veces intentaba mirarle a la cara, pero estaba bastante confuso porque le había pillado y ahora no sabía como explicarle a donde iba. La confusión volvía a su cabeza al recordar que quizás fuese juzgado por ello.
 
De todas formas, ya de por sí le había llamado "titan-san" y era un apodo bastante típico de un "otaku" como él. Se dio cuenta ya bastante tarde que dijo eso, y eso le puso algo más nervioso, y realmente había sido pillado yendo hacia la tienda. Pero sus dudas se esfumaron unos instantes cuando su conocido hablaba de temas como inversiones y cosas así. Zhao desconocía mucho ese tipo de cosas, ya que en su familia no había necesitado él hacer algo como eso. Aún así, sabía que era algo chungo y bastante serio, pero... ¿Por qué un estudiante como él necesitaba tales cosas? ¿No era un poco pronto? Eso le preocupaba, tanto como cuando lo vio antes. Ese chico no disfruta de aquello.
 
- No conozco prácticamente nada sobre temas de inversiones, e inversiones y esas cosas... Pero no sé. - Se rascó la cabeza, volviendo a mirarle a la cara esta vez nada nervioso. Quizás más bien estaba preocupado por él, porque no consideraba que alguien con una edad tan temprana se metiese en tales follones. - La verdad es que no me esperaba que me dijeses eso. Más que nada porque ambos somos jóvenes y... Meterse en ese tipo de marrones, además de que no te pega, no parece que te apetezca mucho. - Le observó seriamente. Creo que era la primera vez que se veía con una mirada más bien normal en la cara de Zhao. Estaba preocupado por su amigo. - Aún así, si necesitas ayuda en algo...

Le había ofrecido su ayuda. Quizás era la primera vez que lo hacía en su vida con un amigo o algo así, pero creía que se lo debía. Después de todo, él le había sincero. Por ello, el chino se empezó a replantear que estaba mal mentirle después de haberle dicho aquello. Si estuviese en su lado, seguramente Zhao hubiera hecho algo similar que lo que estaba haciendo solo para ir a una tienda. No era justo que él fuese el único sincero y, una amistad necesitaba una base llena de sinceridad, y, aunque fuese algo que no le pegaba, él quería tener un buen amigo. ¿Qué había mejor que intentar socializar decentemente... En ese mismo instante?
 
- N-no es que sea famoso o algo. En realidad es... - Se sonrojó de la vergüenza y temblaba - E-es que iba a una tienda que me da algo de vergüenza ir por si me juzgan y no quería que nadie me viese, eso es todo. - tartamudeaba, nervioso por confesarlo todo. - Y en realidad solo estoy haciendo el estúpido o algo... Pero de verdad es bastante vergonzoso para mi porque en un pasado lo han visto mal y bueno...

En ese instante, Zhao estaba machacándose internamente, diciéndose cosas como "estúpido" o "idiota", aunque a la vez se quitó un peso de encima.
Zhao Wang
avatar
Edad :
22

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Doko ni iku no?— Priv: Zhao Wang

Mensaje por Shi L'Jon el Mar Sep 01, 2015 8:52 pm


Poco a poco parecía poder comenzar a darle forma a las cosas, sinceramente estos asuntos no le encantaban, pero eran cosas que venía haciendo desde niño, para las que venía preparándose desde siempre. Tal vez era un poco tonto, idiota, pero podía parecerse a una especie de anime de esos para chicas jóvenes donde el chico era heredero y todas esas cosas, eso pasaba en la vida real, solo que en el anime lo endulzaban… demasiado.

Resopló, había entrenado y se había preparado mucho tiempo para algo que a fin de cuentas odiaba, pero que resultaba inevitable, después de todo él era el primer hijo, el único varón: no habían discusiones, no tenía por qué quejarse, no había nacido con ese derecho.

Inhaló con serenidad, entre lo que quería y lo que podía había una gran brecha, una que había conseguido achicar un poco a pulso, prueba de ello era su actual estancia en esta universidad justo cuando gran parte de su familia presionaba sobre que ya no era necesario para él seguir en algo así.

Vaya, para ti, al parecer nada me pega—, soltó, era uno de esos pequeños detalles que había notado la verdad, —aunque te doy la razón, no me agrada demasiado, pero tampoco lo detesto—, continuó su comentario.

No lo detestaba, no, por ahora…

La verdad era que, a lo largo de su vida, no había tenido demasiadas chances para negarse, y sí, su vida aún no era realmente larga, es decir, apenas pronto tendría dieciocho años, pero había pasado por algunas cosas, varias, que te hacían crecer antes de tiempo, y no se refería a su padre, para nada, esa solo había sido la gota que derramó el vaso.

Entrecerró un poco el mirar dando alguna vuelta para mirarle y luego regresando al teléfono, aún tenía algunas chances, seguramente para hacer lo que quisiese por un corto rato. Decidió responder al mensaje con algo corto, porque generalmente no escribía demasiado y guardó el móvil en el bolsillo delantero del jean.

Oh… gracias—, le dijo respecto al ofrecimiento de su ayuda, —aunque por ahora estoy bien—, completó el sentido de su comentario y, por un instante, dejó de lado algunas cosas para mirar al frente, de regreso al espejo de aquella exhibición, —pero, debes trabajar para que esas cosas deje de importarte—, comentó, dando algún paso detrás de él, —las tiendas a dónde vas, cosas que frecuentes, tus gustos más rebuscados, son cosas que no debes ocultar por lo que te puedan o no decir otros… si lo haces solo caes en su juego—, estaba detrás de él al decirle eso. No es que él tuviera mucha experiencia en cosas de opinión, pero estaba sometido a mucha presión durante mucho, así que podía entender esa especie de temor. Pero el primer paso estaba en querer superarlo. —A menos que sea pornografía… ahí si te diré que hay mejores formas de experimentar con eso que solo viéndolo en una pantalla—, bufó por lo bajo poniendo ambas manos en los hombros del muchacho, tal vez para causar una reacción, era lo que quería, y el otro se veía realmente nervioso, así que solo quería divertirse un poco a costa del pelinegro.




Shi L'Jon
avatar
Edad :
18

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Doko ni iku no?— Priv: Zhao Wang

Mensaje por Zhao Wang el Miér Sep 02, 2015 12:47 pm

Definitivamente Zhao quería ayudar, pero no sabía cómo. Su amigo parecía realmente frustrado con ello, aunque no lo quisiese mostrar o algo. Si no era así y Zhao se equivocaba, por lo que si metía la mano en el fuego es que ese estilo de vida iba a poder con el chico de pelos de colores. Zhao no le gustaba juzgar, pero en este caso creía que aquello iba a caer estrepitosamente y se iba a romper en cuando llegase al suelo. Zhao era egocéntrico, sí, pero ese chaval le daba buenas vibraciones y no quería verle sufrir. Además, podría ser un gran amigo.
 
Suspiró, algo disgustado por no poder hacer nada. Aún así, no sabía tampoco nada de él y no podía ayudar aunque no le pidiesen ayuda. Pero bueno, Zhao solo intentaba ser algo más amable con las personas, o eso quería pensar.
 
- Bueno, si consideras que estás bien así, no diré mucho más. - Dijo, serio, pero preocupado internamente. No quería que se notase que sentía interés hacia él, aunque era algo claro. - Aunque tampoco puedo opinar sobre aspectos físicos llevando esta ropa que incluso te sorprendió, pero yo solía vestir así.
 
Observó atentamente como él miraba el teléfono. Parecía un chico ocupado o simplemente tenía alguien con quien hablar. Eso le pareció incluso bonito, ya que él solo hablaba con sus padres por mensaje, a los cuales solo le mandaba fotos de lo que veía o lo que hacía mientras ellos respondían solamente cosas cómo "qué bonito" u "ok", y luego le mandaba mensajes de problemas de matemáticas y otras cosas a cierta chica preciosa que conoció días atrás y la cual no responde a lo que le ponía. Bueno, a decir verdad muchos habría averiguado como se resolvían o no necesitaba la respuesta instantáneamente, pero solo quería recibir noticias de ella.
 
Al verle ver su teléfono, miró el suyo que sacó del bolsillo de la chaqueta. No tenía nada. Zhao se hizo ilusiones, pero no tenía nada, y eso le hizo verse estúpido a si mismo. Tampoco tenía más amigos con los que mensajearse. Eso le hacía verse aún más estúpido. Guardó de nuevo el teléfono en cuanto volvió a hablarle su amigo. Tras mucho hablar sobre que no debería tener miedo sobre lo que piensen los demás al anunciar sus gustos, el titán puso las manos sobre los hombros de Zhao. Eso impresionó al chino. Primero porque de verdad tenía que levantar la cabeza para mirarle. Luego porque no estaba acostumbrado al contacto humano y menos al interés ajeno hacia él. Siempre había sido tan egocéntrico como para que alguien se interesase en él. Sin olvidarnos que se sorprendió al mencionar la pornografía, cosa que le puso nervioso.
 
- ¿P-pornografía? No, nunca he visto nada de ese estilo. - Zhao era un torpe, un negado y desconocía por completo lo que era hacer eso. Nunca lo había hecho. Era virgen, muy virgen. Tan virgen como puro en ese tema. Aún así, algo de comic erótico y tal había leído, pero no sabía como se hacía eso realmente. - Y-yo... - Le miró directamente, muy nervioso por confesarlo. - A decir verdad soy muy fan de los comics. Especialmente americanos y japoneses, aunque también me gusta el comic de otros países, los webcomics y esas cosas... Me divierto mucho leyéndolo porque me alejan de varios pensamientos, pero me han juzgado por eso y fue problemático.
Zhao Wang
avatar
Edad :
22

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Doko ni iku no?— Priv: Zhao Wang

Mensaje por Shi L'Jon el Sáb Sep 05, 2015 8:05 pm


Un pequeño capullo: eso era lo que él estaba viendo.

Y era gracioso, claro que lo era, para Shi no era difícil adivinar que este chico era posiblemente mayor que él por ciertas cosas, pero no lo parecía, por otras muchas, en ese aspecto le recordaba un poco a Remy, pero habían diferencias abismales, claro que sí. Resopló con la suma ligereza de un niño que ha encontrado un buen entretenimiento y se dejo ver en el espejo del escaparate para sonreír, le había pillado nervioso y eso solo alimentaba esa insana curiosidad suya.

Tras escuchar sus palabras y ver ese rostro completamente nervioso dibujó una mueca dudosa en su rostro, más que todo porque aquello le parecía muy simple, sin embargo, él no era nadie para juzgar a oro, mucho menos a la vida que pudo o no tener. Pero resopló, para soltarle finalmente.

Eres como un niño—, le dijo con completa calma, —uno muy inocente, por unas u otras razones—, claro, con ese solo nerviosismo no hacía falta ser un genio para percatarse de ciertas cosas respecto al otro pelinegro, lo cual hacía todo más entretenido, —pues… Duizhang-chan, los norteamericanos pueden ser tan idiotas como para eso, sin embargo, no voy a juzgarte por algo tan simple—, musitó con calma, para él era así, algo sencillo, aunque sabía que seguramente el otro vivió el rigor del racismo y la fobia en muchos sentidos que este supuesto “país de la libertad, hogar de los valientes” ofrecía. —Así que… ¿se supone que vas a una tienda o algo?—, le preguntó luego de algunos segundos de silencio, dando un par de pasos hacia atrás con el fin de mejorar su perspectiva, —la manera en la que un hombre decide desahogarse no puede ser juzgada por otro… o eso creo yo—, comentó con un toque de gracia.

Él se desahogaba de muchas maneras: corría hasta que sus piernas dolieran, pateaba un saco o lo golpeaba hasta que sus nudillos sangraran; leía tanto como pudiese, escribía de la misma forma, o simplemente miraba al cielo, a su eterno paraíso, y contemplaba la perfección. Tanas maneras, tantas que a veces las necesitaba una tras la otra para sentirse bien.

Resopló rascando su cuello por un ligero escozor y subiendo a la parte baja de sus cabellos, pellizcando un poco para dejar cualquier pensamiento dubitativo de lado, especialmente porque, de nueva cuenta, aquellos ojos que siempre le perseguían se habían vuelto tan condenadamente acusadores de repente. Hei estaba ahí, Hei siempre estaba ahí, ese termómetro, esa ecuación que no podía resolver, y había aprendido a vivir con él. Es solo que a veces era realmente molesto sentir esa presión en el cuello y por toda la cabeza, a veces solo deseaba que nada fuera así, pero otras también tenía bien claro que, de no ser las cosas así, él tampoco sería de la forma en que es. Y le encantaba ser como era.




Shi L'Jon
avatar
Edad :
18

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Doko ni iku no?— Priv: Zhao Wang

Mensaje por Zhao Wang el Dom Sep 06, 2015 6:48 pm

Tras todo aquello que escuchaba salir de la boca de su amigo, Zhao no pudo más que sonreír levemente. Quizás era de las pocas veces que lo hacía, pero en aquel momento sintió una total seguridad con ese chico y se sentía muy cómodo. Necesitaba alguien así en su vida urgentemente, más que nada porque no tenía un amigo. Su hermana era una preciosa compañía a la que había confiado mucho, y además sus padres también le habían dado apoyo. Aún así, ellos estaban lejos en ese momento. No había sentido seguridad en mucho tiempo respecto a las personas, incluso aunque se había juntado con más gente.
 
En el fondo, Zhao se sintió algo ofendido de que le llamaran niño, pero dada la situación se lo esperaba. Sabía que era muy inocente, pero a su vez quería ser más fuerte y parece ser que había cosas que no estaban mejorando del todo. El chico chino seguía teniendo miedo a ser juzgado y odiado. Aún así, apreció tanto la sinceridad sobre el tema y la confianza que le había dado, que no quería dejar el tema a medias.
 
- Bueno, he tenido bastantes problemas... qué no solo por eso y bueno. - Zhao sonreía aún así, aunque hablaba de temas un poco más de él, pero en ocasiones estaba bien hacerlo. - Aunque como dices, los demás son los que pensaron así. No tienes por qué ser como los demás. Te pido disculpas porque pensando así te he juzgado yo.

 
Zhao quería un amigo. Se sentía muy cómodo y real al lado del titán, y quizás por eso su orgullo se había dormido. Estaba pidiendo disculpas y siendo realista respecto a la situación, ya que pensaba que hizo mal. Quería cuidar a esa persona solo y únicamente porque sentía que él le estaba dando una oportunidad. Solo había sentido esas cosas por varias personas, exactamente su familia, y se sorprendía incluso él de sentir una comodidad similar con ellos.
 
Para empezar a pasar tiempo juntos, tendría que empezar a dejarse conocer. Además, veía extraño a aquel chico, resoplando. Zhao pensaba que quizás se estaba aburriendo o que había dicho algo mal, y su orgullo seguía dormido. Realmente quería un amigo... Pero, ¿estaba bien ser amable y considerado cuando realmente no lo es y que eso fuese a malas? Realmente no era mal tipo pero tenía detalles que podrían sacar de quicio al chico. Tampoco podía pensar que iba a juzgarle, porque eso sería juzgar y se volvía un círculo vicioso. De tanto pensar, Zhao se puso nervioso hasta el punto de que habla o explotaba.
 
- B-bien. - Tartamudeó un poco. - Si, voy a una tienda de comics que hay por la zona. Me gusta comprarme algunos y muchos salen semanalmente. - Le miró directamente a la cara, esta vez serio como solía estar, aún algo dudoso porque su cabeza no le dejaba ser tan natural como siempre. - S-si quieres, puedes venirte y... No sé. - Volvió a tartamudear. Socializar no era lo que mejor se le daba a Zhao.
Zhao Wang
avatar
Edad :
22

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Doko ni iku no?— Priv: Zhao Wang

Mensaje por Shi L'Jon el Sáb Sep 12, 2015 1:46 pm


Shi era alguien… peculiar, si se quiere ver de esa forma. Resopló con suma ligereza escuchando las palabras del otro varón, ciertamente su experiencia en ese sitio le decía que la gente era así… los chicos venían con el afán de, uno, perjudicar, o dos, aprovecharse de su situación o por el pedido de sus padres para lograr beneficios en las empresas de su familia; y las mujeres… bueno, ponles algo bonito en frente y, a parte de lo anterior, venían para pasar el rato, habían muchas así, aunque él no era “así” no tanto al menos. Ya nada, si se limitaba a ser sincero.

Inhaló y exhaló dando algunos pasos, la verdad esto de los insultos y eso le venía, él muy pocas veces había reaccionado ante esas cosas, porque siempre había pensado que la mejor defensa era la ignorancia, pero, cuando eso quedaba de lado y se veía inmiscuido en peleíllas, digamos que hacía que el entrenamiento valiera la pena… a veces debías ganar respeto de esa forma aunque no lo compartieras. Se alzo de hombros y negó con la cabeza ante las disculpas del otro.

Eso quiere decir que eres bueno eligiendo, no te preocupes—, murmuró, en su cabeza estaba pasando lo mismo de siempre: su mente jugando con las ideas, almacenando datos, guardando cuanto detalle le fuese posible para saber detectar más reacciones, en eso se basaba más que todo y más que nada para continuar por estos lares… y que no tenía realmente nada por hacer.

Subió la mano izquierda para jugar con los zarcillos que portaba esa vez en la oreja de ese lado, tal vez pensando un poco más ciertos asuntos, ciertas condiciones…

Pues… supongo que no tengo mucho que hacer—, comentó bastante sereno en especie de evaluar mentalmente una agenda, —y el supermercado al que voy queda por el camino al que vas… así que está bien—, aceptó aquello soltando una especie de bufido. Él debía ir a comprar una montaña de vegetales y brotes, de condimentos que pudiera consumir, mucho atún, mariscos y alimentos sin gluten, el supermercado al cual iba tenía secciones especiales para personas con anemia, intolerancia y cosas así, le prestaba bastante, sin dejar de mencionar que sus productos naturales siempre eran frescos.

Esa gente, en él, se habían ganado a un cliente frecuente, quizá gracias al doctor que le había, básicamente, prohibido ser un adolescente común y corriente.

Volvió a sacar el móvil para volver a observar la hora, eran casi las dos de la tarde, vio un mensaje de un número desconocido y, en consecuencia, lo dejó de lado… quizá sabía que tendría que ir a un trabajo luego, pero no quería preocuparse de eso por ahora… las charlas sucias solo le daban un asco tremendo.

Hagamos esto…—, soltó después de algunos segundos de contemplar la pantalla y guardar el móvil, —yo te acompaño a la tienda, tú a mí al súper, y luego comemos algo—, se armó una especie de estrategia curiosa, —¿te parece?—, preguntó finalmente. Igual si él no quería no tenía caso, seguiría la jornada nocturna como se había planeado, pasando por el departamento para buscar algo más de “ropa adecuada” para esa situación.





Shi L'Jon
avatar
Edad :
18

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Doko ni iku no?— Priv: Zhao Wang

Mensaje por Zhao Wang el Dom Sep 13, 2015 3:32 pm

Zhao había llegado a un punto de calma extrema y bajó la guardia. Sentía que con su amigo titán podía ser él mismo sin necesidad de ser juzgado, por lo que intentó ser él mismo lo máximo posible. Aunque si algo temía es que él no dejaba de ser ese chico orgulloso y egocéntrico, y eso aún así tenía que controlarlo. Quería intentar hacer un amigo, y ser de ese modo le iba a traer problemas con él, aunque no le costaba ser de otro modo. Zhao veía a "titan-san" como alguien superior a él. Desconocía aún así su edad, pero desde el primer momento se sentía inferior, y más aún después de verle en temas de negocios. Quizás no estaba mal, por una vez, que su orgullo le permitiese tener a alguien mejor que él. Por ahora.
 
- Me parece bien tu plan. - Contestó, llevándose las manos a los bolsillos. - Además, yo tengo todo el tiempo del mundo hoy. Es Sábado y no hay clases. - Sonrió, pero poco. Cuando sonreía mucho podía dar miedo y le daba vergüenza porque le parecía horrorosa.
 
Zhao aún era bastante malo socializando. De juntarse a puñetazos con la gente a tener problemas hablando fue un cambio que sucedió del día a la mañana. Al fin y al cabo, se quedó solo hasta el punto de odiarle y acabó siendo marginado. Razones de pecho para querer volver a empezar en un nuevo lugar, pero eso le hacía torpe. Muy muy torpe.
 
Mientras tenía la mano en el bolsillo, notó como su teléfono vibraba. No era una llamada porque no era intenso, por lo que sabía que era un mensaje o un correo. Lo sacó de su bolsillo, lo desbloqueó y miró la pantalla, leyendo lo que ponía. Era un correo de su querida hermana. Ya solo por eso le llenó de tortura el cuerpo, debido a que la echaba de menos horrores. Quizás no eran hermanos de sangre, pero la idolatraba muchísimo y la quería. Eso si, aunque no fueran hermanos de sangre, ambos amaban el manga y habían compartido muchos gustos de ello, por ello, el correo iba sobre eso.
 
La hermana de Zhao le comunicó que había salido un manga que él quería con ansia. Quería informarle para que mirase a ver si había salido ya en su tienda cercana, porque había salido traducida en varios idiomas. Al fin podría tener el primer tomo en su cuarto y lo quería con ansia. Tanto que se le iluminaron los ojos y sonrió. Esta vez aunque diese miedo. Luego miró a su amigo, esta vez serio.
 
- Mi hermana acaba de decirme que ha salido un manga que necesito con mucha urgencia. - Estaba totalmente serio, pero por dentro estaba disfrutando. - Por lo que, si no te importa, vayamos ya. Parece ser que lo han traído hoy a las tiendas, y si mi hermana viene de visita y no lo lee, quizás se enfade conmigo. Ambos somos raros. - Sonrió un poquito.
 
Hablar de su familia le daba nostalgia. Al fin y al cabo, era su único golpe de felicidad que tenía en su verdadero hogar. Aquí estaba conociendo a mucha gente que quería apreciar en un futuro, pero no había nada como su familia, aunque no fuese de su sangre.
 
Aunque había algo en él que le hacía querer conocer a sus padres biológicos.
 
Eso era lo de menos ahora. Quería ir a la tienda, por lo que señaló en dirección a donde estaba y comenzó a caminar, deseando que ese chico al que quería llamar amigo sinceramente le siguiese y que pudiese pasar por primera vez una agradable tarde con alguien que apreciaría, y no fuese de su casa.
Zhao Wang
avatar
Edad :
22

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Doko ni iku no?— Priv: Zhao Wang

Mensaje por Shi L'Jon el Sáb Sep 19, 2015 1:43 pm


Vaya, vaya… eso era bastante raro, bastante raro. Pero eso lo hacía tal vez solo más interesante.

Le vio meter la mano para buscar su teléfono y simplemente siguió dando un par de pasos hasta detenerse, estaban frente a un kiosco de revistas donde vio una que le llamó la atención por la persona que salía en ella, claro, ¿cómo no?, si no era otra que la damita de cabellera rosada que últimamente animaba sus días, y algo más. Aunque claro, era una revista rosa, el título lo decía todo, sin embargo, no le importó pagar el costo, después de todo no era mucho, y la tomó entre manos mientras notaba como el otro hablaba por teléfono, al parecer con alguien de la familia, le pareció.

Cuando le tuvo al frente le quitó la vista por un instante a la portada de la revista y lo vio a él.

Oh… los otaku son tan interesantes—, murmuró, le había visto sonreír y se veía tan raro, era como si su rostro no estuviera precisamente diseñado para eso, y ese simple hecho le hacía verse divertido a los ojos del alto pelinegro que siempre solía curiosearlo todo. Entonces le siguió al caminar por la dirección que él había marcado, —tener esa clase de gustos entre hermanos debe ser divertido—, murmuró medianamente audible mirando la cabeza del otro hasta poder alcanzarle en cuestión de un par de segundos.

La verdad es que él no gozaba de eso, es decir, desde muy niño fue forzado a educarse en todos los aspectos posibles, casi parecía que esa memoria tan perspicaz suya le traicionase, no podía olvidar nada, nada, ni siquiera lo que pensaba que había olvidado, siempre y cuando fuesen conocimientos técnicos se quedarían grabados en su mente. Resopló ligeramente por pensar en todo aquello, sus hermanas de igual forma habían sido llevadas a aprender muchas cosas, pero alejadas de él y, luego de la muerte de su padre, Shi había sido enviado a China sin derecho a pataleo.

Todo era complicado. Maldita complicación… no renegaba de lo que tenía, era así por lo que había tenido que pasar, pero tampoco se sentiría orgulloso por tener que dejar a su familia de lado. Exhaló, pensar demasiado tampoco era bueno, como dijo el otro, era fin de semana y él tenía su tiempo libre.

Entonces tomó la revista, aún estaba pendiente del lugar a donde el otro quería llegar, aunque estaba seguro de donde era, ya que solía pasar por ahí de camino al súper donde compraba su comida y otras cosas que le eran necesarias, tampoco andaba perdido, después de todo llevaba varios meses por la ciudad, pronto sería un año, y eso lo hacía todo más gracioso.

Vio la foto de la damita en la portada, aunque no era precisamente primera plana, sino algo como un chisme lateral, por lo cual la abrió en la página indicada y comenzó a leer, vaya, era una buena foto, por lo que no evitó bufar del gusto aunque fuera un poco, ahí hablaban de supuestos rumores de noviazgo de la señorita en la universidad, y también había una foto de ella con un chico “alto y pelinegro” por lo cual no pudo evitar reír, esos eran ellos dos en algún encuentro dentro del campus. Siempre tenían cuidado de no llamar demasiado la atención, pero tampoco le importaba a él que todo saliese a la luz, pero a ella sí, supuso que porque tenía más que perder.

Duizhang-chan, ¿has tenido alguna novia o novio?—, le preguntó de repente, de cierta forma no era como si algo le consolase, o escuchar algo cambiara las cosas, pero solo quería saber un poco más y distraerse, eso era todo. Cerró la revista y decidió enfocar la vista al frente enrollándola en su mano y llevándola algo más apretada.




Shi L'Jon
avatar
Edad :
18

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Doko ni iku no?— Priv: Zhao Wang

Mensaje por Zhao Wang el Sáb Sep 19, 2015 4:14 pm

Zhao se dio cuenta de que su acompañante había comprado en un instante de despiste una revista. El chino intentaba observarla con atención, curioso por saber que tipo de prensa era, pero parecía prensa rosa y eso le llamaba la atención bastante. No pudo comprender como podía gustarle aquello, ya que pensaba que no pegaba para nada con él y eso le hacía incluso una gracia interna. Quizás también era porque el mundo de la gente famosa y tal no llamaba mucho en la vida del joven jugador de voleibol. Además, si se hiciese famoso sería un problema. Había sido amenazado en su anterior ciudad y salió corriendo de allí para esquivar aquello, por lo que no le quedaba otra cosa que marcharse. Si saliese en un lugar así, todos sabrían donde está.
 
En ese momento pensó de nuevo en su pobre hermana. Pensaba en cómo estaría. Él solía defenderla de los malos tratos en su escuela, y ahora había llegado a la universidad, ya que ambos se llevaban dos años y Zhao repitió. Ella podría venir a la misma universidad que su hermano, pero decidió quedarse allí. Eso en parte molestaba a Zhao, ya que podrían hacerla daño y no estaría allí para defenderla. Suspiró, escuchaba las palabras de su amigo también, que le traía más en sus pensamientos a su querida hermana.
 
- Oh, si. Mi hermanita y yo crecimos entre ese tipo de gustos, pero a la vez es complicado. Al fin y al cabo, en mundo de un otaku es bastante grande y extenso y hay mucho donde elegir. Quizás se tengan opiniones diferentes y eso cree un enfrentamiento... - Miró al titán, sonriendo. - Y créeme, no quieras nunca tener una discusión con ella. Aunque a la vez me trae buenos recuerdos y me hace echarla de menos, francamente. - Suspiró. Zhao se sentía inquieto. Sabía cosas de sus padres, pero apenas cosas de su hermana. Pensó que quizás si hayan pasado cosas y nadie quisiera decírselo. Sospechaba un poco de la situación. - Espero que esté bien.
 
Era la primera vez que Zhao caminaba con un amigo por la calle desde hace mucho tiempo, y Zhao cada vez se sentía más nervioso. No paraba de pensar en que quizás hiciese algo mal con él, ya que le veía claramente superior y que por eso podría renegar de él o algo, pero pensó que si seguía así, se notaría su inseguridad y todo se iría al traste.
 
Luego, ahí llegó la pregunta. Zhao se sobresaltó. No se esperó para nada aquella cuestión que fue planteada, ya que no estaba acostumbrado a esa clase de cosas, y menos tan privadas, pero la amistad era confianza, ¿no? Por ello, tragó saliva y miró al titán.
 
- Pues no. Nunca he tenido pareja de ningún tipo. - Suspiró. En parte pensó que era algo triste porque sabía que, con esa edad, era extraño que aún no hubiese experimentado nada de nada con nadie. Ni cogerse de las manos, excepto con su familia, ni besarse... Y mucho menos haber tenido cosas más allá de eso. Cosas más especiales, nunca. Ni si quiera un pequeño rollo de una noche, nunca. - No he tenido la oportunidad de darme tiempo para ese tipo de cosas, supongo. - Se rascó la cabeza. - ¿Y tú? ¿Has tenido o tienes pareja? Siento si la pregunta es demasiado comprometida, pero a decir verdad quiero saber sobre el tema.
 
Recordó que tenía una extraña revista en la mano, pero estaba curioso por otra cosa. ¿Quizás ese chico podría ayudarle a saber qué hacer cuando se topa con la persona que le gusta?
Zhao Wang
avatar
Edad :
22

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Doko ni iku no?— Priv: Zhao Wang

Mensaje por Shi L'Jon el Sáb Sep 19, 2015 5:27 pm


No hizo más que reír medianamente, él había tratado con personas así el año que pasó en una preparatoria en Japón, chicos normales, era tan esquivo y curioso que desease resalar algo como eso, pero no era otra cosa que la más pura verdad… aquellos días obviamente los atesoraba, sin embargo, al final siempre tenía que haber un punto en el que todo se volvía indeseable, como aquellos momentos en el pasado en los cuales le vieron la cara. Resopló, recordar era una porquería cuando no podías olvidar nada.

Le vio sobresaltarse, de alguna forma, por toda esa historia que le había contado el otro antes, pensó en la respuesta que recibió, aunque jamás la tomó como obvia, simplemente no podía como que permitirse algo así, ya que el mundo estaba lleno de personas y de hechos impredecibles.

Así que no has tenido tiempo… es curioso—, murmuró luego de un par de segundos de que el otro terminase de hablar, el amor solía ser esquivo cuando lo que estabas era preocupándote por no salir malherido, entonces dejaba de lado el hecho de querer preguntarle algo al respecto, era complicado, pero real al final.

En medio de su caminar algo salió de su mente, al menos el otro no se había vuelto loco al escuchar la obvia diferenciación entre novia o novio, para el varón de cabellera multicolor aquella distinción era algo normal, es decir, no es que en su familia fuera permitido, pero a veces hasta él podía hacer lo que se le viniera en gana, especialmente porque casi nunca había sido nada serio.

Pues… experimenté mi primer amor hace más de un año, pero terminó pesimamente—, aclaró aquello de lo más sutil que pudo y exhaló, la verdad que todo eso había sido más profundo para él que un simple comentario, pero ahora podía darse la libertad de tratarlo de esa manera, se sentía con el poder de hacerlo, en definitiva, —y no te preocupes… creo que lo justo es que yo responda a algo que he preguntado inicialmente—, razonó alzando los hombros ligeramente jugando con los movimientos de aquella revista enrollada en su mano.

En ese momento sintió el mirar de Hei sobre él, esa intensa aura acusadora que desprendía le habían hecho pensar que su alucinación realmente no sentía ningún agrado por Fai, pero no era como si eso realmente llegase a importarle, se sentía lo suficientemente convencido de todo como para poder aguantar a esa presencia penetrante y que, cuando quería, le atormentaba a su antojo, si era por algo que él consideraba como mejor. Y debía serlo, después de todo podía recordar su nombre, nada muy destacado para otros, pero sí para alguien como él, quien se había esforzado por encontrar un buen apodo, pero no lo había conseguido.

Aunque… te advierto, si trabajas para un periodista o algo parecido, no tendré compasión contigo, sin importar lo bien que me caes ahora—, soltó, después de todo eso era posible, antes había sido posible y él había pagado las consecuencias de confiar en otro, no quería repetir los errores, pero en parte era como era ahora por ellos.

Y el mirar que le dirigió quizá no fue bonito, pero fue porque quería ver su reacción, le mostró al “Shi de verdad” por un segundo, con ojos penetrante y un rostro completamente taciturno y serio, lo demás lo decidiría después de ver que pasaba tras el otro encontrarse con eso.



Última edición por Shi L'Jon el Vie Sep 25, 2015 1:00 pm, editado 1 vez



Shi L'Jon
avatar
Edad :
18

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Doko ni iku no?— Priv: Zhao Wang

Mensaje por Zhao Wang el Dom Sep 20, 2015 8:54 am

El amor. Ese mundo totalmente desconocido para Zhao. Quizás hace no mucho se prendó de aquella joven, como si se hubiese enamorado de la portada de un comic nuevo. Solo el rostro de aquella chica le bastó cómo para que se sintiese extraño y descontrolado. Odiaba perder el control, y definitivamente ese tema era le descolocaba todo en menos de un segundo. Aún así, esa chica pasaba bastante de él a pesar de conocerla de pocos días. Miraba el teléfono esperando que le ayudase como prometió, pero no lo hacía. Estaría ocupada, o eso quería pensar, ya que todo le venía nuevo. No quería pensar en estupideces de chico celoso.
 
No le sorprendía ni un poco que aquel chico, del cual pensaba que era guapo y que tenía una buena personalidad, hubiera tenido un romance antes. Aún así, estaba bastante confundido con el hecho de que pudieran haber terminado. El chico titán le parecía un buen tipo de buenas a primeras. Aunque no sabía ni un poco como podría ser a largo plazo, no parecía un mal tipo. Además, notaba que él aún veía algo sobre eso, y lo recordaba con cariño, y no sabía si también con dolor.
 
-Quizás esto sea algo más privado de lo normal, el hecho de preguntar esto. Aún así, -tragó saliva. Le daba miedo que se molestase por ello-, ¿por qué eso terminó? Soy un poco novato en estos temas y no me disgustas como persona. -miró a su amigo mientras caminaba-. No sé, es quizás más opinión personal que otra cosa diciéndote eso.
 
Pero luego fue amenazado extrañamente. No comprendía para nada aquello. Desconocía si quiera quien era esa chica, por lo que se sorprendió. Incluso se asustó y se notó notablemente, más que nada porque fue algo que le pilló de nuevas. El mismo pensaba que era tan estúpido cómo para ser un topo, ya que a él no le iban esas cosas. Ya de por sí no sabía qué era lo más del momento respecto a la prensa rosa, cómo para querer ser un chivato de algo que desconocía.
 
-No entiendo eso que dices. A mi no me gustan esos rollos. Estudio arquitectura y respeto, en un noventa por cierto de los casos, la privacidad ajena. -miró hacia otro lado, algo disgustado-. Tampoco me gusta perder el tiempo en esa clase de asuntos aunque me pagasen por ello. Sería jugármela mucho en según que cosas.
 
Estaban llegando ya a su destino. Parecía que no había mucha gente en la tienda a pesar de ser fin de semana, por lo que era agradable ya que entraría y compraría varias cosas sin necesidad de aguantar un cúmulo de gente. Tampoco quería entretener de más a su amigo, del cual aún no sabía su nombre real, por lo que creía que era hora de decir su nombre.
 
-Por cierto, suelo llamarte "titan-san" porque eres alto, pero tampoco conozco tu nombre -Zhao sonrió a su acompañante-. Mi nombre es Zhao Wang. Sé qué es un poco tarde, pero...
Zhao Wang
avatar
Edad :
22

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Doko ni iku no?— Priv: Zhao Wang

Mensaje por Shi L'Jon el Vie Sep 25, 2015 1:30 pm


Interesante, interesante… vaya que sí lo era, la manera de hablar de este chiquillo, llamado así tal vez solo por la distancia en centímetros, era bastante llamativa respecto a lo que había pensado en un inicio, aunque claro, no es como si hubiera pensado demasiado en el asunto, no era de ese tipo y eso no representaba nada más que la verdad.

Tenía una entre muchas malas costumbres, solía evaluarlo todo y luego dar una resolución, porque, la mayoría del tiempo, si no escuchabas el completo contenido de algo entonces podías simplemente meter la pata y quedar como el idiota más grande de tu mundo, cosa que al pelinegro particularmente no le venía para nada. No tenía ánimos de humillarse a sí mismo ni aunque aquello se considerase necesario. Por lo tanto solo sonrío y, consciente de que se acercaban a su destino, dio un par de pasos par alcanzarle y, sin importar si era vito o no, llevó una mano a la cabeza del otro y alborotó sus cabellos a destajo.

Eso es bueno, es genial Duizhang-chan—, comentó con suma calma y quizá un poquito de emoción, ni más ni menos, adelantándose, observando la tienda… había visto sitios como estos antes, pero nunca había tenido la fortuna de entrar. —y soy Shi, Shi L’Jon si lo abreviamos—, le dijo, ciertamente era interesante aquel mote, pero nada raro, —y puedes llamarme así… después de todo, a pesar de que me digas tu nombre, no podré recordarte por él, lo haré por el mote que te di—, fue sincero al respecto, él era quisquilloso en ese aspecto de su vida, pero no era otra cosa sino inevitable, ¿qué acaso todo eso no se volvía conocimiento técnico con el tiempo? Quizá, pero su cerebro no solía, o no podía, interpretarlo así.

Finalmente decidió entrar por propia cuenta a la tienda, después de todo igual iba a entrar con el otro, así que no habían problemas. Adentro era… como algo ligeramente separado, ambiente de tiendas en fin, no era nada realmente incómodo, pero si extraño para alguien como él.

Oh… se ve divertido—, comentó más para él mismo, regresando a mirar al otro pelinegro a quien acompañaba esta vez, —ahora… respondiendo a lo que preguntaste antes… supongo que si es algo privado—, habló en primera instancia para ladear ligeramente la cabeza, tal vez pensando en algo, tal vez no pensando en nada en ese instante –aunque eso era teóricamente imposible-, —pero, para resumr… digamos que me enamoré de una señorita que al final terminó por, ¿serme infiel le dicen?—, contestó a su manera aquello, —algo así—, terminó para jugar con su cabeza de un lado a otro y bufar, —realmente no es bueno pensar en el pasado cuando el presente parece ser mucho mejor—, se alzó de hombros armando una ligera sonrisa, —y no te preocupes, también soy un novato en esto el amor… siempre será algo tan impredecible e inentendible que la lógica no podrá solucionar, ¿no se te hace interesante?—, le cuestionó, sacar conversa no era malo en ciertas ocasiones, especialmente cuando no sabía con total certeza qué tanto venía a hacer el otro aquí.




Shi L'Jon
avatar
Edad :
18

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Doko ni iku no?— Priv: Zhao Wang

Mensaje por Zhao Wang el Miér Sep 30, 2015 1:14 pm

Alborotaron los pelos de Zhao, y él se sintió bien. Sintió que era parte del cariño de lo que podían dar los amigos, y eso emocionó al chico oriental más de lo normal, pero no lo exteriorizó. No quería mostrarlo, pero estaba feliz de sentir lo que era un amigo. Esta vez si, estaba seguro de que él podía serlo, aunque aún seguía inseguro por algunas cosas. No sabía cómo vería algunas cosas de su pasado ni tampoco sabía cómo le juzgaría por sus padres. En un pasado, él y su hermana sufrieron mucho por aquello, y le daba bastante miedo. No quería perder la conexión que quería formar con Shi por aquello, pero saldría tarde o temprano, aunque por ahora tendrían que esperar.

-Encantado, Shi... Aunque yo seguramente siga llamándote Titan-san -dijo, sonriendo levemente y mirando a su acompañante, algo tímido aún así-. Me cuesta mucho recordar nombres y la verdad es que eres alto cual titán, te pega.

Su acompañante entró antes que él, por ello Zhao se apresuró y entró igual, mirando por todas partes. Aquella tienda tenía multitud de cosas que entusiasmaban al joven chino, ya que no solo había comics y mangas, si no también figuras, peluches, y todo tipo de merchan. También había gente jugando a juegos de rol. El chino siempre se había entusiasmado por ellos, pero cómo nunca había tenido amigos, nunca había podido jugarlos. Chasqueó la lengua, tenía ganas de compartir estas cosas con alguien.
Aún así, escuchó a Shi. Ser infiel a alguien era algo que Zhao consideraba cual traición. No entendía prácticamente nada sobre el amor pero sabía que era aquello, ya que no solo se puede ser infiel respecto a una relación de pareja. Además, había leído multitud de mangas para saber lo que era eso, y aunque fuese estúpido, lo entendía mejor pensando en ello. El chino puso una mueca mostrando algo de desaprobación. Ser infiel en una relación no estaba bien.

-Bueno, piensa en que esa persona ahora está muy lejos y, cómo dices, el presente puede ser mejor. Esa persona no te merecería ni estaríais hechos el uno para el otro -se asustó el solo al darse cuenta de que estaba hablando totalmente serio, por lo que levantó las manos agitándolas por aquella forma de expresarse-. P-pero realmente solo es una opinión personal. A decir verdad nunca he tenido pareja y no sé que es siquiera eso, por lo que quizás esté hablando de más. Aunque es bien cierto que me gustaría saberlo.

Con esa última frase, miró hacia abajo levemente. Ahora parecía serio, pero algo disgustado por la situación. Nunca había tenido pareja, ni sabía que era, y quizás por ello tenía algo de envidia de las demás personas. La única persona por la que había sentido algo, lo sintió días antes y fue un simple flechado, por lo que ni si quiera sabía que era estar pillado por alguien.

Levantó la cabeza, buscando el tomo que su hermana le había pedido, pero no tardó en encontrarlo. Aún no estaban apilados en las estanterías, y parecían que los habían traido recientemente, por lo que estaban en una mesilla cercana. Sus ojos brillaron y se acercó a ellos, abriéndolos muchísimo, realmente contento.

-¡Aquí está! -dijo en alto, más animado que cuando pensaba sobre su vacía experiencia amorosa-. ¡Esto le encantará a Mei!
Zhao Wang
avatar
Edad :
22

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Doko ni iku no?— Priv: Zhao Wang

Mensaje por Shi L'Jon el Sáb Oct 10, 2015 9:39 pm


Este no era su mundillo, estaba claro, era el del otro, y tampoco es como si él tuviera uno predilecto, para nada. Una de las ventajas de nacer donde había nació era que lo tenías todo, la más grande desventaja era que, al tenerlo todo, finalmente no tenías nada, y a veces podía sentirse así incluso cuando aprovechase enormemente los beneficios que su educación rebuscada le daban a nivel intelectual.

Miró por los alrededores, en Japón había estudiado en una preparatoria en Nagano y había conocido a muchos tipos de chicos y chicas, alguno de ellos seguramente tenía que estar orgulloso de asistir a este tipo de tiendas, aunque él no era como si hubiera intimado demasiado con ellos, solo con unos pocos. Y todo había salido mal.

Um… Duizhang-chan, yo tú no andaría por ahí diciendo que nunca he tenido pareja—, mencionó con algo de gracia por aquello que había escuchado, —aunque… es admirable escuchar a otro decir de mí que “no me merecían” es interesante, supongo que tienes razón—, murmuró, “a pesar de que realmente no me conoces”, sería el pedazo perfecto para complementar al final, pero el pelinegro decidió dejar las cosas por la paz al menos en ese instante, después de todo no es como si estar en este contexto no representase una mejor experiencia que recordar un pasado que más bien quería dejar bien enterrado por ahí por donde bien le viniese.

Pero no pudo evitar reír un poco al verle alzar aquel libro en formato “libro de bolsillo” como bien los recordaba. Sinceramente, en ese momento, el –previsiblemente- mayor, resultaba un poco parecido a una escena que recordaba del Rey León. Bufó algo más bajo por eso, no perder ciertos recuerdos a veces tenía una ventaja considerable.

Se alborotó los cabellos sabiéndose presa de cuchicheos por ellos a su alrededor, claro, la tienda no estaba precisamente desierta, para nada, pero no era algo que le preocupase, ni mucho, ni poco. Miró al otro quizá ya más calmado y recobró un nombre.

Así que… tu hermana se llama Mei—, contempló al instante, ojeando alrededor algunas estanterías. Particularmente si él fuera a leer manga lo haría en japonés, para el varón resultaba más realista… pero prefería mil veces quedarse horas contemplando el cielo en busca de un avistamiento a eso.

Cada quien tenía sus gustos, personalidad, le decían.

Metió ambas manos en sus bolsillos y dio algunos pasos para acompañar al otro, previsiblemente, al mostrador para que cancelara aquel libro que tan feliz había logrado ponerle. La gente era curiosa, en este mundo habían muchos tipos de personas, con muchos matices distintos que eran reflejados en la clase de gustos que tenían y llegaban a desarrollar, eso lo sabía perfectamente, por eso, mientras más personas observaba, más expresiones y detalles podía guardarse, a fin de nutrir su diccionario personal al respecto, a fin de ser mejor en aquello en lo que –al menos gran parte de su familia- consideraba que era lo único para lo que debía servir.





Shi L'Jon
avatar
Edad :
18

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Doko ni iku no?— Priv: Zhao Wang

Mensaje por Zhao Wang el Lun Oct 12, 2015 10:02 am

-¿Por qué no debería decirlo? Ya de por si sé que es extraño, pero no tengo ningún problema en admitirlo -Zhao se rascó la cabeza mientras miraba a su amigo, confuso por aquello que dijo-. Vamos, yo no sé que es eso del amor y mentir a quien pueda ser mi pareja o ocultárselo me parece erróneo.

 
Zhao se vía bastante inexperto y torpe respecto a sentir algo por alguien, quererle y hacer lo posible para que sea feliz, pero si algo pensaba que tenía era lógica. Entendía que estaba mal ocultarle a la persona que podría ser su próxima pareja su inexperiencia. Lo que estaba claro es que no iba a decir por los cuatro vientos que él solo sabía que era eso del amor y esas cosas por mangas y por lo que su familia le había enseñado. Era bastante estúpido no haber tenido nada de nada con la edad que tenía el chino, pero había ocupado su vida con otras cosas anteriormente y no le había dado tiempo ni curiosidad. Ahora, estaba hecho un estúpido novato.
 
-Yo creo que es mejor que lo pienses del modo que yo te digo, respecto a ti y a tu expareja. Las personas que acaban dejándolo... Supongo que es porque sus destinos no estaban escritos juntos. O eso quiero pensar, aunque se puede aplicar a todo el mundo.
 
Cogió el tomo que tenía en sus manos, que había ojeado antes y que tanto quería. Luego, miró a otras partes de la tienda esperando ver si había algo más interesante que comprar, pero muchos de los tomos salían mensualmente por lo que era estúpido mirar de nuevo si salieron una semana atrás. Solo que tendrá que apuntarse de nuevo más fechas para saber cuando comprarlos y así ir haciendo los mínimos viajes posibles. Zhao tenía que controlar todo eso. Cuanto más tiempo pueda aprovechar haciendo el menor número de viajes, mejor, ya que su orgullo no le permitía perder el tiempo.
 
Vería de atrasar totalmente su búsqueda de nuevos mangas una semana, comprando así todos a la vez o por lo menos su mayoría. Ir a la tienda una vez cada dos semanas, aunque tuviera que acumular muchos comics y mangas de una semana anterior, era mucho más factible y más fácil de manejar respecto a dinero, que gastar poco dinero todas las semanas y andar cargando además de perder el tiempo extra del viaje. Además, si compraba semanalmente se acumulaban. Estaba claro que mejor ir cada dos semanas, pero le daba pena ir solo. Shi no estaba en aquel mundo, por lo que estaba claro que no le molaba aquello de antes y no iba a poder meterle a esas alturas.
 
-Bueno, mi hermana se llama Meiyin. Yo la llamo Mei porque es más corto y más fácil de recordarlo. Muchos de los nombres chinos pueden ser dificultosos de pronunciar, por lo que me acostumbré a llamarla de ese modo... Y creo que soy el único que le llama así -Zhao sonreía, estúpido, pensando en su hermana, a la cual echaba mucho de menos-. Además, creo que queda cariñoso que un hermano llame así a su pequeña hermana, ¿no?
 
Sonrió, mirando a su acompañante. Luego, buscó con la vista la caja para pagar y se dirigió allí esperando a que él le siguiese y luego salir de allí, ya habiendo hecho sus compras. Ahora tocaba acompañar a Shi al supermercado.
Zhao Wang
avatar
Edad :
22

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Doko ni iku no?— Priv: Zhao Wang

Mensaje por Shi L'Jon el Mar Nov 10, 2015 1:03 pm


Bien, bien—, murmuró con cierta calma, resoplando en ligerezas, —la verdad, hablar mucho de eso es un tanto… raro, ya sabes—, soltó, se refería directamente a él por una razón muy sencilla, no acostumbraba intimar demasiado con nadie en el sentido de la normalidad, que por el otro lado era un asunto completamente diferente, por lo que, hablar de algo que su madre quizá conocía por puro instinto maternal, y que su actual pareja tan solo lograba intuir, pues no era realmente lo suyo.

Rió por lo bajo, esta ciudad traía muchas cosas, divertidas, llamativas, del tipo que rara vez podrías evitar.

Una sonrisa, luego de aquellos gestos y de verle afirmar su tomo, le llevaron a meter ambas manos en los bolsillos con cierta escena curiosa.

Bueno… la mayoría de las personas intenta pronunciar ambos nombre al completo, porque piensan que eso de recortarlo es irrespetuoso—, comentó con serenidad, a él le pasaba lo mismo cuando iba a sitios como Corea o China, donde, por decirlo de alguna manera, su nombre no era exactamente su nombre, —sin embargo, si es tu hermana, hay claras confianzas—, agregó para complementar su opinión mientras caminaba junto a él a la caja, donde el otro pagaría su libro, —sé lo que es eso… mis hermanas solían emocionarse mucho al ser llamadas por diminutivos, por alguna razón—, alzó sus hombros demostrando duda.

Tenía presente el cariño de sus hermanas, a pesar de que no pudiera pasar casi nunca tiempo con ellas, ni siquiera estando de vacaciones. No iba a mentir, las extrañaba; nunca había sido completamente cercano a ellas porque él siempre estaba estudiando algo o trabajando en otra cosa, pero eso no disminuía el cariño que les tenía, el cuidado y la vida que quería para ellas. Por supuesto, la única razón por la cual estaba aquí hasta ahora, por la que no desaparecía y dejaba a todos para que hicieran lo que les diera la gana con sus empresas y sus consorcios, sus inversiones y su dinero, pero no… ellas estaban en medio, si él se iba, sus hermanas perderían su vida.

Entonces, ¿estaba bien sacrificarse por algo mayor? Aún no estaba seguro de eso, claro que no.

Pues… creo que es momento de ir al súper—, habló luego de que el otro pagara su mercancía, —verás a un vegetariano obligado en acción—, rió un poco alborotándose los cabellos para peinarlos hacia atrás, dando cuenta de cómo caían por reflejo hacia el frente un poco mal, peinándolos para regresar al estilo más normal que conocía, “lo de siempre” si se quiere. Después de todo, era algo suficiente con inventar con los colores




Shi L'Jon
avatar
Edad :
18

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Doko ni iku no?— Priv: Zhao Wang

Mensaje por Zhao Wang el Miér Nov 11, 2015 12:30 pm

En aquel instante, Zhao se dio cuenta de que en ocasiones era demasiado amigable. Quizás era tanto por las ganas de cambiar respecto a los años pasados, como el ambiente de amor y paz que había dentro de casa. Le gustaba mucho ese tipo de situación melosa, y no le costaba ser agradable cuando veía a los otros como personas y no como idiotas. Idiotas del estilo de él, vamos.
 
-Bueno, entonces no mencionemos más el tema si es raro -tenía razón. Había cosas que Zhao había mencionado con facilidad o como si fuesen amigos de toda la vida. Quizás es que aquel chino se había acostumbrado a hablar con aquel chico y estaba poniéndose cómodo, pero quizás debía poner alguna frontera y callarse sobre algunas cosas.
 
Ya había pagado y tocaba ir hacia fuera. Observó la bolsa con el manga.
 
-Pues sí. Quizás es que yo me he criado en un ambiente familiar diferente, pero aunque tanto mi hermana como yo seamos nacionalmente chinos, no nos molesta para nada que nos acorten los nombres o nos pongan motes, cómo por ejemplo tú hiciste conmigo -sonrió, pero se enserió de repente para terminar la frase-. Pero, eso si, hay apodos y apodos. Creo que me entiendes.
 
Desgraciadamente, en aquel instante recordó los miles de comentarios despectivos que habían ido en contra de él, de Mei y de sus padres. Era una lástima que todo acabase hasta tal punto de que había tenido que abandonar aquel lugar por causas mayores, aunque también era culpa de él, o algo así.
 
-¿Te llevas también bien con tus hermanas? La mía y yo tenemos buena relación, supongo.
 
Era la hora de ir al supermercado, y parecía que su titánamigo era vegetariano. No se lo esperaba para nada, y se sorprendió. A decir verdad, a Zhao le gustaban cosas como los huevos fritos que no sabía si ellos comían, ya que es un producto que viene de un animal. El chino pensaba en que quizás algún día le quitaban aquella delicia y sufría. No quería pensar en quitarse algo que le gustaba tanto comer.
 
Aunque Zhao no era un mal omnívoro.
 
-¿Vegetariano obligado? -le miró, extrañado y confuso-, ¿Acaso existe la opción de que te obliguen a no comer carne?
 
No podía pensar en un mundo sin comidas que provenían de los animales. Le gustaba demasiado algunas carnes y pescados cómo para poder entender a algunos vegetarianos.
Zhao Wang
avatar
Edad :
22

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Doko ni iku no?— Priv: Zhao Wang

Mensaje por Shi L'Jon el Mar Nov 24, 2015 3:28 pm


Oh… te entiendo, te entiendo, tengo de esos para algunas personas, aunque claro, no es como si se los dijera n hiciera saber—, aclaró, más que todo él tenía de esos apodos para los miembros de su familia que, en su mayoría, no le caían nada bien. Resopló.

Fuera del local donde había el otro comprado su manga deseado y bien querido, comenzó a caminar para guiarle hasta donde era el mini supermercado donde vendían productos en general y también para gastronomía asiática, esa que le apetecía tal vez porque la mayor parte de su vida había estado comiendo de esas.

Mis hermanas y yo… no tenemos una relación como tal—, comentó metiendo ambas manos en los bolsillos, ciertamente habían temas de temas, —pero… las quiero mucho, haría cualquier cosa por ellas—, completó con una ligera sonrisa en los labios, quizá un poco nostálgica, porque las cosas jamás habían salido como a él le hubieran gustado, porque desde muy pequeño había sido, literalmente, puesto a un lado y volcado en tantas actividades por las cuales le gustaba aprender.

Cruzó en l esquina de esa cuadra esperando medianamente al otro, un par de cuadras más adelante estaba el ansiado local, debía comer bien en la noche para compensar muchas cosas y poder comenzar la próxima semana con el pie derecho y mucha energía en las piernas.

¡Oh, existe, existe!—, soltó de repente con algo de emoción, pero eso sí, sin extralimitarse tanto en esas ansias, —mi hermandad de doctores no me dejan comer muchas cosas, si los juntamos a todos es una lista algo larga—, atinó decir armándose de pequeños gestos bromistas para resaltar la realidad, —puedo comer carne de res una vez al mes cada dos meses, debo disfrutarlo como si fuera oro, igual otros tipos de carne, salvo el pescado—, siguió hablando, como enlistando en medias partes, —[color=#0080ff]he comido tanto pescado últimamente que creo que me saldrán agallas, y muchos vegetales, ensaladas y hervidos por todas partes—, rió un poco.

Le gustaba mantener un ambiente calmado cuando andaba en esas de hablar un poco de las cosas que hacía, especialmente ahora, cuando haba cambiado tanto su imagen con una grande en tonos menos y un vomito de arcoíris en la cabeza. Pensar en eso daba algo de risa, pero esa risa se esfumaba cuando veía a Hei ahí, parado justo al lado de donde pasó en su caminar, uno calmado, pero que, más pronto que tarde, le llevó al mini supermercado, a su entrada. Un local como cualquiera con frente de vidrio y puertas automáticas, habían varias personas dentro, pero no estaba realmente abarrotado.

Hombre, con lo que amo yo comerme un buen bistec en salsa agria, aunque hace mucho que no sé que es eso—, se quejó, de paso había visto un cartel de un restaurante y el pensamiento se le había ido por unos segundos…

Pero eran recomendaciones médicas, había notado mejorías gracias a ellas, por lo cual no tenía motivos para cuestionarlas si ayudaban a que su enfermedad no volviera a darle dolores de cabeza.




Shi L'Jon
avatar
Edad :
18

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Doko ni iku no?— Priv: Zhao Wang

Mensaje por Zhao Wang el Jue Dic 17, 2015 5:50 pm

Cada vez que hablaba, Zhao se sentía algo más identificado y agusto con Shi. A pesar de eso, cuando hablaba de sus hermanas sobre lo mucho que las quería, podía ver diferencias. El oriental sabía perfectamente que sobremimaba a su hermana, pero consideraba que era por la protección de la misma. Le gustaba mucho pasar tiempo con ella y compartían gustos, pero quizás estaba absorbiendo demasiado su vida con su presencia, hasta el punto de odiar a cualquier persona con alguna intención sobre ella. La protegía en exceso, y eso tenía que parar, aunque parecía que Zhao estaba más calmado tras su mudanza a Alki.

Ahora, quería dejar de pensar en su hermana. La echaba mucho de menos y no sabía nada sobre ella, pero sabía que volvería pronto a su casa para reencontrarse con ella en algún momento, en algunas vacaciones.
Suspiró, fuerte, peinando su cabello hacia atrás y escuchando las palabras de su amigo sobre su estricta dieta la cual no comprendía… Del todo. Aún así, le daba mucha curiosidad el asunto y quería saber sobre ese tema.

-Pero, si se puede preguntar, ¿por qué no comes la infinidad de alimentos que te gustan? Es cierto que hay verduras y pescados que están deliciosos de por si, pero debe ser un engorro no poder comerlos con naturalidad –dijo, mirando a aquel chico mientras entraban a aquel hipermercado. Por suerte, no parecía haber mucho exceso de gente y eso le daba facilidad para movilizarse sin problema-. O sea, por una dieta deportiva, alergias, alguna enfermedad o algo así.

En ese momento, Zhao se dio cuenta de que estaba siendo demasiado directo. El chico chino no era para nada experto en hablar con la gente, por supuesto, y más aún en ser realmente agradable. Estaba claro que quería un amigo y sentía que su actitud entrometida le daría un paso negativo en este encuentro. Debía rectificarlo de algún modo. Aunque eso si, no iba a pedir disculpas. El señor orgullo había abierto un ojo y estaba empezando a concentrarse en que el chico oriental no sea una especie de chico "sumiso y manipulable". Pedir perdón no era lo que ese orgullo le permitía hacer.

-Espera. Si no quieres responder, no es necesario. Creo que es demasiado directo preguntarte eso, pero tengo algo de curiosidad. Las dietas pueden ser por cosas serias y no quiero importunar de más –suspiró, retirando la mirada de aquel chico y observando todo su alrededor en busca de algo útil que le gustase por allí. Quizás aprovechase para comprar alguna comida que hacerse, pero no sabía que elegir. No era propenso a cocinar directamente aunque su padre si lo hacía muchísimo. Había sido más instruido en el deporte que en la cocina. 

Zhao comprendía algo como “no poder comer algo”. Aunque no era en su caso, sabía sobre cosas como intolerancias, alergias, alimentos que dan problemas en exceso… Esperaba no tener nunca algún problema de salud que le quitase sus caprichos alimenticios. Por suerte, Zhao siempre había sido un chico muy sano y la mayoría de veces que había acabado en médicos y hospitales era por razones más bien físicas. No quería volver a hospitales por temas de peleas ya que dio muchos problemas a su familia.
Zhao Wang
avatar
Edad :
22

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Doko ni iku no?— Priv: Zhao Wang

Mensaje por Shi L'Jon el Lun Ene 11, 2016 12:31 pm


Rió por lo bajo, de alguna manera todo el mundo siempre solía hacerle la pregunta cuando hablaba de su alimentación, incluso Remy se había referido a ello en algún momento, por lo que no se preocupó demasiado sobre el asunto en cuestión, solía tomárselo con humor.

Yo añadiría una cuarta opción que pusiera “todas las anteriores”—, comentó con suma gracia, no deseaba hacer de este un mal tema después de todo, —la dieta de un deportista es complicada cuando la juntas con otros asuntos—, se alzó de hombros… de alguna manera se suponía que un corredor debía ser muy delgado… si se ponía a emular posiciones de los africanos llegar a ellos iba a ser imposible, vamos, todo el mundo sabía eso cuando se trataba de carreras de fondo, pero él no corría ni siquiera por el deporte, sino porque, en primera, le gustaba, y en segunda, ayudaba mucho a la hora de obtener condición física para sus oficios en el futuro.

Resopló levemente.

Deberías dejar de disculparte tanto con las palabras—, dijo en pos serena tomando uno de los carritos, el lugar permitía transitar con ellos y él venía a hacer la compra para la semana, lo cual se vería como si, efectivamente, estuviera haciendo un mercadillo para la quincena o el mes. Comer pocas cosas significaba comer varias veces al día y en buenas cantidades, de otra forma no podía mantener su estado físico actual, —en esos casos puedes hacer dos cosas… penar que así es como eres sin importar si muchos piensan que eres muy curioso o directo—, continuó sus palabras jugando con el carro y mirando los pasillos, tenía una lista hecha en la mente, —o simplemente cambiar sin que nadie lo note—, alzó sus hombros, para el varón aquellos eran detalles nada más.

Por supuesto, había sido educado en el fino arte de la etiqueta a tal punto que a veces a él mismo ni siquiera le importaba lo que otros pensasen sobre sus actos, la mayoría del tiempo era así. Todos somos como somos y podemos cambiar sin necesidad de muchas cosas, como lo pintan en las películas o series.

De eso se daba cuenta algo tarde.

Jugó con una onomatopeya atrapada en su garganta mientras iba al rincón de las verduras, hortalizas y vegetales… tres ensaladas al día, todos los días le habían hecho galante de ser conocido por el lugar, tanto que uno de los que acomodaban los pimentones le saludó a la distancia. Cliente frecuente, a fin de cuentas.

¿Otra semana por acá?—, preguntó este algo animado mientras seguía con su trabajo.

Ya lo ves… voy a sacar este sitio a relucir en los mapas—, alzó sus hombros en gesto de broma y el otro rió de igual forma, volviendo arduamente a su tarea, recordaba su rostro enrarecido cuando vino con el cabellos pintado la primera vez… pero eran cosas incontrolable, —Bien… pepinos, berenjenas, cebolla, pimientos, coliflor, repollo, lechuga, espinaca, ¿qué más?—, murmuró para s, pero exteriorizándolo, —Um… brócoli, odio el brócoli—, un gesto de desagrado se formó en su rostro, —y muchas cosas más de por aquí—, rió para mirar papas, zanahorias y demás, básicamente iba a llevar un poco de cada cosa, pero muchas espinacas, brócoli –a pesar de verlo feo- coliflor, lechuga y repollo, era la base de lo que comía a diario.

Un hermoso conejo.

¿Regresarás a la Academia luego de esto?—, le preguntó al pelinegro, ya que lo más probable era que él tuviera que tomar un taxi para llevar esas cosas a la universidad, y luego, por supuesto, iría a lo que sería su departamento una vez estuviera listo… no declaraba incomodidad alguna en los dormitorios, pero siempre había sido fan de tener su propio espacio y, para alguien que llevaba viviendo, básicamente solo desde hacía cinco años –completamente solo los últimos tres, casi cuatro- era algo que cuidaba en demasía.




Shi L'Jon
avatar
Edad :
18

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Doko ni iku no?— Priv: Zhao Wang

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.