Welcome to SNA!
「WELCOME TO SNA」



Hey Invitado sé bienvenido/a a la SNA, una universidad famosa por su educación, el campus más grande del mundo, y a Alki Strait City, famosa por su gente; por sus parajes y paisajes, pero sobre todo por su imponente presencia. Innumerables cosas, misterios, verdades, pueden sucederse en este lugar, ¿se siente bien?, ¿quieres experimentar el desenfreno de una ciudad que no descansa, de una universidad que es más que eso? Entonces... ¡Deja de observar y entra de una buena vez a este mundo!
Conectarse

Recuperar mi contraseña

「WHO IS ONLINE?」
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 28 el Lun Sep 04, 2017 10:27 pm.
「LAST POST」
Últimos temas
» Cappuccino [Priv. Yahiro]
Hoy a las 2:46 pm por Erika Singer

» Hike—priv: Kohaku Koyama
Vie Sep 22, 2017 3:18 pm por Kohaku Koyama

» Scared [Priv. Daichi Kitagawa]
Jue Sep 21, 2017 5:46 pm por Zhao Wang

» Three // Privado: Elizabeth
Jue Sep 21, 2017 12:56 pm por Minato Hamilton

» Es war das erste Mal— Priv: Lee Seung Ho
Mar Sep 19, 2017 1:23 pm por Reiner F. Lawrenz

» Mokuyōbi no yoru— priv: Zhao Wang
Jue Sep 14, 2017 1:16 pm por Shi L'Jon

» New life [Priv. Gabriel, Giannluca]
Mar Sep 12, 2017 5:38 pm por Liliya Sorokina

「OUR BOSSES」

THE SNA KING
master

- Profile MP -


MINATO
admin

- Profile MP -

SHI
designer

- Profile MP -


Noragami Roler Psycho-Pass RPG .:Magatsu World:. Surprise City Forbidden Love < a href="http://innocent-malice.foroactivo.com/">INNOCENT MALICE Crear foro The Last Breath RPG
「THANK'S & CREDITS TO:」



Este skin ha sido realizado por Shi {@Shi.2014} para Security Northwest Academy, se prohíbe su reproducción. Los códigos para las descripciones de los foros son propiedad de Niza. La historia y demás puntos base del foro, son propiedad del staff y están inspiradas en lugares de la vida real; las tramas y expedientes de los usuarios son de su propiedad y solo suya.

Agradecemos a #ALF por la ayuda con sus tutoriales; a We♥It, Tumblr, Zerochan, MiniTokyo y otros por las imágenes, las cuales han sido sometidas a edición. Este foro es una obra de ficción y, como tal, no tiene relación más que ligera con hechos de la realidad.

#NO AL PLAGIO, ¡Sé original!

Feel all right — Priv: Nicole Baldwin

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Feel all right — Priv: Nicole Baldwin

Mensaje por Toshiro Yaminara el Jue Oct 22, 2015 3:26 pm


Feel all right

W: Nicole Baldwin // Sábado; 22:44 hs // Discoteca Coco // Pic1; Pic2; Pic3 // Vestimenta

Poco a poco las cosas se le hacían más complicadas, vaya que sí, pero eso a él le valía nada, de hecho poco le importaba lo que alguien pudiera pensar sobre si su vida era terriblemente complicada, que se jodan…

Hoy estaba realmente cansado de la gente, de todo, por eso había decidido venir con algunos compañeros de clases a una buena discoteca de la ciudad, no era la primera vez, pero hoy tenía un toque especial, claro, hoy le valía el mundo, le valía pensar en dónde estaba su hermano, en dónde estaban todos, quería beber y disfrutar, bailar y tal vez ligar a alguien, lo que viniera primero y justo después de varios vasos de bebidas.

Ser selectivo le había hecho ser resistente al alcohol, en parte bueno, en parte malo cuando, algo entrada la noche, estaba en, al menos, tres de sus cinco sentidos, por supuesto, sus compañeros estaban mucho peor e incluso alguno ya se había ido con algún rollo de una noche, vaya a saber qué cosas harían en semejante estado. Rió, quedaban un par con él que lo más seguro es que fueran sacados en un rato, pero eso no era como si le importase demasiado. Ya se había echado algunos cuantos bailes esa noche, pero nada le gustaba, no, maldita indecisión y selectividad que se había creado. Resopló.

Estaba justo ahora cerca de la barra, a un lado de la pista de baile que dejaba un pequeño espacio de estancia donde había parejas calentando la oreja para ir a un camerino o algo así, chascó con la lengua, idiotas suertudos. Rió de nuevo ganando miradas de sus dos acompañantes justo cuando algo, no, más bien, alguien, captó su completa atención… cabellera clara, buenas curvas y, oh sí, que buenas curvas tenía. Bufó por lo bajo, su vista no le engañaba, para nada, por lo cual terminó de beberse aquella cerveza, una de las pocas que realmente le gustaban, y la sonrisa se marcó en su rostro justo cuando se levantaba como todo un galán y emprendía el camino directo hacia aquella dama que, a su vista, imponía una presencia que eclipsaba lo demás, de esas que le hacían interesarse implícitamente.

Pasó pues entre algunas personas como si de la nada se tratase y le encontró ya más de cerca, y más cerca se veía mejor. Actuando completamente reflejo esquivó a una parejilla de esas que coqueteaban camino a los camerinos y luego detuvo súbitamente su andar, le tenía de espaldas, lo cual era beneficioso a la hora de aparentar un ambiente completamente distinto, después de todo, no sabía con qué se iba a encontrar, pero, si estaba aquí, era por algo.

Regresó a un caminar más suave y casual, estaba algo acostumbrado a estas cosas, aunque no siempre obtenía lo que quería, pero no todo era perfecto en el mundo.

Buenas… noches—, murmuró ligeramente al llegar a un lado de ella, — ¿estás sola?—, preguntó, era un poco clásico, claro, si andaba con algún novio era una cosa bastante diferente, aunque no menos divertida, claro que sí.

Volver arriba Ir abajo

Re: Feel all right — Priv: Nicole Baldwin

Mensaje por Nicole Baldwin el Lun Nov 02, 2015 3:45 pm


Sábado, 22:44 h • Discoteca Coco • Vestimenta

Una noche como cualquier otra; así mismo podría definirla. No estaba particularmente interesada en el ambiente, los alrededores, o las personas que allí se encontraban… simplemente había hecho un favor a sus “amigas”, o al menos de esa forma lo había dejado ver; aunque a ellas poco les importase en realidad. Una a una las cinco se habían marchado del mismo sitio en el cual Nicole había permanecido desde que había llegado a la Discoteca; la última acababa de marcharse hacia los camerinos con un sujeto que… bueno, había conocido hacía cinco minutos atrás. Y ella… ella permanecía sumida en sus pensamientos, quizás bastante ajena a lo que ocurriese a su alrededor. Estaba un tanto aburrida, pero no tenía ánimos de hacer nada para remediarlo. Aquella piña colada que lentamente degustaba parecía ser lo más atrayente que había encontrado aquella noche; el resto del mundo carecía de interés.

Era habitual para ella, de igual forma, estar en sitios como ese ¿Por qué? Simplemente porque las personas de las cuales se rodeaba, o quizás… las cuales acababan a su alrededor, eran siempre ese mismo tipo de personas. Tan vacías, centradas solo en las fiestas, las apariencias y el sexo…. Tan aburridas, pero ¿Qué remedio? Quizás la mayoría de gente fuera así, y al fin de cuentas, de vez en cuando aparecía algo interesante con lo cual entretenerse. ¿Sería aquella noche una ocasión de esas? Hasta el momento no parecía haber tenido suerte, o quizás solo la hubiese dejado pasar; no es como si unos cuatro muchachos no se le hubiesen insinuado ya en la noche. Quizás al siguiente que llegase le daría una oportunidad. Estaba distraída aquella noche, pero eso tenía una razón, un por qué…

Pronto sería el cumpleaños de su madre; ella siempre insistía en festejarlo a lo grande, con una buena fiesta y muchos invitados… ella siempre exigía su presencia allí; pero allí también estaría él, y Nicole no quería verle. Ni a él, ni a su vida perfecta, ni a la ridícula novia que se había conseguido –dato aportado por su madre por supuesto- ella quería estar muy lejos de todos ellos, y de ese ambiente de falsedad… bueno tampoco es como si estuviese en un mejor sitio en ese momento, al menos no aún.

Miró la hora en la pantalla de su móvil, eran casi las once de la noche y ya estaba pensando en la opción de retirarse a su habitación a dormir, o a entretenerse con algo que le hiciese mayor gracia. Sin embargo, casi como un pequeño capricho del universo, sintió que alguien le dirigía la palabra por encima del murmullo de los alrededores. Una voz con un ligero tinte juguetón y coqueto… interesante, quizás pudiese adivinar de qué tipo de persona se trataría con solo observarle un poco. Guardó su móvil y bebió suavemente un trago más de su cóctel antes de girarse hacia quien le había hablado; particular visión encontró frente a ella, con o agradable que puede resultar una sorpresa.

Un varón de cabellera muy clara, prácticamente albina; unos curiosos ojos amatistas y una sonrisa coqueta. Iba bien vestido y no parecía ser de esos vulgares que solían pegársele a veces de forma tan molesta. Quizás pudiese divertirse un poco después de todo. Una fugaz sonrisilla habitó sus labios por escasos segundos hasta suspirar y beber un corto sorbo más.

─ ¿Quieres averiguarlo? ─respondió con una pregunta mientras le miraba de forma curiosamente pícara en un silencio que le invitaba, quizás, a acortar las distancias─ Tu cabello… ¿es así natural? ─preguntó─ No había visto cosa como esa antes… ─aquel joven frente a ella tenía una belleza particular, era atractivo, por supuesto, y seguramente supiese utilizar muy bien ese atractivo. No es que se viese deslumbrada por su curioso aspecto, pero muy en el fondo, si quisiese sincerarse consigo misma, una pequeña y juguetona necesidad nacía. Quizás tuviese esto que ver con que el de cabellos blancos demostraba una ascendencia notoriamente oriental, cosas que a ella siempre habían solido interesar sanamente.

Volver arriba Ir abajo

Re: Feel all right — Priv: Nicole Baldwin

Mensaje por Toshiro Yaminara el Mar Nov 03, 2015 9:52 am

Al parecer lo había logrado, o eso era lo que imaginaba en esos momentos, cuando la damita le contestó con una pregunta bastante sugerente a su torpe parecer, era casi como una pequeña invitación a algo más, lo sabía, tenía experiencia en este tipo de cosas y, sin embargo, esta chica no le daba la primera impresión de ser tan fácil, ni siquiera la más profunda. Una sonrisa se dibujó en su rostro, correspondiendo quizá a esa cuestión porque “un gesto vale más que mil palabras” pensaba él.

Es de verdad, verdad—, murmuró con un toque divertido, de alguna manera todas las personas siempre parecían tener un primer interés por su cabello… el albino consideraba eso como normal, en alguna parte, ya que, ciertamente, era muy blanco, casi como si de un viejito se tratase. Pero él solo tenía veintidós años, nada más lejano de esa realidad. —Si quieres, puedes tocarlo, para que des cuenta de que es natural—, murmuró, de nuevo, no tenía problemas con hacer o permitir muchas cosas, después de todo, ella, para él, había resaltado de entre todas las personas en el recinto por… cosas obvias, claro, buenas curvas, buena aura, seguramente, fuera como fuera, algo directo a llamar diversión.

Sí… tanto que, por un instante, pareció olvidar que estaba molesto, que había venido a beber para olvidar, para reprochar entre murmullos y a regañadientes lo que otros habían hecho y sus propios errores, esos que no iba a reconocer, no, primero muerto que dejar caer ese orgullo ciego sobre el cual se cernía esta “personalidad” que portaba temerario desde hacía un par de años. Resopló, dando un paso y ladeando ligeramente la cabeza, quizá ofreciéndose a ser tocado –en su cabello- por la dama.

Aunque… yo debería decir lo mismo de tu cabello—, dijo pasados algunos segundos de silencio, —es más probable que el mío sea natural, a que el tuyo lo sea—, opinó con cierta curiosidad, la verdad para él no era nada difícil hacer toda clase de comentarios sin importar la clase de situación en la que se encontrase, y eso era uno de sus mejores dotes, de sus grandes virtudes o algo así, la naturalidad, esa que se había forjado casi al tiempo que su magistral puntería.

Desvió la vista por un segundo a los alrededores, tan solo quería ver s no había alguien por ahí que quisiera mandarlo al infierno con la vista porque estuviera con su novia, pero, a primeras vistas, ella estaba sola. Un alivio, sí, había bebido un poco, como siempre, no quería terminar dándole una paliza a alguien que no supiera controlar sus impulsos, porque vaya que sabía que eso era enteramente posible.

No era la primera vez que hacía esto, después de todo, pero hoy tenía un ligero aire de distinción, tal vez porque estaba algo bebido, por el tono en que fue contestado o por lo que estaba pensado de esta señorita. Dejó salir algo el aire de sus pulmones, la verdad pensar demasiado era lo que le traía a estas situaciones.

Volver arriba Ir abajo

Re: Feel all right — Priv: Nicole Baldwin

Mensaje por Nicole Baldwin el Vie Feb 03, 2017 1:43 am

Durante ese año completo que había pasado moviéndose de un lado a otro por distintos puntos del planeta, Nicole había visto muchas culturas, había presenciado distintos tipos de costumbres y formas de pensar, incluso distintas religiones y formas de tratar con el mundo. Sin duda alguna la cultura japonesa había sido, por alguna razón, una de las que más había logrado llamar su atención. Quién sabe si por lo estructurados que solían ser, o quizás porque en la forma en que funcionaban lograban llevar su sociedad a la prosperidad, pequeñas cosas que quizás pareciesen insignificantes pero ella no había dejado de reparar en ello. Por supuesto había visitado Japón, y había procurado aprender lo más que pudiese en su paso por el país del sol naciente. Sin embargo claro estaba, que así como los había quienes estaban muy arraigados a sus costumbres, otros simplemente muy lejos estaban del convencionalismo.

Centraba ahora su vista en la figura de aquel albino con curiosa mirada amatista. Él, con un andar libre y desenfadado, con un mirar que parecía entremezclar una cierta coquetería, una cierta picardía y hasta una pequeña pizca de sano misterio… era un buen partido, si así quería verlo, para espantar el aburrimiento que parecía haberse auto-declarado su compañero aquella noche.

— ¿De verdad verdad? —una pequeña risilla escapó de sus labios cuando dejaba a un lado el vaso que portaba aquella piña colada para centrar toda su atención en la particular cabellera de quien le miraba con un cierto interés fácilmente palpable en sus gestos y acciones. Su pequeña mano se alzó entonces hacia las blancas hebras ajenas y sus dedos se hundieron de forma suave y lenta entre los mechones; disfrutando el tacto ¿Por qué no? Su cabello era muy suave y podría jurar que resbalaba ligeramente entre sus dedos. Era agradable, podría pasar largo rato jugueteando con esos mechones ¿y por qué no? Quizás un poco también con su dueño: después de todo, le agradaba lo que veía, por supuesto.

—Mi cabello… es tanto o más real que el tuyo, virgen en su esencia. Herencia de mi querida madre —explico mientras sus dedos bajaban un poco más hasta llegar a rozar ligeramente la piel ajena sobre una de sus mejillas, delineando apenas el contorno del rostro con la yema de sus dedos y separándolos después—. Pero no más particular que el tuyo, agradable extraño.

— ¿Te gustaría tomar asiento conmigo? —invitó con toda cordialidad— Me harías un favor si espantas aunque sea un poco el terrible aburrimiento que me atosiga esta noche… —y pronunciando aquellas palabras dibujaba en sus labios un pequeño puchero mientras una de sus manos viajaba a enredar sus dedos en uno de sus largos mechones de celestina cabellera para enrollarlo de forma lenta pero insistente— O es que acaso… ¿alguien espera por ti?

Volver arriba Ir abajo

Re: Feel all right — Priv: Nicole Baldwin

Mensaje por Toshiro Yaminara el Vie Feb 10, 2017 10:00 pm

Estaba ligeramente complacido, no iba a negarlo, cuando ella puso su mano en sus cabellos y, según su criterio, pareció disfrutarlo, él sintió que, al menos, el primer paso había sido bien dado, lo que era un plus, algo que sin dudas aseguraba una buena oportunidad, considerando sus intenciones, para nada ocultas, debería destacar.

Ya veo…—murmuró ante aquella naturalidad de su cabellera—, es la primera vez que veo ese color de cabello en alguien—admitió—, es realmente hermoso, debo decir también que le aporta un aura interesante, señorita—hizo gala de su caballerosidad aprendida estudiada en ese momento, sonriendo con la suavidad con la que habló, estaba acostumbrado, de todas maneras.

Sonrió de medio lado al ser invitado a sentarse, era lo que esperaba, sin dudas lo que buscaba, era algo que afirmaba su buen caminar. Estaba complacido.

Acepto con todo gusto—murmuró, dando paso, entonces, a sentarse al lado de la señorita, llamando al barman en ese instante—, un mojito de fresa, por favor—, pidió y, luego de ese par de segundos, volvió a centrar toda su atención en la señorita que, ahora, estaba a un lado suyo—. Para nada… no hay nadie por allí esperándome, no hay de qué preocuparse—contó sin muchos tapujos—, pero… sin dudas me sentiré complacido si puedo ayudar a esta hermosa señorita a calmar, aunque sea un poco, su aburrimiento esta noche—sonrió.

Todos sabían que le gustaba ligar, que no estaba atado a nada recientemente, que disfrutaba de solar estas frases llenas de caballerosidad y un tono diligente, era la mejor parte, conquistar, como en el sexo, el juego previo llegaba a ser a veces más importante que el mismo sexo en sí. Aunque el clímax se alanzara con lo segundo, no llegabas ahí desde la nada.

Por cierto, amable señorita—remarcó la forma en la que le llamaba, en ese momento el barman trajo su orden—, mi nombre es Toshiro, Yaminara Toshiro—le dio un trago a su bebida, no había tardado mucho en presentarse—, ¿puedo conocer el suyo?—preguntó sin cohibirse, el albino no era del tipo de personas que esperaba demasiado por algo tan sencillo, eso era de idiotas y él, al menos en ese aspecto no lo era, para nada lo era…

De nuevo le dio un trago a su bebida, estaba bastante buena en realidad, y tan solo lograba sumar más grados de alcohol en su sangre… no sufriría un coma, para nada, ni siquiera estaba consiguiendo su deseo para esta noche, olvidarlo todo, pero debía aprovechar las oportunidades lejos de eso, debía, si el plan A no funcionaba, tomar cualquier plan B que se le ocurriese sobre la marcha… porque no quería tener nada de ellos en mente, porque todos eran unos idiotas, le valían, la importancia que todos le daban a todo, la importancia que le daba a su hermano… nadie lo entendía, todos creía que con él todo siempre estaba bien, todos pensaban que podían gobernar sobre su vida, pero no… aún si tenía que perderlos, no iba a dejar que su orgullo fuera pisoteado, no señor.

Volver arriba Ir abajo

Re: Feel all right — Priv: Nicole Baldwin

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.