Welcome to SNA!
「WELCOME TO SNA」



Hey Invitado sé bienvenido/a a la SNA, una universidad famosa por su educación, el campus más grande del mundo, y a Alki Strait City, famosa por su gente; por sus parajes y paisajes, pero sobre todo por su imponente presencia. Innumerables cosas, misterios, verdades, pueden sucederse en este lugar, ¿se siente bien?, ¿quieres experimentar el desenfreno de una ciudad que no descansa, de una universidad que es más que eso? Entonces... ¡Deja de observar y entra de una buena vez a este mundo!
Conectarse

Recuperar mi contraseña

「WHO IS ONLINE?」
¿Quién está en línea?
En total hay 3 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 3 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 28 el Lun Sep 04, 2017 10:27 pm.
「LAST POST」
Últimos temas
» Angels in America // Priv: Erika Singer
Ayer a las 2:56 pm por Erika Singer

» Anxiety (Priv. Reiner)
Jue Dic 14, 2017 5:59 pm por Lee Seung Ho

» Scared [Priv. Daichi Kitagawa]
Jue Dic 14, 2017 3:43 pm por Zhao Wang

» Hike—priv: Kohaku Koyama
Miér Dic 13, 2017 1:14 pm por Shun Wakahisa

» Mokuyōbi no yoru— priv: Zhao Wang
Mar Dic 12, 2017 1:27 pm por Shi L'Jon

» Cappuccino [Priv. Yahiro]
Lun Dic 11, 2017 1:51 pm por Yahiro Kanzato

» Es war das erste Mal— Priv: Lee Seung Ho
Lun Nov 27, 2017 2:22 pm por Reiner F. Lawrenz

「OUR BOSSES」

THE SNA KING
master

- Profile MP -


MINATO
admin

- Profile MP -

SHI
designer

- Profile MP -


Noragami Roler Psycho-Pass RPG .:Magatsu World:. Surprise City Forbidden Love < a href="http://innocent-malice.foroactivo.com/">INNOCENT MALICE Crear foro The Last Breath RPG
「THANK'S & CREDITS TO:」



Este skin ha sido realizado por Shi {@Shi.2014} para Security Northwest Academy, se prohíbe su reproducción. Los códigos para las descripciones de los foros son propiedad de Niza. La historia y demás puntos base del foro, son propiedad del staff y están inspiradas en lugares de la vida real; las tramas y expedientes de los usuarios son de su propiedad y solo suya.

Agradecemos a #ALF por la ayuda con sus tutoriales; a We♥It, Tumblr, Zerochan, MiniTokyo y otros por las imágenes, las cuales han sido sometidas a edición. Este foro es una obra de ficción y, como tal, no tiene relación más que ligera con hechos de la realidad.

#NO AL PLAGIO, ¡Sé original!

Three // Privado: Elizabeth

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Three // Privado: Elizabeth

Mensaje por Minato Hamilton el Dom Sep 25, 2016 3:03 pm



Three

W: LIZZY // BIBLIOTECA CENTRAL DE LA SNA // MARTES, 02:22 PM // VESTIMENTA

Asiduo a estos lugares siempre sería, por alguna razón, como el teatro, la biblioteca resultaba ser un hogar más para él en tiempos de crisis, como ahora, cuando no sabía demasiado que pensar, porque estaba con mil cosas en la mente, todo confundido, porque no podía ver a nadie a la cara sin saber la pronta verdad. Resopló, tal vez esto era lo mejor, ya saben, dejar las cosas de lado para no hacer daño a nadie más, sin importar la gran cantidad de daño que se hace a sí mismo. No es que él pudiera controlarlo, para nada.

Hoy se limitaba a consultar literatura referente al teatro, después de todo no es como si este lugar fuera demasiado frecuentado a estas horas de la tarde, especialmente esta sección, donde leía por placer cosas que ya había escudriñado antes; era cuestión de tiempo para graduarse, mientras tanto, tan solo seguía en este lugar por el teatro y por el trabajo que se le había dado. Pero que Minato bien sabia acabaría pronto, al menos para él.

Ser un Shinobi era complicado, lo había visto así toda su vida, pero no era como si tuviera otra cosa mejor que hacer. Pasó una página, recientemente habían estado pasando tantas cosas: la misión en aquel burdel, el rescate de la frontera, Nathair herido, Tokuro y Toshiro peleados, eran cosas que le aislaban aunque no lo quisiera, poco podía hacer al respecto más que ir a visitar al primero y darle su espacio a los gemelos… también estaba ese otro asunto, complicado, raro, tenía que admitirlo.

Se dejó ir hacia atrás sobre la mesa de la biblioteca, estaba sentado sobre ella, de todas formas nadie le veía así que no importaba, se puso el libro sobre la cara, la verdad no estaba concentrado como debía y eso era un problema… a estas alturas lo estaba teniendo todo más que claro, él estaba perdiendo este juego… sin importar cuanto dinero invierta, sin importar cuanta vida le quite a otros, al final solo seguía perdiendo, y eso era algo que hasta ahora nadie podría remediar, que no conseguiría ni aunque fuera el deseo más grade de sus días, que lo era. Deprimente pero cierto, comenzaba a pensar que estos veintidós años de vida, especialmente los últimos dos, habían sido una especie de regalo por aguantar tanto, pero el dolor estaba allí, seguía allí y cada vez se hacía más fuerte e insoportable.


avatar
Edad :
24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Three // Privado: Elizabeth

Mensaje por Elizabeth O'Land el Lun Oct 03, 2016 10:10 pm

W: Tony | Biblioteca Central de la SNA | Martes; 14:40 hs | Vestimenta


Para ella ir a la biblioteca era algo común desde que tenía uso de razón, más cuando comenzó a estudiar medicina, en esa universidad esa fuente aumentó gracias a que a los profesores les encantaba que todos investigaran sobre todo, por lo que, aquí estaba ella, extrañamente, no para consultar literatura sobre biología, anatomía o embriología, para nada, sino para algo tal vez radicalmente diferente, literatura narrativa. Uno de sus profesores resultaba ser algo excéntrico, por lo que les había pedido que consideraran el estudio de las grandes tragedias de autores pasados como una manera de dar un corto descanso a un feroz año de medicina, más que nada sentía que lo hacía por no dejar.

La Tempestad, de William Shakespeare, era el libro que la pelirroja dama había elegido, lo había leído y analizado hacía muchos años, sin embargo, su copia se había quedado en Escocia en medio de las muchas cosas que tuvieron que permanecer en su departamento. He allí que viniera precisamente a este lugar.

La señora que ejercía de bibliotecaria le había dado el número exacto donde se hallaba la copia, por lo que sabía perfectamente por donde moverse. Y así lo hizo. Recientemente se había centrado en sus últimos exámenes, su querido Nathair estaba ahora en el hospital, por alguna razón Shiro y Kuro estaban peleados, ¿y Minato?, solo había hablado con él por teléfono desde aquella vez. Era difícil… la dama sabía que algo así pasaría, pero era inevitable, el trabajo era eso y a los jefes poco les importaba lo que eso pudiera causar a tu vida privada.

Y entonces llegó al sitio previsto, y lo vio: no notaba su rostro, pero reconocía esas piernas, esas manos y ese torso, era él. Tragó.

El mundo a veces solía ser tan irónico.

Tomó el libro entre sus manos una vez pasó varios segundos ubicándole con exactitud y caminó hasta él, pensaba que quizá sería de tremenda mala educación verle allí y no saludarle, después de todo, no era como si estuviera peleada o hubiera discutido con él.

Anthony—, murmuró su segundo nombre, Elizabeth se sentía simplemente fascinada por el, siempre lo había estado, aunque nunca se lo había manifestado claramente, no era tan tonta como para eso, —no debes dormir en la biblioteca, es de mala educación—, comentó, deteniéndose frente a esas piernas, mirándole con curiosidad, había estado leyendo algo, pero reconocía ese comportamiento, él estaba ansioso.

Según tenía entendido, sus compañeros de la Shinobi había ido a una misión en fronteras israelíes, una de rescate, y había sido algo grande, al punto en el que incluso Nathair salió herido… esa podía ser una de las razones por las que, justo ahora, un amante empedernido de la lectura, que, sin importar que, miraba atentamente sus textos escondiendo su emoción, ahora sucumbía a lo que fuera que estuviera teniendo en la mente. Pero a la dama francesa aquello no le parecía ciertamente suficiente.

Volver arriba Ir abajo

Re: Three // Privado: Elizabeth

Mensaje por Minato Hamilton el Jue Oct 13, 2016 1:01 pm

No pretendía estar contrariado por nada, vamos, que desde niño siempre se estuvo preparando para estas cosas, para los momentos en los que querría hacer de todo y simplemente no podría. Desde niño siempre se dijo que no se enamoraría de nadie, pero luego, al crecer un poco, se dio cuenta que eso no era algo que pudieras controlar a placer, y también, pues, que dolía bastante aquello de poder decir unas palabras y no hacerlo por temor.

Exhaló fuertemente, no era particularmente sereno, pero todos tenían sus días, él no sería una salvedad solo por ser el protagonista de su historia.

Si tuviera que ponerlo en palabras, diría que estaba cansado, cansado del dolor, de su cabeza partiéndose, de cada día sentirse peor, de comenzar a ver en sí mismo como su cuerpo padecía, se conocía, y sabía que, aunque mínimo aún, todo estaba cayendo. No quería eso, a fin de cuentas… ¿quién quiere morir? Sin importar si lo has sabido durante toda tu vida, si intentas aceptarlo, aún así eso no sucederá.

Tragó entero.

Y entonces le escuchó… rayos, tenía que ser ella, ¿tenía que ser justo ahora?

Lizzy—, murmuró debajo del libro. Se quitó el libro de la cara y se sentó para contemplarle frente a él, era curioso, ¿tendría mala cara ahora?, tal vez no estaba al pendiente de eso, pero podía ser posible, —no… no estoy durmiendo, solo pensando—, su tono fue bajo y, por un momento, le miró, y apartó sus ojos de ella, —solo… pensando—, continuó alborotándose el cabello, el sombrero estaba a un lado junto a las gafas y hoy no llevaba ganchos, por lo cual el movimiento era bastante fluido, —y tú… ¿qué estás haciendo en esta parte de la biblioteca?—, preguntó, era raro, quería cambiar el tema, eso podía, o parecía poder ser todo.

Inhaló y exhaló sin esperar ser realmente considerado, pero la conocía, ella era la madre de la curiosidad, o al menos así se lo había estado restregando al rostro todos estos años y eso, en estos instantes, era algo malo para él.




avatar
Edad :
24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Three // Privado: Elizabeth

Mensaje por Elizabeth O'Land el Lun Oct 24, 2016 8:17 pm

Una de sus cejas se arqueó, ¿razón?, la simpleza de su pensamiento le llevo a darse cuenta de que su estado de ánimo no parecía ser el mejor, tal vez no solo eso, su estado mental, por supuesto, lo que sus ojos captaban en esos zafiros era turbulencia, pensamientos turbios que podía intuir, pero no conocer, para nada… Minato siempre había sido del tipo que guardaba sus emociones fervientemente, y eso era un problema.

Llevó instintivamente una mano al rostro ajeno, él estaba evitando sus ojos, pero la pelirroja estaba casi segura que no tenía nada que ver con el incidente de su misión pasada, no… a pesar de lo que allí pasó, ese no sería un motivo para verle tan… ¿dolido quizá?

No me evites, Tony—, su voz salió como un susurro acariciando el mentón ajeno, de cual sentía menudos bellos que, al ser rubios, no serían fácilmente visibles, y eso confirmaba sus sospechas. No solía ser descuidado consigo mismo y sí, evitaba glamorosamente su pregunta porque conocía perfectamente el fondo y la forma de la misma, solo era un artilugio para cambiar el tema, uno que por un segundo pensó aceptar, pero reconsideró y evitó.

Dejó entrar el aire a sus pulmones dejando el libro que portaba con su otra mano sobre la mesa, a un lado de aquel sombrero y gafas, y colocó esa mano en el muslo ajeno, mientras que, con sus ojos, le escudriñaba ligeramente, sin desear ser demasiado severa, como en muchos casos solía serlo.

Es solo que hay diferentes estrategias para los diferentes casos que se presentan.

¿Hay algo que te esté molestando?—, preguntó, no habían hablado mucho personalmente, él era un actor, por lo que podía manipular su voz, —si hablar puede ayudar, entonces puedo escucharte—, entrecerró el mirar y lo fijó en él, haciendo que le mirara, que no huyera, que enfrentara eso que ella estaba intuyendo, pero que no deseaba confirmar para nada.

Volver arriba Ir abajo

Re: Three // Privado: Elizabeth

Mensaje por Minato Hamilton el Dom Nov 27, 2016 2:02 pm

Su respiración se cortó al momento que le sintió tomar su rostro, debía admitirlo, hubo una tensión momentánea que se desvaneció al mismo momento de escuchar sus palabras… esa no era realmente su intención, por lo cual debía calmarse, no debía incurrir en el desastre, no debía dejarse llevar por esos impulsos serenos y tristes, ansiosos, que le recorrían. Quería hacer tantas cosas, pero ya no se podía, y ese era el gran problema.

No… no te estoy…—, quiso decir algo que sería una clara mentira, por supuesto, no la evitaba concretamente, y ese era el problema. Removió su cuerpo separando su agarre y dejó salir el aire de sus pulmones fuertemente, —no quiero evitarte—, contestó a fin de cuentas, —pero… todo se ha hecho más complicado—, le miró al pestañear.

Estaba ido por muchas cosas, no era raro decir que Elizabeth era una de ellas, es decir, siempre solía pensar en ella y, desde el momento en el que habían salido de aquella discoteca, todo se había tornado medianamente diferente. Sin importar cuantas veces se repitiera que eso era solo actuación, a los ojos de alguien como él, que estaba enamorado de alguien como ella, no era algo que pudieras olvidar con semejante facilidad.

Yo… no conozco mucho, a parte de esto, de ustedes… ¿Qué pasará cuando no pueda tenerlos a mi alrededor?—, preguntó. Ciertamente él no estaba realmente preocupado por dejar el trabajo, sino por quedarse solo.

Maldición, eran tantas cosas, tantas cosas estúpidas, tantas cosas que a otros le parecerían sin sentido, pero que a él le tenían sin siquiera poder dormir. Incluso ella. Esto era un desastre, un gran desastre.


avatar
Edad :
24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Three // Privado: Elizabeth

Mensaje por Elizabeth O'Land el Jue Dic 01, 2016 7:24 pm

¿Él estaba preocupado por ellos?, ¿por él? Eso si podía entenderlo. En el tiempo que llevaba conociendo a Minato, este se había hecho a la idea de que ellos –Nathair, Toshiro, Tokuro y ella- eran algo así como una familia, su familia; y nadie jamás quiso llevarle la contraria, tal vez porque a los adultos les daba lastima ver a un niño que se había quedado prácticamente solo en el mundo intentando reconstruirse a sí mismo, o porque él era realmente divertido y siempre lo había sido y ellos –de niños- realmente no vieron nada malo en el asunto.

Tu siempre nos tendrás a tu alrededor—, no fue exactamente lo primero que se le vino a la mente, pero era lo indicado. Tomó sus manos y las entrelazó con las suyas, —todos te queremos, ¿por qué habríamos de dejarte solo?—, le preguntó, quería que le mirara, quería descifrar la confusión en esos ojos, pero para eso necesitaba encararle. Al diablo la lectura, eso lo supo al instante siguiente de verle, en este mundo había cosas más importantes.

Apretó sus manos y respiró hondo, un pensamiento y solo uno había pasado por su mente luego de eso, uno que resultaba incómodo justo ahora, uno que tal vez no era preciso, uno que era lo justo, lo que deseaba, lo que le hacía pensar que aún era una chica normal. Y eso era malo.

Se acercó el paso restante para subir y depositar un beso en su mejilla, sinceramente le miró, serenamente, analizando sus ojos, dejando ver claridad en los suyos.

Yo no te dejaré solo—, declaró con claridad y formó una tenue sonrisa en sus labios para ladear levemente la cabeza. Cualquiera que le viera tal vez pensaría que era un comportamiento demasiado femenino para sus estándares, pero, ella era una dama a fin de cuentas, ciertas cosas no eran realmente raras.

Volver arriba Ir abajo

Re: Three // Privado: Elizabeth

Mensaje por Minato Hamilton el Jue Dic 29, 2016 8:05 pm

Estar confundido era algo que últimamente se le había transformado en costumbre, o sea, nunca había sido demasiado fijado al fin de todo, hasta ahora, cuando realmente comenzaba a sentir que las cosas estaban llegando a un punto de no retorno, cuando ni tomar todas las medicinas que Didi había desarrollado para él podían calmarle, y eso era malo, estúpido y desagradable.

Por…—, murmuró solo un instante, existían ciertas cosillas dentro de la Shinobi que él sabia, ciertas reglas que tal vez más tarde que temprano los otros deberían conocer. Resopló, encontrarse mirándole no era algo que realmente deseaba hacer, no quería encararle, no por vergüenza, que, estemos claros, existía un poquito en el fondo de su mente, sino porque, si existía alguien en este mundo que, sin saberlo quizás, podía descifrarle de pies a cabeza, esa era Elizabeth, y hoy no estaba de buenas para eso.

Cerró los párpados por un momento para exhalar con algo de flojera, como si estuviera filtrando o dejando salir algo solo con eso, y luego los abrió para mirarle, chascando la lengua para sonreír tenuemente.

Olvídalo—, completo aquello de “por…” de hacía unos segundos, “por órdenes”, ¿tal vez quería decir?, quien sabe, —al final… no contestaste mi pregunta Lizzy—, murmuró, quería cambiar de aires, deseaba eso a pesar del airecillo de incomodidad que podía respirar a causa de lo que había sucedido en esa misión en aquel cuarto. Eran palabras y tal vez situaciones de mentira, pero habían existido, con ella, con la una chica de la cual se había enamorado en su vida, y eso era un grandísimo y horroroso problema.

También apretó sus manos, seguían entrelazadas con las de ella y se sentía bastante cómodo de esa manera, mucho más de lo que le gustaría admitir en buenos términos, de alguna manera necesitaba de gestos y no de palabras, y esos gestos, de su parte, por más sencillos que fueran, podían llenarle. En términos de afectos, él se había vuelto tan fácil de complacer con el tiempo, al punto en el que saber que simplemente era querido le era suficiente, sin importar que, al menos con Elizabeth, la manera en la que él le quería era diferente a la que ella le prestaba.

O eso era lo que Minato creía, desventajas de no saberlo todo en este mundo la verdad.


avatar
Edad :
24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Three // Privado: Elizabeth

Mensaje por Elizabeth O'Land el Mar Ene 10, 2017 7:07 pm

Y él regresaba para cambiar el tema, de alguna manera podía intuirlo por sus ojos, él no quería hablar de un asunto en particular, cortaba sus palabras, deseaba de respirar por un par de segundos y luego regresaba, dejaba demasiadas cosas al aire. Chasqueó con la lengua y le miró con cierto desagrado.

Tengo una tarea “diferente”—, murmuró con cierta ironía refiriéndose a lo que estaba haciendo en este lugar, —aunque sabes que soy quisquillosa, ¿no?—, preguntó, —comprendes que, aunque cambies el tema mil veces, yo voy a segur preguntándote sobre lo mismo hasta que desistas—, apretó más sus manos y las soltó para subir las manos desde las palmas recorriendo el brazo, subiendo y terminando en sus hombros, para enrollarlos en su cuello, estaba siendo un poco desvergonzada, pero solían tener esta clase de momentos, —me conoces, ¿no es así?—, preguntó con cierta picardía, mirándole directamente y muy cerca.

Por un instante, por un momento, estuvo tentada a hacer algo que deseaba, que ya había hecho, pero de verdad.

Era una dama, esa clase de pensamientos tal vez podrían verse como feos, incultos e impropios, especialmente considerando el tipo de personalidad que poseía; sin embargo, ella no solía tomar esa clase de “reglas de la sociedad” muy en serio; después de todo, las reglas se hicieron para romperse. Tragó entero e inhaló, jugueteando con los cabellos de la nuca del varón y mirándole, intentaba mantener el mismo aire de confiabilidad que tenía apenas segundos atrás, pero eso, a estas alturas, podía ser claramente algo complicado si se consideraba lo que estaba teniendo en mente.

Ella no era así, para nada era así.

Se acercó ligeramente a su espacio personal, rompió dicho espacio personal y depositó un roce en los labios ajenos. Conocía las consecuencias de aquello que, a pesar de que no podía ser llamado un acto reflejo, algo de eso tenía. Respiró y le miró, miró sus labios y volvió la vista a sus zafiros, a la espera, después de todo, acababa de hacer algo prohibido, prohibido por mucho tiempo aunque, de alguna forma, no había decidido evitarlo, no como antes, no como cuando sentía esas tentaciones pasadas.

Tragó, quizá algo dudosa, no conocía las consecuencias de sus actos, no había imaginado hasta tal punto una posible ira por lo cual, sinceramente, parecía tener algo de miedo.

Volver arriba Ir abajo

Re: Three // Privado: Elizabeth

Mensaje por Minato Hamilton el Vie Ago 25, 2017 4:04 pm

Podía jactarse de decir una y mil veces que, de la misma manera en la que él no tenía demasiados secretos ante los ojos de aquella pelirroja, ella tampoco los tenía ante él, sin embargo, no esperaría este tipo de cosas. Si tuviera que verlo desde la perspectiva de un actor, desde su pie, sobre las tablas, estaría en el momento crucial de una severa crisis de improvisación que sinceramente podía salir bastante mal. Así se sentía ahora, en una de sus partes y, por la otra, pensaba que era el mejor momento de cualquier obra de teatro que pudiera imaginar, el culmen, la mejor parte.

Tragó, podía estarse muriendo por dentro de pensar todo eso, de estar sometido a la sorpresa del hecho, de mirarle, confrontarle sin poder evitarlo, es decir, si ella quería atraer su atención, lo había logrado irremediablemente. Captó el movimiento de sus ojos, lo que observaba y, por un instante, él también notó esa parte suya, tentándolo cual manzana prohibida Eva llevaba hasta Adán. Dejó entrar un poco de aire a sus pulmones, estaba, literalmente, acorralado entre sus brazos y su rostro. Y correspondió a ese roce, haciendo lo mismo una, dos veces, tirando sus años de calma a la basura inmediatamente y, al parecer, sin importarle, no cuando estaba tan confundido por otras cosas, no cuando la situación cambiaba tan drásticamente en tan poco tiempo, sin darle tiempo a prepararse.

Se separó de ella y le miró, solo luego de ese instante, de ese momento, cuando pareció que volvería a besarle, fue que desistió, desistió y le echó a un lado para bajar de la mesa.

No debo hacer esto, lo siento—, dijo tan alto como para que ella le escuchase, nada más, —lo siento Lizzy yo… no puedo hacerte esto—, murmuró dando alguna vuelta alrededor de aquel espacio de literatura clásica.

De un momento a otro su cabeza comenzó a dar vueltas, no por mareos, no, o tal vez sí… estaba demasiado presionado de un instante a otro, con eso, con lo que acababa de pasar, con lo que no era un acto, lo que podía haber sido uno de sus grandes deseos de toda la vida, pero que ahora no era, no debía, ser posible.

Exhaló fuertemente agachándose en cuclillas alborotando sus cabellos, esto era mucho para ser procesado inmediatamente, su propia incompetencia resolviendo la situación, era terrible. Rayos, esto iba de mal en peor.


avatar
Edad :
24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Three // Privado: Elizabeth

Mensaje por Elizabeth O'Land el Sáb Ago 26, 2017 1:33 pm

Y él llegaba a estos extremos, a los extremos de llevarla al precipicio del placer y la complacencia extrema al verse correspondida en un acto que calificó primeramente de impulsivo, necesario, pero tal vez fuera de lugar considerando todo el tiempo que había invertido para evitarlo, sin embargo, cuando le vio alejarse, entonces algo quedó bastante claro en aquella grácil e inteligente mente: ella no daba su brazo a torcer, jamás, fuera lo que fuera… si pensaba que había sido demasiado pronto, o tarde, quien sabe, pero no equivocado, para nada.

Y aquello, esas palabras, realmente le molestaron.

Le miró achicando los párpados, tal vez con un poco de sospecha, vaya alguien a saber, y chascó con la lengua.

¿Por qué lo sientes?—preguntó—, ¿correspondes y luego das un paso atrás?, realmente no te entiendo—habló con algo más de volumen. Estaba sospechando de algo, en realidad lo estaba haciendo de muchas cosas, pero el punto no era ese. No…

Dio media vuelta para mirarle, estaba confundido, su postura lo demostraba, pero a la pelirroja eso no le importaba, es decir, acababa de, literalmente, echar años de dudas a la basura, patearlos lejos en un breve roce de algo que podía o no creer oportuno, ¿y él solo le decía “no puedo hacerte esto”?

¿Por quién me tomas Minato?—le preguntó, ella no solía usar el primer nombre del varón demasiado, remarcando aquel bajo, pretencioso y algo molesto tono el rubio podía fácilmente dar cuenta de los sentimientos, sí… Minato solía ser usado cuando, ante los ojos de ella, él hacía algo mal—. No puedes corresponder un beso, mirarme como si fuera el mundo, y luego decir algo así, simplemente no te creo nada—cruzó sus brazos y tomó la posición de la dama que está acosando al hombre traidor, que, si alguien les veía sin conocer detalles, más o menos es lo que captarían del asunto, o, por otra parte, solo pensarían que era una situación rara que ni la pena valía espiar. Cualquiera de las dos le daba lo mismo, sus asuntos eran con este tipo de tinten indecisos que tenía al frente, cuyas acciones vagas le molestaban.

Volver arriba Ir abajo

Re: Three // Privado: Elizabeth

Mensaje por Minato Hamilton el Lun Ago 28, 2017 12:55 pm

Lizzy no podía entenderlo, o eso era lo que él pensaba, porque ella no entendía el pensamiento suyo, tampoco es que se hubiera dignado a explicarlo ni nada parecido. Y ahora salía con estas preguntas… era por esto, por esto precisamente, que había soportado tanto tiempo: por su propia incapacidad de mantenerse a raya, ahora ella daba todas las señales de una molestia precisa,

“Por qué no simplemente la rechacé en un inicio”, se preguntó, eso haría el asunto más fácil, rechazo desde el inicio… pero el titubeo, su indecisión, le costaba caro, lo veía en sus ojos. Era molesto.

Lo siento… yo no puedo hacer esto, no debí corresponder eso—, soltó, realmente no eran palabras extremamente pensadas, en estos asuntos ni chance le quedaba para maquinar mucho en su mente, —solo… me dejé llevar por el momento pero—, se pausó por un segundo, hasta ahora había estado de cuclillas, pero se levanto para mirarle algo mejor, aún había duda en sus ojos, y él lo sabía, pero eso no importaba ya, cuando las cartas estaban más que echadas en menos de lo que pudo maquinarlo, —eso no debió pasar—, fue muy claro en eso.

Sin embargo, él le conocía, conocía esos tildes molestos incluso las veces en las que usaba su primer nombre con aires de soberbia, de inquisición, ella era así, y así se había enamorado de aquella fémina, sin remedio, casi que sin nada, sin saber si fue desde niños o se volvió real tiempo después.

Pero eso no podía ser, porque él no quería hacerla sufrir más… cuando perdías a un amigo era una cosa, por otra parte, si no correspondías a tu mejor amigo y descubrías su sentimiento, al final terminarías sintiendo lastima por él o, caso contrario, si correspondías, entonces, cuando él se fuera, ella sufriría mucho más. No quería nada de eso, vaya que no.

Dejó salir el aire con mucha fuerza de los pulmones, se había quedado medianamente abrumado por todo, y eso realmente malo. Inhaló.

Yo… debo irme, no… olvida esto, por favor—, murmuró, acercándose a la mesa, iba en busca de su sombrero, de las gafas y de aquel libro que había estado, supuestamente, leyendo, hasta que cayó en la indecisión, esa de la que ahora, ni aunque quisiera, iba a poder salir.


avatar
Edad :
24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Three // Privado: Elizabeth

Mensaje por Elizabeth O'Land el Miér Ago 30, 2017 12:23 pm

Hombres, criaturas que piensan que su intelecto es superior al de las mujeres… por supuesto, podían tildarla de feminista, pero ella se había ganado su feminismo y las bases para afirmar lo que fuera con su propio sudor, por ejemplo ahora… el mejor amigo que tenía en el mundo, el chico del que se había prendido tiempo atrás, actuaba, ante sus ojos, como un cobarde, y sí, eran por cosas que ella no entendía, pero, entendiendo o no, era cobarde al fin y eso no le agradaba.

Necesitaba una explicación. Por supuesto, ante los ojos del mundo, el varón rubio no parecía nada dispuesto a ofrecerla.

Sin embargo, Elizabeth O’Land jamás se ha caracterizado por ser precisamente dócil en muchos aspectos de su vida. Sí… puede que fuera por eso que, al escuchar sus palabras, puede que solo le pareciese estar escuchando palabreríos sin ninguna clase de sentido.

Le vio acercarse, por un momento pareció pensar que le dejaría por la paz, que toda esa cólera instantánea la iba a guardar para después, pero no… al ver que se acercaba, por instinto, le tomó por un brazo y una de las miradas más duras que había hecho en un tiempo fue lo que le dio cuando le hizo encararle.

Eso no debió pasar”, dime entonces, Minato, ¿por qué?—preguntó luego de citar las palabras ajenas—, ¿por qué no debió pasar?—volvió a cuestionar, atrayendo su cuerpo al suyo, acortando las distancias, pero con una rudeza propia de ella, de sus hábitos más simples y vagos—, ¿es que acaso te arrepientes y tomas a la ligera lo que he hecho?—las preguntas continuaron—,
¿o es que tal vez piensas que te he besado porque simplemente es algo común en mí?—finalizó tajante, recta, quería respuestas, esos ojos estaban mal, no eran los zafiros a los que estaba acostumbrada, no quería ver eso en el rostro de su mejor amigo, del chico que le gustaba, claro, eso…—, estoy enamorada de ti, Minato—, claramente pronunció aquellas palabras de una forma en la que jamás pensó podría hacerlo, sorprendiéndose a sí misma—, no son palabras ligeras, ni actos ligeros—continuó, esta vez algo más calmada, más serena en el tono que usaba—, y tú sientes algo parecido, tus ojos me lo dijeron—murmuró, le había acercado lo suficiente como para cortar toda clase de distancias locas, ahora veía sus ojos directamente, su nariz, e incluso sentía el roce entre ambas—, ¿por qué huyes?—, finalmente cuestionó.

Habían cosas que debían ser como eran, y otras inexplicables, el mundo era así de loco.

Volver arriba Ir abajo

Re: Three // Privado: Elizabeth

Mensaje por Minato Hamilton el Sáb Sep 02, 2017 2:05 pm

Tragó una, dos, tres y muchas veces más hasta que perdió la cuenta, escucharla decir lo que decía, con su rudeza, sostenerle y, sin poner resistencia, quedarse quieto, porque claro, Elizabeth era peligrosa cuando se enojaba, fuera cual fuera la causa. Sus palabras eran crueles, citando las del rubio mismo, siendo tan sincera como cortante… y luego vino el boom, algo inesperado, pero real, algo que no necesitaba.

Esto era solo como agregar algo más a su sufrimiento, eso era lo que pensaba Minato, porque ella acababa de decir “estoy enamorada de ti”, ¿Qué sugería eso?, lo más obvio en realidad, pero ella esperaba algo, algo que él deseaba, pero que no podía, lamentablemente, ofrecer.

Elizabeth, por favor, déjame quieto yo…—, se quedó en el aire un instante y resopló quitando la vista de ella, evitándola, haciendo un fuerte movimiento para separarse de ella y caminar alrededor tomando su cabeza… esto era mucho, era demasiado, —has dicho algo que siempre deseé escuchar, pero que, al mismo tiempo, rezaba para que no sucediera—, comentó serenamente, era lo justo, lo que estaba pensando mientras pegaba su espalda a uno de los libreros, dejándose caer hasta estar sentado en el suelo.

Exhaló fuertemente, dejando caer su cabeza sobre las rodillas y tapándola con una mano, estaba respirando muy rápido, especialmente por el conflicto de cosas que llevaba en la mente. Sin saber por qué, las lágrimas comenzaron a salir de sus ojos y breves sollozos se manifestaron sin que él pudiera controlarlos, después de todo, ¿debía estar triste, feliz, contrariado? No podía entenderlo, porque jamás se había planteado que algo así, repentino de por si, le pasase, mucho menos con su estado de animo actual.

No sabía qué decirle, ¿qué podía decirle?, ¿mentirle?, ¿si le mentía la perdería, si le decía la verdad también? A veces los caminos eran tan malos como de fuerte lo que pasaba alrededor.



avatar
Edad :
24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Three // Privado: Elizabeth

Mensaje por Elizabeth O'Land el Vie Sep 08, 2017 3:01 pm

Él era complicado, y se lo estaba haciendo más y más complicado… eso era malo, realmente malo, porque se lo estaba haciendo más difícil a ella, a lo que pensaba, a lo que infería sobre el comportamiento del rubio, Anthony estaba… ¿contrariado? Por sus palabras, ante la pelirroja, parecía como si estuviera metido en medio de una encrucijada de cosas imposibles, o al menos a eso le llevó su posición, una que le preocupó.

Ya bastaba de rodeos.

¿Qué te pasa?—, le preguntó.

Caminó hasta él y se detuvo al frente para agacharse y alzar su rostro, lo que vio le impactó un poco más, él lloraba, y parecía no controlarlo. ¿Cuándo había sido la última vez que le había visto llorar? Tal vez cuando tenía unos siete años u ocho, cuando le vio llorar tan fuertemente que hasta sintió miedo, y vio la reacción en esos ojos pequeños. Lo sabía, Minato jamás volvió a llorar ante nadie, a pesar de que eso significase que lo hacía en soledad.

Anthony, por favor, dime qué te pasa, ¿por qué dices eso?—, él solo decía a las que no podía encontrar mucho sentido por sí mismas, —necesito que me lo expliques Anthony, sino no puedo entenderte, mucho menos ayudarte—, habló quitando con la mano los cabellos de su rostro, acariciándolo, intentando despejar esas lágrimas.

Podía mostrarse notoriamente preocupada, porque lo estaba, él lloraba, ella nunca, en muchos años, le había visto llorar, y lloraba no por rechazarla, o eso era lo que la dama pensaba, sino por estar en medio de una clase de cosas raras.

¿Por qué rezabas para no escucharlo?, ¿te molesta que te lo diga?—, le abrazó, lo hizo fuertemente desde allí, en ese momento, en medio de ella, había un mar de asuntos que le ponían de cabeza… estaba pensando muchas cosas, en que lo había echado a perder todo, —Anthony, por favor, dime que te pasa, dime por qué estás tan decaído, por qué parece que te estuvieras desmoronando, por qué finges estar bien—, murmuró a su oído, —confía en mí Tony, por favor, confía en mí—, pidió y se separó para mirarle cara a cara, pegando su frente a la de él. Estaba un poco nerviosa, quizá demasiado nerviosa.

Volver arriba Ir abajo

Re: Three // Privado: Elizabeth

Mensaje por Minato Hamilton el Lun Sep 11, 2017 10:53 am

Su mirar bajó, tal vez mucho más, pero luego subió e intentó mantenerlo, ¿qué podía decirle?, no podía decirle la verdad, porque… ¿qué pensaría ella de eso, de lo que sucedería, del futuro? La verdad es que para Minato estas cosas jamás estuvieron en los papeles, nunca querría llegar a estas cosas, a esta atmósfera. Resopló… había que olvidar ciertas cosas.

Lizzy yo…—, se quedó al aire por un momento, alzó una mano para rozar la mejilla derecha de ella, —estoy enamorado de ti—, murmuró con cierta claridad y luego tragó, —te amo… te amo, pero…—, tragó de nuevo, —yo no puedo hacerte esto Lizzy… no quiero que sufras más, no quiero que sufras por mi culpa—, se dejó llevar, estaba bastante lleno de cosas en su cabeza, —yo… lo siento, no soy alguien bueno para ti, sin importar lo que pueda sentir—, su tono bajaba de a poquito a cada palabra, y las lágrimas regresaron.

Echó su cabeza hasta atrás, para pegar de algunos libros y sentir el impacto con cierto dolor, lo hizo un par de veces más y chascó la lengua con desgana completa.

Lizzy, mi cuerpo está fallando… mi cuerpo está muriendo—, murmuró, —poco a poco, dentro de poco… yo solo me iré—, el murmullo continuó y tragó, habían más lágrimas e intentó respirar, pero no lo consiguió, —Didi no puede hacer nada y yo… duele… cada día duele más y más, y estoy cansado—, exhaló y cerró los párpados.

Lo había dicho, pero, debajo de todo, o quizá por encima de ello, las lágrimas, amargas lágrimas que no había podido controlar… quería darle felicidad, ¿por qué justo ahora, por qué no manifestar eso en secreto, como siempre? No quería terminar en esto, no lo necesitaba y nunca lo había deseado… era más fácil despedirse de un amigo que de alguien a quien amabas u odiabas, de quien te habías llevado mejores o peores impresiones.

Lo siento… no puedo aceptar tus sentimientos—, finalmente habló luego de algunos segundos, —no quiero que me veas después, no quiero ver a nadie cuando todo empeore… por eso, por favor, déjame quieto, lo siento, realmente lo siento, pero no puedo—, su garganta tenía un gran nudo, apenas podía articular esas palabras, apenas podía tragar o respirar con normalidad. Se sentía frío, se sentía hiperventilado y su respiración era tan rápida que tal vez si lo estaba demostrando.

Apretó los párpados, simplemente necesitaba calmarse.


avatar
Edad :
24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Three // Privado: Elizabeth

Mensaje por Elizabeth O'Land el Mar Sep 12, 2017 12:51 pm

¿Qué era aquello que recorría con furia su cuerpo?, ¿acaso era miedo, sorpresa, molestia, dolor?, tal vez y solo tal vez eran todas esas cosas juntas, porque él acababa de decir las palabras mágicas, porque acababa de afirmar algo que ella había explorado seriamente aquella vez en la misión, porque debía sentirse completamente feliz de estar como estaba, porque él la amaba, lo había dicho y, sin embargo… había algo más

Morir… la muerte era algo relativo, de alguna manera todos le temían, hasta la misma francesa, no lo negaría, tan misteriosa y malvada, separaba a unos seres amados de otros. Sin embargo, en ese caso, en este momento, ella no lo quería sumido así.

No me importa—dijo con claridad.

Le veía tan frágil, tan dejado, cual mariposa al final del día, cuando moría; y odiaba verlo así, era muy franca… no necesitaba sentir más dolor, hacerle sentir peor, no le gustaba verlo así y era la más pura de las verdades.

No me importa si mueres hoy, mañana o en un año—regresaron las palabras a su boca con elocuencia, llevando las manos a ambos lados del varón rubio, a posarse sobre sus hombros con algo de fuerza, a hacer que le mirase por reflejo—, no me importa si pasas ese año así como estás ahora, o si tengo que ayudarte a comer o a ir al baño, no me importa—tragó entero—. Tony… yo te quiero tal cual eres, con todo de ti, con tu enfermedad… no me pidas que te deje solo, no digas cosas que realmente no piensas—por reflejo, sus ojos se enrojecían un poco, estaba intentando contener las emociones que todo aquello le despertaba, porque no podía ser tan dura, para nada, y eso lo tenía más que claro—, no me alejes de ti… lo menos que necesitas ahora es estar solo—murmuró para abrazarle desde esa posición, algo incómoda por cierto, tan fuerte como pudo, acariciando la parte baja de su cabellera, su nuca.

No le iba a permitir dejarla de lado, no señor, ella no iba a dejar que él tomase semejante decisión en soledad, no iba a dejar que él les echara a un lado a todos ellos como si no fueran nada importante, como si no se merecieran también enfrentar la realidad a su lado.

No voy a dejarte, sin importar si hasta tu último día estás molesto conmigo—en medio de ese abrazo susurró—, estás molesto… pero me conoces, Tony—.

Así era ella, terca, a su manera, haciendo lo que creía correcto cuando lo creía correcto… pero muy inteligente también. Era su mejor amigo, la persona a quien amaba, ¿resultaba racional dejarlo solo?

Para nada.

Volver arriba Ir abajo

Re: Three // Privado: Elizabeth

Mensaje por Minato Hamilton el Sáb Sep 16, 2017 2:34 pm

Sin importar cuantas veces lo pensase, cuantas veces hubiera imaginado muchas cosas, la verdad era que, lo menos que pensaba, era terminar de esta manera, era bastante sincero. Él no quería que los demás vieran un lado deplorable suyo, no quería que tuvieran ese recuerdo suyo, porque aquella enfermedad suya no iba a degenerar sino a atrofiar su vida poco a poco, impidiéndole hacer cosas de las que tenía costumbre, haciéndole sentir mucho dolor, como en esos ataques donde quedaba desmayado por horas, días o semanas. Él estaba consciente de eso, y quería evitar a toda costa ser recordado así.

Quiero que me recuerden como soy ahora… no como un trapo que no puede levantarse por sí mismo—, no podía evitarlo, poco a poco, aquella barrera que llevaba tiempo allí fue cayendo, casi como si fuera de arcilla y le callera encima una gran lluvia, poco a poco las lágrimas salían más y más, —tengo miedo Lizzy, no quiero morir—, murmuró, apretando su agarre en su abrazo, —desde niño estoy preparado para esto pero… no quiero—, se fundió más en ese abrazo y los sollozos comenzaron a aflorar ya sin la necesidad de controlarlo.

Inhaló con fuerza, el aire se le estaba escapando de los pulmones y no podía respirar bien. Apretó sus manos en la ropa de la dama, en su espalda, sabía que ella intentaría mirarle, pero no quería que le viera así, para nada. Exhaló, el aire de nuevo se le iba, esto era algo que se estaba haciendo bastante común los últimos días, le faltaba la fuerza, le costaba respirar. Su corazón latía rápidamente, casi podía sentir su presión subir y se quedaba sin poder escuchar mucho de nada, solo lo que tenía por dentro.

No quiero estar solo… pero ustedes son todo lo que tengo—, murmuró, —y… ya no sé qué hacer—, resopló, relajando su postura para acariciar con una de sus manos la cabellera rojiza ajena, lentamente… —Ya-chan pedirá mi suspensión indefinida—, soltó luego de algunos, —él y Didi estuvieron de acuerdo en que ya no era apto para estar en servicio activo—, salió algo bajo, sin ganas. Esperaba no llegar a eso, pero él conocía las consecuencias de ser llevado al servicio inactivo, a ser suspendido y dejar de hacer las cosas a las que acostumbraba, dejar de ver a las personas a las que, para él, era cotidiano saludar y muchas cosas más.

Resopló.

Echó la cabeza hasta atrás y la pegó de nuevo con los libros, su cuerpo, por alguna razón, estaba decayendo, aflojándose, lo estaba sintiendo y, lo más probable, es que fuera fácil que Lizzy lo notara. Inhaló, su corazón comenzaba a calmarse y sus pulmones también, una buena noticia en medio de un cerebro y una mente que aún estaban metidas en tantas cosas.


avatar
Edad :
24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Three // Privado: Elizabeth

Mensaje por Minato Hamilton el Sáb Sep 16, 2017 2:35 pm

Sin importar cuantas veces lo pensase, cuantas veces hubiera imaginado muchas cosas, la verdad era que, lo menos que pensaba, era terminar de esta manera, era bastante sincero. Él no quería que los demás vieran un lado deplorable suyo, no quería que tuvieran ese recuerdo suyo, porque aquella enfermedad suya no iba a degenerar sino a atrofiar su vida poco a poco, impidiéndole hacer cosas de las que tenía costumbre, haciéndole sentir mucho dolor, como en esos ataques donde quedaba desmayado por horas, días o semanas. Él estaba consciente de eso, y quería evitar a toda costa ser recordado así.

Quiero que me recuerden como soy ahora… no como un trapo que no puede levantarse por sí mismo—, no podía evitarlo, poco a poco, aquella barrera que llevaba tiempo allí fue cayendo, casi como si fuera de arcilla y le callera encima una gran lluvia, poco a poco las lágrimas salían más y más, —tengo miedo Lizzy, no quiero morir—, murmuró, apretando su agarre en su abrazo, —desde niño estoy preparado para esto pero… no quiero—, se fundió más en ese abrazo y los sollozos comenzaron a aflorar ya sin la necesidad de controlarlo.

Inhaló con fuerza, el aire se le estaba escapando de los pulmones y no podía respirar bien. Apretó sus manos en la ropa de la dama, en su espalda, sabía que ella intentaría mirarle, pero no quería que le viera así, para nada. Exhaló, el aire de nuevo se le iba, esto era algo que se estaba haciendo bastante común los últimos días, le faltaba la fuerza, le costaba respirar. Su corazón latía rápidamente, casi podía sentir su presión subir y se quedaba sin poder escuchar mucho de nada, solo lo que tenía por dentro.

No quiero estar solo… pero ustedes son todo lo que tengo—, murmuró, —y… ya no sé qué hacer—, resopló, relajando su postura para acariciar con una de sus manos la cabellera rojiza ajena, lentamente… —Ya-chan pedirá mi suspensión indefinida—, soltó luego de algunos, —él y Didi estuvieron de acuerdo en que ya no era apto para estar en servicio activo—, salió algo bajo, sin ganas. Esperaba no llegar a eso, pero él conocía las consecuencias de ser llevado al servicio inactivo, a ser suspendido y dejar de hacer las cosas a las que acostumbraba, dejar de ver a las personas a las que, para él, era cotidiano saludar y muchas cosas más.

Resopló.

Echó la cabeza hasta atrás y la pegó de nuevo con los libros, su cuerpo, por alguna razón, estaba decayendo, aflojándose, lo estaba sintiendo y, lo más probable, es que fuera fácil que Lizzy lo notara. Inhaló, su corazón comenzaba a calmarse y sus pulmones también, una buena noticia en medio de un cerebro y una mente que aún estaban metidas en tantas cosas.


avatar
Edad :
24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Three // Privado: Elizabeth

Mensaje por Elizabeth O'Land el Mar Sep 19, 2017 1:01 pm

Él estaba asustado, y Elizabeth no tuvo la necesidad de escuchar sus palabras para saberlo. Todo su cuerpo se lo comunicaba, era bastante sincero… sus temblores, sus sollozos, toda esa atmósfera general fácilmente se lo comunicaba.

Por supuesto, escucharlo de él mismo era otra historia.

Saber las cosas que estaban pasando por su mente, lejos de misiones, su vida misma, lo que los doctores le decían y confortarle… ella estaría allí para confortarle cuando él la necesitara, e incluso cuando no lo quisiera… resopló, a la par que veía que su cuerpo se caía en nada. Por un instante se asustó un poco, era así de simple, porque sintió que su cuerpo se caía, pero lo arregló… y en ese momento supo que esta no sería la primera, ni la última, vez que notaría este tipo de comportamientos.

Por supuesto… si él era suspendido, quería decir que también debería perder el contacto con ellos por su propia seguridad, sin embargo, ella no haría nada para abandonarlo, claro que no.

No importa lo que pase, ni siquiera si eso significa que sea castigada—, soltó, sentía las caricias sobre su cabeza y por eso se había relajado solo un poco, al saber que él estaba mejor, —no voy a dejarte solo, ¿entiendes?—, murmuró, —y no voy a dejar que te vayas de aquí, porque no voy a poder seguirte Tony—, comentó con suma calma y se separó de él para mirarle, sus ojos estaban rojos y su rostro algo desencajado a pesar de los momentos de calma.

Besó sus labios con suavidad y le miró. Ella era terca y eso era algo que todos conocían, especialmente él, a quien se enorgullecía de fastidiar mucho, pero con quien conversaba de cosas con las que no solía hablar mucho con nadie… cuando eres la única chica en medio de cuatro chicos, debes ingeniártelas para sobrevivir.

Volvió a besar sus labios, pero esta vez se quedó allí, a muy pocos centímetros, si se quiere menos, de esa posición.

No importa lo que pase, no vas a estar solo, no dejaré que eso suceda—, murmuró, a esa distancia él podría escuchar cualquier murmullo, por más ínfimo que fuera, —tu hogar es donde está tu familia, ¿no es así?—, preguntó, —nosotros estamos aquí. Este es tu hogar, porque nosotros estaremos aquí para ti—, sonrió ligeramente para suspirar solo un poco, sin moverse nada de la posición en la que había quedado previamente. Quizá le estaba retando solo un poco.

Un tanto de malicia, para variar, a veces no era nada malo.

Volver arriba Ir abajo

Re: Three // Privado: Elizabeth

Mensaje por Minato Hamilton el Jue Sep 21, 2017 12:56 pm

Para ser sinceros, él no esperaba mucho de muchas cosas, especialmente en lo que a ciertos terrenos de su vida se refería. Después de todo, recordaba perfectamente esos días de soledad en la gran casa cuando todos ellos se iban al final de los entrenamientos, de las clases… no era ajeno al sentimiento y por eso era como era.

Así es, Minato Hamilton estaba perfectamente consciente de sus facetas, de que actuaba como un niño, de una manera muy infantil, con quienes estaban a su alrededor… pero es que eso le gustaba. Le gustaba sentirse alegre estando rodeado de personas, sintiendo que no estaba solo, porque Minato Hamilton odiaba la soledad más que nada. Por eso creció como ahora, por eso tenía esta clase de pensamientos y sentimientos que se debatían entre una y otra cosa que podía jugarle a favor o en contra; por eso, justo ahora, cuando Elizabeth decía tales palabras que solo en sueños pensó escuchar, él aún dudaba. Era juicioso, estaba consciente de las consecuencias, y de que no quería exponerle a nada de ese estilo.

Pero había un serio problema… cuando a Lizzy se le metía algo entre ceja y ceja, era casi una odisea intentar sacárselo. Resopló aún ahí, sin dejar de hacer lo que hacía. Estaba acostumbrado; sin embargo, contemplar el carácter de la fémina en la situación actual resultaba un poco diferente.

¿Para que mentir? Si alguien le pellizcaba ahora mismo podía sentir facilito que acababa de salir de un gran sueño, el mejor sueño de su vida… sentir su aire tan cerca es algo que, no podía ocultar, había sentido antes, pero las situaciones eran algo así como inversamente diferentes, totalmente contrarias o como quisieran decirle. Esta dama frente a él era algo que él desconocía, mas le gustaba. Sí, tampoco podía mentir en ese sentido.

El hogar de una persona es donde tiene a otros esperándole, a su familia—, murmuró algo bajo, ciertamente ella conocía ciertos puntos débiles suyos en ese sentido. No pudo hacer más que sonreír tímidamente, como muy pocas, poquísimas veces, hacía con total sinceridad… porque siempre era algo así como un gesto para calmar, un gesto pícaro o sumamente inocente acorde a su personalidad, —sin embargo… ninguno debe ser castigado por mi culpa Lizzy… si el jefe me dice que debo alejarme, entonces es lo que haré—, continuó. Tenía la particularidad de ser estricto con el trabajo, —será una última orden, y no solo será por su bien, sino también por el mío—, razonó…

No estaba dispuesto a desafiar una última orden, porque conocía de primera mano las consecuencias de querer tener una vida normal fuera de la Shinobi –o, en su caso, lo que le quedaba de vida- por sus padres, por sus superiores y por los propios miembros de lo que él mismo había denominado como familia. No era nada fácil, no... No cuando habías pasado toda tu vida en medio de esto y, de la nada, simplemente eras privado de ello.

Inhaló y le abrazó, por el momento, tal vez, como que no quería hacer nada más… preservar el momento, si, llámenle idiota, pero este, para él, era uno de los mejores y peores días de su vida. Por muchas, determinadas y muy fundamentadas razones.




avatar
Edad :
24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Three // Privado: Elizabeth

Mensaje por Elizabeth O'Land el Lun Sep 25, 2017 2:07 pm

No era en extremo una fiel fanática de seguir las reglas, porque pensaba que las reglas se habían hecho para romperse, así de simple… resopló, estaba consciente de las palabras del rubio, también de las razones por las cuales las profesaba, de alguna manera Minato tenía ese sentido de la justicia que le hacía un poco interesante a la hora de cumplir su trabajo, porque siempre haría aquello que su juicio le dictase como correcto, de la manera en la que lo pensase.

Ella no podía criticar el hecho de que él estaba siendo consciente de lo que podría pasarles a todos por culpa de cualquier desacato, sin embargo, en los planes de la dama pelirroja no estaba para nada dejarlo solo, ¿podría?, no, porque él estuvo allí siempre que ella le necesitó, entonces… ¿podría dejarle solo? No, simple monosílabo que podía tanto abrir como cerrar demasiadas puertas.

Se dejó abrazar mínimamente, dejarse mimar a veces no estaba mal cuando la conversación llega a un punto crucial.

Está bien, te perdono por hoy—, murmuró tenuemente, sin buscar demasiado de muchas cosas…

En este sentido, podía afirmar que no era la primera vez que estaba en este tipo de ambientes con él, no… recordaba cuando su padre había muerto… quien se quedó con ella a cada instante fue él, quien fue hasta su casa para hacerle compañía –porque cocinando era pésimo- fue él, quien le consoló por las noches cuando la perdida fue reciente, y sucesivamente… él era especial, para ella, para su mundo, así de simple.

Dejaremos el tema por ahí—, susurró serenamente para respirar con calma y abrazarle con algo más de serenidad, dejando caer su postura en aquel suelo, sentándose, pues era mucho mejor. Mientras su corazón siguiera latiendo, él estaba vivo; mientras su cuerpo continuase moviéndose, él estaba vivo… era un poco torpe, raro, pero cierto. Sinceramente hablando, daba un poco de miedo, por supuesto, no se imaginaba tan siquiera la clase de miedos que el rubio estaba sintiendo, porque sabía completamente que sus miedos no eran para nada comparables al de él, al de la persona que estaba viviendo esto.

Inhaló, también estaba un poco asustada porque, si a ver vamos, esta era la primera vez que hablaba con suma verdad sobre su enfermedad… lo entendía, pero el tema le daba algo de escalofrío cuando se podía a mirar al pasado.


Tema Finalizado




Volver arriba Ir abajo

Re: Three // Privado: Elizabeth

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.