Welcome to SNA!
「WELCOME TO SNA」



Hey Invitado sé bienvenido/a a la SNA, una universidad famosa por su educación, el campus más grande del mundo, y a Alki Strait City, famosa por su gente; por sus parajes y paisajes, pero sobre todo por su imponente presencia. Innumerables cosas, misterios, verdades, pueden sucederse en este lugar, ¿se siente bien?, ¿quieres experimentar el desenfreno de una ciudad que no descansa, de una universidad que es más que eso? Entonces... ¡Deja de observar y entra de una buena vez a este mundo!
Conectarse

Recuperar mi contraseña

「WHO IS ONLINE?」
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 28 el Lun Sep 04, 2017 10:27 pm.
「LAST POST」
Últimos temas
» Venta de camisetas manga personalizadas
Mar Nov 14, 2017 11:38 am por Andrea33

» Es war das erste Mal— Priv: Lee Seung Ho
Dom Nov 12, 2017 5:28 pm por Lee Seung Ho

» Hike—priv: Kohaku Koyama
Vie Nov 10, 2017 10:53 am por Shun Wakahisa

» Four // Privado: Elizabeth
Sáb Nov 04, 2017 2:59 pm por Elizabeth O'Land

» Scared [Priv. Daichi Kitagawa]
Dom Oct 22, 2017 12:40 pm por Zhao Wang

» Cappuccino [Priv. Yahiro]
Dom Oct 01, 2017 7:00 pm por Yahiro Kanzato

» Three // Privado: Elizabeth
Lun Sep 25, 2017 2:07 pm por Elizabeth O'Land

「OUR BOSSES」

THE SNA KING
master

- Profile MP -


MINATO
admin

- Profile MP -

SHI
designer

- Profile MP -


Noragami Roler Psycho-Pass RPG .:Magatsu World:. Surprise City Forbidden Love < a href="http://innocent-malice.foroactivo.com/">INNOCENT MALICE Crear foro The Last Breath RPG
「THANK'S & CREDITS TO:」



Este skin ha sido realizado por Shi {@Shi.2014} para Security Northwest Academy, se prohíbe su reproducción. Los códigos para las descripciones de los foros son propiedad de Niza. La historia y demás puntos base del foro, son propiedad del staff y están inspiradas en lugares de la vida real; las tramas y expedientes de los usuarios son de su propiedad y solo suya.

Agradecemos a #ALF por la ayuda con sus tutoriales; a We♥It, Tumblr, Zerochan, MiniTokyo y otros por las imágenes, las cuales han sido sometidas a edición. Este foro es una obra de ficción y, como tal, no tiene relación más que ligera con hechos de la realidad.

#NO AL PLAGIO, ¡Sé original!

So easy —Priv: Suiren Liett

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

So easy —Priv: Suiren Liett

Mensaje por Daichi Kitagawa el Jue Oct 06, 2016 2:58 pm


So easy

W: Suiren // Gimnasio de voleibol de la SNA // Jueves; 21:18 hs // Vestimenta

Las cosas habían cambiado un poco recientemente, y a un ritmo bastante acelerado. Por alguna razón Zhao se había marchado de la universidad, no le había conocido demasiado, pero era bastante divertido sacarle la piedra luego de las prácticas, fueron solo seis meses, pero había valido al completo la pena. En esos seis meses de conocerse reclutaron a varias personas para el equipo, tanto el de chicas, como el de chicos, se había reunido con la capitana de las chicas y habían planeado más actividades para incentivar a otras personas a unirse, sin embargo, Zhao se había ido en una etapa bastante importante.

Justo en estas semanas la universidad había traído a un grupo de entrenadores, Daichi había estado siguiendo el proceso, porque no había mucho a donde correr, ellos habían traído a uno de los entrenadores que había tenido él en Japón, el profesor se había retirado, pero accedió dar clases aquí en la SNA, precisamente porque se había mudado desde hacía ya tres años aquí a vivir con su esposa, cerca de su hijo y nietos. Eso era algo bueno en realidad.

Esta semana había sido interesante, ambos equipos habían comenzado a entrenar más formalmente y, a pesar de que ya no podrían entrar a la liga regular, sino hasta dentro de seis meses más, podían comenzar a entrenar con otras universidades y prepararse mucho mejor. El entrenamiento espartano comenzaba, y era realmente divertido, porque hacía mucho que no entrenaba así de fuerte. Por supuesto, había sido ascendido a capitán, por lo que intentaba hacer lo mejor posible para inspirar el espíritu en sus compañeros de equipo y llevar una buena relación con ellos, y con el grupo de las chicas, pues solían hacer calentamientos juntos antes de irse a sus respectivos gimnasios.

Ahora… eran más o menos las nueve de la noche, sí, había estado en la práctica desde las cuatro hasta las siete, casi ocho, pero no se había querido marchar a los dormitorios, porque no tenía nada importante que hacer, ni siquiera tareas, se había ocupado de eso en el almuerzo en realidad, y sentía que debía practicar sus saques, sus reflejos. Había practicado lo primero un buen rato, era tiempo de lo segundo, había notado algo en su brazo, ahora que comenzaba a entrenar en serio nuevamente comenzaba a sentir una fuerza extra, y también había notado que sus saques se descolocaban un poco por eso, el entrenador se lo había dicho al final del día de hoy, “mientras no puedas controlarlo, es mejor que no lo uses”. Exhaló.

Ah… esto sería más divertido si Zhao-chan estuviera aquí, él peleará por todo—murmuró mientras driblaba para comenzar a sacar—, bueno… al menos ahora puedo ser el armador oficial—sonrió, no dudaba de poder serlo en un principio, tenía ese instinto realmente, pero nunca se sabía, las cosas cambiaban cuando comenzabas nuevas etapas como esta y, junto a los nueve compañeros que ahora tenía, había que poner mucho esfuerzo y empeño, especialmente si quería volver, en algún momento, con la frente en alto a su país, que volvería, seguramente.

Lanzó la bola al aire, ángulo perfecto, la mandaría justo a la esquina, al borde de la raya, o, por ser la vez primera, lo intentaría, un saque matador, fuerte, que ni siquiera un libero pudiera recibir, ese era su objetivo con esta nueva fuerza, practicando su control.

Claro, una cosa era decirlo, pensarlo, y otra muy diferente poder hacerlo.

Su mano golpeó la bola, era muy fuerte, y sin el control debido. Chascó con la lengua, al solo tocarla lo supo. Que problema.
avatar
Edad :
20

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: So easy —Priv: Suiren Liett

Mensaje por Suiren A. Liett el Jue Oct 06, 2016 6:54 pm


P; Daichi // Gimnasio de voleibol de la SNA // Jueves; 21:20 hs // Vestimenta

No le importó dejar las cajas a mitad de ser vaciadas, esparcidas alrededor de lo que ahora sería su cama. Tendría tiempo luego, de sobra, para ordenar, y no es como si a ella le molestara estar rodeada de las estructuras de cartón. Conforme a lo que todos, o la mayoría creía, ella lo veía como otro sistema de orden, además de repartir los libros en los estantes y la ropa en el closet. Después de todo, cada caja tenía escrito lo que contenía… Así que, siendo sinceros, no podía ser considerado un verdadero desorden.

El día había sido agitado. Despertándose temprano, para recibir el resto de las cosas que completarían su mudanza, y tardando media mañana en encontrar una forma de que las cajas no estorbaran demasiado mientras buscaba sus libros. Luego, asistió a clase, como debía. Se había sentido emocionada, caminando por los pasillos, admirando todo a su alrededor, fijando la idea de que ahora, esos corredores, y espacios en general, serían su vista matutina. Aún no podía comprender, por completo, que viviría aquí, rodeada de cientos de chicos, estudiantes como ella, en una ciudad cuya universidad no era todo lo que tenía para ofrecer. Y la idea de explorar, no había tardado en aparecer. Había realizado una visita, antes de mudarse, pero solo le habían mostrado su facultad, el resto de lejos, y algunos espacios abiertos, incluidas las canchas. Lastimosamente, no había entrado a aquel lugar aún. Y tenía planeado hacerlo ahora, a tan solo unos minutos de ser la 9:30 de la noche. Bah, de todas formas, no tenía clases en la mañana, así que, daba igual.Se había inscripto en el equipo de voleibol femenino, y aún no podía creer que no hubiese asistido ni una vez. Temía que se lo reprocharan, que se enojaran con ella y tomaran represalias. Pero, con pasos seguro, la emociona había ganado a la inseguridad, guiándola hacia el lugar donde se llevaban las prácticas: una cancha, que si de lejos se veía grande, de cerca no se la podía llamar pequeña. Tímidamente entró, solo para darse cuenta, de que el lugar estaba vacío. O casi. Podía divisar a un chico, con un uniforme rojo y negro, seguramente era parte del equipo, ¿Estaba practicando a estas horas de la noche? La muchacha se acercó lentamente, no quería asustarlo, ni mucho menos interrumpirlo, ya que si estaba ahí por decisión propia, practicando aun cuando todos los demás se habían marchado ya, era sin duda alguien que se tomaban en serio el deporte. Pero, como el guardar silencio no era uno de sus fuertes, de todas formas se acercó, hablándole.– D-Disculpa, uhm… es la primera vez que vengo, aunque ya me había anotado y me preguntaba sí es que–Su frase fue interrumpida cuando se percató, de que aquel muchacho había golpeado fuertemente una pelota, que ahora se dirigía hacia ella.

Aunque sabía que debía de moverse de lugar, para evitar un golpe, su cuerpo no respondía. Al estar el objeto a solo centímetros de su cuerpo, la pelirrosa pareció reaccionar, golpeando con su antebrazo la pelota, de forma horizontal, como si estuviese dando un cachetada o un golpe a alguien. La pelota cambió su rumbo, golpeando y deteniéndose finalmente, contra una pared cercana. Suiren estaba en shock, o simplemente sorprendida. El color rojo comenzaba a cubrir su antebrazo, producto de haber golpeado de manera incorrecta la pelota, y el ardor se extendía lentamente. Pero ella seguía tratando de entender que había pasado. Meditando en silencio, procesando lo que había pasado, ignorando de momento al muchacho, descargo de golpe su sorpresa. – ¡¿De dónde vino eso?! ¡Parecía haber sido disparada de un cañón! Pensé que mi brazo se iría con ella. –Cuando no, dramática y exagerada. Su rostro ahora, se dirigió a su brazo, el cual ya mostraba las consecuencias de un golpe como ese, tiñéndose de un rojo suave. – ¡Mi brazo, mi brazo esta rojo! –Exclamó, levantando aún más la voz.

Volver arriba Ir abajo

Re: So easy —Priv: Suiren Liett

Mensaje por Daichi Kitagawa el Lun Oct 10, 2016 4:37 pm

Su cabeza no estaba mal, para nada, estaba completamente concentrado y metido en esto, estaba en su elemento, en una de las cosas que más amaba, tal vez rivalizando con la propia carrera y la razón por la que había venido a este país, a esta universidad, en primer lugar. Daichi no era indeciso, para nada, no era torpe en el juego, él solía ser sincero, limpio, meticuloso y calculador en las tablas. Exhaló.

Cuando sus manos tocaron el balón lo supo… se había ido con demasiada fuerza, como era el plan, pero no había conseguido controlarla completamente, y estaba seguro de que tal vez podrán pasar varias sesiones de práctica hasta que pudiera hacerlo, tenía tiempo, eso no le preocupaba, desvelarse estudiando no era una opción, tan solo tenía que repartir mejor sus horarios y, realmente, esta universidad era un poco, solo un poco, más ligera en ambiente y asignaciones que la universidad donde estudiaba en Japón, aún no estaba acostumbrado a eso, por lo que podía parecer que siempre hacía todo con demasiada anticipación, de otra forma no habría podido llegar hasta aquí.

Sin embargo, entre todos esos pensamientos repentinos al tocar sus dedos el balón, pudo divisar una figura, figura que antes no estaba ahí, él no era tonto, había aparecido de repente, justo frente al balón, y no se movía para nada, y eso era malo.

Antes de que sus pies tocasen el suelo luego del salto, y sin poder decir nada, el balón golpeó el brazo de aquella muchacha de cabellera clara, por lo que, justo al tocar ambos pies el tabloncillo, pegó una carrera hasta donde ella estaba, tal vez un poco asustado, es decir, ya le había producido un sangrado nasal a su compañera de cuarto Rinne en un simple peloteo, no quería reventar un brazo, porque con esa fuerza quizá podrá si quien lo recibía no sabía controlarlo.

¡¡Lo siento!!—Gritó profusamente segundos antes de llegar a donde la chica estaba—, ¿estás bien?—preguntó, pero en seguida miró ese brazo, estaba realmente rojo—, Oh, diablos… lo siento, realmente lo siento… no vi que estabas dentro y, bueno, estaba practicando el remate y…—se quedó sin aire por un momento, sus palabras eran rápidas, su mente estaba yendo rápido también, por lo que volvió a mirar el brazo, enrojecía más, ella lo había recibido casi de frente, así que debía doler mucho—. ¡Hielo!—soltó luego del corto instante en el que estuvo en silencio—, debemos poner hielo—dijo posando la yema de dos de sus dedos sobre el área enrojecida, estaba un poco tibia—, con hielo y un poco de spray evitará que se hinche—apuntó, él conocía de estos golpes, por lo que, más rápido que inmediatamente, corrió hasta su bolso, no tenía exactamente hielo, para nada, pero consigo solía llevar lo necesario para enfriar la lesión en su rodilla, que era vieja, pero a veces molestaba un poco—. Ven aquí—le habló a la damita desde donde estaba-al costado en las bancas de los equipos-, para que se acercase hasta allí, del bolso sacó una especie de bolsita, era solo un poco más grande que un jabón de barra común, sacó una cajita y se sentó, señalando el lugar al lado suyo.

Sacó de la caja un envase que, en efecto, era una medicina en spray para los golpes y exhaló, de la nada la concentración se había perdido, pero no es como si él no supiera recuperarla en realidad.

Soy Daichi, capitán de los chicos…—murmuró mientras preparaba y batía lo que estaba en el envase—, las chicas suelen entrenar en el gimnasio de al lado, pero, a esta hora, ya se han ido todas—dijo mirándole más directamente—, te pondré algo de antinflamatorio, y luego esta compresa—señaló la bolsita, que dentro tenía una especie de gel—, se enfría al presionar el botoncito que tiene dentro—finalizó sonriendo levemente—, realmente lo siento—se disculpó por quién-sabe-ya-cual vez con un tono de preocupación y bajando la cabeza.


avatar
Edad :
20

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: So easy —Priv: Suiren Liett

Mensaje por Suiren A. Liett el Mar Oct 11, 2016 9:49 pm

Simplemente estaba ahí, en un extremo de la cancha, exclamando sobre la situación de su brazo. Al golpear la pelota, no había retrocedido ni un paso. Y ahora observaba las consecuencias.

Aunque estaba siendo dramática, porque no dolía tanto y no era la primera vez que se llevaba un golpe como ese, no notó que el muchacho al otro lado de la cancha se acercaba rápidamente, hasta que éste estuvo a unos centímetros de ella. Las disculpas salían de su boca a gran velocidad, mientras la pelirrosa solamente lo observaba, haciendo la conexión de que era él quien había realizado el golpe. No estaba enojada ni nada, no veía realmente una razón para estarlo, puesto que después de todo, había sido ella quien imprudentemente se internó en la cancha, y aun viéndolo practicar, se acercó sin pensar en las consecuencias. Así que, un pequeño sonrojo se instaló en sus mejillas, justo cuando el muchacho corrió a buscar hielo, al darse cuenta, de que todo había sido culpa de su propia imprudencia e impaciencia. No llego a decirle nada, no al menos, hasta que el castaño regresó con algunas cosas, que al parecer, ayudarían a que su brazo recuperará su color original.

Sentándose a su lado, y siguiendo silenciosamente las instrucciones del castaño, estiró su brazo esperando que el spray, y a continuación la banda, fueran aplicadas. Aquel muchacho se presentó, al parecer, era el capitán del equipo de los chicos, y el escuchar aquello produjo que los ojos de Suiren se iluminaran rápidamente. Aunque había conocido excelentes jugadores, de alguna forma, y en realidad, sin importar mucho el deporte del que se esté hablando, sentía que los capitanes eran personas, simplemente excepcionales. Llegar a ese punto no parecía fácil, y la pelirrosa entendía que era personas con más cualidades que simplemente saber desenvolverse en la cancha y traer la victoria. No escondió ni por un segundo su admiración. – ¿Capitán? ¡Eso es sorprendente! Ese golpe fue realmente poderoso, ¿Y estabas solamente practicando? En un partido eso es un punto seguro. –Un clic retumbo en su cabeza, procesando por primera vez todo lo que Daichi había dicho después de presentarse. – Ya veo, así que a esta hora no suelen estar. En realidad es la primera vez que vengo, aunque llevo una semana anotada. –Explicó rascándose la cabeza. – Ni siquiera noté que el otro gimnasio tiene las luces apagadas. Sabía que practicaban en lugares separados, pero… bueno, no lo pensé realmente. Cuando vi que la puerta de este lugar estaba abierta, y la luz prendida, la curiosidad me ganó. –Dejó salir una pequeña risa. – Ah, mi nombre es Suiren Liett, con Suiren basta. Y como ya habrás adivinado, soy parte del equipo femenino… o bueno, al menos me inscribí para eso. –Observó como el muchacho prepara lo que iba a utilizar para bajarle la hinchazón rápidamente. Parecía casi experto en el tema, y la pelirrosa no pudo evitar preguntarse si sabía tanto porque él había pasado por lo mismo antes. Aunque su torpeza aparecía día a día, la chica no era tan responsable como para instruirse, siquiera en primeros auxilios, o sabiendo que tendía a tropezarse con facilidad, al menos podía llevar curitas o cosas de ese estilo. Pero no, al lastimarse, lo que hacía era simplemente ignorar el golpe, y continuar como si nada. Siempre y cuando no le impida reanudar su camino, claro está.

Y no tienes que disculparte tanto… –Juntó aire. – En realidad, es mi culpa. Te vi, y aún así me acerque, así que… bueno, ¿Lo siento? –No estaba segura de porqué estaba disculpándose, pero sentía que tenía que hacerlo. Aunque le daba vergüenza aceptar que había sido su culpa, era una chica sincera, juntando el coraje que necesitaba para que aquellas dos palabras salieran de su boca, porque eso era lo correcto. Al menos así, la habían criado. Sin importar el mal que hubiese provocado, tenía que hacerse responsable. Pero esto no significaba que, en su interior, no fuera también del tipo que no evitara cualquier sermón o algo por el estilo. – D-Dijiste que todos se habían ido ya, ¿Eso significa que aun así decidiste quedarte a practicar? Debes tomártelo muy en serio. –Dijo en un intento de cambiar el rumbo de la conversación, pero no simplemente por eso, también confirmando, que aquel muchacho no consideraba a voleibol como una forma de pasar el tiempo, ¿O sí?

Volver arriba Ir abajo

Re: So easy —Priv: Suiren Liett

Mensaje por Daichi Kitagawa el Miér Oct 19, 2016 1:36 pm

Estuvo rociando el spray sobre el área golpeada de la damita para que no se inflamara en exceso, luego tomó la almohadilla y apretó el botón que accionaba el frío en ella, sintiendo como la temperatura cambiaba, la puso sobre el golpe, para que no sintiera el cambio brusco de temperatura ella y resopló.

Aún no puedo ganar nada con él—murmuró tras escuchar las primeras palabras de la chica de cabellera rosa—, se desvió bastante, por eso termino pegándote—soltó—, pero si puedo manejarlo y controlarlo será realmente genial—su tono antes algo bajo se animó repentinamente, él era de esos optimistas la verdad, no le pegaba demasiado de nada.

Le dejó la bolsa con calma sobre el área y exhaló para estirar sus brazos hacia arriba, entonces sonrió y le terminó de escuchar, realmente que el equipo femenino tuviera nueva cosecha era genial, aún ambos equipos debían trabajar bastante y muy duro, pero tenían a buenos integrantes, al juicio de Daichi, que era un fan de ver videos de partidos, y se había visto ya muchísimos de los otros equipos de la liga, tenían buenas oportunidades de sobresalir si se esforzaban y cubrían lo que él pensaba que podían llegar a ser, por supuesto, para eso él mismo debía trabajar mucho más duro, no solo para controlar este nuevo saque, sino para sincronizar mucho más con sus compañeros.

Las chicas estarán felices, tienen un buen equipo, así que de seguro si te esfuerzas mucho e integras llegarán a algo mejor—dijo entonces resoplando hacia arriba, para mover un poco su cabello con un gesto gracioso—, entonces dejemos como que los dos lo sentimos, tú por no darte cuenta, y yo por aún no poder controlar mi saque—comentó, era la mejor manera de dejar las cosas, tal vez.

Se fue hacia un lado para buscar en su bolso una botella en la que estaba el preparado energético que solía beber, tenía un poco de sed, por lo cual la tomó y bebió un par de tragos, era de menta y tenía un sabor bastante interesante, era diferente de la que tomaba en Japón, pero era la que su entrenador le había recomendado a partir de ahora para mejorar sus procesos y preservarle un poco mejor, porque debía comenzar a entrenar con algo más de rudeza.

Le escuchó entonces y sonrió con cierta timidez puesta al mismo nivel que su ya habitual “inocencia extraña”.

Me gusta el voleibol—respondió en primera instancia—, solía vivir en Japón hasta no hace mucho, allí realmente nos gusta dedicarnos mucho a algo—continuó—, pero… quiero poder dominar la nueva fuerza de mi brazo, sino no podré dar todo lo que tengo para ayudar al equipo—sonrió, mirándole directamente a ella, podía parecer hasta un niño pequeño hablando de lo que más le gustaba—, jugar voleibol es lo que más amo, tal vez al nivel de la ciencia, por eso vine aquí… es extraño, y puedes verme raro, pero la cancha de voleibol siempre será como mi hogar—miró al frente, a las tablas, la red, decía esto con algo de nostalgia, pero era lo que de verdad sentía, lejos de lo que había hecho en el pasado, de lo que era y había sido, la cancha siempre le había protegido, su equipo siempre le había dado fuerzas.

Resopló con algo de fuerza y abrió los ojos para luego voltear hasta donde ella estaba.

¡Pero… no quiero sofocarte con eso!—gritó repentinamente—, la verdad es que me hago muy sincero con esto—rio—, pero… es divertido, ¿has jugado voleibol antes?—le preguntó—, sino, creo que realmente te gustará mucho, entrenar es realmente genial—finalizó, parecía un promotor de un producto.
avatar
Edad :
20

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: So easy —Priv: Suiren Liett

Mensaje por Suiren A. Liett el Miér Oct 26, 2016 2:54 pm

El castaño agradeció sus palabras, pero mostró un poco de disconformidad en cuanto a aquella ¨técnica¨. Y aunque se animó en tan solo unos segundos, Suiren comprendió a que se refería. Si bien la muchacha nunca había competido en el deporte, simplemente lo practicaba porque le gustaba y era divertido, podía entender un poco la frustración de tener una buena técnica, pero no poder usarla a voluntad. De alguna forma, era peor que no tener una en sí, al menos para ella. La impotencia que se sentía, pensando que si tan solo fuese más rápida, o tuviese más control, o lo que le faltara, era como sentir picazón y no poder rascarse.— Se ve que eres bueno en esto, así que no tardaras demasiado en hacerlo bien. Ya sabes que es lo que te falta, así que solo queda practicar. —No era la mejor persona animando a otros, pero sentía que debía decirle algo, apoyarlo en su decisión. Pero no se podía negar, que tenía un poco de razón, después de todo, en los deportes, al fin y al cabo la gran mayoría de las cosas se reducían a practicar. Durante horas, días, semanas, o el tiempo que hiciese falta.

Sin darse cuenta, absorbida por la conversación, Daichi había terminado el procedimiento para que su hinchazón bajase, ahora solo quedaba aguantar un par de minutos con el brazo quieto manteniendo a bolsa arriba del mismo. — Eso espero, aún no eh conocido a nadie del equipo, no me dieron ni sus nombres, así que tendré que venir mañana o el lunes directamente. Y uhm… gracias por ayudarme con mi brazo. —Agradeció mientras rascaba su cabeza. No era un secreto para nadie que Suiren era bastante torpe, y aun así, la chica no había aprendido a cuidarse. Generalmente, luego de un golpe, seguía avanzando, sin darle demasiada importancia. Tenía suerte de no haberse lastimado seriamente jamás.

No, está bien. Aunque no puedo decir que lo entiendo completamente. —Respondió. — Jugué durante toda la secundaria, pero nunca me lo tome tan en serio como tú. Para mí era una forma de pasar el tiempo, me gustaba practicar y jugar, pero no tenía interés en formar parte del equipo oficialmente. —Su tono de voz era un tanto apenado, de alguna forma se sentía intimidada por el muchacho, quien se veía realmente dedicado al deporte.— Vi algunos partidos en la TV, aunque el equipo local en el que estaba nunca compitió a nivel mundial ni nada parecido, solo algunos partidos entre ciudades vecinas, ya sabes. Cuando vine aquí, y vi que podía anotarme, no lo pensé demasiado. Supongo que es mi forma de desconectarme, cuando estoy en un partido, o simplemente practicando, no pienso en las clases, exámenes, y todas las cosas que tengo que hacer. —Soltó una pequeña risa. —Aunque tampoco soy tan buena, se puede decir que tengo mi tiempo jugando, pero hay muchas cosas que no se hacer realmente, y… bueno, algunas reglas no las aprendí… y suelo confundirme cuando hay que rotar… A veces corro hacia otras posiciones sin pensarlo, siguiendo la pelota…—Su tono de voz iba bajando cada vez más, mostrándose un tanto avergonzada de sus comportamientos.

Volver arriba Ir abajo

Re: So easy —Priv: Suiren Liett

Mensaje por Daichi Kitagawa el Dom Oct 30, 2016 8:32 pm

Eso espero… tengo aún algo de tiempo antes de que sea problemático no dominarlo—opinó tras las palabras de ella, con una leve sonrisa, solía ser optimista con estas cosas algunas veces, el deporte también era cuestión de paciencia, especialmente en su posición, donde tocaba el balón a cada rato y tenía que estar al pendiente de cada movimiento de sus compañeros y de todas sus capacidades—. Son geniales—cambió el tema con ella hablando de las chicas—, ambos equipos como tal son relativamente nuevos, aparentemente tuvimos un éxodo masivo el año anterior—habló, era realmente calmado en sus palabras—, así que todos estamos felices de que se sume gente nueva—culminó la frase.

Rio sin poder evitarlo, esa era la verdad. Él comenzó a jugar vóley siendo muy pequeño y siempre le había gustado, por eso solía pasar mucho de su tiempo practicándolo, por supuesto, tenía otros intereses, él no era solo un “loco del voleibol” como solían llamarlo sus compañeros de equipo e incluso algunos en las clases o cuando tenía tiempo de ir a estudiar con ellos a la biblioteca. Siempre era algo forzado tener que estar al pendiente de ambos, pero podía usar el tiempo en el que no dormía en algo productivo.

Las rotaciones son complicadas—le dijo—, me tomó mucho aprender a rotar, el entrenador me regañaba mucho cuando comencé—admitió con algo de vergüenza y un poco de nostalgia—, si quieres puedo ayudarte con ellas, cuando las entiendes son muy fáciles de comprender—sonrió para mirarla.

Volvió a guardar el termo de donde lo había sacado y cerró todo tal cual lo solía hacer, era muy organizado en ese sentido la verdad.

Aunque los rematadores y bloqueadores centrales siempre quieren el balón… es mucho más fácil y divertido ser el armador—luego de algunos segundos de silencio habló—, aunque esté atrás puedo moverme a voluntad por toda la rotación… y sacar es realmente divertido—bufó, era muy feliz hablando sobre el voleibol en realidad—, pero creo que para los que están atrás es incómodo si solo quieren ir y anotar, es lo genial del vóley, nunca estamos solos en la cancha en realidad—apuntó.

Esa solía ser la filosofía de juego que siempre le habían hecho perseguir y una que realmente le agradaba, no hacía falta hacerlo todo en la cancha, porque siempre tendrías compañeros apoyándole y suavizando la caída si esta se producía.
avatar
Edad :
20

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: So easy —Priv: Suiren Liett

Mensaje por Suiren A. Liett el Lun Nov 07, 2016 11:26 am

Para su sorpresa, Daichi no la reto ni le dio ningún tipo de sermón sobre lo importante que era saber las reglas del deporte y su aplicación. Siempre que mencionaba el tema, especialmente cerca de personas que se tomaban el serio aquel deporte, le tocaba escuchar quejas sobre su poca dedicación al mismo, que debía de aprendérselas, al menos las más básicas para el correcto comportamiento en cancha, y un montón de cosas más. Claro que si antes se sentía apenada, luego de escuchar eso, la culpa la perseguía. Y no es como si ella jugara sin importarle las reglas, claro que a veces había causado una que otra infracción, pero nunca algo demasiad grave. Y ahora, en este momento, sentía ganas de romper en llanto, y agradecer a Dios, Buda y cualquier otra entidad celestial, como si el castaño fuera una especie de bendición. Porque había justificado su falta de conocimiento, exhibiendo razones por las cuales era normal confundirse. – ¡Lo sé! No suelo recordar bien cuando es el momento de rotar, así que, a decir verdad, siempre sigo a mis compañeros en ese sentido. –Rascó su cabeza, mostrando quizás, poca preocupación ante el hecho. – De verdad me ayudaría mucho que me lo explicaras, sé que son cosas que a esta altura debería saber, pero de todos modos, ¡En algún momento se empieza! –Apretó sus puños, como si eso justificara su respuesta, pero más que nada, mostrando su disposición para aprender.

Escuchó la opinión del castaño en cuanto a las posiciones. Tardaba en relacionarlas con los nombres, pero había jugado en casi todas. Aun no tenía un lugar en específico en la cancha, como principiante, solía practicar en los diferentes lugares, para tener la experiencia y, más adelante, poder decidir en cual especializarse. – ¿Eh? ¿Lo es? Realmente nunca lo había pensado. Muy pocas veces tuve que armar, y fue… bueno, no muy bien. –Recordaba cómo había intentado coordinarse con sus compañeros, pero no lo había hecho correctamente. Y a decir verdad, le frustraba pensar en eso. Aunque no había elegido la posición, y solo estaba practicando, aun así tenia aquel sentimiento de querer hacerlo bien, de realizar un buen armado para un buen remate. – Ah... sacar es algo más bien intermedio para mi… No soy especialmente buena, pero tampoco mala. Quiero decir, debe ser algo como un 50/50 de posibilidades. Y nunca me gusto sacar de abajo, siempre me costó más. Siento que desde arriba es más divertido, ¡Más intenso! O algo así…–Rio ante su propia expresión. – Personalmente siempre me gustó más estar en el centro, siento más libertad para moverme. En general, cuando veo la pelota, solo pienso en golpearla, en devolverla al campo opuesto, y desde atrás no siempre pienso poder hacerlo. ¡Ah, no es que piense que solo desde el centro se puede! –Se apresuró a corregir. – Claro que desde atrás también se puede, pero… no sé cómo decirlo, me siento más ¿Limitada? –Ni ella podía entender bien el concepto que estaba tratando de dar.

¡Ah! ¡Sé de qué hablas! –Exclamo, como si fuera un gran logro. – El juego no se trata solo de uno, y es reconfortante pensar que si fallas, o no logras pasar la pelota como quieres, siempre hay alguien que te cubre la espalda. Sé que es importante no olvidar eso, después de todo, un jugador que quiere jugar solo, lo único que consigue es perjudicar al resto. –Pronuncio con un leve toque de orgullo en su voz. – ¿Llevas mucho tiempo jugando? –Preguntó.

Volver arriba Ir abajo

Re: So easy —Priv: Suiren Liett

Mensaje por Daichi Kitagawa el Jue Nov 10, 2016 2:48 pm

Armar es genial, pero también hay mucha presión—murmuró al escucharle hablar—, es mi posición favorita, a pesar de que he jugado en otras—ladeó la cabeza para sonreír mientras la damita hablaba del saque.

Ella tenía razón, Daichi había aprendido el saque con salto luego de su primer año de escuela media, en la primavera, y lo había perfeccionado todo el tiempo incluso hasta ahora. El saque con salto ofrecía una mayor probabilidad de hacer un saque de ace, entre otros por la fuerza mayor de impacto y la posibilidad que tenía el sacador de controlar la dirección y el alcance de su saque para conseguir lo primero.

Le fascinaba, en Japón había tenido muy buenas probabilidades de saques de ace, solía ser muy temido por sus saques en los juegos, “sacador asesino” le llamaban algunas veces, y eso le encantaba, porque todos parecían prestarle más atención al Daichi sacador, que al Daichi armador, y se llevaban una sorpresa, especialmente con el tiempo, cuando fue creciendo.

Desde atrás es más defensa, es un poco aburrido cuando la rotación llega ahí—admitió, no le gustaba estar atrás cuando jugó de rematador lateral, mucho más aburrido siendo bloqueador, pero era lo que se debía hacer.

Daichi disfrutaba un poco de escucharle, debía admitirlo, escuchar a otros hablar tanto de voleibol le hacía sentir tan bien, saber que a otras personas le gustaba tanto el deporte le emocionaba muchísimo, y eso se veía en su rostro, bastante interesado por sus palabras.

Juego desde los siete años—respondió a la pregunta de la dama y sonrió—, ahora que lo digo… ha pasado tanto tiempo, ¡me estoy poniendo viejo!, ¡no puede ser!—se sorprendió todo, colocándose las manos sobre el rostro en plan indignado/avergonzado y luego pataleó un poco—, aunque nunca he jugado en las ligas de este país, sé que son un poco diferentes a las de Japón, por eso estoy tan emocionado sobre debutar en la liga universitaria, aquí hay muy buenos jugadores—parecía todo ilusionado, él mismo había sido reconocido a nivel universitario e incluso profesional en su país, pero tenía sueños quizá demasiado grandes para quedarse solo en Japón, por eso había venido aquí en realidad.

Entonces miró la compresa en el brazo de la damita, tal vez debía esperar algún que otro minuto más para quitársela y ver qué tal estaba el golpe que se había dado con el balón. Se alborotó el cabello, cuando estaba sentado sudaba más que incluso haciendo la practica habitual.

avatar
Edad :
20

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: So easy —Priv: Suiren Liett

Mensaje por Suiren A. Liett el Sáb Nov 12, 2016 8:49 pm

Escuchaba con atención e interés a Daichi. Si bien siempre se acercaba a otros con buen humor, y lograba mantener una buena relación, le estaba agradando la charla que llevaban, más de lo común. Nunca había hablado tanto sobre aquel deporte, y menos con una persona que se lo tomara en serio, como Daichi. Tenía amigas que lo practicaron con ella, pero no eran igual de apasionadas, llevando su atención hacia otras cosas. Era interesante, y hasta divertido, y se alegraba internamente por haber corrido hacia la cancha, aunque tenía la sensación de que no habría nadie. De alguna forma, sentía más entusiasmo en cuanto a practicar el deporte, correctamente esta vez, es decir, acudir a las prácticas, y no solo centrarse en pasar un buen rato, si no, mejorar también en su propia técnica. Se preguntó si era el simple efecto de hablar con alguien que se encontraba en ese punto, o porque Daichi era el tipo de persona que lograba entusiasmar a otros. Daba igual cual era la opción correcta, eso no cambiara tanto la situación.

Al escuchar como el castaño parecía lamentarse sobre su edad, se apresuró a calmarlo. – ¡N-No estas viejo! O, bueno, a menos no te ves como uno… –Comentó, sin darse cuenta de que quizás, no estaba ayudando demasiado. – ¡P-Pero la edad no lo es todo! Y es realmente impresionante, jugar desde tan pequeño, con razón eres bueno. –Opinó. De repente, pareció como si algo la golpeara. Se paró rápidamente, mirando hacia el frente. – Espera, ¿Qué hora es? –El recuerdo de que aún tenía las cajas alrededor de su cama, de que debía levantarse temprano y que aún no había cenado nada, llegaron como una especie de tornado. No iba a poder evadir lo que tenía que hacer para siempre, y aunque quería continuar hablando más con Daichi, sabia que tampoco es como si pudiesen pasar de largo en la cancha. Esta seguramente tenía que ser cerrada, y más que nada, se recordo a si misma que el castaño habia estado practicando, por lo que, ella habia interrumpido ese momento donde podía hacerlo libremente, y encima de todo, se habia distraido tanto con la conversacion, que habia olvidado por completo todo lo demás.– No debe ser muy tarde pero… pero aún asi, todavia tengo que terminar de ordenar, y seguramente quieres seguir practicando. Lamento haberte interrumpido. –Se disculpó, apenada. Pero no arrepentida, no realmente.

Volver arriba Ir abajo

Re: So easy —Priv: Suiren Liett

Mensaje por Daichi Kitagawa el Jue Nov 17, 2016 4:42 pm

¡Un dardo al corazón!, cuando ella habló sobre que “no se veía tan viejo”, no ocultó, no, más bien armó una actuación completamente exagerada de “estar muriendo” por las palabras que ella le había dicho, se echó hacia atrás, pero luego regresó con mucha calma a su posición para reír con bastante naturalidad.

Creo que he entrenado mucho para llegar aquí—murmuró—, pero es realmente divertido, seguro iré a ver los partidos de las chicas siempre que pueda—comentó, se llevaba bien con las del otro grupo, que eso para él, considerando su personalidad, no era ningún problema en absoluto.

Cuando ella preguntó sobre las horas se fue hasta su bolso y comenzó a buscar en el bolso para sacar el teléfono celular y encenderlo, él era antiparabólico a su celular mientras estaba en las canchas entrenando, jugando, o simplemente imaginando jugadas o maneras de engañar a otros equipos según las maneras que tuvieran de jugar.

Son las…—escudriñó la pantalla—, las nueve y cincuenta y tres—murmuró, para él era un poco temprano considerando que quería quedarse practicando hasta las once de la noche para luego ir a darse una ducha y dormir un poco para salir como cada día a la mañana siguiente—, el tiempo vuela cuando te diviertes—sonrió, entonces se movió para quitar la compresa del brazo de la muchacha—, es tiempo de quitar esto—lo mostró para dejarlo a un lado—, si sientes que algo va mal con el golpe, puedes ir a la enfermería que está frente a los dormitorios, siempre hay personal allí—sonrió.

Entonces volvió a guardar el teléfono en el bolso, como planeaba quedarse tiempo más no tenía la excesiva necesidad de tenerlo encima, y estaba solo por aquí, o lo estaría cuando ella se fuera que, a los ojos de Daichi, al preguntar la hora, era lo que iba a pasar no dentro de demasiado tiempo.
avatar
Edad :
20

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: So easy —Priv: Suiren Liett

Mensaje por Suiren A. Liett el Dom Nov 27, 2016 9:34 pm

Rio ante la dramatización del castaño sobre su edad. La muchacha nunca había pensado realmente en los años, no era del tipo que meditaba sobre su futuro, o en los días que ya habían pasado. Vivir en el presente era lo que la caracterizaba, y eso podía ser algo bueno, como también algo malo, todo dependiendo de la situación.

¡Sería genial! Y también creo que sería divertido si algún día, podemos tener un pequeño partido entre ambos. O simplemente una práctica. — Aunque ambas cosas podían ocurrir juntas, eso no disminuía su entusiasmo. Hablar con Daichi había sido divertido, pero más que nada, le había producido una emoción por mejorar en el deporte. Aún no estaba tan comprometida de la misma forma que él, pero eso podía cambiar con el tiempo. Pensaba esforzarse más, tomárselo con un poco más de seriedad, pero sin dejar de pasarla bien durante las prácticas, después de todo, no quería mejorar por obligación, si no, hacerlo por el simple hecho de que era su voluntad.

Al escuchar la hora, sintió que un escalofrío le escurría por la nuca. Tenía que levantarse temprano, además de que el desorden de cajas continuaba alrededor de la habitación. Ciertamente, había sido muy suertuda de que ninguno de las personas con quienes compartía habitación hubiese decidido dar una vuelta por allí. No vivía sola, por ende, tenía que ser un poco responsable y ordenar todo, además de que, según su madre, no era un buen sistema el tener las cosas repartidas en cajas. — Ya debería de irme aún tengo un par de cosas que… bueno, debería haber hecho antes de venir hacía aquí. — Admitió, un tanto avergonzada de su decisión. A continuación, Daichi quito la compresa de su brazo, de la cual e incluyendo al golpe, Suiren se había olvidado. – Ah, gracias. Y no creo que necesite ir a la enfermería, creo que se ve bastante bien. –Comentó, inspeccionado con la mirada su antebrazo. El color rojo había desaparecido completamente, así como también el ardor.

De nuevo, me disculpo por haber entrado, así como así. Fue un gusto, Daichi. –Mencionó con una sonrisa. – Estoy segura de que mejoraras esa técnica. –Comentó. –Entonces, yo ya me marcho, espero encontrarnos nuevamente, y pronto. –Dijo, caminando hasta la salida.

Al cruzar la puerta, sintió como una suave y fresca brisa choco contra ella. Desató la campera que llevaba en su cintura, para ponérsela, hasta llegar a su dormitorio, no sin pasar antes por alguna tienda, después de todo, aún no tenía nada que cenar. Pero después de eso, si o si volvería hasta su dormitorio, no podía distraerse más, tenía que desempacar… o al menos intentarlo. Bueno, de todas formas, parte de las cosas estaban en su lugar, no dolería dejarlas ahí una noche más, ¿No?

Volver arriba Ir abajo

Re: So easy —Priv: Suiren Liett

Mensaje por Daichi Kitagawa el Jue Dic 01, 2016 6:49 pm

¡Oh!, podemos jugar un dos versus dos, o tres versus tres, para poder hacerlo mejor—dijo entonces ante el ofrecimiento de ella.

En realidad a él no le molestaba jugar con otros, siempre era divertido incluso si era una cosa tan simple para pasar el rato, el voleibol realmente le gustaba, mientras pudiera jugarlo estaba perfectamente bien. Entonces ella pareció sorprenderse y Daichi pensó que era un poco tarde para que ella anduviera divagando por ahí, lo mejor era que regresase, que no estaba tan lejos tampoco.

Bien, entonces nos veremos otro día Sui-chan—sonrió para despedirse con la mano y, una vez ella cruzó la puerta, él regresó al costado de la cancha para ponerse a calentar de nuevo el cuerpo, que con la charla se le enfrió, haciendo los estiramientos necesarios para entrar en calor y evitar que su lesión se volviera más complicada, esa que a veces le daba algunos problemas y que cuidaba demasiado para que no se agravase.

Entonces, continuó con lo que venía haciendo antes de que la chica llegara, es decir, practicar la puntería de sus saques y aprender a controlar esa potencia, aún y cuando era demasiado esquivo, para que no cayera fuera al momento de sacar e hiciera un saque de ace completamente inalcanzable por los contrincantes o, si lo tocaban, se desviara completamente, dando la posibilidad de un punto directo sin importar nada. Era su objetivo, pero quedaba mucho por trabajar para ello.


Tema Finalizado





avatar
Edad :
20

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: So easy —Priv: Suiren Liett

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.