「WELCOME TO SNA」



Hey Invitado sé bienvenido/a a la SNA, una universidad famosa por su educación, el campus más grande del mundo, y a Alki Strait City, famosa por su gente; por sus parajes y paisajes, pero sobre todo por su imponente presencia. Innumerables cosas, misterios, verdades, pueden sucederse en este lugar, ¿se siente bien?, ¿quieres experimentar el desenfreno de una ciudad que no descansa, de una universidad que es más que eso? Entonces... ¡Deja de observar y entra de una buena vez a este mundo!
Conectarse

Recuperar mi contraseña

「WHO IS ONLINE?」
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 24 el Miér Mayo 27, 2015 7:35 am.
「LAST POST」
Últimos temas
» Curiously +18—Priv.
Ayer a las 5:34 pm por Zhao Wang

» Fraternidades & Dormitorios
Ayer a las 3:05 pm por Shi L'Jon

» Clubes de la SNA
Ayer a las 2:56 pm por Shi L'Jon

» Registro de Identidad
Ayer a las 2:50 pm por Shi L'Jon

» Registro de PB
Ayer a las 2:45 pm por Shi L'Jon

» Mokuyōbi no yoru— priv: Zhao Wang
Ayer a las 2:37 pm por Shi L'Jon

» Yopparai da! (Priv. Shun)
Ayer a las 2:22 pm por Shun Wakahisa

» Tra pensieri e caffè— priv: Rinne Utagawa
Ayer a las 1:48 pm por Vincenzo Michaira

» Cappuccino [Priv. Yahiro]
Sáb Ago 19, 2017 3:30 pm por Yahiro Kanzato

「OUR BOSSES」

THE SNA KING
master

- Profile MP -


MINATO
admin

- Profile MP -

SHI
designer

- Profile MP -


Noragami Roler Psycho-Pass RPG .:Magatsu World:. Surprise City Forbidden Love < a href="http://innocent-malice.foroactivo.com/">INNOCENT MALICE Crear foro The Last Breath RPG
「THANK'S & CREDITS TO:」



Este skin ha sido realizado por Shi {@Shi.2014} para Security Northwest Academy, se prohíbe su reproducción. Los códigos para las descripciones de los foros son propiedad de Niza. La historia y demás puntos base del foro, son propiedad del staff y están inspiradas en lugares de la vida real; las tramas y expedientes de los usuarios son de su propiedad y solo suya.

Agradecemos a #ALF por la ayuda con sus tutoriales; a We♥It, Tumblr, Zerochan, MiniTokyo y otros por las imágenes, las cuales han sido sometidas a edición. Este foro es una obra de ficción y, como tal, no tiene relación más que ligera con hechos de la realidad.

#NO AL PLAGIO, ¡Sé original!

Curiously +18—Priv.

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Curiously +18—Priv.

Mensaje por Daichi Kitagawa el Miér Dic 14, 2016 8:03 pm


Curiously

P: Zhao & others // Konosioni; #100 // Viernes 13/05; 19:43 hs // Vestimenta

Hoy había sido, dentro e todo, un muy buen día. En el club tenía la costumbre de que los miércoles no habían prácticas, pero, por supuesto, hoy no era miércoles, sino viernes y… ¿él había ido a la práctica?, la respuesta era no, pero tenía una muy buena excusa para ello, vaya que sí.

El entrenador le había enviado al hospital, sí, no es que tuviera nada grave, pero había estado sintiendo alguna molestia en su rodilla lesionada antiguamente, por lo que, según aquel hombre, era mejor prevenir, que lamentar. Fue así como, luego de las prácticas laborales, terminó por irse al hospital, pues había cuadrado una cita unos días antes, para hacerse los exámenes pertinentes y llevarlo todo al entrenador: todo normal, realmente bien, su rodilla no estaba dando más que calosfríos molestos… debía descansar un poco, quizá dejas las prácticas hasta la una de la mañana por una o dos semanas, pero estaba bien.

Y, para cuando llegó a la universidad, no eran ni las seis de la tarde, por lo que se cambió y se puso a estudiar, o al menos eso hizo la primera hora, los exámenes se acercaban y lo notaba en Rin-chan, que parecía una posesa con esos apuntes que llevaba a todos lados, casi ni hablaba, que no le sentaba mal, y tampoco le preocupaba… ya la conocía de los iniciales a finales de Noviembre y de los medios antes de las vacaciones de primavera, podría decir que se había “adaptado” a esa parte de la castaña.

Por supuesto, él ahora estaba estudiando sobre voleibol. Había hablado con Zhao-chan sobre el sistema 4-2 con dos armadores en diferentes posiciones, y estaba evaluando la manera en la cual podía aplicar eso en el terreno. Por supuesto, tenía un cuaderno lleno de sus propias creaciones, una sección referente completamente a ese sistema que estaba perfeccionando, estaba muy animado al respecto pues le emocionaba ver al pelinegro de nuevo en el club, eso le daba fuerzas para seguir imaginando las jugadas, ¿a dónde se moverá?, ¿qué espera el bloqueador?, ¿el líbero está en esta rotación, cómo usarlo a favor?, todas esas preguntas pasaban por su mente al mismo tiempo que las jugadas se ejecutaban como una simulación en su cabeza y sonreía, estaba de lo más encantado con esto mientras escuchaba, con los cascos puestos, música instrumental a un volumen realmente bajo, le ayudaba a calmarse, tanto como estar en pijama a esta hora.

Había pasado algo más de una semana desde ese día, y estaba bastante contento por cómo iban las cosas hasta ahora… nervioso, pero ilusionado, en parte por eso estaba tan metido en hacer este libro de jugadas, quería practicar con Zhao lo más pronto posible, la temporada se acercaba, y quería ser parte de ella haciendo lo que le gustaba, jugando en su posición favorita, junto a la persona que más le gustaba.

El mundo era un pañuelo, la verdad. Cuando la puerta se abrió, lo supo.


Última edición por Daichi Kitagawa el Vie Feb 24, 2017 12:45 pm, editado 1 vez
Daichi Kitagawa
avatar
Edad :
20

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Curiously +18—Priv.

Mensaje por Rinne Utagawa el Jue Dic 15, 2016 8:22 pm

W: Daichi Kitagawa ||Konoshioni, habitación 100 || Viernes, 19.43 ||Outfit||

A Rinne le hacían especial ilusión los viernes ya que eran su primer día (o más bien, tarde) del fin de semana, el cual concebía como cuarenta y ocho divertidas horas de estudio intensivo para los parciales que ya comenzaban a acercarse.

Pocos alumnos de su clase estaban estudiando ya, y no era de menos, ya que faltaba mínimo una semana para el primer examen así que, ¿Por qué sobre esforzarse hincando codos antes de tiempo? La castaña conocía la respuesta mejor que nadie: las becas.

Había cientos de alumnos que competían en sus respectivas carreras para conseguir estas estupendas ayudas a las que sólo optaban aquellos con las notas más sobresalientes, y ella no pretendía ser menos. Llevaba sus apuntes a todos lados, eran de algún modo, su pequeño tesoro en épocas de estudios y no se desprendía de ellos excepto en la hora de las comidas.

Ya eran casi las ocho de la tarde, y por tanto, pronto habría que hacer un paseo hasta el comedor, cenar lo que quisiera que sirviesen esa noche y volver a estudiar como un burro hasta la mañana siguiente. Ella aún no se había puesto el pijama, ni siquiera había vaciado la mochila al llegar a casa. Se hizo una coleta al ta y se puso a estudiar desde el minuto cero, así que debía hacer un viaje rápido para comer y volver.

Daichi estaba estudiando también, pero no exactamente lo mismo que ella, y no tan bruscamente. Él llevaba auriculares y escuchaba su música a un volumen aceptable, mientras preparaba cosas para su club deportivo. Podría decirse que cada uno estaba sumergido en sus historias y era un ambiente bastante tranquilo y, a ojos de la chica, agradable incluso.

Entonces sonó la puerta, aunque ella no prestó demasiada atención a aquello. Probablemente, sería algún compañero del equipo de voleibol que había ido a preguntar a su capitán como es que no había ido a la práctica aquella tarde. Al ser su compañera de dormitorio, Rinne lo sabía, pero no consideraba correcto que fuese ella quien diera las explicaciones.

Miró al chico ir hacia la puerta y volvió la cabeza a sus apuntes. Tenía que terminar al menos dos temas más antes de si quiera pensar en levantarse de la silla, por lo que era obligatorio permanecer concentrada en lo que estaba haciendo e ignorar su alrededor. Se acomodó las gafas y apoyó los codos en la mesa.
Rinne Utagawa
avatar
Edad :
21

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Curiously +18—Priv.

Mensaje por Vincenzo Michaira el Jue Dic 15, 2016 10:54 pm


Viernes 13/05; 19:43 hs // Konosioni; #100 // Cabello & Barba // Vestimenta


Estar frustrado podía no ser, exactamente, el adjetivo que mejor describía su situación actual, su estado de ánimo actual.

Caminaba por los pasillos de la fraternidad, recién acababa de llegar del hospital, donde había tenido una jornada realmente llena de muchas cosas; había tenido, por ejemplo, sus primeros exámenes prácticos hoy, que no eran como nada que imaginó, pero se las ingenió para afrontarlos, y debía seguir estudiando… que llevaba haciéndolo todo el semestre, pero habían detalles para pulir, sin embargo, hoy, al menos, esta noche, no quería nada de eso.

El problema es que todo el mundo parecía estar antiparabólico: sus compañeros aprovecharían el fin de semana para estar con sus novias o simplemente ligar e ir a beber, ¿él?, el pelinegro no tenía particularmente ánimos de nada de eso, sino que estaba deseando algo un poco más normal, ¿estaba bien?, la verdad es que, algunas veces, todos tenían sus momentos de cambio, de diferencia.

Sin embargo, justo ahora, eso no estaba funcionando.

Había estado enviando mensajes desde hacía unas horas, desde media tarde, y era completamente ignorado, ¿cómo se atrevía ella a ignorarle?, ¿quién la entendía entonces?, ¿era esto una especie de juego en su contra?, si era así, ella estaba ganando, sí, lo había frustrado, tanto que caminaba con un solo destino justo ahora.

Al llegar al frente de la puerta número cien de la fraternidad, con Adam a un lado y Hibird sobre la cabeza de este, tocó la puerta un par de veces, chascando con la lengua, iba a sacarla de ahí, por supuesto, ¿a dónde la llevaría?, pues… si ella hubiera leído sus mensajes, o contestado sus llamadas, podría saberlo, pero no… había sido completa y descaradamente ignorado.

Maldita mujer pretenciosa.

Cuando la puerta se abrió y vio quién la había abierto tan solo soltó un “Yo!” como saludo inicial, el varón, Daichi, podrá entenderlo en realidad y, rápidamente, sus ojos se movieron al escritorio donde estaba ella, la fuente de todas sus frustraciones. Chascó con la lengua, ¿estaba estudiando?, bien, podía entenderlo, él había estado haciendo lo mismo estos días, pero… no, mejor era no decir ni pensar nada de lo que se arrepentiría mucho justo después.

Así que he sido ignorado por unos apuntes—dijo en voz alta, saliendo al paso del castaño para entrar al cuarto y volver a chascar con la lengua, se dirigía justo hacia donde la dama, Rinne,
estaba sentada—, eres realmente la insensible de este juego—murmuró cuando ya estaba más cerca de ella.

Fue cuando, de improviso, fue sobre su cuerpo y, literalmente, terminó por cargarla como un saco de papas, sin importar nada.

Ya que me has ignorado toda la tarde, y los últimos días…—soltó, ella realmente no pesaba mucho, hasta Adam parecía estar animado con la idea—, te llevaré de todas formas—culminó, mirando a Daichi—, ¿hay algo que ella necesite tener encima?, iremos al cine y por ahí—volvió a hablar, no estaba siendo mandón, al menos no con el castaño, sino que hablaba como si, lo que estaba haciendo, fuera lo más normal del mundo.

A él así le parecía, después de todo.

Volver arriba Ir abajo

Re: Curiously +18—Priv.

Mensaje por Daichi Kitagawa el Jue Dic 15, 2016 11:17 pm

Las cosas pues… no solían ser lo que uno esperaba que fueran la mayoría del tiempo, era lo bonito de vivir, las circunstancias inesperadas.

Cuando fue a abrir la dichosa puerta, quitándose un auricular, descubrió a un pelinegro que había visto algunas veces antes, era Vincenzo, el chico que le gustaba a Rinne aunque ella nunca se lo hubiera dicho directamente a él–Daichi-, pero le era demasiado obvio a esas alturas aunque ella no dijera nada. Él saludó, por lo que sonrió, pero no le dio tiempo para más, vaya que no.

El chico terminó entrando al cuarto y él solo se quedó de pie al lado de la puerta, analizando la situación, quitándose el otro auricular de la oreja y sí…

Se sorprendió.

¿Cómo es que él al estaba cargando como un saco de papas?, ¿cómo es que Daichi solo podía sentir una extraña diversión por esto?, fácil, era el simple “¿me ignoraste?, pues aguántate”, y era sumamente divertido ver esa clase de escena justo ahora, como una novela, hasta que fue preguntado.

¡Oh difícil indecisión!, ¿ayudar o ser odiado?

La verdad es que él apreciaba mucho a Rin-chan, la quería como una hermana y de hecho la trataba como él mismo trataría a su hermana si la hubiera tenido, por eso, de alguna manera, quería cosas que le hicieran bien a ella y, este tipo, aunque de buenas a primeras podía parecer malo, que apostaba que un poco podía serlo, no lo sería para ella, o eso creía el japonés.

Entonces… ayudar y… ser odiado.

¡Claro, claro!—contestó rápidamente al pelinegro y, como ave en vuelo, correteó rápidamente por el cuarto para buscar las cosas de Rinne, que no era raro que él supiera donde estaba todo: su bolso, las cosas, el abrigo y el móvil, el cual metió en el bolso y lo ofreció al muchacho—, aquí está todo—sonrió para luego caminar y abrir más la puerta, ojeando a ver quién venía por ahí, al parecer se acercaban algunas personas por el alboroto que se formaba, que Rin-chan no quería ir a fin de cuentas, pero eso era lo divertido—, ¡disfruten la noche!, ¿será que los espero?—soló con mucho ánimo, pero también con ese tono de picardía que a veces se le salía tan de lo más natural, y luego soltó una buena risa, asomando de nuevo su cabeza a ver qué veía, había más gente en el pasillo, y vio un rostro familiar—, ¡Zhao-chan!—gritó de la nada, había identificado al chino a la distancia—, ¡ven acá!, ¡veamos juntos el secuestro de Rin-chan!—gritó de lo más emocionado él, estaba divirtiéndose con la escena y se le notaba.

Aunque, quizá, su elección de palabras no fue la más adecuada, para ser sinceros.
Daichi Kitagawa
avatar
Edad :
20

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Curiously +18—Priv.

Mensaje por Rinne Utagawa el Vie Dic 16, 2016 2:05 pm

Sabía que no iba a poder terminar su sesión de estudio tranquila en cuanto oyó la voz de alguien que conocía muy bien detrás suyo, y a juzgar por el tono, no estaba demasiado contento. Cada vez estaba más segura de que el teléfono móvil sólo le traía problemas: que si no contestaba a las llamadas ni mensajes, que si lo perdía y no dejaba de sonar la alarma... Pocas cosas buenas le había traído ese aparato, por lo que a este paso, acabaría deshaciéndose de él a la larga.

No pudo ni decir una palabra cuando notó como la agarraban por la espalda y comenzaba a despegarse del suelo. Su primer movimiento, por algún motivo, fue intentar coger los apuntes que tenía encima del escritorio, aunque ya era demasiado tarde como para alcanzarlos, por mucho que lo intentaba.

Entonces comenzó a protestar y forcejear, intentando escaparse del agarre del chico que, por el contrario, parecía más que encantado por ello. No era muy de dar patadas o golpes en general, pero no tenía otra opción desde esas alturas.

Miró a Daichi con pucheros, intentando pedirle auxilio y que frenara las intenciones que tenía de llevársela, aunque fuera a rastras. Sin embargo, no sólo ignoro su petición no-verbal, si no que se dispuso a ayudar al chico y le pasó todos sus complementos necesarios para salir.
Rinne refunfuñó y soltó un quejido, enfadada.

-¡Daichi! ¡E-Eres un traidor!- dijo con gesto molesto, aunque todos sabía que no había malicia en sus palabras.

Optó por el plan B y siguió pataleando, intentando que, a base de fuerza, la bajara al suelo y desistiera de su secuestro, aunque sin mucho éxito. Es más, la gente parecía mirar la escena, divertida, y eso la molestaba aún más.
Pellizcaba al chico donde llegaba, ya que las patadas no parecían surgir efecto, mientras continuaba con su retahíla de "Bájame", "Tengo que estudiar" y similares, que ya habían cogido ritmo propio a base de repetirlos.
Rinne Utagawa
avatar
Edad :
21

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Curiously +18—Priv.

Mensaje por Zhao Wang el Sáb Dic 17, 2016 8:00 pm

Viernes, 19:45 · Konosioni #100 · Camiseta · Pantalones · Deportivas · Mochila

Había sido un día difícil para el chino. Había tenido un examen de un par de asignaturas esta mañana que le habían dejado más cansado que de costumbre, aunque eran asignaturas que llevaba más preparadas. Daba igual, eran recuperaciones del mes que había faltado, y se tuvo que pasar por la noche tarde repasando los últimos detalles. Aunque consideraba que los había bordado, se le hicieron eternos. Luego, aunque salió algo pronto y podía descansar, no quería hacerlo. Había quedado en la casa de una, puede que, futura alumna que necesitaba clases de dibujo técnico de refuerzo en bachillerato. Además, también quedó más tarde con la madre de un par de chicos que necesitaban ayuda en Historia del Arte. Eran materias que controlaba bastante bien, por lo que estaba muy tranquilo, pero a la vez empezaba a agobiarse un poco y las citas no salieron del todo bien. Realmente, dar clases a otros alumnos no era algo que necesitase, pero quería ocupar su tiempo con una tarea de ese estilo.

Luego, entre cita y cita, se marchó corriendo hacia la práctica de voleibol. Después de un día agotador, aún le quedaba aún más estrés. Especialmente porque pronto serían unos partidos realmente importantes para el club de la academia. Estaba realmente nervioso con los acontecimientos que se avecinaban, y encima teniendo en cuenta que tenía exámenes aún, peor. Llegó 5 minutos tarde, pero aún así pudo entrar ya cansado de correr. Al entrar, tras prepararse para el entrenamiento, se dio cuenta que su capitán, el cual tenia un cariño verdaderamente especial, no estaba por allí. No sabía por qué no estaba allí, o no lo recordaba, por lo que preocupó al chino bastante. Su querido Daichi no faltaría a un entrenamiento de voleibol a menos que algo importante hubiera pasado, pero tampoco llamó al japonés por teléfono. No quería quedar cómo alguien pesado, pero realmente estaba preocupado.

Tras un entrenamiento intenso, donde tenía que ejercer cómo capitán directo de un equipo el cual tenía la impresión de que le odiaban porque había logrado ese puesto tras haber dejado el equipo, no quería saber nada más de voleibol por aquel día. Solo pensaba en Daichi y en las ganas que tenía de estar con él cuanto antes, de saber que le había pasado, de ver que estaba bien. Además, necesitaba una ronda de mimos urgente. Eso, o su ansiedad le iba a acabar por jugar una mala pasada de verdad. Había sido un día duro para el chino, totalmente duro. 

Tras ducharse en el gimnasio e ir caminando tranquilamente por las calles de la universidad hacia su residencia, miró su teléfono. Pensó que quizás algo le pasaba al teléfono, porque no había recibido nada de nadie en todo el día. O eso quiso pensar. Supuso que su cabeza quería pensar así ya que estaba más o menos desanimado y triste aquel día, también mostrado por la cantidad de suspiros por minuto que había tenido y las pocas ganas que había tenido de secarse el pelo, el cual aún se veía húmedo. Por suerte ya no hacía un tiempo horrible y Zhao se permitía eso.

Al entrar en su residencia, pensó en algo especial. Quería ver si se encontraba con Daichi por los pasillos cercanos a su habitación. No sabía con quien vivía, o no lo recordaba, y no había entrado nunca en su cuarto. Si no lo encontraba, iría a su cuarto a dejar su mochila del entrenamiento y se iría a la sala de estar a esperar si había modo de verle. No quería ser alguien pesado, no quería agobiarle, no quería ir detrás de él, pero necesitaba mimos que solo Daichi le podría dar. 

Pero tuvo una gran suerte, ya que al pasar cerca, escuchó la voz del japonés que le llamaba desde su cuarto. Estaba realmente contento, ya que estaba allí y significaba que podría estar algo de tiempo con él. Había estado tan desconcentrado aquel día que un poco de Dai no le haría mal. Eso si, ahí no acabó la cosa. Escuchó algo que no le gustaba nada, y vio algo que no le gustaba nada de nada en cuanto se acercó. Había mucha gente por ahí, contilleando, pero con razón. Allí estaba, su novio, su supuesta mejor amiga y el tonto del bote más grande que había conocido desde que había ido allí, además de que era el ladrón de su primer beso. Fue la gota que colmó el vaso. Se acercó a ellos, muy enfadado, quizás de más por el día de mierda que tuvo.

-¿¡Pero qué es esto!? Suéltala ya, ¿no ves que no quiere ir? -gritaba, fuerte y mosqueado-. ¿Pero quién te crees que eres para cargar con ella así cómo así?

Zhao le tenía cierta tirria a Vince, pero a la vez no quería tocarle ni empujarle, ya que recordaba perfectamente que no era alguien que estuviera sano. Dentro de lo que cabe, la salud era la salud y se preocupaba por la de todos. Luego, miró directamente a Daichi, algo confuso.

-Dai, ¿qué está pasando aquí? ¿Cómo puedes dejar que haga eso? 

En realidad, quería lanzarse sobre el japonés para darle un beso y un abrazo, pero esta situación descontrolaba más al chino debido al agobio del día. Necesitaba relajarse, pero estaba totalmente seguro de que eso no era posible en ese día. También eso le pasaba por no recordar que Rinne era la compañera de Daichi y que un día iba a volver a ver a aquel tipo.
Zhao Wang
avatar
Edad :
22

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Curiously +18—Priv.

Mensaje por Vincenzo Michaira el Sáb Dic 17, 2016 9:23 pm



Era completamente lo que se esperaba, pero, ¿qué acaso la vida no estaba hecha de momentos como este?, la verdad que sí, por eso soportó los pellizcos, aunque tampoco es como si eso le doliera, para nada, Rinne pellizcaba como niña, al final era un poco eso, una niña, por lo que tampoco se molestaba demasiado al respecto, y Daichi, como se llamaba el chico que compartía cuarto con ella, parecía de lo más divertido con el asunto.

¿Cómplice? No estaba nada mal.

Quédate quieta…—dijo de repente, llegaba a patear bastante fuerte e incluso el varón miraba afuera y se había reunido alguna buena cantidad de personas, pero no le importaba—, esto pasa cuando ignoras mi buena voluntad—murmuró—, sea o no voluntariamente—finalizó.

Por supuesto, él tenía que dar cuenta de lo que era, ¿ser ignorado por ella?, no señor, al menos no tan descaradamente, por eso, de alguna manera, tenía que darle “su merecido” y esta era una buena manera, separándola de sus amados apuntes, pues tenía “cuentos” de lo obsesionada que la castaña se ponía en estas fechas con los estudios.

No dijo nada por las palabras del otro chico en el cuarto, no era asunto suyo a fin de cuentas si volvían o no, pero no pudo evitar reír ante una escena de “traición” de la cual, podría decirse, él era el antagonista entre los dos protagonistas. Era gracioso porque era cierto, ni más, ni menos.

Se acercó a la puerta y cruzó el umbral y, justo cuando iba dispuesto a emprender camino a las escaleras, encontró una voz que recordaba, un rostro y una expresión que recordaba completamente.

Oh… pero si es el “chico”—comentó con ironía ante la aparición ajena, recordando la manera en la que este le había llamado la primera vez que se vieron, la única, si Vincenzo se ponía a recapitular—, solo estoy llevándola al cine para que deje de estudiar un rato—soltó como si aquello fuera la cosa más mínima del planeta y medio alzó el hombro que tenía libre, restándole importancia a todo eso—, me voy yendo, que esta chica, cuando quiere, pesa un poco—le dijo a Daichi, era, más o menos, como esa fuera la figura paterna de Rinne, a quien debía darle cuentas, por supuesto, ignorando con mucha gracia todos los arrebatos del otro pelinegro.

A fin de cuentas, ni le iban, ni le venían, solo siguió su camino, con Adam y Hibird tras él como si nada, con otras personas cuchicheando a su alrededor y la casta pateándole el abdomen y pellizcándole la espalda. Tenía su gracia.


Continúa en → Niente è così


Última edición por Vincenzo Michaira el Mar Dic 20, 2016 2:41 pm, editado 1 vez

Volver arriba Ir abajo

Re: Curiously +18—Priv.

Mensaje por Daichi Kitagawa el Dom Dic 18, 2016 2:07 pm

Había llamado a Zhao y… si no había sido exactamente su mejor elección de palabras, pero, ¿importaba?, la verdad que no, las cosas eran como debían ser y listo.

Sonrió ante la declaración de traición de Rinne y, cuando vio que Zhao llegaba, visiblemente molesto, se acercó a él, atrayéndole al cuarto, sacándole el bolso y dejándolo a un lado, a fines de que, bueno, no se metiera en lo que no le correspondía directamente, abrazándolo con algo de fuerza, porque bien sabía que, de alguna manera, él y Rin-chan eran buenos amigos, lejos de lo que había pasado antes.

Bye, bye, Rin-chan, Vi-chan!—soltó con una alegre sonrisa, saludándoles con la mano que le quedaba libre—, Rin-chan, más tarde me lo agradecerás, en serio—dijo, la escena en sí estaba como para tomarle una foto, pero tenía las manos ocupadas de momento, sosteniendo a Zhao, para que este no metiera la pata.

Entonces, como si nada, cerró la puerta y “acabó con el espectáculo” que se había formado fuera, o al menos se excluyó a él y al chino del mismo. Solo en ese momento soltó a Zhao y sonrió.

Zhao-chan, debes entender que hay cosas en las que no está bien meternos—murmuró, le había dejado libre, así que caminó y se sentó en la orilla de su cama—, Vi-chan es el chico que le gusta a Rin-chan, y a él le gusta ella, no puede negarlo—continuó hablando, con una elocuencia digna de su forma de ser habitual—, y aunque lo niegue, no le creeré, porque es un poco obvio con lo que acaba de pasar—resumió para luego sonreírle—, entonces… es mejor dejar que las cosas avancen como deban entre ellos, y luego, si él le hace daño, lo reventamos a golpes por ser tan cobarde—acentuó, levantando el dedo índice y sonriendo, eso era como una especie de indicación que él estaba haciendo.

Pero, en realidad, era en lo que creía profundamente.

Aunque… creo que estás un poco de mal humor—comentó, luego de haberse pausado solo algunos segundos—, ¿pasó algo malo hoy?—le preguntó, ellos solían verse a diario en el club, pero hoy Daichi había tenido que cambiar sus planes, por lo que no sabía con certeza que era lo que molestaba al pelinegro.

Acababa de volver de la práctica, eso era obvio, tal vez si él hubiera asistido el día de hoy podrían quedarse practicando jugadas del sistema 4-2 que había estado perfeccionando desde hacía varios días, en las que trabajaba desde hacía más tiempo en realidad, pues, incluso en la escuela media, él tenía su “libro de jugadas” personal, que solía compartir y mejorar con ayuda del entrenador y de sus compañeros de equipo.

Por ejemplo, ahora, cuando la siguiente práctica oficial sería el lunes, pues los sábados era, más que todo, gimnasio y estiramiento, estaba animado a sugerir al entrenador practicar un par de las jugadas que había creado y que eran introductorias al sistema 4-2, con el que le había dicho al entrenador que quería jugar más… él quería jugar al mismo tiempo y del mismo lado de la cancha con Zhao-chan, en busca de eso, podía sacrificar algunas cosas, pero sin abandonar su esencia; al parecer el entrenador lo había entendido y le apoyaba.

Entonces, ¿por qué no poner todo en eso?, las competencias comenzaban en enero a fin de cuentas, y tendrían muchos partidos de práctica hasta entonces para perfeccionarse.
Daichi Kitagawa
avatar
Edad :
20

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Curiously +18—Priv.

Mensaje por Zhao Wang el Dom Dic 18, 2016 6:31 pm

Había perdido los nervios, y lo sabía, pero realmente no le gustaba Vince y el día no había estado a su favor. Aguantó sin rechistar, igualmente, el abrazo de Daichi, ya que eso le calmaba en parte. Si su pareja le estaba parando los pies, pensó que sería por algo que él sabía y Zhao no. Al fin y al cabo, había pasado un mes fuera y no sabía si el chico había cambiado o no. En cuanto le soltó, suspiró fuerte, casi sentía que el japonés estaba regañando por haberse quejado de ello, pero también tenía sus razones.

-Vale, está muy bonito que se gusten y todo eso, y por ti yo no haría nada malo a Vince, pero no voy a permitir que Rinne sufra por él ni un poco, ¿vale? -dijo, cruzado de brazos, aún molesto porque el japonés no había querido evitar aquello, aunque no lo entendía tampoco-. No sé cuantas cosas me he perdido en mi ausencia, pero si son muchas, me gustaría que se me actualizase antes de parecer, o bien un estúpido, o un mal amigo que deja a su amiga en los brazos del primer tío estúpido de la academia, no sé -chasqueó-. Me molesta no saber que al otro le gusta ella, porque si va a tratarla bien yo lo medio acepto, pero si no pienso no quedarme callado. Pegarle no, yo no quiero levantarle la mano a nadie.

Ese día no se había recogido el cabello cómo le gustaba a Daichi, ya que había salido rápidamente del entrenamiento para ver si le pillaba, aunque eso costaba que viese su chico ese odioso flequillo. Eso avergonzaba mucho al chino, pero no le había quedado otra. Pasó su mano sobre su pelo, mirando hacia el techo respirando hondo y dirigiéndose hacia el lado de Daichi, ya que quería sentarse cerca de él y así hablarle más de cerca y desahogarse un poco. Realmente lo necesitaba.

-Bueno... Sí, estoy algo de mal humor -miraba a Daichi, cansado por el día-. He tenido unos exámenes a primera hora de la mañana, que aunque no me han costado, han sido realmente cansados. Por suerte creo que los he bordado -sonreía, un poco, pero no del todo-. Luego, aunque no te he contado aún, he estado buscando un trabajo algo temporal cuando estuvieses de prácticas y así poder ganas experiencia y dinero por mi cuenta. Así podría hacer algo entretenido mientras tú y yo no nos viésemos, o eso pensé -Zhao hablaba con timidez, porque no quería pensar que era un chico agobiante y le daba miedo que se alejase por eso-. Y bueno... Luego fui al entrenamiento y tuve que ayudar a los nuevos y ejercer de capitán de todos. Es algo difícil porque no me escuchan ni me hacen caso ya que no soy el mejor capitán ni les gusto, y cómo no estabas tú no ha quedado otra -suspiró de nuevo, nervioso-. ¿Qué... te pasó hoy? No sabía nada de que ibas a faltar...

Zhao se puso algo colorado, y nervioso. Había dudado en el resto del día en preguntarle eso o no ya que pensaba que le iba a odiar por ser algo agobiante o algo así. Se sentía muy pesado ya que sabía que Daichi querría su espacio. Juntó sus dos manos y bajó levemente la cabeza, cómo si fuese una pequeña reverencia.

-Lo siento, quizás no deba preguntar por ello. No hace falta que me respondas si no quieres, sólo... Me preocupé mucho -se rascó la cabeza-. Soy un idiota. He tenido un mal día y soy un idiota.
Zhao Wang
avatar
Edad :
22

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Curiously +18—Priv.

Mensaje por Daichi Kitagawa el Miér Dic 21, 2016 4:52 pm

Relájate, Zhao-chan—murmuró.

Cuando el varón ya estuvo sentado a su lado le tomó por el brazo y se acomodó para recostarle en su regazo, quizá con algo de fuerza, pero ya luego se relajó.

Ellos… han tenido su forma de avanzar…—murmuró—, a ciencia cierta Rin-chan nunca me habla mucho de eso, pero creo que se declaró—opinó, eso no era nada más que su opinión, sin embargo, creía que era algo muy cierto por muchísimas cosas—, pasaron su cumpleaños juntos…—continuó hablando, para entonces había comenzado a jugar con el flequillo de Zhao, le gustaba su cabello en realidad—, ¿puedes creerlo?, los dos cumple años el mismo día—soltó como con una gran sorpresa—, ¿qué día cumples años, Zhao-chan?—le preguntó entonces con un interés más directo, mirándole desde donde estaba—, yo nací el siete de enero—sonrió, no había sido cuestionado, pero quería que el otro lo supiera.

Levantó el cabello de Zhao, era suave y copioso, pero le gustaba jugar con él y lo hacía con ambas manos, tal vez podía hacerle moñitos luego, si el chino le dejaba, por supuesto. Sonrió.

No te preocupes mucho por eso—dijo de repente—, si el entrenador te hizo capitán en la práctica entonces, poco a poco, comenzarán a tomarte más en cuenta… ellos son así—comentó—, las primeras veces tampoco querrán tomarme en cuenta, pero creo que, después de ver que teníamos entrenador y que iba en serio… comenzaron a verme un poco más—admitió, él era “menor” después de todo, el “extranjero”, aunque claro, en términos de experiencia había jugado con la selección de su país desde la categoría escolar sub-16, ahora jugaba, o más bien, acababa de pasar, a la categoría sub-21, y siempre, por así decirlo, había estado en una buena escuela y participado en torneos nacionales… tenía muchos reconocimientos como armador, tanto en torneos nacionales como internacionales, pero eso valía de muy poco ahora, y él no quería hacerse con eso al pie para su favor. Tenía que ser el mejor ahora—. Poco a poco será mejor, cuando vean lo genial que eres—finalizó.

Tomó un par de mechoncitos y comenzó a jugar con ellos, le gustaban esta clase de pequeños detalles, pequeñas cositas. Por ejemplo, le gustaba peinar a Rinne solo por hacerlo, se sentía como un hermano mayor de esa manera en realidad, y era divertido.

Oye… no te presiones mucho, siempre puedes preguntarme lo que quieras—comentó—, no tienes que pensar tanto en esas cosas, me gusta que se preocupen por mí, un poquito—continuó, y luego miró al frente, jugando con su cabeza de lado a lado—, el entrenador me obligó a ir al hospital a hacerme los exámenes porque le dije que sentía algunos calambres en la rodilla izquierda—habló entonces respecto a lo último que el varón pelinegro preguntó—, me lesioné esa rodilla cuando estaba en preparatoria, en segundo año, cuando él era mi entrenador… así que quiso prevenir—soltó una ligera carcajada—, por supuesto, todo está bien… solo debo evitar practicar hasta tarde por un par de semanas, para no sobrecargarla—admitió, no le gustaba, pero era necesario—, no quería preocuparte sin saber si era algo malo o no, me obligó a tomar una cita a inicios de la semana—bufó.

El entrenador era un poco sobreprotector y bastante precavido en muchísimos aspectos, eso estaba bien y lo agradecía, por eso hacía lo que el entrenador decía sin chistar, era un buen hombre a fin de cuentas, y muy bueno entrenando.
Daichi Kitagawa
avatar
Edad :
20

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Curiously +18—Priv.

Mensaje por Zhao Wang el Sáb Dic 24, 2016 11:42 am

Zhao comenzó a tranquilizarse en cuanto fue recostado sobre el regazo de Daichi. Al principio se puso algo colorado, debido a que no se esperaba esa acción por parte del japonés, pero no mentiría si dijese que el gustaban esas acciones por parte del otro. Además, estaba agusto y sentía cariño estando ahí. Deseaba que nadie estuviese ahí nunca más que él, y que solo él tuviese esos derechos.

-Yo ya sabía que Rinne le gustaba ese chico, se le notaba desde lejos. Supongo que además antes le tenía aún más rabia por eso de... que ella me gustaba. O algo así. -le miraba cómo podía. No quería pensar que Daichi se sintiese mal al mencionar tal acontecimiento del pasado, aunque su presente fuera cerca de él-. Pero tras ser rechazado y que la cosa al final incluso está mejor, ya no me da tanta rabia. Aún así, ese chico lo recuerdo cómo alguien tóxico. Podría cambiar mi parecer dependiendo de él, y de ella, por supuesto. Si van a ir en serio y bien, y si pudiese valorar de manera más positiva al otro, pues... -suspiró. Recibió la pregunta sobre el día de su cumpleaños-. Lamento decepcionarte, Dai. Mi cumpleaños es el 3 de Enero. No es el mismo día, pero... Es cerca.

Ambos, entonces, eran Capricornio. Zhao tenía una extraña afición también por el horóscopo, suponiendo que por culpa de muchas historias ficticias en las que utilizan el horóscopo de buena manera. A pesar de ello, Zhao notaba que el otro era totalmente diferente a él. También los entresijos de la vida hacían de esto algo así, que alguien madurase, creciese y se volviese diferente, y de manera diferente a los demás. Entonces, el chino se preguntaba algo. ¿Qué era el Daichi del pasado? Pero no era nadie para preguntarlo, sería algo que tendría que contar él. Ni si quiera Zhao quería hacerlo, ya que si acababa él contando su propia vida, temía que el japonés se alejase de él por haber hecho lo que hizo. De ahí que no quisiera volver a poner la mano encima a nadie.

-Es cierto que no soy malo jugando, pero volver para ocupar un puesto que no es mío es demasiado... ¿bruto? Muchos allí quieren ser capitanes o sub-capitanes a pesar de la responsabilidad que ello conlleva pero... Yo he llegado ahí y ya estoy siendo sub-capitán, o incluso capitán suplente. ¿No es cruel para ellos? A mi no me podrían tomar en serio porque... al fin y al cabo yo me fui -tenía una mirada algo desanimada, suspiró-. Además, a mi el entrenador no me conoce. Aunque me ve jugar, no me conoce para nada.

Agarró con sus manos las del otro, acariciándolas. Llevaba ya mucho rato queriendo tocarle, ya que le calmaba mucho hacerlo. A la vez, cerró sus ojos dejando su mente algo más en blanco para centrarse solo y únicamente en la conversación que tenía con Daichi.

-Vaya... No sabía nada de que te hiciste daño -chasqueó la lengua-. Siento que deberías avisarme de estas cosas. Aunque haya sido bueno o luego sea malo, dímelo. No sé. La verdad es que estaba bastante preocupado, aunque no me guste admitirlo. Incluso he pasado por delante de tu cuarto a propósito esperando poder encontrarte fuera o algo -volvió a abrir los ojos, mirando a la nada, aún algo desanimado y cansado por el día que había tenido-. También perdón por no darme cuenta de esas cosas. Espero que hagas caso al médico y no te sobrexcedas y vaya a tener que estar vigilándote cada noche o algo, ¿vale? 

En el fondo, Zhao estaba algo molesto. Quería que él le contase más de estas cosas y que luego la conversación fuese a algo así. Consideraba que las cosas de salud eran lo suficientemente importantes cómo para a la mínima darles importancia. Suspiró de nuevo. El cansacio le estaba haciendo que estuviera más irritado de lo normal, y sentía que no estaba bien.

-Siento que cómo estoy algo irritado estuviese pagando contigo todo. Lo siento. Es solo qué... Mi día ha sido un asco y...

Se puso muy colorado de repente. Quería decir que tenía muchas ganas de verle, pero su orgullo le paró y no dijo más.
Zhao Wang
avatar
Edad :
22

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Curiously +18—Priv.

Mensaje por Daichi Kitagawa el Lun Dic 26, 2016 12:30 pm

¡Eso es genial, Zhao-chan!—chilló de repente—, podríamos celebrar navidad y año nuevo, y luego seguir la fiesta hasta tu cumpleaños, y celebrar más hasta el mío—sonrió, él era un chico bastante festivo, a menos de dientes para afuera, daba esos aires de que le gustaba.

La verdad era que no había nadie más alejado de eso que Kitagawa Daichi.

Vin-chan no es mi tipo… pero puedo entender un poco por qué le gusta a Rin-chan él—soltó luego de algunos segundos—, pero Vin-chan está en su proceso ahora—sonrió.

Continuó acariciando el cabello del pelinegro, la verdad le gustaba mucho, pero se sorprendió un poco cuando él le tomó la mano, haciéndolo ver en sus ojos, pero luego enmarcando una sonrisa y un mirar con ojos comprensivos.

La vida no es justa con nadie, Zhao-chan—murmuró entones—, debes comenzar sabiendo que debes aprovechar las oportunidades que te da la vida, a veces ignorando las críticas de los demás, sean buenas o malas—continuo, apretando su mano, el tacto con Zhao era interesante a sus ojos—, debes dejar de preocuparte tanto por lo que dirán los demás de ti, y concentrarte más en mejorar—llevó su mano a la frente de Zhao, tocando con su dedo índice en el centro y bajó por todo el centro, por el tabique, pasando sobre sus labios y llegando a su mentón.

Luego bajó ese dedo por el cuello de Zhao y con toda la mano subió hasta la oreja izquierda, subiendo al costado de sus cabellos, que seguían estando largos y eso llevaba a sus instintos juguetones a activarse.

¡Oh, Zhao-chan quería verme!—chilló de nuevo, genuinamente, ser querido o necesitado por otro le emocionaba a esos grados—, eso me hace sentir muy bien—continuó—, la verdad es que será muy difícil que alguien se diera cuenta—comenzó a explicarse—, es una lesión vieja, y jugar con protección es algo normal en el vóley yo mismo dejé de prestarle atención a ella por mucho tiempo, pero el entrenador es demasiado precavido—soltó—, no te preocupes por estas cosas… si estás conmigo podemos hablar y puedes calmarte—finalizó.

Besó su frente para regalarle una sonrisa.

Uno de los beneficios de tener novio, es que puedes contarle todo lo que te molesta y puedes apostar que te escuchará—dijo—, o al menos yo lo haría—se alzó de hombros para soltar una carcajada—, y de haría muchos mimos, para que te sientas mejor—agregó con esa felicidad en el rostro.

Se sentía muy bien decir esta clase de cosas.
Daichi Kitagawa
avatar
Edad :
20

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Curiously +18—Priv.

Mensaje por Zhao Wang el Miér Dic 28, 2016 6:33 pm

Quería no pensar más en Rinne y Vince. No le apetecía ahora mismo amargarse con eso, ya que confiaba en que el japonés tuviese razón. Guardó silencio, tendría que esperar a ver que pasaba.

Las anteriores navidades de Zhao eran divertidas escenas familiares que no se iban a repetir. A pesar de estar mejor, el chino seguía pensando en su padre. Había sido un gran amigo y un pilar importante en su vida, por lo cual el dolor seguía ahí. Más aún pensando que era su culpa. Suspiró.

-Solía celebrar las navidades con mi familia, pero supongo que ya no es así. Dentro de lo que cabe, soy ya mayorcito y me hace ilusión pasar toda esa época contigo -miraba desde abajo, con una pequeña sonrisa-. ¿Te apetece? Aunque se me da muy mal hacer regalos.

La comodidad que sentía Zhao cuando estaba cerca de Daichi era algo que nunca le había pasado al chino. Ni si quiera en su casa se había sentido de ese modo, y pensaba que eso era bastante bueno, pero demasiado nuevo. Había cosas que sentía que eran extrañas, cómo una fuerte atracción, la necesidad de verle y tocarle, entre muchas otras cosas. El chino se giró, cogiendo las manos del japonés y mirándole, con los ojitos de niño bueno que solo sabía poner con Daichi, soltándole y acariciando el rostro. Eso hizo incluso sonrojarse un poco a Zhao, ya que el moreno no sabía bien si lo que estaba haciendo estaba bien o no.

Pero era su novio, y pensaba que debía dejarle que le acariciara.

-Yo mejoraré con todo, no te preocupes, pero no me des sustos. Me ayuda mucho que estés cerca de mi en el volley y en general y me pone muy nervioso pensar que podría pasarte algo. Bien es cierto que él día ha sido duro porque tampoco estabas y te eché de menos -Zhao se quedó callado. Estaba diciendo cosas bonitas sin parar, pero no podía dejar de hacerlo ya que su parte más orgullosa solía irse a paseo delante de su pareja. Se puso más colorado, lo que hizo que girase la cara para mirar a otro lado debido a la vergüenza-. Solo tienes que cuidarte un poco más, que hasta yo prefiero que seas el capitán. Y eso que soy muy orgulloso y no suelo pensar esas cosas, pero qué lo sepas. Eres un jugador increíble.

Una de las razones de las que se retirara era cómo le tocaba el otro. Zhao se sentía algo extraño si le tocaban el cuello, y se puso nervioso. No era algo malo, pero simplemente lo notó diferente a darse las manos y acariciarse. Algo extraño que no entendía, o que sí entendía pero no quería hacerlo. No aún. Estaba hablando seriamente con su pareja, y si no lo hacía no iría bien, y ese extraño... ¿sentimiento? Podría distraerlo.

Subió sus brazos para rodearle los hombros, mientras acariciaba esta vez él el pelo del japonés. Le parecía muy gracioso lo capeado que estaba en comparación al suyo, el cual había crecido mucho, y quizás se tendría que cortar dentro de poco. Era incómodo para el voleibol a menos que se lo recogiese.

-Intentaré decirte directamente lo que me molesta, pero a veces soy muy brusco y no me gustaría que te molestases conmigo -le miró de frente, cerca-. Aunque si decirte cómo me siento me dará mimos, entonces tendré que decir las cosas si o si.

Sonrió, sin parar de jugar él con el peinado del otro.
Zhao Wang
avatar
Edad :
22

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Curiously +18—Priv.

Mensaje por Daichi Kitagawa el Vie Dic 30, 2016 9:07 pm

Sonrió con mucha calma, él tenía sus propias concepciones sobre las épocas desde hacía u buen tiempo, ¿cuántos años habían sido ya? Resopló con algo de desgano.

Hace un buen tiempo que no celebro esas fechas—murmuró, seguía jugando con el cabello de Zhao, haciéndole un moñito—, tampoco celebro mucho mi cumpleaños—continuó—, los chicos en el equipo solían hacerme fiestas sorpresas cuando el día llegaba, pero jamás me animó demasiado—su mirar estaba completamente concentrado en hacerle moñitos a Zhao y que no quedaran feos, aunque igual se deshacían cuando pasaba un rato, porque el cabello del pelinegro era suave.

A decir verdad, Daichi participaba en esas fiestas porque sabía que sus compañeros las preparaban con el corazón, no le gustaba que pudieran llegar a sentir que él no tomaba en cuenta sus sentimientos respecto a todo. Las navidades solía decir que saldría con su pareja o algo así, pero nunca había tenido una novia o novio que llegara hasta las navidades. Simplemente la oportunidad no se había dado.

Aunque… pasar las fechas contigo puede ser muy divertido—sonrió entonces, dejando de lado la especie de nostalgia que se le había puesto encima.

Entonces soltó a reír. Que el chino le dijera esas cosas era un verdadero honor, porque Daichi sabía perfectamente hasta dónde podía llegar el orgullo de Zhao, y que se picaba muy fácilmente por el mismo. Tenía una pequeña sorpresa encima, pero ya podría pasarla luego.

Me esforzaré mucho—le dijo, para alborotarle los cabellos y reír, incluso cuando el chino le rodeó y comenzó a jugar con sus cabellos se mantuvo tranquilo.

Daichi tenía un corte de cabello bastante particular, porque su cabello crecía de manera particular… de pequeño usaba el corte de tazón, luego intentó tenerlo más corto, pero finalmente decidió dejarlo estar y luego fue a un estilista y salió de esta manera, le gustó, y así quedó desde entonces. Un estilo bastante específico.

Se supone que estamos para escucharnos, ¿no crees?—le preguntó, pero luego record algo, algo que era importante—. Zhao-chan—le llamó—, he estado revisando jugadas y haciendo algunos cambios… tengo videos—murmuró—, ¿te gustaría echarle un ojo a las jugadas que tengo hasta ahora?—volvió a cuestionarle, sabía que, como él, Zhao era un amante del voleibol, por lo cual aquella invitación bien podía ser irresistible.

Pero, por si acaso, separó al varón de su agarre y le sonrió. Un poco de complicidad estaba bien de vez en cuando a su juicio. Además, sería muy aburrido quedarse solo mientras Rin-chan disfrutaba con Vin-chan de su cita obligada de la que seguro vendría encantadísima… después la interrogaría, claro está… quería hacerle un montón de arrumacos a Zhao-chan, quería tocarlo… pero, tal vez, podía ser muy pronto para el otro.
Daichi Kitagawa
avatar
Edad :
20

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Curiously +18—Priv.

Mensaje por Zhao Wang el Sáb Dic 31, 2016 11:29 am

Zhao miraba atento a Daichi por cada cosa que salía de su boca. Realmente estaba embobado con él, aunque no iba a admitirlo delante de él por ahora, aunque estuviera claro. Pasar las fiestas juntos le hacía mucha ilusión, pero no sabía si el japonés le aguantaría hasta entonces. Era bastante consciente de que todo podría acabar tarde o temprano, ya que el chino podría ser juzgado por su pasado o por sus pensamientos. Él era débil hasta el punto de darle miedo todo aquello. Ahora quería al japonés a su lado, por lo que no sabía que hacer ni como comportarse.

Suspiró. Estaba algo nervioso. Pensaba en esas cosas y no se sentía muy bien, pero sabía que si lo seguía pensando, se le notaría, por lo que echó esos pensamientos de su cabeza.

-Bueno, yo no te puedo hacer una fiesta sorpresa. No conozco a casi nadie de tu entorno excepto al equipo y Rinne, por lo que no te preocupes -sonrió, nervioso-. Además, dudo que se me de bien organizar algo bueno y bonito, por lo que acabaría llevándote al Taco Bell a comer algo. Lo siento.

El japonés retiró de encima a Zhao. En aquel instante, a pesar de que sabía la razón de aquello, el chino se sintió algo inseguro. En parte lo entendía, quizás no era bueno estar pegado a tu pareja todo el día, pero él quería. No estaba nada acostumbrado a ese sentimiento ni a como era estar en pareja. Chasqueó la lengua y se rascó la cabeza, moviendo su pelo. Daichi le hacía cosquillas con el pelo y ahora le picaba. Aún así, se reía por ello. Parecía que al otro le gustaba su pelo, aunque pensó que quizás tendría que cortarlo pronto o se volvería muy incómodo.

-Estaría muy bien -sonrió, mostrando ganas de ello-. Será divertido si luego pudiéramos ponerlas en práctica, y se nos ocurrirán ideas, ¿no? -dijo, manteniendo sus propias manos juntas y jugueteando con los dedos, cómo si estuviese algo nervioso por creer no poder tocar a su pareja. No lo haría hasta que el otro se lo permitiese, o que sintiese que podría. Si le había quitado de encima, pensaba que era porque no era el momento-.

Zhao amaba el voleibol, y le gustaba mucho el juego en equipo ahora que lo había probado, pero creía que estaba por debajo de muchos de los jugadores del club. Aunque él podría presumir de muchas cosas y muchas formas de jugar que había aprendido viendo y jugando con su padre, no las veía necesarias cómo para que en su equipo vayan a querer practicarlas. Más aún ahora que no era capitán, y aunque haya pedido el papel de subcapitán, sus ideas no iban a ser aceptadas. El chino sentía, simplemente, que en el club le odiaban. Si no fuera por Daichi, estaría en la cama en vez de presentarse al club, hecho una bola con su manta.

-Mi padre me hablaba de muchísimas tácticas que se podrían llevar en el voleibol. Además de que vi algunos vídeos de algunas jugadas suyas de hace años -los ojos de Zhao se mostraban con nostalgia. Amaba hablar de su padre-. Es más, juraría que estuvo en el equipo japonés, en la selección. No sabría decirte cuanto tiempo, ni que año, ni en que división, pero he visto algunas fotos de hace muchísimos años y hay algunos vídeos por la red. Quizás le hayas visto mientras mirabas. Al fin y al cabo, también es armador -peinó su pelo hacia atrás. No se lo había recogido y le era molesto-. Encontré por casa en su cajón de recuerdos también muchos cuadernos de cosas de las prácticas.

Tragó saliva. Estaba hablando de cosas que no le deberían interesar al otro.

-Ah, lo siento. Hablar de mi padre hace perder la cabeza, lo siento -puso las manos sobre su rostro, avergonzado.
Zhao Wang
avatar
Edad :
22

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Curiously +18—Priv.

Mensaje por Daichi Kitagawa el Mar Ene 03, 2017 2:44 pm

No te preocupes por eso, podemos hacer algo los dos solos, tampoco te disculpes tanto, está bien—comentó, para luego levantarse de la cama, camino de su computadora—, a fin de cuentas, para nuestros cumpleaños estaremos de vacaciones—comentó como una cosa bastante obvia.

Llegando a su escritorio tomo su laptop y alguno de los cuadernos donde estaba escribiendo, se suponía que debía estar estudiando para los exámenes, pero sentía que había estudiado lo suficiente, al menos por el día de hoy, y el voleibol le estaba llamando mucho, como todos los días de su vida. Caminó de regreso a la cama, pasando al lado de Zhao y haciéndole una seña para que se fuera más atrás, que si no la espalda de ambos iba a llorar si no la apoyaban en alguna parte. O al menos en su caso.

Primero podríamos elegir algunas para practicar juntos y otras para mejorarlas y practicarlas con los muchachos del equipo—señaló con calma, cayendo de una sobre su propia cama luego de quitarse las sandalias, arrimándose con cierta gracia para palmear el sitio a su lado y sonreír al pelinegro para que viniera a un lado suyo—, aquí vamos a estar más cómodos—apuntó.

En realidad estaba trabajando con el cuaderno, por lo que debía esperar un poco para que el equipo iniciara. Mientras veía el loguito de Windows brillar con la lap sobre sus muslos, acomodó su postura y finalmente apareció su escritorio; de fondo había una foto de su equipo de voleibol en Japón donde todos reían teniendo de fondo una cancha de vóley, en realidad eran los chicos de la universidad y los de la selección que le habían despedido con un partido amistoso de vóley y una posterior comelona, y todo estaba en japonés porque… bueno, él era japonés.

Estos son mis compañeros de la sub-19—le dijo a Zhao, era como una especie de presentación a distancia—, bueno, ahora estamos en la sub-21—aclaró—, rayos… me estoy poniendo viejo—su rostro bajó y juraba que se estaba desanimando en serio—, y también están los chicos de la universidad—se animó casi enseguida, señalando algunas áreas de la pantalla—, antes de venir aquí todos organizaron un partido/fiesta para despedirme—sonrió, era un bonito recuerdo.

Dejó eso de lado entonces y fue hasta una de las pocas carpetas que tenía en el escritorio, clicó y se abrió un repertorio de unos cincuenta videos, esta carpeta era del sistema 4-2, solo de ese, por lo que tendrían mucho para entretenerse.

Tengo muchos CD´s con partidos grabados de todas partes también, desde la escuela media… creo que los acumulo mucho, pero siempre pueden servir para algo—atinó decir—, hay algunas jugadas interesantes en todas partes—finalizó.

Él solía guardar todo aquello en el fondo de su closet, tenía una caja donde habían otros cuadernos y muchos empaques de discos y su cámara de videos, que solía andar de mano en mano antes para grabarlo todo, y que Daichi a veces usaba para grabarse y corregir sus errores en los entrenamientos que solía hacer en solitario
Daichi Kitagawa
avatar
Edad :
20

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Curiously +18—Priv.

Mensaje por Zhao Wang el Mar Ene 03, 2017 6:07 pm

El chino se puso ahí donde el japonés le dijo, a su lado, apoyado en la pared. Se quedó embobado mirando el símbolo de windows mientras esperaban, pensando en sus cumpleaños, cuando de repente, se mostró su fondo de escritorio. Zhao notó una fuerte nostalgia viniendo de su pareja cuando hablaba de su antiguo equipo. Parecía que era muy feliz con ellos, y quizás el equipo que allí tenían no le llenaba tanto cómo aquel. El chino se sintió algo desanimado por ello, ya que sabía que nunca iba a ser ni un poco un compañero de volley tan bueno como los que hablaba.

Ni de volley ni de nada. Eso pensaba el verdadero Zhao. Su pesimismo causado por la muerte de su padre seguía ahí, y era fácil dañar el corazón del chino, aunque Daichi nunca lo sabría.


-Vaya, parece que lo pasabais bien -dijo, sonriendo un poco, mientras se rascaba la cabeza-. Incluso una fiesta, debió ser divertido aunque triste -miró al otro-. Y no digas que te estás quedando viejo. Soy más mayor que tú y voy a un curso menos. Eso si que es quedarse viejo, que se me pasa el arroz para todo ya.

Zhao tenía complejo de ser mayor que Daichi y además ir más lento que él en los estudios. Se sentía algo tonto por repetir, pero no se le ocurriría decirle nunca al otro por qué ha pasado aquello si quería seguir con él. Creía que le odiaría aunque fuese una buena persona, aunque pareciese tolerante. Suspiró. Realmente estaba algo extraño, algo desanimado, pero iba a animarse pronto. Ver vídeos de tácticas sería entretenido.

-Bueno, hiciste un gran estudio de campo con vídeos. Podemos ver todos los que quieras hoy. No hay prisa por volver porque mañana no hay clases, aunque cuando vuelva Rinne supongo que me iré, ¿no? -Se dio cuenta de algo, y es que la castaña no sabía nada de ellos dos-. Además, ella no sabe nada de lo nuestro. ¿No le sería extraño que nos viese juntos y algo? Quizás le molestase que esté ocupando su cuarto sin su permiso durante horas.

Porque el chino daba por hecho que ella iba a volver. Tendría que hablar con Rinne pronto si estaba saliendo con su compañero de habitación. Era injusto que, tras arreglar las cosas con ella, no la fuese del todo sincero. Además, no le sobraban amigos y gente a la que apreciar cómo para perderlos por sus cosas. Al igual pasaba con Dai, pero le aterrorizaba contarle todo lo que pensaba. Si lo hacía, él podría odiarle, o eso pensaba, y no paraba de pensarlo aquel día. 

Puso las dos manos sobre sus piernas y apoyó su cabeza totalmente sobre la pared, mirando la pantalla.


-Pues, deberíamos mirar unos cuantos vídeos y seleccionarlos. Guardemos en una carpeta los que creamos que podemos utilizar y seleccionemos para qué. Es simplemente para tenerlo todo colocado y a la hora de hablar del tema tenerlos a mano. Por ejemplo, los vídeos de tácticas x en una carpeta con tácticas x, vídeos de tácticas y en tácticas y -jugaba con sus dedos mientras hablaba-. Al igual si lo ves necesario podemos abrir una nube en internet y subirlos así para que podamos descargarlos todos los del equipo. Quizás la comunicación entre nosotros vía red pueda ser interesante... Siempre y cuando te interese la idea. Al fin y al cabo eres el capitán y no yo -sonrió un poco, mirándole, pero no directamente, manteniendo la cabeza apoyada en la pared, para luego volver a mirar la pantalla-. Pero por hoy podemos mirar lo que nos interese a nosotros, cómo por ejemplo muchas jugadas de tácticas 4-2, ya que si vamos a ser el "2" tendremos que saber cómo debemos hacerlo. Me gustaría analizar cómo juegan otros equipos por si me topo con ellos, y aprender a la vez de ellos cómo se hace.

Chasqueó la lengua.

-Lo siento, llevo en el club desde que estoy aquí pero aún no estoy familiarizado con el juego en equipo. Yo no he tenido nunca un equipo.

Odiaba pensar que era un inútil por ello, pero lo pensaba.
Zhao Wang
avatar
Edad :
22

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Curiously +18—Priv.

Mensaje por Daichi Kitagawa el Mar Ene 10, 2017 10:19 am

Rió para llevar sus manos a la cabeza de Zhao y alborotar sus cabellos.

Fue divertido—dijo en primera instancia—, pero también fue muy triste—continuó—, pasé por mucho ahí—soltó una risa con algo de “estoy hablando sobre mi vida de manera poco clara”—, así que sentí como si fuera un hijo que dejaba la casa de sus padres—fue muy sincero por eso—, y no… bueno, digo esas cosas solo para resaltar que ya no tengo trece años… el tiempo pasa antes de que nos demos cuenta—en términos pulcros, filosofó.

Estando ya con la laptop, y en la cama, comenzó a ojear los títulos de los videos, pasando el cursor y sombreando sobre cada uno para eso, entonces soltó una risita un poco extraña y miró a Zhao con una expresión divertida.

No le he dicho nada… supongo que, con ella encerrada en su mundo, no hay mucho que yo pueda hacer al respecto—habló con mucha sinceridad, dando su opinión inicial sobre las cosas—, tampoco creo que eso le preocupe mucho, estamos en época de exámenes… Rin-chan no piensa en nada más que sus apuntes y en estudiar tanto como pueda cuando esas fechas llegan—de nuevo fue sincero, él mismo había vivido la experiencia de convivir con Rinne en esas fechas, por lo que no se preocupaba tanto—, tal vez debamos decírselo cuando los exámenes acaben… así podremos ser dueños de toda su expresión… que me da curiosidad—sonrió al final para regresar a la pantalla de la computadora.

Clicó entonces en uno que le parecía bastante interesante… en estos casos lo mejor era ir desde lo básico, Daichi sabía que Zhao no tenía experiencia jugando con este sistema, por lo que incluir las jugadas más básicas era algo necesario, más que todo para adaptarse al tempo que cada uno tenían a la hora de rematar, armar o fintar.

Podemos abrirla luego de practicar un poco, es una muy buena idea Zhao-chan—dijo, y entonces se sitió molesto por una razón bastante clara.

Daichi dejó de ver la pantalla solo por un segundo, levantó una de sus manos y, justo en la frente del varón, removiendo rápidamente sus cabellos, le dio un “lepe” y armó una expresión dudosa en el rostro.

No me gusta que seas tan negativo respecto a ti en el equipo—soltó, solía ser directo cuando se trataba del voleibol—, los chicos del club no te juzgan por nada, la mayoría te conocieron recientemente, así que no saben mucho de lo que pudo o no haber pasado antes—continuó—, solo debes ser menos negativo y confiar más en ti mismo, estoy seguro que ellos también quieren jugar contigo, Zhao-chan—todo lo que decía era pronunciado en tono normal, sin alzar la voz, tampoco apresurándose demasiado, quería que le escuchase bien—, solo tienes que soltarte un poco con ellos… ser menos tímido e intentar conocerlos… somos un equipo ahora, una familia—acentuó—, pero claro… no intentes conocerlos tanto… solo lo normal, tu sabes—metió en el argumento de repente—, no vaya a ser que le gustes a alguno y quieran robarme a mi chico, !claro que no!—habló rápido y fuerte al final y se lanzó a abrazarle de tajo y fuerte—, solo tienes que ser con ellos como cuando nos conocimos… el voleibol hará el resto, ya lo verás—sonrió para separarse de él, en ese momento se volvió a acercar un poco y depositó un beso en los labios ajenos para alejarse, sonreírle, y regresar la vista a la pantalla de la laptop, donde finalmente ponía a reproducir un video—, confío en ti, eres realmente genial—finalizó.
Daichi Kitagawa
avatar
Edad :
20

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Curiously +18—Priv.

Mensaje por Zhao Wang el Mar Ene 10, 2017 5:27 pm

Todo lo que decía Daichi era cierto. Ya no eran niños, pero él no sabía que era tener una fiesta de despedida por parte de sus amigos. Bien que su familia le dijo adiós cuando se fue de casa para llegar a SNA, pero no era lo mismo. Sus padres tenían un cariño especial hacia Zhao que no era comparable ni un poco al que podría darle un novio o una pareja. No lo había sentido nunca, por lo que en parte sentía pena por ello. Sintió que, por su mal, había llegado tarde a sentir esas cosas. Si algo le tranquilizaba era los amigos que había hecho en SNA, por lo que se tranquilizaba pensando que mejor tarde que nunca.

Aún así, con su amiga Rinne no había sido del todo sincero.

-Rinne sabe que yo tengo algo con alguien, pero no le dije ni con quien ni nada -puso una mueca cómo desanimada-. Ahora me parece algo cruel por mi parte, pero cómo dices, dudo que se diese cuenta aún así. Cuando está con exámenes no hay quien la quite los libros de encima, y eso no es ni sano. Yo estoy de exámenes y he buscado un rato para, no sé, socializar, y soy más idiota que ella. Mucho más idiota. Los exámenes depende de cual saldrán bien o mal, pero en principio sé que aprobados estarán la mayoría, y voy al club y hago más cosas. Hasta Vince ha tenido que sacarla a rastras -suspiró-. Pero sí, quedemos con ella cuando acaben los exámenes. Quizás podríamos llevarla al Taco Bell, ahora tengo buenos recuerdos de allí... O comprarla un heladito.

Zhao recordaba perfectamente la noche en el que los dos comenzaron a salir, y se ponía nervioso solo de recordarlo. Aún no se lo creía porque estaba en el cielo de feliz, ya que lo que sentía por él era cada día más y más grande, y estaba siendo alguien muy importante que le hacía no decaer de más. Además, ya le regañaba si lo hacía, cosa que no le disgustaba, pero su frente dolía. Se tocó la frente tras la toba y la rascó, quejándose del dolor, aunque no había sido mucho, pero la impresión si.

Lo que más le impresionó fue el cambio de actitud de Daichi delante de él durante una misma conversación. Parecía casi regañarle, pero de repente, mencionó cosas cómo "no conocerles mucho" y "robarme a mi chico". Zhao pensó que estaba siendo algo... Posesivo, pero no a malas. Le encantaba. Le gustaba mucho ser su chico, ser suyo, y eso le puso nervioso, y colorado cómo un tomate. Eso sí, le encantó que le abrazara y le besara. Desde que besó por primera vez al japonés, se volvió extrañamente adicto a sus labios, y le tranquilizaba, pero no quería abusar. Sentía que no debía abusar tanto de cariños del otro, y solo hacer todo eso cuando Daichi quisiese. Digamos que Zhao era algo más pasivo debido a su inexperiencia, pero tampoco le disgustaba medianamente aprender de él... Y de muchas otras cosas que había visto por la red desde entonces. Realmente idiota, pero el orgullo del chino no le permitía ser inexperto en algo.

-Yo... Supongo que voy a conocer más gente en un futuro... Pero dudo mucho de que a alguien le guste cómo yo te gusto a ti. Debes estar tranquilo, ¿vale? -sonrió, sonrojado-. Es más, debería yo preocuparme más, seguro que alguien se lleva a Dai lejos de mí -se apoyó en la pared más junto de él y apoyó su cabeza en el hombro del otro, mirando la pantalla del portátil, que parecía preparado para ver vídeos-. Pero no lo permitiré.

Zhao quería ver vídeos, cuanto antes, antes de sentirse alguien muy blando para lo que era en realidad. Estaba siendo realmente mono con su chico, y él era en realidad un tio duro.


-Bueno, dale al play a alguno. Tenemos que ser perfectos y hay que estudiar para ello, viendo vídeos, y eso.

Estaba colorado.
Zhao Wang
avatar
Edad :
22

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Curiously +18—Priv.

Mensaje por Daichi Kitagawa el Miér Ene 11, 2017 2:25 pm

Sonrió de medio lado, le gustaba que el pelinegro tuviera esa clase de recuerdos sobre las cosas, le parecía de lo mejor.

Tal vez tengamos una cita doble—resaltó—, aunque puedo entender a Rin-chan—soltó de repente, estaba en medio de la introducción del video, los textos estaban en japonés porque eran videos que él mismo había preparado para sus compañeros en ese país—, yo debo estudiar un montón y sacar buenas notas para mantener la beca—comentó como si nada—, también hacerlo bien en el voleibol, quisiera conseguir una oferta para un buen equipo… y solo tengo algunas oportunidades más para eso—finalizó.

Antes Daichi había jugado para un equipo profesional en Japón, pero eso no era exactamente lo que él deseaba, no, quería jugar a un mejor nivel y, a pesar de haber contactado con visores en el pasado, de esas ligas, que estaban interesados en él, todos querían esperar un poco más para ver qué más podía desarrollarse su juego.

Era un poco frustrante, pero también estaba el hecho de que quería terminar satisfactoriamente sus estudios.

No te preocupes y yo no lo haré entonces—soltó, las explicaciones llegaban al final—, no dejaré que nadie me lleve lejos, para mí solo tú eres realmente especial—soltó de un modo, tal vez, demasiado casual, pero era algo bastante normal para él ser así de sincero y directo.

Daichi había llegado a ser siempre temido por su sinceridad, pero más que nada por la gran cantidad de inocencia que irradiaba de él cuando era así de sincero; por supuesto, el japonés tenía bastante claro que él, inocente o ingenuo, para nada lo era.

El video entonces comenzó a mostrar la jugada, desde un buen ángulo central, porque lo había grabado en pleno juego del campeonato de la región vecina, al que, en ese entonces, había ido porque, quien ganara, iba a ser su rival en el siguiente encuentro. De hecho, cuando se realizó la jugada del sistema 4-2 se pudo escuchar un silbido de parte del japonés y un “Waca-chan ¿viste eso?”, claro, él no había ido solo, y una respuesta medio cansina de quién había sido su acompañante daba a entender que Daichi podía ser, o podía fingir ser, fácilmente impresionable, o muy exagerado.

Él mismo ahora se declinaba por la última.

Esta fue la primera jugada de ese partido—comentó—, el equipo pidió recibir primero y se movieron desde allí—continuó, lo explicaba todo con calmita—, lo bueno de esta jugada es que Ise-chan, que fue el que remató, es el armador titular y Ryo-kun, que fue quien armó, era un armador de primer año en ese entonces—hablaba con calma mientras repetía la jugada, el armador de primer año estaba en la parte trasera y hacía un rápido al armador principal, quien remataba, dejando a todo mundo inmóvil—, todos esperaban que Ryo-kun se la diera al armador, no que la levantara para él, y eso pasó porque, lejos de conocer la posición de cada uno y asumir cosas, este equipo jamás había hecho algo como un sistema 4-2 en el pasado—terminó su especie de relato con mucho orgullo—, cuando estás en primer año y llegas a un equipo donde hay un armador genial, si tienes talento, siempre terminarás siendo rematador por un tiempo—analizó, era una de las razones de que esa jugada funcionara—, nadie espera que un esquema tan raro de aplicar permanentemente como el 4-2 tenga buenos resultados—resopló.

La jugada en si era muy básica, pero a Daichi le daba buena espina.

Cuando vayamos al campamento hay que hacer eso y tomarle una foto a las caras de toda la gente contra la que juguemos, ¡vas a ver que nos vamos a reír!—soltó de repente, abandonando un poco el punto original al mencionar el campamento al que irían en verano, pero quería estar listo para entonces—, será divertido… el voleibol es más divertido cuando haces cosas inesperadas, como esas levantadas tuyas que tanto me gustan—añadió.

Entonces comenzó a buscar otro video, esta era una jugada algo más complicada, porque manejaba una diagonal difícil de hacer y era desde ángulos opuestos.

Para esta pensé que podríamos añadir algo más de sorpresa si trabajos con una carnada en medio—comentó—, no es imposible, pero es algo que, hasta ahora, solo he podido imaginar… tampoco he tenido chance de probarlo—se alzó de hombros con gracia—, es algo que hay que trabajar bastante, pero esa es la gracia—.
Daichi Kitagawa
avatar
Edad :
20

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Curiously +18—Priv.

Mensaje por Zhao Wang el Miér Ene 11, 2017 6:52 pm

-¿Cita doble en el Taco Bell? Vale, pero yo no invito a aquel tío. Por encima de mi cadáver. A ella sí, a tí también. Además, te debo una cena allí.

Zhao sabía algo de japonés por su padre. No se le daba tan bien cómo el inglés, pero podría leer en hiragana y katakana perfectamente. Quizás lo medioentendía, más o menos, ya que tenía un nivel de Noken 5, pero le daba vergüenza hablar en otros idiomas con alguien más experimentado que él. Su orgullo no le permitía hablar mal en un idioma, y ser corregido ni pensarlo. Por ello, se acercó al portátil mirando bien todo aquello que ponía.

-La verdad es que también me haría ilusión entrar en un equipo más profesional de voleibol, pero yo, en cambio, nunca he estado en más equipos que SNA. Nunca he jugado partidos oficiales ni nadie me conoce ni un poco. Ni tengo tantos vídeos cómo tú. Solo tengo escritos de mi padre, y posiblemente vídeos de mi padre también haya por alguna parte, pero, míos ninguno -suspiró-. Es más, no tengo vídeos ni de mi vida diaria, y de pequeño no quiero ni saberlo, pero de voleibol qué va. Supongo que la primera vez que me grabaré será con este equipo, por eso además quiero hacerlo bien.

Volvió a apoyarse en la pared, cansado por el día que había llevado, pero realmente cómodo por la compañía. Quería estar más unido a Daichi que lo que estaban en ese momento, pero tenían que ver vídeos y documentarse, por lo que solo agarró una de sus manos y se apoyó de nuevo en su hombro, mirando la pantalla del portátil y escuchando con atención todo lo que contaba. Nunca había experimentado el estar con un equipo entero, ni si quiera poder recordar los nombres de las personas con las que había jugado. Realmente no recordaba el nombre de casi ninguno de sus compañeros, solo el de Daichi. Se rió al pensarlo, porque se sentía torpe, pero bueno, era gracioso para él.

-Realmente tienes razón. Un buen armador es como una médula espinal en muchas de las jugadas, pero tener dos médulas espinales... Es interesante. Lo que me preocupa es la inexperiencia del equipo, aunque... -se acercó de nuevo al monitor-. Creo que puedo hacer lo mismo. Creo que puedo adaptarme a este tipo de jugadas. Aunque no he practicado nada así. ¿Podrías pasarme el vídeo a mi pc por correo luego? Así puedo verlo de nuevo cuando esté en el pc. Me gustaría estudiarlo bien para el próximo entrenamiento.

La verdad es que le motivaba un poco tener un equipo entero con el que jugar. Aunque se sentía inseguro por todo lo que había pasado estaba realmente emocionado con ello, y más aún estando al lado de su pareja haciendo un rol tan importante cómo un segundo armador. Sobretodo podrá practicarlo con él, y aprender de él. Aprender de todo el equipo, poco a poco. Tenía que quitarse ese mal sentimiento y conocer al equipo, pero después de lo que dijo anteriormente el japonés, ahora le daba algo de reparo.

-Lo bueno del campamento es que quizás me pueda unir de mejor forma al equipo. Conocerlos más. P-pero no lo haré mucho, no te preocupes -se levantó un poco y le miró, algo nervioso-. Y si nos grabamos y tomamos fotos mejor, pero para mejorar. No quiero ver mis caras porque sé que pongo caras raras cuando juego, y cuando no juego.

Suspiró, volviéndose a colocar arrejuntado a Daichi, volviendo a mirar la pantalla.

-Lo haremos bien estando juntos. Creo que podremos ser los mejores, pero solo quiero serlo si estás conmigo.
Zhao Wang
avatar
Edad :
22

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Curiously +18—Priv.

Mensaje por Daichi Kitagawa el Vie Ene 13, 2017 3:29 pm

No hizo más que palmear la cabeza del pelinegro y sonreír abiertamente, la verdad es que Zhao tenía esos cambios de ánimo y esas fluctuaciones en medio de sus palabras que realmente le gustaban; la manera en la que solía comportarse era fundamentalmente diferente a la de cualquiera que había conocido, y eso le llevó a pensar que era muy afortunado por presenciar esos cambios y la manera en la cual el chino se baría ante él.

Vamos a hacer muchos videos divertidos, ya verás—comentó Daichi—, publicaré todo en mi instagram—comentó, obviamente no lo haría—, tal vez algún videíllo de todos nosotros haciendo tonterías, los chicos en Japón siempre me están preguntando por el equipo, ahora que por fin hay uno bien formado, creo que debería presumirlo—soltó una risa bastante chifladita y resopló para regresar a su laptop.

El siguiente video explicaba una táctica del sistema simple con infiltración, primero la explicaba con fichas, el sujeto hablaba inglés, así que era sencillo de entender todo, luego se veía a un sexteto de personas desarrollar la jugaba previamente explicada, mostrando los ángulos diferentes desde los cuales se había desarrollado.

Aún tienes tiempo para cumplir tus sueños de profesionalización, tienes un año más que yo—comentó fingiendo un poco de tristeza—, el próximo será el último para mí—completó.

Estaban en Mayo, por lo que le quedaban, aproximadamente, dos meses y tanto de este año, y luego comenzaría su cuarto año, el último con materias y el último en el que podía jugar con el equipo, es decir, solo tenía un torneo para jugar con su equipo actual, quería aprovecharlo tanto como pudiera, porque ya este año jugar a nivel de torneo no había sido posible… por suerte se había mantenido en forma gracias a los torneos de las juveniles de Japón y juegos a los que había asistido con chicos de otros equipos de universidad a quienes conocía porque eran jugadores de selección y estaban radicados en este país.

Pero… mejor es dejar de lado eso—sonrió y volteó para depositar un beso en el costado de la cabeza del otro—, el tiempo es oro y hay que aprovecharlo—sonrió y bajó un poco para besar la oreja del otro y luego dejar recostada su cabeza en el hombro ajeno, bien era cierto que cuando te divertías el tiempo se pasaba volando; ya llevaba más de ocho meses en este país y quedaba poco más de un año entre sus propios planes, e incluso teniendo que pensar lo que haría para su tesis a partir de ahora.

El siguiente sería un año complicado ciertamente.
Daichi Kitagawa
avatar
Edad :
20

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Curiously +18—Priv.

Mensaje por Zhao Wang el Sáb Ene 14, 2017 3:04 pm

-Ay, pero -se rió-, a mi no se me da bien hacer tonterías. Creo que incluso a veces soy muy serio -se puso recto en la cama, apoyándose de nuevo en la pared-. Tendrás que utilizar una aplicación de esas para ponerme una cara graciosa o algo. Con esas cosas todo el mundo es gracioso -sonrió, mirando al japonés-. Aunque la verdad es que me da corte que me vean tus compañeros de Japón. Son gente profesional y yo no soy alguien digno para mostrarme. Si fuese increíble, bueno.

Suspiró, volviendo a mirar la pantalla.

-Aunque me quede un año, debo esforzarme muchísimo más para poder lograrlo. Aún tengo grandes problemas a la hora de practicar en equipo, y para eso debo ganarme mi puesto cómo jugador. Después de eso, debo hacerme con el juego, y creo que necesitaré un tiempo para ello. Supongo que en el campamento mejoraré mucho más, ya que será intenso, muy intenso -miraba al techo, pensativo y serio, pero no estaba desanimado. Sabía que mejoraría con el tiempo y la práctica, y eso le animaba bastante, pero hablaba con realismo-. Eso sí, te considero alguien increíble en el voleibol. El mejor jugador que he visto nunca, el mejor armador que he visto nunca, el mejor capitán que he visto nunca. Saldrás de aquí siendo llamado por muchos equipos, lo sé yo, y jugarás profesionalmente para Japón. Estoy seguro que tendré que acompañarte a todos tus viajes y será divertido, y te veré desde las gradas, aún cuando terminemos la carrera. Me emociona pensar en ello.

Sentía que habría un cálido futuro al lado de su pareja. Quizás tenía que pensar de la manera más realista posible, pero quería hacerse ilusiones debido a que sentía una felicidad muy plena. Bien era cierto que parte de él quería ser profesional, y jugar con algún equipo llevándolo a la vez con su profesión de arquitecto. Aun así, quería descartarlo. ¿Podrían estar juntos estando en equipos diferentes? Y sí, en un futuro, les llamasen para sus selecciones, no estarían ni un poco juntos, ya que Daichi era japonés y Zhao, aunque sea biologicamente chino, es Estadounidense. Eran ambos grandes equipos, pero de verdad quería pensar en un futuro con él, ya que si no lo viese, no habría empezado a salir con él.

El japonés se puso cariñoso con el chino, quizás lo suficiente cómo para que reaccionara de otro modo. Zhao no recordaba qué, en multitud de películas y series que había visto, la oreja era un punto muy, pero que muy, delicado. Lo que le puso nervioso y resopló, respirando algo más fuerte durante unos 5 segundos, pero se calmó lo más rápido que pudo para que Daichi no se diese cuenta. "¿Qué ha sido eso?" Pensó, confuso. 

-Bien es cierto que el tiempo es oro, pero no vamos a desaprovecharlo, no te preocupes. Repito, podremos ser los mejores, o puede que ya lo seamos -sonrió, bajando el tono de voz -. Juntos.

Zhao estaba algo colorado, pero no quería dejar de decirle a su pareja que era genial, y le diría lo que sentía si no fuese porque le daba vergüenza y sentía que se asustaría, tan temprano. A su vez, quería besarle, pero también sentía que sería demasiado brusco. Además de que hacía segundos que se había sentido "bien".
Zhao Wang
avatar
Edad :
22

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Curiously +18—Priv.

Mensaje por Daichi Kitagawa el Sáb Ene 14, 2017 10:02 pm

Um… quiero ser el mejor armador del mundo… pero aún me queda mucho por recorrer—dijo luego de un rato—, aunque me encanta que me halagues tanto, me hace sentir importante—murmuró con algo de emoción—, pero hay jugadores geniales por todas partes, ya lo verás—agregó—, mis compañeros son universitarios, como nosotros—continuó, quería explicar bien las cosas—, aunque han jugado alguna vez profesionalmente, como experiencias de suplente—ladeó la cabeza y bufó. Daichi también había tenido esa clase de experiencia.

En el momento en el que le hizo aquellos mimos juraría que sintió la tensión dispararse en el otro varón, pero eso estaba bien, estaba más que bien. Era una hermosa y pura reacción que el otro había querido ocultar, pero, por fortuna tal vez, no lo había conseguido.

El castaño sonrió de medio lado desde su posición y se separó un poco del chino para mirarle y reír levemente

Te has puesto todo colorado—le comentó teniendo un mirar suave mientras llevaba la mano izquierda al flequillo ajeno para moverle un poco y sonreírle, acercarse y besar su frente levemente, tan solo para volver a mirarle y tragar con disimulo—. Sigamos trabajando duro, juntos—resaltó lo que habían sido palabras del chino.

Llevó la mano izquierda a delinear el rostro del varón desde un costado, sus ojos estaban siguiendo lo que sus manos hacían.

Daichi estaba realmente feliz de volver a sentir esta clase de cosas por alguien: ese revoltijo en el estómago, ese “qué—me—pasa” cuando lo veía, esas ganas de besarlo que tenía justo ahora, de hacerle muchas cosas más. Esos nervios de no saber si con eso terminaría metiendo la pata. Todas esas inseguridades de puberto quinceañero, las amaba, eran la prueba de que seguía vivo, de que era capaz de querer a otro al mismo grado de lo que perdió. Que no se había dejado llevar por la oscuridad.

Sonrió sin razón aparente y se acercó a él, mirándole a los ojos, a sus labios, y de regreso, inclinando solo un poco la cabeza para, cerrando brevemente los parpados, depositar un beso suave en los labios ajenos.

Besar esos labios era hermoso; luego de mantenerse callado por tanto tiempo, era como una gran fortuna que él pensó tal vez se merecía después de tantas cosas, después de tantos desaciertos. Pero no se alejó completamente de él como antes, no, estaba queriendo algo, y eso era que no se detuviera en este beso, o al menos no de momento, porque la verdad es que Daichi quería besarle tanto, de tantas maneras y en tantos lugares, que tan solo había llegado a imaginarlo algunas veces y se había regañado por ello, para luego perdonarse y rectificar porque, a fin de cuentas, él, como el otro, era un hombre en todo el sentido de la palabra.

Daichi Kitagawa
avatar
Edad :
20

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Curiously +18—Priv.

Mensaje por Zhao Wang el Dom Ene 15, 2017 4:22 pm

Aunque Zhao era propenso a decir que su pareja podría ser el mejor armador que haya conocido, el orgullo del chino era fuerte en el interior de este. Él antes pensaba que era mucho mejor que el japonés, y ahora en una época baja de autoestima podría decir lo contrario, pero en su cabeza resonaba algo cómo "el mejor armador del mundo". La verdad es que también era un sueño del chino, y para ser el mejor armador del mundo tendría que ser mejor que su propia pareja. Quizás era cosa del orgullo, pero no soportaba la idea de ser superado por todo por su pareja, hasta el punto de darse cuenta de que estaba compitiendo con la persona que quería en su interior. Sabía que al revés no era, probablemente Daichi fuese mejor persona que Zhao en ese sentido, pero no podía evitarlo. Su pareja era de un curso más siendo un año más pequeño, era más alto, más guapo, y también mejor jugador. Era mejor en todo.

Y eso no le gustaba a Zhao. Pero en vez de pagar su rabia cómo debería ser, quizás a base de gritos y malas contestaciones, había otra manera. Otra manera que ni si quiera el chino era capaz de entender, pero le servía cómo desahogo.

Quizás era cosa de que Daichi parecía algo más cariñoso de lo normal a ojos del chino, cosa que encantaba a Zhao por completo. Le gustaba ser deseado por el otro, y no solo le hacía sentir feliz, si no placentero y... excitado. Sí. Sabía perfectamente que era ese sentimiento que le había venido al cuerpo hace unos segundos, y ya se había percatado que el otro lo había notado aunque lo haya intentado ocultar. Cerró los ojos junto a él para corresponder el beso del otro, deseando que se repitiese más veces, más y más veces. Pero esta vez no iba a pensar en si lo iba a hacer mal o si el otro se iba a enfadar o qué, qué va. Rodeó con los brazos el cuello del japonés, mirándolo con seriedad, pero dentro de él tenía rabia por lo que había estado pensando, tanta rabia cómo amor, y ganas de comérselo, porque quería comérselo.

-¿Cómo no me voy a poner colorado si me besas y sólo con ello me pones nervioso? -suspiró, apoyando su frente contra la del otro, con la boca del otro muy cerca de la suya-. Sabes que yo no soy experto en esto, en llevar una relación, pero... -se giró hacia el oído del otro, susurrando sus siguiente palabras-, pensar en que vamos a trabajar juntos me hace sentirme realmente feliz. 

El chino bajó su rostro al cuello del otro, dándole pequeños besos con ternura. Creía que eso le gustaría, ya que se había pasado la semana que lleva con él investigando sobre este tipo de cosas. Zhao no sabía nada de cómo hacer que el cuerpo del otro se sienta de un modo u otro, ni sabía nada si quiera sobre lo que era el sexo más allá de lo que había visto en series y comics. Por ello, le tocó investigar, tanto viendo cosas más de adulto de las que había visto, cómo investigando con su propio cuerpo. Zhao hacía cosas que ni él se esperaba que haría, pero es un ser vivo, un ser humano, y un hombre. De repente, se sintió algo más inquieto que antes, según notaba el cuerpo del otro, por lo que solo se le ocurrió la maravillosa idea de cambiar un beso por un leve mordisco en el cuello. Algo que ni si quiera se esperaba él mismo, pero de verdad quería comerlo. Se separó de su cuello, pero simplemente volvió a su frente sin separar sus brazos alrededor de su cuello.

-Lo siento, no pude evitarlo -volvió a darle un beso en los labios, cerrando los ojos, pero mordiendo con cariño el labio inferior del otro al separarse-. Ay, ¿qué estoy haciendo? Me vuelves loco, de verdad.

Sonrió, levemente, muy sonrojado y nervioso, mordiéndose el labio y apoyando su frente contra la del otro.
Zhao Wang
avatar
Edad :
22

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Curiously +18—Priv.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.