Welcome to SNA!
「WELCOME TO SNA」



Hey Invitado sé bienvenido/a a la SNA, una universidad famosa por su educación, el campus más grande del mundo, y a Alki Strait City, famosa por su gente; por sus parajes y paisajes, pero sobre todo por su imponente presencia. Innumerables cosas, misterios, verdades, pueden sucederse en este lugar, ¿se siente bien?, ¿quieres experimentar el desenfreno de una ciudad que no descansa, de una universidad que es más que eso? Entonces... ¡Deja de observar y entra de una buena vez a este mundo!
Conectarse

Recuperar mi contraseña

「WHO IS ONLINE?」
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 28 el Lun Sep 04, 2017 10:27 pm.
「LAST POST」
Últimos temas
» Hike—priv: Kohaku Koyama
Vie Sep 22, 2017 3:18 pm por Kohaku Koyama

» Scared [Priv. Daichi Kitagawa]
Jue Sep 21, 2017 5:46 pm por Zhao Wang

» Three // Privado: Elizabeth
Jue Sep 21, 2017 12:56 pm por Minato Hamilton

» Cappuccino [Priv. Yahiro]
Miér Sep 20, 2017 6:32 pm por Yahiro Kanzato

» Es war das erste Mal— Priv: Lee Seung Ho
Mar Sep 19, 2017 1:23 pm por Reiner F. Lawrenz

» Mokuyōbi no yoru— priv: Zhao Wang
Jue Sep 14, 2017 1:16 pm por Shi L'Jon

» New life [Priv. Gabriel, Giannluca]
Mar Sep 12, 2017 5:38 pm por Liliya Sorokina

「OUR BOSSES」

THE SNA KING
master

- Profile MP -


MINATO
admin

- Profile MP -

SHI
designer

- Profile MP -


Noragami Roler Psycho-Pass RPG .:Magatsu World:. Surprise City Forbidden Love < a href="http://innocent-malice.foroactivo.com/">INNOCENT MALICE Crear foro The Last Breath RPG
「THANK'S & CREDITS TO:」



Este skin ha sido realizado por Shi {@Shi.2014} para Security Northwest Academy, se prohíbe su reproducción. Los códigos para las descripciones de los foros son propiedad de Niza. La historia y demás puntos base del foro, son propiedad del staff y están inspiradas en lugares de la vida real; las tramas y expedientes de los usuarios son de su propiedad y solo suya.

Agradecemos a #ALF por la ayuda con sus tutoriales; a We♥It, Tumblr, Zerochan, MiniTokyo y otros por las imágenes, las cuales han sido sometidas a edición. Este foro es una obra de ficción y, como tal, no tiene relación más que ligera con hechos de la realidad.

#NO AL PLAGIO, ¡Sé original!

When two collide. [Priv: Andrew E. Graham]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

When two collide. [Priv: Andrew E. Graham]

Mensaje por Evangeline Beaumont el Vie Dic 23, 2016 5:21 pm

When two collide.
Cuando dos chocan.
P:  Andrew E. Graham // SNA: Cubículos // Martes 17:54 // Vestimenta & Zapatos


Algunos se volteaban completamente a verla, otros simplemente lo hacían de reojo. Y es que Eva, se abría paso entre las personas sin tener necesidad de pedir permiso. El sonido de los tacones era suficientemente fuerte para llamar la atención de cualquiera, y la mirada fija en la dirección a los cubículos, junto con una expresión de ligera molestia y un agitado ritmo, hacían todo el trabajo de negar a cualquiera que pensara en acercarse y hablarle.

Contrario a lo que muchos pensaban, Evangeline era una persona comprometida con su carrera. No tenía un simple grado de responsabilidad, como cualquier otro estudiante. Su titulo, era lo más cercano que tenia a una oportunidad de libertad pura, una lejos de su familia paterna. Aquello era de las cosas que más anhelaba, pero también sabía que no podía sentarse y esperar que las cosas simplemente se arreglaran solas. Tenía que trabajar por aquello.

Asistía a clase correctamente, estudiaba, tomaba buenos apuntes, se preparaba para los exámenes. En fin, era atenta a su educacion, algo que no muchos esperarían, dada la fama que tenia de pasar de fiesta en fiesta y quizá, tomarse un descanso con algún afortunado que la hubiese encontrado de buen humor. Y aunque en general, daba prioridad a sus estudios, esta vez se había confiado demasiado.

Derecho público, provincial y municipal era su pesadilla del momento. No por la dificultad, pero porque había dejado de lado un momento la materia, y ahora que se acercaba el examen, se daba cuenta de que no podía aprender todo el material tan rápido como lo había esperado. Recordaba el instante en el que había decidió prestarle más atención a las otras materias, siendo que esta área, no le interesaba demasiado. Y ahora se arrepentía, se arrepentía profundamente. Incluso se había planteando rendirla en otra mesa, en unos cuantos meses más, pero cuando escucho que el profesor encargado daría una clase de consulta, sintió como si fuera una oportunidad que el universo le estaba dando.

Se había pasado dos días enteros leyendo y marcando todo lo que no entendía, porque diablos, aprovecharía a ese pobre hombre al máximo. Si tenía que pelear con otros estudiantes por el tiempo, claro que lo haría, estaba más que lista. Eva comúnmente era peligrosa y tanto agresiva, pero Eva desesperado lo era aun más.

Sabía donde se suponía que el profesor estaría, y acelerando un poco el paso, provocando que sus pisadas se escucharan más, pareciendo que perforaría el suelo con aquellos tacones, no se inmutó ni un segundo en buscar el cubículo. Deseaba internamente que no hubiese nadie más, que los demás estudiantes se hubiesen rendido, o que no estuviesen en la misma posición que ella. Una plegaria que sería respondida de una manera extraña.


Última edición por Evangeline Beaumont el Mar Dic 27, 2016 8:31 pm, editado 2 veces

Volver arriba Ir abajo

Re: When two collide. [Priv: Andrew E. Graham]

Mensaje por Andrew E. Graham el Dom Dic 25, 2016 10:29 pm

Cubículos || Martes; 17:55 hs || Vestimenta

Debía sacar un poco de tiempo dentro de todo para cosas así.

Hoy era un buen día en medio de todo el ajetreo que conservaba estando en esta universidad; por supuesto, estar tan temprano un día como hoy no tenía mucha, por no decir ninguna, relación con sus estudios, la tenían con su trabajo.

Estaba trabajando en un caso doméstico en medio de un descanso de lanzarse a la corte a defender a los que debía, pasaba por una temporada en la que, luego de aquel gran caso por la cadena perpetua, la gente del bufete había decidido darle un respiro y que se relajara un poco antes de tomar por los cuernos el siguiente gran caso. Resopló… un simple y doméstico caso le había traído aquí.

El derecho de carácter público no era exactamente su especialidad, por lo que venía con un gran colega y conocido, el Doctor Meyers, con quien había hecho una cita el día de hoy en su cubículo en la universidad para discutir el tema que le tenía intrigado. La cita era a las cinco treinta de la tarde, habían pasado veinticuatro minutos y aquel hombre nada que llegaba, entonces, ¿por qué esperaba tanto tiempo?, precisamente porque era importante para su trabajo, y muy necesario.

Estaba de pie frente a la puerta con el nombre del profesor en una placa brillante; la puerta estaba cerrada con llave y no había nadie por ahí para preguntarle si el hombre tan siquiera se había aparecido en la mañana por el lugar. Resopló, estaba un poco molesto al respecto: su tiempo era valioso a estas alturas, especialmente a estas horas, como para gastarlo de semejante manera.

Marcó de nuevo en el celular su número, pero no servía de nada, estaba ocupado, o mandaba directamente al buzón de mensajes, mas seguía haciéndolo, dando pequeñas vueltas de lado a lado frente a la dichosa puerta, hasta que escuchó un taconeo distintivo, muy marcado, y vio una dama rubia en un impecable vestido rojo.

Vaya…

Ella parecía tener un destino similar al que él ahora ocupaba, por lo que bajó el teléfono celular de su oreja y exhaló con calma, no era fácilmente iracundo, pero luego de un largo día cualquiera puede recaer…

¿Buscas al Doctor Meyers?—le preguntó entonces a la señorita—, lamentablemente no está en casa, y tampoco contesta mis llamadas—continuó mirándole desde su perspectiva.

A los ojos del albino resultaba resaltante y extraño que una chica le buscara a estas horas, y con semejante atuendo, pero cada quien tenía sus mañas y maneras de hacer las cosas, lo mejor era no emitir juicios precipitados al respecto.


PD: No puedo ver los zapatos.

Volver arriba Ir abajo

Re: When two collide. [Priv: Andrew E. Graham]

Mensaje por Evangeline Beaumont el Miér Dic 28, 2016 6:25 pm

Sentía que los apuntes que llevaba en mano, se resbalarían en cualquier momento. Y es que estaba apurada, realmente apurada.

Pero pensaba que su suerte estaba cambiando, que el universo estaba recompensándola por su arduo trabajo, porque mientras llegaba al cubículo del profesor, no veía a nadie.

O bueno, casi nadie.

Desde la distancia, y aproximándose cada vez más, podía distinguir a un hombre. Parecía alto, mayor que ella, y con un cabello blanco. Si, blanco; como la nieve, como algunas nubes ocasionales. Quizá en otra ocasión, la rubia se hubiese parado a contemplarlo, o incluso iniciar una conversación con él, pero ahora, su prioridad era otra. Se preguntó si era estudiante, y rogó a Dios o a cualquier entidad celestial que él fuese el único.

A pocos metros de la puerta, el desconocido habló. Primero, la rubia tardó en procesar su pregunta, la cabeza la tenía concentrada en otros asuntos. —¿Doctor Meyers? —Sacudió levemente su rostro, para que, por el rabillo del ojo, leyera la placa pegada al lado de la puerta del cubículo. Efectivamente por aquel quien peguntaban, era su profesor. —Digo, ehm, sí. Soy alumna de él, bueno, de una de sus clases al menos. Se supone que iba a dar una clase de consulta, debido a un examen que tomara este viernes. —Hablaba rápidamente, sin darse un respiro a sí misma. De golpe, al procesar el final de la frase del albino, sintió como si el mundo se detuviese. —¿C-Como que no está? No puede no estar, él tiene que estar. Estar aquí. —Pronuncio con énfasis las últimas dos palabras.

Dio un pequeño paseo por el pasillo, como si estuviese ventilando. —No me digas que cambio de lugar, o que me dieron mal el horario. —Apretó sus puños. —Juró por Dios, que, si me dio mal la dirección o se equivocó, ese muchacho lo lamentara. Oh, claro que lo lamentara, si no paso este examen porque Nick me dio mal la información, él tampoco lo hará. Si yo caigo, caerá conmigo para tomar la responsabilidad. —Declaro, con voz firme, y haciendo gestos con si dedo índice. Claro que, dirigiéndose a su ausente compañero de clase, pero diciendo todo aquello al albino, quien no tenía la culpa de nada. No que ella supiese al menos.

Tomó una bocanada de aire, para concentrarse en el muchacho ahí presente. —Y, ¿Eres un alumno también? —Aún tenía esperanza, se obligaba a tenerla.

Spoiler:
El link de los zapatos ya esta. Y lamento lo dramática que es Eva (?) xD.

Volver arriba Ir abajo

Re: When two collide. [Priv: Andrew E. Graham]

Mensaje por Andrew E. Graham el Lun Ene 02, 2017 12:38 pm

Notaba a la muchacha un poco confusa, también algo hiperventilada respecto a la situación actual; él estaba en calma porque había desarrollado una paciencia propia de un abogado en la corte penal, estaba más o menos acostumbrado a estas cosas, notaba de la otra que no, para nada algo de eso… quizá estaba en el primer o segundo año de la carrera.

No está aquí—dijo con mucha calma y manteniendo su postura de serenidad—, también necesito verle y ni siquiera contesta mis llamadas—murmuró—, es raro, considerando que tengo una cita—culminó.

Volvió a tomar el teléfono celular y marcó el número, le dejó estar correspondientes cinco repeticiones y nada. Resopló fuertemente, este hombre era un problema.

Volteó el rostro para mirar a la chica, ella le había preguntado por su condición respecto al profesor Meyers, por lo cual negó medianamente con la cabeza para dar un par de pasos y revolverse el cabello, mirando su reloj entonces, tenía tiempo, es decir, iba de partida a su casa, pero ahí no estaba solo, y no quería dejarle a él allí en soledad por mucho más tiempo que el estrictamente necesario.

No—contestó con un monosílabo de forma inicial—, es un colega—continuó—, vengo a consultarle sobre un caso que se me encargó—dijo para luego chascar con la lengua—, de todas formas… no creo que a esta hora regrese al campus si tuvo que salir a alguna parte—opinó, su tono de voz revelaba un tanto de resignación, pero Andy estaba consciente de que cada quien tenía su vida, sus problemas y sus hechos que salían de la nada, esos imprevistos que, cuando menos se lo esperase alguien, se metían de lleno en su vida.

Algo así al mismo Andrew le había pasado.

Sin embargo, esta señorita parecía del tipo problemático, ¿estudiar un martes para un acamen el viernes?, él jamás lo había hecho, es decir, solía estudiar hasta tres semanas antes de un examen porque siempre surgía algo, y más ahora, cuando se enfocaba tanto en su trabajo que debía estudiar con el programa mixto, con un cuarto de horas presenciales y los otros tres a distancia. Al principio de cada tema investigaba todo y lo leía, lo analizaba y comprendía, de esa forma, más adelante, tenía clara percepción de todo y no necesitaba dedicar tanto tiempo a los estudios, tiempo que dedicaba a trabajar sus casos, que era más importantes al parecer.

Cayó un pequeño bostezo y miró al pasillo, todo vacío, nada de nada. Nadie venía.

Volver arriba Ir abajo

Re: When two collide. [Priv: Andrew E. Graham]

Mensaje por Evangeline Beaumont el Lun Ene 09, 2017 12:07 am

El albino no parecía compartir el mismo sentimiento de ansiedad, y desesperación, si vamos al caso, que la rubia en este momento. Él se mostraba calmado, tanto en postura, como en las palabras que decía; al parecer, el albino tenía un encuentro acordado anteriormente con el profesor, una cita que establecía a ambos en aquel lugar, en este mismo momento. Y no había muchas esperanzas de que el tema de la reunión fuese una clase de consulta.

Mientras él utilizaba su celular, seguramente para localizar al profesor, Eva simplemente se le quedo mirando, fijamente.

De alguna forma, la tranquilidad del chico, solo lograba que la ansiedad se apoderara más de ella. Quizás, para cualquier persona ajena a ellos, que los divisara, se le hiciese una escena cómica; el albino con paciencia, y la rubia moviendo su pie dando pequeños golpes en el suelo.

Eva se sorprendió ligeramente al escuchar que no era un estudiante, si no, un colega, y que venía a consultar sobre un caso. Por unos segundos, su mente se enfocó en ello. Sentía curiosidad, porque a pesar de que solo tenía una clase, de momento, donde analizaran casos como si los tuviesen que defender en la corte, aún no había participado ni estado cerca de uno ¨real¨, por así decirlo. Sabía que quizás, no era correcto preguntarle de que iba, pero antes de meditar correctamente sobre eso, escuchó que, en la opinión del albino, el profesor no volvería.

Tenía lógica, después de todo, el hombre daba clases en la mañana, y raramente se lo encontraba a esas horas en el campus. Sus esperanzas de aprobar el examen eran lentamente aplastadas.

Esto… todo esto tiene que ser una broma. –Revolvió su cabello levemente, en señal de frustración. Justo cuando pensaba que las cosas estaban mejorando, que tenía una autentica forma de arreglarlo todo, el universo tenía que jalar el asunto hacia abajo. Miró de nuevo al albino, soltando un pequeño suspiro.

Y de golpe, una idea vino a su cabeza.

Un momento. –Se acercó un poco más al muchacho. –Con colega, quiere decir que eres un abogado, ¿Cierto? –En sus ojos, un pequeño brillo de esperanza se encendía. Si la respuesta a su pregunta era positiva, entonces tenía allí mismo, a alguien a quien consultarle sus dudas. O al menos, que le dijera de que libros podría sacar la respuesta. –Así que, sabes una o dos cosas sobre Derecho público, provincial y municipal. –Afirmó sin esperar una respuesta, aunque de todas formas, dependía de sus próximas palabras.

Volver arriba Ir abajo

Re: When two collide. [Priv: Andrew E. Graham]

Mensaje por Andrew E. Graham el Mar Ene 10, 2017 6:56 pm

Estaba realmente enfocado en su carrera como abogado, sin embargo, el hecho de que, ahora, estuviera tomando eso como el punto principal en su vida, no quería decir que se detendría allí, para nada, lo que él quería estaba más lejos de las fronteras de este país, pero sabía que aún faltaba muchísimo más trabajo para llegar al primer escalafón, mucho más para dar cuenta de lo que era su sueño real.

Se alborotó el cabello y luego lo regresó a su posición original; la ausencia del profesor hacía que tuviera que cambiar su itinerario del día de mañana, ya que en la tarde tenía que venir a una clase… más que nada tenía que localizar primero a este hombre para poder terminar sus asuntos y regresar a la parte de la corte que más le gustaba, aunque entendía perfectamente que sus colegas y el jefe de su bufete quería darle un descanso del estrés de las cortes, porque ellos tenían una filosofía bastante marcada: en el bufete solo se seleccionaban ciertos casos, y rara vez perdían un caso, en parte por esa minuciosidad que tenían para seleccionarlos. Él, más que nada, se dedicaba a casos de asalto, robo, homicidio y derivados, aunque solo había tenido dos del tipo del último y, gracias a lo más sagrado, y a incontables noches en vela investigando, atando cabos y generando hipótesis en base a todas las pruebas que tenía, los había ganado ambos.

Exhaló, estaba algo cansado del día, pero nada que no pudiera manejar.

Bufó, lo que había escuchado de la rubia era un poco “normal”, si llegaba a evaluar todo el contexto.

En efecto, soy abogado—contestó con calma—, y sí, me desempeño en varias de las ramas del derecho público—continuó—, ¿necesitas algo en particular respecto a él?—le preguntó, después de todo, tenía el presentimiento de que ella simplemente no iba a dejarle ir en medio de su crisis existencial porque el profesor Meyers no estaba en los territorios de la universidad.

Guardo el móvil y resopló, terminaría llegando algo más tarde de lo previsto, pero estaba dentro de las posibilidades del tiempo que había contemplado dedicarle al profesor. Estaba relajado, pues rara vez demostraba lo contrario… era más o menos algo que aprendías en la corte, a mantener la cordura cuando no parece que puedas tenerla por más tiempo, a pensar en tiempo real siendo frío y calculador cuando una evidencia o argumento te toma por sorpresa, a aprovechas esas habilidades y desarrollarlas tanto como se pueda, quizá por eso estaba tan tranquilo aun teniendo al frente a Doña desesperada.

Si tuviera que calificarlo por un primer contacto, no parecía el tipo de persona con la que pudiera llevarse exageradamente bien.

Volver arriba Ir abajo

Re: When two collide. [Priv: Andrew E. Graham]

Mensaje por Evangeline Beaumont el Sáb Ene 14, 2017 3:31 pm

Sentía como una sonrisa se dibujaba en su rostro, mientras que sus ojos recuperaban un poco el brillo. Parecía una simple expresión de felicidad, pero si se examinaba su expresión correctamente, daba la sensación de ser un depredador a punto de ir a por el cuello de su presa.

El albino lo sabía. Sabía, justamente, lo que ella no. De nuevo, el universo parecía estar jugando con la rubia, dándole oportunidad tras oportunidad, y luego arrebatándoselas frente a sus narices. Pero esta vez no.

Justamente, él era un abogado, y se desempeñaba en una rama, que coincidía con la materia que ella estaba teniendo problemas. De todas formas, Eva aún estaba viendo aquella materia superficialmente, no había tantos términos propios del campo, era una especie de introducción, o vista general. Pero claro, al ser una especialidad, no era similar al resto de sus materias. Tenía, aunque fuese escasa de momento, expresiones y terminologías propias, y aquello era lo que dificultaba que la rubia pudiese entender el texto. O al menos, que su interpretación general se viese interrumpida.

Entonces, me caíste del cielo. –Ensanchó su sonrisa. Miro por un par de segundos los apuntes aplastados entre sus brazos y pecho. Algunos términos y frases estaban prolijamente subrayados, había anotaciones en algunas esquinas, incluso papeles adhesivos que funcionaban con marcadores al costado de las hojas. Estaba bastante bien organizado, para haberlo hecho apurada. Y es que Eva cuidaba de sus apuntes casi demasiado. Después de todo, de ellos dependía que la rubia pudiese aprobar. – Pues, venía a verlo por un par de dudas. No creo que sea algo que te lleve tiempo explicar, ya que son más bien términos y algunas expresiones las que no termino de entender. –Le dijo, mientras le mostraba sus apuntes, hojeándolos levemente. En su mente, él ya había aceptado el ayudarla.

El pobre muchacho no se escaparía. No fácilmente, al menos. La rubia le sacaría hasta la última gota de los conocimientos que tuviese que pudieran salvarla de la situación, después de todo, tenía que usar los recursos que estaban a su alcance, ¿No es así?

A pesar de todo lo que había sucedido, Eva se sentía afortunada. Como si el destino le estuviese sonriendo. Por otra parte, para el muchacho, podía ser una devolución de karma negativo el tener que ayudarla.

Volver arriba Ir abajo

Re: When two collide. [Priv: Andrew E. Graham]

Mensaje por Andrew E. Graham el Lun Ene 16, 2017 1:41 pm

“Caer de cielo” era, tal vez, una expresión demasiado exagerada de usar en estos términos, pero, a los ojos del albino, ante una desesperación tal, el comportamiento podía considerarse normal.

Tiempos desesperados requieren medidas desesperadas.

Inhaló y exhaló un tanto contrariado para cambiar su postura y rascarse un poco los cabellos antes de dar algunos pasos hacia adelante, acercándose más hasta ella, teniendo de frente los apuntes que ella bamboleaba un poco. Estos se veían bastante bien organizados, con algunos matices, por lo que solo ladeó la cabeza y comenzó a explorar el terreno que estaba a su alcance en forma de letras.

Bien—murmuró pasados tan solo algunos segundos—, ¿qué es lo que no logras entender?—le preguntó.

A su alrededor seguía sin verse nadie, pero no era un tema nada complicado para Andrew, así que esperaba salir de esta tan pronto como le fuera posible, para irse a casa, darse una buena ducha, preparar una cena y, como venía siendo un poco costumbre últimamente, sentarse a la mesa a comer acompañado de un varón que estaba un tanto perdido en sí mismo y que, por lo mismo, merecía comprensión y apoyo.

pd: Me ha quedado super orto pero no había mucho que hacer.

Volver arriba Ir abajo

Re: When two collide. [Priv: Andrew E. Graham]

Mensaje por Evangeline Beaumont el Lun Ene 23, 2017 11:27 am

Acorto la distancia entre ambos, posicionándose a su lado. No tenía un lugar donde apoyar los apuntes y mostrárselos de una manera más cómoda, así que realizaba equilibrio entre los que tenía en sus brazos, pasando las hojas despacio, pero al mismo tiempo, con un toque de apuro en sus acciones.

En primer lugar, estas oraciones aquí. –Indicó con su dedo índice sobre el papel. –No entiendo a que van. Es decir, puedo entender el punto general del texto, pero esto simplemente no sé de donde sale. –La frase en cuestión estaba subrayada de negro.

Aunque su tono de voz reflejaba seriedad, porque de ninguna forma esto era una broma para ella, también estaba feliz. Si lograba disipar sus dudas, y aunque no aprobara ese examen, agradecería eternamente al albino. Se habían encontrado por mera casualidad, y seguramente, tenía otras cosas que hacer, la rubia podía entender aquello, pero, de todas formas, aquí estaba, ayudando a una desconocida con la que no tenía obligación alguna, porque no era ni siquiera un ayudante de clases. Una pequeña duda cruzó por su cabeza: ¿Por qué lo haría?

Si bien, Eva tampoco iba a dejar que se fuera así como así, él no tardo demasiado en decir que si a su petición. Tenía curiosidad de saber si aceptó por ser buena persona, por haberla visto tan desesperada o simplemente, porque en realidad no tenía nada mejor que hacer.

En realidad, ahora mismo, eso era lo que menos le importaba. Estaba ¨ganando¨, estaba, poco a poco, asimilando los concepto y demás cosas que horas atrás, parecían incomprensibles. Era bueno explicando, iba directo al punto, y no demoraba demasiado o daba tantas vueltas. Tenía la paciencia suficiente.

Los apuntes en sus manos iban pasando de lugar en lugar, mientras escuchaba la explicación del chico, su mente trataba de retener todo lo posible.

Spoiler:
No te preocupes por eso, que el mio también quedo medio raro. No hablé demasiado de las dudas, porque en realidad no tengo idea de la carrera, y no quería profundizar demasiad en el tema xD.

Volver arriba Ir abajo

Re: When two collide. [Priv: Andrew E. Graham]

Mensaje por Andrew E. Graham el Vie Ene 27, 2017 3:30 pm

Se aceró entonces a ver los apuntes de la rubia y se consiguió con resaltador y líneas por uno u otro lado. Cuando él estudiaba solía ser un poco así; cada vez que salía una gaceta, o una nueva ley, solían comprar tres volúmenes: el primero era el que usaba para ejercer, o para mostrarle tal artículo al cliente; el segundo era de reserva, por si el primero se perdía; el tercero era el que, literalmente, devoraba, era el que estudiaba a fondo y sobre el que ponía sus conjeturas y sus interpretaciones, era el que quedaba “completamente rayado” dentro de todo.

Es comprensible, algunas frases se prestar a malinterpretaciones—comentó—la interpretación que le des a la ley, y la capacidad que tengas para hacer que ella funcione a tu favor son, sin dudas, la diferencia entre que ganes, o no, un caso—soltó.

Comenzó entonces a ir de frase en frase, explicando el sentido de cada una. Había identificado entonces muy fácilmente al libro de referencia del profesor para estos conceptos, lo cual le permitía moverse mejor dentro del terreno de las interpretaciones: un buen abogado leía, y lo hacía mucho; buscaba referencias por todas partes, de todos los autores posibles, y lo hacía incluso desde la universidad, que era la parte más importante. Normalmente era en la universidad cuando aprovechabas esas oportunidades para ser asociado de verano y lograbas comenzar a construir, poco a poco, tu camino dentro de la “industria”.

El número de dudas estaba disminuyendo y él continuaba explicando con calma, era algo normal a su juicio manejar estos aspectos, pero en el caso de Andrew era mucho más por costumbre, porque llegaba el momento al que te acostumbrabas a todo esto, a todo el estrés y a ser paciente y ser la voz de la razón dentro de todo. Junto a un cliente asustado, tosco o poco comunicativo, un abogado con la cabeza bien puesta y la serenidad justa era la diferencia.

Creo que esas son todas—comentó, luego de varios minutos de explicaciones puntuales, porque a él, en ningún aspecto de su vida-tal vez solo cuando lo necesitaba en los juzgados-, los rodeos le disgustaban bastante—. De esa forma tus dudas debieron quedar bien aclaradas—agregó.

Nunca se había caracterizado por ser bueno enseñando, solo lo usual para su profesión, tampoco es algo que considerara seriamente. Sus aspiraciones iban más lejos, era por ellas por lo que trabajaba justo ahora.

Volver arriba Ir abajo

Re: When two collide. [Priv: Andrew E. Graham]

Mensaje por Evangeline Beaumont el Jue Mar 16, 2017 5:11 pm

Tenía que admitirlo; el albino era bueno. Aunque usara palabras propias de la profesión, se explicaba bastante claro, y despacio, desapareciendo poco a poco las dudas que habían inundado la cabeza de Eva. De alguna forma, después de escucharlo, se había sentido un tanto imbécil, por el hecho de que, no era tan difícil como ella esperaba. Seguramente si hubiese prestado más atención en clase, o, estudiando con tiempo de anticipación, no hubiese sentido la desesperación que se había hecho presente minutos atrás. Se preguntaba, si el muchacho había enseñado anteriormente, o si simplemente, era bueno en ello y ya.

Si, esa era la última. –Le respondió mientras acomodaba los apuntes entre sus brazos. Estaba más tranquila, con más confianza que antes. Sabía que, con lo que él le había explicado, solo le quedaba volverá a casa y comenzar a leer todo desde el principio. No negaba que iba a necesitar un milagro para poder llegar con todo, pero tenía confianza en el hecho de poder aprobar esa materia. –Te lo agradezco, realmente me caíste del cielo. –Esbozó una pequeña sonrisa de agradecimiento, y por un momento olvido, que no estaba con uno de sus compañeros o con algún ayudante de profesor, si no, frente a un profesional.

Te debo una. Aunque todavía está la posibilidad de que me vaya mal, me ayudaste, aun cuando no tenías que hacerlo. –Aclaró. Tenía curiosidad de saber la razón tras la decisión de brindarle ayuda, pero más que nada, se sentía rara; Eva no era del tipo que dejaba las deudas sin saldar, y aunque sabía que ella, siendo una estudiante, no tenía muchas formas de ayudarlo a él en algo, de todas formas, sentía que debía buscar una forma para compensarlo. Igual, no iba a pensar en eso de momento, el examen era su prioridad. –Y, bueno, lamento que el Profesor no esté aquí, no sé realmente que pasó, supongo que tendrá una buena razón. –Le convenía tenerla, porque, aunque el problema de Eva se había resuelto parcialmente, la única razón de eso era la presencia y disposición del albino, no del hombre que tenía que encargarse de eso.

Y, es un poco tarde, pero mi nombre es Evangeline Beaumont. –Extendió su mano hacia él, dándole un saludo tardío, pero, al fin y al cabo, haciéndolo.

Spoiler:
Lo siento si quedo un poco raro, al principio me quedo corto, y por querer alargarlo me quedo así (?). No se si haya algo para extender más el tema, al menos a mi me parece que en un par de posts más, se puede ir cerrándolo, a menos que se te ocurra algo ^^U

Volver arriba Ir abajo

Re: When two collide. [Priv: Andrew E. Graham]

Mensaje por Andrew E. Graham el Sáb Mar 25, 2017 4:02 pm

Y, finalmente, se acabó esto del pequeño servicio social que estaba haciendo por esta muchacha. Estaba bien consciente de que, en esta carrera, a veces una sola palabra podía abrirte el mundo del entendimiento, aunque lo contrario también podía suceder.

Asintió levemente, había tenido mucho cuidado con las palabras que había utilizado para no enredarla, por lo que formó una pequeña sonrisa para ella y no mucho más, rascando levemente su nuca.

No fue gran cosa—murmuró—, aun así, lo mejor es que no estudies obsesivamente, eso solo hará las cosas peores—, le aconsejó, a estas alturas podía decir eso con algo, o nada, de bases. Obviamente él había estudiado desde la primera vez en la universidad, sin embargo, nunca se le había hecho difícil, especialmente porque le gustaba muchísimo leer y analizar, además que pensar y hacer conjeturas formaba parte de su ser. A estas alturas estaba haciendo algo que le gustaba y, aún con eso en mente, este solo era un escalón más en la vida que deseaba vivir y sobre el objetivo mayor que deseaba lograr.

Faltaba mucho, lo sabía, pero trabajar por lo que quería, justo ahora, también rendía perfectamente sus frutos.

Se alzó ligeramente de hombros al escucharle hablar del profesor, soltando en medio de esto una exhalación algo pesada, cansada.

Le llamaré más tarde—comentó—, supongo que él tendrá sus razones, y yo las escucharé—alzó los hombros como diciendo “no me queda de otra”, pero era algo más bien del tipo “necesito escucharlas pues, pasase lo que pasase, he perdido mi tiempo”. Enderezó su postura cuando la dama se presentó, hasta a él se le había pasado ese detalle, aunque con este simple contacto, no era realmente la gran cosa—, yo soy Andrew, Andrew Graham—se presentó entonces finalmente—, es un gusto conocerle, señorita—matizó con su usual galantería.

Era un hombre educado, aunque tampoco es que fuera tan mayor, pero se había adaptado, a su corta edad, al mundo en el cual se desenvolvía desde que había conseguido la autorización para ejercer, es decir, cuando cumplió dieciocho años; eso, sumado a su estatura, complexión y habitual seriedad en el rostro, bien podían sumarle algunos años, como a veces no podían.

Todo era cuestión de perspectivas.

Hi!:
Creo que es mejor cerrarlo aquí. Podemos hacer otro tema donde se encuentren con menor formalidad, o en otra situación, pero alargarlo no pega con ninguno de los dos personajes ^^

Volver arriba Ir abajo

Re: When two collide. [Priv: Andrew E. Graham]

Mensaje por Evangeline Beaumont el Lun Abr 03, 2017 3:53 pm

El albino respondió quitándose un poco de crédito, y dándole un consejo.

Había personas que, bajo presión, podían estudiar con mayor rapidez. El nerviosismo era su mejor aliado, pero para ella no. Eva se tomaba su tiempo, tenía su propio ritmo, y asistir y tomar notas en clase era su mejor arma. Estaba consciente de que, en algún punto, iba a necesitar un milagro, o una mínima intervención divina que le iluminara la mente en el examen, para poder aprobarlo. El stress no la estaba ayudando demasiado, pero gracias al albino, había logrado calmarse un poco.

Aunque normalmente, Eva no tenía mucha empatía por los demás, no porque fuera una insensible, sino porque solía estar concentrada en ella misma, no pudo evitar sentir un poco de pena por el muchacho. El problema de la rubia había sido resuelto, al menos la razón por la que había venido a las apuradas a buscar a su profesor había desaparecido. Pero él continuaba necesitando de su presencia, y nuevamente, Eva se lamentó internamente no poder devolverle el favor.

Su presentación fue contestada, de una manera formal, por así decirlo. En algunas de sus clases, sus profesores usaban la misma forma de hablar, habituándolos a lo que serían sus oficios en el futuro. O por lo menos, esa era la razón que usaban, y aunque en realidad Eva no lo cuestionaba, sentía que, en parte, hablaban de esa manera por simple costumbre.

Alzo un poco más los apuntes sobre su pecho, para que estos no resbalaran. Y se dispuso a despedirse. –Nuevamente te lo agradezco. Ahora solo me queda regresar e intentar que todo quede en mi cabeza. –Esa última frase la dijo soltando un pequeño suspiro de cansancio por lo bajo. Serían unos días agitados hasta que se presentara en el examen, e ir a rendir con inseguridad, la agotaba más que otra cosa. –Así que, aquí me despido. –Sonrió. Se mostraba agradecida, e internamente, pedía que lo que sea que necesitara él del profesor, lo consiguiese.

Realizo una pequeña reverencia, solamente con su cabeza, para dar media vuelta y retirarse del lugar. Tenía un poco más de esperanzas que cuando entro, sabiendo que ahora, todo era cuestión del esfuerzo que ella pondría para aprender.


Spoiler:
Bueno, quedo medio apresurado quizás, pero si no, me quedaba demasiado corto y no me gustaba tener que extender el tema demasiado cuando ya no queda mucho por hacer xD. Ciérralo tu, entonces :DD. Y me parece bien que se encuentren en otro lugar, con menos formalidad que ahora, algo más casual, pero es lo vemos por MP directamente c:.

Volver arriba Ir abajo

Re: When two collide. [Priv: Andrew E. Graham]

Mensaje por Andrew E. Graham el Sáb Mayo 06, 2017 1:34 pm

Le miró marcharse con un gesto que, sinceramente, no consideraría muy occidental, sino más que todo japonés, coreano, o por esos lares. No prestó demasiada atención a eso, pero sintió algo de alivio; fuera bueno o malo, era genial que los chicos de ahora se esforzaran tanto por su carrera y sí, lo estaba diciendo como si él fuera un viejo… pero es que, entre el tiempo que pasas ilusionado, estudiando la carrera, y ese en el que te toca ejercer y descubres la crudeza del mundo… ahí hay un punto vacío que, sinceramente, no todos pueden atravesar y salir bien librados.

Observó su reloj y exhaló. Perdió algo de tiempo, pero seguramente podría terminar de hacer lo que debía y buscar alguna manera de prepararse para su caso, que, entre otras cosas, era lo más importante justo ahora.

Sus horizontes debían ampliarse más, eso lo tenía completamente claro; no quería limitarse solo a una corte porque, aunque era algo que amara y se le diera perfectamente bien, aunque todos dijeran que era lo suyo y que debía continuar formándose allí, esas no eran sus ambiciones, sus sueños no estaban del todo de ese lado de la red.

Siempre había sido bueno luchando las batallas que otros identificaban como perdidas, entonces, ¿por qué no hacerlo de nuevo?

Comenzó a caminar para regresar al auto, y de allí a casa. Era lo mejor que podía hacer en este momento, para ser sinceros. Otra cosa sería solo desperdiciar un tiempo precioso que no volvería.



Tema Finalizado

Volver arriba Ir abajo

Re: When two collide. [Priv: Andrew E. Graham]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.