Welcome to SNA!
「WELCOME TO SNA」



Hey Invitado sé bienvenido/a a la SNA, una universidad famosa por su educación, el campus más grande del mundo, y a Alki Strait City, famosa por su gente; por sus parajes y paisajes, pero sobre todo por su imponente presencia. Innumerables cosas, misterios, verdades, pueden sucederse en este lugar, ¿se siente bien?, ¿quieres experimentar el desenfreno de una ciudad que no descansa, de una universidad que es más que eso? Entonces... ¡Deja de observar y entra de una buena vez a este mundo!
Conectarse

Recuperar mi contraseña

「WHO IS ONLINE?」
¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 28 el Lun Sep 04, 2017 10:27 pm.
「LAST POST」
Últimos temas
» Venta de camisetas manga personalizadas
Mar Nov 14, 2017 11:38 am por Andrea33

» Es war das erste Mal— Priv: Lee Seung Ho
Dom Nov 12, 2017 5:28 pm por Lee Seung Ho

» Hike—priv: Kohaku Koyama
Vie Nov 10, 2017 10:53 am por Shun Wakahisa

» Four // Privado: Elizabeth
Sáb Nov 04, 2017 2:59 pm por Elizabeth O'Land

» Scared [Priv. Daichi Kitagawa]
Dom Oct 22, 2017 12:40 pm por Zhao Wang

» Cappuccino [Priv. Yahiro]
Dom Oct 01, 2017 7:00 pm por Yahiro Kanzato

» Three // Privado: Elizabeth
Lun Sep 25, 2017 2:07 pm por Elizabeth O'Land

「OUR BOSSES」

THE SNA KING
master

- Profile MP -


MINATO
admin

- Profile MP -

SHI
designer

- Profile MP -


Noragami Roler Psycho-Pass RPG .:Magatsu World:. Surprise City Forbidden Love < a href="http://innocent-malice.foroactivo.com/">INNOCENT MALICE Crear foro The Last Breath RPG
「THANK'S & CREDITS TO:」



Este skin ha sido realizado por Shi {@Shi.2014} para Security Northwest Academy, se prohíbe su reproducción. Los códigos para las descripciones de los foros son propiedad de Niza. La historia y demás puntos base del foro, son propiedad del staff y están inspiradas en lugares de la vida real; las tramas y expedientes de los usuarios son de su propiedad y solo suya.

Agradecemos a #ALF por la ayuda con sus tutoriales; a We♥It, Tumblr, Zerochan, MiniTokyo y otros por las imágenes, las cuales han sido sometidas a edición. Este foro es una obra de ficción y, como tal, no tiene relación más que ligera con hechos de la realidad.

#NO AL PLAGIO, ¡Sé original!

Four // Privado: Elizabeth

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Four // Privado: Elizabeth

Mensaje por Minato Hamilton el Mar Sep 26, 2017 4:56 pm


Four

VENECIA; ITALIA // JUEVES; 09:43 PM // VESTIMENTA


Un buen hombre dijo un día que jamás nadie debía darse por vencido, que debía seguir adelante y reponerse de cualquier dificultad, sobrepasar todos los obstáculos y mantener la cabeza firme, hacia el frente, siendo conscientes de todo lo que les rodea, pero sin olvidar jamás que su  camino debía ser recto, sin titubear ni un momento, ni dejar que los pasos retrocedan sin cuidado.

Ese hombre era su padre, aquel rubio, en medio de un ligero frío nocturno, miraba la pantalla de un celular con mediano interés. Estaba sentado en una banca cerca de uno de los tantos puentes que tenía esta glamorosa, pero bastante cochina, ciudad.

Su mente, sus pensamientos, estaban completamente idos por muchas direcciones, pero había venido aquí por propia decisión, para recoger algunas pertenencias dejadas por un conocido suyo en esta ciudad. Resopló, su aliento era fácilmente visible en vapor por lo helada de la noche. En la pantalla del teléfono móvil habían varias imágenes de un hombre, una mujer y dos pequeños, esas eran las imágenes de su pasado, de cuando él era un niño, una de las grabaciones que había conseguido salvar y llevar al formato digital gracias a la propia inteligencia y a las conexiones que ser un Shinobi le generaban.

¿Cómo se sentía ahora? Completamente solo, quizá esa sería la mejor manera de definirlo todo. Hacía realmente un par de días que había sido suspendido “indefinidamente”, y desde ese momento procuró alejarse de todo, precisamente porque aquella imagen en su habitación, aquel revoltijo de pensamientos, todo eso le sacaba de quicio.

¿Quién era ese tipo que se había proclamado como su hermano fallecido?

Usando sus propios conocimientos comenzó a investigar en la red y no pudo encontrar nada sobre Xavier Spell, no más allá de que era norteamericano, lo que supo por la nacionalidad de su madre, mujer a la que realmente no se parecía en nada, y tampoco a su “padre”. Exhaló, investigando más y más a fondo descubrió que esa mujer le había adoptado luego de que él despertase de un coma de varias semanas. Pero eso no podía ser posible, no.

El mundo no podía ser tan cruel.

Chascó con la lengua, había seguido una ruta segura de información hasta encontrar relaciones entre ese chico y el MI6, quizá antes habría sido un problema, creerlo todo, jugar con su pasado, el MI6 podía hacer eso o más si él mismo ya había relevado su antigua identidad a otro agente. Se dejó caer completamente sentado en esa banca, el cielo nocturno de Venecia era fascinante aún con este frío. Él partirá en dos días, luego de finalizar todos sus tratos en este lugar y recoger todo lo que debía de un lugar. Pero entonces, ¿a dónde volvería?, regresar a la universidad ya no tenía sentido, ir a Escocia tampoco… simplemente no había nada, nada que él pudiera rescatar con sus propias manos sin incumplir las normas.

Cerró sus párpados, y acomodó su postura, los auriculares proyectaban sonidos que solo traían nostalgia a su mente, pero, al echar la vista al frente, encontró una silueta familiar en un exterior extraño. Lo que le hizo aguzar más el ojo, ella iba rápido, porque era una ella, a pesar de la oscuridad del lado donde transitaba no había dudas, y tras ella habían... muchos hombres corriendo. Vaya…

Se levantó y chascó con la lengua, en esos mismos días había dejado atrás mucha condición, pero qué importaba eso. Se metió por el medio de aquella vereda que separa el hotel en el que se suponía debía encontrarse con su conocido de un restaurante, corrió como le daban los pulmones y llegó fácilmente al otro lado, conociendo a la figura los había engañado moviéndose por esos lares, porque todo era muy oscuro del otro lado, y se detuvo allí, a la espera.

“Cinco, cuatro, tres, dos, uno…”, su mente rezó para salir y tomar lo que encontró, tapando una boca.

Cállate, y no me muerdas ni me mates, soy yo—, fue lo primero que dijo antes de hacerle correr y meterse tras el contenedor de la basura, muy rápido, en un silencio fuerte.


avatar
Edad :
24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Four // Privado: Elizabeth

Mensaje por Elizabeth O'Land el Dom Oct 01, 2017 7:08 pm

W: Minato Hamilton \\ Venecia; Italia \\ Jueves; 21:35hs \\ Vestimenta


Esto era a todo o nada, la vida era a todo o nada… porque, cuando menos lo esperaras, ya todo habrá pasado, tu momento, tu oportunidad de ser feliz, tu oportunidad de seguir con vida.

Su vida siempre había sido a todo o nada desde hacía varios años, siempre había sido susceptible a ciertos asuntos, a ciertas cosas sobre lo que ahora era una familia. Exhaló, quizá este no era el mejor momento para pensar en ellos, en los suyos, pero eran cosas de la vida.

Estaba a punto de acabar con una misión un tanto complicada, como en muchos casos, a ella le tocaba internarse en mundillos raros, como este, en esta ciudad, desde hacía más o menos dos semanas, esperando la oportunidad perfecta para apretar el gatillo, después de días de analizar movimientos y costumbres. Finalmente había sido, el gatillo apretado, dos, tres muertes, misión cumplida, pero algo había salido ligeramente diferente a cómo lo esperaba.

Por eso ahora estaba escapando, escapado de un grupo de hombres que le perseguían, y lo hacían con la intención de matar, era obvio, ella había matado a sus jefes, qué otra cosa podría esperar. Había recorrido media vereda cuando encontró una oportunidad de oro al cruzar una calle, todo estaba desierto con la salvedad de una persona en una banca, y del otro lado todo estaba oscuro, podía intuirlo por lo que solo siguió, siguió y siguió hasta que, bueno.

Algo la paró, le tapó la boca y dijo unas palabras que, gracias a Dios, pudo entender, o más bien, gracias a Dios que pudo identificar la voz. En principio sorprendida, la ahora pelinegra dama se dejó llevar hacia la parte trasera de un basurero, hasta que notó como los tipos pasaban “está ahí adelante” decían antes de escucharles correr con más fuerza.

Y entonces tomó su mano y comenzó a correr a la salida de esa vereda, en ese banco, ahora no era momento de hablar o eso pensaba ella cuando llegaron a un puente y, literalmente, se lanzó a una góndola con él, él… precisamente aquí, precisamente ahora. No era una sorpresa, había recibido el mensaje después de todo.

Podía entender la naturaleza de su encuentro siendo fundamentalmente una casualidad demasiado buena.

¿Qué haces aquí?—preguntó en inglés puro, no le interesaba el sitio donde el gondolero fuera, para nada, ellos tenían su ruta, tan solo debía llevarlos al final de la misma y luego verían como iba todo—, precisamente aquí, Minato—murmuró, cubriendo su cabello con las ropas ajenas, lo menos que necesitaba justo ahora era ser descubierta porque, si se ponía a ver las cosas desde el cristal de la verdad, si algo pasaba, estaría poniendo en peligro la vida de un civil.

Volver arriba Ir abajo

Re: Four // Privado: Elizabeth

Mensaje por Minato Hamilton el Jue Oct 05, 2017 7:55 pm

Él era alguien que sobraba, o a veces podía pensar de esa manera, ¿a qué se refería con ser alguien que simplemente no tenía un lugar? Últimamente estaba demasiado pesimista con la vida, porque ciertamente no sentía que le quedase demasiado de esta, y tampoco podía hacer lo que quisiera, porque lo que deseaba requería tiempo, porque con quienes deseaba estar no podía, porque su mundo estaba dando un millón de terribles vueltas.

Resopló ligeramente.

Vine por algunas cosas… tengo que deshacerme de ellas para que todo quede en paz—murmuró con calma para mirarle, el movimiento de la góndola en medio de las cloacas era algo normal, pero le mareaba un poco.

Apretó los puños, estaba siendo como una mujercita sufrida, y no es que discriminase ni nada, pero él no era así, él no era tan débil, tan físicamente dejado… dejó salir el aire de sus pulmones, jamás se había mareado antes en una embarcación, y lo estaba sintiendo justo ahora. Tenía seguro que, a pesar de que ella estaba donde estaba, habría recibido un memorándum o algo parecido… jamás se había vanagloriado de ser el líder de su equipo, pero siempre se había esforzado para que su familia permaneciera unida.

Y ahora todo se le iba entre las manos, esas que aún apretaba mientras cerraba los parpados porque el gondolero tarareaba algo que le mareaba más.

No esperaba encontrarte así en un lugar como este—señaló—, mucho menos ahora—inhaló y exhaló, necesitaba un respiro, quería permanecer tan lejos de ellos como fuera posible, especialmente de ella, a pesar de todo lo que era o no necesario, de todo lo que había o no pasado—. Lizzy… ¿finalmente has terminado tu trabajo?—preguntó, pero luego se dio cuenta de lo que había preguntado—, no… olvida lo que dije, no debes decirme nada sobre eso—se alzó de hombros.

La agencia era muy certera respecto a estas cosas, no solo por la seguridad de su información, sino por la propia seguridad del rubio, quien, al ser suspendido, perdía toda posibilidad de contacto con sus antiguos compañeros, perdía privilegios, identidades e información o cualquier vinculación con la agencia, básicamente volvía a aparecer de la nada un ser común y corriente, lejos de todo este mundo. Exhaló.

No era exactamente como quería acabar su vida, sin embargo, no tenía el derecho de elegir… nunca lo había tenido, si a ver vamos.



avatar
Edad :
24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Four // Privado: Elizabeth

Mensaje por Elizabeth O'Land el Vie Oct 13, 2017 2:37 pm

Él estaba un poco fuera de sí mismo, y la ahora pelinegra podía darse cuenta de eso, no sería para menos, le había llegado un mensaje anunciando que su escuadrón y toda la Quinta Generación, de momento, quedaban sin un líder, su mensaje adosaba que Minato Hamilton había sido suspendido de manera indefinida por motivos ajenos a su control, la francesa conocía esos motivos; su salud, principal factor, porque el rubio estaba perdiendo vida, lo recordaba perfectamente aquel día en la biblioteca.

Exhaló ligeramente, parecía un poco decepcionado y muy triste, ella podía ver la tristeza en esos ojos. Muchas veces en el pasado veía tristeza en esos orbes azules, porque Minato solía sonreír demasiado, y lo hacía mucho más cuando en realidad se estaba muriendo por dentro. Sin embargo, ante sus palabras, tomó lo que había dicho y lo guardó, no hablaría sobre el asunto del trabajo porque, sinceramente, no quería ponerlo más en peligro de lo que ya estaba.

Así que estás atando los cabos—murmuró para abrazarle ligeramente, le notaba hasta mareado y eso era bastante raro, pero comprendía que bien podía ser parte de su debilitamiento físico, por lo que, algunos minutos después de arrancar, le hizo una seña al gondolero para que se detuviera y le pagó—, el hotel está cerca—comentó, obviamente no era el hotel donde su personaje se quedaba, sino el primero que había reservado al llegar a esta ciudad.

Se bajó de la góndola e inicialmente le trajo con ella con algo de fuerza y no soltó su mano, no había tenido demasiadas ocasiones, o no… lo correcto sería decir que no habían hablado para nada, porque después de aquella conversación en la biblioteca ella había sido inmediatamente llamada a este encargo.

¿Tus cosas están en alguna parte?—le preguntó, de igual forma no iba a dejarle ir, eso era algo que tenía muy claro, pero preguntar jamás estaba de más. Luego tendría el tiempo de mirarle con más detalles. O eso pensó ella al doblar en una esquina, el hotel donde ella se hospedaba quedaba al frente, y debía apresurarse, quería deshacerse de este negro que le quitaba tanto brillo a su cabello y opacaba su propia personalidad—. Aunque lo tengas, no dejaré que te vayas tan fácilmente… hace mucho que no hablamos—dijo como una pequeña queja con cierta gracia apretando su mano y empujándole a su lado justo al llegar al frente del hotel y entrar.

Volver arriba Ir abajo

Re: Four // Privado: Elizabeth

Mensaje por Minato Hamilton el Dom Oct 15, 2017 7:38 pm

Marearse era la perdición, un defecto raro, pero era algo más o menos real, que podía aguantar y cosas así, es decir, ya se estaba acostumbrando a cansarse algunas veces en su entrenamiento, a sentirse débil y perder cierta fuerza en las piernas… pero no podía dejar de entrenar, no señor, eso sería la perdición para su cuerpo y su condición. De alguna manera pensaba que había estado bien tanto más tiempo porque se mantenía en forma, incluso ahora que no aguantaba tanto como antes, intentaría segur así. Hombre terco vale por mil.

Estoy cobrando favores, pagando algunos, nada del otro mundo—respondió al comentario de la francesa, que se veía tanto más pálida con ese color de cabello. Pero, antes de poder darse cuenta, estaba siendo sacado de la góndola, al parecer ella se había dado cuenta de su mareo y, aunque decepcionado de sí mismo, podía agradecer mil veces tal acto.

Y es que Minato estaba un poquito nervioso respecto a tenerla tan cerca, por lo que pasó la última vez que se vieron, y la vez antes de eso… ella ya tenía claros sus sentimientos, todos ellos, la totalidad de sus pensamientos, y él podía comprender que Lizzy era tan terca como siempre lo pensó al querer permanecer al lado de alguien como él. Que cosas… quizá era tantito incómodo, pero podía lidiar con eso. Miro al frente, al hotel donde la dama decía quedarse, oh sorpresa.

También me quedo aquí—dijo con algo de gracia señalando la fachada para soltar una risilla, el mundo era muy pequeño, mucho peor cuando estabas en una ciudad como esta, aunque Venecia tenía hoteles para tirar para arriba, porque no podía tener edificios especialmente altos la verdad—. Me lo imaginaba—comentó al llegar a la recepción y sacar su identificación y llave—, supongo que tampoco me vas a dejar pisar mi habitación—dijo con algo de ironía, de alguna manera él estaba acostumbrado a esto, por lo que le venía bien, a pesar de que le fue expresamente dicho que debía alejarse lo más posible de sus antiguos compañeros y de todo lo relacionado con la agencia y sus allegados. Puso una mala cara por un instante, eso sería más imposible que la nada, especialmente cuando parecía que comenzaría a encontrarlos por todas partes.


avatar
Edad :
24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Four // Privado: Elizabeth

Mensaje por Elizabeth O'Land el Sáb Oct 21, 2017 8:30 pm

Eso facilita mucho las cosas—dijo ante el hecho de que el rubio también se estaba hospedando en este lugar. Al presentar la identificación y llave se dio cuenta de que la recepcionista le veía con un poco de rareza, pero para sus adentros eso pareció un poco normal, por el hecho, principalmente, de que apenas había venido un par de veces a dormir en este hotel desde que se registró, para pagar el cuarto y para ver cómo estaba todo, pues no podía darse el lujo de dejar descuidada su misión por mucho tiempo.

Apretó la mano de Minato y sonrió tras dejar finalmente el recibidor, en Venecia habían varios hoteles, este era un gran centro turístico patrocinado principalmente por cloacas, pero turístico en fin… el caso es que era una coincidencia bastante afortunada según ella, así podría hablar con mucha calma con él, después de todo, ella no tenía planes de dejar este hotel en un par de días, ni siquiera asomarse en la puerta hasta sacar completamente el negro de su cabeza, porque sabía que sería buscada. De alguna forma, el que Minato estuviera aquí ayudaba bastante a su causa.

Puedes ir mañana—murmuró con cierta picardía cuando él mencionó la parte de que no le dejaría irse—, realmente te extrañé, ¿sabes?—soltó, dejando caer su cabeza apoyada del brazo ajeno—, siempre te extraño, pero ahora estaba un poco preocupada—murmuró para comenzar a subir las escaleras, su habitación estaba al final de la primera planta, no muy lejos realmente de donde estaban al llegar terminando de subir—, te ves pálido y desganado, es como si todos los problemas te hubieran caído encima de una sola vez—opinó, su humilde opinión, porque ella le conocía mucho, esos ojos le decían muchas cosas, a veces tal cual un libro abierto.

Al llegar a su puerta jugó con la llave para abrir, era una tarjeta, esto se veía antiguo por fuera, pero era bastante moderno por dentro, uno de los encantos de ciertos hoteles de esta ciudad. Al entrar encontró una estructura más o menos moderna, una cama doble y grande, porque le gustaba poder nadar en su cama, piso de madera, aire acondicionado y algunos muebles, una mesa de comedor y mucha luz de las ventanas, porque le gustaba la luz de vez en cuando, aunque claro, ahora solo entraban las luces exteriores porque era de noche y no había cerrado las cortinas. De día todo se vería mejor.

Bien, ya que estás aquí, me ayudarás a quitarme este color tan deprimente de la cabeza—habló luego de un rato, soltando por primera vez su mano—, pediremos algo para comer y… podemos ver una película de misterio, de esas que tanto te gustan—sonrió, estaba realmente feliz de verlo, quería tomarlo, abrazarlo y besarlo todo, pero debía ser, al menos, un poco prudente, solo un poco—. ¿Qué te parece?—preguntó, una sonrisa angelical adornaba sus labios, a la espera de la contestación, como una princesa en la espera de su príncipe encantado.

Volver arriba Ir abajo

Re: Four // Privado: Elizabeth

Mensaje por Minato Hamilton el Vie Oct 27, 2017 9:48 am

¿Cómo poder decir algo en su contra ante tal sonrisa? Elizabeth lo sabía, sabía perfectamente como tenerlo en la palma de su mano lo sabía bien. Exhaló con fuerza negando con la cabeza y marcando una risa algo pronunciada.

Sabes que no puedo decirte que no—le respondió con claridad, caminando un poco para sentarse en uno de los sillones—, menos si tienes una buena película allí—señaló el televisor, estaba consciente de muchas cosas, pero esas muchas cosas, a estas alturas, poco debía concernirle a él—. Han pasado tantas cosas últimamente, que si tuviera que contártelas todas, no sabría por dónde comenzar—dejó salir aire de sus pulmones con desgana—, supongo que algunas de ellas ya las sabes, y otras, bueno, la agencia debería descubrirlas pronto—murmuró—, o ya las saben y solo jugaron conmigo toda mi vida—de nuevo exhaló con más fuerza, ese era un punto que le molestaba un poquito más que los demás, uno que no había podido compartir con nadie, principalmente porque todo se había vuelto un desastre de un momento a otro, y todos sus amigos, su familia, se vio regada justo al momento en el que él fue dado de baja forzosamente.

Se dejó reposar sobre el espaldar del sillón y le miró, miró alrededor de la habitación, se parecía mucho a la suya aun cuando era de noche.

Estoy algo cansado… pero no puedo dejar de pensar—habló levemente alto, desde la última vez que le vio Nathair había sido herido, Tokuro había desaparecido y Toshiro se había desentendido de todo al punto de decir muchas cosas que no debía, y estaba él, Xavier, ¿cómo no tenerlo en cuenta?—, encontré a una persona que dice ser mi hermano—habló, en primera instancia con mucha calma,—, él y yo somos… como copias al carbón, sabe cosas que nadie más que Naoki sabría, pero…—respiró hondo—, no es algo tan fácil de aceptar—fue muy sincero, ese era uno de los grandes problemas—, porque si le creo a él, querrá decir que toda mi vida ha sido una mentira manipulada por los mayores—resopló, se había prometido no tocar temas de agencia, pero era un poco imposible a estas alturas del partido, donde, de alguna manera, tenía que desahogarse aunque fuera un poco.

Se levantó, seguramente ella querría deshacerse de ese color rápidamente, a los ojos del rubio no le encajaba para nada, se veía muy pálida, más de lo que ya siendo pelirroja parecía ser. Se acercó a ella y tomó un mechón de su cabellera larga, si ella decía que deseaba quitárselo rápido, debía ser un tinte de esos genéricos y sencillos, como para probar qué tal quedaba tal color antes de cometer el error de hacerlo semipermanente.

Me gusta más cuando eres pelirroja—comentó como uno de esos actos de sinceridad y rio un poco para llevar el mirar directamente a esos ojos ajenos, quería verle desde hace tanto, necesitaba verle, sentir la familiaridad de alguien conocido, poder hablar con alguien que le conociera más, con quien poder ser más libre. Porque su mundo estaba más roto, más partido que nunca, y este solo era el comienzo.



avatar
Edad :
24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Four // Privado: Elizabeth

Mensaje por Elizabeth O'Land el Sáb Nov 04, 2017 2:59 pm

Encerró un poco el mirar, esto era un tanto fuera de lo que ella debía estar, pero era normal.

Inicialmente las palabras de Minato no le significaron nada, es decir, no pudo relacionarlas con nada, pero, a medida que fue pensando en el hecho de “solo jugaron conmigo toda mi vida”, revelaba demasiado sobre un aspecto particular, por eso le miró más fijamente, especialmente cuando él soltó lo que, a oídos de la dama francesa, fue como una gran bomba.

Sus parpados se abrieron algo más de lo normal al escucharle, se quedó inicialmente sin palabras “encontré a alguien que dice ser mi hermano”, eso era algo que ella, ni en los más locos pensamiento, se hubiera imaginado salir de la boca del rubio, esto era demasiado. En ese instante comprendió el porqué de sus pensamientos turbios, de ese mirar diferente, distante y triste.

Minato—cuando le tuvo en frente susurró su nombre y le abrazó tal cual una madre abrazaría a un hijo, tal cual una chica abrazaría al chico que le gusta cuando está en problemas. Él era más alto que ella por algunos centímetros, esos que compensaba con los tacones justo ahora, pero no importaba. Masajeó sus cabellos, podía sentir el toque frío del cuerpo ajeno—, tu hermano… ¿es eso verdad?—preguntó, serenamente, bajando las manos para tomar las del varón y entrelazarlas con las suyas, subirlas y besarlas—, pero… todo este tiempo, nada había dado indicios de que estuviera vivo, dijeron que su cuerpo había sido arrojado a la caldera por los rebeldes—murmuró, ella misma tenía sus dudas, para ella esto también era algo tan nuevo como extraño, bastante extraño, porque, en un inicio el hecho de la caldera era raro y un poco increíble, pero así se quedó porque en ese tiempo no existía una tecnología para poder determinar si realmente el niño había sido arrojado a la candela.

Exhaló, eso le tomaba demasiado por sorpresa. Apretó sus manos de nuevo, tenía la sensación de que Minato había estado aguantando muchas cosas por mucho tiempo; como él dijo, ella conocía la desaparición de Tokuro y la herida de Nathair, pero también era consciente de que Tokuro estaba por allí, porque si no toda la agencia ya se habría movilizado, y Nathair estaría bien. Toshiro le preocupaba un poco, pero eran cosas que él debía solucionar por sí mismo. Entonces estaba Minato, muriendo poco a poco por cosas de salud, inevitable.

Volver arriba Ir abajo

Re: Four // Privado: Elizabeth

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.