Welcome to SNA!
「WELCOME TO SNA」



Hey Invitado sé bienvenido/a a la SNA, una universidad famosa por su educación, el campus más grande del mundo, y a Alki Strait City, famosa por su gente; por sus parajes y paisajes, pero sobre todo por su imponente presencia. Innumerables cosas, misterios, verdades, pueden sucederse en este lugar, ¿se siente bien?, ¿quieres experimentar el desenfreno de una ciudad que no descansa, de una universidad que es más que eso? Entonces... ¡Deja de observar y entra de una buena vez a este mundo!
Conectarse

Recuperar mi contraseña

「WHO IS ONLINE?」
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 28 el Lun Sep 04, 2017 10:27 pm.
「LAST POST」
Últimos temas
» Anxiety (Priv. Reiner)
Lun Feb 12, 2018 7:55 pm por Lee Seung Ho

» Angels in America // Priv: Erika Singer
Vie Feb 09, 2018 1:16 pm por Minato Hamilton

» Cappuccino [Priv. Yahiro]
Vie Feb 02, 2018 2:46 pm por Yahiro Kanzato

» Hike—priv: Kohaku Koyama
Lun Ene 22, 2018 6:12 pm por Kohaku Koyama

» Scared [Priv. Daichi Kitagawa]
Dom Ene 14, 2018 1:07 pm por Zhao Wang

» Four // Privado: Elizabeth
Jue Dic 28, 2017 1:43 pm por Minato Hamilton

» Mokuyōbi no yoru— priv: Zhao Wang
Mar Dic 12, 2017 1:27 pm por Shi L'Jon

「OUR BOSSES」

THE SNA KING
master

- Profile MP -


MINATO
admin

- Profile MP -

SHI
designer

- Profile MP -


Noragami Roler Psycho-Pass RPG .:Magatsu World:. Surprise City Forbidden Love < a href="http://innocent-malice.foroactivo.com/">INNOCENT MALICE Crear foro The Last Breath RPG
「THANK'S & CREDITS TO:」



Este skin ha sido realizado por Shi {@Shi.2014} para Security Northwest Academy, se prohíbe su reproducción. Los códigos para las descripciones de los foros son propiedad de Niza. La historia y demás puntos base del foro, son propiedad del staff y están inspiradas en lugares de la vida real; las tramas y expedientes de los usuarios son de su propiedad y solo suya.

Agradecemos a #ALF por la ayuda con sus tutoriales; a We♥It, Tumblr, Zerochan, MiniTokyo y otros por las imágenes, las cuales han sido sometidas a edición. Este foro es una obra de ficción y, como tal, no tiene relación más que ligera con hechos de la realidad.

#NO AL PLAGIO, ¡Sé original!

Anxiety (Priv. Reiner)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Anxiety (Priv. Reiner)

Mensaje por Lee Seung Ho el Mar Dic 05, 2017 7:13 pm

A N X I E T Y


Priv. Reiner F. Lawrenz · 01:30 PM, Lunes · Clase 612 · Superior · Pantalón · Pañuelo · Peinado + Gafas · Mochila

La universidad había empezado fuerte y dura para él, porque entrar a mitad de curso había sido entre un claro error a una locura. ¿Por qué? Porque ahora tenía que adaptarse a toda la materia de cada curso, a cada profesor, a cada persona que le decía “¿Cómo te llamas?”. Eso si se le agregaba la cantidad de ropa que llevaba aquel día y lo abrigado que estaba, porque bien estaba obligado a ponerse pañuelos altos para tapar las marcas que cierto chico en un acto de lujuria había dejado en casi todas las partes de su piel un par de noches antes. Un chico totalmente desconocido y que esperaba que así fuera durante un tiempo.

Sabía Seung que ser reconocido cómo el bailarín de aquella fiesta de nosequién en la academia no era un buen plan, porque no le apetecía nada de nada. No es que no fuera realmente una gran molestia que le digan lo bien que lo hacen, pero no quería tener fans ni nada por el estilo. En Corea él y Kyung gustaban mucho, ya que eran una pareja casi imparable y totalmente reconocible, pero en cualquier otro país no sería así. Primero, no bailan juntos de nuevo, no van a brillar, porque hasta él era consciente que Kyung era un gran bailarín y le hacía brillar por eso. Segundo, que había mucha más competencia, quizás no por Alki, pero si por el resto del país. Tercero, llama más una pareja que un asiático moviendo el culo cómo bien puede. Esa era su mentalidad.

Pero bueno, necesitaba pasta, y qué menos que bailando un ratito. Recibía una recompensa mucho mejor que las de Corea, sin duda: Dinero, gaseosa, y alemanes buenorros.
Pero entre diario, tenía que gastar su dinero en algo más importante. Estudiar. Por mucho que al cuervo le gustaba bailar y se ganaba la vida con ello, era un futuro biólogo y mejor que muchos. Más quisieran muchos poder pagarse así mismo los estudios cómo lo hace, y encima llegar a un sitio nuevo y tener ya trabajo para permitírselo.

Sonrió, mientras caminaba por el pasillo. Él era mucho más perfecto de lo que pensaba, quitando por su ansiedad social y todo ese tipo de problemas estúpidos que podía cubrir volviéndose un “cuervo” sin nombre. Muy útil esa segunda personalidad para ese tipo de cosas pero en SNA era Seung.

Había asistido ya a unas pocas clases, pero tenía clases al mediodía. Que hambre tenía, aunque no mentía al decir que se había levantado revuelto aquel día. Quizás fuese un mal presentimiento, una mala costumbre, una alimentación no muy buena… Una mezcla de cosas, pero estaba entre nervioso e incubando un virus y lo sabía. Normal, era invierno. Igualmente, iba a ir a clase fuese verano o invierno medianamente tapado por lo que había en su piel, independientemente de lo bien que estuviese de cuerpo.

Bien, era el momento de ser cómo realmente era. La asocialidad del mundo. No le apetecía nada de nada socializar, se ponía muy nervioso cada vez que lo intentaba. Tenía que calmarse y así podría conocer a alguien, hacer amigos, no todos iban a herirle ni él iba a herir a nadie.

Con timidez, entró a la clase que el tocaba. Ni si quiera había leído que le tocaba. No había traído más que un cuaderno y ya para coger apuntes. Luego ya sacaría el libro de algún lado para poder estudiar mejor, pero por ahora asistiría a la primera clase de “a saber qué” para entrar en materia, aunque no tenía ni idea de que clase era, pero sabía que era aquí.

Era ahí, verdad.

Entró y buscó un sitio vacío. Había algunas personas, quizás la clase estaba bastante llena. Las mesas estaban unidas de dos en dos o tres en tres, típicas de universidad, y se sentó en la más lejana que podía de la pizarra. Su presencia a penas sería resaltable, aunque todos le miraron. Quizás por el jersey que llevaba, que no pegaría con él o algo.


Suspiró, sacando el cuaderno y un bolígrafo, y empezó a jugar con él esperando a ver qué clase de asignatura le tocaría en aquel día, porque bien lo desconocía.
avatar
Edad :
23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Anxiety (Priv. Reiner)

Mensaje por Reiner F. Lawrenz el Lun Dic 11, 2017 1:43 pm


W: Lee Seung Ho | Aulas de la Facultad de Biología | Lunes; 13:30 hs | Bolso | Vestimenta




¿Cómo podía expresar ciertas cosas?

Su mundo había dado un pequeño paso hacia adelante tan siquiera saberlo, tan siquiera poder asimilarlo por completo incluso ahora, cuando habían pasado dos días; ¿se sentía un poco incómodo?, lo dudaba… lejos de todas las marcas que quedaban en su cuerpo, de esos grandes raspones que dolían a cualquier simple movimiento, lejos de todas esas “cicatrices”, sentía que algo faltaba… lo había sentido desde el momento en el que abandonó la habitación de hotel.

Era un poco tonto, un poco surrealista, pero llevaba esa tonta sensación consigo desde entonces.

El fin de semana se había pasado entre corregir pruebas y buscar manera de curar esas heridas en su espalda, de ver como los chupetones se volvían moratones más oscuros, e incluso esa misma mañana, donde prefería estar más descansado, teniendo que armarse con una corbata tan alto como pudo para intentar tapar ese chupetón en su cuello… no lo había conseguido del todo, pero nadie preguntaría por una marquita superficial y más o menos pequeña que sobresalía.

La mañana había transcurrido todo lo normal que podía ser, entre el malestar y todo eso, entre colocar los resultados de las pruebas en cartelera, almorzar, reposar y regresar aquí… era el único día de la semana que impartía clases en la tarde, porque los demás los dedicaba a trabajar en el laboratorio, y la materia que impartía a esta hora era microbiología a los alumnos de segundo de biología, a alumnos de medicina y de química.

Venía equipado con en bolso tal vez poco convencional para un doctor, para un profesor en general, pero era lo que le gustaba y estaba seguro de que sus alumnos ya estaban bastante acostumbrados… incluso por la corbata. Era bastante intachable al vestir, pero rara vez usaba corbata para dar clases, mucho menos un chaleco, como hoy…

Pero existían razones de peso y, sobre todo, que no podía controlar.

Al entrar en la sala de clases pasó la vista por todas partes, como solía hacerlo casi siempre, y se dio cuenta de una presencia nueva, lo que llamó mucho su atención, porque estaban en Enero… bastante raro, pero no del todo imposible. En fin… tendría que actualizar sus registros más tarde, tal vez hablar con ese chico que iba excesivamente abrigado, y que, sin lugar a dudas, destacaba mucho entre los demás, no por ir abrigado, no era solo eso, sino una especie de aura que le rodeaba, que se le hacía familiar.

En fin…

Buenos días, vamos a continuar donde lo dejamos la semana pasada—dijo en voz alta para que todos prestaran atención—, ¿quién hizo el problemario que les dejé la última vez?—preguntó alzando la vista apenas por unos segundos—, aquellos que lo tienen en limpio déjenlo sobre mi escritorio al terminar la clase, los que no, tienen hasta las seis para entregarlo, estaré en el laboratorio hasta esa hora—continuó.

Había algo que le inquietaba, sin dudas lo había, pero tenía que continuar con su clase.

Dejó el bolso sobre el escritorio y sacó sus implementos de trabajo, entre los que estaba la carpeta del control de sus estudiantes… recordaba que la secretaria le había dado nuevas hojas por la suma de nuevos estudiantes, así que, antes de hacer nada más, y escuchando como todos decían esto y aquello de pasar al limpio su trabajo, decidió revisar la de esta sección para ver si encontraba algún nombre nuevo.

Boílla…

Lee, Seung Ho, cuando leyó ese nombre arqueó una ceja… parecía un nombre coreano, lo era, el primer nombre lo daba a entender en seguida, lo cual le trajo un recuerdo a la mente, unas frases de dos noches atrás y alzó la vista con ciertas dudas en sus ojos directamente a aquel chico “nuevo” que había captado el día de hoy. Entrecerró el mirar en él.

No…

Eso era demasiada coincidencia. Demasiada.

Inhaló, exhaló, sacudió su cabeza, jugó con sus cabellos y decidió finalmente abandonar de momento esos pensamientos y comenzar la clase.

Pero no podía dejarlos solo ahí… ellos le atormentarían las siguientes dos horas.



Última edición por Reiner F. Lawrenz el Jue Ene 18, 2018 2:22 pm, editado 1 vez

Volver arriba Ir abajo

Re: Anxiety (Priv. Reiner)

Mensaje por Lee Seung Ho el Jue Dic 14, 2017 5:59 pm

El chico estaba mirando a la nada mientras el profesor entraba. Ni si quiera se había dado cuenta de la clase aún que el tocaba, solo tenía el cuaderno aquel y un lápiz en la mano. Solo sabía hacer círculos en la primera hoja.

Pero algo llamó su atención, en cuanto la voz de aquel profesor salió de la boca de este, no pudo no levantar su cabeza. Ahí estaba, sus sospechas fueron ciertas en cuanto le miró directamente, aunque retiró la mirada rápidamente en cuanto sintió que este se la devolvía de alguna manera.

Partió el lápiz en dos, y se sintió terriblemente patético. Igualmente, tenía otro en la mochila por lo que no tenía problema, pero lo que si es que salió disparado hacia un lado uno de los lados. El alumno de su lado se asustó y todo, ya que casi le golpea. Por ello, hizo un gesto con la cabeza en silencio hacia él. Le correspondió con un “no pasa nada” y una mirada de sorpresa.

Se agachó a la mochila y la abrió, en busca de otro lapicero y la hoja de clases, donde venían las horas y los profesores de estas. Lo encontró en seguida ya que lo tenía a mano y podría así mirar las aulas a donde tenía que marchar en cada hora y tal. Sólo que ignoraba el nombre siempre de los profesores, y de este caso, la de las clases. Lo cogió y lo miró con atención, buscando la hora en la que estaba.

“Microbiología. Impartido por: Reiner F. Lawrenz.”

Oh, dios mío, era claramente alemán. Podría buscarlo en internet, sabría que saldría el origen de su nombre. Sabría que todo cuadraba, porque si bien Seung si se intentaba ocultar, el otro no parecía hacerlo y por eso, le reconoció a la primera. Sus ojos, su voz, su rostro, su pelo, lo reconocía por completo. Era él. Era aquel chico del hotel, el cual dejó lleno de marcas y el cual le dejó a él lleno de marcas. Un amor de una noche, una noche que tendría que haber terminado y que no volvería a ver, pero bien sabía que era un chico con menos suerte que nada y, si podría encontrárselo con un 0,000000000001%, evidentemente pasaría. Hasta su vestimenta de aquel día sería muy de él. Cuando le conoció iba bien vestido.

Cogió aire, esto le daba mucha cosa. Sentía presión en el pecho y dificultad para respirar. Sabía que esto no era lo que él quería y por eso se sentía tan inseguro, por que… ¿Ahora cómo debía proceder? Para empezar, tendría que entregar en unas horas un trabajo que, era evidente, no había hecho, por lo que le va a tocar hablar con aquel profesor sobre el tema directamente. Una gran oportunidad de revelar quién es, aunque probablemente ya lo sabía puesto porque había dicho que es coreano y, claro estaba, su nombre estaría en la lista.

Que idiota.

Bueno, iba a coger todas las notas posibles y más que pudiese. Se le daba bien su carrera, y sabía que todas las anotaciones le servirían para recuperar las clases. En la academia, había venido a estudiar por mucho que aquel profesor reteniese la atención del coreano y que, por esa misma razón, posiblemente suspendiese porque su asignatura no era igual. Pedir un cambio de clase era precipitado, pedir otro profesor era idiota. Daba igual, de esa ya no puede escapar. Tendría mucha suerte si no le viese ni le reconociese, cosa realmente imposible, sabía que le vería y le detectaría.

Nada, daba igual lo que pensase, sabría quien es.

Estaba nervioso, dibujaba formas en el cuaderno sin parar, y temblaba un poco. Odiaba ese sentimiento de ansiedad constante que le daban al relacionarse con gente nueva de manera continua, pero le pasaba. Suspiró, agachándose de nuevo a la mochila a volver a rebuscar en ellas, buscando sus pastillas para este tipo de momentos. No le gustaba tomarse esos ansiolíticos, pero se ahogaba y le dolía. El problema era cuando buscaba esas pastillas y no las encontraba.

Estaba en un aprieto. Tenía que buscar un modo de relajarse, o tendría que pedir permiso para ir a la enfermería. Ahí llamaría más la atención del profesor. Aún tenía una oportunidad de que no le reconociese.


Siguió haciendo círculos intentando calmarse, y si se concentraba en ellos, podría. Suspiró, varias veces, controlando el aire que salía de él.
avatar
Edad :
23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Anxiety (Priv. Reiner)

Mensaje por Reiner F. Lawrenz el Miér Ene 10, 2018 1:32 pm



Y sí, las siguientes dos horas le dejaron completamente atormentado, especialmente porque, aunque quisiera, no podía ignorar la figura de un chico todo tapado y cubierto que deseaba, a primera vista, ocultarse de todos, como quedarse metido dentro de sí mismo. A ojos de Reiner era extraño y muy contrario a lo que recordaba. Si es que era él.

Ahora mismo, cuando quedaba poco para finalizar la clase, se encontraba copiando en la pizarra un modelo de ejercicio algo más complejo. Se los dejaría de tarea.

Ya que se están esforzando bastante, en su mayoría, he decidido dejar este problema como un regalo para quienes sepan aprovecharlo—dijo a la clase—, el examen es en base a cien puntos, y este problema tendrá una ponderación de cinco puntos que se sumarán a su nota del examen–habló, estaba cerrando su cuaderno de problemas en ese momento, entonces alzó la vista, directamente a la clase—, quiero que lo traigan resuelto, en limpio, para la próxima clase; seleccionaré a alguien al azar de la lista para que pase al frente y lo explique, pero realmente no serán penalizados si deciden no hacerlo y, ya que es un problema complicado, pueden preguntar al respecto en las horas de consulta que les di antes—finalizó.

Le echó un ojo a la pizarra, había descrito todo lo mejor que podía.

Aquí hay alumnos de química, medicina y biología y, como sabrán, no me gustan las medias tintas—dijo, con su mismo tono amigable, pero dando a entender algo más serio—, el puntaje solo lo tendrán aquellos con procedimiento y resultados perfectos aunque, como todo en la vida, hay varias maneras de resolver un mismo problema, quiero que tengan eso muy en cuenta—agregó.

Después de decir aquello vio cuchicheos por acá y por allá y alzó el brazo para ver la hora en su reloj pulsera. Estaba a punto de terminarse el tiempo.

He notado que hay nuevos estudiantes en la lista de la clase que me entregaron hoy—dijo de la nada—, a pesar de que se han perdido un pedazo del contenido, aún no es fatal, por eso, aquellos nuevos estudiantes que vinieran hoy por primera vez a la clase, quédense un momento al finalizar, discutiremos la manera en la que puedan ponerse al día sin que se pierdan nada de lo que estamos viendo recientemente—dijo—, para todos los demás, pueden irse, la clase ha terminado por hoy—.

Eso declaró y, tan dicho como hecho, todos comenzaron a salir, algunos dejando sobre el escritorio el problemario del que él había hablado antes, otros pasando sin más; todos tenían bastante claro que, para consultar cosas respecto a la clase, era mejor esperar a que llegasen las horas de consulta, o el tiempo que él dedicaba al laboratorio más adelante en ese mismo día. Algunos de ellos trabajan allí con él, como aprendices, y les había enseñado bastante bien la forma en la que le gustaba hacer las cosas.

Volver arriba Ir abajo

Re: Anxiety (Priv. Reiner)

Mensaje por Lee Seung Ho el Dom Ene 14, 2018 12:30 pm

El cuaderno del coreano estaba lleno de círculos. No se había enterado lo más mínimo de la clase de ese día, ya que en esas dos horas le había costado mucho relajarse aunque sea un poco. Al final consiguió centrarse un poco a los últimos quince minutos, o por lo menos la presión del pecho había cesado un poco. Podía respirar con algo de naturalidad y con calma.
Tragó saliva. No conseguiría volver al hilo de la clase, y había sido una llegada desastrosa solo por ello. Tendría que volver al hilo de otro modo, pues ya bastante perdido estaba con la mudanza a medias. Para volver al ritmo debería pedir clases complementarias al profesor o preguntarle siguiera donde seguir para guiarle, pero el muy idiota se acostó días antes con él y era mucha mala suerte por su parte que uno de sus profesores fuese aquel hombre. Ni se lo esperaba un poco.

Suspiró fuerte, quizás le escucharían, pero tenía que aguantar lo que quedaba de clase tranquilo. Tomó apuntes aleatorios de lo que si consideraba que podría servirle para guiarse un poco de lo que había que estudiar para la siguiente clase, y palabras aleatorios y números de página que miraría cuando tuviese el libro por la tarde o algo así. Sabía que repasaría todo en cuanto tuviese ocasión. Lo haría después, aunque en unas horas tenía que entregar ya un trabajo y para colmo un ejercicio para subir nota que estaba mandando aquel profesor casi a la hora de la salida. Rápidamente apuntó la pregunta en la misma hoja pintarrajeada. Cualquiera que la viese sabría que este chico, o bien venía de paseo, o bien estaba pasando por un mal momento. 

Suspiró, suspiró fuerte, apuntando rápidamente aquel ejercicio para realizar en limpio en casa. Aunque si tenía que encontrarse en unas horas con él para el ejercicio que pidió a los demás cuando, él acababa de llegar, no tenía libro y encima tenía una ansiedad social totalmente problemática para hablar con ese hombre, pues tendría el resto del día más emocionante y sufrido de toda su vida.


Suspiraba, no hacía más que suspirar. Escuchando la voz de aquel profesor, al cual decidió mirarle de reojo y disimuladamente, ya que no quería entrar directamente contacto visual con él. Entendía todo lo que decía, y el ejercicio de la pizarra estaba muy bien descrito, lo que facilitaba todo.

“Es un buen profesor, parece.”

Peinó rápidamente y molesto su cabello hacia atrás. Era una constumbre muy mala que tenía cuando se sentía molesto o inseguro, pero no lo quería hacer mucho. Aquel hombre le conoció especialmente con el pelo retirado, por lo que si se lo retira del rostro podría ser más común que le reconociese así. Aun así, no parecía dirigir directamente ya la mirada a él, por lo que supuso que no le vería. Luego, colocó mejor su pañuelo en el cuello para ocultarlo más. Tenía marcas, bastantes, y temía que fueran vistas por el profesor en cuanto saliese de la clase.

SI es que salía, porque el profesor pidió más tiempo para los alumnos nuevos. Más tiempo para poder indicarles el modo de ponerse al día. En aquel momento, otra vez la presión del pecho volvió, lo que hizo coger de nuevo el lápiz, apretarlo y volver a romperlo a la mitad. Esta vez cayó a su lado y al suelo, por lo que toda la clase lo pudo escuchar. Un momento patético, pero para cualquier profesor era evidente que necesitaba un modo para poner al día a sus alumnos nuevos. Se agachó un poco de la silla en busca de su lápiz, o la mitad de él, y lo dejó sobre su mesa.

Tenía mala suerte. Observó cómo todos los alumnos salían de la clase y, ninguno más que él, se quedaba en ella. El único nombre nuevo que había en la lista era el suyo, estaba claro, y daba por hecho que el otro estaba a punto de reconocerle y lo estaba haciendo casi aposta.

Aunque no quería pensar eso, quería pensar de que no le reconocería.

Juntó sus manos sin levantase de su mesa, recto, nervioso por todas partes, e incluso patético, jugando con sus dedos y mirándole de reojo de nuevo, con la cabeza algo gacha.
Sabía que se acercaría, por lo que dio la vuelta al papel pintorrejeado de círculos y cogió con rapidez los lápices rotos y los guardó en la mochila, en el bolsillo inferior. Todo lo más rápido que pudiese, aún con la cabeza algo agachada. Mordió su labio inferior, esperando a escuchar la voz del otro dispuesto a dejar que todo pase cómo tuviese que pasar.
avatar
Edad :
23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Anxiety (Priv. Reiner)

Mensaje por Reiner F. Lawrenz el Jue Ene 18, 2018 2:23 pm



Después de que todos salieran del salón se dio cuenta de que solo uno se había quedado, y era aquel chico extraño y todo cubierto; no era el único nombre nuevo que tenía en la lista, pero sí el único que se había animado-y que era responsable- a venir el primer día. Resopló, tomó la lista y observó, cuatro nombres nuevos y solo una presencia.

Miró los trabajos sobre su escritorio y los juntó, sacó una carpeta de su bolso, donde tenía otras asignaciones de su otra materia, y guardo estas en un compartimento diferente, cerrándola y metiéndola de regreso al bolso. Cuando eras un profesor como él, a quien le gustaba dejar tarea que contaba como puntaje a sus alumnos y, como resultado, tenías que llevar todo ese material encima, este tipo de bolsos le sentaba perfecto. Pesaba, pero lastimaba menos que llevándolo de otra manera. Y tenía estilo.

Sacó su carpeta de la materia, donde tenía todos los contenidos y la manera en la que evaluaba cada cosa y se acercó al muchacho. Ya que tenía nuevos estudiantes, y sabía que iba a tenerlos desde el día anterior-aunque fuese fin de semana-, había pensado en algunas maneras de hacer que aprendiesen sin causar tanta presión sobre ellos. Eran estudiantes, no podía solo decirles que debían aprobar la materia con lo que quedaba, porque entonces estarían ignorando cosas importantes para su campo. No podía permitírselo.

Se acercó al muchacho, quien estaba notablemente nervioso, y se recostó levemente en la silla que estaba delante de su lugar, de pie.

Bien…—dijo—, asumo que eres… Seung Ho Lee, ¿me equivoco?—le preguntó.

No estaba hablando en mal tono, era un profesor, alguien con mucha experiencia en el campo de la genética, bioquímica y la investigación en medicina, sabía comportarse, sabía mantener los límites. Podía haberse acostado con él esa misma mañana y, aún así, sabía mantener las líneas en lugares como una universidad.

Estaba aturdido, sí, pero debía estar y solo hacer lo suyo.

Te has perdido el primer trimestre de clases—le dijo—, lo que quiere decir que te has perdido dos exámenes y cuatro prácticas que ponderan—continuó—, aún tienes oportunidad con el tercer examen y sus beneficios, pero debes trabajar duro por eso—habló.

Estaba observando el contenido programático. Había un problema, y era que, para este tercer examen, se necesitaba algo del conocimiento del segundo, sin embargo, él podía perfectamente asumir que el muchacho venía de otra universidad donde, al ser transferido a mitad del semestre, había recibido contenidos similares, por lo que trabajaría con cuidado sobre eso.

Por el momento—dijo—, me gustaría que te concentres en este tercer examen—le miró, se veía tan raro envuelto entre tantas cosas—, debes haber escuchado que dejé un problemario para que lo resolvieran, es algo que puntúa como nota práctica, por lo cual debes entregarlo—.

En ese momento sacó su teléfono celular y buscó en el calendario. Tenía muchas cosas en agenda por todas partes, entre ellas las fechas en las que planificaba hacer sus evaluaciones. Las evaluaciones prácticas solía hacerlas un par de semanas antes que el examen.

Asumo que tienes nociones sobre los contenidos que vimos hoy, dado el momento de tu transferencia, por lo que te daré la oportunidad de entregar el problemario la próxima semana, el ejercicio que he dejado hoy si debes entregarlo la próxima clase—dijo.

En ese momento se echó algo hacia adelante, tomó la silla de la que, hasta ahora, se recostaba, y se sentó. Así era más cómodo.

Mi oficina está en el edificio administrativo de la facultad, no tengo el formato del problemario aquí, pasa mañana por allí para buscarlo, y también para darte las formas con el contenido completo que les di a todos al iniciar el curso—habló.

Ahora estaba más cerca. A pesar de que estuviera todo cubierto lo sabía, era él… su aura lo delataba.

Respecto a las demás evaluaciones, después de que realices el tercer examen comenzaremos con ellas—habló—, busca apuntes de tus compañeros, estudia en base a ellos y realiza las preguntas que necesites, entonces te daré a ti, y a los otros nuevos, una fecha para presentar cada evaluación—finalizó

Soltó un soplido, le tenía de frente y sabía que era él, pero debía seguir los lineamientos y mantener los límites, especialmente porque este chico, de buenas a primeras, parecía no querer relacionarse mucho con el exterior. Sonrió, de alguna manera se sentía un poco bien al poder volver a verle, porque ya estaba seguro de que era él.

Las cosas pasaban de forma tan rara muchas veces. Como una conspiración.

Es bueno volver a verte—dijo entonces, refiriéndose a él como “él” por primera vez—, al menos ya sé cuál es tu nombre, es un gusto conocerte oficialmente, Seungho—habló y se levantó, exhalando levemente.

Al levantarse podía sentir el escozor en su espalda por los raspones que tenía. El mundo era un poco extraño a veces.

Caminó hasta su escritorio, no estaba seguro de qué haría el otro, o cómo reaccionaría, pero tenía algo de curiosidad.

Volver arriba Ir abajo

Re: Anxiety (Priv. Reiner)

Mensaje por Lee Seung Ho el Sáb Ene 20, 2018 7:47 pm

En cuanto se acercó y preguntó por su nombre, preguntando si se equivocaba, negó con la cabeza haciéndole entender que él era quien mencionaba. Le sonaba raro que de la boca de aquel hombre pudiera decir su nombre con tanta facilidad. Hace dos noches ni si quiera querían presentarse, le daba el misterio al asunto. Ahora, incluso le ponía nervioso, porque el cuervo ahora estaba asomando las alas de debajo suya, y no quería eso.

La forma de hablar era totalmente diferente a entonces. Ahora sonaba cual hombre respetable, hombre con carisma, con buena labia, con dones de profesor innatos. Sabía desde que empezó a escucharle atentamente que era bueno, cómo bien pensó anteriormente, pero si bien parecía que trabaja bien a los alumnos.

-Siempre y cuando sepa la materia exacta y hasta donde se haya dado de todas los temas, creo que podré adaptarme a la clase. En mi anterior universidad igualmente dábamos esta asignatura, pero no sé cómo tienen mis compañeros organizada la materia a día de hoy ni hasta donde se han quedado.

Decidió responder al profesor, aunque cayó después que su voz lo delataría más. Con ese aspecto no podía hacer nada.

El profesor le calmaba, le estaba quitando la ansiedad poco a poco quizás porque no estaba más que ejerciendo su trabajo. Era una gran calma después de la tormenta, por lo que suspiró. Cuando estaba terriblemente nervioso, su respiración empeoraba, pero si no suspiraba sin parar.

-He cogido notas del ejercicio pero apenas sé del problemario. Me gustaría intentar resorverlo lo mejor posible si eso va a ayudar a adaptarme a la academia –se mostraba serio, intentaba mirarle pero retiraba la mirada, pues aún no era capaz de hacerlo-. Por eso pensé en que podría realizar cualquier ejercicio aparte o trabajo extra para poder adaptarme y que convaliden si no cómo anteriores exámenes.

Mordió su labio. Estaba hablando tanto cómo de costumbre.

-No es por echarme flores, profesor… ¿Reiner? –dudaba de su nombre, no cómo de su cara que la tenía más que clara-, pero creo que soy bastante bueno en mi carrera y creo que podré adaptarme con facilidad. No sé el resto de mis compañeros que sean nuevos, ya que no parecen estar aquí, pero no tenga escrúpulos en mandarme tarea extra si eso puede servir para ponerme al día –le miró, directamente, forzándose a aguantar-. Entregaré el problemario la semana que viene, mañana iré a buscarlo, y el ejercicio en la próxima clase. No se preocupe por ello.

Era realmente guapo a sus ojos. Si seguía observándole, iba a estallarle el corazón y los ojos de lo guapo que le parecía. Retiró la mirada, algo indeciso, volviendo a ponerse levemente nervioso. Agarró la agenda que tenía en su mochila y la abrió con la fecha del día siguiente, escribiendo exactamente la localización de la oficina del profesor y a que tendría que ir. Apuntó todo lo que tenía que llevar y eso. Luego, sacó el horario con las clases, viendo cuando tendría un hueco para ir allí.

-¿Estará allí todo el día? Para concretar cuando pasarme. No me gustaría ir cuando tuviera una clase y no estuviera ahí.

Sonó tímido e indeciso, pues era cómo es. Se sentía algo indefenso allí solo, su profesor solo le daban ganas de gritar, de arrancarle la ropa de nuevo, de salir huyendo… De tantos sentimientos tan contradictorios que nunca se esperaba. Pues bien creía que tendría una gran mala suerte, ya que el primer tío con el que se acostaba tras dejarlo con su expareja era encontrarse con el tío que se acostó tras él cómo su propio profesor. SI es que este chico no creía ya que fuese capaz conocer a alguien que solo ves una noche.

En cuanto mencionó “volver a verte”, el corazón del chico se paró, o eso parecía.

Mientras caminaba a su escritorio, Seung subió un poco más el pañuelo y comprobó que estaba seguro, aunque bien se notaría que se estaba tapando más aún. Su cara estaba realmente roja, y su temblor y ansiedad había vuelto. No iba a delatarse seguro si sabía cómo llevar la situación, o eso pensaba, pero debía intentarlo.

-¿Volver… a verme? –dijo, mostrando duda, nervioso e inseguro, hablando cómo si fuese alguien principalmente así, qué lo era, pero bien no creía seguramente el otro que si lo fuese-. Profesor, debes estar equivocándote de persona. Usted y yo… no nos hemos visto antes.

“Idiota” Pensó, a si mismo, cuando dudó.


-Es un gusto conocerle también, profesor Reiner, pero siento que esta es la primera vez que nos encontramos.
avatar
Edad :
23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Anxiety (Priv. Reiner)

Mensaje por Reiner F. Lawrenz el Vie Feb 02, 2018 2:51 pm



Se dio un poco la vuelta y negó ligeramente con la cabeza, armando una leve sonrisa en su rostro.

Todos deben hacer los exámenes—le dijo—, hacer algo como un trabajo daría algo de favoritismo a los recién llegados respecto a los antiguos, y ese no es mi estilo—agregó.

Fue hasta la carpeta y guardó los documentos de regreso a su lugar, para cerrarla. Volvió a sonreír al escucharle hablar, guardó la carpeta en su mochila y se dio la vuelta para mirarle desde el escritorio, hasta donde él estaba.

Entonces te tomaré la palabra—le dijo—, esfuérzate mucho, Seung Ho, realmente tienes mucho por hacer, y asumo que no solo estarás cursando esta cátedra—agregó.

Terminó de guardar sus cosas y le miró. Llevó sus ojos al techo por un momento, pensando en las clases que tenía y en los lugares en los que solía pasar su tiempo mientras estaba dentro del campus.

Mañana tendré clases desde la primera hora—dijo—, y en la tarde estoy en el laboratorio—agregó, con un gesto especie de infantil—, pero… puedes pasar a la hora del almuerzo—soltó con una ligera novedad—, desde la una a las dos… suelo almorzar en mi oficina cuando tengo clases hasta el mediodía, así que podrás encontrarme allí a esa hora—completó la idea.

Aquello lo dijo con algo de viveza en su tono, en términos de un cierto ánimo, una cierta alegría. Justo ahora, cuando pasaban de las tres de la tarde, lo siguiente que haría era ir al laboratorio y permanecer allí hasta las seis o siete de la noche, quizá un poco más, porque estaba trabajando en algo interesante y necesitaba recopilar los resultados de unos cultivos que había dejado estar el viernes pasado, durante todo el fin de semana. Tenía un objetivo al venir aquí, y estaba trabajando duro para conseguirlo, se sentía muy bien en este lugar y había mucha gente con la cual podía hablar con calma sobre su disciplina, y a él le gustaba mucho aquello de hablar.

Sin embargo, cuando le escuchó hablar y decir que era la primera vez que se veían, se recostó en su escritorio, cruzando los brazos y ladeando la cabeza para verle inquisitivamente, en una pose toda armada, y colocó una sonrisa pícara en su rostro.

¿Quieres tratarlo así?—le preguntó—, porque creo que sé muy bien lo que se esconde detrás de ese pañuelo y toda esa ropa que llevas cubriendo tu piel—agregó.

Él no era estúpido, y mucho menos en este sentido; sin embargo, todo dependía del cristal con el que se viese, y si este chico no quería ser de aquellos que lo admitía todo, sino que quería negarlo y negarlo aun cuando tuviera al principal testigo al frente. Exhaló ligeramente, pero se quedó en su lugar, quizá lo mejor era permanecer allí y no moverse hacia donde estaba él, porque, si lo comparaba con el chico con el que compartió cama antes, eran completamente diferentes, y el menor podía escudarse en eso.

Pero no… su aura lo delataba y, aunque las personalidades mostradas fueran notablemente diferentes, la esencia de la persona nunca cambiaba.

Volver arriba Ir abajo

Re: Anxiety (Priv. Reiner)

Mensaje por Lee Seung Ho el Lun Feb 12, 2018 7:55 pm

-Pues cómo dice, tendré que hincar codos para aprobar. Me esforzaré lo suficiente cómo para que mi falta no se note en la materia. Puedo ponerme al día en menos tiempo con un poco de ayuda de algún compañero, con alguien que quisiera guiarme, aunque cómo dije, creo que se me da bien esto y confío en mis propias habilidades.

Seung estaba más nervioso. En cuanto le estaba reconociendo, se le notaba la notable inseguridad de todo lo que decía. Decía cosas realmente irrelevantes y algo idiotas, pero eso no le impresionaba. Se conocía a sí mismo y conocía sus límites, y su límite había sido sobrepasado hace rato, porque no se esperaba lo más mínimo que al hombre que comió entero y por el cual se dejó devorar era ahora su profesor. Era realmente un imprevisto que suponía ser un hándicap tan grande cómo el mundo para el coreano.

-Pero supongo que cuando esté comiendo, querrá descansar, ¿no crees? –informó, dando su opinión respecto al tema, con el rostro serio y rascándose la cabeza-. No quiero importunarle en sus horas del almuerzo, al igual que si está realizando algo en el laboratorio, mi presencia podría molestarle o distraerle. ¿Está totalmente seguro de que podré pasarme por allí? –dudaba sobre todo por la razón de que quizás si fuese allí podría ser descubierto. Las marcas serían vistas de seguro.

Ahora bien, debía llevar la situación. Tenía que calmarse o se desmayaría de la ansiedad, pero dada la situación era un 95% seguro de que no podría tranquilizarse de ninguna manera. Era un chico con problemas sociales incontrolables, y si encima la situación era realmente difícil de llevar, lo único que quería era llorar o algo por el estilo. Da igual, debía pensar con claridad e intentar darle la vuelta a la tortilla.

Primero, en cuanto mencionó lo del pañuelo, la cagó soberanamente colocándoselo en cuanto lo hizo.

-Idiota otra vez –pensó.

Tenía que arreglarlo.

-Debo informarle de que estoy enfermo. Actualmente tengo dolor de cabeza y algo de molestias en la garganta. Por ello, estoy realmente tapado, aunque parezca exagerado –se excusaba cómo bien podía, porque era la situación más creíble que le venía a la mente-. Actualmente estoy muerto de frío. Puede que haya venido con algunas decimillas de fiebre, ¿no crees?

Ahora, podría arreglar todo aquello con otra buena excusa, porque era así de listo para algunas cosas, pero para relacionarse era un cero a la izquierda y más aún si estaba nervioso.

-Yo creo que debe estar confundiéndome porque soy coreano y me puedo parecer a muchos de allí. Bueno, realmente es normal encontrarse con gente parecida en otra parte del planeta. Apenas acabo de llegar aquí por lo que es muy probable que no pueda ser yo, ¿no crees?


Bien, creía que lo había arreglado con otra pobre y estúpida excusa cuando, al fin, se dio claro de otro gran error. Su clara y estúpida manía de decir “¿no crees?”. Cuando estaba en su modo “off” y estaba totalmente tranquilo, era muy fácil controlar sus tics de habla con más facilidad. En cambio, cuando estaba nervioso era muy fácil equivocarse y sacar su forma de ser real y sus manías. No era consciente de lo que decía o hacía en totalidad, por lo que se equivocaba en ciertas cosas. En este caso, era algo realmente fácil de detectar, ya que era lo único por lo que tuteaba al profesor. Ahora, debía arreglar de nuevo lo que estaba diciendo.

Tragó saliva. Estaba nervioso, se le notaba en la piel.

-Siento mucho desilusionarle y no ser quien busca, profesor.
avatar
Edad :
23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Anxiety (Priv. Reiner)

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.